UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 14 de Febrero, 2017

 

Unos años atrás, en mi ministerio, hubo un momento en el que me encontraba seco y cansado. El ministerio era difícil. Era trabajo y más trabajo y yo estaba pensando que no quería continuar así por el resto de mi vida.

En cuanto a las apariencias, estoy seguro que la mayoría de la gente creía que el ministerio constaba solo de victorias y de grandes logros. Nuestros ministerios de alcance nacional e internacional: los congresos anuales para jóvenes, mujeres, pastores y hombres eran grandes y bendecidos. Intercesores por México ya había llegado a 80,000 personas. La asistencia dominical era de 3,000 almas. ¿Pero yo? ¡Ya casi, no podía más!

Empecé a escuchar de algunas reuniones en ciertas partes de la República acompañadas con risa, pero también con lo que me parecía manipulación y espectáculo. Me alejaba de todo eso a mano extendida.

Esta reacción no era porque nunca hubiera tenido una experiencia personal con el Espíritu Santo. La verdad es que había tenido una experiencia poderosísima e inesperada con Él en 1960, la cual me había transformado radicalmente. Pero entonces era muy joven, sin tener quien me enseñara adecuadamente, ni buena literatura que me guiara. En poco tiempo, las presiones de los que estaban opuestos a lo que Dios me había dado me influyeron al grado que guardé esta bellísima experiencia en secreto e inactiva por diez largos años.

Esos diez años (durante los cuales servimos como misioneros en la Sierra de Chihuahua) se pusieron más y más difíciles, hasta que en 1970, una vez más, Dios en su gran misericordia, amor, paciencia y perdón me inundó de nuevo con su divino Espíritu Santo. 

Esta vez, ya con mayor madurez y habilidad de contrarrestar a los detractores, comencé a fluir en el río del Espíritu. Empezaron los conocidos programas de radio y televisión en 1973, y la iglesia Vino Nuevo se originó en 1975, llegando al éxito ya mencionado. Pero en 1994 yo dudaba de mi habilidad de continuar por lo seco que me sentía por dentro.

Cierto día estaba leyendo la revista “Ministries Today” (“Ministerios Ahora”), y tenían un artículo de un pastor que había visitado a la iglesia Toronto Airport Christian Fellowship (Comunidad Cristiana del Aeropuerto de Toronto).

La leía con la actitud dudosa ya mencionada, puesto que allí también había manifestaciones extrañas de la presencia del Señor. Sin embargo mientras leía, el Espíritu del Señor me habló claramente y me dijo: “Ve”.

“¿Yo?”, pregunté. “¿Ir a Toronto?”, pero no pude negar que era el Espíritu quien me había hablado, y en poco tiempo me lo confirmó de varias maneras.

Fue así cómo en diciembre de 1994 mi esposa Gloria y yo fuimos a Toronto con emociones encontradas. Estuvimos en cinco reuniones, y mi anhelo por un toque fresco del Espíritu Santo iba en aumento. Fuí convencido de que Dios estaba visitando a Su pueblo congregado allí.

Como ya mencioné, la piedra de tropiezo para mí había sido en parte, la risa. Cuando Dios hace algo nuevo y fresco, lo que Él hace puede ser una piedra de tropiezo para los fariseos y saduceos. No podían aceptar algo tan raro para ellos como lo fue Su nacimiento virginal, y más tarde, Su muerte humillante. Lo de Dios ofendió el intelecto carnal de ellos y así llegó a ser su piedra de tropiezo.

Sin embargo, ya en Toronto, yo me abrí a lo que el Señor quisiera hacer conmigo. Los testimonios eran de descanso espiritual y transformación. Las personas experimentaban una relación con el Padre que ahora era de gozo y algo que disfrutaban al máximo.

Me impresionaron positivamente y en especial algunos pastores ingleses. (Los ingleses son conocidos por ser muy serios e inexpresivos). ¡Estos hombres habían quedado totalmente desatados! Así que fuimos con uno de ellos y le dije: “Por favor, ore por mí. ¡Yo quiero desesperadamente recibir el gozo del Señor!” Otros ya habían orado por mí en varias ocasiones durante mi estancia allí, y cada vez yo había caído al suelo bajo el poder del Espíritu Santo, y el reposo y el estar saturándome de Su presencia por largo rato allí en el suelo me había bendecido grandemente. 

Sin embargo, ¡esta vez no quería caer al suelo!  ¡Quería el gozo que ellos tenían! Así que me agarré de su saco con mis dos puños para no caer, y el Inglés oró, Dios oyó y yo recibí. Una risa empezó, a mi parecer, desde mis pies y subió por todo mi cuerpo, saliendo en una catarata de alivio espiritual.

Volvimos a casa sin saber si lo que me había sucedido fuera una experiencia de una solo vez o una unción que continuaría fluyendo en mí. ¡Qué maravilla, ha continuado! Los demás pastores de la congregación fueron tocados por Dios en distintas maneras, y muchos de la congregación han experimentado una variedad de manifestaciones, y por supuesto, fruto de la presencia del Espíritu.

Por esto, ahora digo: 

¡Mi yugo es fácil, y mi carga ligera!

¡Siento una nueva ternura por mi esposa!

¡Ya no estoy seco!

¡La dureza de mi mirada ha cambiado!

¡Quiero ministrar a la gente de nuevo!

 

Me doy cuenta que Dios ha ministrado a Su siervo y a su pueblo y mayores cosas están por llegar.

Jesús dijo: “La siega es el fin del siglo”.

Estoy convencido que en estos tiempos de apostasía, cuando todos están negando la divinidad de Cristo y los milagros que Él obró, Jesús ha empezado el avivamiento más grande y fructífero de la historia de la iglesia. 

“Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio, y Él envié a Jesucristo, que os fue antes anunciado; a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo”, Hechos 3:19,20.

¡Vivimos en tiempo de restauración!¡Que Dios te bendiga en tu búsqueda!

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

¿DÓNDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES? Hno. Victor Richards 2017-07-11

El Poder de la Resurrección Rafael Márquez 2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII Hno. Victor Richards 2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI Hno. Victor Richards 2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V Hno. Victor Richards 2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV Hno. Victor Richards 2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III Hno. Victor Richards 2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACIÓN 2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II Hno. Victor Richards 2017-05-23

EL  PODER  DE  SU  SANGRE   DERRAMADA Hno. Victor Richards 2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS Hno. Victor Richards 2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-21

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA III Hno. Victor Richards 2017-04-18

Para ti mujer 2017-04-14

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA II Hno. Victor Richards 2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-07

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA Hno. Victor Richards 2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-03-31

Para ti mujer 2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA Hno. Victor Richards 2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-03-17

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ IV Hno. Victor Richards 2017-03-14

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ III Hno. Victor Richards 2017-03-07

Para ti mujer 2017-03-03

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ II Hno. Victor Richards 2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-02-24

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ Hno. Victor Richards 2017-02-21

¡DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO! 2017-02-10

El verdadero varón VI Hno. Victor Richards 2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-02-03

El verdadero varón V Hno. Victor Richards 2017-01-31

El verdadero varón IV Hno. Victor Richards 2017-01-24

TESTIMONIO 2017-01-20

El verdadero varón III Hno. Victor Richards 2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACIÓN 2017-01-13

El verdadero varón II Hno. Victor Richards 2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-01-06

TESTIMONIO 2017-01-06

El verdadero varón... Hno. Victor Richards 2017-01-03

TESTIMONIOS DE SANIDAD (VARIOS) 2016-12-30

ÁNGELES V Hno. Victor Richards 2016-12-27

¿QUÉ VAS A HACER? Rafael Márquez 2016-12-23

ÁNGELES IV Hno. Victor Richards 2016-12-20

ÁNGELES III Hno. Victor Richards 2016-12-13

TESTIMONIO DE FINANZAS 2016-12-09

ÁNGELES II Hno. Victor Richards 2016-12-06

TESTIMONIO DE SANIDAD 2016-12-02

ÁNGELES Hno. Victor Richards 2016-11-29

Testimonio de finanzas 2016-11-25

UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 14 de Febrero, 2017

 

Unos años atrás, en mi ministerio, hubo un momento en el que me encontraba seco y cansado. El ministerio era difícil. Era trabajo y más trabajo y yo estaba pensando que no quería continuar así por el resto de mi vida.

En cuanto a las apariencias, estoy seguro que la mayoría de la gente creía que el ministerio constaba solo de victorias y de grandes logros. Nuestros ministerios de alcance nacional e internacional: los congresos anuales para jóvenes, mujeres, pastores y hombres eran grandes y bendecidos. Intercesores por México ya había llegado a 80,000 personas. La asistencia dominical era de 3,000 almas. ¿Pero yo? ¡Ya casi, no podía más!

Empecé a escuchar de algunas reuniones en ciertas partes de la República acompañadas con risa, pero también con lo que me parecía manipulación y espectáculo. Me alejaba de todo eso a mano extendida.

Esta reacción no era porque nunca hubiera tenido una experiencia personal con el Espíritu Santo. La verdad es que había tenido una experiencia poderosísima e inesperada con Él en 1960, la cual me había transformado radicalmente. Pero entonces era muy joven, sin tener quien me enseñara adecuadamente, ni buena literatura que me guiara. En poco tiempo, las presiones de los que estaban opuestos a lo que Dios me había dado me influyeron al grado que guardé esta bellísima experiencia en secreto e inactiva por diez largos años.

Esos diez años (durante los cuales servimos como misioneros en la Sierra de Chihuahua) se pusieron más y más difíciles, hasta que en 1970, una vez más, Dios en su gran misericordia, amor, paciencia y perdón me inundó de nuevo con su divino Espíritu Santo. 

Esta vez, ya con mayor madurez y habilidad de contrarrestar a los detractores, comencé a fluir en el río del Espíritu. Empezaron los conocidos programas de radio y televisión en 1973, y la iglesia Vino Nuevo se originó en 1975, llegando al éxito ya mencionado. Pero en 1994 yo dudaba de mi habilidad de continuar por lo seco que me sentía por dentro.

Cierto día estaba leyendo la revista “Ministries Today” (“Ministerios Ahora”), y tenían un artículo de un pastor que había visitado a la iglesia Toronto Airport Christian Fellowship (Comunidad Cristiana del Aeropuerto de Toronto).

La leía con la actitud dudosa ya mencionada, puesto que allí también había manifestaciones extrañas de la presencia del Señor. Sin embargo mientras leía, el Espíritu del Señor me habló claramente y me dijo: “Ve”.

“¿Yo?”, pregunté. “¿Ir a Toronto?”, pero no pude negar que era el Espíritu quien me había hablado, y en poco tiempo me lo confirmó de varias maneras.

Fue así cómo en diciembre de 1994 mi esposa Gloria y yo fuimos a Toronto con emociones encontradas. Estuvimos en cinco reuniones, y mi anhelo por un toque fresco del Espíritu Santo iba en aumento. Fuí convencido de que Dios estaba visitando a Su pueblo congregado allí.

Como ya mencioné, la piedra de tropiezo para mí había sido en parte, la risa. Cuando Dios hace algo nuevo y fresco, lo que Él hace puede ser una piedra de tropiezo para los fariseos y saduceos. No podían aceptar algo tan raro para ellos como lo fue Su nacimiento virginal, y más tarde, Su muerte humillante. Lo de Dios ofendió el intelecto carnal de ellos y así llegó a ser su piedra de tropiezo.

Sin embargo, ya en Toronto, yo me abrí a lo que el Señor quisiera hacer conmigo. Los testimonios eran de descanso espiritual y transformación. Las personas experimentaban una relación con el Padre que ahora era de gozo y algo que disfrutaban al máximo.

Me impresionaron positivamente y en especial algunos pastores ingleses. (Los ingleses son conocidos por ser muy serios e inexpresivos). ¡Estos hombres habían quedado totalmente desatados! Así que fuimos con uno de ellos y le dije: “Por favor, ore por mí. ¡Yo quiero desesperadamente recibir el gozo del Señor!” Otros ya habían orado por mí en varias ocasiones durante mi estancia allí, y cada vez yo había caído al suelo bajo el poder del Espíritu Santo, y el reposo y el estar saturándome de Su presencia por largo rato allí en el suelo me había bendecido grandemente. 

Sin embargo, ¡esta vez no quería caer al suelo!  ¡Quería el gozo que ellos tenían! Así que me agarré de su saco con mis dos puños para no caer, y el Inglés oró, Dios oyó y yo recibí. Una risa empezó, a mi parecer, desde mis pies y subió por todo mi cuerpo, saliendo en una catarata de alivio espiritual.

Volvimos a casa sin saber si lo que me había sucedido fuera una experiencia de una solo vez o una unción que continuaría fluyendo en mí. ¡Qué maravilla, ha continuado! Los demás pastores de la congregación fueron tocados por Dios en distintas maneras, y muchos de la congregación han experimentado una variedad de manifestaciones, y por supuesto, fruto de la presencia del Espíritu.

Por esto, ahora digo: 

¡Mi yugo es fácil, y mi carga ligera!

¡Siento una nueva ternura por mi esposa!

¡Ya no estoy seco!

¡La dureza de mi mirada ha cambiado!

¡Quiero ministrar a la gente de nuevo!

 

Me doy cuenta que Dios ha ministrado a Su siervo y a su pueblo y mayores cosas están por llegar.

Jesús dijo: “La siega es el fin del siglo”.

Estoy convencido que en estos tiempos de apostasía, cuando todos están negando la divinidad de Cristo y los milagros que Él obró, Jesús ha empezado el avivamiento más grande y fructífero de la historia de la iglesia. 

“Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio, y Él envié a Jesucristo, que os fue antes anunciado; a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo”, Hechos 3:19,20.

¡Vivimos en tiempo de restauración!¡Que Dios te bendiga en tu búsqueda!

Ver Mas

¿DÓNDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES? Hno. Victor Richards 2017-07-11

El Poder de la Resurrección Rafael Márquez 2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII Hno. Victor Richards 2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI Hno. Victor Richards 2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V Hno. Victor Richards 2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV Hno. Victor Richards 2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III Hno. Victor Richards 2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACIÓN 2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II Hno. Victor Richards 2017-05-23

EL  PODER  DE  SU  SANGRE   DERRAMADA Hno. Victor Richards 2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS Hno. Victor Richards 2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-21

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA III Hno. Victor Richards 2017-04-18

Para ti mujer 2017-04-14

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA II Hno. Victor Richards 2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-07

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA Hno. Victor Richards 2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-03-31

Para ti mujer 2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA Hno. Victor Richards 2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-03-17

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ IV Hno. Victor Richards 2017-03-14

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ III Hno. Victor Richards 2017-03-07

Para ti mujer 2017-03-03

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ II Hno. Victor Richards 2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-02-24

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ Hno. Victor Richards 2017-02-21

¡DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO! 2017-02-10

El verdadero varón VI Hno. Victor Richards 2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-02-03

El verdadero varón V Hno. Victor Richards 2017-01-31

El verdadero varón IV Hno. Victor Richards 2017-01-24

TESTIMONIO 2017-01-20

El verdadero varón III Hno. Victor Richards 2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACIÓN 2017-01-13

El verdadero varón II Hno. Victor Richards 2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-01-06

TESTIMONIO 2017-01-06

El verdadero varón... Hno. Victor Richards 2017-01-03

TESTIMONIOS DE SANIDAD (VARIOS) 2016-12-30

ÁNGELES V Hno. Victor Richards 2016-12-27

¿QUÉ VAS A HACER? Rafael Márquez 2016-12-23

ÁNGELES IV Hno. Victor Richards 2016-12-20

ÁNGELES III Hno. Victor Richards 2016-12-13

TESTIMONIO DE FINANZAS 2016-12-09

ÁNGELES II Hno. Victor Richards 2016-12-06

TESTIMONIO DE SANIDAD 2016-12-02

ÁNGELES Hno. Victor Richards 2016-11-29

Testimonio de finanzas 2016-11-25

Lecturas Recomendadas


UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO



Por: Hno. Victor Richards
Martes 14 de Febrero, 2017

 

Unos años atrás, en mi ministerio, hubo un momento en el que me encontraba seco y cansado. El ministerio era difícil. Era trabajo y más trabajo y yo estaba pensando que no quería continuar así por el resto de mi vida.

En cuanto a las apariencias, estoy seguro que la mayoría de la gente creía que el ministerio constaba solo de victorias y de grandes logros. Nuestros ministerios de alcance nacional e internacional: los congresos anuales para jóvenes, mujeres, pastores y hombres eran grandes y bendecidos. Intercesores por México ya había llegado a 80,000 personas. La asistencia dominical era de 3,000 almas. ¿Pero yo? ¡Ya casi, no podía más!

Empecé a escuchar de algunas reuniones en ciertas partes de la República acompañadas con risa, pero también con lo que me parecía manipulación y espectáculo. Me alejaba de todo eso a mano extendida.

Esta reacción no era porque nunca hubiera tenido una experiencia personal con el Espíritu Santo. La verdad es que había tenido una experiencia poderosísima e inesperada con Él en 1960, la cual me había transformado radicalmente. Pero entonces era muy joven, sin tener quien me enseñara adecuadamente, ni buena literatura que me guiara. En poco tiempo, las presiones de los que estaban opuestos a lo que Dios me había dado me influyeron al grado que guardé esta bellísima experiencia en secreto e inactiva por diez largos años.

Esos diez años (durante los cuales servimos como misioneros en la Sierra de Chihuahua) se pusieron más y más difíciles, hasta que en 1970, una vez más, Dios en su gran misericordia, amor, paciencia y perdón me inundó de nuevo con su divino Espíritu Santo. 

Esta vez, ya con mayor madurez y habilidad de contrarrestar a los detractores, comencé a fluir en el río del Espíritu. Empezaron los conocidos programas de radio y televisión en 1973, y la iglesia Vino Nuevo se originó en 1975, llegando al éxito ya mencionado. Pero en 1994 yo dudaba de mi habilidad de continuar por lo seco que me sentía por dentro.

Cierto día estaba leyendo la revista “Ministries Today” (“Ministerios Ahora”), y tenían un artículo de un pastor que había visitado a la iglesia Toronto Airport Christian Fellowship (Comunidad Cristiana del Aeropuerto de Toronto).

La leía con la actitud dudosa ya mencionada, puesto que allí también había manifestaciones extrañas de la presencia del Señor. Sin embargo mientras leía, el Espíritu del Señor me habló claramente y me dijo: “Ve”.

“¿Yo?”, pregunté. “¿Ir a Toronto?”, pero no pude negar que era el Espíritu quien me había hablado, y en poco tiempo me lo confirmó de varias maneras.

Fue así cómo en diciembre de 1994 mi esposa Gloria y yo fuimos a Toronto con emociones encontradas. Estuvimos en cinco reuniones, y mi anhelo por un toque fresco del Espíritu Santo iba en aumento. Fuí convencido de que Dios estaba visitando a Su pueblo congregado allí.

Como ya mencioné, la piedra de tropiezo para mí había sido en parte, la risa. Cuando Dios hace algo nuevo y fresco, lo que Él hace puede ser una piedra de tropiezo para los fariseos y saduceos. No podían aceptar algo tan raro para ellos como lo fue Su nacimiento virginal, y más tarde, Su muerte humillante. Lo de Dios ofendió el intelecto carnal de ellos y así llegó a ser su piedra de tropiezo.

Sin embargo, ya en Toronto, yo me abrí a lo que el Señor quisiera hacer conmigo. Los testimonios eran de descanso espiritual y transformación. Las personas experimentaban una relación con el Padre que ahora era de gozo y algo que disfrutaban al máximo.

Me impresionaron positivamente y en especial algunos pastores ingleses. (Los ingleses son conocidos por ser muy serios e inexpresivos). ¡Estos hombres habían quedado totalmente desatados! Así que fuimos con uno de ellos y le dije: “Por favor, ore por mí. ¡Yo quiero desesperadamente recibir el gozo del Señor!” Otros ya habían orado por mí en varias ocasiones durante mi estancia allí, y cada vez yo había caído al suelo bajo el poder del Espíritu Santo, y el reposo y el estar saturándome de Su presencia por largo rato allí en el suelo me había bendecido grandemente. 

Sin embargo, ¡esta vez no quería caer al suelo!  ¡Quería el gozo que ellos tenían! Así que me agarré de su saco con mis dos puños para no caer, y el Inglés oró, Dios oyó y yo recibí. Una risa empezó, a mi parecer, desde mis pies y subió por todo mi cuerpo, saliendo en una catarata de alivio espiritual.

Volvimos a casa sin saber si lo que me había sucedido fuera una experiencia de una solo vez o una unción que continuaría fluyendo en mí. ¡Qué maravilla, ha continuado! Los demás pastores de la congregación fueron tocados por Dios en distintas maneras, y muchos de la congregación han experimentado una variedad de manifestaciones, y por supuesto, fruto de la presencia del Espíritu.

Por esto, ahora digo: 

¡Mi yugo es fácil, y mi carga ligera!

¡Siento una nueva ternura por mi esposa!

¡Ya no estoy seco!

¡La dureza de mi mirada ha cambiado!

¡Quiero ministrar a la gente de nuevo!

 

Me doy cuenta que Dios ha ministrado a Su siervo y a su pueblo y mayores cosas están por llegar.

Jesús dijo: “La siega es el fin del siglo”.

Estoy convencido que en estos tiempos de apostasía, cuando todos están negando la divinidad de Cristo y los milagros que Él obró, Jesús ha empezado el avivamiento más grande y fructífero de la historia de la iglesia. 

“Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio, y Él envié a Jesucristo, que os fue antes anunciado; a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo”, Hechos 3:19,20.

¡Vivimos en tiempo de restauración!¡Que Dios te bendiga en tu búsqueda!

Ver Mas

¿DÓNDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES?
Hno. Victor Richards
2017-07-11

El Poder de la Resurrección
Rafael Mrquez
2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII
Hno. Victor Richards
2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI
Hno. Victor Richards
2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V
Hno. Victor Richards
2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV
Hno. Victor Richards
2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III
Hno. Victor Richards
2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACIÓN
2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II
Hno. Victor Richards
2017-05-23

EL  PODER  DE  SU  SANGRE   DERRAMADA
Hno. Victor Richards
2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS
Hno. Victor Richards
2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-04-21

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA III
Hno. Victor Richards
2017-04-18

Para ti mujer
2017-04-14

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA II
Hno. Victor Richards
2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-04-07

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA
Hno. Victor Richards
2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-03-31

Para ti mujer
2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA
Hno. Victor Richards
2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-03-17

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ IV
Hno. Victor Richards
2017-03-14

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ III
Hno. Victor Richards
2017-03-07

Para ti mujer
2017-03-03

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ II
Hno. Victor Richards
2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-02-24

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ
Hno. Victor Richards
2017-02-21

¡DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO!
2017-02-10

El verdadero varón VI
Hno. Victor Richards
2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-02-03

El verdadero varón V
Hno. Victor Richards
2017-01-31

El verdadero varón IV
Hno. Victor Richards
2017-01-24

TESTIMONIO
2017-01-20

El verdadero varón III
Hno. Victor Richards
2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACIÓN
2017-01-13

El verdadero varón II
Hno. Victor Richards
2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-01-06

TESTIMONIO
2017-01-06

El verdadero varón...
Hno. Victor Richards
2017-01-03

TESTIMONIOS DE SANIDAD (VARIOS)
2016-12-30

ÁNGELES V
Hno. Victor Richards
2016-12-27

¿QUÉ VAS A HACER?
Rafael Mrquez
2016-12-23

ÁNGELES IV
Hno. Victor Richards
2016-12-20

ÁNGELES III
Hno. Victor Richards
2016-12-13

TESTIMONIO DE FINANZAS
2016-12-09

ÁNGELES II
Hno. Victor Richards
2016-12-06

TESTIMONIO DE SANIDAD
2016-12-02

ÁNGELES
Hno. Victor Richards
2016-11-29

Testimonio de finanzas
2016-11-25

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320