EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 30 de Mayo, 2017

 

 

La Sangre en la Pascua

Todos nosotros hemos celebrado la pascua pero, ¿cuáles son las raíces de la pascua? ¿Cuál es su impacto? La historia de cómo el pueblo de Israel se encontraba en Egipto es interesante e increíble, la puedes encontrar en el Antiguo Testamento en el libro de Éxodo.

Empieza con un joven, José, que recibió sueños enviados por Dios y por los cuales fue odiado por sus hermanos y fue vendido por ellos, como un esclavo. Sus hermanos dijeron: “Vamos a vender a este soñador”, porque los sueños fueron de Dios y sus hermanos no eran personas sensibles a Dios. Dijeron: “Matémosle”, pero uno de sus hermanos intercedió por su vida y lo vendieron como esclavo, fue llevado a Egipto y todo esto porque Dios estaba dándole sueños en donde él se veía gobernando sobre sus hermanos y esto no les gustó en lo más mínimo.

En Egipto, Dios, después de pruebas y dificultades, le levantó como el hombre más poderoso después de Faraón y él salvó a Egipto por la sabiduría y la habilidad administrativa sobrenatural que Dios le dio. Fue entonces que José trajo a su familia a Egipto y el Faraón los recibió con brazos abiertos y a la familia de José la trataban de maravilla, pero los años fueron pasando y en la Biblia encontramos que hubo otros Faraones, luego llegó el tiempo en el que esclavizaron a los hijos de Israel.

Cuando tenían como 400 años en Egipto, uno de estos Faraones tuvo miedo a los hebreos porque eran muchos. Entonces Satanás puso en el corazón del rey que mataran a los bebés varones para que no se hicieran un pueblo fuerte y se rebelaran contra él. Pero uno escapó. ¿Y cómo escapó? ¿Y cómo se llamaba? Le llamaron Moisés y él escapó en un barquito en el río, ¿cómo? Cuando fue muy chico su hermana, su mamá y su papá hicieron un barquito de una canasta, y sabiendo ellos que la hija de Faraón y sus doncellas siempre estaban en un lugar en el río donde ellas nadaban y jugaban, pusieron a Moisés en la “canasta barquito” y la soltaron donde la princesa estaba jugando y nadando.

De repente ahí viene una canasta flotando que se atoró exactamente donde estaban y la recogieron. Adentro había una cobija y en ella había un bebé y la hija de Faraón se enamoró del niño inmediatamente: “¡Que precioso bebé!”. Ella dijo a sus sirvientes: “Llévenlo, este bebé va a ser mío” y así Moisés escapó.

Él creció en el palacio y fue educado ahí. Faraón lo consideró parte de su linaje pero Dios estaba preparando un libertador en la persona de Moisés (puedes leer la historia en la Biblia en el libro de Éxodo capítulos 1 al 12). Más tarde Moisés confrontó al Faraón, demandando la liberación de los Judíos esclavos. Faraón no los iba a soltar por lo cual Dios envío a través de Moisés nueve pesadas plagas sobre Egipto, una tras otra y aun viendo a Egipto en ruina, Faraón no los dejó ir.

Éxodo 12:1, 3, 5-7 dice:

“Habló Jehová a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo:… Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia… El animal será sin defecto, macho de un año… y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes. Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer”.

Los dos postes verticales y el dintel horizontal forman una cruz, ellos iban a poner sangre en una cruz. La sangre de un cordero en una cruz. Y hablando de la carne de éste cordero leemos en Éxodo 12:11:

“Y lo comeréis así: ceñidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo comeréis apresuradamente; es la Pascua de Jehová”.

La palabra pascua en hebreo es pesaj que se traduce: “Pasar por alto” o “hacer un excepción”. Jehová iba a hacer la excepción en las casas marcadas con sangre, en ellas no entraría, Él iba a pasar por alto sus casas por la sangre del cordero. Veamos lo que Dios dijo en Éxodo 12:12-13:

“Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos los dioses de Egipto. Yo Jehová. Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros (ahí está la pascua “pasaré por alto de vosotros”), y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto”.

La sangre iba a ser su protección cuando el ángel de muerte pasara. Él mandó su ángel de muerte y cuando había sangre en la puerta, el ángel no entraba, la sangre fue su protección, la sangre de un cordero fue su protección. La sangre del Cordero de Dios es nuestra protección. ¡Hay protección en la sangre del Cordero de Dios!

Éxodo 12:21-23 nos dice:

“Y Moisés convocó a todos los ancianos de Israel, y les dijo: Sacad y tomaos corderos por vuestras familias, y sacrificad la pascua. Y tomad un manojo de hisopo, y mojadlo en la sangre que estará en un lebrillo, y untad el dintel y los dos postes con la sangre que estará en el lebrillo”. (La palabra “untad” es nawga en hebreo y quiere decir “pegar violentamente”).

Algunos creen que la sangre fue puesta en los postes y dinteles de las puertas con un hisopo y con delicadeza, como si estuvieran pintando con cuidado una moldura, pero no fue así. La sangre fue puesta con golpes violentos del hisopo sangriento azotando los postes y dinteles. Fue una acción profética de lo que sufriría el Señor Jesús;  “y ninguno de vosotros salga de las puertas de su casa hasta la mañana. Porque Jehová pasará hiriendo a los egipcios; y cuando vea la sangre en el dintel y en los dos postes, pasará Jehová aquella puerta, y no dejará entrar al heridor en vuestras casas para herir”.

La sangre fue su protección y la sangre será nuestra protección, el Cordero de Dios murió por nosotros y hay protección en Su sangre, hay poder en Su sangre cuando ha sido “aplicada a nuestras vidas con violencia”, es decir, en una experiencia fuerte y decisiva reconociendo el peligro si no estamos marcados con Su sangre.

Éxodo 12:29-30 continúa diciendo:

“Y aconteció que a la medianoche Jehová hirió a todo primogénito en la tierra de Egipto, desde el primogénito de Faraón que se sentaba sobre su trono hasta el primogénito del cautivo que estaba en la cárcel, y todo primogénito de los animales. Y se levantó aquella noche Faraón, él y todos sus siervos, y todos los egipcios; y hubo un gran clamor en Egipto, porque no había casa donde no hubiese un muerto”.

Creo que yo sé lo que se podía oír en las calles, pero los hijos de Israel no salieron a la calle, creo que se oía llanto, clamor y agonía porque no estaban protegidos por la sangre. Pregunto: ¿Estás tú protegido por la sangre? Es poderosa la sangre de Jesús, es poderosísima y nos protege, hay poder en Su sangre derramada.

La sangre tuvo poder para protección y liberación. Liberación de Faraón, liberación de la esclavitud, liberación del maltrato. Ésta es una revelación del poder en la sangre de Jesús aplicada a nuestras vidas, cuando ha sido aplicada a nuestras vidas “con violencia”, con convicción y determinación. 

Luego, Éxodo 12:30-33 sigue diciendo:

“Y se levantó aquella noche Faraón… e hizo llamar a Moisés y a Aarón de noche, y les dijo: Salid de en medio de mi pueblo vosotros y los hijos de Israel, e id, servid a Jehová, como habéis dicho.  Tomad también vuestras ovejas y vuestras vacas, como habéis dicho, e idos; y bendecidme también a mí. Y los egipcios apremiaban al pueblo, dándose prisa a echarlos de la tierra; porque decían: todos somos muertos”.

Ellos no sabían si eso iba a suceder también la siguiente noche, ellos no sabían si la siguiente noche iba a pasar algo con su segundo hijo o todos los hombres o con todas las mujeres, la única cosa que sabían era que los israelitas tenían que irse porque decían: “Todos somos muertos”.

Éxodo 12:35-36:

“E hicieron los hijos de Israel conforme al mandamiento de Moisés, pidiendo de los egipcios alhajas de plata, y de oro, y vestidos. Y Jehová dio gracia al pueblo delante de los egipcios, y les dieron cuanto pedían; así despojaron a los egipcios”.

El salario que nunca recibieron como esclavos fue cobrado aquella noche. Ahora leemos en Éxodo 12:40-41:

“El tiempo que los hijos de Israel habitaron en Egipto fue cuatrocientos treinta años. Y pasados los cuatrocientos treinta años, en el mismo día todas las huestes de Jehová salieron de la tierra de Egipto”.

Por el poder de la sangre derramada. Esto fue una revelación de lo que iba a suceder en Jesús, sangre derramada para nuestra liberación.

En el Nuevo Testamento vemos que Dios nos habla de la Pascua. Hebreos 11:28:

“Por la fe celebró la pascua…”.

Cómo un poco de sangre en dos postes y el dintel va a parar al ángel de muerte, ¿cómo? Requirió fe, ellos estaban dentro de sus casas con sus familias comiendo, teniendo una fiesta, ellos estaban bajo la protección de la sangre. Te pregunto: ¿Estás bajo la protección de la sangre derramada de Jesús? ¿Estás confiando en el poder de la sangre de Jesús? En los siguientes blogs veremos que increíble es lo que la sangre de Jesús nos ha traído.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Intercesión Pt. I Victor y Gloria Richards 2020-01-07

Jesús Nuestro Guía Hno. Victor Richards 2020-01-07

Sobrenatural Pt. V Hno. Victor Richards 2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI Hno. Victor Richards 2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt.III Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt. II Hno. Victor Richards 2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-12-10

Sobrenatural Pt. I Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. III Victor Richards 2019-11-19

El Jesús Auténtico Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-11-19

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II Victor y Gloria Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.III Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.II Hno. Victor Richards 2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V Hno. Victor Richards 2019-09-10

La Unción Hno. Victor Richards 2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-09-03

Increíble Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-08-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 30 de Mayo, 2017

 

 

La Sangre en la Pascua

Todos nosotros hemos celebrado la pascua pero, ¿cuáles son las raíces de la pascua? ¿Cuál es su impacto? La historia de cómo el pueblo de Israel se encontraba en Egipto es interesante e increíble, la puedes encontrar en el Antiguo Testamento en el libro de Éxodo.

Empieza con un joven, José, que recibió sueños enviados por Dios y por los cuales fue odiado por sus hermanos y fue vendido por ellos, como un esclavo. Sus hermanos dijeron: “Vamos a vender a este soñador”, porque los sueños fueron de Dios y sus hermanos no eran personas sensibles a Dios. Dijeron: “Matémosle”, pero uno de sus hermanos intercedió por su vida y lo vendieron como esclavo, fue llevado a Egipto y todo esto porque Dios estaba dándole sueños en donde él se veía gobernando sobre sus hermanos y esto no les gustó en lo más mínimo.

En Egipto, Dios, después de pruebas y dificultades, le levantó como el hombre más poderoso después de Faraón y él salvó a Egipto por la sabiduría y la habilidad administrativa sobrenatural que Dios le dio. Fue entonces que José trajo a su familia a Egipto y el Faraón los recibió con brazos abiertos y a la familia de José la trataban de maravilla, pero los años fueron pasando y en la Biblia encontramos que hubo otros Faraones, luego llegó el tiempo en el que esclavizaron a los hijos de Israel.

Cuando tenían como 400 años en Egipto, uno de estos Faraones tuvo miedo a los hebreos porque eran muchos. Entonces Satanás puso en el corazón del rey que mataran a los bebés varones para que no se hicieran un pueblo fuerte y se rebelaran contra él. Pero uno escapó. ¿Y cómo escapó? ¿Y cómo se llamaba? Le llamaron Moisés y él escapó en un barquito en el río, ¿cómo? Cuando fue muy chico su hermana, su mamá y su papá hicieron un barquito de una canasta, y sabiendo ellos que la hija de Faraón y sus doncellas siempre estaban en un lugar en el río donde ellas nadaban y jugaban, pusieron a Moisés en la “canasta barquito” y la soltaron donde la princesa estaba jugando y nadando.

De repente ahí viene una canasta flotando que se atoró exactamente donde estaban y la recogieron. Adentro había una cobija y en ella había un bebé y la hija de Faraón se enamoró del niño inmediatamente: “¡Que precioso bebé!”. Ella dijo a sus sirvientes: “Llévenlo, este bebé va a ser mío” y así Moisés escapó.

Él creció en el palacio y fue educado ahí. Faraón lo consideró parte de su linaje pero Dios estaba preparando un libertador en la persona de Moisés (puedes leer la historia en la Biblia en el libro de Éxodo capítulos 1 al 12). Más tarde Moisés confrontó al Faraón, demandando la liberación de los Judíos esclavos. Faraón no los iba a soltar por lo cual Dios envío a través de Moisés nueve pesadas plagas sobre Egipto, una tras otra y aun viendo a Egipto en ruina, Faraón no los dejó ir.

Éxodo 12:1, 3, 5-7 dice:

“Habló Jehová a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo:… Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia… El animal será sin defecto, macho de un año… y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes. Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer”.

Los dos postes verticales y el dintel horizontal forman una cruz, ellos iban a poner sangre en una cruz. La sangre de un cordero en una cruz. Y hablando de la carne de éste cordero leemos en Éxodo 12:11:

“Y lo comeréis así: ceñidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo comeréis apresuradamente; es la Pascua de Jehová”.

La palabra pascua en hebreo es pesaj que se traduce: “Pasar por alto” o “hacer un excepción”. Jehová iba a hacer la excepción en las casas marcadas con sangre, en ellas no entraría, Él iba a pasar por alto sus casas por la sangre del cordero. Veamos lo que Dios dijo en Éxodo 12:12-13:

“Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos los dioses de Egipto. Yo Jehová. Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros (ahí está la pascua “pasaré por alto de vosotros”), y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto”.

La sangre iba a ser su protección cuando el ángel de muerte pasara. Él mandó su ángel de muerte y cuando había sangre en la puerta, el ángel no entraba, la sangre fue su protección, la sangre de un cordero fue su protección. La sangre del Cordero de Dios es nuestra protección. ¡Hay protección en la sangre del Cordero de Dios!

Éxodo 12:21-23 nos dice:

“Y Moisés convocó a todos los ancianos de Israel, y les dijo: Sacad y tomaos corderos por vuestras familias, y sacrificad la pascua. Y tomad un manojo de hisopo, y mojadlo en la sangre que estará en un lebrillo, y untad el dintel y los dos postes con la sangre que estará en el lebrillo”. (La palabra “untad” es nawga en hebreo y quiere decir “pegar violentamente”).

Algunos creen que la sangre fue puesta en los postes y dinteles de las puertas con un hisopo y con delicadeza, como si estuvieran pintando con cuidado una moldura, pero no fue así. La sangre fue puesta con golpes violentos del hisopo sangriento azotando los postes y dinteles. Fue una acción profética de lo que sufriría el Señor Jesús;  “y ninguno de vosotros salga de las puertas de su casa hasta la mañana. Porque Jehová pasará hiriendo a los egipcios; y cuando vea la sangre en el dintel y en los dos postes, pasará Jehová aquella puerta, y no dejará entrar al heridor en vuestras casas para herir”.

La sangre fue su protección y la sangre será nuestra protección, el Cordero de Dios murió por nosotros y hay protección en Su sangre, hay poder en Su sangre cuando ha sido “aplicada a nuestras vidas con violencia”, es decir, en una experiencia fuerte y decisiva reconociendo el peligro si no estamos marcados con Su sangre.

Éxodo 12:29-30 continúa diciendo:

“Y aconteció que a la medianoche Jehová hirió a todo primogénito en la tierra de Egipto, desde el primogénito de Faraón que se sentaba sobre su trono hasta el primogénito del cautivo que estaba en la cárcel, y todo primogénito de los animales. Y se levantó aquella noche Faraón, él y todos sus siervos, y todos los egipcios; y hubo un gran clamor en Egipto, porque no había casa donde no hubiese un muerto”.

Creo que yo sé lo que se podía oír en las calles, pero los hijos de Israel no salieron a la calle, creo que se oía llanto, clamor y agonía porque no estaban protegidos por la sangre. Pregunto: ¿Estás tú protegido por la sangre? Es poderosa la sangre de Jesús, es poderosísima y nos protege, hay poder en Su sangre derramada.

La sangre tuvo poder para protección y liberación. Liberación de Faraón, liberación de la esclavitud, liberación del maltrato. Ésta es una revelación del poder en la sangre de Jesús aplicada a nuestras vidas, cuando ha sido aplicada a nuestras vidas “con violencia”, con convicción y determinación. 

Luego, Éxodo 12:30-33 sigue diciendo:

“Y se levantó aquella noche Faraón… e hizo llamar a Moisés y a Aarón de noche, y les dijo: Salid de en medio de mi pueblo vosotros y los hijos de Israel, e id, servid a Jehová, como habéis dicho.  Tomad también vuestras ovejas y vuestras vacas, como habéis dicho, e idos; y bendecidme también a mí. Y los egipcios apremiaban al pueblo, dándose prisa a echarlos de la tierra; porque decían: todos somos muertos”.

Ellos no sabían si eso iba a suceder también la siguiente noche, ellos no sabían si la siguiente noche iba a pasar algo con su segundo hijo o todos los hombres o con todas las mujeres, la única cosa que sabían era que los israelitas tenían que irse porque decían: “Todos somos muertos”.

Éxodo 12:35-36:

“E hicieron los hijos de Israel conforme al mandamiento de Moisés, pidiendo de los egipcios alhajas de plata, y de oro, y vestidos. Y Jehová dio gracia al pueblo delante de los egipcios, y les dieron cuanto pedían; así despojaron a los egipcios”.

El salario que nunca recibieron como esclavos fue cobrado aquella noche. Ahora leemos en Éxodo 12:40-41:

“El tiempo que los hijos de Israel habitaron en Egipto fue cuatrocientos treinta años. Y pasados los cuatrocientos treinta años, en el mismo día todas las huestes de Jehová salieron de la tierra de Egipto”.

Por el poder de la sangre derramada. Esto fue una revelación de lo que iba a suceder en Jesús, sangre derramada para nuestra liberación.

En el Nuevo Testamento vemos que Dios nos habla de la Pascua. Hebreos 11:28:

“Por la fe celebró la pascua…”.

Cómo un poco de sangre en dos postes y el dintel va a parar al ángel de muerte, ¿cómo? Requirió fe, ellos estaban dentro de sus casas con sus familias comiendo, teniendo una fiesta, ellos estaban bajo la protección de la sangre. Te pregunto: ¿Estás bajo la protección de la sangre derramada de Jesús? ¿Estás confiando en el poder de la sangre de Jesús? En los siguientes blogs veremos que increíble es lo que la sangre de Jesús nos ha traído.

Ver Mas

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Intercesión Pt. I Victor y Gloria Richards 2020-01-07

Jesús Nuestro Guía Hno. Victor Richards 2020-01-07

Sobrenatural Pt. V Hno. Victor Richards 2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI Hno. Victor Richards 2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt.III Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt. II Hno. Victor Richards 2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-12-10

Sobrenatural Pt. I Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. III Victor Richards 2019-11-19

El Jesús Auténtico Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-11-19

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II Victor y Gloria Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.III Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.II Hno. Victor Richards 2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V Hno. Victor Richards 2019-09-10

La Unción Hno. Victor Richards 2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-09-03

Increíble Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-08-27

Lecturas Recomendadas


EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III



Por: Hno. Victor Richards
Martes 30 de Mayo, 2017

 

 

La Sangre en la Pascua

Todos nosotros hemos celebrado la pascua pero, ¿cuáles son las raíces de la pascua? ¿Cuál es su impacto? La historia de cómo el pueblo de Israel se encontraba en Egipto es interesante e increíble, la puedes encontrar en el Antiguo Testamento en el libro de Éxodo.

Empieza con un joven, José, que recibió sueños enviados por Dios y por los cuales fue odiado por sus hermanos y fue vendido por ellos, como un esclavo. Sus hermanos dijeron: “Vamos a vender a este soñador”, porque los sueños fueron de Dios y sus hermanos no eran personas sensibles a Dios. Dijeron: “Matémosle”, pero uno de sus hermanos intercedió por su vida y lo vendieron como esclavo, fue llevado a Egipto y todo esto porque Dios estaba dándole sueños en donde él se veía gobernando sobre sus hermanos y esto no les gustó en lo más mínimo.

En Egipto, Dios, después de pruebas y dificultades, le levantó como el hombre más poderoso después de Faraón y él salvó a Egipto por la sabiduría y la habilidad administrativa sobrenatural que Dios le dio. Fue entonces que José trajo a su familia a Egipto y el Faraón los recibió con brazos abiertos y a la familia de José la trataban de maravilla, pero los años fueron pasando y en la Biblia encontramos que hubo otros Faraones, luego llegó el tiempo en el que esclavizaron a los hijos de Israel.

Cuando tenían como 400 años en Egipto, uno de estos Faraones tuvo miedo a los hebreos porque eran muchos. Entonces Satanás puso en el corazón del rey que mataran a los bebés varones para que no se hicieran un pueblo fuerte y se rebelaran contra él. Pero uno escapó. ¿Y cómo escapó? ¿Y cómo se llamaba? Le llamaron Moisés y él escapó en un barquito en el río, ¿cómo? Cuando fue muy chico su hermana, su mamá y su papá hicieron un barquito de una canasta, y sabiendo ellos que la hija de Faraón y sus doncellas siempre estaban en un lugar en el río donde ellas nadaban y jugaban, pusieron a Moisés en la “canasta barquito” y la soltaron donde la princesa estaba jugando y nadando.

De repente ahí viene una canasta flotando que se atoró exactamente donde estaban y la recogieron. Adentro había una cobija y en ella había un bebé y la hija de Faraón se enamoró del niño inmediatamente: “¡Que precioso bebé!”. Ella dijo a sus sirvientes: “Llévenlo, este bebé va a ser mío” y así Moisés escapó.

Él creció en el palacio y fue educado ahí. Faraón lo consideró parte de su linaje pero Dios estaba preparando un libertador en la persona de Moisés (puedes leer la historia en la Biblia en el libro de Éxodo capítulos 1 al 12). Más tarde Moisés confrontó al Faraón, demandando la liberación de los Judíos esclavos. Faraón no los iba a soltar por lo cual Dios envío a través de Moisés nueve pesadas plagas sobre Egipto, una tras otra y aun viendo a Egipto en ruina, Faraón no los dejó ir.

Éxodo 12:1, 3, 5-7 dice:

“Habló Jehová a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo:… Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia… El animal será sin defecto, macho de un año… y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes. Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer”.

Los dos postes verticales y el dintel horizontal forman una cruz, ellos iban a poner sangre en una cruz. La sangre de un cordero en una cruz. Y hablando de la carne de éste cordero leemos en Éxodo 12:11:

“Y lo comeréis así: ceñidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo comeréis apresuradamente; es la Pascua de Jehová”.

La palabra pascua en hebreo es pesaj que se traduce: “Pasar por alto” o “hacer un excepción”. Jehová iba a hacer la excepción en las casas marcadas con sangre, en ellas no entraría, Él iba a pasar por alto sus casas por la sangre del cordero. Veamos lo que Dios dijo en Éxodo 12:12-13:

“Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos los dioses de Egipto. Yo Jehová. Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros (ahí está la pascua “pasaré por alto de vosotros”), y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto”.

La sangre iba a ser su protección cuando el ángel de muerte pasara. Él mandó su ángel de muerte y cuando había sangre en la puerta, el ángel no entraba, la sangre fue su protección, la sangre de un cordero fue su protección. La sangre del Cordero de Dios es nuestra protección. ¡Hay protección en la sangre del Cordero de Dios!

Éxodo 12:21-23 nos dice:

“Y Moisés convocó a todos los ancianos de Israel, y les dijo: Sacad y tomaos corderos por vuestras familias, y sacrificad la pascua. Y tomad un manojo de hisopo, y mojadlo en la sangre que estará en un lebrillo, y untad el dintel y los dos postes con la sangre que estará en el lebrillo”. (La palabra “untad” es nawga en hebreo y quiere decir “pegar violentamente”).

Algunos creen que la sangre fue puesta en los postes y dinteles de las puertas con un hisopo y con delicadeza, como si estuvieran pintando con cuidado una moldura, pero no fue así. La sangre fue puesta con golpes violentos del hisopo sangriento azotando los postes y dinteles. Fue una acción profética de lo que sufriría el Señor Jesús;  “y ninguno de vosotros salga de las puertas de su casa hasta la mañana. Porque Jehová pasará hiriendo a los egipcios; y cuando vea la sangre en el dintel y en los dos postes, pasará Jehová aquella puerta, y no dejará entrar al heridor en vuestras casas para herir”.

La sangre fue su protección y la sangre será nuestra protección, el Cordero de Dios murió por nosotros y hay protección en Su sangre, hay poder en Su sangre cuando ha sido “aplicada a nuestras vidas con violencia”, es decir, en una experiencia fuerte y decisiva reconociendo el peligro si no estamos marcados con Su sangre.

Éxodo 12:29-30 continúa diciendo:

“Y aconteció que a la medianoche Jehová hirió a todo primogénito en la tierra de Egipto, desde el primogénito de Faraón que se sentaba sobre su trono hasta el primogénito del cautivo que estaba en la cárcel, y todo primogénito de los animales. Y se levantó aquella noche Faraón, él y todos sus siervos, y todos los egipcios; y hubo un gran clamor en Egipto, porque no había casa donde no hubiese un muerto”.

Creo que yo sé lo que se podía oír en las calles, pero los hijos de Israel no salieron a la calle, creo que se oía llanto, clamor y agonía porque no estaban protegidos por la sangre. Pregunto: ¿Estás tú protegido por la sangre? Es poderosa la sangre de Jesús, es poderosísima y nos protege, hay poder en Su sangre derramada.

La sangre tuvo poder para protección y liberación. Liberación de Faraón, liberación de la esclavitud, liberación del maltrato. Ésta es una revelación del poder en la sangre de Jesús aplicada a nuestras vidas, cuando ha sido aplicada a nuestras vidas “con violencia”, con convicción y determinación. 

Luego, Éxodo 12:30-33 sigue diciendo:

“Y se levantó aquella noche Faraón… e hizo llamar a Moisés y a Aarón de noche, y les dijo: Salid de en medio de mi pueblo vosotros y los hijos de Israel, e id, servid a Jehová, como habéis dicho.  Tomad también vuestras ovejas y vuestras vacas, como habéis dicho, e idos; y bendecidme también a mí. Y los egipcios apremiaban al pueblo, dándose prisa a echarlos de la tierra; porque decían: todos somos muertos”.

Ellos no sabían si eso iba a suceder también la siguiente noche, ellos no sabían si la siguiente noche iba a pasar algo con su segundo hijo o todos los hombres o con todas las mujeres, la única cosa que sabían era que los israelitas tenían que irse porque decían: “Todos somos muertos”.

Éxodo 12:35-36:

“E hicieron los hijos de Israel conforme al mandamiento de Moisés, pidiendo de los egipcios alhajas de plata, y de oro, y vestidos. Y Jehová dio gracia al pueblo delante de los egipcios, y les dieron cuanto pedían; así despojaron a los egipcios”.

El salario que nunca recibieron como esclavos fue cobrado aquella noche. Ahora leemos en Éxodo 12:40-41:

“El tiempo que los hijos de Israel habitaron en Egipto fue cuatrocientos treinta años. Y pasados los cuatrocientos treinta años, en el mismo día todas las huestes de Jehová salieron de la tierra de Egipto”.

Por el poder de la sangre derramada. Esto fue una revelación de lo que iba a suceder en Jesús, sangre derramada para nuestra liberación.

En el Nuevo Testamento vemos que Dios nos habla de la Pascua. Hebreos 11:28:

“Por la fe celebró la pascua…”.

Cómo un poco de sangre en dos postes y el dintel va a parar al ángel de muerte, ¿cómo? Requirió fe, ellos estaban dentro de sus casas con sus familias comiendo, teniendo una fiesta, ellos estaban bajo la protección de la sangre. Te pregunto: ¿Estás bajo la protección de la sangre derramada de Jesús? ¿Estás confiando en el poder de la sangre de Jesús? En los siguientes blogs veremos que increíble es lo que la sangre de Jesús nos ha traído.

Ver Mas

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II
Hno. Victor Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios
Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards
2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II
Hno. Victor Richards
2020-02-04

Intercesión Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida
Hno. Victor Richards
2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro
Hno. Victor Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. III
Victor y Gloria Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. II
Victor y Gloria Richards
2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-01-14

Intercesión Pt. I
Victor y Gloria Richards
2020-01-07

Jesús Nuestro Guía
Hno. Victor Richards
2020-01-07

Sobrenatural Pt. V
Hno. Victor Richards
2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI
Hno. Victor Richards
2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX
Hno. Victor Richards
2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-12-17

Sobrenatural Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-12-17

Sobrenatural Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-12-10

Sobrenatural Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVII
Hno. Victor Richards
2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVI
Hno. Victor Richards
2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. III
Victor Richards
2019-11-19

El Jesús Auténtico Pt. XV
Hno. Victor Richards
2019-11-19

El Dominio del Creyente Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Dominio del Creyente
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII
Hno. Victor Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV
Victor y Gloria Richards
2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI
Hno. Victor Richards
2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III
Victor y Gloria Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X
Hno. Victor Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX
Hno. Victor Richards
2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II
Victor y Gloria Richards
2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII
Hno. Victor Richards
2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII
Hno. Victor Richards
2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI
Hno. Victor Richards
2019-09-17

La Unción Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-09-17

La Unción Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-09-10

La Unción
Hno. Victor Richards
2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-09-03

Increíble Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-08-27

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320