El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.II



Publicado el:
Martes 12 de Febrero, 2019

La motivación del corazón

Salomón es conocido como el hombre más sabio que jamás haya existido y no fue por el tamaño de su cerebro, sino porque cuando Dios lo invitó a pedirle cualquier cosa, Salomón contestó:

1 Reyes 3:9,10 

“Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar a este pueblo tan grande? Y agradó delante del Señor que Salomón pidiese esto”. 

¿Cómo sería nuestro mundo si todos los gobernantes empezaran a pedir esto mismo? El que gobierna con el corazón, será misericordioso, compasivo y entendido.

Satanás quiere que cada uno de nosotros despreciemos nuestro corazón, que lo consideremos corrupto y malo. Quiere destruir la creatividad del corazón y así hacer que la intimidad con Dios sea imposible. El enemigo sabe cuán vital es el corazón, y aunque no lo sepamos, todas sus fuerzas están enfocadas en destruirlo, ¡él quiere destruir tu corazón! Eso es lo que el diablo quiere, porque si lo puede debilitar o herir profundamente, entonces habrá frustrado el plan de Dios para tu vida. 

Viendo nuestro mundo podemos ver que la mayor parte de la gente tiene un corazón herido profundamente.

Dios desea encontrar personas conforme a su corazón. Hay tanta gente en la actualidad que no tienen corazón, lo han perdido. Son muchos a los que satanás les ha robado el corazón y aunque siguen caminando en este mundo, están muertos, porque su corazón está muerto.

Ejemplo de ello son los padres que golpean a sus niñitos hasta matarlos. Los que violan a sus hijos y los maltratan psicológicamente, ¿y qué me dices de las parejas donde sus corazones están muertos? Aquellas que cuando cierran las puertas de sus casas, viven un infierno dentro del hogar... También esas personas que viven tristes toda su vida porque nunca le hicieron caso a su corazón.

Muchas veces hemos escuchado: “Mi padre quería que yo fuera abogado, pero yo no quería eso, yo quería estudiar otra cosa, pero fue tanta la presión que puso sobre mí, que ahora soy abogado y odio mi trabajo todos los días, no soy lo que quisiera ser”. ¡Qué triste! Fue obligado a abandonar su corazón. 

Hay que obedecer al corazón. Uno tal vez pueda decir, “mi corazón dice que yo debo pintar cuadros”, pues te sugiero que aprendas otra cosa para poder sostenerte, pero, ¡pinta cuadros también! Son pocas las personas que pueden vivir de la pintura; pero pinta mientras esa expresión de tu corazón exista, porque si está en tu corazón, yo creo que Dios lo puso ahí. ¿Tú qué quieres hacer?, ¿vender libros?, ¿curar caballos? Si está en tu corazón, ¡hazlo! La mayoría de las veces, seguir lo que tu corazón te está diciendo, va a requerir valentía. 

La Biblia mira al corazón como la fuente de toda creatividad, toda valentía y toda convicción, es el centro de nuestra fe, nuestra esperanza; y por supuesto, de nuestro amor. Es el manantial de vida dentro de nosotros, es la esencia misma de nuestra existencia. El corazón es el centro de nuestro ser, la fuente de nuestro existir, ¡todo eso es nuestro corazón! Por eso es tan importante seguirlo.

Nuestro carácter es determinado por nuestras motivaciones y la motivación siempre es un asunto del corazón. Puedes decir que no es así, que conoces gente que es motivada por el dinero; pues, déjame decirte que el amor al dinero está en su corazón. Esa motivación está ahí; más que en su cerebro, está en su corazón.

Las personas que viven sin corazón, son como una bomba con detonador de tiempo y el reloj está andando. En cualquier momento pueden explotar. 

Han existido, y aún hoy en día existen, hombres como Adolfo Hitler, que tenía una mente excepcional, pero un corazón podrido; y mira todo el mal que él trajo al mundo. Por otro lado, vemos a gente con un cerebro excepcional y además un buen corazón. 

Por ejemplo, George Washington Carver, hijo de esclavos. Dios dotó su mente porque Él conocía su buen corazón, y este hombre logró, del cacahuate, producir leche, pegamento y alimento. Él bendijo a todo el pueblo de la raza negra. Es una gran verdad que un cerebro bueno, bajo control de un buen corazón, bendice en gran manera.

Dios no nos juzga por nuestra apariencia. Dios no va a juzgarte por guapo o bonita, tampoco por feo o fea, ni nos juzgará por nuestra inteligencia; nos juzga por nuestro corazón. En Proverbios 21:2 leemos: 

“Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; pero Jehová pesa los corazones”. 

¿Cuánto pesa tu corazón? ¿Cuánto pesa mi corazón? ¿3 gramos? Espero que pese más, mucho más delante de Dios, porque eso es lo que Él está viendo. 

¿Por qué será que tantas personas no pueden ser libres en su vida? La respuesta es sencilla. Porque en algún punto del camino, en algún momento de descuido o desesperación, cedieron en algo, perdieron su corazón y ahora no lo pueden hallar; no lo pueden recuperar. Y sin Jesús, sin la obra de Dios, nunca lo podrán recuperar. La mayor parte de la humanidad, simplemente existe. Pero esa no es la voluntad de Dios, Él no nos hizo para vivir todas esas tristezas, sufrimientos y dolores. Nos hizo para vivir en amor. Él dijo: 

Juan 10:10

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. 

Para los intelectuales, las cosas de la vida no parecen conmoverlos tanto y no entienden por qué otras personas son tan afectadas o por qué son tan emocionales. Los consideran inestables. Pero al contrario, las personas que dependen totalmente del corazón, consideran a las que dependen totalmente de la mente, como fríos, distantes; físicamente presentes pero también aislados en su computadora, en su trabajo, en su mundo. 

Es verdad que el corazón es la fuente de nuestras emociones, pero hemos igualado al corazón con las emociones y el intentar hacer eso, es ridículo. Es como decir que el amor es sólo un sentimiento. ¡El amor es mucho más que un sentimiento! Si el amor fuera sólo un sentimiento, Jesús nunca hubiera ido a la cruz. Él estaba orando: “Si es posible que pase de mí esta copa”, sus sentimientos estaban diciendo “no”, pero su corazón dijo “sí”.  Es verdad que las emociones fluyen del corazón, pero el corazón es mucho más que esto. Las emociones son una voz del corazón; como acabamos de ver, el corazón puede decir sí al dolor y al sufrimiento que las emociones rechazan. 

Veamos ahora unas Escrituras que nos hablan del corazón:

En el capítulo cuatro, versículo 29 de Deuteronomio, leemos: 

“Mas si desde allí buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma”.

Y en Deuteronomio 6:5 

“Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas”. 

Jesús llamó a éste el mayor mandamiento, ¿verdad que sí?, ¿observaste que el corazón aparece primero en la lista? Dios no pide nada ligero (nada “Light”); debes amar a Dios con todo tu corazón. Sin embargo hay personas que tienen una relación “ligera” con el Señor. Es como los alimentos de “dieta”. Hay unos refrescos que no contienen azúcar, no tienen cafeína, no tienen sabor; lo que tienen es una imitación sin sustancia. Tu amor hacia Dios no debe ser “Light”, o de dieta, sino todo lo contrario, “Amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón”. 

En 1 Samuel 16:7 encontramos: 

“Pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón”. 

Él mira lo más profundo de lo que somos, Él ve lo más profundo de lo que yo soy y me ama. Por lo tanto, yo quiero amarle a Él de todo corazón. 

Jesús dijo: 

Lucas 12:34

“Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”. 

 Mucho cuidado, Él no dice donde está tu corazón, estará tu tesoro; Él dice: Donde está tu tesoro, ahí estará tu corazón. Examínate y mira bien cuál es tu tesoro y si no es Dios, entonces hoy es el día de hacer de Jesús tu tesoro, para que entonces tu corazón esté en Él.

Hay una escritura en el Antiguo Testamento que nos habla de Saúl, quien cuidaba los animales de su padre. Saúl era alto, fornido y guapo. Ahí estaba cuidando animales, un hombre muy tímido y Dios lo escoge para que sea rey de Israel y le envía al profeta Samuel. Leemos: 

1 Samuel 10:9

“Aconteció luego, que al volver él (Saúl) la espalda para apartarse de Samuel, le mudó Dios su corazón; y todas esas señales acontecieron aquel día”. 

Dios cambió su corazón, le mudó el corazón en un instante, y Él puede hacer eso conmigo y contigo; lo hace en la salvación y lo sigue haciendo todos los días, pero algunos se han desviado y han empezado a no escuchar su corazón. Necesitamos aprender las Escrituras, tenerlas en la mente, pero más aun, en el corazón, porque las Escrituras son como un filtro. El corazón puede filtrar las cosas que debemos retener de las que debemos rechazar. Pero, ¿con qué filtro lo vamos a hacer? Con el filtro de la verdad en tu corazón. La verdad no estará en tu mente todo el tiempo, pero estará atesorada en tu corazón. Eso es una buena noticia para gente como yo, porque a veces soy muy olvidadizo, pero guardo su Palabra en mi corazón, ahí está, porque desde joven la he leído y me controla desde el corazón sin tener que pensar. 

Salmos 119:11 dice así: 

“En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti”. 

No dice “en mi mente” ni “en mi cerebro”; dice «en mi corazón». Sí, es cierto que va a pasar por la mente y por el cerebro para llegar al corazón, pero los dichos de Dios, pueden ser guardados en tu corazón. Si sólo están en tu cabeza, no te van a guardar de pecar, es cuando están en tu corazón que son una protección. 

En Proverbios dice: 

Proverbios 3:5

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia” .

Debemos ser prudentes, pero no debemos confiar en nuestra prudencia, sino apoyarnos en Él, en Jehová, con todo nuestro corazón. 

Hace poco saqué una Biblia que usaba de joven y no la había visto por años, me di cuenta de que ¡había subrayado casi toda la Biblia! Y doy gracias a Dios que Su Palabra está en mi corazón, y si mi mente no puede captar o recordar rápidamente las cosas, mi corazón sí las entiende. Tú puedes llenar tu corazón de esta manera. 

Jeremías 31:31-33 dice: 

“He aquí vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto (con mi pueblo)... daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo”. 

Fíjate, Dios ha prometido poner Su Palabra escrita en nuestro corazón.

En Mateo 15:8, el Señor dijo: 

“Este pueblo de labios me honra; mas su corazón está lejos de mí”.

Uno puede estar diciendo con su boca, “oh, cuánto amo al Señor”, “Señor, cuánto te amo”, bla, bla, bla... y sin embargo, tener un corazón lejos de Él. Debemos de cuidar nuestro corazón, ¿estás cuidando el tuyo? 

De acuerdo a las Escrituras, el corazón puede ser angustiado, herido, dañado, cargado, aun quebrantado. También puede ser alegre, contento, feliz, gozoso. El corazón puede estar completo o dividido, puede ser sabio o necio, puede ser constante, verdadero, recto, atrevido, lleno de valor y también puede ser atemorizado y desfallecido. Puede ser acobardado, derretido como la cera; el corazón puede ser inestable, olvidadizo, adormecido, terco, orgulloso, endurecido, malvado y perverso. Todo eso puede ser según las Escrituras.

De acuerdo con Jesús, un corazón también puede ser puro y limpio; 

Mateo 5:8 

“Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios”.

Salmos 24:3-4

“¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón...” .

Dios le dijo a Ezequiel: 

Ezequiel 11:19

“Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra dentro de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne”.  

Hay personas con corazones de piedra, ¿verdad? No muestran misericordia a nadie. ¡Duros! Unos capítulos más adelante en Ezequiel, lo vuelve a repetir:

 Ezequiel 36:26

“Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne”.

 ¡Qué bueno que Dios hará eso! Hay esperanza para nosotros. 

Cuando la Biblia dice en: 

2 Crónicas 16:9

“Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con Él”.

Lo que quiere decir es que Él va a mostrar su poder. ¿A quiénes? A quienes cuyos corazones sean perfectos, a quienes cuyos corazones estén entregados a Él, a quienes cuyos corazones estén llenos de Él. No es para todos en el mundo. ¡Yo quiero que Dios vea mi corazón perfecto y entregado para que entonces me muestre su poder! 

¿Cómo está tu corazón?, ¿eres fiel a tu esposa o a tu marido?, ¿eres tú una persona de una sola cara o eres de dos o hasta tres caras? 

¿Eres tú fiel y leal?, ¿eres de un corazón íntegro con tu pastor y con tu congregación? ¿o eres una persona que provocas separación, división o dolor?

¿Cómo está tu corazón? 

Proverbios 6:16-19

“Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr al mal, el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos”. 

Dios aborrece seis cosas y la séptima abomina (repudia, detesta) su alma. Él aborrece los ojos, lenguas, manos, corazón, pies, del testigo falso. Él aborrece y abomina a la persona que siembra discordia entre hermanos. 

El corazón de tantos y tantas personas está lleno de chismes y medias verdades, críticas y absolutas mentiras en contra de los siervos del Señor. Aun si fuera verdad lo que llevan en chisme, Dios les aborrece a ellos por tener tal corazón y poco freno en su boca. Son una abominación. Le repugnan a Dios y los detesta.

¿Cómo está tu corazón?, ¿cómo está el mío?

De todas las cosas guardadas, tenemos que guardar nuestro corazón. 

Si tú eres una víctima de los chismes destructivos, guarda tu corazón de la amargura y odio. Personalmente he tenido que sostener dos años de un sin fin de ataques, chismes y mentiras.

Yo tengo que cuidar mi corazón de amargura y de desánimo. No sólo me han atacado a mí, sino también a mi esposa y también a la iglesia, queriendo dividirnos. 

Romanos 12:17-21

“No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal”. 

Este asunto del corazón no es una enseñanza abstracta. Es algo real. 

Mi corazón se duele por las flechas que me han lanzado, pero Jesús es más grande que todo, y Él es el sanador de mi corazón. 

Deuteronomio 10:12 dice: 

“Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma”. 

Dios está pidiendo todo, sin embargo hay personas con una muy mala actitud. Creen que basta con asistir a una reunión dominical mientras que el resto de la semana mantienen sus pensamientos lejos de Dios y ellos mismos consideran a muchos cristianos como fanáticos, porque somos gente que nos entregamos de todo corazón, no de un pedacito, ¡de todo corazón!

Si se dice que podemos hacer algo de todo corazón, se puede concluir que se puede hacer algo a medio corazón, a un cuarto de corazón, es decir, sin fervor; o como dice: 

Oseas 10:2 

“Está dividido su corazón”. 

A Dios no le agrada un corazón dividido. Dios no quiere compartir tu corazón con nadie ni con nada. ¡Dios es celoso por ti y por mí!

En la vida de Salomón encontramos algo trágico. Empezó bien, pero entonces se casó con mujeres idólatras y ellas desviaron su corazón de Dios y Salomón terminó su vida desagradando a Dios. ¡Fue una tragedia!

¿Sabes que los ídolos pueden ser algo no espiritual? Pueden ser algo como casas, carros, mujeres, hombres, novios, novias, estrellas de cine, entre otras cosas. 

Tú no puedes ver tu corazón, pero ahí está. A veces sabes que sabes, que no tienes ninguna información en el cerebro que te instruya sobre algo en específico, nadie te ha dicho nada sobre el tema, pero hay algo que sabes. A veces es una advertencia dentro de ti que te dice que no debes de hacer una cosa y parece que te susurra, “no lo hagas, no lo hagas...” es el Espíritu Santo morando en tu corazón hablándote. 

Dios dijo: 

“Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.

Amados, busquemos a Dios de todo corazón, busquemos una experiencia con el corazón de Dios, porque si podemos lograr esto, seremos más como Jesús. Sólo saber cosas de Dios no ayuda mucho, pero captar su corazón, eso sí ayuda. Debes de buscar con todo tu corazón para escuchar la voz de Dios, debes escuchar tu corazón, para amarle a Él. Debes amarle con todo tu corazón. No puedes ser la persona que Dios designó que fueras, y no puedes vivir la vida que Él diseñó que vivieras, a menos que vivas con el corazón. 

Jehová se complace de los que le temen, porque Él se acuerda de nuestra condición; se acuerda de que somos polvo. Él no demanda perfección de ti; tú quisieras ser perfecto, pero Dios no demanda eso. Y eso no te hace una persona descuidada, alguien que hace el mal a propósito. Debes odiar la maldad que haces, arrepentirte rápido cuando te des cuenta, Dios te recuerda que eres polvo. 

Ahora hablemos un poco de la intimidad con Dios. Conozcamos un poco de su corazón. Asistir a una clase, recibir información y luego usar esa información para cambiar la manera en que vives, eso no te llevará a una intimidad con Dios, ni tampoco lo hará un gran conocimiento de la Biblia. Es como querer que un curso de anatomía te haga entender mejor a tu cónyuge en tu matrimonio. Él no la entiende a ella y ella no lo entiende a él. Hay algunas personas que creen que el hombre y la mujer son de diferente raza. El curso de anatomía es bueno y debemos entender esas cosas, pero no te ayudarán a amar, de igual forma sólo tener datos de Dios, no te ayudarán a amarlo. 

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II Victor y Gloria Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.III Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.II Hno. Victor Richards 2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V Hno. Victor Richards 2019-09-10

La Unción Hno. Victor Richards 2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-09-03

Increíble Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-08-27

Él Jesús Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II Hno. Victor Richards 2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III Victor y Gloria Richards 2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.II




Publicado el:
Martes 12 de Febrero, 2019

La motivación del corazón

Salomón es conocido como el hombre más sabio que jamás haya existido y no fue por el tamaño de su cerebro, sino porque cuando Dios lo invitó a pedirle cualquier cosa, Salomón contestó:

1 Reyes 3:9,10 

“Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar a este pueblo tan grande? Y agradó delante del Señor que Salomón pidiese esto”. 

¿Cómo sería nuestro mundo si todos los gobernantes empezaran a pedir esto mismo? El que gobierna con el corazón, será misericordioso, compasivo y entendido.

Satanás quiere que cada uno de nosotros despreciemos nuestro corazón, que lo consideremos corrupto y malo. Quiere destruir la creatividad del corazón y así hacer que la intimidad con Dios sea imposible. El enemigo sabe cuán vital es el corazón, y aunque no lo sepamos, todas sus fuerzas están enfocadas en destruirlo, ¡él quiere destruir tu corazón! Eso es lo que el diablo quiere, porque si lo puede debilitar o herir profundamente, entonces habrá frustrado el plan de Dios para tu vida. 

Viendo nuestro mundo podemos ver que la mayor parte de la gente tiene un corazón herido profundamente.

Dios desea encontrar personas conforme a su corazón. Hay tanta gente en la actualidad que no tienen corazón, lo han perdido. Son muchos a los que satanás les ha robado el corazón y aunque siguen caminando en este mundo, están muertos, porque su corazón está muerto.

Ejemplo de ello son los padres que golpean a sus niñitos hasta matarlos. Los que violan a sus hijos y los maltratan psicológicamente, ¿y qué me dices de las parejas donde sus corazones están muertos? Aquellas que cuando cierran las puertas de sus casas, viven un infierno dentro del hogar... También esas personas que viven tristes toda su vida porque nunca le hicieron caso a su corazón.

Muchas veces hemos escuchado: “Mi padre quería que yo fuera abogado, pero yo no quería eso, yo quería estudiar otra cosa, pero fue tanta la presión que puso sobre mí, que ahora soy abogado y odio mi trabajo todos los días, no soy lo que quisiera ser”. ¡Qué triste! Fue obligado a abandonar su corazón. 

Hay que obedecer al corazón. Uno tal vez pueda decir, “mi corazón dice que yo debo pintar cuadros”, pues te sugiero que aprendas otra cosa para poder sostenerte, pero, ¡pinta cuadros también! Son pocas las personas que pueden vivir de la pintura; pero pinta mientras esa expresión de tu corazón exista, porque si está en tu corazón, yo creo que Dios lo puso ahí. ¿Tú qué quieres hacer?, ¿vender libros?, ¿curar caballos? Si está en tu corazón, ¡hazlo! La mayoría de las veces, seguir lo que tu corazón te está diciendo, va a requerir valentía. 

La Biblia mira al corazón como la fuente de toda creatividad, toda valentía y toda convicción, es el centro de nuestra fe, nuestra esperanza; y por supuesto, de nuestro amor. Es el manantial de vida dentro de nosotros, es la esencia misma de nuestra existencia. El corazón es el centro de nuestro ser, la fuente de nuestro existir, ¡todo eso es nuestro corazón! Por eso es tan importante seguirlo.

Nuestro carácter es determinado por nuestras motivaciones y la motivación siempre es un asunto del corazón. Puedes decir que no es así, que conoces gente que es motivada por el dinero; pues, déjame decirte que el amor al dinero está en su corazón. Esa motivación está ahí; más que en su cerebro, está en su corazón.

Las personas que viven sin corazón, son como una bomba con detonador de tiempo y el reloj está andando. En cualquier momento pueden explotar. 

Han existido, y aún hoy en día existen, hombres como Adolfo Hitler, que tenía una mente excepcional, pero un corazón podrido; y mira todo el mal que él trajo al mundo. Por otro lado, vemos a gente con un cerebro excepcional y además un buen corazón. 

Por ejemplo, George Washington Carver, hijo de esclavos. Dios dotó su mente porque Él conocía su buen corazón, y este hombre logró, del cacahuate, producir leche, pegamento y alimento. Él bendijo a todo el pueblo de la raza negra. Es una gran verdad que un cerebro bueno, bajo control de un buen corazón, bendice en gran manera.

Dios no nos juzga por nuestra apariencia. Dios no va a juzgarte por guapo o bonita, tampoco por feo o fea, ni nos juzgará por nuestra inteligencia; nos juzga por nuestro corazón. En Proverbios 21:2 leemos: 

“Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; pero Jehová pesa los corazones”. 

¿Cuánto pesa tu corazón? ¿Cuánto pesa mi corazón? ¿3 gramos? Espero que pese más, mucho más delante de Dios, porque eso es lo que Él está viendo. 

¿Por qué será que tantas personas no pueden ser libres en su vida? La respuesta es sencilla. Porque en algún punto del camino, en algún momento de descuido o desesperación, cedieron en algo, perdieron su corazón y ahora no lo pueden hallar; no lo pueden recuperar. Y sin Jesús, sin la obra de Dios, nunca lo podrán recuperar. La mayor parte de la humanidad, simplemente existe. Pero esa no es la voluntad de Dios, Él no nos hizo para vivir todas esas tristezas, sufrimientos y dolores. Nos hizo para vivir en amor. Él dijo: 

Juan 10:10

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. 

Para los intelectuales, las cosas de la vida no parecen conmoverlos tanto y no entienden por qué otras personas son tan afectadas o por qué son tan emocionales. Los consideran inestables. Pero al contrario, las personas que dependen totalmente del corazón, consideran a las que dependen totalmente de la mente, como fríos, distantes; físicamente presentes pero también aislados en su computadora, en su trabajo, en su mundo. 

Es verdad que el corazón es la fuente de nuestras emociones, pero hemos igualado al corazón con las emociones y el intentar hacer eso, es ridículo. Es como decir que el amor es sólo un sentimiento. ¡El amor es mucho más que un sentimiento! Si el amor fuera sólo un sentimiento, Jesús nunca hubiera ido a la cruz. Él estaba orando: “Si es posible que pase de mí esta copa”, sus sentimientos estaban diciendo “no”, pero su corazón dijo “sí”.  Es verdad que las emociones fluyen del corazón, pero el corazón es mucho más que esto. Las emociones son una voz del corazón; como acabamos de ver, el corazón puede decir sí al dolor y al sufrimiento que las emociones rechazan. 

Veamos ahora unas Escrituras que nos hablan del corazón:

En el capítulo cuatro, versículo 29 de Deuteronomio, leemos: 

“Mas si desde allí buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma”.

Y en Deuteronomio 6:5 

“Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas”. 

Jesús llamó a éste el mayor mandamiento, ¿verdad que sí?, ¿observaste que el corazón aparece primero en la lista? Dios no pide nada ligero (nada “Light”); debes amar a Dios con todo tu corazón. Sin embargo hay personas que tienen una relación “ligera” con el Señor. Es como los alimentos de “dieta”. Hay unos refrescos que no contienen azúcar, no tienen cafeína, no tienen sabor; lo que tienen es una imitación sin sustancia. Tu amor hacia Dios no debe ser “Light”, o de dieta, sino todo lo contrario, “Amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón”. 

En 1 Samuel 16:7 encontramos: 

“Pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón”. 

Él mira lo más profundo de lo que somos, Él ve lo más profundo de lo que yo soy y me ama. Por lo tanto, yo quiero amarle a Él de todo corazón. 

Jesús dijo: 

Lucas 12:34

“Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”. 

 Mucho cuidado, Él no dice donde está tu corazón, estará tu tesoro; Él dice: Donde está tu tesoro, ahí estará tu corazón. Examínate y mira bien cuál es tu tesoro y si no es Dios, entonces hoy es el día de hacer de Jesús tu tesoro, para que entonces tu corazón esté en Él.

Hay una escritura en el Antiguo Testamento que nos habla de Saúl, quien cuidaba los animales de su padre. Saúl era alto, fornido y guapo. Ahí estaba cuidando animales, un hombre muy tímido y Dios lo escoge para que sea rey de Israel y le envía al profeta Samuel. Leemos: 

1 Samuel 10:9

“Aconteció luego, que al volver él (Saúl) la espalda para apartarse de Samuel, le mudó Dios su corazón; y todas esas señales acontecieron aquel día”. 

Dios cambió su corazón, le mudó el corazón en un instante, y Él puede hacer eso conmigo y contigo; lo hace en la salvación y lo sigue haciendo todos los días, pero algunos se han desviado y han empezado a no escuchar su corazón. Necesitamos aprender las Escrituras, tenerlas en la mente, pero más aun, en el corazón, porque las Escrituras son como un filtro. El corazón puede filtrar las cosas que debemos retener de las que debemos rechazar. Pero, ¿con qué filtro lo vamos a hacer? Con el filtro de la verdad en tu corazón. La verdad no estará en tu mente todo el tiempo, pero estará atesorada en tu corazón. Eso es una buena noticia para gente como yo, porque a veces soy muy olvidadizo, pero guardo su Palabra en mi corazón, ahí está, porque desde joven la he leído y me controla desde el corazón sin tener que pensar. 

Salmos 119:11 dice así: 

“En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti”. 

No dice “en mi mente” ni “en mi cerebro”; dice «en mi corazón». Sí, es cierto que va a pasar por la mente y por el cerebro para llegar al corazón, pero los dichos de Dios, pueden ser guardados en tu corazón. Si sólo están en tu cabeza, no te van a guardar de pecar, es cuando están en tu corazón que son una protección. 

En Proverbios dice: 

Proverbios 3:5

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia” .

Debemos ser prudentes, pero no debemos confiar en nuestra prudencia, sino apoyarnos en Él, en Jehová, con todo nuestro corazón. 

Hace poco saqué una Biblia que usaba de joven y no la había visto por años, me di cuenta de que ¡había subrayado casi toda la Biblia! Y doy gracias a Dios que Su Palabra está en mi corazón, y si mi mente no puede captar o recordar rápidamente las cosas, mi corazón sí las entiende. Tú puedes llenar tu corazón de esta manera. 

Jeremías 31:31-33 dice: 

“He aquí vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto (con mi pueblo)... daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo”. 

Fíjate, Dios ha prometido poner Su Palabra escrita en nuestro corazón.

En Mateo 15:8, el Señor dijo: 

“Este pueblo de labios me honra; mas su corazón está lejos de mí”.

Uno puede estar diciendo con su boca, “oh, cuánto amo al Señor”, “Señor, cuánto te amo”, bla, bla, bla... y sin embargo, tener un corazón lejos de Él. Debemos de cuidar nuestro corazón, ¿estás cuidando el tuyo? 

De acuerdo a las Escrituras, el corazón puede ser angustiado, herido, dañado, cargado, aun quebrantado. También puede ser alegre, contento, feliz, gozoso. El corazón puede estar completo o dividido, puede ser sabio o necio, puede ser constante, verdadero, recto, atrevido, lleno de valor y también puede ser atemorizado y desfallecido. Puede ser acobardado, derretido como la cera; el corazón puede ser inestable, olvidadizo, adormecido, terco, orgulloso, endurecido, malvado y perverso. Todo eso puede ser según las Escrituras.

De acuerdo con Jesús, un corazón también puede ser puro y limpio; 

Mateo 5:8 

“Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios”.

Salmos 24:3-4

“¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón...” .

Dios le dijo a Ezequiel: 

Ezequiel 11:19

“Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra dentro de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne”.  

Hay personas con corazones de piedra, ¿verdad? No muestran misericordia a nadie. ¡Duros! Unos capítulos más adelante en Ezequiel, lo vuelve a repetir:

 Ezequiel 36:26

“Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne”.

 ¡Qué bueno que Dios hará eso! Hay esperanza para nosotros. 

Cuando la Biblia dice en: 

2 Crónicas 16:9

“Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con Él”.

Lo que quiere decir es que Él va a mostrar su poder. ¿A quiénes? A quienes cuyos corazones sean perfectos, a quienes cuyos corazones estén entregados a Él, a quienes cuyos corazones estén llenos de Él. No es para todos en el mundo. ¡Yo quiero que Dios vea mi corazón perfecto y entregado para que entonces me muestre su poder! 

¿Cómo está tu corazón?, ¿eres fiel a tu esposa o a tu marido?, ¿eres tú una persona de una sola cara o eres de dos o hasta tres caras? 

¿Eres tú fiel y leal?, ¿eres de un corazón íntegro con tu pastor y con tu congregación? ¿o eres una persona que provocas separación, división o dolor?

¿Cómo está tu corazón? 

Proverbios 6:16-19

“Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr al mal, el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos”. 

Dios aborrece seis cosas y la séptima abomina (repudia, detesta) su alma. Él aborrece los ojos, lenguas, manos, corazón, pies, del testigo falso. Él aborrece y abomina a la persona que siembra discordia entre hermanos. 

El corazón de tantos y tantas personas está lleno de chismes y medias verdades, críticas y absolutas mentiras en contra de los siervos del Señor. Aun si fuera verdad lo que llevan en chisme, Dios les aborrece a ellos por tener tal corazón y poco freno en su boca. Son una abominación. Le repugnan a Dios y los detesta.

¿Cómo está tu corazón?, ¿cómo está el mío?

De todas las cosas guardadas, tenemos que guardar nuestro corazón. 

Si tú eres una víctima de los chismes destructivos, guarda tu corazón de la amargura y odio. Personalmente he tenido que sostener dos años de un sin fin de ataques, chismes y mentiras.

Yo tengo que cuidar mi corazón de amargura y de desánimo. No sólo me han atacado a mí, sino también a mi esposa y también a la iglesia, queriendo dividirnos. 

Romanos 12:17-21

“No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal”. 

Este asunto del corazón no es una enseñanza abstracta. Es algo real. 

Mi corazón se duele por las flechas que me han lanzado, pero Jesús es más grande que todo, y Él es el sanador de mi corazón. 

Deuteronomio 10:12 dice: 

“Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma”. 

Dios está pidiendo todo, sin embargo hay personas con una muy mala actitud. Creen que basta con asistir a una reunión dominical mientras que el resto de la semana mantienen sus pensamientos lejos de Dios y ellos mismos consideran a muchos cristianos como fanáticos, porque somos gente que nos entregamos de todo corazón, no de un pedacito, ¡de todo corazón!

Si se dice que podemos hacer algo de todo corazón, se puede concluir que se puede hacer algo a medio corazón, a un cuarto de corazón, es decir, sin fervor; o como dice: 

Oseas 10:2 

“Está dividido su corazón”. 

A Dios no le agrada un corazón dividido. Dios no quiere compartir tu corazón con nadie ni con nada. ¡Dios es celoso por ti y por mí!

En la vida de Salomón encontramos algo trágico. Empezó bien, pero entonces se casó con mujeres idólatras y ellas desviaron su corazón de Dios y Salomón terminó su vida desagradando a Dios. ¡Fue una tragedia!

¿Sabes que los ídolos pueden ser algo no espiritual? Pueden ser algo como casas, carros, mujeres, hombres, novios, novias, estrellas de cine, entre otras cosas. 

Tú no puedes ver tu corazón, pero ahí está. A veces sabes que sabes, que no tienes ninguna información en el cerebro que te instruya sobre algo en específico, nadie te ha dicho nada sobre el tema, pero hay algo que sabes. A veces es una advertencia dentro de ti que te dice que no debes de hacer una cosa y parece que te susurra, “no lo hagas, no lo hagas...” es el Espíritu Santo morando en tu corazón hablándote. 

Dios dijo: 

“Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.

Amados, busquemos a Dios de todo corazón, busquemos una experiencia con el corazón de Dios, porque si podemos lograr esto, seremos más como Jesús. Sólo saber cosas de Dios no ayuda mucho, pero captar su corazón, eso sí ayuda. Debes de buscar con todo tu corazón para escuchar la voz de Dios, debes escuchar tu corazón, para amarle a Él. Debes amarle con todo tu corazón. No puedes ser la persona que Dios designó que fueras, y no puedes vivir la vida que Él diseñó que vivieras, a menos que vivas con el corazón. 

Jehová se complace de los que le temen, porque Él se acuerda de nuestra condición; se acuerda de que somos polvo. Él no demanda perfección de ti; tú quisieras ser perfecto, pero Dios no demanda eso. Y eso no te hace una persona descuidada, alguien que hace el mal a propósito. Debes odiar la maldad que haces, arrepentirte rápido cuando te des cuenta, Dios te recuerda que eres polvo. 

Ahora hablemos un poco de la intimidad con Dios. Conozcamos un poco de su corazón. Asistir a una clase, recibir información y luego usar esa información para cambiar la manera en que vives, eso no te llevará a una intimidad con Dios, ni tampoco lo hará un gran conocimiento de la Biblia. Es como querer que un curso de anatomía te haga entender mejor a tu cónyuge en tu matrimonio. Él no la entiende a ella y ella no lo entiende a él. Hay algunas personas que creen que el hombre y la mujer son de diferente raza. El curso de anatomía es bueno y debemos entender esas cosas, pero no te ayudarán a amar, de igual forma sólo tener datos de Dios, no te ayudarán a amarlo. 

Ver Mas

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II Victor y Gloria Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.III Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.II Hno. Victor Richards 2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V Hno. Victor Richards 2019-09-10

La Unción Hno. Victor Richards 2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-09-03

Increíble Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-08-27

Él Jesús Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II Hno. Victor Richards 2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III Victor y Gloria Richards 2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

Lecturas Recomendadas


El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.II





Por: Hno. Victor Richards
Martes 12 de Febrero, 2019

La motivación del corazón

Salomón es conocido como el hombre más sabio que jamás haya existido y no fue por el tamaño de su cerebro, sino porque cuando Dios lo invitó a pedirle cualquier cosa, Salomón contestó:

1 Reyes 3:9,10 

“Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar a este pueblo tan grande? Y agradó delante del Señor que Salomón pidiese esto”. 

¿Cómo sería nuestro mundo si todos los gobernantes empezaran a pedir esto mismo? El que gobierna con el corazón, será misericordioso, compasivo y entendido.

Satanás quiere que cada uno de nosotros despreciemos nuestro corazón, que lo consideremos corrupto y malo. Quiere destruir la creatividad del corazón y así hacer que la intimidad con Dios sea imposible. El enemigo sabe cuán vital es el corazón, y aunque no lo sepamos, todas sus fuerzas están enfocadas en destruirlo, ¡él quiere destruir tu corazón! Eso es lo que el diablo quiere, porque si lo puede debilitar o herir profundamente, entonces habrá frustrado el plan de Dios para tu vida. 

Viendo nuestro mundo podemos ver que la mayor parte de la gente tiene un corazón herido profundamente.

Dios desea encontrar personas conforme a su corazón. Hay tanta gente en la actualidad que no tienen corazón, lo han perdido. Son muchos a los que satanás les ha robado el corazón y aunque siguen caminando en este mundo, están muertos, porque su corazón está muerto.

Ejemplo de ello son los padres que golpean a sus niñitos hasta matarlos. Los que violan a sus hijos y los maltratan psicológicamente, ¿y qué me dices de las parejas donde sus corazones están muertos? Aquellas que cuando cierran las puertas de sus casas, viven un infierno dentro del hogar... También esas personas que viven tristes toda su vida porque nunca le hicieron caso a su corazón.

Muchas veces hemos escuchado: “Mi padre quería que yo fuera abogado, pero yo no quería eso, yo quería estudiar otra cosa, pero fue tanta la presión que puso sobre mí, que ahora soy abogado y odio mi trabajo todos los días, no soy lo que quisiera ser”. ¡Qué triste! Fue obligado a abandonar su corazón. 

Hay que obedecer al corazón. Uno tal vez pueda decir, “mi corazón dice que yo debo pintar cuadros”, pues te sugiero que aprendas otra cosa para poder sostenerte, pero, ¡pinta cuadros también! Son pocas las personas que pueden vivir de la pintura; pero pinta mientras esa expresión de tu corazón exista, porque si está en tu corazón, yo creo que Dios lo puso ahí. ¿Tú qué quieres hacer?, ¿vender libros?, ¿curar caballos? Si está en tu corazón, ¡hazlo! La mayoría de las veces, seguir lo que tu corazón te está diciendo, va a requerir valentía. 

La Biblia mira al corazón como la fuente de toda creatividad, toda valentía y toda convicción, es el centro de nuestra fe, nuestra esperanza; y por supuesto, de nuestro amor. Es el manantial de vida dentro de nosotros, es la esencia misma de nuestra existencia. El corazón es el centro de nuestro ser, la fuente de nuestro existir, ¡todo eso es nuestro corazón! Por eso es tan importante seguirlo.

Nuestro carácter es determinado por nuestras motivaciones y la motivación siempre es un asunto del corazón. Puedes decir que no es así, que conoces gente que es motivada por el dinero; pues, déjame decirte que el amor al dinero está en su corazón. Esa motivación está ahí; más que en su cerebro, está en su corazón.

Las personas que viven sin corazón, son como una bomba con detonador de tiempo y el reloj está andando. En cualquier momento pueden explotar. 

Han existido, y aún hoy en día existen, hombres como Adolfo Hitler, que tenía una mente excepcional, pero un corazón podrido; y mira todo el mal que él trajo al mundo. Por otro lado, vemos a gente con un cerebro excepcional y además un buen corazón. 

Por ejemplo, George Washington Carver, hijo de esclavos. Dios dotó su mente porque Él conocía su buen corazón, y este hombre logró, del cacahuate, producir leche, pegamento y alimento. Él bendijo a todo el pueblo de la raza negra. Es una gran verdad que un cerebro bueno, bajo control de un buen corazón, bendice en gran manera.

Dios no nos juzga por nuestra apariencia. Dios no va a juzgarte por guapo o bonita, tampoco por feo o fea, ni nos juzgará por nuestra inteligencia; nos juzga por nuestro corazón. En Proverbios 21:2 leemos: 

“Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; pero Jehová pesa los corazones”. 

¿Cuánto pesa tu corazón? ¿Cuánto pesa mi corazón? ¿3 gramos? Espero que pese más, mucho más delante de Dios, porque eso es lo que Él está viendo. 

¿Por qué será que tantas personas no pueden ser libres en su vida? La respuesta es sencilla. Porque en algún punto del camino, en algún momento de descuido o desesperación, cedieron en algo, perdieron su corazón y ahora no lo pueden hallar; no lo pueden recuperar. Y sin Jesús, sin la obra de Dios, nunca lo podrán recuperar. La mayor parte de la humanidad, simplemente existe. Pero esa no es la voluntad de Dios, Él no nos hizo para vivir todas esas tristezas, sufrimientos y dolores. Nos hizo para vivir en amor. Él dijo: 

Juan 10:10

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. 

Para los intelectuales, las cosas de la vida no parecen conmoverlos tanto y no entienden por qué otras personas son tan afectadas o por qué son tan emocionales. Los consideran inestables. Pero al contrario, las personas que dependen totalmente del corazón, consideran a las que dependen totalmente de la mente, como fríos, distantes; físicamente presentes pero también aislados en su computadora, en su trabajo, en su mundo. 

Es verdad que el corazón es la fuente de nuestras emociones, pero hemos igualado al corazón con las emociones y el intentar hacer eso, es ridículo. Es como decir que el amor es sólo un sentimiento. ¡El amor es mucho más que un sentimiento! Si el amor fuera sólo un sentimiento, Jesús nunca hubiera ido a la cruz. Él estaba orando: “Si es posible que pase de mí esta copa”, sus sentimientos estaban diciendo “no”, pero su corazón dijo “sí”.  Es verdad que las emociones fluyen del corazón, pero el corazón es mucho más que esto. Las emociones son una voz del corazón; como acabamos de ver, el corazón puede decir sí al dolor y al sufrimiento que las emociones rechazan. 

Veamos ahora unas Escrituras que nos hablan del corazón:

En el capítulo cuatro, versículo 29 de Deuteronomio, leemos: 

“Mas si desde allí buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma”.

Y en Deuteronomio 6:5 

“Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas”. 

Jesús llamó a éste el mayor mandamiento, ¿verdad que sí?, ¿observaste que el corazón aparece primero en la lista? Dios no pide nada ligero (nada “Light”); debes amar a Dios con todo tu corazón. Sin embargo hay personas que tienen una relación “ligera” con el Señor. Es como los alimentos de “dieta”. Hay unos refrescos que no contienen azúcar, no tienen cafeína, no tienen sabor; lo que tienen es una imitación sin sustancia. Tu amor hacia Dios no debe ser “Light”, o de dieta, sino todo lo contrario, “Amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón”. 

En 1 Samuel 16:7 encontramos: 

“Pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón”. 

Él mira lo más profundo de lo que somos, Él ve lo más profundo de lo que yo soy y me ama. Por lo tanto, yo quiero amarle a Él de todo corazón. 

Jesús dijo: 

Lucas 12:34

“Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”. 

 Mucho cuidado, Él no dice donde está tu corazón, estará tu tesoro; Él dice: Donde está tu tesoro, ahí estará tu corazón. Examínate y mira bien cuál es tu tesoro y si no es Dios, entonces hoy es el día de hacer de Jesús tu tesoro, para que entonces tu corazón esté en Él.

Hay una escritura en el Antiguo Testamento que nos habla de Saúl, quien cuidaba los animales de su padre. Saúl era alto, fornido y guapo. Ahí estaba cuidando animales, un hombre muy tímido y Dios lo escoge para que sea rey de Israel y le envía al profeta Samuel. Leemos: 

1 Samuel 10:9

“Aconteció luego, que al volver él (Saúl) la espalda para apartarse de Samuel, le mudó Dios su corazón; y todas esas señales acontecieron aquel día”. 

Dios cambió su corazón, le mudó el corazón en un instante, y Él puede hacer eso conmigo y contigo; lo hace en la salvación y lo sigue haciendo todos los días, pero algunos se han desviado y han empezado a no escuchar su corazón. Necesitamos aprender las Escrituras, tenerlas en la mente, pero más aun, en el corazón, porque las Escrituras son como un filtro. El corazón puede filtrar las cosas que debemos retener de las que debemos rechazar. Pero, ¿con qué filtro lo vamos a hacer? Con el filtro de la verdad en tu corazón. La verdad no estará en tu mente todo el tiempo, pero estará atesorada en tu corazón. Eso es una buena noticia para gente como yo, porque a veces soy muy olvidadizo, pero guardo su Palabra en mi corazón, ahí está, porque desde joven la he leído y me controla desde el corazón sin tener que pensar. 

Salmos 119:11 dice así: 

“En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti”. 

No dice “en mi mente” ni “en mi cerebro”; dice «en mi corazón». Sí, es cierto que va a pasar por la mente y por el cerebro para llegar al corazón, pero los dichos de Dios, pueden ser guardados en tu corazón. Si sólo están en tu cabeza, no te van a guardar de pecar, es cuando están en tu corazón que son una protección. 

En Proverbios dice: 

Proverbios 3:5

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia” .

Debemos ser prudentes, pero no debemos confiar en nuestra prudencia, sino apoyarnos en Él, en Jehová, con todo nuestro corazón. 

Hace poco saqué una Biblia que usaba de joven y no la había visto por años, me di cuenta de que ¡había subrayado casi toda la Biblia! Y doy gracias a Dios que Su Palabra está en mi corazón, y si mi mente no puede captar o recordar rápidamente las cosas, mi corazón sí las entiende. Tú puedes llenar tu corazón de esta manera. 

Jeremías 31:31-33 dice: 

“He aquí vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto (con mi pueblo)... daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo”. 

Fíjate, Dios ha prometido poner Su Palabra escrita en nuestro corazón.

En Mateo 15:8, el Señor dijo: 

“Este pueblo de labios me honra; mas su corazón está lejos de mí”.

Uno puede estar diciendo con su boca, “oh, cuánto amo al Señor”, “Señor, cuánto te amo”, bla, bla, bla... y sin embargo, tener un corazón lejos de Él. Debemos de cuidar nuestro corazón, ¿estás cuidando el tuyo? 

De acuerdo a las Escrituras, el corazón puede ser angustiado, herido, dañado, cargado, aun quebrantado. También puede ser alegre, contento, feliz, gozoso. El corazón puede estar completo o dividido, puede ser sabio o necio, puede ser constante, verdadero, recto, atrevido, lleno de valor y también puede ser atemorizado y desfallecido. Puede ser acobardado, derretido como la cera; el corazón puede ser inestable, olvidadizo, adormecido, terco, orgulloso, endurecido, malvado y perverso. Todo eso puede ser según las Escrituras.

De acuerdo con Jesús, un corazón también puede ser puro y limpio; 

Mateo 5:8 

“Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios”.

Salmos 24:3-4

“¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón...” .

Dios le dijo a Ezequiel: 

Ezequiel 11:19

“Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra dentro de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne”.  

Hay personas con corazones de piedra, ¿verdad? No muestran misericordia a nadie. ¡Duros! Unos capítulos más adelante en Ezequiel, lo vuelve a repetir:

 Ezequiel 36:26

“Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne”.

 ¡Qué bueno que Dios hará eso! Hay esperanza para nosotros. 

Cuando la Biblia dice en: 

2 Crónicas 16:9

“Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con Él”.

Lo que quiere decir es que Él va a mostrar su poder. ¿A quiénes? A quienes cuyos corazones sean perfectos, a quienes cuyos corazones estén entregados a Él, a quienes cuyos corazones estén llenos de Él. No es para todos en el mundo. ¡Yo quiero que Dios vea mi corazón perfecto y entregado para que entonces me muestre su poder! 

¿Cómo está tu corazón?, ¿eres fiel a tu esposa o a tu marido?, ¿eres tú una persona de una sola cara o eres de dos o hasta tres caras? 

¿Eres tú fiel y leal?, ¿eres de un corazón íntegro con tu pastor y con tu congregación? ¿o eres una persona que provocas separación, división o dolor?

¿Cómo está tu corazón? 

Proverbios 6:16-19

“Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr al mal, el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos”. 

Dios aborrece seis cosas y la séptima abomina (repudia, detesta) su alma. Él aborrece los ojos, lenguas, manos, corazón, pies, del testigo falso. Él aborrece y abomina a la persona que siembra discordia entre hermanos. 

El corazón de tantos y tantas personas está lleno de chismes y medias verdades, críticas y absolutas mentiras en contra de los siervos del Señor. Aun si fuera verdad lo que llevan en chisme, Dios les aborrece a ellos por tener tal corazón y poco freno en su boca. Son una abominación. Le repugnan a Dios y los detesta.

¿Cómo está tu corazón?, ¿cómo está el mío?

De todas las cosas guardadas, tenemos que guardar nuestro corazón. 

Si tú eres una víctima de los chismes destructivos, guarda tu corazón de la amargura y odio. Personalmente he tenido que sostener dos años de un sin fin de ataques, chismes y mentiras.

Yo tengo que cuidar mi corazón de amargura y de desánimo. No sólo me han atacado a mí, sino también a mi esposa y también a la iglesia, queriendo dividirnos. 

Romanos 12:17-21

“No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza. No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal”. 

Este asunto del corazón no es una enseñanza abstracta. Es algo real. 

Mi corazón se duele por las flechas que me han lanzado, pero Jesús es más grande que todo, y Él es el sanador de mi corazón. 

Deuteronomio 10:12 dice: 

“Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma”. 

Dios está pidiendo todo, sin embargo hay personas con una muy mala actitud. Creen que basta con asistir a una reunión dominical mientras que el resto de la semana mantienen sus pensamientos lejos de Dios y ellos mismos consideran a muchos cristianos como fanáticos, porque somos gente que nos entregamos de todo corazón, no de un pedacito, ¡de todo corazón!

Si se dice que podemos hacer algo de todo corazón, se puede concluir que se puede hacer algo a medio corazón, a un cuarto de corazón, es decir, sin fervor; o como dice: 

Oseas 10:2 

“Está dividido su corazón”. 

A Dios no le agrada un corazón dividido. Dios no quiere compartir tu corazón con nadie ni con nada. ¡Dios es celoso por ti y por mí!

En la vida de Salomón encontramos algo trágico. Empezó bien, pero entonces se casó con mujeres idólatras y ellas desviaron su corazón de Dios y Salomón terminó su vida desagradando a Dios. ¡Fue una tragedia!

¿Sabes que los ídolos pueden ser algo no espiritual? Pueden ser algo como casas, carros, mujeres, hombres, novios, novias, estrellas de cine, entre otras cosas. 

Tú no puedes ver tu corazón, pero ahí está. A veces sabes que sabes, que no tienes ninguna información en el cerebro que te instruya sobre algo en específico, nadie te ha dicho nada sobre el tema, pero hay algo que sabes. A veces es una advertencia dentro de ti que te dice que no debes de hacer una cosa y parece que te susurra, “no lo hagas, no lo hagas...” es el Espíritu Santo morando en tu corazón hablándote. 

Dios dijo: 

“Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.

Amados, busquemos a Dios de todo corazón, busquemos una experiencia con el corazón de Dios, porque si podemos lograr esto, seremos más como Jesús. Sólo saber cosas de Dios no ayuda mucho, pero captar su corazón, eso sí ayuda. Debes de buscar con todo tu corazón para escuchar la voz de Dios, debes escuchar tu corazón, para amarle a Él. Debes amarle con todo tu corazón. No puedes ser la persona que Dios designó que fueras, y no puedes vivir la vida que Él diseñó que vivieras, a menos que vivas con el corazón. 

Jehová se complace de los que le temen, porque Él se acuerda de nuestra condición; se acuerda de que somos polvo. Él no demanda perfección de ti; tú quisieras ser perfecto, pero Dios no demanda eso. Y eso no te hace una persona descuidada, alguien que hace el mal a propósito. Debes odiar la maldad que haces, arrepentirte rápido cuando te des cuenta, Dios te recuerda que eres polvo. 

Ahora hablemos un poco de la intimidad con Dios. Conozcamos un poco de su corazón. Asistir a una clase, recibir información y luego usar esa información para cambiar la manera en que vives, eso no te llevará a una intimidad con Dios, ni tampoco lo hará un gran conocimiento de la Biblia. Es como querer que un curso de anatomía te haga entender mejor a tu cónyuge en tu matrimonio. Él no la entiende a ella y ella no lo entiende a él. Hay algunas personas que creen que el hombre y la mujer son de diferente raza. El curso de anatomía es bueno y debemos entender esas cosas, pero no te ayudarán a amar, de igual forma sólo tener datos de Dios, no te ayudarán a amarlo. 

Ver Mas

El Dominio del Creyente Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Dominio del Creyente
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII
Hno. Victor Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV
Victor y Gloria Richards
2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI
Hno. Victor Richards
2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III
Victor y Gloria Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X
Hno. Victor Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX
Hno. Victor Richards
2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II
Victor y Gloria Richards
2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII
Hno. Victor Richards
2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII
Hno. Victor Richards
2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI
Hno. Victor Richards
2019-09-17

La Unción Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-09-17

La Unción Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-09-10

La Unción
Hno. Victor Richards
2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-09-03

Increíble Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-08-27

Él Jesús Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús
Hno. Victor Richards
2019-08-06

Increíble Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III
Victor y Gloria Richards
2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II
Victor y Gloria Richards
2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Cristiano Auténtico
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Desafío de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII
Hno. Victor Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V
Gloria Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV
Gloria Richards
2019-05-21

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320