LA UNCIÓN II


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 12 de Septiembre, 2017

 

Dios desea compartir Su poder con nosotros, es más, así lo diseñó  desde el principio de la creación, para que por medio de Su poder, (o Su unción) podamos hacer las obras que Él quiere y podamos deshacer las obras del diablo en este mundo.

Aunque la unción tiene un costo, también implica una responsabilidad de nuestra parte. La responsabilidad de estar conectados a la presencia de Dios, de reconocer la voz del Espíritu Santo y obedecer, de estar atentos a la necesidad de otros y suplirla y de actuar en fe para establecer el reino de Dios aquí en la Tierra.

Vemos entonces, que con la unción viene un precio que hay que pagar. Uno será amado por muchos, pero odiado, criticado y rechazado por otros.Jesús vivió su vida terrenal con limitaciones humanas. Tuvo que despojarse de su divinidad mientras que hacía la tarea que Dios le dio.

La unción que Jesús recibió fue la provisión necesaria para vivir mas allá de las limitaciones humanas. Por la unción, Él pudo hacer lo sobrenatural. Fue la unción lo que ligaba a Jesús, el humano, con el poder, lo divino. Era la unción la que le dio poder para destruir las obras del diablo; y fue también esta misma unción la que le dio el poder de traer el reino de los cielos a la tierra.Probablemente estás pensando, ¿el reino de los cielos aquí? ¿Ahora? ¿Cómo? Mateo 4:17 nos dice:

“Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”.

Su unción trajo el cielo a la tierra, por esto sucedieron los milagros y las sanidades. Lo mismo puede suceder ahora con nosotros si logramos ser ungidos poderosamente. Notemos lo que Jesús dijo a sus seguidores en Mateo 10:7-8:

“Y yendo, predicad: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia”.

¿No es evidente entonces, que cuando la unción de Jehová está sobre uno a tal grado que el reino de los cielos se acerca, los enfermos sanan, el SIDA es aniquilado, muertos son levantados y demonios son echados fuera? El reino de los cielos no tiene que ser únicamente nuestra morada celestial futura, puede ser nuestra experiencia aquí en la tierra, ahora. Veamos lo que dice Mateo 11:12:

“Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan”.

Notemos con cuidado esto, no quiere decir que los violentos, malvados quieran destruir el reino de los cielos, sino que nosotros que los que le amamos, violentamente queremos traer el reino de los cielos a la tierra. Violentamente anhelamos ser ungidos.

La palabra «Jesucristo» es un conjunto de dos palabras: «Jesús» el nombre de nuestro Señor y Salvador; y «Cristo» que quiere decir el Ungido, o el Mesías.Él es Jesús, el Ungido, y así como existen los que violentamente desean la unción, existen también los que violentamente son anti-Cristo o anti-unción. Lamentablemente hay muchos de ellos dentro de lo que llamamos cristianismo. Ellos están en contra de la unción. Están en contra de las sanidades, de los milagros, de levantar a los muertos y de echar fuera los demonios. Ellos son anti-Cristo sin darse cuenta.Atacan a las personas que ministran en lo sobrenatural, con mentiras e información falsa, sin haber estado presentes para ver los milagros.

Blasfeman a los que ministran sanidad y aun blasfeman al Espíritu Santo acreditando los milagros hechos por Él, como obras del diablo. Blasfeman la unción que Dios imparte a sus siervos. No blasfeman el nombre de Jesús, pero blasfeman la unción, al ungido, la fuente del poder divino. Blasfeman la misma unción que hace pudrirse el yugo; Isaías 10:27 dice:

“Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción”.

Todas estas personas blasfeman, quizá sin distinguir que al fin de cuentas, están blasfemando a Cristo, El Ungido de Dios; por lo tanto se convierten en anti-Cristos.

Por treinta años nadie atacó a Jesús. Probablemente le vieron como el niño modelo, el adolescente modelo, el joven modelo, el hombre modelo. Hasta que Él fue ungido por Dios y entonces Él confrontó la incredulidad de la gente y por eso le quisieron matar. Él ya no era el “buen muchacho” ante los ojos de los hombres. Él era obediente a lo que el Padre habló a su corazón. Le gustara a la gente o no, “El Ungido” hablaría la verdad, siempre.Hay muchos que quieren un sermón dulce que no sea confrontacional, que los haga sentir bien. Que no rompa moldes ni tradiciones.Ellos odian la unción porque es confrontacional, porque siempre habla la verdad, porque revela la hipocresía, porque no hace favores a personas especiales, porque no encubre el pecado oculto, porque no es impresionada con títulos.Y ellos vienen a ser  “anti-unción”  que  es “anti-Mesías” y “anti-Cristo”, el Ungido.

1ª de Juan 2:18 nos dice lo siguiente:

“Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos...”.

Jesús no trataba de ser popular. Jesús escuchaba al Padre y al Espíritu Santo y obedecía. Ahora vemos en 1ª de Juan 3:8:

“El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo”.

Armado con la unción del Padre, Jesús confrontó al diablo y le venció. Jesucristo no pudo ser comprado,influenciado, desviado, engañado o controlado. Yo quiero ser como Él, que la unción me haga esta clase de persona. En 2ª Timoteo 3:1, 2 y 5 en las Sagradas Escrituras leemos una advertencia:

“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres… que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita”.

La palabra traducida “eficacia” es la palabra «dunamis» en el griego, el idioma en que fue escrita esta porción de la Biblia. Dunamis, casi siempre se traduce como:

Poder

Poder Divino

Un milagro

El texto es una advertencia para evitar a las personas que niegan los milagros, las sanidades, la liberación de demonios, etc. Ellos pueden robarnos de la fe y de la unción que Dios nos quiere dar. ¡Tengamos cuidado!

En Hechos 10:36-39 nos dice:

“Dios envió mensaje a los hijos de Israel, anunciando el evangelio de la paz por medio de Jesucristo; éste es Señor de todos. Vosotros sabéis lo que se divulgó por toda Judea, comenzando desde Galilea, después del bautismo que predicó Juan: cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él. Y nosotros somos testigos de todas las cosas que Jesús hizo en la tierra de Judea y en Jerusalén”.

La vida de Jesús es nuestro modelo. Él quiere que seamos como Él. Él hizo declaraciones que son muy, muy fuertes. Sí, Él, (Jesús) requirió la unción para cumplir su misión aquí en la tierra, entonces nosotros con más razón la necesitamos.

Juan 14:12 declara:

“De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre”.

¡Promesa! ¡Qué desafío! Él, no sólo nos promete tales cosas, ¡Él las ordena! Para que nosotros lleguemos a ser todo lo que Dios quiere que seamos, tenemos que ver en Jesús lo que pudiéramos ser.

Por supuesto que no estoy diciendo que llegaremos a ser el Mesías o que lograremos divinidad. Esto sería absurdo y una herejía. Él dijo que podemos hacer las obras que Él hizo y aún mayores. Esta es su voluntad para nosotros. Por esto, el reino de los cielos se ha acercado. Busquemos pues ser seguidores ungidos de Jesús. Así está escrito y no puede ser negado, Hebreos 13:8:

“Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos”.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Intercesión Pt. I Victor y Gloria Richards 2020-01-07

Jesús Nuestro Guía Hno. Victor Richards 2020-01-07

Sobrenatural Pt. V Hno. Victor Richards 2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI Hno. Victor Richards 2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt.III Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt. II Hno. Victor Richards 2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-12-10

Sobrenatural Pt. I Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. III Victor Richards 2019-11-19

El Jesús Auténtico Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-11-19

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II Victor y Gloria Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.III Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.II Hno. Victor Richards 2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V Hno. Victor Richards 2019-09-10

La Unción Hno. Victor Richards 2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-09-03

Increíble Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-08-27

LA UNCIÓN II


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 12 de Septiembre, 2017

 

Dios desea compartir Su poder con nosotros, es más, así lo diseñó  desde el principio de la creación, para que por medio de Su poder, (o Su unción) podamos hacer las obras que Él quiere y podamos deshacer las obras del diablo en este mundo.

Aunque la unción tiene un costo, también implica una responsabilidad de nuestra parte. La responsabilidad de estar conectados a la presencia de Dios, de reconocer la voz del Espíritu Santo y obedecer, de estar atentos a la necesidad de otros y suplirla y de actuar en fe para establecer el reino de Dios aquí en la Tierra.

Vemos entonces, que con la unción viene un precio que hay que pagar. Uno será amado por muchos, pero odiado, criticado y rechazado por otros.Jesús vivió su vida terrenal con limitaciones humanas. Tuvo que despojarse de su divinidad mientras que hacía la tarea que Dios le dio.

La unción que Jesús recibió fue la provisión necesaria para vivir mas allá de las limitaciones humanas. Por la unción, Él pudo hacer lo sobrenatural. Fue la unción lo que ligaba a Jesús, el humano, con el poder, lo divino. Era la unción la que le dio poder para destruir las obras del diablo; y fue también esta misma unción la que le dio el poder de traer el reino de los cielos a la tierra.Probablemente estás pensando, ¿el reino de los cielos aquí? ¿Ahora? ¿Cómo? Mateo 4:17 nos dice:

“Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”.

Su unción trajo el cielo a la tierra, por esto sucedieron los milagros y las sanidades. Lo mismo puede suceder ahora con nosotros si logramos ser ungidos poderosamente. Notemos lo que Jesús dijo a sus seguidores en Mateo 10:7-8:

“Y yendo, predicad: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia”.

¿No es evidente entonces, que cuando la unción de Jehová está sobre uno a tal grado que el reino de los cielos se acerca, los enfermos sanan, el SIDA es aniquilado, muertos son levantados y demonios son echados fuera? El reino de los cielos no tiene que ser únicamente nuestra morada celestial futura, puede ser nuestra experiencia aquí en la tierra, ahora. Veamos lo que dice Mateo 11:12:

“Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan”.

Notemos con cuidado esto, no quiere decir que los violentos, malvados quieran destruir el reino de los cielos, sino que nosotros que los que le amamos, violentamente queremos traer el reino de los cielos a la tierra. Violentamente anhelamos ser ungidos.

La palabra «Jesucristo» es un conjunto de dos palabras: «Jesús» el nombre de nuestro Señor y Salvador; y «Cristo» que quiere decir el Ungido, o el Mesías.Él es Jesús, el Ungido, y así como existen los que violentamente desean la unción, existen también los que violentamente son anti-Cristo o anti-unción. Lamentablemente hay muchos de ellos dentro de lo que llamamos cristianismo. Ellos están en contra de la unción. Están en contra de las sanidades, de los milagros, de levantar a los muertos y de echar fuera los demonios. Ellos son anti-Cristo sin darse cuenta.Atacan a las personas que ministran en lo sobrenatural, con mentiras e información falsa, sin haber estado presentes para ver los milagros.

Blasfeman a los que ministran sanidad y aun blasfeman al Espíritu Santo acreditando los milagros hechos por Él, como obras del diablo. Blasfeman la unción que Dios imparte a sus siervos. No blasfeman el nombre de Jesús, pero blasfeman la unción, al ungido, la fuente del poder divino. Blasfeman la misma unción que hace pudrirse el yugo; Isaías 10:27 dice:

“Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción”.

Todas estas personas blasfeman, quizá sin distinguir que al fin de cuentas, están blasfemando a Cristo, El Ungido de Dios; por lo tanto se convierten en anti-Cristos.

Por treinta años nadie atacó a Jesús. Probablemente le vieron como el niño modelo, el adolescente modelo, el joven modelo, el hombre modelo. Hasta que Él fue ungido por Dios y entonces Él confrontó la incredulidad de la gente y por eso le quisieron matar. Él ya no era el “buen muchacho” ante los ojos de los hombres. Él era obediente a lo que el Padre habló a su corazón. Le gustara a la gente o no, “El Ungido” hablaría la verdad, siempre.Hay muchos que quieren un sermón dulce que no sea confrontacional, que los haga sentir bien. Que no rompa moldes ni tradiciones.Ellos odian la unción porque es confrontacional, porque siempre habla la verdad, porque revela la hipocresía, porque no hace favores a personas especiales, porque no encubre el pecado oculto, porque no es impresionada con títulos.Y ellos vienen a ser  “anti-unción”  que  es “anti-Mesías” y “anti-Cristo”, el Ungido.

1ª de Juan 2:18 nos dice lo siguiente:

“Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos...”.

Jesús no trataba de ser popular. Jesús escuchaba al Padre y al Espíritu Santo y obedecía. Ahora vemos en 1ª de Juan 3:8:

“El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo”.

Armado con la unción del Padre, Jesús confrontó al diablo y le venció. Jesucristo no pudo ser comprado,influenciado, desviado, engañado o controlado. Yo quiero ser como Él, que la unción me haga esta clase de persona. En 2ª Timoteo 3:1, 2 y 5 en las Sagradas Escrituras leemos una advertencia:

“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres… que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita”.

La palabra traducida “eficacia” es la palabra «dunamis» en el griego, el idioma en que fue escrita esta porción de la Biblia. Dunamis, casi siempre se traduce como:

Poder

Poder Divino

Un milagro

El texto es una advertencia para evitar a las personas que niegan los milagros, las sanidades, la liberación de demonios, etc. Ellos pueden robarnos de la fe y de la unción que Dios nos quiere dar. ¡Tengamos cuidado!

En Hechos 10:36-39 nos dice:

“Dios envió mensaje a los hijos de Israel, anunciando el evangelio de la paz por medio de Jesucristo; éste es Señor de todos. Vosotros sabéis lo que se divulgó por toda Judea, comenzando desde Galilea, después del bautismo que predicó Juan: cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él. Y nosotros somos testigos de todas las cosas que Jesús hizo en la tierra de Judea y en Jerusalén”.

La vida de Jesús es nuestro modelo. Él quiere que seamos como Él. Él hizo declaraciones que son muy, muy fuertes. Sí, Él, (Jesús) requirió la unción para cumplir su misión aquí en la tierra, entonces nosotros con más razón la necesitamos.

Juan 14:12 declara:

“De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre”.

¡Promesa! ¡Qué desafío! Él, no sólo nos promete tales cosas, ¡Él las ordena! Para que nosotros lleguemos a ser todo lo que Dios quiere que seamos, tenemos que ver en Jesús lo que pudiéramos ser.

Por supuesto que no estoy diciendo que llegaremos a ser el Mesías o que lograremos divinidad. Esto sería absurdo y una herejía. Él dijo que podemos hacer las obras que Él hizo y aún mayores. Esta es su voluntad para nosotros. Por esto, el reino de los cielos se ha acercado. Busquemos pues ser seguidores ungidos de Jesús. Así está escrito y no puede ser negado, Hebreos 13:8:

“Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos”.

Ver Mas

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Intercesión Pt. I Victor y Gloria Richards 2020-01-07

Jesús Nuestro Guía Hno. Victor Richards 2020-01-07

Sobrenatural Pt. V Hno. Victor Richards 2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI Hno. Victor Richards 2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt.III Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt. II Hno. Victor Richards 2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-12-10

Sobrenatural Pt. I Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. III Victor Richards 2019-11-19

El Jesús Auténtico Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-11-19

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II Victor y Gloria Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.III Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.II Hno. Victor Richards 2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V Hno. Victor Richards 2019-09-10

La Unción Hno. Victor Richards 2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-09-03

Increíble Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-08-27

Lecturas Recomendadas


LA UNCIÓN II



Por: Hno. Victor Richards
Martes 12 de Septiembre, 2017

 

Dios desea compartir Su poder con nosotros, es más, así lo diseñó  desde el principio de la creación, para que por medio de Su poder, (o Su unción) podamos hacer las obras que Él quiere y podamos deshacer las obras del diablo en este mundo.

Aunque la unción tiene un costo, también implica una responsabilidad de nuestra parte. La responsabilidad de estar conectados a la presencia de Dios, de reconocer la voz del Espíritu Santo y obedecer, de estar atentos a la necesidad de otros y suplirla y de actuar en fe para establecer el reino de Dios aquí en la Tierra.

Vemos entonces, que con la unción viene un precio que hay que pagar. Uno será amado por muchos, pero odiado, criticado y rechazado por otros.Jesús vivió su vida terrenal con limitaciones humanas. Tuvo que despojarse de su divinidad mientras que hacía la tarea que Dios le dio.

La unción que Jesús recibió fue la provisión necesaria para vivir mas allá de las limitaciones humanas. Por la unción, Él pudo hacer lo sobrenatural. Fue la unción lo que ligaba a Jesús, el humano, con el poder, lo divino. Era la unción la que le dio poder para destruir las obras del diablo; y fue también esta misma unción la que le dio el poder de traer el reino de los cielos a la tierra.Probablemente estás pensando, ¿el reino de los cielos aquí? ¿Ahora? ¿Cómo? Mateo 4:17 nos dice:

“Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”.

Su unción trajo el cielo a la tierra, por esto sucedieron los milagros y las sanidades. Lo mismo puede suceder ahora con nosotros si logramos ser ungidos poderosamente. Notemos lo que Jesús dijo a sus seguidores en Mateo 10:7-8:

“Y yendo, predicad: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia”.

¿No es evidente entonces, que cuando la unción de Jehová está sobre uno a tal grado que el reino de los cielos se acerca, los enfermos sanan, el SIDA es aniquilado, muertos son levantados y demonios son echados fuera? El reino de los cielos no tiene que ser únicamente nuestra morada celestial futura, puede ser nuestra experiencia aquí en la tierra, ahora. Veamos lo que dice Mateo 11:12:

“Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan”.

Notemos con cuidado esto, no quiere decir que los violentos, malvados quieran destruir el reino de los cielos, sino que nosotros que los que le amamos, violentamente queremos traer el reino de los cielos a la tierra. Violentamente anhelamos ser ungidos.

La palabra «Jesucristo» es un conjunto de dos palabras: «Jesús» el nombre de nuestro Señor y Salvador; y «Cristo» que quiere decir el Ungido, o el Mesías.Él es Jesús, el Ungido, y así como existen los que violentamente desean la unción, existen también los que violentamente son anti-Cristo o anti-unción. Lamentablemente hay muchos de ellos dentro de lo que llamamos cristianismo. Ellos están en contra de la unción. Están en contra de las sanidades, de los milagros, de levantar a los muertos y de echar fuera los demonios. Ellos son anti-Cristo sin darse cuenta.Atacan a las personas que ministran en lo sobrenatural, con mentiras e información falsa, sin haber estado presentes para ver los milagros.

Blasfeman a los que ministran sanidad y aun blasfeman al Espíritu Santo acreditando los milagros hechos por Él, como obras del diablo. Blasfeman la unción que Dios imparte a sus siervos. No blasfeman el nombre de Jesús, pero blasfeman la unción, al ungido, la fuente del poder divino. Blasfeman la misma unción que hace pudrirse el yugo; Isaías 10:27 dice:

“Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción”.

Todas estas personas blasfeman, quizá sin distinguir que al fin de cuentas, están blasfemando a Cristo, El Ungido de Dios; por lo tanto se convierten en anti-Cristos.

Por treinta años nadie atacó a Jesús. Probablemente le vieron como el niño modelo, el adolescente modelo, el joven modelo, el hombre modelo. Hasta que Él fue ungido por Dios y entonces Él confrontó la incredulidad de la gente y por eso le quisieron matar. Él ya no era el “buen muchacho” ante los ojos de los hombres. Él era obediente a lo que el Padre habló a su corazón. Le gustara a la gente o no, “El Ungido” hablaría la verdad, siempre.Hay muchos que quieren un sermón dulce que no sea confrontacional, que los haga sentir bien. Que no rompa moldes ni tradiciones.Ellos odian la unción porque es confrontacional, porque siempre habla la verdad, porque revela la hipocresía, porque no hace favores a personas especiales, porque no encubre el pecado oculto, porque no es impresionada con títulos.Y ellos vienen a ser  “anti-unción”  que  es “anti-Mesías” y “anti-Cristo”, el Ungido.

1ª de Juan 2:18 nos dice lo siguiente:

“Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos...”.

Jesús no trataba de ser popular. Jesús escuchaba al Padre y al Espíritu Santo y obedecía. Ahora vemos en 1ª de Juan 3:8:

“El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo”.

Armado con la unción del Padre, Jesús confrontó al diablo y le venció. Jesucristo no pudo ser comprado,influenciado, desviado, engañado o controlado. Yo quiero ser como Él, que la unción me haga esta clase de persona. En 2ª Timoteo 3:1, 2 y 5 en las Sagradas Escrituras leemos una advertencia:

“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres… que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita”.

La palabra traducida “eficacia” es la palabra «dunamis» en el griego, el idioma en que fue escrita esta porción de la Biblia. Dunamis, casi siempre se traduce como:

Poder

Poder Divino

Un milagro

El texto es una advertencia para evitar a las personas que niegan los milagros, las sanidades, la liberación de demonios, etc. Ellos pueden robarnos de la fe y de la unción que Dios nos quiere dar. ¡Tengamos cuidado!

En Hechos 10:36-39 nos dice:

“Dios envió mensaje a los hijos de Israel, anunciando el evangelio de la paz por medio de Jesucristo; éste es Señor de todos. Vosotros sabéis lo que se divulgó por toda Judea, comenzando desde Galilea, después del bautismo que predicó Juan: cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él. Y nosotros somos testigos de todas las cosas que Jesús hizo en la tierra de Judea y en Jerusalén”.

La vida de Jesús es nuestro modelo. Él quiere que seamos como Él. Él hizo declaraciones que son muy, muy fuertes. Sí, Él, (Jesús) requirió la unción para cumplir su misión aquí en la tierra, entonces nosotros con más razón la necesitamos.

Juan 14:12 declara:

“De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre”.

¡Promesa! ¡Qué desafío! Él, no sólo nos promete tales cosas, ¡Él las ordena! Para que nosotros lleguemos a ser todo lo que Dios quiere que seamos, tenemos que ver en Jesús lo que pudiéramos ser.

Por supuesto que no estoy diciendo que llegaremos a ser el Mesías o que lograremos divinidad. Esto sería absurdo y una herejía. Él dijo que podemos hacer las obras que Él hizo y aún mayores. Esta es su voluntad para nosotros. Por esto, el reino de los cielos se ha acercado. Busquemos pues ser seguidores ungidos de Jesús. Así está escrito y no puede ser negado, Hebreos 13:8:

“Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos”.

Ver Mas

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II
Hno. Victor Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios
Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards
2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II
Hno. Victor Richards
2020-02-04

Intercesión Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida
Hno. Victor Richards
2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro
Hno. Victor Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. III
Victor y Gloria Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. II
Victor y Gloria Richards
2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-01-14

Intercesión Pt. I
Victor y Gloria Richards
2020-01-07

Jesús Nuestro Guía
Hno. Victor Richards
2020-01-07

Sobrenatural Pt. V
Hno. Victor Richards
2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI
Hno. Victor Richards
2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX
Hno. Victor Richards
2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-12-17

Sobrenatural Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-12-17

Sobrenatural Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-12-10

Sobrenatural Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVII
Hno. Victor Richards
2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVI
Hno. Victor Richards
2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. III
Victor Richards
2019-11-19

El Jesús Auténtico Pt. XV
Hno. Victor Richards
2019-11-19

El Dominio del Creyente Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Dominio del Creyente
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII
Hno. Victor Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV
Victor y Gloria Richards
2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI
Hno. Victor Richards
2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III
Victor y Gloria Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X
Hno. Victor Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX
Hno. Victor Richards
2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II
Victor y Gloria Richards
2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII
Hno. Victor Richards
2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII
Hno. Victor Richards
2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI
Hno. Victor Richards
2019-09-17

La Unción Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-09-17

La Unción Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-09-10

La Unción
Hno. Victor Richards
2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-09-03

Increíble Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-08-27

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320