EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 6 de Junio, 2017

 

 

¡Hay sanidad y salvación en la sangre de Jesús! La sangre no es un tema para ser evitado, ignorado, resistido ni eliminado. Yo recuerdo años atrás en los Estados Unidos, en cierta denominación donde no eran muy profundos en el Señor, quitaron de sus himnarios toda mención de la sangre. Si quitas la sangre no tienes lo que Jesús trajo, ellos lo hicieron, por ejemplo, en el canto: “¿Qué me puede dar perdón? Sólo de Jesús…” y lo dejaron vacío.

No pueden cantar este canto, ¿verdad? ¡Qué barbaridad! La sangre no es un tema para ser evitado, ignorado, resistido ni eliminado. Es un vínculo, nuestra ligadura con Dios; un pacto de sangre con Dios, cambia y transforma las vidas. Veamos los últimos días de Jesús antes de su muerte en Mateo 26:3-4:

“Entonces los principales sacerdotes, los escribas, y los ancianos del pueblo se reunieron en el patio del sumo sacerdote llamado Caifás, y tuvieron consejo para prender con engaño a Jesús, y matarle”.

Esos fueron los líderes espirituales de Israel, con envidia y con temor de perder sus congregaciones y así perder su poder y sus riquezas, y su popularidad. Su hipocresía los había cegado y ellos llenos de odio querían matar a Jesús. Jesús había dicho antes de esa noche en Mateo 23:13-14:

“…¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación”.

¿Cómo hicieron esto? ¿Cómo pudieron robar las casas de las viudas? ¿Las convencieron en donar sus casas prometiéndoles que orarían a Dios por su bienestar, protección y provisión y luego ellas se encontrarían “en la calle” siendo robadas de sus propiedades? Yo no sé, pero Jesús les dijo: “Por eso recibiréis mayor condenación”.

Mateo 23:15 dice:

“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros. ¡Ay de vosotros, guías ciegos!”.

¡Oh, esto fue fuerte! Ellos tenían envidia y temor. Fueron hipócritas e hijos del infierno.

Jesús reunió cinco mil hombres, sus mujeres y sus hijos y les enseñó, les sanó, les alimentó y estos fariseos no podían hacerlo y, ¿cuál fue su reacción? “Mátenlo”. Imagina a Jesús caminando sobre el mar y ellos no lo podían hacer y ellos dijeron: ¡Mátalo, mátalo!

Mateo 26:6-9:

“Estando Jesús en Betania, en casa de Simón el leproso, vino a él una mujer, con un vaso de alabastro de perfume de gran precio, y lo derramó sobre la cabeza de él, estando sentado a la mesa. Al ver esto, los discípulos se enojaron, diciendo: ¿Para qué este desperdicio? Porque esto podía haberse vendido a gran precio, y haberse dado a los pobres”.

Me parece que siempre existirán los que critican la manera en que uno adora. Un adorador da su vida y sus bienes al Señor, y siempre habrá los que van a decir algo como: “Pues no debe hacer eso… bla, bla, bla”, pero aquí fueron los mismos discípulos haciendo esto.

Ahora veamos lo que contestó Jesús en Mateo 26:10-12:

“Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Por qué molestáis a esta mujer? pues ha hecho conmigo una buena obra. Porque siempre tendréis pobres con vosotros, pero a mí no siempre me tendréis. Porque al derramar este perfume sobre mi cuerpo, lo ha hecho a fin de prepararme para la sepultura”.

Yo creo que esto los sorprendió, provocando muchas preguntas: ¿Qué? ¿La sepultura? ¿Jesús está anunciando su muerte? ¿Es próxima?

Y luego sigue diciendo en Mateo 26:13:

“De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho, para memoria de ella”.

Ella hizo una buena obra, esto fue adoración. Hizo esto entre los discípulos que estaban quejándose y quien decía que mejor era venderlo porque valía mucho y podrían darlo a los pobres fue Judas Iscariote. La Biblia nos informa que fue ladrón y él siendo el contador de este grupo estaba sacando dinero, estaba robando.

Mateo 26:14 -15 dice:

“Entonces uno de los doce, que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes, y les dijo: ¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré?”.

Uno de los doce vendiendo a Jesús decía: “¿Qué me darán?”.

Mateo 26:15 dice: “¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré? (negociando el precio del Salvador). Y ellos le asignaron treinta piezas de plata”. Esto era el precio de un esclavo, “bueno si lo entregas a nosotros… entonces unas treinta piezas de plata”.

Mateo 26:16 continúa:

“Y desde entonces buscaba oportunidad para entregarle”.

Lo hemos leído muchas veces, ¿verdad? ¡Qué malvado! Ingrato, vil, detestable, infame, depravado, destinado al lago que arde con fuego y azufre por la eternidad.

Entonces llegó la pascua y Jesús estaba comiendo con sus doce discípulos más cercanos, los destinados para ser los apóstoles. Y lo vemos hablando con sus discípulos en Mateo 26:21:

“Y mientras comían, dijo: De cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar”.

¿Entregar a quienes? ¿A los asesinos a sueldo? ¡Sí, es la verdad, a los asesinos a sueldo! Eso es lo que iba a hacer Judas.

Mateo 26:22:

“Y entristecidos en gran manera, comenzó cada uno de ellos a decirle: ¿Soy yo, Señor?”.

¿Soy yo? ¿Soy yo? Yo creo que Pedro y Juan pensaban: “¿Soy yo? ¿Qué me va a suceder? Y, ¿cómo? ¿Qué está pasando?”.

Mateo 26:23-25:

“Entonces él respondiendo, dijo: El que mete la mano conmigo en el plato, ése me va a entregar. A la verdad el Hijo del Hombre va, según está escrito de él, mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido. Entonces respondiendo Judas, el que le entregaba, dijo: ¿Soy yo, Maestro? Le dijo: Tú lo has dicho”.

¡Qué hipócrita! ¡Descarado! ¡Asesino! Mateo 26:30-32:

“Y cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos. Entonces Jesús les dijo: Todos vosotros os escandalizaréis de mí esta noche; porque escrito está: Heriré al pastor, y las ovejas del rebaño serán dispersadas. Pero después que haya resucitado, iré delante de vosotros a Galilea”.

Y ellos estaban sorprendidos e impactados. “¿Qué? ¿Resucitado? ¿Qué va a pasar?” Él les había avisado y no entendieron. Mateo 26:33-35:

“Respondiendo Pedro, le dijo: Aunque todos se escandalicen de ti, yo nunca me escandalizaré. Jesús le dijo: De cierto te digo que esta noche, antes que el gallo cante, me negarás tres veces. Pedro le dijo: aunque me sea necesario morir contigo no te negaré. Y todos los discípulos dijeron lo mismo”.

Notemos que todos lo dijeron, todos. No perdamos de vista que estamos hablando del poder de la sangre derramada de Jesús. Y aquí hemos visto cómo la hipocresía y el odio contra Jesús fue creciendo y organizándose hasta que fue traicionado y entregado a los verdugos que derramaron su sangre. Pero todo esto era parte del plan divino de Dios para redimir a su creación de las manos del diablo, así de poderosa es la sangre de Jesús, pero tenía que ser derramada para lograr el objetivo. En las siguientes semanas veremos cómo podemos aplicar la sangre derramada de Jesús a nuestras vidas. ¡Hasta la próxima, mis hermanos!

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

LA UNCIÓN II Hno. Victor Richards 2017-09-12

LA UNCIÓN Hno. Victor Richards 2017-08-22

El desafío de ser hombre III Hno. Victor Richards 2017-08-03

El desafío de ser Hombre II Hno. Victor Richards 2017-07-25

El desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2017-07-18

¿DÓNDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES? Hno. Victor Richards 2017-07-11

El Poder de la Resurrección Rafael Márquez 2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII Hno. Victor Richards 2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI Hno. Victor Richards 2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V Hno. Victor Richards 2017-06-13

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III Hno. Victor Richards 2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACIÓN 2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II Hno. Victor Richards 2017-05-23

EL  PODER  DE  SU  SANGRE   DERRAMADA Hno. Victor Richards 2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS Hno. Victor Richards 2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-21

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA III Hno. Victor Richards 2017-04-18

Para ti mujer 2017-04-14

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA II Hno. Victor Richards 2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-07

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA Hno. Victor Richards 2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-03-31

Para ti mujer 2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA Hno. Victor Richards 2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-03-17

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ IV Hno. Victor Richards 2017-03-14

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ III Hno. Victor Richards 2017-03-07

Para ti mujer 2017-03-03

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ II Hno. Victor Richards 2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-02-24

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ Hno. Victor Richards 2017-02-21

UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO Hno. Victor Richards 2017-02-14

¡DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO! 2017-02-10

El verdadero varón VI Hno. Victor Richards 2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-02-03

El verdadero varón V Hno. Victor Richards 2017-01-31

El verdadero varón IV Hno. Victor Richards 2017-01-24

TESTIMONIO 2017-01-20

El verdadero varón III Hno. Victor Richards 2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACIÓN 2017-01-13

El verdadero varón II Hno. Victor Richards 2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-01-06

TESTIMONIO 2017-01-06

El verdadero varón... Hno. Victor Richards 2017-01-03

TESTIMONIOS DE SANIDAD (VARIOS) 2016-12-30

ÁNGELES V Hno. Victor Richards 2016-12-27

¿QUÉ VAS A HACER? Rafael Márquez 2016-12-23

ÁNGELES IV Hno. Victor Richards 2016-12-20

ÁNGELES III Hno. Victor Richards 2016-12-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 6 de Junio, 2017

 

 

¡Hay sanidad y salvación en la sangre de Jesús! La sangre no es un tema para ser evitado, ignorado, resistido ni eliminado. Yo recuerdo años atrás en los Estados Unidos, en cierta denominación donde no eran muy profundos en el Señor, quitaron de sus himnarios toda mención de la sangre. Si quitas la sangre no tienes lo que Jesús trajo, ellos lo hicieron, por ejemplo, en el canto: “¿Qué me puede dar perdón? Sólo de Jesús…” y lo dejaron vacío.

No pueden cantar este canto, ¿verdad? ¡Qué barbaridad! La sangre no es un tema para ser evitado, ignorado, resistido ni eliminado. Es un vínculo, nuestra ligadura con Dios; un pacto de sangre con Dios, cambia y transforma las vidas. Veamos los últimos días de Jesús antes de su muerte en Mateo 26:3-4:

“Entonces los principales sacerdotes, los escribas, y los ancianos del pueblo se reunieron en el patio del sumo sacerdote llamado Caifás, y tuvieron consejo para prender con engaño a Jesús, y matarle”.

Esos fueron los líderes espirituales de Israel, con envidia y con temor de perder sus congregaciones y así perder su poder y sus riquezas, y su popularidad. Su hipocresía los había cegado y ellos llenos de odio querían matar a Jesús. Jesús había dicho antes de esa noche en Mateo 23:13-14:

“…¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación”.

¿Cómo hicieron esto? ¿Cómo pudieron robar las casas de las viudas? ¿Las convencieron en donar sus casas prometiéndoles que orarían a Dios por su bienestar, protección y provisión y luego ellas se encontrarían “en la calle” siendo robadas de sus propiedades? Yo no sé, pero Jesús les dijo: “Por eso recibiréis mayor condenación”.

Mateo 23:15 dice:

“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros. ¡Ay de vosotros, guías ciegos!”.

¡Oh, esto fue fuerte! Ellos tenían envidia y temor. Fueron hipócritas e hijos del infierno.

Jesús reunió cinco mil hombres, sus mujeres y sus hijos y les enseñó, les sanó, les alimentó y estos fariseos no podían hacerlo y, ¿cuál fue su reacción? “Mátenlo”. Imagina a Jesús caminando sobre el mar y ellos no lo podían hacer y ellos dijeron: ¡Mátalo, mátalo!

Mateo 26:6-9:

“Estando Jesús en Betania, en casa de Simón el leproso, vino a él una mujer, con un vaso de alabastro de perfume de gran precio, y lo derramó sobre la cabeza de él, estando sentado a la mesa. Al ver esto, los discípulos se enojaron, diciendo: ¿Para qué este desperdicio? Porque esto podía haberse vendido a gran precio, y haberse dado a los pobres”.

Me parece que siempre existirán los que critican la manera en que uno adora. Un adorador da su vida y sus bienes al Señor, y siempre habrá los que van a decir algo como: “Pues no debe hacer eso… bla, bla, bla”, pero aquí fueron los mismos discípulos haciendo esto.

Ahora veamos lo que contestó Jesús en Mateo 26:10-12:

“Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Por qué molestáis a esta mujer? pues ha hecho conmigo una buena obra. Porque siempre tendréis pobres con vosotros, pero a mí no siempre me tendréis. Porque al derramar este perfume sobre mi cuerpo, lo ha hecho a fin de prepararme para la sepultura”.

Yo creo que esto los sorprendió, provocando muchas preguntas: ¿Qué? ¿La sepultura? ¿Jesús está anunciando su muerte? ¿Es próxima?

Y luego sigue diciendo en Mateo 26:13:

“De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho, para memoria de ella”.

Ella hizo una buena obra, esto fue adoración. Hizo esto entre los discípulos que estaban quejándose y quien decía que mejor era venderlo porque valía mucho y podrían darlo a los pobres fue Judas Iscariote. La Biblia nos informa que fue ladrón y él siendo el contador de este grupo estaba sacando dinero, estaba robando.

Mateo 26:14 -15 dice:

“Entonces uno de los doce, que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes, y les dijo: ¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré?”.

Uno de los doce vendiendo a Jesús decía: “¿Qué me darán?”.

Mateo 26:15 dice: “¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré? (negociando el precio del Salvador). Y ellos le asignaron treinta piezas de plata”. Esto era el precio de un esclavo, “bueno si lo entregas a nosotros… entonces unas treinta piezas de plata”.

Mateo 26:16 continúa:

“Y desde entonces buscaba oportunidad para entregarle”.

Lo hemos leído muchas veces, ¿verdad? ¡Qué malvado! Ingrato, vil, detestable, infame, depravado, destinado al lago que arde con fuego y azufre por la eternidad.

Entonces llegó la pascua y Jesús estaba comiendo con sus doce discípulos más cercanos, los destinados para ser los apóstoles. Y lo vemos hablando con sus discípulos en Mateo 26:21:

“Y mientras comían, dijo: De cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar”.

¿Entregar a quienes? ¿A los asesinos a sueldo? ¡Sí, es la verdad, a los asesinos a sueldo! Eso es lo que iba a hacer Judas.

Mateo 26:22:

“Y entristecidos en gran manera, comenzó cada uno de ellos a decirle: ¿Soy yo, Señor?”.

¿Soy yo? ¿Soy yo? Yo creo que Pedro y Juan pensaban: “¿Soy yo? ¿Qué me va a suceder? Y, ¿cómo? ¿Qué está pasando?”.

Mateo 26:23-25:

“Entonces él respondiendo, dijo: El que mete la mano conmigo en el plato, ése me va a entregar. A la verdad el Hijo del Hombre va, según está escrito de él, mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido. Entonces respondiendo Judas, el que le entregaba, dijo: ¿Soy yo, Maestro? Le dijo: Tú lo has dicho”.

¡Qué hipócrita! ¡Descarado! ¡Asesino! Mateo 26:30-32:

“Y cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos. Entonces Jesús les dijo: Todos vosotros os escandalizaréis de mí esta noche; porque escrito está: Heriré al pastor, y las ovejas del rebaño serán dispersadas. Pero después que haya resucitado, iré delante de vosotros a Galilea”.

Y ellos estaban sorprendidos e impactados. “¿Qué? ¿Resucitado? ¿Qué va a pasar?” Él les había avisado y no entendieron. Mateo 26:33-35:

“Respondiendo Pedro, le dijo: Aunque todos se escandalicen de ti, yo nunca me escandalizaré. Jesús le dijo: De cierto te digo que esta noche, antes que el gallo cante, me negarás tres veces. Pedro le dijo: aunque me sea necesario morir contigo no te negaré. Y todos los discípulos dijeron lo mismo”.

Notemos que todos lo dijeron, todos. No perdamos de vista que estamos hablando del poder de la sangre derramada de Jesús. Y aquí hemos visto cómo la hipocresía y el odio contra Jesús fue creciendo y organizándose hasta que fue traicionado y entregado a los verdugos que derramaron su sangre. Pero todo esto era parte del plan divino de Dios para redimir a su creación de las manos del diablo, así de poderosa es la sangre de Jesús, pero tenía que ser derramada para lograr el objetivo. En las siguientes semanas veremos cómo podemos aplicar la sangre derramada de Jesús a nuestras vidas. ¡Hasta la próxima, mis hermanos!

Ver Mas

LA UNCIÓN II Hno. Victor Richards 2017-09-12

LA UNCIÓN Hno. Victor Richards 2017-08-22

El desafío de ser hombre III Hno. Victor Richards 2017-08-03

El desafío de ser Hombre II Hno. Victor Richards 2017-07-25

El desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2017-07-18

¿DÓNDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES? Hno. Victor Richards 2017-07-11

El Poder de la Resurrección Rafael Márquez 2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII Hno. Victor Richards 2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI Hno. Victor Richards 2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V Hno. Victor Richards 2017-06-13

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III Hno. Victor Richards 2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACIÓN 2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II Hno. Victor Richards 2017-05-23

EL  PODER  DE  SU  SANGRE   DERRAMADA Hno. Victor Richards 2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS Hno. Victor Richards 2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-21

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA III Hno. Victor Richards 2017-04-18

Para ti mujer 2017-04-14

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA II Hno. Victor Richards 2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-07

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA Hno. Victor Richards 2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-03-31

Para ti mujer 2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA Hno. Victor Richards 2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-03-17

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ IV Hno. Victor Richards 2017-03-14

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ III Hno. Victor Richards 2017-03-07

Para ti mujer 2017-03-03

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ II Hno. Victor Richards 2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-02-24

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ Hno. Victor Richards 2017-02-21

UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO Hno. Victor Richards 2017-02-14

¡DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO! 2017-02-10

El verdadero varón VI Hno. Victor Richards 2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-02-03

El verdadero varón V Hno. Victor Richards 2017-01-31

El verdadero varón IV Hno. Victor Richards 2017-01-24

TESTIMONIO 2017-01-20

El verdadero varón III Hno. Victor Richards 2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACIÓN 2017-01-13

El verdadero varón II Hno. Victor Richards 2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-01-06

TESTIMONIO 2017-01-06

El verdadero varón... Hno. Victor Richards 2017-01-03

TESTIMONIOS DE SANIDAD (VARIOS) 2016-12-30

ÁNGELES V Hno. Victor Richards 2016-12-27

¿QUÉ VAS A HACER? Rafael Márquez 2016-12-23

ÁNGELES IV Hno. Victor Richards 2016-12-20

ÁNGELES III Hno. Victor Richards 2016-12-13

Lecturas Recomendadas


EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV



Por: Hno. Victor Richards
Martes 6 de Junio, 2017

 

 

¡Hay sanidad y salvación en la sangre de Jesús! La sangre no es un tema para ser evitado, ignorado, resistido ni eliminado. Yo recuerdo años atrás en los Estados Unidos, en cierta denominación donde no eran muy profundos en el Señor, quitaron de sus himnarios toda mención de la sangre. Si quitas la sangre no tienes lo que Jesús trajo, ellos lo hicieron, por ejemplo, en el canto: “¿Qué me puede dar perdón? Sólo de Jesús…” y lo dejaron vacío.

No pueden cantar este canto, ¿verdad? ¡Qué barbaridad! La sangre no es un tema para ser evitado, ignorado, resistido ni eliminado. Es un vínculo, nuestra ligadura con Dios; un pacto de sangre con Dios, cambia y transforma las vidas. Veamos los últimos días de Jesús antes de su muerte en Mateo 26:3-4:

“Entonces los principales sacerdotes, los escribas, y los ancianos del pueblo se reunieron en el patio del sumo sacerdote llamado Caifás, y tuvieron consejo para prender con engaño a Jesús, y matarle”.

Esos fueron los líderes espirituales de Israel, con envidia y con temor de perder sus congregaciones y así perder su poder y sus riquezas, y su popularidad. Su hipocresía los había cegado y ellos llenos de odio querían matar a Jesús. Jesús había dicho antes de esa noche en Mateo 23:13-14:

“…¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación”.

¿Cómo hicieron esto? ¿Cómo pudieron robar las casas de las viudas? ¿Las convencieron en donar sus casas prometiéndoles que orarían a Dios por su bienestar, protección y provisión y luego ellas se encontrarían “en la calle” siendo robadas de sus propiedades? Yo no sé, pero Jesús les dijo: “Por eso recibiréis mayor condenación”.

Mateo 23:15 dice:

“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros. ¡Ay de vosotros, guías ciegos!”.

¡Oh, esto fue fuerte! Ellos tenían envidia y temor. Fueron hipócritas e hijos del infierno.

Jesús reunió cinco mil hombres, sus mujeres y sus hijos y les enseñó, les sanó, les alimentó y estos fariseos no podían hacerlo y, ¿cuál fue su reacción? “Mátenlo”. Imagina a Jesús caminando sobre el mar y ellos no lo podían hacer y ellos dijeron: ¡Mátalo, mátalo!

Mateo 26:6-9:

“Estando Jesús en Betania, en casa de Simón el leproso, vino a él una mujer, con un vaso de alabastro de perfume de gran precio, y lo derramó sobre la cabeza de él, estando sentado a la mesa. Al ver esto, los discípulos se enojaron, diciendo: ¿Para qué este desperdicio? Porque esto podía haberse vendido a gran precio, y haberse dado a los pobres”.

Me parece que siempre existirán los que critican la manera en que uno adora. Un adorador da su vida y sus bienes al Señor, y siempre habrá los que van a decir algo como: “Pues no debe hacer eso… bla, bla, bla”, pero aquí fueron los mismos discípulos haciendo esto.

Ahora veamos lo que contestó Jesús en Mateo 26:10-12:

“Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Por qué molestáis a esta mujer? pues ha hecho conmigo una buena obra. Porque siempre tendréis pobres con vosotros, pero a mí no siempre me tendréis. Porque al derramar este perfume sobre mi cuerpo, lo ha hecho a fin de prepararme para la sepultura”.

Yo creo que esto los sorprendió, provocando muchas preguntas: ¿Qué? ¿La sepultura? ¿Jesús está anunciando su muerte? ¿Es próxima?

Y luego sigue diciendo en Mateo 26:13:

“De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho, para memoria de ella”.

Ella hizo una buena obra, esto fue adoración. Hizo esto entre los discípulos que estaban quejándose y quien decía que mejor era venderlo porque valía mucho y podrían darlo a los pobres fue Judas Iscariote. La Biblia nos informa que fue ladrón y él siendo el contador de este grupo estaba sacando dinero, estaba robando.

Mateo 26:14 -15 dice:

“Entonces uno de los doce, que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes, y les dijo: ¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré?”.

Uno de los doce vendiendo a Jesús decía: “¿Qué me darán?”.

Mateo 26:15 dice: “¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré? (negociando el precio del Salvador). Y ellos le asignaron treinta piezas de plata”. Esto era el precio de un esclavo, “bueno si lo entregas a nosotros… entonces unas treinta piezas de plata”.

Mateo 26:16 continúa:

“Y desde entonces buscaba oportunidad para entregarle”.

Lo hemos leído muchas veces, ¿verdad? ¡Qué malvado! Ingrato, vil, detestable, infame, depravado, destinado al lago que arde con fuego y azufre por la eternidad.

Entonces llegó la pascua y Jesús estaba comiendo con sus doce discípulos más cercanos, los destinados para ser los apóstoles. Y lo vemos hablando con sus discípulos en Mateo 26:21:

“Y mientras comían, dijo: De cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar”.

¿Entregar a quienes? ¿A los asesinos a sueldo? ¡Sí, es la verdad, a los asesinos a sueldo! Eso es lo que iba a hacer Judas.

Mateo 26:22:

“Y entristecidos en gran manera, comenzó cada uno de ellos a decirle: ¿Soy yo, Señor?”.

¿Soy yo? ¿Soy yo? Yo creo que Pedro y Juan pensaban: “¿Soy yo? ¿Qué me va a suceder? Y, ¿cómo? ¿Qué está pasando?”.

Mateo 26:23-25:

“Entonces él respondiendo, dijo: El que mete la mano conmigo en el plato, ése me va a entregar. A la verdad el Hijo del Hombre va, según está escrito de él, mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido. Entonces respondiendo Judas, el que le entregaba, dijo: ¿Soy yo, Maestro? Le dijo: Tú lo has dicho”.

¡Qué hipócrita! ¡Descarado! ¡Asesino! Mateo 26:30-32:

“Y cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos. Entonces Jesús les dijo: Todos vosotros os escandalizaréis de mí esta noche; porque escrito está: Heriré al pastor, y las ovejas del rebaño serán dispersadas. Pero después que haya resucitado, iré delante de vosotros a Galilea”.

Y ellos estaban sorprendidos e impactados. “¿Qué? ¿Resucitado? ¿Qué va a pasar?” Él les había avisado y no entendieron. Mateo 26:33-35:

“Respondiendo Pedro, le dijo: Aunque todos se escandalicen de ti, yo nunca me escandalizaré. Jesús le dijo: De cierto te digo que esta noche, antes que el gallo cante, me negarás tres veces. Pedro le dijo: aunque me sea necesario morir contigo no te negaré. Y todos los discípulos dijeron lo mismo”.

Notemos que todos lo dijeron, todos. No perdamos de vista que estamos hablando del poder de la sangre derramada de Jesús. Y aquí hemos visto cómo la hipocresía y el odio contra Jesús fue creciendo y organizándose hasta que fue traicionado y entregado a los verdugos que derramaron su sangre. Pero todo esto era parte del plan divino de Dios para redimir a su creación de las manos del diablo, así de poderosa es la sangre de Jesús, pero tenía que ser derramada para lograr el objetivo. En las siguientes semanas veremos cómo podemos aplicar la sangre derramada de Jesús a nuestras vidas. ¡Hasta la próxima, mis hermanos!

Ver Mas

LA UNCIÓN II
Hno. Victor Richards
2017-09-12

LA UNCIÓN
Hno. Victor Richards
2017-08-22

El desafío de ser hombre III
Hno. Victor Richards
2017-08-03

El desafío de ser Hombre II
Hno. Victor Richards
2017-07-25

El desafío de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2017-07-18

¿DÓNDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES?
Hno. Victor Richards
2017-07-11

El Poder de la Resurrección
Rafael Mrquez
2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII
Hno. Victor Richards
2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI
Hno. Victor Richards
2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V
Hno. Victor Richards
2017-06-13

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III
Hno. Victor Richards
2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACIÓN
2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II
Hno. Victor Richards
2017-05-23

EL  PODER  DE  SU  SANGRE   DERRAMADA
Hno. Victor Richards
2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS
Hno. Victor Richards
2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-04-21

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA III
Hno. Victor Richards
2017-04-18

Para ti mujer
2017-04-14

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA II
Hno. Victor Richards
2017-04-11

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-04-07

EL CORAZÓN, TU POSESIÓN MÁS VALIOSA
Hno. Victor Richards
2017-04-04

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-03-31

Para ti mujer
2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA
Hno. Victor Richards
2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-03-17

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ IV
Hno. Victor Richards
2017-03-14

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ III
Hno. Victor Richards
2017-03-07

Para ti mujer
2017-03-03

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ II
Hno. Victor Richards
2017-02-28

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-02-24

7 COSAS QUE JAMÁS ACEPTARÉ
Hno. Victor Richards
2017-02-21

UNA EXPERIENCIA NO ES EL FIN, ES EL COMIENZO
Hno. Victor Richards
2017-02-14

¡DIOS ES NUESTRO PRONTO AUXILIO!
2017-02-10

El verdadero varón VI
Hno. Victor Richards
2017-02-07

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-02-03

El verdadero varón V
Hno. Victor Richards
2017-01-31

El verdadero varón IV
Hno. Victor Richards
2017-01-24

TESTIMONIO
2017-01-20

El verdadero varón III
Hno. Victor Richards
2017-01-17

TESTIMONIO DE SALVACIÓN
2017-01-13

El verdadero varón II
Hno. Victor Richards
2017-01-10

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-01-06

TESTIMONIO
2017-01-06

El verdadero varón...
Hno. Victor Richards
2017-01-03

TESTIMONIOS DE SANIDAD (VARIOS)
2016-12-30

ÁNGELES V
Hno. Victor Richards
2016-12-27

¿QUÉ VAS A HACER?
Rafael Mrquez
2016-12-23

ÁNGELES IV
Hno. Victor Richards
2016-12-20

ÁNGELES III
Hno. Victor Richards
2016-12-13

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320