El Reino de los Cielos Pt. IX


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 2 de Abril, 2019

LA LEY DE LA RECIPROCIDAD 

Juan el Bautista vino predicando; cambien su manera de vivir, porque el reino de los cielos se ha acercado. 

Después Jesús, en el tiempo del Padre fue bautizado en agua, fue lleno del Espíritu Santo, proclamado el Hijo de Dios por la voz audible del Padre, llevado al desierto por el Espíritu donde venció al tentador durante 40 días y luego regresó predicando: cambien su manera de vivir, porque el reino de los cielos se ha acercado. 

Cuando el Reino de los Cielos se acerca, requiere “cambio”, la palabra arrepentíos quiere decir cambien.

Yo tengo una pregunta; ¿has cambiado últimamente? ¿Poco? ¿Mucho? ¿Nada? He estado hablando las palabras de Jesús “arrepentíos” y, ¿no has hecho nada o sí? ¿Lo has tomado a pecho? ¿Has investigado tu vida y has decidido cambiar algo? ¿En qué has cambiado? ¿Has dejado de criticar y juzgar? 

Recuerden, criticar viene de la raíz del orgullo. Dios resiste a los soberbios, pero da gracia a los humildes.

El Reino de los Cielos es un Reino de absoluta posibilidad, absoluta provisión, no tiene límites y no puede ser parado por Satanás.

Jesús dijo a sus discípulos: “…a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos”. Hay misterios en el Reino de los Cielos.

Hemos estudiado últimamente algunos de estos misterios y en parte son las leyes o los principios o las puertas del Reino de los Cielos.

La ley de humildad, la ley del poder de la palabra hablada, la ley de milagros y el secreto detrás de la oración: “venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como está hecho en los cielos”.

Jesús dijo: “arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”. El Reino de los Cielos puede acercarse a nosotros, puede alejarse de nosotros y puede esconderse de nosotros. 

Los fariseos preguntaron a Jesús; ¿cuándo había de venir el Reino de Dios? Les respondió; el Reino de Dios está entre vosotros. Recuerdan la palabra “entre” en griego es “entos”, quiere decir; “en medio de”.

¿Lo puedes ver? No, no lo puedes ver tal cual, pero está allí y podemos ver sus efectos cuando se acerca, cuando está entre nosotros. ¿Qué? El Reino de los Cielos, el Reino de Dios. 

El Reino de los Cielos no estaba en esos fariseos, ellos fueron incrédulos, eran enemigos de Jesús. Entonces, estaba entre ellos y no lo pudieron percibir; porque uno tiene que nacer de nuevo para ver el Reino de Dios y tiene que nacer de agua y espíritu para entrar en el Reino.

También aprendimos, que es para nosotros, pero hay que buscarlo.

Mateo 6:33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

¡Buscar! Muchas personas toman por hecho que el Reino está aquí… y que es suficiente pero no es así, hay que buscarlo.

Cuando mi familia y yo vivimos en la Sierra nuestro lema fue Mateo 6:33, “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

¿Y sabes qué? Funcionó, fueron añadidas, ¿qué? Alimento, transporte, gasolina y dinero para gastar en el ministerio, pero quiero subrayar esto: El Reino de Dios se busca.

Quiero preguntarte; ¿eres tú una persona que busca y que anhela el Reino de Dios? 

Yo despierto en la noche y estoy pensando en el Reino de Dios, día y noche, pero yo pregunto; ¿eres una persona que busca o se te olvida toda la semana, hasta la siguiente vez que vas a la iglesia? Hay que buscar el reino de Dios y el viento del Espíritu Santo. 

También el Reino de Dios se pide y, ¿cómo debemos pedirlo?

“Padre nuestro que estás en los cielos, venga tu reino”. Es una oración, que venga tu Reino, manda tu Reino, debemos nosotros orarlo, pedirlo, porque hay muchas partes de este mundo donde no está Su Reino. 

¿Para qué? Para que se haga Su voluntad, como en el cielo así también en la tierra. 

Todo es parte de la misma oración, “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”. Cuando Su Reino viene en una reunión, en una ciudad, en una región, la voluntad de Dios se hace aquí en la tierra como en el cielo. 

¿Cuántas veces esta semana pasada has orado; “Señor manda tu Reino, que venga tu Reino, que tu Reino esté entre nosotros, que se acerque tu Reino”? ¿Cuántas? Algunos dirán, ni una vez, entonces tú no eres un buscador.

El que busca halla y el que no busca, no halla. El que pide recibe y el que no pide no recibe, es Biblia; yo quiero que venga el reino y nos ha visitado, pero pudiera ser más. ¡Debe ser más!

La voluntad de Dios es gloriosa, provoca alegría, regocijo y produce milagros, maravillas y liberaciones. Eso impacta al que no piensa en Dios, son atraídos a Él y encuentran salvación, no todos, pero algunos. Somos favorecidos por Dios cuando su Reino está entre nosotros. 

Oral Roberts un hombre que Dios usó en los años 60's, 70's, sanando enfermos dijo; “sólo una persona de cada 200 por los cuales yo he orado, sanó”. ¡La mitad de 1%!, pero él oró por miles y miles, entonces hubo miles de sanidades.

Por eso nosotros seguimos orando por enfermos y Dios está sanando.

Cuando el reino de los cielos se acerca, entonces lo sobrenatural se desata y el enemigo es atado.

Lucas 10:8a-9 En cualquier ciudad donde entréis…

9. y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: Se ha acercado a vosotros el reino de Dios.

¿Cuál  fue la prueba que el reino de Dios se había acercado? Las sanidades… Esa fue la prueba.

Lucas 11:14 y 20

14. Estaba Jesús echando fuera un demonio, que era mudo; y aconteció que salido el demonio, el mudo habló; y la gente se maravilló.

20. Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros.

Cuando viene el Reino de Dios hay sanidades, hay liberación de demonios y cuando llegue a nosotros habrá más sanidades y más liberaciones de espíritus.

¿Quieres entrar más adentro de este Reino? 

Algunos sólo quieren acampar dentro de la puerta del Reino de Dios, quieren recibir a Jesús y allí se quedan. Hay indiferencia en su caminar con Jesús, no entienden y no saben que los que sólo entran a la puerta y no tienen interés de entrar profundamente en el Reino, van a tener que vivir en la periferia del cielo.

Si quieres entrar más adentro tienes que aprender los principios, las leyes del Reino de los Cielos, es necesario aprenderlo. 

Tal vez te parezca repetitivo lo que te expreso, pero es sencillamente porque yo creo que es muy importante, pero tienes que aprenderlo y no vas a aprenderlo sólo escuchando o leyéndolo, ¡no! ¡Hay que ponerlo en práctica! ¡Hay que tomar acción!

Tienes que encontrar las puertas que te llevan más adentro del Reino de los Cielos.

Jesús dijo cinco palabras, ¿estás listo? Son importantes…

Esas cinco palabras son la puerta para entrar más adentro en el reino, esta es una de las leyes, uno de los principios…

“Dad y se os dará”, y con esto Él declaró una ley o principio, llamado “reciprocidad” que es la puerta hacia dentro del Reino de los Cielos.

Alguien dice; ¿dónde dice en la Palabra “reciprocidad”? “Dad y se os dará”, allí está… 

Estas cinco palabras forman un principio espiritual que toca cada relación y toda condición del hombre, sea espiritual, física o material. 

Jesús desarrolló este tema durante todo su ministerio, variando la aplicación.

Lucas 6:31 Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.

¿Y esto por qué? Porque es la ley de reciprocidad, “dad y se os dará”.

Dad bien y se os dará bien, dad mal y se os dará mal. Funciona a la izquierda y a la derecha, para bien y para mal.

Algunos dicen: “No, no, yo quisiera quitar esta ley”, no se puede. 

Lucas 6:37-38  No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.

38. Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

Positivamente o negativamente, si tu das mal, si tu das una buena medida de maldad, tu recibirás una buena medida de maldad, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; esto es verdad, es “reciprocidad”. 

Porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir. Si tu mides con cucharita, te será vuelto con la misma medida, si tu mides con un balde, con un balde te será devuelto.

Algunos han estado dando tambos de amargura y ellos preguntan; ¿por qué hay tanta amargura en mi vida?… Ahora lo sabes, pero ahora también ya sabes el remedio. Jesús lo enseñó.

Ahora vamos a añadir esto; 

Marcos 12:30-31 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.

31. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 

¿Por qué tengo que amar a mi prójimo como a mí mismo? Porque si lo amas en esta manera, Reciprocidad traerá amor a tu vida.

Claro que en el mundo hay personas mañosas, nacieron mañosas, viven mañosas, van a morir así, pero si tú estás caminando en el Reino de los Cielos, tú amarás a tu vecino. 

¿Quién es mi vecino?, dijo uno un día delante de Jesús, queriendo justificarse.

Jesús contó la historia del pobre que fue golpeado por ladrones, echado al lado del camino para morir, pasó un sacerdote y no le ayudó, pasó un samaritano, los judíos no tenían trato alguno con los samaritanos, los trataban como basura. 

El samaritano ve al judío y él no dijo; bueno, bien hecho, este judío merece eso y más, yo voy a pegarle con una piedra, ¡no!

¿Qué hizo? 

Lo recoge, lo pone sobre su burro, le lleva a un hotel, renta un cuarto, busca alguien que le trate las heridas, da dinero para que sigan el tratamiento, dice; cuando regrese, si hay un costo más, yo lo pago, pero quiero que cuiden bien a este hombre.

Luego Jesús le dice al hombre que le preguntó; ¿quién es mi vecino?, ¿cuál crees tú que fue el vecino del pobre herido? Este contesta: el samaritano. Ve y haz lo mismo, le dijo Jesús.

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, ¡fuerte!, pero la reciprocidad es fuerte también. Pero, también es fuerte el amor que va a venir a tu vida, no esperes en los hombres, espera en Dios, porque te va a sorprender la fuente por la cual viene, porque el Reino de los Cielos estará operando en medio de tu vida. 

Esto es muy importante; si queremos tener el favor de los demás y no hacemos cosas así, entonces reciprocidad alejará el amor de nosotros. 

Algunas personas dejan de ir a la iglesia porque dicen; “no hay amor aquí”. Si hay mucho amor ahí, el problema es que ellos nunca dan amor y no importa a donde vayan, no van a encontrar amor, no van a encontrarlo porque la ley de reciprocidad dice; “Dad y se os dará”.

¿Estás entendiendo? 

Levítico 19:17(a)-18  No aborrecerás a tu hermano en tu corazón…

18. No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová”.

Yo Jehová, esto es una orden.

Esto es como poner la firma a la cosa… ¿Verdad que la firma a veces habla muy fuerte?

Reciprocidad te puede bendecir o te puede maldecir conforme a la manera que vives.

Vamos a leer Lucas 6:38 una vez más;

38. Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

Que palabra es esta para los que están sufriendo económicamente, los que dicen; ¿qué hago?, gasto todo lo que tengo y aun no puedo pagar la renta, la luz, el agua, el gas, la mueblería y el coche; ¿qué es la respuesta? La ley de reciprocidad, el mundo dice; esto es una tontería. 

Me dicen; Hno. Victor, ¿tú estás diciendo a esas personas que den? ¡Ellos necesitan! Sí, por esto tienen que dar.

Alguien puede decir; ¡No!, tienen que recibir. Yo digo; Si son hijos de Dios cuando dan, entonces van a recibir.

Si tú quieres funcionar como funciona el mundo, yo no. Yo quiero funcionar en la ley de reciprocidad de Dios.

Si tú quieres vivir bajo la ley de reciprocidad de Dios, pídele a Dios que cambie tu corazón, que haga de ti una persona generosa, no sólo con tus bienes, pero con tu tiempo, con tus dones, con el amor por tu prójimo.

¡Abre tu boca y pide! 

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II Victor y Gloria Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.III Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.II Hno. Victor Richards 2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V Hno. Victor Richards 2019-09-10

La Unción Hno. Victor Richards 2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-09-03

Increíble Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-08-27

Él Jesús Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II Hno. Victor Richards 2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III Victor y Gloria Richards 2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. IX


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 2 de Abril, 2019

LA LEY DE LA RECIPROCIDAD 

Juan el Bautista vino predicando; cambien su manera de vivir, porque el reino de los cielos se ha acercado. 

Después Jesús, en el tiempo del Padre fue bautizado en agua, fue lleno del Espíritu Santo, proclamado el Hijo de Dios por la voz audible del Padre, llevado al desierto por el Espíritu donde venció al tentador durante 40 días y luego regresó predicando: cambien su manera de vivir, porque el reino de los cielos se ha acercado. 

Cuando el Reino de los Cielos se acerca, requiere “cambio”, la palabra arrepentíos quiere decir cambien.

Yo tengo una pregunta; ¿has cambiado últimamente? ¿Poco? ¿Mucho? ¿Nada? He estado hablando las palabras de Jesús “arrepentíos” y, ¿no has hecho nada o sí? ¿Lo has tomado a pecho? ¿Has investigado tu vida y has decidido cambiar algo? ¿En qué has cambiado? ¿Has dejado de criticar y juzgar? 

Recuerden, criticar viene de la raíz del orgullo. Dios resiste a los soberbios, pero da gracia a los humildes.

El Reino de los Cielos es un Reino de absoluta posibilidad, absoluta provisión, no tiene límites y no puede ser parado por Satanás.

Jesús dijo a sus discípulos: “…a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos”. Hay misterios en el Reino de los Cielos.

Hemos estudiado últimamente algunos de estos misterios y en parte son las leyes o los principios o las puertas del Reino de los Cielos.

La ley de humildad, la ley del poder de la palabra hablada, la ley de milagros y el secreto detrás de la oración: “venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como está hecho en los cielos”.

Jesús dijo: “arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”. El Reino de los Cielos puede acercarse a nosotros, puede alejarse de nosotros y puede esconderse de nosotros. 

Los fariseos preguntaron a Jesús; ¿cuándo había de venir el Reino de Dios? Les respondió; el Reino de Dios está entre vosotros. Recuerdan la palabra “entre” en griego es “entos”, quiere decir; “en medio de”.

¿Lo puedes ver? No, no lo puedes ver tal cual, pero está allí y podemos ver sus efectos cuando se acerca, cuando está entre nosotros. ¿Qué? El Reino de los Cielos, el Reino de Dios. 

El Reino de los Cielos no estaba en esos fariseos, ellos fueron incrédulos, eran enemigos de Jesús. Entonces, estaba entre ellos y no lo pudieron percibir; porque uno tiene que nacer de nuevo para ver el Reino de Dios y tiene que nacer de agua y espíritu para entrar en el Reino.

También aprendimos, que es para nosotros, pero hay que buscarlo.

Mateo 6:33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

¡Buscar! Muchas personas toman por hecho que el Reino está aquí… y que es suficiente pero no es así, hay que buscarlo.

Cuando mi familia y yo vivimos en la Sierra nuestro lema fue Mateo 6:33, “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

¿Y sabes qué? Funcionó, fueron añadidas, ¿qué? Alimento, transporte, gasolina y dinero para gastar en el ministerio, pero quiero subrayar esto: El Reino de Dios se busca.

Quiero preguntarte; ¿eres tú una persona que busca y que anhela el Reino de Dios? 

Yo despierto en la noche y estoy pensando en el Reino de Dios, día y noche, pero yo pregunto; ¿eres una persona que busca o se te olvida toda la semana, hasta la siguiente vez que vas a la iglesia? Hay que buscar el reino de Dios y el viento del Espíritu Santo. 

También el Reino de Dios se pide y, ¿cómo debemos pedirlo?

“Padre nuestro que estás en los cielos, venga tu reino”. Es una oración, que venga tu Reino, manda tu Reino, debemos nosotros orarlo, pedirlo, porque hay muchas partes de este mundo donde no está Su Reino. 

¿Para qué? Para que se haga Su voluntad, como en el cielo así también en la tierra. 

Todo es parte de la misma oración, “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”. Cuando Su Reino viene en una reunión, en una ciudad, en una región, la voluntad de Dios se hace aquí en la tierra como en el cielo. 

¿Cuántas veces esta semana pasada has orado; “Señor manda tu Reino, que venga tu Reino, que tu Reino esté entre nosotros, que se acerque tu Reino”? ¿Cuántas? Algunos dirán, ni una vez, entonces tú no eres un buscador.

El que busca halla y el que no busca, no halla. El que pide recibe y el que no pide no recibe, es Biblia; yo quiero que venga el reino y nos ha visitado, pero pudiera ser más. ¡Debe ser más!

La voluntad de Dios es gloriosa, provoca alegría, regocijo y produce milagros, maravillas y liberaciones. Eso impacta al que no piensa en Dios, son atraídos a Él y encuentran salvación, no todos, pero algunos. Somos favorecidos por Dios cuando su Reino está entre nosotros. 

Oral Roberts un hombre que Dios usó en los años 60's, 70's, sanando enfermos dijo; “sólo una persona de cada 200 por los cuales yo he orado, sanó”. ¡La mitad de 1%!, pero él oró por miles y miles, entonces hubo miles de sanidades.

Por eso nosotros seguimos orando por enfermos y Dios está sanando.

Cuando el reino de los cielos se acerca, entonces lo sobrenatural se desata y el enemigo es atado.

Lucas 10:8a-9 En cualquier ciudad donde entréis…

9. y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: Se ha acercado a vosotros el reino de Dios.

¿Cuál  fue la prueba que el reino de Dios se había acercado? Las sanidades… Esa fue la prueba.

Lucas 11:14 y 20

14. Estaba Jesús echando fuera un demonio, que era mudo; y aconteció que salido el demonio, el mudo habló; y la gente se maravilló.

20. Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros.

Cuando viene el Reino de Dios hay sanidades, hay liberación de demonios y cuando llegue a nosotros habrá más sanidades y más liberaciones de espíritus.

¿Quieres entrar más adentro de este Reino? 

Algunos sólo quieren acampar dentro de la puerta del Reino de Dios, quieren recibir a Jesús y allí se quedan. Hay indiferencia en su caminar con Jesús, no entienden y no saben que los que sólo entran a la puerta y no tienen interés de entrar profundamente en el Reino, van a tener que vivir en la periferia del cielo.

Si quieres entrar más adentro tienes que aprender los principios, las leyes del Reino de los Cielos, es necesario aprenderlo. 

Tal vez te parezca repetitivo lo que te expreso, pero es sencillamente porque yo creo que es muy importante, pero tienes que aprenderlo y no vas a aprenderlo sólo escuchando o leyéndolo, ¡no! ¡Hay que ponerlo en práctica! ¡Hay que tomar acción!

Tienes que encontrar las puertas que te llevan más adentro del Reino de los Cielos.

Jesús dijo cinco palabras, ¿estás listo? Son importantes…

Esas cinco palabras son la puerta para entrar más adentro en el reino, esta es una de las leyes, uno de los principios…

“Dad y se os dará”, y con esto Él declaró una ley o principio, llamado “reciprocidad” que es la puerta hacia dentro del Reino de los Cielos.

Alguien dice; ¿dónde dice en la Palabra “reciprocidad”? “Dad y se os dará”, allí está… 

Estas cinco palabras forman un principio espiritual que toca cada relación y toda condición del hombre, sea espiritual, física o material. 

Jesús desarrolló este tema durante todo su ministerio, variando la aplicación.

Lucas 6:31 Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.

¿Y esto por qué? Porque es la ley de reciprocidad, “dad y se os dará”.

Dad bien y se os dará bien, dad mal y se os dará mal. Funciona a la izquierda y a la derecha, para bien y para mal.

Algunos dicen: “No, no, yo quisiera quitar esta ley”, no se puede. 

Lucas 6:37-38  No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.

38. Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

Positivamente o negativamente, si tu das mal, si tu das una buena medida de maldad, tu recibirás una buena medida de maldad, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; esto es verdad, es “reciprocidad”. 

Porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir. Si tu mides con cucharita, te será vuelto con la misma medida, si tu mides con un balde, con un balde te será devuelto.

Algunos han estado dando tambos de amargura y ellos preguntan; ¿por qué hay tanta amargura en mi vida?… Ahora lo sabes, pero ahora también ya sabes el remedio. Jesús lo enseñó.

Ahora vamos a añadir esto; 

Marcos 12:30-31 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.

31. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 

¿Por qué tengo que amar a mi prójimo como a mí mismo? Porque si lo amas en esta manera, Reciprocidad traerá amor a tu vida.

Claro que en el mundo hay personas mañosas, nacieron mañosas, viven mañosas, van a morir así, pero si tú estás caminando en el Reino de los Cielos, tú amarás a tu vecino. 

¿Quién es mi vecino?, dijo uno un día delante de Jesús, queriendo justificarse.

Jesús contó la historia del pobre que fue golpeado por ladrones, echado al lado del camino para morir, pasó un sacerdote y no le ayudó, pasó un samaritano, los judíos no tenían trato alguno con los samaritanos, los trataban como basura. 

El samaritano ve al judío y él no dijo; bueno, bien hecho, este judío merece eso y más, yo voy a pegarle con una piedra, ¡no!

¿Qué hizo? 

Lo recoge, lo pone sobre su burro, le lleva a un hotel, renta un cuarto, busca alguien que le trate las heridas, da dinero para que sigan el tratamiento, dice; cuando regrese, si hay un costo más, yo lo pago, pero quiero que cuiden bien a este hombre.

Luego Jesús le dice al hombre que le preguntó; ¿quién es mi vecino?, ¿cuál crees tú que fue el vecino del pobre herido? Este contesta: el samaritano. Ve y haz lo mismo, le dijo Jesús.

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, ¡fuerte!, pero la reciprocidad es fuerte también. Pero, también es fuerte el amor que va a venir a tu vida, no esperes en los hombres, espera en Dios, porque te va a sorprender la fuente por la cual viene, porque el Reino de los Cielos estará operando en medio de tu vida. 

Esto es muy importante; si queremos tener el favor de los demás y no hacemos cosas así, entonces reciprocidad alejará el amor de nosotros. 

Algunas personas dejan de ir a la iglesia porque dicen; “no hay amor aquí”. Si hay mucho amor ahí, el problema es que ellos nunca dan amor y no importa a donde vayan, no van a encontrar amor, no van a encontrarlo porque la ley de reciprocidad dice; “Dad y se os dará”.

¿Estás entendiendo? 

Levítico 19:17(a)-18  No aborrecerás a tu hermano en tu corazón…

18. No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová”.

Yo Jehová, esto es una orden.

Esto es como poner la firma a la cosa… ¿Verdad que la firma a veces habla muy fuerte?

Reciprocidad te puede bendecir o te puede maldecir conforme a la manera que vives.

Vamos a leer Lucas 6:38 una vez más;

38. Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

Que palabra es esta para los que están sufriendo económicamente, los que dicen; ¿qué hago?, gasto todo lo que tengo y aun no puedo pagar la renta, la luz, el agua, el gas, la mueblería y el coche; ¿qué es la respuesta? La ley de reciprocidad, el mundo dice; esto es una tontería. 

Me dicen; Hno. Victor, ¿tú estás diciendo a esas personas que den? ¡Ellos necesitan! Sí, por esto tienen que dar.

Alguien puede decir; ¡No!, tienen que recibir. Yo digo; Si son hijos de Dios cuando dan, entonces van a recibir.

Si tú quieres funcionar como funciona el mundo, yo no. Yo quiero funcionar en la ley de reciprocidad de Dios.

Si tú quieres vivir bajo la ley de reciprocidad de Dios, pídele a Dios que cambie tu corazón, que haga de ti una persona generosa, no sólo con tus bienes, pero con tu tiempo, con tus dones, con el amor por tu prójimo.

¡Abre tu boca y pide! 

Ver Mas

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II Victor y Gloria Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.III Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.II Hno. Victor Richards 2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V Hno. Victor Richards 2019-09-10

La Unción Hno. Victor Richards 2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-09-03

Increíble Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-08-27

Él Jesús Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II Hno. Victor Richards 2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III Victor y Gloria Richards 2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

Lecturas Recomendadas


El Reino de los Cielos Pt. IX



Por: Hno. Victor Richards
Martes 2 de Abril, 2019

LA LEY DE LA RECIPROCIDAD 

Juan el Bautista vino predicando; cambien su manera de vivir, porque el reino de los cielos se ha acercado. 

Después Jesús, en el tiempo del Padre fue bautizado en agua, fue lleno del Espíritu Santo, proclamado el Hijo de Dios por la voz audible del Padre, llevado al desierto por el Espíritu donde venció al tentador durante 40 días y luego regresó predicando: cambien su manera de vivir, porque el reino de los cielos se ha acercado. 

Cuando el Reino de los Cielos se acerca, requiere “cambio”, la palabra arrepentíos quiere decir cambien.

Yo tengo una pregunta; ¿has cambiado últimamente? ¿Poco? ¿Mucho? ¿Nada? He estado hablando las palabras de Jesús “arrepentíos” y, ¿no has hecho nada o sí? ¿Lo has tomado a pecho? ¿Has investigado tu vida y has decidido cambiar algo? ¿En qué has cambiado? ¿Has dejado de criticar y juzgar? 

Recuerden, criticar viene de la raíz del orgullo. Dios resiste a los soberbios, pero da gracia a los humildes.

El Reino de los Cielos es un Reino de absoluta posibilidad, absoluta provisión, no tiene límites y no puede ser parado por Satanás.

Jesús dijo a sus discípulos: “…a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos”. Hay misterios en el Reino de los Cielos.

Hemos estudiado últimamente algunos de estos misterios y en parte son las leyes o los principios o las puertas del Reino de los Cielos.

La ley de humildad, la ley del poder de la palabra hablada, la ley de milagros y el secreto detrás de la oración: “venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como está hecho en los cielos”.

Jesús dijo: “arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”. El Reino de los Cielos puede acercarse a nosotros, puede alejarse de nosotros y puede esconderse de nosotros. 

Los fariseos preguntaron a Jesús; ¿cuándo había de venir el Reino de Dios? Les respondió; el Reino de Dios está entre vosotros. Recuerdan la palabra “entre” en griego es “entos”, quiere decir; “en medio de”.

¿Lo puedes ver? No, no lo puedes ver tal cual, pero está allí y podemos ver sus efectos cuando se acerca, cuando está entre nosotros. ¿Qué? El Reino de los Cielos, el Reino de Dios. 

El Reino de los Cielos no estaba en esos fariseos, ellos fueron incrédulos, eran enemigos de Jesús. Entonces, estaba entre ellos y no lo pudieron percibir; porque uno tiene que nacer de nuevo para ver el Reino de Dios y tiene que nacer de agua y espíritu para entrar en el Reino.

También aprendimos, que es para nosotros, pero hay que buscarlo.

Mateo 6:33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

¡Buscar! Muchas personas toman por hecho que el Reino está aquí… y que es suficiente pero no es así, hay que buscarlo.

Cuando mi familia y yo vivimos en la Sierra nuestro lema fue Mateo 6:33, “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

¿Y sabes qué? Funcionó, fueron añadidas, ¿qué? Alimento, transporte, gasolina y dinero para gastar en el ministerio, pero quiero subrayar esto: El Reino de Dios se busca.

Quiero preguntarte; ¿eres tú una persona que busca y que anhela el Reino de Dios? 

Yo despierto en la noche y estoy pensando en el Reino de Dios, día y noche, pero yo pregunto; ¿eres una persona que busca o se te olvida toda la semana, hasta la siguiente vez que vas a la iglesia? Hay que buscar el reino de Dios y el viento del Espíritu Santo. 

También el Reino de Dios se pide y, ¿cómo debemos pedirlo?

“Padre nuestro que estás en los cielos, venga tu reino”. Es una oración, que venga tu Reino, manda tu Reino, debemos nosotros orarlo, pedirlo, porque hay muchas partes de este mundo donde no está Su Reino. 

¿Para qué? Para que se haga Su voluntad, como en el cielo así también en la tierra. 

Todo es parte de la misma oración, “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”. Cuando Su Reino viene en una reunión, en una ciudad, en una región, la voluntad de Dios se hace aquí en la tierra como en el cielo. 

¿Cuántas veces esta semana pasada has orado; “Señor manda tu Reino, que venga tu Reino, que tu Reino esté entre nosotros, que se acerque tu Reino”? ¿Cuántas? Algunos dirán, ni una vez, entonces tú no eres un buscador.

El que busca halla y el que no busca, no halla. El que pide recibe y el que no pide no recibe, es Biblia; yo quiero que venga el reino y nos ha visitado, pero pudiera ser más. ¡Debe ser más!

La voluntad de Dios es gloriosa, provoca alegría, regocijo y produce milagros, maravillas y liberaciones. Eso impacta al que no piensa en Dios, son atraídos a Él y encuentran salvación, no todos, pero algunos. Somos favorecidos por Dios cuando su Reino está entre nosotros. 

Oral Roberts un hombre que Dios usó en los años 60's, 70's, sanando enfermos dijo; “sólo una persona de cada 200 por los cuales yo he orado, sanó”. ¡La mitad de 1%!, pero él oró por miles y miles, entonces hubo miles de sanidades.

Por eso nosotros seguimos orando por enfermos y Dios está sanando.

Cuando el reino de los cielos se acerca, entonces lo sobrenatural se desata y el enemigo es atado.

Lucas 10:8a-9 En cualquier ciudad donde entréis…

9. y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: Se ha acercado a vosotros el reino de Dios.

¿Cuál  fue la prueba que el reino de Dios se había acercado? Las sanidades… Esa fue la prueba.

Lucas 11:14 y 20

14. Estaba Jesús echando fuera un demonio, que era mudo; y aconteció que salido el demonio, el mudo habló; y la gente se maravilló.

20. Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros.

Cuando viene el Reino de Dios hay sanidades, hay liberación de demonios y cuando llegue a nosotros habrá más sanidades y más liberaciones de espíritus.

¿Quieres entrar más adentro de este Reino? 

Algunos sólo quieren acampar dentro de la puerta del Reino de Dios, quieren recibir a Jesús y allí se quedan. Hay indiferencia en su caminar con Jesús, no entienden y no saben que los que sólo entran a la puerta y no tienen interés de entrar profundamente en el Reino, van a tener que vivir en la periferia del cielo.

Si quieres entrar más adentro tienes que aprender los principios, las leyes del Reino de los Cielos, es necesario aprenderlo. 

Tal vez te parezca repetitivo lo que te expreso, pero es sencillamente porque yo creo que es muy importante, pero tienes que aprenderlo y no vas a aprenderlo sólo escuchando o leyéndolo, ¡no! ¡Hay que ponerlo en práctica! ¡Hay que tomar acción!

Tienes que encontrar las puertas que te llevan más adentro del Reino de los Cielos.

Jesús dijo cinco palabras, ¿estás listo? Son importantes…

Esas cinco palabras son la puerta para entrar más adentro en el reino, esta es una de las leyes, uno de los principios…

“Dad y se os dará”, y con esto Él declaró una ley o principio, llamado “reciprocidad” que es la puerta hacia dentro del Reino de los Cielos.

Alguien dice; ¿dónde dice en la Palabra “reciprocidad”? “Dad y se os dará”, allí está… 

Estas cinco palabras forman un principio espiritual que toca cada relación y toda condición del hombre, sea espiritual, física o material. 

Jesús desarrolló este tema durante todo su ministerio, variando la aplicación.

Lucas 6:31 Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.

¿Y esto por qué? Porque es la ley de reciprocidad, “dad y se os dará”.

Dad bien y se os dará bien, dad mal y se os dará mal. Funciona a la izquierda y a la derecha, para bien y para mal.

Algunos dicen: “No, no, yo quisiera quitar esta ley”, no se puede. 

Lucas 6:37-38  No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.

38. Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

Positivamente o negativamente, si tu das mal, si tu das una buena medida de maldad, tu recibirás una buena medida de maldad, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; esto es verdad, es “reciprocidad”. 

Porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir. Si tu mides con cucharita, te será vuelto con la misma medida, si tu mides con un balde, con un balde te será devuelto.

Algunos han estado dando tambos de amargura y ellos preguntan; ¿por qué hay tanta amargura en mi vida?… Ahora lo sabes, pero ahora también ya sabes el remedio. Jesús lo enseñó.

Ahora vamos a añadir esto; 

Marcos 12:30-31 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.

31. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 

¿Por qué tengo que amar a mi prójimo como a mí mismo? Porque si lo amas en esta manera, Reciprocidad traerá amor a tu vida.

Claro que en el mundo hay personas mañosas, nacieron mañosas, viven mañosas, van a morir así, pero si tú estás caminando en el Reino de los Cielos, tú amarás a tu vecino. 

¿Quién es mi vecino?, dijo uno un día delante de Jesús, queriendo justificarse.

Jesús contó la historia del pobre que fue golpeado por ladrones, echado al lado del camino para morir, pasó un sacerdote y no le ayudó, pasó un samaritano, los judíos no tenían trato alguno con los samaritanos, los trataban como basura. 

El samaritano ve al judío y él no dijo; bueno, bien hecho, este judío merece eso y más, yo voy a pegarle con una piedra, ¡no!

¿Qué hizo? 

Lo recoge, lo pone sobre su burro, le lleva a un hotel, renta un cuarto, busca alguien que le trate las heridas, da dinero para que sigan el tratamiento, dice; cuando regrese, si hay un costo más, yo lo pago, pero quiero que cuiden bien a este hombre.

Luego Jesús le dice al hombre que le preguntó; ¿quién es mi vecino?, ¿cuál crees tú que fue el vecino del pobre herido? Este contesta: el samaritano. Ve y haz lo mismo, le dijo Jesús.

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, ¡fuerte!, pero la reciprocidad es fuerte también. Pero, también es fuerte el amor que va a venir a tu vida, no esperes en los hombres, espera en Dios, porque te va a sorprender la fuente por la cual viene, porque el Reino de los Cielos estará operando en medio de tu vida. 

Esto es muy importante; si queremos tener el favor de los demás y no hacemos cosas así, entonces reciprocidad alejará el amor de nosotros. 

Algunas personas dejan de ir a la iglesia porque dicen; “no hay amor aquí”. Si hay mucho amor ahí, el problema es que ellos nunca dan amor y no importa a donde vayan, no van a encontrar amor, no van a encontrarlo porque la ley de reciprocidad dice; “Dad y se os dará”.

¿Estás entendiendo? 

Levítico 19:17(a)-18  No aborrecerás a tu hermano en tu corazón…

18. No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová”.

Yo Jehová, esto es una orden.

Esto es como poner la firma a la cosa… ¿Verdad que la firma a veces habla muy fuerte?

Reciprocidad te puede bendecir o te puede maldecir conforme a la manera que vives.

Vamos a leer Lucas 6:38 una vez más;

38. Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

Que palabra es esta para los que están sufriendo económicamente, los que dicen; ¿qué hago?, gasto todo lo que tengo y aun no puedo pagar la renta, la luz, el agua, el gas, la mueblería y el coche; ¿qué es la respuesta? La ley de reciprocidad, el mundo dice; esto es una tontería. 

Me dicen; Hno. Victor, ¿tú estás diciendo a esas personas que den? ¡Ellos necesitan! Sí, por esto tienen que dar.

Alguien puede decir; ¡No!, tienen que recibir. Yo digo; Si son hijos de Dios cuando dan, entonces van a recibir.

Si tú quieres funcionar como funciona el mundo, yo no. Yo quiero funcionar en la ley de reciprocidad de Dios.

Si tú quieres vivir bajo la ley de reciprocidad de Dios, pídele a Dios que cambie tu corazón, que haga de ti una persona generosa, no sólo con tus bienes, pero con tu tiempo, con tus dones, con el amor por tu prójimo.

¡Abre tu boca y pide! 

Ver Mas

El Dominio del Creyente Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Dominio del Creyente
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII
Hno. Victor Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV
Victor y Gloria Richards
2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI
Hno. Victor Richards
2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III
Victor y Gloria Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X
Hno. Victor Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX
Hno. Victor Richards
2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II
Victor y Gloria Richards
2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII
Hno. Victor Richards
2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII
Hno. Victor Richards
2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI
Hno. Victor Richards
2019-09-17

La Unción Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-09-17

La Unción Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-09-10

La Unción
Hno. Victor Richards
2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-09-03

Increíble Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-08-27

Él Jesús Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús
Hno. Victor Richards
2019-08-06

Increíble Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III
Victor y Gloria Richards
2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II
Victor y Gloria Richards
2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Cristiano Auténtico
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Desafío de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII
Hno. Victor Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V
Gloria Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV
Gloria Richards
2019-05-21

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320