El Reino de los Cielos Pt.VII


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 19 de Marzo, 2019

VENGA TU REINO

Juan el Bautista vino predicando; “Arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado”, esto es mucho, ¡el reino de los cielos se ha acercado!…

Les dijo que hicieran un cambio en sus vidas, eso es lo que quiere decir arrepentimiento. 

Jesús fue bautizado en el río Jordán, recibió el Espíritu Santo, venció a Satanás en el desierto y comenzó a predicar y a decir; “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”. 

El cielo mismo ha bajado a la tierra, la venida del reino de los cielos demanda cambio. Cambio en nuestra manera de pensar, de actuar y de enseñar.

En Mateo 10:5-8 leemos, que a estos doce Jesús los envío diciendo; vayan predicando y diciendo, el reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios, de gracia recibisteis, dad de gracia.

Cuando el reino de los cielos se acerca, podemos esperar que muertos sean resucitados. Yo leí eso muchas veces y dije: ¡Señor, quiero ver el día que muertos resuciten!, y ha llegado, ya ha llegado ese día, el reino de los cielos ha llegado a este lugar.

El acercamiento del reino de los cielos trae consigo poder sobrenatural, porque el reino de los cielos no es natural.

Lucas 17:20-21

20. Preguntado por los fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia,

21. ni dirán: Helo aquí, o helo allí; porque he aquí el reino de Dios está entre vosotros.

Aquí la palabra “Entre” en griego es “entos”. Esta palabra sólo se encuentra tres veces en el Nuevo Testamento, es como un viento que sopla entre nosotros. No estuvo en los fariseos que estaban hablando con Jesús, ellos fueron incrédulos, no creyeron que Jesús era el Mesías.

Jesús no dijo que el reino de los cielos estaba en ellos o dentro de ellos, pero estaba entre ellos, la Presencia estaba allí. Como si un humo llenara este lugar, no diríamos está en nosotros, ¡no!, más bien, está entre nosotros. 

Qué triste que pudiera estar entre nosotros el reino de los cielos y que no entráramos en él, esto sería terrible.

Juan 3:3 y 5

3. el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

5. el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

Ver y entrar, es necesario e importante para recibir el reino de los cielos. 

Tenemos que lamentar el hecho de que muchos que han nacido por el Espíritu, aunque hayan sido dotados con la habilidad de ver y de creer el reino invisible, no están apropiándose de este poder en sus vidas. 

Habiendo visto de lejos el reino de los cielos, no han penetrado más adentro en el reino, hay que penetrar más adentro en el reino. Está entre nosotros, muchos han visto y han entrado, pero se han quedado en la puerta. 

Amados, que Dios nos dé a todos el anhelo de penetrar más adentro del reino. Lo sobrenatural que estamos experimentando irá en aumento. 

Las personas, que habiendo visto de lejos el reino de los cielos y no penetran más adentro, se encuentran dominadas por las condiciones del mundo en su derredor.

El nuevo nacimiento pone a nuestra disposición el poder de prevalecer sobre las circunstancias, ¡de no ser dominados por las circunstancias!

Las circunstancias de nuestro mundo son más fuertes ahora que hace unos años, las circunstancias económicas, las circunstancias de terror, las circunstancias de violencia, las circunstancias… ¿Seremos dominados por ellas o vamos a poder prevalecer sobre ellas?, esa es la pregunta.

El reino de Dios es tal, que uno tiene que entrar en él y seguir penetrando más adentro. Sabes qué, el cristianismo no es para flojos, no es para personas que sólo quieren que Dios les aviente el salva vidas y ya, hay una riqueza invisible, pero más real que lo visible. Francamente yo quiero penetrar hasta el corazón del reino.

Voy a repetir, el reino de Dios es tal, que uno tiene que entrar en él y seguir penetrando más adentro, ¿para qué? Para disfrutar de la plenitud del poder sobrenatural que nos es concedido.

Algunos están satisfechos con poco, ¡yo no! Yo quiero todo, yo quiero que ustedes quieran todo y les voy a insistir hasta que quieran todo.

Mateo 11:12

12. Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.

Ellos desean experimentar agresivamente lo más posible del reino, no violentos en el sentido de hacer daño al reino, ¡No! Violentos en su anhelo por vivir en el reino sobrenatural, el reino de los cielos, el reino de Cristo.

Quiero darles una lección del reino que nosotros encontramos en el Padre Nuestro.

Padre Nuestro, venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

Padre Nuestro, venga tu reino…

Hágase tu voluntad en la tierra como se cumple en el cielo…

Cuando viene Su reino a la tierra, Su voluntad será hecha tal como en el cielo, por la presencia de Su reino.

Estoy hablando de que cuando viene Su reino a la tierra, Su voluntad se cumple aquí, ¡en nuestro mundo!

Cuando vino el Señor Jesús, el diablo no pudo hacer nada. Cuando Jesús andaba en las calles sanando enfermos, librando endemoniados, levantando muertos, el diablo no pudo pararlo, ¿por qué? Porque el reino de los cielos se había acercado, Jesús mismo lo anunció. 

Gran parte del mundo estaba en oscuridad, pero donde estaba Jesús, el reino había llegado y cuando el reino de Dios llega a nosotros, el diablo no nos puede parar.

Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra, como está hecho en el cielo…

Cuando se acerca el reino de los cielos a una congregación o a una persona, algo sucede. El cielo ha llegado y en este momento, en este sitio, puede ser que en la calle haya un muerto tirado o puede ser que en un hospital alguien a punto de irse prematuramente de esta vida; entonces el Espíritu sopla y donde está el reino de Dios, Su voluntad se cumple y milagros suceden.

Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo…

Ya que lo estoy entendiendo mejor, voy a orarlo más. Muchos repiten esto en oración sin saber que están diciendo, pero ya que nosotros sabemos, creo que va a llegar a ser una de nuestras oraciones favoritas. ¡Esto es dinamita!

Cuando esto suceda, el diablo no lo podrá detener. Sus obras son nulificadas, la muerte que trajo, es vencida, la enfermedad que él trajo es vencida, él ha querido matar en accidentes, pero ya no puede cuando el reino de Dios llega a ese lugar.

Recuerden, esto no se trata del número de cristianos contra el número de incrédulos, se trata de dónde está el reino de Dios. Por esto, como cristianos y como congregación tenemos que anhelar y pedir; “venga tu reino”, que el reino de los cielos se acerque aquí.

¡Arrepentíos, cambio! Hay que cambiar nuestra manera de pensar y actuar.

Arrepentimiento, no necesariamente de pecado, pero hay un arrepentimiento de métodos, hábitos o costumbres, de cómo hacemos las cosas y la manera que pensamos.

Tenemos que ser abiertos a cambio porque el reino de los cielos se ha acercado, cambia la manera en que vives porque el reino de los cielos se ha acercado. 

Hay un ejemplo en el Antiguo Testamento en 1ª. Samuel 19.

El rey Saúl por su envidia contra David, estaba tratando de matarlo y se dio cuenta que David había ido con Samuel a cierto lugar, entonces envío mensajeros, estoy hablando de soldados que iban a ir, recogerlo y entregarlo a Saúl. Cuando estos llegan cerca de donde están Samuel, David y unos profetas, estos soldados empiezan a profetizar, ¿por qué?

Porque el reino de los cielos estaba allí, la Presencia de Dios era tal, que estos soldados empezaron a profetizar y no regresaron al rey.

Entonces Saúl manda a otros, esos otros están pidiendo direcciones de dónde está Samuel y cuando llegan al perímetro de donde el reino se había acercado, ellos también comienzan a profetizar.

Cuando el reino de Dios se acerca a un lugar, cosas fuera de lo común suceden. Gente que normalmente es seria y de pocas palabras, son transformados cuando entran a la esfera de dominio del reino de Dios. 

Saúl enojado manda otro grupo por tercera vez y estos llegan al perímetro donde están y también empiezan a profetizar y nadie quiere volver con el rey.

El rey Saúl decide ir y matarlo él mismo. Va y pide direcciones, enojado, con envidia, entra en el perímetro y él empieza a profetizar también y no sólo esto, la Presencia era tal que se quita sus vestiduras y día y noche profetiza sin parar.

Cuando el reino de los cielos se acercó, el rey Saúl no pudo hacer nada en contra de David. Cuando la Presencia del reino se acerca, nuestros enemigos pueden encontrarse como esposados, en cadenas invisibles.

Estamos hablando de penetrar el reino de los cielos, ¿quieres penetrar el reino de los cielos?

Tal vez digas, a lo mejor uno tiene que orar mucho, mucho, mucho…

¿Sabes qué?, a veces nos equivocamos creyendo que tenemos que orar mucho, mucho, mucho. Tenemos que orar siendo más sabios, recuerden, tenemos que aprender que la esencia de la oración es más bien oír lo que Dios está hablando y hablarlo, ver lo que Dios está haciendo y hacerlo. 

Entonces, ¿qué es la Presencia de Dios? Es sentir…

Tal vez esto es parte, pero lo importante es, que como Jesús, podamos ver lo que el Padre está haciendo y hacerlo, oír lo que está diciendo y decirlo, yo no estoy diciendo que lo verán como en una pantalla, ¡no! Más bien, es estar en Su Presencia para saber que está hablando.

Yo estoy convencido que Dios está diciendo; arrepiéntanse, porque el reino de los cielos se ha acercado. 

¿Qué estás haciendo? ¿Estás haciendo todas las cosas que Jesús ordenó a sus discípulos?, ¿incluyendo levantar muertos?

Jesús dijo: “he aquí las obras que yo hago, vosotros haréis también y aún mayores harán, porque yo voy con el Padre”. Y yendo con el Padre mandó el Espíritu Santo para darnos poder.

Estamos viviendo en tiempos preciosos mis amados, el Espíritu sopla de donde quiere, más no sabes de dónde viene, ni a dónde va… Lo que yo quiero es que no se vaya.

¿Quieres tú ver a Dios? ¿Quieres ver lo que Dios está haciendo, para que tú puedas hacer eso?, ¿oír lo que está diciendo para que puedas decir eso? ¿Eso quieres?

Santiago dice; “Ustedes no reciben porque sólo piden para sus deleites”. Si tú vas a tomar el reto y la responsabilidad de avanzar en el reino de Dios, tienes que hacerlo de corazón, con una profunda convicción de que lo harás para que la voluntad de Dios sea cumplida y no la tuya. Lo harás para lograr los milagros que Dios quiere hacer y no sólo para suplir tus necesidades.

¿Quieres quedarte dónde estás o quieres madurar y crecer en el reino? ¿Estás dispuesto a cambiar tu manera de orar y no sólo pedir y pedir y pedir?

Entonces dile: “Señor, yo voy a hacer un cambio y yo voy a empezar a buscar verdaderamente lo que quieres, cada día, cada momento, ¿qué es lo que quieres? Y cuando me dé cuenta lo haré sabiendo que me respaldarás, no puedo fallar.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II Hno. Victor Richards 2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III Victor y Gloria Richards 2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III Gloria Richards 2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II Gloria Richards 2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII Hno. Victor Richards 2019-05-02

8 Tipos de Madre Gloria Richards 2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII Hno. Victor Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV Gloria Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III Gloria Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X Hno. Victor Richards 2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II Gloria Richards 2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Gloria Richards 2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III Hno. Victor Richards 2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II Hno. Victor Richards 2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-02-26

El Reino de los Cielos Pt.VII


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 19 de Marzo, 2019

VENGA TU REINO

Juan el Bautista vino predicando; “Arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado”, esto es mucho, ¡el reino de los cielos se ha acercado!…

Les dijo que hicieran un cambio en sus vidas, eso es lo que quiere decir arrepentimiento. 

Jesús fue bautizado en el río Jordán, recibió el Espíritu Santo, venció a Satanás en el desierto y comenzó a predicar y a decir; “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”. 

El cielo mismo ha bajado a la tierra, la venida del reino de los cielos demanda cambio. Cambio en nuestra manera de pensar, de actuar y de enseñar.

En Mateo 10:5-8 leemos, que a estos doce Jesús los envío diciendo; vayan predicando y diciendo, el reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios, de gracia recibisteis, dad de gracia.

Cuando el reino de los cielos se acerca, podemos esperar que muertos sean resucitados. Yo leí eso muchas veces y dije: ¡Señor, quiero ver el día que muertos resuciten!, y ha llegado, ya ha llegado ese día, el reino de los cielos ha llegado a este lugar.

El acercamiento del reino de los cielos trae consigo poder sobrenatural, porque el reino de los cielos no es natural.

Lucas 17:20-21

20. Preguntado por los fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia,

21. ni dirán: Helo aquí, o helo allí; porque he aquí el reino de Dios está entre vosotros.

Aquí la palabra “Entre” en griego es “entos”. Esta palabra sólo se encuentra tres veces en el Nuevo Testamento, es como un viento que sopla entre nosotros. No estuvo en los fariseos que estaban hablando con Jesús, ellos fueron incrédulos, no creyeron que Jesús era el Mesías.

Jesús no dijo que el reino de los cielos estaba en ellos o dentro de ellos, pero estaba entre ellos, la Presencia estaba allí. Como si un humo llenara este lugar, no diríamos está en nosotros, ¡no!, más bien, está entre nosotros. 

Qué triste que pudiera estar entre nosotros el reino de los cielos y que no entráramos en él, esto sería terrible.

Juan 3:3 y 5

3. el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

5. el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

Ver y entrar, es necesario e importante para recibir el reino de los cielos. 

Tenemos que lamentar el hecho de que muchos que han nacido por el Espíritu, aunque hayan sido dotados con la habilidad de ver y de creer el reino invisible, no están apropiándose de este poder en sus vidas. 

Habiendo visto de lejos el reino de los cielos, no han penetrado más adentro en el reino, hay que penetrar más adentro en el reino. Está entre nosotros, muchos han visto y han entrado, pero se han quedado en la puerta. 

Amados, que Dios nos dé a todos el anhelo de penetrar más adentro del reino. Lo sobrenatural que estamos experimentando irá en aumento. 

Las personas, que habiendo visto de lejos el reino de los cielos y no penetran más adentro, se encuentran dominadas por las condiciones del mundo en su derredor.

El nuevo nacimiento pone a nuestra disposición el poder de prevalecer sobre las circunstancias, ¡de no ser dominados por las circunstancias!

Las circunstancias de nuestro mundo son más fuertes ahora que hace unos años, las circunstancias económicas, las circunstancias de terror, las circunstancias de violencia, las circunstancias… ¿Seremos dominados por ellas o vamos a poder prevalecer sobre ellas?, esa es la pregunta.

El reino de Dios es tal, que uno tiene que entrar en él y seguir penetrando más adentro. Sabes qué, el cristianismo no es para flojos, no es para personas que sólo quieren que Dios les aviente el salva vidas y ya, hay una riqueza invisible, pero más real que lo visible. Francamente yo quiero penetrar hasta el corazón del reino.

Voy a repetir, el reino de Dios es tal, que uno tiene que entrar en él y seguir penetrando más adentro, ¿para qué? Para disfrutar de la plenitud del poder sobrenatural que nos es concedido.

Algunos están satisfechos con poco, ¡yo no! Yo quiero todo, yo quiero que ustedes quieran todo y les voy a insistir hasta que quieran todo.

Mateo 11:12

12. Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.

Ellos desean experimentar agresivamente lo más posible del reino, no violentos en el sentido de hacer daño al reino, ¡No! Violentos en su anhelo por vivir en el reino sobrenatural, el reino de los cielos, el reino de Cristo.

Quiero darles una lección del reino que nosotros encontramos en el Padre Nuestro.

Padre Nuestro, venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

Padre Nuestro, venga tu reino…

Hágase tu voluntad en la tierra como se cumple en el cielo…

Cuando viene Su reino a la tierra, Su voluntad será hecha tal como en el cielo, por la presencia de Su reino.

Estoy hablando de que cuando viene Su reino a la tierra, Su voluntad se cumple aquí, ¡en nuestro mundo!

Cuando vino el Señor Jesús, el diablo no pudo hacer nada. Cuando Jesús andaba en las calles sanando enfermos, librando endemoniados, levantando muertos, el diablo no pudo pararlo, ¿por qué? Porque el reino de los cielos se había acercado, Jesús mismo lo anunció. 

Gran parte del mundo estaba en oscuridad, pero donde estaba Jesús, el reino había llegado y cuando el reino de Dios llega a nosotros, el diablo no nos puede parar.

Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra, como está hecho en el cielo…

Cuando se acerca el reino de los cielos a una congregación o a una persona, algo sucede. El cielo ha llegado y en este momento, en este sitio, puede ser que en la calle haya un muerto tirado o puede ser que en un hospital alguien a punto de irse prematuramente de esta vida; entonces el Espíritu sopla y donde está el reino de Dios, Su voluntad se cumple y milagros suceden.

Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo…

Ya que lo estoy entendiendo mejor, voy a orarlo más. Muchos repiten esto en oración sin saber que están diciendo, pero ya que nosotros sabemos, creo que va a llegar a ser una de nuestras oraciones favoritas. ¡Esto es dinamita!

Cuando esto suceda, el diablo no lo podrá detener. Sus obras son nulificadas, la muerte que trajo, es vencida, la enfermedad que él trajo es vencida, él ha querido matar en accidentes, pero ya no puede cuando el reino de Dios llega a ese lugar.

Recuerden, esto no se trata del número de cristianos contra el número de incrédulos, se trata de dónde está el reino de Dios. Por esto, como cristianos y como congregación tenemos que anhelar y pedir; “venga tu reino”, que el reino de los cielos se acerque aquí.

¡Arrepentíos, cambio! Hay que cambiar nuestra manera de pensar y actuar.

Arrepentimiento, no necesariamente de pecado, pero hay un arrepentimiento de métodos, hábitos o costumbres, de cómo hacemos las cosas y la manera que pensamos.

Tenemos que ser abiertos a cambio porque el reino de los cielos se ha acercado, cambia la manera en que vives porque el reino de los cielos se ha acercado. 

Hay un ejemplo en el Antiguo Testamento en 1ª. Samuel 19.

El rey Saúl por su envidia contra David, estaba tratando de matarlo y se dio cuenta que David había ido con Samuel a cierto lugar, entonces envío mensajeros, estoy hablando de soldados que iban a ir, recogerlo y entregarlo a Saúl. Cuando estos llegan cerca de donde están Samuel, David y unos profetas, estos soldados empiezan a profetizar, ¿por qué?

Porque el reino de los cielos estaba allí, la Presencia de Dios era tal, que estos soldados empezaron a profetizar y no regresaron al rey.

Entonces Saúl manda a otros, esos otros están pidiendo direcciones de dónde está Samuel y cuando llegan al perímetro de donde el reino se había acercado, ellos también comienzan a profetizar.

Cuando el reino de Dios se acerca a un lugar, cosas fuera de lo común suceden. Gente que normalmente es seria y de pocas palabras, son transformados cuando entran a la esfera de dominio del reino de Dios. 

Saúl enojado manda otro grupo por tercera vez y estos llegan al perímetro donde están y también empiezan a profetizar y nadie quiere volver con el rey.

El rey Saúl decide ir y matarlo él mismo. Va y pide direcciones, enojado, con envidia, entra en el perímetro y él empieza a profetizar también y no sólo esto, la Presencia era tal que se quita sus vestiduras y día y noche profetiza sin parar.

Cuando el reino de los cielos se acercó, el rey Saúl no pudo hacer nada en contra de David. Cuando la Presencia del reino se acerca, nuestros enemigos pueden encontrarse como esposados, en cadenas invisibles.

Estamos hablando de penetrar el reino de los cielos, ¿quieres penetrar el reino de los cielos?

Tal vez digas, a lo mejor uno tiene que orar mucho, mucho, mucho…

¿Sabes qué?, a veces nos equivocamos creyendo que tenemos que orar mucho, mucho, mucho. Tenemos que orar siendo más sabios, recuerden, tenemos que aprender que la esencia de la oración es más bien oír lo que Dios está hablando y hablarlo, ver lo que Dios está haciendo y hacerlo. 

Entonces, ¿qué es la Presencia de Dios? Es sentir…

Tal vez esto es parte, pero lo importante es, que como Jesús, podamos ver lo que el Padre está haciendo y hacerlo, oír lo que está diciendo y decirlo, yo no estoy diciendo que lo verán como en una pantalla, ¡no! Más bien, es estar en Su Presencia para saber que está hablando.

Yo estoy convencido que Dios está diciendo; arrepiéntanse, porque el reino de los cielos se ha acercado. 

¿Qué estás haciendo? ¿Estás haciendo todas las cosas que Jesús ordenó a sus discípulos?, ¿incluyendo levantar muertos?

Jesús dijo: “he aquí las obras que yo hago, vosotros haréis también y aún mayores harán, porque yo voy con el Padre”. Y yendo con el Padre mandó el Espíritu Santo para darnos poder.

Estamos viviendo en tiempos preciosos mis amados, el Espíritu sopla de donde quiere, más no sabes de dónde viene, ni a dónde va… Lo que yo quiero es que no se vaya.

¿Quieres tú ver a Dios? ¿Quieres ver lo que Dios está haciendo, para que tú puedas hacer eso?, ¿oír lo que está diciendo para que puedas decir eso? ¿Eso quieres?

Santiago dice; “Ustedes no reciben porque sólo piden para sus deleites”. Si tú vas a tomar el reto y la responsabilidad de avanzar en el reino de Dios, tienes que hacerlo de corazón, con una profunda convicción de que lo harás para que la voluntad de Dios sea cumplida y no la tuya. Lo harás para lograr los milagros que Dios quiere hacer y no sólo para suplir tus necesidades.

¿Quieres quedarte dónde estás o quieres madurar y crecer en el reino? ¿Estás dispuesto a cambiar tu manera de orar y no sólo pedir y pedir y pedir?

Entonces dile: “Señor, yo voy a hacer un cambio y yo voy a empezar a buscar verdaderamente lo que quieres, cada día, cada momento, ¿qué es lo que quieres? Y cuando me dé cuenta lo haré sabiendo que me respaldarás, no puedo fallar.

Ver Mas

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II Hno. Victor Richards 2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III Victor y Gloria Richards 2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III Gloria Richards 2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II Gloria Richards 2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII Hno. Victor Richards 2019-05-02

8 Tipos de Madre Gloria Richards 2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII Hno. Victor Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV Gloria Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III Gloria Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X Hno. Victor Richards 2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II Gloria Richards 2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Gloria Richards 2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III Hno. Victor Richards 2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II Hno. Victor Richards 2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-02-26

Lecturas Recomendadas


El Reino de los Cielos Pt.VII



Por: Hno. Victor Richards
Martes 19 de Marzo, 2019

VENGA TU REINO

Juan el Bautista vino predicando; “Arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado”, esto es mucho, ¡el reino de los cielos se ha acercado!…

Les dijo que hicieran un cambio en sus vidas, eso es lo que quiere decir arrepentimiento. 

Jesús fue bautizado en el río Jordán, recibió el Espíritu Santo, venció a Satanás en el desierto y comenzó a predicar y a decir; “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”. 

El cielo mismo ha bajado a la tierra, la venida del reino de los cielos demanda cambio. Cambio en nuestra manera de pensar, de actuar y de enseñar.

En Mateo 10:5-8 leemos, que a estos doce Jesús los envío diciendo; vayan predicando y diciendo, el reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios, de gracia recibisteis, dad de gracia.

Cuando el reino de los cielos se acerca, podemos esperar que muertos sean resucitados. Yo leí eso muchas veces y dije: ¡Señor, quiero ver el día que muertos resuciten!, y ha llegado, ya ha llegado ese día, el reino de los cielos ha llegado a este lugar.

El acercamiento del reino de los cielos trae consigo poder sobrenatural, porque el reino de los cielos no es natural.

Lucas 17:20-21

20. Preguntado por los fariseos, cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia,

21. ni dirán: Helo aquí, o helo allí; porque he aquí el reino de Dios está entre vosotros.

Aquí la palabra “Entre” en griego es “entos”. Esta palabra sólo se encuentra tres veces en el Nuevo Testamento, es como un viento que sopla entre nosotros. No estuvo en los fariseos que estaban hablando con Jesús, ellos fueron incrédulos, no creyeron que Jesús era el Mesías.

Jesús no dijo que el reino de los cielos estaba en ellos o dentro de ellos, pero estaba entre ellos, la Presencia estaba allí. Como si un humo llenara este lugar, no diríamos está en nosotros, ¡no!, más bien, está entre nosotros. 

Qué triste que pudiera estar entre nosotros el reino de los cielos y que no entráramos en él, esto sería terrible.

Juan 3:3 y 5

3. el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

5. el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

Ver y entrar, es necesario e importante para recibir el reino de los cielos. 

Tenemos que lamentar el hecho de que muchos que han nacido por el Espíritu, aunque hayan sido dotados con la habilidad de ver y de creer el reino invisible, no están apropiándose de este poder en sus vidas. 

Habiendo visto de lejos el reino de los cielos, no han penetrado más adentro en el reino, hay que penetrar más adentro en el reino. Está entre nosotros, muchos han visto y han entrado, pero se han quedado en la puerta. 

Amados, que Dios nos dé a todos el anhelo de penetrar más adentro del reino. Lo sobrenatural que estamos experimentando irá en aumento. 

Las personas, que habiendo visto de lejos el reino de los cielos y no penetran más adentro, se encuentran dominadas por las condiciones del mundo en su derredor.

El nuevo nacimiento pone a nuestra disposición el poder de prevalecer sobre las circunstancias, ¡de no ser dominados por las circunstancias!

Las circunstancias de nuestro mundo son más fuertes ahora que hace unos años, las circunstancias económicas, las circunstancias de terror, las circunstancias de violencia, las circunstancias… ¿Seremos dominados por ellas o vamos a poder prevalecer sobre ellas?, esa es la pregunta.

El reino de Dios es tal, que uno tiene que entrar en él y seguir penetrando más adentro. Sabes qué, el cristianismo no es para flojos, no es para personas que sólo quieren que Dios les aviente el salva vidas y ya, hay una riqueza invisible, pero más real que lo visible. Francamente yo quiero penetrar hasta el corazón del reino.

Voy a repetir, el reino de Dios es tal, que uno tiene que entrar en él y seguir penetrando más adentro, ¿para qué? Para disfrutar de la plenitud del poder sobrenatural que nos es concedido.

Algunos están satisfechos con poco, ¡yo no! Yo quiero todo, yo quiero que ustedes quieran todo y les voy a insistir hasta que quieran todo.

Mateo 11:12

12. Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.

Ellos desean experimentar agresivamente lo más posible del reino, no violentos en el sentido de hacer daño al reino, ¡No! Violentos en su anhelo por vivir en el reino sobrenatural, el reino de los cielos, el reino de Cristo.

Quiero darles una lección del reino que nosotros encontramos en el Padre Nuestro.

Padre Nuestro, venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

Padre Nuestro, venga tu reino…

Hágase tu voluntad en la tierra como se cumple en el cielo…

Cuando viene Su reino a la tierra, Su voluntad será hecha tal como en el cielo, por la presencia de Su reino.

Estoy hablando de que cuando viene Su reino a la tierra, Su voluntad se cumple aquí, ¡en nuestro mundo!

Cuando vino el Señor Jesús, el diablo no pudo hacer nada. Cuando Jesús andaba en las calles sanando enfermos, librando endemoniados, levantando muertos, el diablo no pudo pararlo, ¿por qué? Porque el reino de los cielos se había acercado, Jesús mismo lo anunció. 

Gran parte del mundo estaba en oscuridad, pero donde estaba Jesús, el reino había llegado y cuando el reino de Dios llega a nosotros, el diablo no nos puede parar.

Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra, como está hecho en el cielo…

Cuando se acerca el reino de los cielos a una congregación o a una persona, algo sucede. El cielo ha llegado y en este momento, en este sitio, puede ser que en la calle haya un muerto tirado o puede ser que en un hospital alguien a punto de irse prematuramente de esta vida; entonces el Espíritu sopla y donde está el reino de Dios, Su voluntad se cumple y milagros suceden.

Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo…

Ya que lo estoy entendiendo mejor, voy a orarlo más. Muchos repiten esto en oración sin saber que están diciendo, pero ya que nosotros sabemos, creo que va a llegar a ser una de nuestras oraciones favoritas. ¡Esto es dinamita!

Cuando esto suceda, el diablo no lo podrá detener. Sus obras son nulificadas, la muerte que trajo, es vencida, la enfermedad que él trajo es vencida, él ha querido matar en accidentes, pero ya no puede cuando el reino de Dios llega a ese lugar.

Recuerden, esto no se trata del número de cristianos contra el número de incrédulos, se trata de dónde está el reino de Dios. Por esto, como cristianos y como congregación tenemos que anhelar y pedir; “venga tu reino”, que el reino de los cielos se acerque aquí.

¡Arrepentíos, cambio! Hay que cambiar nuestra manera de pensar y actuar.

Arrepentimiento, no necesariamente de pecado, pero hay un arrepentimiento de métodos, hábitos o costumbres, de cómo hacemos las cosas y la manera que pensamos.

Tenemos que ser abiertos a cambio porque el reino de los cielos se ha acercado, cambia la manera en que vives porque el reino de los cielos se ha acercado. 

Hay un ejemplo en el Antiguo Testamento en 1ª. Samuel 19.

El rey Saúl por su envidia contra David, estaba tratando de matarlo y se dio cuenta que David había ido con Samuel a cierto lugar, entonces envío mensajeros, estoy hablando de soldados que iban a ir, recogerlo y entregarlo a Saúl. Cuando estos llegan cerca de donde están Samuel, David y unos profetas, estos soldados empiezan a profetizar, ¿por qué?

Porque el reino de los cielos estaba allí, la Presencia de Dios era tal, que estos soldados empezaron a profetizar y no regresaron al rey.

Entonces Saúl manda a otros, esos otros están pidiendo direcciones de dónde está Samuel y cuando llegan al perímetro de donde el reino se había acercado, ellos también comienzan a profetizar.

Cuando el reino de Dios se acerca a un lugar, cosas fuera de lo común suceden. Gente que normalmente es seria y de pocas palabras, son transformados cuando entran a la esfera de dominio del reino de Dios. 

Saúl enojado manda otro grupo por tercera vez y estos llegan al perímetro donde están y también empiezan a profetizar y nadie quiere volver con el rey.

El rey Saúl decide ir y matarlo él mismo. Va y pide direcciones, enojado, con envidia, entra en el perímetro y él empieza a profetizar también y no sólo esto, la Presencia era tal que se quita sus vestiduras y día y noche profetiza sin parar.

Cuando el reino de los cielos se acercó, el rey Saúl no pudo hacer nada en contra de David. Cuando la Presencia del reino se acerca, nuestros enemigos pueden encontrarse como esposados, en cadenas invisibles.

Estamos hablando de penetrar el reino de los cielos, ¿quieres penetrar el reino de los cielos?

Tal vez digas, a lo mejor uno tiene que orar mucho, mucho, mucho…

¿Sabes qué?, a veces nos equivocamos creyendo que tenemos que orar mucho, mucho, mucho. Tenemos que orar siendo más sabios, recuerden, tenemos que aprender que la esencia de la oración es más bien oír lo que Dios está hablando y hablarlo, ver lo que Dios está haciendo y hacerlo. 

Entonces, ¿qué es la Presencia de Dios? Es sentir…

Tal vez esto es parte, pero lo importante es, que como Jesús, podamos ver lo que el Padre está haciendo y hacerlo, oír lo que está diciendo y decirlo, yo no estoy diciendo que lo verán como en una pantalla, ¡no! Más bien, es estar en Su Presencia para saber que está hablando.

Yo estoy convencido que Dios está diciendo; arrepiéntanse, porque el reino de los cielos se ha acercado. 

¿Qué estás haciendo? ¿Estás haciendo todas las cosas que Jesús ordenó a sus discípulos?, ¿incluyendo levantar muertos?

Jesús dijo: “he aquí las obras que yo hago, vosotros haréis también y aún mayores harán, porque yo voy con el Padre”. Y yendo con el Padre mandó el Espíritu Santo para darnos poder.

Estamos viviendo en tiempos preciosos mis amados, el Espíritu sopla de donde quiere, más no sabes de dónde viene, ni a dónde va… Lo que yo quiero es que no se vaya.

¿Quieres tú ver a Dios? ¿Quieres ver lo que Dios está haciendo, para que tú puedas hacer eso?, ¿oír lo que está diciendo para que puedas decir eso? ¿Eso quieres?

Santiago dice; “Ustedes no reciben porque sólo piden para sus deleites”. Si tú vas a tomar el reto y la responsabilidad de avanzar en el reino de Dios, tienes que hacerlo de corazón, con una profunda convicción de que lo harás para que la voluntad de Dios sea cumplida y no la tuya. Lo harás para lograr los milagros que Dios quiere hacer y no sólo para suplir tus necesidades.

¿Quieres quedarte dónde estás o quieres madurar y crecer en el reino? ¿Estás dispuesto a cambiar tu manera de orar y no sólo pedir y pedir y pedir?

Entonces dile: “Señor, yo voy a hacer un cambio y yo voy a empezar a buscar verdaderamente lo que quieres, cada día, cada momento, ¿qué es lo que quieres? Y cuando me dé cuenta lo haré sabiendo que me respaldarás, no puedo fallar.

Ver Mas

El Jesús Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús
Hno. Victor Richards
2019-08-06

Increíble Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III
Victor y Gloria Richards
2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II
Victor y Gloria Richards
2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Cristiano Auténtico
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Desafío de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII
Hno. Victor Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V
Gloria Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV
Gloria Richards
2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI
Hno. Victor Richards
2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III
Gloria Richards
2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV
Hno. Victor Richards
2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II
Gloria Richards
2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV
Hno. Victor Richards
2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII
Hno. Victor Richards
2019-05-02

8 Tipos de Madre
Gloria Richards
2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII
Hno. Victor Richards
2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV
Gloria Richards
2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III
Gloria Richards
2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI
Hno. Victor Richards
2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X
Hno. Victor Richards
2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II
Gloria Richards
2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX
Hno. Victor Richards
2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños
Gloria Richards
2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII
Hno. Victor Richards
2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI
Hno. Victor Richards
2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-02-26

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320