Como Romper la Maldici贸n de la Pobreza


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Viernes 9 de Marzo, 2018
Escrito el:
Martes 1 de Noviembre, 2016

¿Sabías que Dios desea prosperarte en cada área de tu vida, incluyendo tus finanzas? ¿Qué la pobreza es una maldición? y más aún, ¿sabes cómo romper esta maldición? La Palabra de Dios, las Sagradas Escrituras, hablan clara y ampliamente sobre este tema. Empecemos con uno de mis textos favoritos. 

Proverbios 22:4 dice:

“Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová”.

Este versículo revela que Dios quiere darnos tres cosas que cada ser humano desea: riquezas, honra y vida.

Riquezas: Todas nuestras necesidades suplidas en abundancia.

Honra: Respeto, demostración de aprecio por su virtud y mérito.

Vida: Calidad de vida, llena de salud, larga vida.

Las cosas que todos anhelamos están prometidas aquí, pero hay condiciones para recibirlas. ¿Cuáles son las condiciones? La humildad y el temor de Jehová. 

Humildad es reconocer nuestra propia debilidad, nuestra propia inhabilidad. Sin Dios no somos nada, ni nadie. No somos ‘‘autosuficientes’’. Nuestra suficiencia está en Él.

El temor de Jehová‚ es el gran respeto y reverencia que le tenemos por ser el Rey de reyes y Señor de señores. El hecho de que le conozcamos como Padre y amigo no quiere decir que Jehová Dios no sea digno de toda reverencia. Nunca le llames a Jesús ‘‘Chuy’’; sé respetuoso y reverente a su Nombre.

El temor de Jehová y la humildad son las condiciones para recibir riquezas, honra y vida.

Para establecer claramente que el Señor desea que prosperes y vivas en abundancia, veamos lo que dice el Salmo 112:1-3:

“Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, y en sus mandamientos se deleita en gran manera. Su descendencia será  poderosa en la tierra; la generación de los rectos será bendita. Bienes y riquezas hay en su casa...”.

La palabra bienaventurado en el hebreo es “Ashier”, que quiere decir ‘‘muy feliz’’. Muy feliz es el hombre que teme a Jehová, que se deleita en sus mandamientos, que es obediente. ¿Qué hay en su casa? ¡Bienes y riquezas!  Aquí vemos que la Biblia enseña que puede haber en nuestras casas bienes y riquezas; pero, ¿cuál es la condición? Que temamos a Jehová y nos deleitemos en sus mandamientos. ¡Cómo me gustan estos versículos! ¿A ti no?

En caso de que creas que la prosperidad no es para ahora, que sólo es para el cielo, lee conmigo el Salmo 118:25:

“Oh Jehová, sálvanos ahora, te ruego; te ruego, oh, Jehová, que nos hagas prosperar ahora”. 

La salvación es para ahora, ¿verdad? La prosperidad también.

En el Nuevo Testamento Juan escribió en 3ª de Juan 1:2:

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. 

El Señor tiene interés en nuestra alma, en nuestro cuerpo y en nuestra prosperidad. Él quiere bendecirnos en cada área de la vida.

Mira lo que dice Deuteronomio 28:1, 2, 8, 11 y 12:

“Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. Jehová te enviará  su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da. Y te hará Jehová sobreabundar en bienes... Te abrirá Jehová su buen tesoro... para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado”.

Vemos otra vez aquí la condición de obedecer, de poner atención a la voz de nuestro Dios para que vengan sobre nosotros todas estas bendiciones, ¿cuáles bendiciones? 

 

SOBREABUNDAR EN BIENES

También la bendición de no tener que pedir prestado. Uno tiene que pedir prestado cuando no tiene; pero cuando se puede prestar es porque tiene abundancia, más de lo que se necesita.

Deuteronomio 28 usa la palabra “bendición” varias veces, la cual quiere decir “excesivamente feliz”. Así que el hombre que obedece al Señor es muy feliz porque la prosperidad viene sobre sus graneros.

Algunos dicen “yo no tengo graneros”; el granero es tu cuenta bancaria, tu cartera o donde guardas tus bienes. Si nunca has tenido una cuenta bancaria o tu cartera siempre está vacía, yo creo que todo esto puede cambiar cuando aprendas la perfecta voluntad de Dios.

Si uno sigue creyendo que la pobreza o la escasez es la voluntad de Dios, entonces no va a disfrutar de la prosperidad. Pero cuando uno reconoce que en verdad es una maldición, ha dado el primer paso para romperla. No debemos pensar en pretextos que nos roben las bendiciones económicas.

Algunos creen que el Señor bendice conforme a las condiciones económicas del tiempo, pero esto es incorrecto, veamos Filipenses 4:19:

“Mi Dios, pues, suplirá  todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”.

Dios es la fuente de la prosperidad del cristiano obediente. Él es mi fuente. Y Él suplirá todo, ¿cuánto? ¡Todo! No un poquito, ni apenas lo suficiente, sino TODO lo que nos falta. ¿Cómo? Conforme a sus riquezas en gloria, no conforme al Banco Nacional. ¿Falta algo en el cielo? Aquí en la tierra cuando vamos a pavimentar una calle ponemos una mezcla de piedritas con brea, cosas comunes. Pero en el cielo las calles son de oro fino. Mi Dios me suplirá todo lo que me falta de acuerdo a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

 

UNA ADVERTENCIA

Tengo que darte una advertencia porque hay peligro en el área de la abundancia de los bienes. Algunos han llegado a la conclusión de que el dinero es malo, pero la Biblia no dice eso. Alguien dirá “sí, Hermano Victor, la Biblia dice que el dinero es la raíz de todos los males”. No, lo que la Biblia dice en 1ª de Timoteo 6:10 (NVI) es:

“Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males...”.

Hay una diferencia entre el amor al dinero y el dinero ¿Por qué hay peligro?

En Mateo 13, el Señor está enseñando una de sus parábolas, la parábola del sembrador. Él dice que salió a sembrar y parte de la semilla cayó entre espinos, veamos.

Mateo 13:22:

 ‘‘El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa”. 

El engaño de las riquezas le puede robar a uno la vida eterna. Jesús dijo:‘‘¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?...”. Vamos a ver cuál es el engaño. 

Proverbios 11:28 nos lo revela: 

“El que confía en sus riquezas caerá; mas los justos reverdecerán como ramas’’.

Este es el problema: confiar en las riquezas. ¡Este es el engaño!

Puedes aprender a tener riquezas; pero no debes confiar en ellas, sino tener tu confianza en el Señor. Algunas personas tienen dinero; pero a otras, el dinero los tiene a ellos, ¿verdad? Unos controlan lo que tienen; mas otros son controlados por lo que tienen. El engaño de las riquezas aparece cuando nos enamoramos del dinero, cuando somos controlados por nuestras posesiones.

En el Evangelio según San Marcos, en el capítulo 10, versículo 17 encontramos otra palabra que debemos escuchar. Jesús había estado hablando con el joven rico que llegó con Él. Le llamó “Maestro bueno’’ y le preguntó qué tenía qué hacer para tener vida eterna. Jesús le contestó “guarda los mandamientos”. El joven le respondió; “lo he hecho desde mi juventud”. ¿Qué más me falta? En el versículo 21 leemos:

“...Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz”.

Algunos han malinterpretado esto y dicen que los bienes son malos. No, Jesús no estaba enseñando que es malo tener bienes; Él estaba enseñando que es bueno dar. Jesús le dijo al joven que para tener tesoros en el cielo, tendría que dar.

Si quieres tener algo en tu cuenta de ahorros o de cheques, hay que depositar algo; el pobre joven nunca había depositado nada en su cuenta celestial y el Señor quería que él tuviera algo depositado allí. Y cuando Jesús le dijo que diera; él se fue afligido y triste porque tenía muchas posesiones. Entonces Jesús, mirando a su alrededor, dijo a sus discípulos en Marcos 10:23:

“...¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!”.

Él no dijo “imposible”, sino “difícilmente”. Los discípulos se asombraron de sus palabras; pero Jesús volvió a decirles, “... ¡cuán difícil les es entrar en el reino de Dios, a los que confían en las riquezas!” (Versículo 24).

Esta es la clave, ese joven tenía su confianza en las riquezas. El confiar en las riquezas sí es un peligro. Hablemos un momento de esto.

Hay un peligro en manejar un automóvil. Muy seguido veo las luces de las ambulancias, de la grúa y del tránsito porque ha habido otro accidente. A veces las personas mueren en accidentes automovilísticos; pero yo no voy a dejar de manejar por eso. Manejaré con cuidado. Hay riesgo en cruzar la calle, en abordar un avión; pero yo no dejo de hacer estas cosas sólo porque hay peligro.

¿Cómo puede uno, entonces, escapar del peligro de tener riquezas y confiar en ellas? De esto continuaremos en la siguiente oportunidad; mientras regocíjate en que Dios quiere que seas prosperado y empieza a ser obediente a su Palabra.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO III Hno. Victor Richards 2018-03-06

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO II Hno. Victor Richards 2018-02-20

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO Hno. Victor Richards 2018-01-30

Orando por resultados Hno. Victor Richards 2017-12-12

LA UNCI脫N II Hno. Victor Richards 2017-09-12

LA UNCI脫N Hno. Victor Richards 2017-08-22

El desaf铆o de ser hombre III Hno. Victor Richards 2017-08-03

El desaf铆o de ser Hombre II Hno. Victor Richards 2017-07-25

El desaf铆o de ser Hombre Hno. Victor Richards 2017-07-18

驴D脫NDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES? Hno. Victor Richards 2017-07-11

El Poder de la Resurrecci贸n Rafael M谩rquez 2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII Hno. Victor Richards 2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI Hno. Victor Richards 2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V Hno. Victor Richards 2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV Hno. Victor Richards 2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III Hno. Victor Richards 2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACI脫N 2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II Hno. Victor Richards 2017-05-23

EL聽 PODER聽 DE聽 SU聽 SANGRE 聽 DERRAMADA Hno. Victor Richards 2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS Hno. Victor Richards 2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-21

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA III Hno. Victor Richards 2017-04-18

Para ti mujer 2017-04-14

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA II Hno. Victor Richards 2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-07

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA Hno. Victor Richards 2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-03-31

Para ti mujer 2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA Hno. Victor Richards 2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-03-17

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 IV Hno. Victor Richards 2017-03-14

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 III Hno. Victor Richards 2017-03-07

Para ti mujer 2017-03-03

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 II Hno. Victor Richards 2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-02-24

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 Hno. Victor Richards 2017-02-21

UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO Hno. Victor Richards 2017-02-14

隆DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO! 2017-02-10

El verdadero var贸n VI Hno. Victor Richards 2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-02-03

El verdadero var贸n V Hno. Victor Richards 2017-01-31

El verdadero var贸n IV Hno. Victor Richards 2017-01-24

TESTIMONIO 2017-01-20

El verdadero var贸n III Hno. Victor Richards 2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACI脫N 2017-01-13

El verdadero var贸n II Hno. Victor Richards 2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-01-06

TESTIMONIO 2017-01-06

El verdadero var贸n... Hno. Victor Richards 2017-01-03

Como Romper la Maldici贸n de la Pobreza


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Viernes 9 de Marzo, 2018
Escrito el:
Martes 1 de Noviembre, 2016

¿Sabías que Dios desea prosperarte en cada área de tu vida, incluyendo tus finanzas? ¿Qué la pobreza es una maldición? y más aún, ¿sabes cómo romper esta maldición? La Palabra de Dios, las Sagradas Escrituras, hablan clara y ampliamente sobre este tema. Empecemos con uno de mis textos favoritos. 

Proverbios 22:4 dice:

“Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová”.

Este versículo revela que Dios quiere darnos tres cosas que cada ser humano desea: riquezas, honra y vida.

Riquezas: Todas nuestras necesidades suplidas en abundancia.

Honra: Respeto, demostración de aprecio por su virtud y mérito.

Vida: Calidad de vida, llena de salud, larga vida.

Las cosas que todos anhelamos están prometidas aquí, pero hay condiciones para recibirlas. ¿Cuáles son las condiciones? La humildad y el temor de Jehová. 

Humildad es reconocer nuestra propia debilidad, nuestra propia inhabilidad. Sin Dios no somos nada, ni nadie. No somos ‘‘autosuficientes’’. Nuestra suficiencia está en Él.

El temor de Jehová‚ es el gran respeto y reverencia que le tenemos por ser el Rey de reyes y Señor de señores. El hecho de que le conozcamos como Padre y amigo no quiere decir que Jehová Dios no sea digno de toda reverencia. Nunca le llames a Jesús ‘‘Chuy’’; sé respetuoso y reverente a su Nombre.

El temor de Jehová y la humildad son las condiciones para recibir riquezas, honra y vida.

Para establecer claramente que el Señor desea que prosperes y vivas en abundancia, veamos lo que dice el Salmo 112:1-3:

“Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, y en sus mandamientos se deleita en gran manera. Su descendencia será  poderosa en la tierra; la generación de los rectos será bendita. Bienes y riquezas hay en su casa...”.

La palabra bienaventurado en el hebreo es “Ashier”, que quiere decir ‘‘muy feliz’’. Muy feliz es el hombre que teme a Jehová, que se deleita en sus mandamientos, que es obediente. ¿Qué hay en su casa? ¡Bienes y riquezas!  Aquí vemos que la Biblia enseña que puede haber en nuestras casas bienes y riquezas; pero, ¿cuál es la condición? Que temamos a Jehová y nos deleitemos en sus mandamientos. ¡Cómo me gustan estos versículos! ¿A ti no?

En caso de que creas que la prosperidad no es para ahora, que sólo es para el cielo, lee conmigo el Salmo 118:25:

“Oh Jehová, sálvanos ahora, te ruego; te ruego, oh, Jehová, que nos hagas prosperar ahora”. 

La salvación es para ahora, ¿verdad? La prosperidad también.

En el Nuevo Testamento Juan escribió en 3ª de Juan 1:2:

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. 

El Señor tiene interés en nuestra alma, en nuestro cuerpo y en nuestra prosperidad. Él quiere bendecirnos en cada área de la vida.

Mira lo que dice Deuteronomio 28:1, 2, 8, 11 y 12:

“Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. Jehová te enviará  su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da. Y te hará Jehová sobreabundar en bienes... Te abrirá Jehová su buen tesoro... para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado”.

Vemos otra vez aquí la condición de obedecer, de poner atención a la voz de nuestro Dios para que vengan sobre nosotros todas estas bendiciones, ¿cuáles bendiciones? 

 

SOBREABUNDAR EN BIENES

También la bendición de no tener que pedir prestado. Uno tiene que pedir prestado cuando no tiene; pero cuando se puede prestar es porque tiene abundancia, más de lo que se necesita.

Deuteronomio 28 usa la palabra “bendición” varias veces, la cual quiere decir “excesivamente feliz”. Así que el hombre que obedece al Señor es muy feliz porque la prosperidad viene sobre sus graneros.

Algunos dicen “yo no tengo graneros”; el granero es tu cuenta bancaria, tu cartera o donde guardas tus bienes. Si nunca has tenido una cuenta bancaria o tu cartera siempre está vacía, yo creo que todo esto puede cambiar cuando aprendas la perfecta voluntad de Dios.

Si uno sigue creyendo que la pobreza o la escasez es la voluntad de Dios, entonces no va a disfrutar de la prosperidad. Pero cuando uno reconoce que en verdad es una maldición, ha dado el primer paso para romperla. No debemos pensar en pretextos que nos roben las bendiciones económicas.

Algunos creen que el Señor bendice conforme a las condiciones económicas del tiempo, pero esto es incorrecto, veamos Filipenses 4:19:

“Mi Dios, pues, suplirá  todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”.

Dios es la fuente de la prosperidad del cristiano obediente. Él es mi fuente. Y Él suplirá todo, ¿cuánto? ¡Todo! No un poquito, ni apenas lo suficiente, sino TODO lo que nos falta. ¿Cómo? Conforme a sus riquezas en gloria, no conforme al Banco Nacional. ¿Falta algo en el cielo? Aquí en la tierra cuando vamos a pavimentar una calle ponemos una mezcla de piedritas con brea, cosas comunes. Pero en el cielo las calles son de oro fino. Mi Dios me suplirá todo lo que me falta de acuerdo a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

 

UNA ADVERTENCIA

Tengo que darte una advertencia porque hay peligro en el área de la abundancia de los bienes. Algunos han llegado a la conclusión de que el dinero es malo, pero la Biblia no dice eso. Alguien dirá “sí, Hermano Victor, la Biblia dice que el dinero es la raíz de todos los males”. No, lo que la Biblia dice en 1ª de Timoteo 6:10 (NVI) es:

“Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males...”.

Hay una diferencia entre el amor al dinero y el dinero ¿Por qué hay peligro?

En Mateo 13, el Señor está enseñando una de sus parábolas, la parábola del sembrador. Él dice que salió a sembrar y parte de la semilla cayó entre espinos, veamos.

Mateo 13:22:

 ‘‘El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa”. 

El engaño de las riquezas le puede robar a uno la vida eterna. Jesús dijo:‘‘¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?...”. Vamos a ver cuál es el engaño. 

Proverbios 11:28 nos lo revela: 

“El que confía en sus riquezas caerá; mas los justos reverdecerán como ramas’’.

Este es el problema: confiar en las riquezas. ¡Este es el engaño!

Puedes aprender a tener riquezas; pero no debes confiar en ellas, sino tener tu confianza en el Señor. Algunas personas tienen dinero; pero a otras, el dinero los tiene a ellos, ¿verdad? Unos controlan lo que tienen; mas otros son controlados por lo que tienen. El engaño de las riquezas aparece cuando nos enamoramos del dinero, cuando somos controlados por nuestras posesiones.

En el Evangelio según San Marcos, en el capítulo 10, versículo 17 encontramos otra palabra que debemos escuchar. Jesús había estado hablando con el joven rico que llegó con Él. Le llamó “Maestro bueno’’ y le preguntó qué tenía qué hacer para tener vida eterna. Jesús le contestó “guarda los mandamientos”. El joven le respondió; “lo he hecho desde mi juventud”. ¿Qué más me falta? En el versículo 21 leemos:

“...Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz”.

Algunos han malinterpretado esto y dicen que los bienes son malos. No, Jesús no estaba enseñando que es malo tener bienes; Él estaba enseñando que es bueno dar. Jesús le dijo al joven que para tener tesoros en el cielo, tendría que dar.

Si quieres tener algo en tu cuenta de ahorros o de cheques, hay que depositar algo; el pobre joven nunca había depositado nada en su cuenta celestial y el Señor quería que él tuviera algo depositado allí. Y cuando Jesús le dijo que diera; él se fue afligido y triste porque tenía muchas posesiones. Entonces Jesús, mirando a su alrededor, dijo a sus discípulos en Marcos 10:23:

“...¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!”.

Él no dijo “imposible”, sino “difícilmente”. Los discípulos se asombraron de sus palabras; pero Jesús volvió a decirles, “... ¡cuán difícil les es entrar en el reino de Dios, a los que confían en las riquezas!” (Versículo 24).

Esta es la clave, ese joven tenía su confianza en las riquezas. El confiar en las riquezas sí es un peligro. Hablemos un momento de esto.

Hay un peligro en manejar un automóvil. Muy seguido veo las luces de las ambulancias, de la grúa y del tránsito porque ha habido otro accidente. A veces las personas mueren en accidentes automovilísticos; pero yo no voy a dejar de manejar por eso. Manejaré con cuidado. Hay riesgo en cruzar la calle, en abordar un avión; pero yo no dejo de hacer estas cosas sólo porque hay peligro.

¿Cómo puede uno, entonces, escapar del peligro de tener riquezas y confiar en ellas? De esto continuaremos en la siguiente oportunidad; mientras regocíjate en que Dios quiere que seas prosperado y empieza a ser obediente a su Palabra.

Ver Mas

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO III Hno. Victor Richards 2018-03-06

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO II Hno. Victor Richards 2018-02-20

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO Hno. Victor Richards 2018-01-30

Orando por resultados Hno. Victor Richards 2017-12-12

LA UNCI脫N II Hno. Victor Richards 2017-09-12

LA UNCI脫N Hno. Victor Richards 2017-08-22

El desaf铆o de ser hombre III Hno. Victor Richards 2017-08-03

El desaf铆o de ser Hombre II Hno. Victor Richards 2017-07-25

El desaf铆o de ser Hombre Hno. Victor Richards 2017-07-18

驴D脫NDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES? Hno. Victor Richards 2017-07-11

El Poder de la Resurrecci贸n Rafael M谩rquez 2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII Hno. Victor Richards 2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI Hno. Victor Richards 2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V Hno. Victor Richards 2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV Hno. Victor Richards 2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III Hno. Victor Richards 2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACI脫N 2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II Hno. Victor Richards 2017-05-23

EL聽 PODER聽 DE聽 SU聽 SANGRE 聽 DERRAMADA Hno. Victor Richards 2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS Hno. Victor Richards 2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-21

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA III Hno. Victor Richards 2017-04-18

Para ti mujer 2017-04-14

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA II Hno. Victor Richards 2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-07

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA Hno. Victor Richards 2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-03-31

Para ti mujer 2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA Hno. Victor Richards 2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-03-17

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 IV Hno. Victor Richards 2017-03-14

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 III Hno. Victor Richards 2017-03-07

Para ti mujer 2017-03-03

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 II Hno. Victor Richards 2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-02-24

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 Hno. Victor Richards 2017-02-21

UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO Hno. Victor Richards 2017-02-14

隆DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO! 2017-02-10

El verdadero var贸n VI Hno. Victor Richards 2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-02-03

El verdadero var贸n V Hno. Victor Richards 2017-01-31

El verdadero var贸n IV Hno. Victor Richards 2017-01-24

TESTIMONIO 2017-01-20

El verdadero var贸n III Hno. Victor Richards 2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACI脫N 2017-01-13

El verdadero var贸n II Hno. Victor Richards 2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-01-06

TESTIMONIO 2017-01-06

El verdadero var贸n... Hno. Victor Richards 2017-01-03

Lecturas Recomendadas


Como Romper la Maldici贸n de la Pobreza



Por: Hno. Victor Richards
Viernes 9 de Marzo, 2018

¿Sabías que Dios desea prosperarte en cada área de tu vida, incluyendo tus finanzas? ¿Qué la pobreza es una maldición? y más aún, ¿sabes cómo romper esta maldición? La Palabra de Dios, las Sagradas Escrituras, hablan clara y ampliamente sobre este tema. Empecemos con uno de mis textos favoritos. 

Proverbios 22:4 dice:

“Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová”.

Este versículo revela que Dios quiere darnos tres cosas que cada ser humano desea: riquezas, honra y vida.

Riquezas: Todas nuestras necesidades suplidas en abundancia.

Honra: Respeto, demostración de aprecio por su virtud y mérito.

Vida: Calidad de vida, llena de salud, larga vida.

Las cosas que todos anhelamos están prometidas aquí, pero hay condiciones para recibirlas. ¿Cuáles son las condiciones? La humildad y el temor de Jehová. 

Humildad es reconocer nuestra propia debilidad, nuestra propia inhabilidad. Sin Dios no somos nada, ni nadie. No somos ‘‘autosuficientes’’. Nuestra suficiencia está en Él.

El temor de Jehová‚ es el gran respeto y reverencia que le tenemos por ser el Rey de reyes y Señor de señores. El hecho de que le conozcamos como Padre y amigo no quiere decir que Jehová Dios no sea digno de toda reverencia. Nunca le llames a Jesús ‘‘Chuy’’; sé respetuoso y reverente a su Nombre.

El temor de Jehová y la humildad son las condiciones para recibir riquezas, honra y vida.

Para establecer claramente que el Señor desea que prosperes y vivas en abundancia, veamos lo que dice el Salmo 112:1-3:

“Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, y en sus mandamientos se deleita en gran manera. Su descendencia será  poderosa en la tierra; la generación de los rectos será bendita. Bienes y riquezas hay en su casa...”.

La palabra bienaventurado en el hebreo es “Ashier”, que quiere decir ‘‘muy feliz’’. Muy feliz es el hombre que teme a Jehová, que se deleita en sus mandamientos, que es obediente. ¿Qué hay en su casa? ¡Bienes y riquezas!  Aquí vemos que la Biblia enseña que puede haber en nuestras casas bienes y riquezas; pero, ¿cuál es la condición? Que temamos a Jehová y nos deleitemos en sus mandamientos. ¡Cómo me gustan estos versículos! ¿A ti no?

En caso de que creas que la prosperidad no es para ahora, que sólo es para el cielo, lee conmigo el Salmo 118:25:

“Oh Jehová, sálvanos ahora, te ruego; te ruego, oh, Jehová, que nos hagas prosperar ahora”. 

La salvación es para ahora, ¿verdad? La prosperidad también.

En el Nuevo Testamento Juan escribió en 3ª de Juan 1:2:

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. 

El Señor tiene interés en nuestra alma, en nuestro cuerpo y en nuestra prosperidad. Él quiere bendecirnos en cada área de la vida.

Mira lo que dice Deuteronomio 28:1, 2, 8, 11 y 12:

“Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. Jehová te enviará  su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da. Y te hará Jehová sobreabundar en bienes... Te abrirá Jehová su buen tesoro... para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado”.

Vemos otra vez aquí la condición de obedecer, de poner atención a la voz de nuestro Dios para que vengan sobre nosotros todas estas bendiciones, ¿cuáles bendiciones? 

 

SOBREABUNDAR EN BIENES

También la bendición de no tener que pedir prestado. Uno tiene que pedir prestado cuando no tiene; pero cuando se puede prestar es porque tiene abundancia, más de lo que se necesita.

Deuteronomio 28 usa la palabra “bendición” varias veces, la cual quiere decir “excesivamente feliz”. Así que el hombre que obedece al Señor es muy feliz porque la prosperidad viene sobre sus graneros.

Algunos dicen “yo no tengo graneros”; el granero es tu cuenta bancaria, tu cartera o donde guardas tus bienes. Si nunca has tenido una cuenta bancaria o tu cartera siempre está vacía, yo creo que todo esto puede cambiar cuando aprendas la perfecta voluntad de Dios.

Si uno sigue creyendo que la pobreza o la escasez es la voluntad de Dios, entonces no va a disfrutar de la prosperidad. Pero cuando uno reconoce que en verdad es una maldición, ha dado el primer paso para romperla. No debemos pensar en pretextos que nos roben las bendiciones económicas.

Algunos creen que el Señor bendice conforme a las condiciones económicas del tiempo, pero esto es incorrecto, veamos Filipenses 4:19:

“Mi Dios, pues, suplirá  todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”.

Dios es la fuente de la prosperidad del cristiano obediente. Él es mi fuente. Y Él suplirá todo, ¿cuánto? ¡Todo! No un poquito, ni apenas lo suficiente, sino TODO lo que nos falta. ¿Cómo? Conforme a sus riquezas en gloria, no conforme al Banco Nacional. ¿Falta algo en el cielo? Aquí en la tierra cuando vamos a pavimentar una calle ponemos una mezcla de piedritas con brea, cosas comunes. Pero en el cielo las calles son de oro fino. Mi Dios me suplirá todo lo que me falta de acuerdo a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

 

UNA ADVERTENCIA

Tengo que darte una advertencia porque hay peligro en el área de la abundancia de los bienes. Algunos han llegado a la conclusión de que el dinero es malo, pero la Biblia no dice eso. Alguien dirá “sí, Hermano Victor, la Biblia dice que el dinero es la raíz de todos los males”. No, lo que la Biblia dice en 1ª de Timoteo 6:10 (NVI) es:

“Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males...”.

Hay una diferencia entre el amor al dinero y el dinero ¿Por qué hay peligro?

En Mateo 13, el Señor está enseñando una de sus parábolas, la parábola del sembrador. Él dice que salió a sembrar y parte de la semilla cayó entre espinos, veamos.

Mateo 13:22:

 ‘‘El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa”. 

El engaño de las riquezas le puede robar a uno la vida eterna. Jesús dijo:‘‘¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?...”. Vamos a ver cuál es el engaño. 

Proverbios 11:28 nos lo revela: 

“El que confía en sus riquezas caerá; mas los justos reverdecerán como ramas’’.

Este es el problema: confiar en las riquezas. ¡Este es el engaño!

Puedes aprender a tener riquezas; pero no debes confiar en ellas, sino tener tu confianza en el Señor. Algunas personas tienen dinero; pero a otras, el dinero los tiene a ellos, ¿verdad? Unos controlan lo que tienen; mas otros son controlados por lo que tienen. El engaño de las riquezas aparece cuando nos enamoramos del dinero, cuando somos controlados por nuestras posesiones.

En el Evangelio según San Marcos, en el capítulo 10, versículo 17 encontramos otra palabra que debemos escuchar. Jesús había estado hablando con el joven rico que llegó con Él. Le llamó “Maestro bueno’’ y le preguntó qué tenía qué hacer para tener vida eterna. Jesús le contestó “guarda los mandamientos”. El joven le respondió; “lo he hecho desde mi juventud”. ¿Qué más me falta? En el versículo 21 leemos:

“...Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz”.

Algunos han malinterpretado esto y dicen que los bienes son malos. No, Jesús no estaba enseñando que es malo tener bienes; Él estaba enseñando que es bueno dar. Jesús le dijo al joven que para tener tesoros en el cielo, tendría que dar.

Si quieres tener algo en tu cuenta de ahorros o de cheques, hay que depositar algo; el pobre joven nunca había depositado nada en su cuenta celestial y el Señor quería que él tuviera algo depositado allí. Y cuando Jesús le dijo que diera; él se fue afligido y triste porque tenía muchas posesiones. Entonces Jesús, mirando a su alrededor, dijo a sus discípulos en Marcos 10:23:

“...¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!”.

Él no dijo “imposible”, sino “difícilmente”. Los discípulos se asombraron de sus palabras; pero Jesús volvió a decirles, “... ¡cuán difícil les es entrar en el reino de Dios, a los que confían en las riquezas!” (Versículo 24).

Esta es la clave, ese joven tenía su confianza en las riquezas. El confiar en las riquezas sí es un peligro. Hablemos un momento de esto.

Hay un peligro en manejar un automóvil. Muy seguido veo las luces de las ambulancias, de la grúa y del tránsito porque ha habido otro accidente. A veces las personas mueren en accidentes automovilísticos; pero yo no voy a dejar de manejar por eso. Manejaré con cuidado. Hay riesgo en cruzar la calle, en abordar un avión; pero yo no dejo de hacer estas cosas sólo porque hay peligro.

¿Cómo puede uno, entonces, escapar del peligro de tener riquezas y confiar en ellas? De esto continuaremos en la siguiente oportunidad; mientras regocíjate en que Dios quiere que seas prosperado y empieza a ser obediente a su Palabra.

Ver Mas

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO III
Hno. Victor Richards
2018-03-06

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO II
Hno. Victor Richards
2018-02-20

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO
Hno. Victor Richards
2018-01-30

Orando por resultados
Hno. Victor Richards
2017-12-12

LA UNCI脫N II
Hno. Victor Richards
2017-09-12

LA UNCI脫N
Hno. Victor Richards
2017-08-22

El desaf铆o de ser hombre III
Hno. Victor Richards
2017-08-03

El desaf铆o de ser Hombre II
Hno. Victor Richards
2017-07-25

El desaf铆o de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2017-07-18

驴D脫NDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES?
Hno. Victor Richards
2017-07-11

El Poder de la Resurrecci贸n
Rafael M醨quez
2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII
Hno. Victor Richards
2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI
Hno. Victor Richards
2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V
Hno. Victor Richards
2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV
Hno. Victor Richards
2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III
Hno. Victor Richards
2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACI脫N
2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II
Hno. Victor Richards
2017-05-23

EL聽 PODER聽 DE聽 SU聽 SANGRE 聽 DERRAMADA
Hno. Victor Richards
2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS
Hno. Victor Richards
2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-04-21

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA III
Hno. Victor Richards
2017-04-18

Para ti mujer
2017-04-14

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA II
Hno. Victor Richards
2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-04-07

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA
Hno. Victor Richards
2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-03-31

Para ti mujer
2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA
Hno. Victor Richards
2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-03-17

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 IV
Hno. Victor Richards
2017-03-14

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 III
Hno. Victor Richards
2017-03-07

Para ti mujer
2017-03-03

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 II
Hno. Victor Richards
2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-02-24

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡
Hno. Victor Richards
2017-02-21

UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO
Hno. Victor Richards
2017-02-14

隆DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO!
2017-02-10

El verdadero var贸n VI
Hno. Victor Richards
2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-02-03

El verdadero var贸n V
Hno. Victor Richards
2017-01-31

El verdadero var贸n IV
Hno. Victor Richards
2017-01-24

TESTIMONIO
2017-01-20

El verdadero var贸n III
Hno. Victor Richards
2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACI脫N
2017-01-13

El verdadero var贸n II
Hno. Victor Richards
2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-01-06

TESTIMONIO
2017-01-06

El verdadero var贸n...
Hno. Victor Richards
2017-01-03

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320