隆DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO!



Publicado el:
Viernes 10 de Febrero, 2017

No sé qué piensas tú, pero a mí me parece que entre más pasan los años, más intensa es la batalla contra el enemigo. En las últimas semanas he escuchado historias trágicas de varias personas allegadas.

Una preciosa amiga, esposa de pastor, acaba de sepultar a su hija de 40 años de edad, después de meses de estar en coma. Hace poco unos amigos cristianos en Nueva Jersey, sepultaron a su hijo de 26 años de edad, quien murió por una sobredosis de heroína. Otra amiga que servía de misionera, juntamente con su esposo hasta que él falleció, se volvió a casar hace 5 años. Estaba muy enamorada de él y hacían viajes misioneros juntos, pero de repente él la dejó para “rehacer” su vida con una novia antigua. Aparte de estar destrozada, ella dice. “Estas cosas no deben de suceder a gente de nuestra edad: ¡68 y 70 años! ¡Cuánto dolor hay en el mundo!

 Con razón el autor del libro de Hebreos escribió: “no dejando de congregarnos como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos, y tanto más, cuando veis que el día se acerca”. (Hebreos 10:25). Entre más se acerca aquel día –la venida del Señor– tanto más necesitamos un grupo, o una congregación de hermanos y amigos en la fe que puedan animarnos y ayudarnos a pelear las batallas.

¿Tienes tú, tal círculo de amigos que te apoyan en esos momentos difíciles? Espero que sí. A menudo escucho de personas que han sido heridas por líderes u otras personas en la congregación, y como consecuencia, se aíslan y se enfrían. Recuerda: habrá muchas injusticias en esta vida, pero no te permitas ser otra baja por guardar rencor. Tú serás la que sale perdiendo si no perdonas.

¿Estoy diciendo que uno debe quedarse en un grupo donde existe abuso? ¡Claro que no! A la vez, no hay congregaciones perfectas. Cada una está compuesta de gente humana que falla. Pon tus ojos en el Señor Jesucristo porque Él nunca te defraudará.

 

Dios no es un “genio cósmico”

A veces tenemos conceptos equivocados en cuanto a Dios. Por ejemplo, uno de ellos es el creer que si nos entregamos al Señor, Él resolverá todos nuestros problemas. Por esta creencia, se reduce a Dios a un “genio cósmico”, quien solo existe para satisfacer y servirnos, un mozo que viene corriendo cada vez que tocamos el timbre. Es una creencia que nos prepara para ser desilusionados por Él.

Es cierto que obedecer a Dios nos guarda de muchos problemas que son consecuencias naturales de vivir apartado de Él. No obstante, es un hecho que la vida es dura, aún injusta, porque vivimos en un mundo caído. Aun los redimidos vivimos en cuerpos terrenales y tenemos que enfrentar las realidades de nuestro pecado, y también el de nuestros seres amados. Hasta que el Señor venga y nos de nuevos cuerpos y una tierra nueva, ¡entonces no habrá lágrimas, ni dolor! 

Hay ocasiones en que Dios viene a nuestro rescate y obra milagros… y en un instante un gran problema se soluciona. Sin embargo, a través de las Escrituras encontramos términos como “tribulaciones, aflicciones y pruebas”, más de doscientas veces, y Dios los usa (no que los manda) para madurarnos. Como dice Romanos 5:3 en una versión moderna: “…nos alegramos en los problemas y pruebas, sabiendo que nos hacen bien, que nos ayudan a tener firmeza para soportar”.

Además, Dios no está lejos cuando experimentamos problemas. ¡No!... El Dios de la Biblia es “nuestro pronto auxilio en las tribulaciones”; (Salmo 46:1).

 

El asunto de juzgar a otros

Tengo que mencionar que en ocasiones nosotros mismos provocamos “las tormentas”. Quiero citar a una autora, Donna Partow, quien escribe sobre el tema de enjuiciar a otros. Ella dice: “Un día Dios me reveló que la razón por la cual tenía tantas pruebas es porque yo había juzgado a tantas  personas. Al contemplarlo, tuve que reconocer que si era cierto. Desde la juventud había aprendido en mi familia ese hábito. Ahora, de adulta cristiana, sentí que yo tenía un “don de discernimiento” con el cual pasaba horas viendo todos los errores de los demás. Yo pronunciaba juicios sobre la gente con mucha facilidad. No obstante, las Escrituras dicen claramente: “No juzguéis para que no seáis juzgados, porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido”; (Mateo 7:1-2).

«Dios ha puesto en movimiento el principio de sembrar y cosechar y es una de las realidades más poderosas en el universo. Yo no estaba recibiendo en mi vida lo que Dios quería darme, yo estaba cosechando lo que había sembrado. Él no estaba enviando todas mis dificultades, sino que estaba permitiéndome vivir las consecuencias lógicas de mi pecado. Un grupo que juzgué cruelmente fueron los divorciados. ¡Qué vergüenza al Nombre de Cristo! Pensaba yo. ¿No pudieran haber luchado más por su matrimonio? ¿Con qué tu esposo fue infiel? Perdónale y olvídalo, era mi pensar.»

«Entonces…pocos años después, cuando mi matrimonio terminó en divorcio, todos estos juicios volvieron a mi cabeza. Yo misma experimenté de primera mano el dolor agudísimo del rechazo y la condenación cruel de otros creyentes. Pero Dios lo usó porque fue a través de esta misma experiencia que finalmente la verdad penetró en mi dura cabeza. Él me decía: “Donna, tú quieres gritarle a todo mundo: No tienen idea lo que él me ha hecho, no se imaginan lo que yo he vivido. Sin embargo, esto es exactamente como se sentían las otras mujeres que tú juzgabas. No es tu negocio saber porque las personas hacen lo que hacen. ¡Tú tarea es amarlas incondicionalmente!”. 

Quiero agregar que he visto a través de los años cómo los que juzgan, especialmente a sus padres u otras personas de autoridad, caen bajo el ataque de Satanás, y no importa cuánto oren o reprendan al enemigo, hay una sola cosa que puede cambiar la situación: el arrepentirse.

¿Por qué no tomas un momento ahora mismo para escudriñar tu corazón? Si has sido culpable de juzgar a otros, confiésalo al Señor, pide perdón y ¡vive en nueva libertad!

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

LA UNCI脫N II Hno. Victor Richards 2017-09-12

LA UNCI脫N Hno. Victor Richards 2017-08-22

El desaf铆o de ser hombre III Hno. Victor Richards 2017-08-03

El desaf铆o de ser Hombre II Hno. Victor Richards 2017-07-25

El desaf铆o de ser Hombre Hno. Victor Richards 2017-07-18

驴D脫NDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES? Hno. Victor Richards 2017-07-11

El Poder de la Resurrecci贸n Rafael M谩rquez 2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII Hno. Victor Richards 2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI Hno. Victor Richards 2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V Hno. Victor Richards 2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV Hno. Victor Richards 2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III Hno. Victor Richards 2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACI脫N 2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II Hno. Victor Richards 2017-05-23

EL聽 PODER聽 DE聽 SU聽 SANGRE 聽 DERRAMADA Hno. Victor Richards 2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS Hno. Victor Richards 2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-21

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA III Hno. Victor Richards 2017-04-18

Para ti mujer 2017-04-14

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA II Hno. Victor Richards 2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-07

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA Hno. Victor Richards 2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-03-31

Para ti mujer 2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA Hno. Victor Richards 2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-03-17

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 IV Hno. Victor Richards 2017-03-14

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 III Hno. Victor Richards 2017-03-07

Para ti mujer 2017-03-03

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 II Hno. Victor Richards 2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-02-24

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 Hno. Victor Richards 2017-02-21

UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO Hno. Victor Richards 2017-02-14

El verdadero var贸n VI Hno. Victor Richards 2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-02-03

El verdadero var贸n V Hno. Victor Richards 2017-01-31

El verdadero var贸n IV Hno. Victor Richards 2017-01-24

TESTIMONIO 2017-01-20

El verdadero var贸n III Hno. Victor Richards 2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACI脫N 2017-01-13

El verdadero var贸n II Hno. Victor Richards 2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-01-06

TESTIMONIO 2017-01-06

El verdadero var贸n... Hno. Victor Richards 2017-01-03

TESTIMONIOS DE SANIDAD (VARIOS) 2016-12-30

脕NGELES V Hno. Victor Richards 2016-12-27

驴QU脡 VAS A HACER? Rafael M谩rquez 2016-12-23

脕NGELES IV Hno. Victor Richards 2016-12-20

脕NGELES III Hno. Victor Richards 2016-12-13

隆DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO!




Publicado el:
Viernes 10 de Febrero, 2017

No sé qué piensas tú, pero a mí me parece que entre más pasan los años, más intensa es la batalla contra el enemigo. En las últimas semanas he escuchado historias trágicas de varias personas allegadas.

Una preciosa amiga, esposa de pastor, acaba de sepultar a su hija de 40 años de edad, después de meses de estar en coma. Hace poco unos amigos cristianos en Nueva Jersey, sepultaron a su hijo de 26 años de edad, quien murió por una sobredosis de heroína. Otra amiga que servía de misionera, juntamente con su esposo hasta que él falleció, se volvió a casar hace 5 años. Estaba muy enamorada de él y hacían viajes misioneros juntos, pero de repente él la dejó para “rehacer” su vida con una novia antigua. Aparte de estar destrozada, ella dice. “Estas cosas no deben de suceder a gente de nuestra edad: ¡68 y 70 años! ¡Cuánto dolor hay en el mundo!

 Con razón el autor del libro de Hebreos escribió: “no dejando de congregarnos como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos, y tanto más, cuando veis que el día se acerca”. (Hebreos 10:25). Entre más se acerca aquel día –la venida del Señor– tanto más necesitamos un grupo, o una congregación de hermanos y amigos en la fe que puedan animarnos y ayudarnos a pelear las batallas.

¿Tienes tú, tal círculo de amigos que te apoyan en esos momentos difíciles? Espero que sí. A menudo escucho de personas que han sido heridas por líderes u otras personas en la congregación, y como consecuencia, se aíslan y se enfrían. Recuerda: habrá muchas injusticias en esta vida, pero no te permitas ser otra baja por guardar rencor. Tú serás la que sale perdiendo si no perdonas.

¿Estoy diciendo que uno debe quedarse en un grupo donde existe abuso? ¡Claro que no! A la vez, no hay congregaciones perfectas. Cada una está compuesta de gente humana que falla. Pon tus ojos en el Señor Jesucristo porque Él nunca te defraudará.

 

Dios no es un “genio cósmico”

A veces tenemos conceptos equivocados en cuanto a Dios. Por ejemplo, uno de ellos es el creer que si nos entregamos al Señor, Él resolverá todos nuestros problemas. Por esta creencia, se reduce a Dios a un “genio cósmico”, quien solo existe para satisfacer y servirnos, un mozo que viene corriendo cada vez que tocamos el timbre. Es una creencia que nos prepara para ser desilusionados por Él.

Es cierto que obedecer a Dios nos guarda de muchos problemas que son consecuencias naturales de vivir apartado de Él. No obstante, es un hecho que la vida es dura, aún injusta, porque vivimos en un mundo caído. Aun los redimidos vivimos en cuerpos terrenales y tenemos que enfrentar las realidades de nuestro pecado, y también el de nuestros seres amados. Hasta que el Señor venga y nos de nuevos cuerpos y una tierra nueva, ¡entonces no habrá lágrimas, ni dolor! 

Hay ocasiones en que Dios viene a nuestro rescate y obra milagros… y en un instante un gran problema se soluciona. Sin embargo, a través de las Escrituras encontramos términos como “tribulaciones, aflicciones y pruebas”, más de doscientas veces, y Dios los usa (no que los manda) para madurarnos. Como dice Romanos 5:3 en una versión moderna: “…nos alegramos en los problemas y pruebas, sabiendo que nos hacen bien, que nos ayudan a tener firmeza para soportar”.

Además, Dios no está lejos cuando experimentamos problemas. ¡No!... El Dios de la Biblia es “nuestro pronto auxilio en las tribulaciones”; (Salmo 46:1).

 

El asunto de juzgar a otros

Tengo que mencionar que en ocasiones nosotros mismos provocamos “las tormentas”. Quiero citar a una autora, Donna Partow, quien escribe sobre el tema de enjuiciar a otros. Ella dice: “Un día Dios me reveló que la razón por la cual tenía tantas pruebas es porque yo había juzgado a tantas  personas. Al contemplarlo, tuve que reconocer que si era cierto. Desde la juventud había aprendido en mi familia ese hábito. Ahora, de adulta cristiana, sentí que yo tenía un “don de discernimiento” con el cual pasaba horas viendo todos los errores de los demás. Yo pronunciaba juicios sobre la gente con mucha facilidad. No obstante, las Escrituras dicen claramente: “No juzguéis para que no seáis juzgados, porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido”; (Mateo 7:1-2).

«Dios ha puesto en movimiento el principio de sembrar y cosechar y es una de las realidades más poderosas en el universo. Yo no estaba recibiendo en mi vida lo que Dios quería darme, yo estaba cosechando lo que había sembrado. Él no estaba enviando todas mis dificultades, sino que estaba permitiéndome vivir las consecuencias lógicas de mi pecado. Un grupo que juzgué cruelmente fueron los divorciados. ¡Qué vergüenza al Nombre de Cristo! Pensaba yo. ¿No pudieran haber luchado más por su matrimonio? ¿Con qué tu esposo fue infiel? Perdónale y olvídalo, era mi pensar.»

«Entonces…pocos años después, cuando mi matrimonio terminó en divorcio, todos estos juicios volvieron a mi cabeza. Yo misma experimenté de primera mano el dolor agudísimo del rechazo y la condenación cruel de otros creyentes. Pero Dios lo usó porque fue a través de esta misma experiencia que finalmente la verdad penetró en mi dura cabeza. Él me decía: “Donna, tú quieres gritarle a todo mundo: No tienen idea lo que él me ha hecho, no se imaginan lo que yo he vivido. Sin embargo, esto es exactamente como se sentían las otras mujeres que tú juzgabas. No es tu negocio saber porque las personas hacen lo que hacen. ¡Tú tarea es amarlas incondicionalmente!”. 

Quiero agregar que he visto a través de los años cómo los que juzgan, especialmente a sus padres u otras personas de autoridad, caen bajo el ataque de Satanás, y no importa cuánto oren o reprendan al enemigo, hay una sola cosa que puede cambiar la situación: el arrepentirse.

¿Por qué no tomas un momento ahora mismo para escudriñar tu corazón? Si has sido culpable de juzgar a otros, confiésalo al Señor, pide perdón y ¡vive en nueva libertad!

Ver Mas

LA UNCI脫N II Hno. Victor Richards 2017-09-12

LA UNCI脫N Hno. Victor Richards 2017-08-22

El desaf铆o de ser hombre III Hno. Victor Richards 2017-08-03

El desaf铆o de ser Hombre II Hno. Victor Richards 2017-07-25

El desaf铆o de ser Hombre Hno. Victor Richards 2017-07-18

驴D脫NDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES? Hno. Victor Richards 2017-07-11

El Poder de la Resurrecci贸n Rafael M谩rquez 2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII Hno. Victor Richards 2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI Hno. Victor Richards 2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V Hno. Victor Richards 2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV Hno. Victor Richards 2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III Hno. Victor Richards 2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACI脫N 2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II Hno. Victor Richards 2017-05-23

EL聽 PODER聽 DE聽 SU聽 SANGRE 聽 DERRAMADA Hno. Victor Richards 2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS Hno. Victor Richards 2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-21

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA III Hno. Victor Richards 2017-04-18

Para ti mujer 2017-04-14

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA II Hno. Victor Richards 2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-07

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA Hno. Victor Richards 2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-03-31

Para ti mujer 2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA Hno. Victor Richards 2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-03-17

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 IV Hno. Victor Richards 2017-03-14

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 III Hno. Victor Richards 2017-03-07

Para ti mujer 2017-03-03

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 II Hno. Victor Richards 2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-02-24

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 Hno. Victor Richards 2017-02-21

UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO Hno. Victor Richards 2017-02-14

El verdadero var贸n VI Hno. Victor Richards 2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-02-03

El verdadero var贸n V Hno. Victor Richards 2017-01-31

El verdadero var贸n IV Hno. Victor Richards 2017-01-24

TESTIMONIO 2017-01-20

El verdadero var贸n III Hno. Victor Richards 2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACI脫N 2017-01-13

El verdadero var贸n II Hno. Victor Richards 2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-01-06

TESTIMONIO 2017-01-06

El verdadero var贸n... Hno. Victor Richards 2017-01-03

TESTIMONIOS DE SANIDAD (VARIOS) 2016-12-30

脕NGELES V Hno. Victor Richards 2016-12-27

驴QU脡 VAS A HACER? Rafael M谩rquez 2016-12-23

脕NGELES IV Hno. Victor Richards 2016-12-20

脕NGELES III Hno. Victor Richards 2016-12-13

Lecturas Recomendadas


隆DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO!






Viernes 10 de Febrero, 2017

No sé qué piensas tú, pero a mí me parece que entre más pasan los años, más intensa es la batalla contra el enemigo. En las últimas semanas he escuchado historias trágicas de varias personas allegadas.

Una preciosa amiga, esposa de pastor, acaba de sepultar a su hija de 40 años de edad, después de meses de estar en coma. Hace poco unos amigos cristianos en Nueva Jersey, sepultaron a su hijo de 26 años de edad, quien murió por una sobredosis de heroína. Otra amiga que servía de misionera, juntamente con su esposo hasta que él falleció, se volvió a casar hace 5 años. Estaba muy enamorada de él y hacían viajes misioneros juntos, pero de repente él la dejó para “rehacer” su vida con una novia antigua. Aparte de estar destrozada, ella dice. “Estas cosas no deben de suceder a gente de nuestra edad: ¡68 y 70 años! ¡Cuánto dolor hay en el mundo!

 Con razón el autor del libro de Hebreos escribió: “no dejando de congregarnos como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos, y tanto más, cuando veis que el día se acerca”. (Hebreos 10:25). Entre más se acerca aquel día –la venida del Señor– tanto más necesitamos un grupo, o una congregación de hermanos y amigos en la fe que puedan animarnos y ayudarnos a pelear las batallas.

¿Tienes tú, tal círculo de amigos que te apoyan en esos momentos difíciles? Espero que sí. A menudo escucho de personas que han sido heridas por líderes u otras personas en la congregación, y como consecuencia, se aíslan y se enfrían. Recuerda: habrá muchas injusticias en esta vida, pero no te permitas ser otra baja por guardar rencor. Tú serás la que sale perdiendo si no perdonas.

¿Estoy diciendo que uno debe quedarse en un grupo donde existe abuso? ¡Claro que no! A la vez, no hay congregaciones perfectas. Cada una está compuesta de gente humana que falla. Pon tus ojos en el Señor Jesucristo porque Él nunca te defraudará.

 

Dios no es un “genio cósmico”

A veces tenemos conceptos equivocados en cuanto a Dios. Por ejemplo, uno de ellos es el creer que si nos entregamos al Señor, Él resolverá todos nuestros problemas. Por esta creencia, se reduce a Dios a un “genio cósmico”, quien solo existe para satisfacer y servirnos, un mozo que viene corriendo cada vez que tocamos el timbre. Es una creencia que nos prepara para ser desilusionados por Él.

Es cierto que obedecer a Dios nos guarda de muchos problemas que son consecuencias naturales de vivir apartado de Él. No obstante, es un hecho que la vida es dura, aún injusta, porque vivimos en un mundo caído. Aun los redimidos vivimos en cuerpos terrenales y tenemos que enfrentar las realidades de nuestro pecado, y también el de nuestros seres amados. Hasta que el Señor venga y nos de nuevos cuerpos y una tierra nueva, ¡entonces no habrá lágrimas, ni dolor! 

Hay ocasiones en que Dios viene a nuestro rescate y obra milagros… y en un instante un gran problema se soluciona. Sin embargo, a través de las Escrituras encontramos términos como “tribulaciones, aflicciones y pruebas”, más de doscientas veces, y Dios los usa (no que los manda) para madurarnos. Como dice Romanos 5:3 en una versión moderna: “…nos alegramos en los problemas y pruebas, sabiendo que nos hacen bien, que nos ayudan a tener firmeza para soportar”.

Además, Dios no está lejos cuando experimentamos problemas. ¡No!... El Dios de la Biblia es “nuestro pronto auxilio en las tribulaciones”; (Salmo 46:1).

 

El asunto de juzgar a otros

Tengo que mencionar que en ocasiones nosotros mismos provocamos “las tormentas”. Quiero citar a una autora, Donna Partow, quien escribe sobre el tema de enjuiciar a otros. Ella dice: “Un día Dios me reveló que la razón por la cual tenía tantas pruebas es porque yo había juzgado a tantas  personas. Al contemplarlo, tuve que reconocer que si era cierto. Desde la juventud había aprendido en mi familia ese hábito. Ahora, de adulta cristiana, sentí que yo tenía un “don de discernimiento” con el cual pasaba horas viendo todos los errores de los demás. Yo pronunciaba juicios sobre la gente con mucha facilidad. No obstante, las Escrituras dicen claramente: “No juzguéis para que no seáis juzgados, porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido”; (Mateo 7:1-2).

«Dios ha puesto en movimiento el principio de sembrar y cosechar y es una de las realidades más poderosas en el universo. Yo no estaba recibiendo en mi vida lo que Dios quería darme, yo estaba cosechando lo que había sembrado. Él no estaba enviando todas mis dificultades, sino que estaba permitiéndome vivir las consecuencias lógicas de mi pecado. Un grupo que juzgué cruelmente fueron los divorciados. ¡Qué vergüenza al Nombre de Cristo! Pensaba yo. ¿No pudieran haber luchado más por su matrimonio? ¿Con qué tu esposo fue infiel? Perdónale y olvídalo, era mi pensar.»

«Entonces…pocos años después, cuando mi matrimonio terminó en divorcio, todos estos juicios volvieron a mi cabeza. Yo misma experimenté de primera mano el dolor agudísimo del rechazo y la condenación cruel de otros creyentes. Pero Dios lo usó porque fue a través de esta misma experiencia que finalmente la verdad penetró en mi dura cabeza. Él me decía: “Donna, tú quieres gritarle a todo mundo: No tienen idea lo que él me ha hecho, no se imaginan lo que yo he vivido. Sin embargo, esto es exactamente como se sentían las otras mujeres que tú juzgabas. No es tu negocio saber porque las personas hacen lo que hacen. ¡Tú tarea es amarlas incondicionalmente!”. 

Quiero agregar que he visto a través de los años cómo los que juzgan, especialmente a sus padres u otras personas de autoridad, caen bajo el ataque de Satanás, y no importa cuánto oren o reprendan al enemigo, hay una sola cosa que puede cambiar la situación: el arrepentirse.

¿Por qué no tomas un momento ahora mismo para escudriñar tu corazón? Si has sido culpable de juzgar a otros, confiésalo al Señor, pide perdón y ¡vive en nueva libertad!

Ver Mas

LA UNCI脫N II
Hno. Victor Richards
2017-09-12

LA UNCI脫N
Hno. Victor Richards
2017-08-22

El desaf铆o de ser hombre III
Hno. Victor Richards
2017-08-03

El desaf铆o de ser Hombre II
Hno. Victor Richards
2017-07-25

El desaf铆o de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2017-07-18

驴D脫NDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES?
Hno. Victor Richards
2017-07-11

El Poder de la Resurrecci贸n
Rafael M醨quez
2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII
Hno. Victor Richards
2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI
Hno. Victor Richards
2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V
Hno. Victor Richards
2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV
Hno. Victor Richards
2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III
Hno. Victor Richards
2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACI脫N
2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II
Hno. Victor Richards
2017-05-23

EL聽 PODER聽 DE聽 SU聽 SANGRE 聽 DERRAMADA
Hno. Victor Richards
2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS
Hno. Victor Richards
2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-04-21

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA III
Hno. Victor Richards
2017-04-18

Para ti mujer
2017-04-14

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA II
Hno. Victor Richards
2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-04-07

EL CORAZ脫N, TU POSESI脫N M脕S VALIOSA
Hno. Victor Richards
2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-03-31

Para ti mujer
2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA
Hno. Victor Richards
2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-03-17

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 IV
Hno. Victor Richards
2017-03-14

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 III
Hno. Victor Richards
2017-03-07

Para ti mujer
2017-03-03

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡 II
Hno. Victor Richards
2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-02-24

7 COSAS QUE JAM脕S ACEPTAR脡
Hno. Victor Richards
2017-02-21

UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO
Hno. Victor Richards
2017-02-14

El verdadero var贸n VI
Hno. Victor Richards
2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-02-03

El verdadero var贸n V
Hno. Victor Richards
2017-01-31

El verdadero var贸n IV
Hno. Victor Richards
2017-01-24

TESTIMONIO
2017-01-20

El verdadero var贸n III
Hno. Victor Richards
2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACI脫N
2017-01-13

El verdadero var贸n II
Hno. Victor Richards
2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-01-06

TESTIMONIO
2017-01-06

El verdadero var贸n...
Hno. Victor Richards
2017-01-03

TESTIMONIOS DE SANIDAD (VARIOS)
2016-12-30

脕NGELES V
Hno. Victor Richards
2016-12-27

驴QU脡 VAS A HACER?
Rafael M醨quez
2016-12-23

脕NGELES IV
Hno. Victor Richards
2016-12-20

脕NGELES III
Hno. Victor Richards
2016-12-13

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320