UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 21 de Marzo, 2017

 

Al recordar nuestras visitas a Toronto y a Pensacola cuando estaba el avivamiento en su apogeo en aquellos lugares, nos vino a la mente que los poderosos testimonios de la obra de Dios en las vidas, eran una parte muy importante de sus reuniones.

Así que decidimos dar amplio tiempo en todas nuestras reuniones congregacionales para que las maravillas de Dios fueran publicadas.Tomamos la decisión con un poco de temor, puesto que no faltan las personas que solo quieren hablar aunque no tengan mucho que decir, y otros solo testifican de lo que hizo Dios hace 10 o 15 años. ¡No queríamos ni lo uno ni lo otro!

¡Queríamos lo actual, lo fresco lo de la semana pasada!

Al principio, también teníamos otra preocupación: ¿Qué si no hay nada que reportar? Pero gracias a Dios este no ha sido el caso. Todo lo contrario, tantos quieren dar gloria a Dios por sus maravillas actuales que hemos tenido que poner un límite de personas que testifican y cuanto tiempo les damos.

Eunice Miranda, una joven de 24 años, testificó que tomó en mano su Biblia y fue al mercado Cuauhtémoc aquí en Ciudad Juárez en busca de una oportunidad para hablar con alguien del Señor Jesús.

Llegando al área del mercado, vio un grupo grande de gente en una banqueta y se acercó para ver qué estaba pasando. Encontró que estaban observando a un hombre que había caído muerto allí. Su respiración se había parado, no tenía pulso, ya estaba frío, su color era gris y estaba poniéndose tieso.

Eunice empezó a clamar: “¡Tenemos un Dios que puede levantar a los muertos, no hay nada imposible para Él!” Y se puso a orar en voz alta y fuerte. Ella testifica que mientras oraba y clamaba, pensó: “¿Y si Dios no lo levanta? ¡Voy a traer vergüenza a Su nombre por haberlo dicho!” ¡Empezó a orar aun con más fervor, con su Biblia extendida sobre el muerto! Y luego… de repente una de las personas allí tomó el brazo del hombre y exclamó “!Ya tiene pulso! Ya esta respirando, ¡está vivo!” ¡Dios lo había levantado de los muertos!

Esta historia me lleva a otro milagro relacionado: Beto Cruz, un joven administrador y alguien que hemos conocido por más de 20 años, compartió la siguiente historia: Junto con su esposa e hijos, fue a la sierra de Chihuahua de vacaciones. Al volver, estaba lloviendo y el camino angosto y sinuoso de asfalto estaba mojado. Saliendo de una curva peligrosa encontraron un terrible accidente. Un camión de carga pesada había chocado fuertemente con una camioneta pick-up. Beto bajó de su vehículo para ver qué podía hacer. Se dio cuenta que los de enfrente de la camioneta habían muerto y los de atrás estaban gravemente heridos.

Beto empezó a orar por el más grave, pero para su consternación, murió en sus brazos. Él relata: “En ese momento me acordé de la señorita que oró por el muerto en el mercado y lo que Dios hizo. Esto me dio ánimo y fe. Así que empecé a clamar en lenguas con toda mi fuerza y para la gloria de Dios ¡el joven empezó a respirar otra vez! ¡Dios lo devolvió de la muerte!”.

Además de estos dos milagros impactantes, durante seis o siete semanas hemos estado escuchando testimonios frescos de jóvenes, adultos y ancianos, aun niños, emocionados porque ahora la vida cristiana es una aventura. Mucha gente ya tiene expectación de “citas divinas”.

Por ejemplo, una tímida jovencita de 18 años, Cecilia Ozeta, llegó a una parada del camión donde estaban dos sucios vagabundos. Ella tenía un poco de temor porque ellos le querían sacar plática, pero ella solo les contestaba con evasivas y cuando llegó el camión ella subió rápidamente. Sin embargo, en el camino, sintió que el Espíritu Santo quería que regresara a compartirles, así que ella oró para que estuvieran todavía ahí cuando ella regresara. Y efectivamente, ¡estos hombres todavía estaban en el mismo lugar! Ella les empezó a compartir y uno de ellos le dijo que conocía a Dios pero se había alejado; le enseñó sus manos quemadas por el tinner que inhalaba. Por lo mismo, había perdido a su familia (tenía una hija de seis años). Ella le preguntó que si le permitía orar por él y aceptó. Entonces ella le animó a buscar a Dios y antes de subir de nuevo a un camión, este hombre le rogó que continuara orando por él porque ya estaba cansado de la vida que estaba llevando.

También estamos viendo milagros impactantes de sanidad. En una de nuestras reuniones de martes sentimos que Dios quería que oráramos por los que padecen de estrabismo en los ojos y los que tenían los pies planos. ¡Qué extraño, no! Sentí en este momento que necesitamos estirar nuestra fe y orar por “casos difíciles” o nunca veríamos este tipo de milagros.

Una señorita pasó para que oráramos por ella, puesto que ella tenía ambos problemas.

El domingo cuando abrimos el tiempo de testimonios, ella corrió al frente para dar gloria a Dios. Testificó que desde su nacimiento tenía los pies planos y estrabismo en sus ojos, pero al orar por ella ese martes, Dios inmediatamente puso arco en sus pies y diariamente sus ojos se están mejorando. Es un cambio que todos podemos observar porque están más y más derechos. Además, ella antes no podía ver de lejos y ahora sí.

Otro martes anterior, nos sentimos dirigidos por Dios a llamar al frente para oración a todos los que tenían tumores o ‘bolas’ en sus cuerpos. Entonces sentí llamar también a los que tenían un paciente con tal problema. ¡Qué locura! ¡Una gran multitud vino al frente! Les dijimos que íbamos a dar a cada uno un pañuelo ungido con aceite, para llevar a sus enfermos y orar por ellos.

El domingo siguiente, una mujer llamada, Adriana Ozuna, testificó con lágrimas de gratitud que ella envió su ‘pañuelo ungido’ (era solo un kleenex) a su hermana en Sinaloa, que es doctora, con las instrucciones de ponerlo sobre el tumor en la garganta de su madre (era un tumor en un ganglio) y orar por ella. Su madre ya estaba programada para una cirugía riesgosa.

El día de la cirugía, los doctores tomaron otra tomografía y para su gran sorpresa, ¡el tumor había desaparecido! Su hija, la doctora, vio las tomografías antes y después de la oración con el ‘kleenex ungido’ y dice que sí había un tumor, pero ahora ya no.

¡A Dios la gloria!

El espacio no es suficiente para continuar. Pero estamos emocionados y expectantes al ver que estamos comenzando a ver más milagros y citas divinas, como las que caracterizaron a la iglesia en el libro de los Hechos:

“...y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles” v. 2:43.

“...y todos fueron llenos del Espíritu Santo y hablaban con denuedo la Palabra de Dios” v. 4:31.

“...de muchos que tenían espíritus inmundos, salían estos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados” v. 8:7.

“Dorcas… enfermó y murió… Pedro se puso de rodillas y oró… y ella abrió los ojos” v. 9:37,40.

“Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, de tal manera que aun se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos…” v. 19:11,12.

¡No te canses de orar y esperar grandes maravillas de Dios durante el avivamiento! Aprovecha esta nueva oleada del Espíritu Santo que está tocando multitudes, ¡y tú no eres la excepción, vale el esfuerzo! ¡Vale la pena!

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

LA UNCIÓN II Hno. Victor Richards 2017-09-12

LA UNCIÓN Hno. Victor Richards 2017-08-22

El desafío de ser hombre III Hno. Victor Richards 2017-08-03

El desafío de ser Hombre II Hno. Victor Richards 2017-07-25

El desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2017-07-18

¿DÓNDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES? Hno. Victor Richards 2017-07-11

El Poder de la Resurrección Rafael Márquez 2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII Hno. Victor Richards 2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI Hno. Victor Richards 2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V Hno. Victor Richards 2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV Hno. Victor Richards 2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III Hno. Victor Richards 2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACIÓN 2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II Hno. Victor Richards 2017-05-23

EL  PODER  DE  SU  SANGRE   DERRAMADA Hno. Victor Richards 2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS Hno. Victor Richards 2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-21

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA III Hno. Victor Richards 2017-04-18

Para ti mujer 2017-04-14

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA II Hno. Victor Richards 2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-07

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA Hno. Victor Richards 2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-03-31

Para ti mujer 2017-03-24

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-03-17

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ IV Hno. Victor Richards 2017-03-14

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ III Hno. Victor Richards 2017-03-07

Para ti mujer 2017-03-03

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ II Hno. Victor Richards 2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-02-24

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ Hno. Victor Richards 2017-02-21

UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO Hno. Victor Richards 2017-02-14

¡DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO! 2017-02-10

El verdadero varón VI Hno. Victor Richards 2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-02-03

El verdadero varón V Hno. Victor Richards 2017-01-31

El verdadero varón IV Hno. Victor Richards 2017-01-24

TESTIMONIO 2017-01-20

El verdadero varón III Hno. Victor Richards 2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACIÓN 2017-01-13

El verdadero varón II Hno. Victor Richards 2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-01-06

TESTIMONIO 2017-01-06

El verdadero varón... Hno. Victor Richards 2017-01-03

TESTIMONIOS DE SANIDAD (VARIOS) 2016-12-30

ÁNGELES V Hno. Victor Richards 2016-12-27

¿QUÉ VAS A HACER? Rafael Márquez 2016-12-23

ÁNGELES IV Hno. Victor Richards 2016-12-20

ÁNGELES III Hno. Victor Richards 2016-12-13

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 21 de Marzo, 2017

 

Al recordar nuestras visitas a Toronto y a Pensacola cuando estaba el avivamiento en su apogeo en aquellos lugares, nos vino a la mente que los poderosos testimonios de la obra de Dios en las vidas, eran una parte muy importante de sus reuniones.

Así que decidimos dar amplio tiempo en todas nuestras reuniones congregacionales para que las maravillas de Dios fueran publicadas.Tomamos la decisión con un poco de temor, puesto que no faltan las personas que solo quieren hablar aunque no tengan mucho que decir, y otros solo testifican de lo que hizo Dios hace 10 o 15 años. ¡No queríamos ni lo uno ni lo otro!

¡Queríamos lo actual, lo fresco lo de la semana pasada!

Al principio, también teníamos otra preocupación: ¿Qué si no hay nada que reportar? Pero gracias a Dios este no ha sido el caso. Todo lo contrario, tantos quieren dar gloria a Dios por sus maravillas actuales que hemos tenido que poner un límite de personas que testifican y cuanto tiempo les damos.

Eunice Miranda, una joven de 24 años, testificó que tomó en mano su Biblia y fue al mercado Cuauhtémoc aquí en Ciudad Juárez en busca de una oportunidad para hablar con alguien del Señor Jesús.

Llegando al área del mercado, vio un grupo grande de gente en una banqueta y se acercó para ver qué estaba pasando. Encontró que estaban observando a un hombre que había caído muerto allí. Su respiración se había parado, no tenía pulso, ya estaba frío, su color era gris y estaba poniéndose tieso.

Eunice empezó a clamar: “¡Tenemos un Dios que puede levantar a los muertos, no hay nada imposible para Él!” Y se puso a orar en voz alta y fuerte. Ella testifica que mientras oraba y clamaba, pensó: “¿Y si Dios no lo levanta? ¡Voy a traer vergüenza a Su nombre por haberlo dicho!” ¡Empezó a orar aun con más fervor, con su Biblia extendida sobre el muerto! Y luego… de repente una de las personas allí tomó el brazo del hombre y exclamó “!Ya tiene pulso! Ya esta respirando, ¡está vivo!” ¡Dios lo había levantado de los muertos!

Esta historia me lleva a otro milagro relacionado: Beto Cruz, un joven administrador y alguien que hemos conocido por más de 20 años, compartió la siguiente historia: Junto con su esposa e hijos, fue a la sierra de Chihuahua de vacaciones. Al volver, estaba lloviendo y el camino angosto y sinuoso de asfalto estaba mojado. Saliendo de una curva peligrosa encontraron un terrible accidente. Un camión de carga pesada había chocado fuertemente con una camioneta pick-up. Beto bajó de su vehículo para ver qué podía hacer. Se dio cuenta que los de enfrente de la camioneta habían muerto y los de atrás estaban gravemente heridos.

Beto empezó a orar por el más grave, pero para su consternación, murió en sus brazos. Él relata: “En ese momento me acordé de la señorita que oró por el muerto en el mercado y lo que Dios hizo. Esto me dio ánimo y fe. Así que empecé a clamar en lenguas con toda mi fuerza y para la gloria de Dios ¡el joven empezó a respirar otra vez! ¡Dios lo devolvió de la muerte!”.

Además de estos dos milagros impactantes, durante seis o siete semanas hemos estado escuchando testimonios frescos de jóvenes, adultos y ancianos, aun niños, emocionados porque ahora la vida cristiana es una aventura. Mucha gente ya tiene expectación de “citas divinas”.

Por ejemplo, una tímida jovencita de 18 años, Cecilia Ozeta, llegó a una parada del camión donde estaban dos sucios vagabundos. Ella tenía un poco de temor porque ellos le querían sacar plática, pero ella solo les contestaba con evasivas y cuando llegó el camión ella subió rápidamente. Sin embargo, en el camino, sintió que el Espíritu Santo quería que regresara a compartirles, así que ella oró para que estuvieran todavía ahí cuando ella regresara. Y efectivamente, ¡estos hombres todavía estaban en el mismo lugar! Ella les empezó a compartir y uno de ellos le dijo que conocía a Dios pero se había alejado; le enseñó sus manos quemadas por el tinner que inhalaba. Por lo mismo, había perdido a su familia (tenía una hija de seis años). Ella le preguntó que si le permitía orar por él y aceptó. Entonces ella le animó a buscar a Dios y antes de subir de nuevo a un camión, este hombre le rogó que continuara orando por él porque ya estaba cansado de la vida que estaba llevando.

También estamos viendo milagros impactantes de sanidad. En una de nuestras reuniones de martes sentimos que Dios quería que oráramos por los que padecen de estrabismo en los ojos y los que tenían los pies planos. ¡Qué extraño, no! Sentí en este momento que necesitamos estirar nuestra fe y orar por “casos difíciles” o nunca veríamos este tipo de milagros.

Una señorita pasó para que oráramos por ella, puesto que ella tenía ambos problemas.

El domingo cuando abrimos el tiempo de testimonios, ella corrió al frente para dar gloria a Dios. Testificó que desde su nacimiento tenía los pies planos y estrabismo en sus ojos, pero al orar por ella ese martes, Dios inmediatamente puso arco en sus pies y diariamente sus ojos se están mejorando. Es un cambio que todos podemos observar porque están más y más derechos. Además, ella antes no podía ver de lejos y ahora sí.

Otro martes anterior, nos sentimos dirigidos por Dios a llamar al frente para oración a todos los que tenían tumores o ‘bolas’ en sus cuerpos. Entonces sentí llamar también a los que tenían un paciente con tal problema. ¡Qué locura! ¡Una gran multitud vino al frente! Les dijimos que íbamos a dar a cada uno un pañuelo ungido con aceite, para llevar a sus enfermos y orar por ellos.

El domingo siguiente, una mujer llamada, Adriana Ozuna, testificó con lágrimas de gratitud que ella envió su ‘pañuelo ungido’ (era solo un kleenex) a su hermana en Sinaloa, que es doctora, con las instrucciones de ponerlo sobre el tumor en la garganta de su madre (era un tumor en un ganglio) y orar por ella. Su madre ya estaba programada para una cirugía riesgosa.

El día de la cirugía, los doctores tomaron otra tomografía y para su gran sorpresa, ¡el tumor había desaparecido! Su hija, la doctora, vio las tomografías antes y después de la oración con el ‘kleenex ungido’ y dice que sí había un tumor, pero ahora ya no.

¡A Dios la gloria!

El espacio no es suficiente para continuar. Pero estamos emocionados y expectantes al ver que estamos comenzando a ver más milagros y citas divinas, como las que caracterizaron a la iglesia en el libro de los Hechos:

“...y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles” v. 2:43.

“...y todos fueron llenos del Espíritu Santo y hablaban con denuedo la Palabra de Dios” v. 4:31.

“...de muchos que tenían espíritus inmundos, salían estos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados” v. 8:7.

“Dorcas… enfermó y murió… Pedro se puso de rodillas y oró… y ella abrió los ojos” v. 9:37,40.

“Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, de tal manera que aun se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos…” v. 19:11,12.

¡No te canses de orar y esperar grandes maravillas de Dios durante el avivamiento! Aprovecha esta nueva oleada del Espíritu Santo que está tocando multitudes, ¡y tú no eres la excepción, vale el esfuerzo! ¡Vale la pena!

Ver Mas

LA UNCIÓN II Hno. Victor Richards 2017-09-12

LA UNCIÓN Hno. Victor Richards 2017-08-22

El desafío de ser hombre III Hno. Victor Richards 2017-08-03

El desafío de ser Hombre II Hno. Victor Richards 2017-07-25

El desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2017-07-18

¿DÓNDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES? Hno. Victor Richards 2017-07-11

El Poder de la Resurrección Rafael Márquez 2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII Hno. Victor Richards 2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI Hno. Victor Richards 2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V Hno. Victor Richards 2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV Hno. Victor Richards 2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III Hno. Victor Richards 2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACIÓN 2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II Hno. Victor Richards 2017-05-23

EL  PODER  DE  SU  SANGRE   DERRAMADA Hno. Victor Richards 2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS Hno. Victor Richards 2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-21

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA III Hno. Victor Richards 2017-04-18

Para ti mujer 2017-04-14

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA II Hno. Victor Richards 2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-07

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA Hno. Victor Richards 2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-03-31

Para ti mujer 2017-03-24

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-03-17

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ IV Hno. Victor Richards 2017-03-14

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ III Hno. Victor Richards 2017-03-07

Para ti mujer 2017-03-03

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ II Hno. Victor Richards 2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-02-24

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ Hno. Victor Richards 2017-02-21

UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO Hno. Victor Richards 2017-02-14

¡DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO! 2017-02-10

El verdadero varón VI Hno. Victor Richards 2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-02-03

El verdadero varón V Hno. Victor Richards 2017-01-31

El verdadero varón IV Hno. Victor Richards 2017-01-24

TESTIMONIO 2017-01-20

El verdadero varón III Hno. Victor Richards 2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACIÓN 2017-01-13

El verdadero varón II Hno. Victor Richards 2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-01-06

TESTIMONIO 2017-01-06

El verdadero varón... Hno. Victor Richards 2017-01-03

TESTIMONIOS DE SANIDAD (VARIOS) 2016-12-30

ÁNGELES V Hno. Victor Richards 2016-12-27

¿QUÉ VAS A HACER? Rafael Márquez 2016-12-23

ÁNGELES IV Hno. Victor Richards 2016-12-20

ÁNGELES III Hno. Victor Richards 2016-12-13

Lecturas Recomendadas


UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA



Por: Hno. Victor Richards
Martes 21 de Marzo, 2017

 

Al recordar nuestras visitas a Toronto y a Pensacola cuando estaba el avivamiento en su apogeo en aquellos lugares, nos vino a la mente que los poderosos testimonios de la obra de Dios en las vidas, eran una parte muy importante de sus reuniones.

Así que decidimos dar amplio tiempo en todas nuestras reuniones congregacionales para que las maravillas de Dios fueran publicadas.Tomamos la decisión con un poco de temor, puesto que no faltan las personas que solo quieren hablar aunque no tengan mucho que decir, y otros solo testifican de lo que hizo Dios hace 10 o 15 años. ¡No queríamos ni lo uno ni lo otro!

¡Queríamos lo actual, lo fresco lo de la semana pasada!

Al principio, también teníamos otra preocupación: ¿Qué si no hay nada que reportar? Pero gracias a Dios este no ha sido el caso. Todo lo contrario, tantos quieren dar gloria a Dios por sus maravillas actuales que hemos tenido que poner un límite de personas que testifican y cuanto tiempo les damos.

Eunice Miranda, una joven de 24 años, testificó que tomó en mano su Biblia y fue al mercado Cuauhtémoc aquí en Ciudad Juárez en busca de una oportunidad para hablar con alguien del Señor Jesús.

Llegando al área del mercado, vio un grupo grande de gente en una banqueta y se acercó para ver qué estaba pasando. Encontró que estaban observando a un hombre que había caído muerto allí. Su respiración se había parado, no tenía pulso, ya estaba frío, su color era gris y estaba poniéndose tieso.

Eunice empezó a clamar: “¡Tenemos un Dios que puede levantar a los muertos, no hay nada imposible para Él!” Y se puso a orar en voz alta y fuerte. Ella testifica que mientras oraba y clamaba, pensó: “¿Y si Dios no lo levanta? ¡Voy a traer vergüenza a Su nombre por haberlo dicho!” ¡Empezó a orar aun con más fervor, con su Biblia extendida sobre el muerto! Y luego… de repente una de las personas allí tomó el brazo del hombre y exclamó “!Ya tiene pulso! Ya esta respirando, ¡está vivo!” ¡Dios lo había levantado de los muertos!

Esta historia me lleva a otro milagro relacionado: Beto Cruz, un joven administrador y alguien que hemos conocido por más de 20 años, compartió la siguiente historia: Junto con su esposa e hijos, fue a la sierra de Chihuahua de vacaciones. Al volver, estaba lloviendo y el camino angosto y sinuoso de asfalto estaba mojado. Saliendo de una curva peligrosa encontraron un terrible accidente. Un camión de carga pesada había chocado fuertemente con una camioneta pick-up. Beto bajó de su vehículo para ver qué podía hacer. Se dio cuenta que los de enfrente de la camioneta habían muerto y los de atrás estaban gravemente heridos.

Beto empezó a orar por el más grave, pero para su consternación, murió en sus brazos. Él relata: “En ese momento me acordé de la señorita que oró por el muerto en el mercado y lo que Dios hizo. Esto me dio ánimo y fe. Así que empecé a clamar en lenguas con toda mi fuerza y para la gloria de Dios ¡el joven empezó a respirar otra vez! ¡Dios lo devolvió de la muerte!”.

Además de estos dos milagros impactantes, durante seis o siete semanas hemos estado escuchando testimonios frescos de jóvenes, adultos y ancianos, aun niños, emocionados porque ahora la vida cristiana es una aventura. Mucha gente ya tiene expectación de “citas divinas”.

Por ejemplo, una tímida jovencita de 18 años, Cecilia Ozeta, llegó a una parada del camión donde estaban dos sucios vagabundos. Ella tenía un poco de temor porque ellos le querían sacar plática, pero ella solo les contestaba con evasivas y cuando llegó el camión ella subió rápidamente. Sin embargo, en el camino, sintió que el Espíritu Santo quería que regresara a compartirles, así que ella oró para que estuvieran todavía ahí cuando ella regresara. Y efectivamente, ¡estos hombres todavía estaban en el mismo lugar! Ella les empezó a compartir y uno de ellos le dijo que conocía a Dios pero se había alejado; le enseñó sus manos quemadas por el tinner que inhalaba. Por lo mismo, había perdido a su familia (tenía una hija de seis años). Ella le preguntó que si le permitía orar por él y aceptó. Entonces ella le animó a buscar a Dios y antes de subir de nuevo a un camión, este hombre le rogó que continuara orando por él porque ya estaba cansado de la vida que estaba llevando.

También estamos viendo milagros impactantes de sanidad. En una de nuestras reuniones de martes sentimos que Dios quería que oráramos por los que padecen de estrabismo en los ojos y los que tenían los pies planos. ¡Qué extraño, no! Sentí en este momento que necesitamos estirar nuestra fe y orar por “casos difíciles” o nunca veríamos este tipo de milagros.

Una señorita pasó para que oráramos por ella, puesto que ella tenía ambos problemas.

El domingo cuando abrimos el tiempo de testimonios, ella corrió al frente para dar gloria a Dios. Testificó que desde su nacimiento tenía los pies planos y estrabismo en sus ojos, pero al orar por ella ese martes, Dios inmediatamente puso arco en sus pies y diariamente sus ojos se están mejorando. Es un cambio que todos podemos observar porque están más y más derechos. Además, ella antes no podía ver de lejos y ahora sí.

Otro martes anterior, nos sentimos dirigidos por Dios a llamar al frente para oración a todos los que tenían tumores o ‘bolas’ en sus cuerpos. Entonces sentí llamar también a los que tenían un paciente con tal problema. ¡Qué locura! ¡Una gran multitud vino al frente! Les dijimos que íbamos a dar a cada uno un pañuelo ungido con aceite, para llevar a sus enfermos y orar por ellos.

El domingo siguiente, una mujer llamada, Adriana Ozuna, testificó con lágrimas de gratitud que ella envió su ‘pañuelo ungido’ (era solo un kleenex) a su hermana en Sinaloa, que es doctora, con las instrucciones de ponerlo sobre el tumor en la garganta de su madre (era un tumor en un ganglio) y orar por ella. Su madre ya estaba programada para una cirugía riesgosa.

El día de la cirugía, los doctores tomaron otra tomografía y para su gran sorpresa, ¡el tumor había desaparecido! Su hija, la doctora, vio las tomografías antes y después de la oración con el ‘kleenex ungido’ y dice que sí había un tumor, pero ahora ya no.

¡A Dios la gloria!

El espacio no es suficiente para continuar. Pero estamos emocionados y expectantes al ver que estamos comenzando a ver más milagros y citas divinas, como las que caracterizaron a la iglesia en el libro de los Hechos:

“...y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles” v. 2:43.

“...y todos fueron llenos del Espíritu Santo y hablaban con denuedo la Palabra de Dios” v. 4:31.

“...de muchos que tenían espíritus inmundos, salían estos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados” v. 8:7.

“Dorcas… enfermó y murió… Pedro se puso de rodillas y oró… y ella abrió los ojos” v. 9:37,40.

“Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, de tal manera que aun se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos…” v. 19:11,12.

¡No te canses de orar y esperar grandes maravillas de Dios durante el avivamiento! Aprovecha esta nueva oleada del Espíritu Santo que está tocando multitudes, ¡y tú no eres la excepción, vale el esfuerzo! ¡Vale la pena!

Ver Mas

LA UNCIÓN II
Hno. Victor Richards
2017-09-12

LA UNCIÓN
Hno. Victor Richards
2017-08-22

El desafío de ser hombre III
Hno. Victor Richards
2017-08-03

El desafío de ser Hombre II
Hno. Victor Richards
2017-07-25

El desafío de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2017-07-18

¿DÓNDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES?
Hno. Victor Richards
2017-07-11

El Poder de la Resurrección
Rafael Mrquez
2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII
Hno. Victor Richards
2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI
Hno. Victor Richards
2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V
Hno. Victor Richards
2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV
Hno. Victor Richards
2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III
Hno. Victor Richards
2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACIÓN
2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II
Hno. Victor Richards
2017-05-23

EL  PODER  DE  SU  SANGRE   DERRAMADA
Hno. Victor Richards
2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS
Hno. Victor Richards
2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-04-21

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA III
Hno. Victor Richards
2017-04-18

Para ti mujer
2017-04-14

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA II
Hno. Victor Richards
2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-04-07

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA
Hno. Victor Richards
2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-03-31

Para ti mujer
2017-03-24

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-03-17

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ IV
Hno. Victor Richards
2017-03-14

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ III
Hno. Victor Richards
2017-03-07

Para ti mujer
2017-03-03

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ II
Hno. Victor Richards
2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-02-24

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ
Hno. Victor Richards
2017-02-21

UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO
Hno. Victor Richards
2017-02-14

¡DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO!
2017-02-10

El verdadero varón VI
Hno. Victor Richards
2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-02-03

El verdadero varón V
Hno. Victor Richards
2017-01-31

El verdadero varón IV
Hno. Victor Richards
2017-01-24

TESTIMONIO
2017-01-20

El verdadero varón III
Hno. Victor Richards
2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACIÓN
2017-01-13

El verdadero varón II
Hno. Victor Richards
2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-01-06

TESTIMONIO
2017-01-06

El verdadero varón...
Hno. Victor Richards
2017-01-03

TESTIMONIOS DE SANIDAD (VARIOS)
2016-12-30

ÁNGELES V
Hno. Victor Richards
2016-12-27

¿QUÉ VAS A HACER?
Rafael Mrquez
2016-12-23

ÁNGELES IV
Hno. Victor Richards
2016-12-20

ÁNGELES III
Hno. Victor Richards
2016-12-13

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320