El Reino de los Cielos Pt.X


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 9 de Abril, 2019

LA LEY DE LA RECIPROCIDAD #2

Cuando vivimos en la Sierra de Chihuahua, yo no entendí sobre la ley de reciprocidad. Yo no enseñé a los hermanos a dar, mucho menos a diezmar, no entendí el valor, no entendí la necesidad de diezmar.

Aunque nosotros, dimos mucho más que esto, porque consideramos que todo lo que teníamos era para el ministerio, pero creímos que la gente de la Sierra eran demasiado pobres y los dejamos pobres, por nuestra ignorancia. 

Hubiéramos dicho; ¡no! Si ellos necesitan, tienen que recibir… Entonces, para recibir tienen que dar, “dad y se os dará”.

En una ocasión, un predicador invitado dijo: ¿Cuántos tienen necesidad económica? Muchas manos se levantaron, a lo mejor creyeron que alguien iba a orar por ellos o que el predicador iba hacer cheques para todos. 

Pero Él dijo: “Vengan y dejen aquí una ofrenda”.

La directora de Reto a la Juventud (un Centro de Rehabilitación para mujeres),  trajo todo lo que tenía y lo dejó. Dentro de una semana le fue devuelto 100 veces por 1, la bendición vino a través de personas que no sabían de su necesidad, realmente recibió 110 veces más por cada peso. Otros dieron el mismo testimonio.

Creo que Dios puso en el corazón de este predicador hacer eso, primeramente para bendecir a los necesitados, pero también para subrayar lo que estamos viendo en nuestro estudio del Reino de los Cielos y para que podamos entender mejor la ley o principio de reciprocidad, que realmente, es una puerta para poder ir más adentro de este Reino poderoso. 

El mundo dice: esto es tontería, pero el Señor dice: es sabiduría, porque está fundada en la verdad.

Qué dijo Jesús en Juan 8:32

32. y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

La verdad de Dios choca con la supuesta verdad del mundo, ¿cuál vamos a creer?

¿La verdad del mundo? O, ¿la verdad de Dios?

El dar es una verdad fundamental, me refiero a que es un cimiento, como de un edificio. Es como el fundamento de lo que estamos construyendo en el Señor.

Dar es el cimiento, tenemos que dar de nosotros mismos, nuestro ser, nuestro dinero, nuestro tiempo, nuestro amor. Esta verdad funciona en el mundo invisible, pero también en el mundo visible. 

No es muy complicado, si tú quieres un mejor sueldo tienes que dar más, más trabajo, en vez de estar pensando: “¿Qué puedo hacer para que me suban el sueldo sin trabajar?". ¡Es fácil, hombre! Trabaja más. 

Si trabajas en una organización, ellos no son tontos, tienen el ojo abierto para ver a los que trabajan más, los que son más creativos, los que actúan con más fuerza a favor de la empresa y esas son las personas que son premiados.

En estos tiempos que vivimos, muchos tienen un sólo pensamiento cuando buscan un trabajo; “qué voy a ganar yo, qué será el sueldo, qué serán mis beneficios, qué posición tendré, qué título”.

Ellos no son dadores, son avaros y codiciosos, sólo piensan en sí mismo, sólo recogen y no dan, nunca piensan en el bien de la empresa, nunca piensan en el bien de la maquiladora, en el bien de la compañía.

¡No! Sólo yo; mi sueldo, mis beneficios, mi posición, mi título, ellos quieren un trabajo donde trabajen poco y ganen mucho. Y si se va para abajo la empresa, que se vaya, no les importa.

Yo tengo una pregunta; ¿por qué hay tantos patrones cristianos que dicen: “yo no quiero ocupar a cristianos”? ¿Por qué? Porque les han tocado estos sinvergüenzas, que se aprovechan del patrón creyendo que les deben algo por ser hermanos en Cristo.

Son flojos, no trabajan con excelencia, provocan problemas laborales, buscan indemnizaciones injustas, llegan tarde, testifican “entre comillas” durante horas de trabajo y por cosas como estas, ahora en nuestro México la reciprocidad negativa está funcionando.

Una palabra a los cristianos, 2 Tesalonicenses 3:10-12

10. Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma.

11. Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno.

12. A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.

Yo creo que esto es claro, ¿verdad? 

Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma…  Pablo está diciendo; los flojos no deben comer.

Dice que trabajen sosegadamente; ¿qué quiere decir eso? Arduamente, duro, tenazmente, intensamente.

¿Por qué es que la gran mayoría no quiere trabajar así? Porque se miden en el trabajo que hacen.

Ustedes saben lo que quiero decir, pero por si acaso no; son esos que dan la apariencia de estar trabajando, hacen lo menos posible y cuando termina el día, casi no han hecho nada. 

Si somos cristianos, entonces tenemos una orden del Espíritu de Dios; a trabajar arduamente, intensamente, duramente, sosegadamente, no lo digo yo, es el Espíritu de Dios. 

Es Dios hablándonos y diciendo; esa es la manera que debe trabajar todo el que tiene un trabajo. Dices: “pero, no me pagan bien”, pues claro no vales ni lo poco que te están dando. Trabaja bien y verás cómo te pagan. 

Cómo sería si alguien va con su jefe en el trabajo y le dice: mira, yo estoy aburrido, yo hago mi trabajo en tres horas, dame algo más que hacer. Quizás le da un infarto al jefe, yo no sé, pero creo que diría; en mi vida no me ha sucedido algo así, pero vamos a encontrarte algo más que hacer.

Y si pasa una semana y dices; “muchas gracias, pero dame algo más”, tú vas a ser promovido. Una persona así, va a ser supervisor y va a supervisar bien. 

Va a encontrar a los flojos y los va a despedir y va a llenar la planta con los que trabajan intensamente, la productividad va a subir, la maquiladora no va a huir a otro país, va a quedarse, va a sacar todo a tiempo, de buena calidad, van a recibir más órdenes, van a tener más trabajo y más personas serán ocupadas y el supervisor va a mandar a los flojos a su casa y quedarse con los buenos.

Sabes qué va a suceder, va a producir reciprocidad positiva, algo que necesitamos en nuestro México.

Proverbios 13:4 

El alma del perezoso desea, y nada alcanza; mas el alma de los diligentes será prosperada.

Muchos en la congregación que tienen empresas o compañías pequeñas o más grandes, me dicen: “qué difícil es encontrar buenos trabajadores”, y en nuestra iglesia sabemos lo mismo.

Una vez anunciamos, que tenemos un puesto en mantenimiento. Recuerdo que, un amigo llegó, le mostraron que hacer y al otro día no volvió.

Yo no sé qué pensó, quizás dijo: “¡Oh! Son hermanos, es un trabajo fácil…”. Sí somos hermanos, pero también sabemos trabajar.

Hay personas que hemos ocupado como secretarias y cuando entran a la oficina, después del primer día dicen: “Yo nunca he estado en un lugar como este”.

¿Qué quieres decir? “Desde el momento que uno entra hasta que salimos es darle duro, darle duro hasta la comida y después de la comida, es darle más duro, darle más duro”.

Bueno, yo no estoy echando la culpa a los cristianos de todos los problemas en México, estos problemas tienen sus raíces en el pecado, en la avaricia y la falta de una ética de trabajo basado en la Palabra de Dios. 

Hay buenos trabajadores cristianos, hay muy buenos jefes cristianos, muy buenos dueños cristianos. Doy gracias a Dios por los de esta congregación que tienen empresas, doy gracias a Dios por los que son exitosos, que Dios ha bendecido económicamente.

Si tu corazón tiene un sentir en contra esta clase de personas, tu andas mal, necesitas arrepentirte de esta actitud. Si tú dices; “estos ricachones, de seguro ellos tienen palancas y por eso llegaron allí”, “a lo mejor lo heredaron de su padre”. ¡No! ¡No es así!  Es que ellos saben trabajar y la reciprocidad les ha traído todo lo que tienen.

Tú no sabes cuantas veces están despiertos una, dos, tres de la mañana, cuando hay problemas y cuando tienen que revisar los libros, tú no sabes… 

¿Sigues hablando del Reino de los Cielos, Hno. Victor? Sí.

Cuando yo llegue al cielo quiero haber obedecido a Dios aquí, de tal manera que haya agradado Su corazón.

Hay buenos trabajadores cristianos, cumplidos, honestos, íntegros, progresivos, inteligentes, creativos, cuidadosos de lo ajeno, que trabajan con excelencia. 

Recuerdan en Lucas cuando habla de los que saben cuidar lo ajeno, ¿qué es eso? Lo que no es tuyo. 

Si tu jefe es un Martínez, García, González, entonces cuida lo de él. Esta clase de personas recibirá la bendición de reciprocidad sin duda alguna. 

Cuando hablamos de dar y recibir, tenemos que considerar el asunto de dar a Dios.

Debemos reconocer que la reciprocidad no sólo tiene que ver con dinero, también tiene que ver con amor, tiene que ver con fidelidad, tiene que ver con todas las áreas que hemos cubierto. 

Jesús habló bastante de la aplicación de la ley de “dad y se os dará”.

Vamos a ver Malaquías 3:6-11

6. Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.

7. Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos?

8. ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.

9. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.

10. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

11. Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos.

Malaquías 3:6-11 lo puedes leer y estudiar toda la semana, pide a Dios revelación y yo creo que la Palabra de Dios te dará la sabiduría y te enseñará como tú puedes ser rico.

Quiero hablarles con seriedad, quiero hablarles de la Salvación, quiero hablarles de la necesidad que cada hombre y cada mujer tienen de una conversión a Jesucristo. Salvación, no es sólo creer que existe Dios.

No es suficiente creer que Jesús es el Hijo de Dios, que nació de María siendo ella virgen, que Él vivió una vida sin pecado, que fue clavado en la cruz por nuestros pecados, que murió desangrando, no sólo por los clavos sino por las espinas en su frente, golpes en su cara; murió desangrando para pagar el precio de nuestros pecados. Tú probablemente sabes eso, pero eso no te salva.

Lo que tienes que hacer es convertirte a Jesucristo, tienes que reconocer que Él es el Hijo de Dios, el Salvador, el único Salvador y conforme a las Sagradas Escrituras el único camino al Padre, Jesús es la piedra angular y en ningún otro hay salvación.

Hechos 4:12 dice: 

Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. 

Tú tienes que entender que es Jesús y sólo Jesús nos lleva al Padre.

Si tú estás confiando en otro, tú estás creyendo y confiando en una mentira; ninguna otra persona nos salva, no hay otro camino que lleva al cielo. No puedes creer la mentira de que Dios va a salvar a toda la humanidad.

Unos dicen: “Todos somos hijos de Dios”, ¡no!  Todos somos hijos de Adán, no somos hijos de Dios hasta convertirnos al Señor Jesucristo; es una decisión que hacemos en el corazón y luego actuamos sobre la decisión, damos nuestra vida a Él, le recibimos a Él en nuestro ser y caminamos con Él. 

La Biblia dice en 1 Juan 5:12

El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

Tú necesitas dar tu vida a Jesús, convertirte a Él y caminar en sus caminos, ser un seguidor de Jesús.

Por gracia, Dios te salvará no por obras, tú no puedes hacer obras suficientes para borrar la mancha de tus pecados; es por gracia, es un regalo y habiendo recibido el regalo debes seguir viviendo en Su gracia, porque la Biblia dice en:

2 Corintios 5:17  

De modo que si alguno está en Cristo nueva criatura es, las cosas viejas pasaron he aquí todas son hechas nuevas.

Transformación viene a la vida de la persona que sinceramente se entrega a Cristo. 

Todos necesitamos una conversión a Jesucristo, la gran mayoría de las personas que asisten a una iglesia cristiana, son personas que se convirtieron a Cristo, se entregaron a Él, pero hay algunos que aún no. Si tú aun no has entregado tu vida al Señor Jesucristo, hoy es tu día. 

Haz esta sencilla oración desde lo profundo de tu corazón; “Señor, yo confieso que soy pecador y me arrepiento de todos mis pecados, perdóname. Reconozco que tú moriste en la cruz y derramaste tu sangre por mí, te recibo como mi Señor y mi Salvador. Renuncio a toda obra de maldad, enséñame a caminar en tus caminos, en el nombre de Jesús amen”.

Si no asistes a una iglesia, busca una donde se predique Su Palabra y puedas ir creciendo en la fe.

También me quiero dirigir a otro tipo de personas; quizás tiempo atrás entregaste tu vida a Jesús, pero ahora no estás caminando cerca de Él, no estás viviendo como agrada a Dios, te has enfriado, te has alejado de su camino. Pero hoy también, tú tienes la oportunidad de renovar  tu compromiso con Jesús, regresa al Padre. 

Recuerda, Jesús es el camino; “el camino”, no “un camino”…es el camino, la verdad y la vida nadie viene al Padre sino por Él.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III Gloria Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-04-16

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II Gloria Richards 2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Gloria Richards 2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III Hno. Victor Richards 2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II Hno. Victor Richards 2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-02-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-26

El Corazón tú Posesión más Valiosa Pt.III Hno. Victor Richards 2019-02-19

El Reino de los Cielos Pt.III Hno. Victor Richards 2019-02-19

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.II Hno. Victor Richards 2019-02-12

El Reino de los Cielos Pt.II Hno. Victor Richards 2019-02-12

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-05

El Reino de los Cielos Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-05

Como Romper la Maldición de la Pobreza Hno. Victor Richards 2018-03-09

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO III Hno. Victor Richards 2018-03-06

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO II Hno. Victor Richards 2018-02-20

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO Hno. Victor Richards 2018-01-30

Orando por resultados Hno. Victor Richards 2017-12-12

LA UNCIÓN II Hno. Victor Richards 2017-09-12

LA UNCIÓN Hno. Victor Richards 2017-08-22

El desafío de ser hombre III Hno. Victor Richards 2017-08-03

El desafío de ser Hombre II Hno. Victor Richards 2017-07-25

El desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2017-07-18

¿DÓNDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES? Hno. Victor Richards 2017-07-11

El Poder de la Resurrección Rafael Márquez 2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII Hno. Victor Richards 2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI Hno. Victor Richards 2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V Hno. Victor Richards 2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV Hno. Victor Richards 2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III Hno. Victor Richards 2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACIÓN 2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II Hno. Victor Richards 2017-05-23

EL  PODER  DE  SU  SANGRE   DERRAMADA Hno. Victor Richards 2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS Hno. Victor Richards 2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-21

Para ti mujer 2017-04-14

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-07

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-03-31

Para ti mujer 2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA Hno. Victor Richards 2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-03-17

El Reino de los Cielos Pt.X


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 9 de Abril, 2019

LA LEY DE LA RECIPROCIDAD #2

Cuando vivimos en la Sierra de Chihuahua, yo no entendí sobre la ley de reciprocidad. Yo no enseñé a los hermanos a dar, mucho menos a diezmar, no entendí el valor, no entendí la necesidad de diezmar.

Aunque nosotros, dimos mucho más que esto, porque consideramos que todo lo que teníamos era para el ministerio, pero creímos que la gente de la Sierra eran demasiado pobres y los dejamos pobres, por nuestra ignorancia. 

Hubiéramos dicho; ¡no! Si ellos necesitan, tienen que recibir… Entonces, para recibir tienen que dar, “dad y se os dará”.

En una ocasión, un predicador invitado dijo: ¿Cuántos tienen necesidad económica? Muchas manos se levantaron, a lo mejor creyeron que alguien iba a orar por ellos o que el predicador iba hacer cheques para todos. 

Pero Él dijo: “Vengan y dejen aquí una ofrenda”.

La directora de Reto a la Juventud (un Centro de Rehabilitación para mujeres),  trajo todo lo que tenía y lo dejó. Dentro de una semana le fue devuelto 100 veces por 1, la bendición vino a través de personas que no sabían de su necesidad, realmente recibió 110 veces más por cada peso. Otros dieron el mismo testimonio.

Creo que Dios puso en el corazón de este predicador hacer eso, primeramente para bendecir a los necesitados, pero también para subrayar lo que estamos viendo en nuestro estudio del Reino de los Cielos y para que podamos entender mejor la ley o principio de reciprocidad, que realmente, es una puerta para poder ir más adentro de este Reino poderoso. 

El mundo dice: esto es tontería, pero el Señor dice: es sabiduría, porque está fundada en la verdad.

Qué dijo Jesús en Juan 8:32

32. y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

La verdad de Dios choca con la supuesta verdad del mundo, ¿cuál vamos a creer?

¿La verdad del mundo? O, ¿la verdad de Dios?

El dar es una verdad fundamental, me refiero a que es un cimiento, como de un edificio. Es como el fundamento de lo que estamos construyendo en el Señor.

Dar es el cimiento, tenemos que dar de nosotros mismos, nuestro ser, nuestro dinero, nuestro tiempo, nuestro amor. Esta verdad funciona en el mundo invisible, pero también en el mundo visible. 

No es muy complicado, si tú quieres un mejor sueldo tienes que dar más, más trabajo, en vez de estar pensando: “¿Qué puedo hacer para que me suban el sueldo sin trabajar?". ¡Es fácil, hombre! Trabaja más. 

Si trabajas en una organización, ellos no son tontos, tienen el ojo abierto para ver a los que trabajan más, los que son más creativos, los que actúan con más fuerza a favor de la empresa y esas son las personas que son premiados.

En estos tiempos que vivimos, muchos tienen un sólo pensamiento cuando buscan un trabajo; “qué voy a ganar yo, qué será el sueldo, qué serán mis beneficios, qué posición tendré, qué título”.

Ellos no son dadores, son avaros y codiciosos, sólo piensan en sí mismo, sólo recogen y no dan, nunca piensan en el bien de la empresa, nunca piensan en el bien de la maquiladora, en el bien de la compañía.

¡No! Sólo yo; mi sueldo, mis beneficios, mi posición, mi título, ellos quieren un trabajo donde trabajen poco y ganen mucho. Y si se va para abajo la empresa, que se vaya, no les importa.

Yo tengo una pregunta; ¿por qué hay tantos patrones cristianos que dicen: “yo no quiero ocupar a cristianos”? ¿Por qué? Porque les han tocado estos sinvergüenzas, que se aprovechan del patrón creyendo que les deben algo por ser hermanos en Cristo.

Son flojos, no trabajan con excelencia, provocan problemas laborales, buscan indemnizaciones injustas, llegan tarde, testifican “entre comillas” durante horas de trabajo y por cosas como estas, ahora en nuestro México la reciprocidad negativa está funcionando.

Una palabra a los cristianos, 2 Tesalonicenses 3:10-12

10. Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma.

11. Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno.

12. A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.

Yo creo que esto es claro, ¿verdad? 

Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma…  Pablo está diciendo; los flojos no deben comer.

Dice que trabajen sosegadamente; ¿qué quiere decir eso? Arduamente, duro, tenazmente, intensamente.

¿Por qué es que la gran mayoría no quiere trabajar así? Porque se miden en el trabajo que hacen.

Ustedes saben lo que quiero decir, pero por si acaso no; son esos que dan la apariencia de estar trabajando, hacen lo menos posible y cuando termina el día, casi no han hecho nada. 

Si somos cristianos, entonces tenemos una orden del Espíritu de Dios; a trabajar arduamente, intensamente, duramente, sosegadamente, no lo digo yo, es el Espíritu de Dios. 

Es Dios hablándonos y diciendo; esa es la manera que debe trabajar todo el que tiene un trabajo. Dices: “pero, no me pagan bien”, pues claro no vales ni lo poco que te están dando. Trabaja bien y verás cómo te pagan. 

Cómo sería si alguien va con su jefe en el trabajo y le dice: mira, yo estoy aburrido, yo hago mi trabajo en tres horas, dame algo más que hacer. Quizás le da un infarto al jefe, yo no sé, pero creo que diría; en mi vida no me ha sucedido algo así, pero vamos a encontrarte algo más que hacer.

Y si pasa una semana y dices; “muchas gracias, pero dame algo más”, tú vas a ser promovido. Una persona así, va a ser supervisor y va a supervisar bien. 

Va a encontrar a los flojos y los va a despedir y va a llenar la planta con los que trabajan intensamente, la productividad va a subir, la maquiladora no va a huir a otro país, va a quedarse, va a sacar todo a tiempo, de buena calidad, van a recibir más órdenes, van a tener más trabajo y más personas serán ocupadas y el supervisor va a mandar a los flojos a su casa y quedarse con los buenos.

Sabes qué va a suceder, va a producir reciprocidad positiva, algo que necesitamos en nuestro México.

Proverbios 13:4 

El alma del perezoso desea, y nada alcanza; mas el alma de los diligentes será prosperada.

Muchos en la congregación que tienen empresas o compañías pequeñas o más grandes, me dicen: “qué difícil es encontrar buenos trabajadores”, y en nuestra iglesia sabemos lo mismo.

Una vez anunciamos, que tenemos un puesto en mantenimiento. Recuerdo que, un amigo llegó, le mostraron que hacer y al otro día no volvió.

Yo no sé qué pensó, quizás dijo: “¡Oh! Son hermanos, es un trabajo fácil…”. Sí somos hermanos, pero también sabemos trabajar.

Hay personas que hemos ocupado como secretarias y cuando entran a la oficina, después del primer día dicen: “Yo nunca he estado en un lugar como este”.

¿Qué quieres decir? “Desde el momento que uno entra hasta que salimos es darle duro, darle duro hasta la comida y después de la comida, es darle más duro, darle más duro”.

Bueno, yo no estoy echando la culpa a los cristianos de todos los problemas en México, estos problemas tienen sus raíces en el pecado, en la avaricia y la falta de una ética de trabajo basado en la Palabra de Dios. 

Hay buenos trabajadores cristianos, hay muy buenos jefes cristianos, muy buenos dueños cristianos. Doy gracias a Dios por los de esta congregación que tienen empresas, doy gracias a Dios por los que son exitosos, que Dios ha bendecido económicamente.

Si tu corazón tiene un sentir en contra esta clase de personas, tu andas mal, necesitas arrepentirte de esta actitud. Si tú dices; “estos ricachones, de seguro ellos tienen palancas y por eso llegaron allí”, “a lo mejor lo heredaron de su padre”. ¡No! ¡No es así!  Es que ellos saben trabajar y la reciprocidad les ha traído todo lo que tienen.

Tú no sabes cuantas veces están despiertos una, dos, tres de la mañana, cuando hay problemas y cuando tienen que revisar los libros, tú no sabes… 

¿Sigues hablando del Reino de los Cielos, Hno. Victor? Sí.

Cuando yo llegue al cielo quiero haber obedecido a Dios aquí, de tal manera que haya agradado Su corazón.

Hay buenos trabajadores cristianos, cumplidos, honestos, íntegros, progresivos, inteligentes, creativos, cuidadosos de lo ajeno, que trabajan con excelencia. 

Recuerdan en Lucas cuando habla de los que saben cuidar lo ajeno, ¿qué es eso? Lo que no es tuyo. 

Si tu jefe es un Martínez, García, González, entonces cuida lo de él. Esta clase de personas recibirá la bendición de reciprocidad sin duda alguna. 

Cuando hablamos de dar y recibir, tenemos que considerar el asunto de dar a Dios.

Debemos reconocer que la reciprocidad no sólo tiene que ver con dinero, también tiene que ver con amor, tiene que ver con fidelidad, tiene que ver con todas las áreas que hemos cubierto. 

Jesús habló bastante de la aplicación de la ley de “dad y se os dará”.

Vamos a ver Malaquías 3:6-11

6. Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.

7. Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos?

8. ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.

9. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.

10. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

11. Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos.

Malaquías 3:6-11 lo puedes leer y estudiar toda la semana, pide a Dios revelación y yo creo que la Palabra de Dios te dará la sabiduría y te enseñará como tú puedes ser rico.

Quiero hablarles con seriedad, quiero hablarles de la Salvación, quiero hablarles de la necesidad que cada hombre y cada mujer tienen de una conversión a Jesucristo. Salvación, no es sólo creer que existe Dios.

No es suficiente creer que Jesús es el Hijo de Dios, que nació de María siendo ella virgen, que Él vivió una vida sin pecado, que fue clavado en la cruz por nuestros pecados, que murió desangrando, no sólo por los clavos sino por las espinas en su frente, golpes en su cara; murió desangrando para pagar el precio de nuestros pecados. Tú probablemente sabes eso, pero eso no te salva.

Lo que tienes que hacer es convertirte a Jesucristo, tienes que reconocer que Él es el Hijo de Dios, el Salvador, el único Salvador y conforme a las Sagradas Escrituras el único camino al Padre, Jesús es la piedra angular y en ningún otro hay salvación.

Hechos 4:12 dice: 

Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. 

Tú tienes que entender que es Jesús y sólo Jesús nos lleva al Padre.

Si tú estás confiando en otro, tú estás creyendo y confiando en una mentira; ninguna otra persona nos salva, no hay otro camino que lleva al cielo. No puedes creer la mentira de que Dios va a salvar a toda la humanidad.

Unos dicen: “Todos somos hijos de Dios”, ¡no!  Todos somos hijos de Adán, no somos hijos de Dios hasta convertirnos al Señor Jesucristo; es una decisión que hacemos en el corazón y luego actuamos sobre la decisión, damos nuestra vida a Él, le recibimos a Él en nuestro ser y caminamos con Él. 

La Biblia dice en 1 Juan 5:12

El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

Tú necesitas dar tu vida a Jesús, convertirte a Él y caminar en sus caminos, ser un seguidor de Jesús.

Por gracia, Dios te salvará no por obras, tú no puedes hacer obras suficientes para borrar la mancha de tus pecados; es por gracia, es un regalo y habiendo recibido el regalo debes seguir viviendo en Su gracia, porque la Biblia dice en:

2 Corintios 5:17  

De modo que si alguno está en Cristo nueva criatura es, las cosas viejas pasaron he aquí todas son hechas nuevas.

Transformación viene a la vida de la persona que sinceramente se entrega a Cristo. 

Todos necesitamos una conversión a Jesucristo, la gran mayoría de las personas que asisten a una iglesia cristiana, son personas que se convirtieron a Cristo, se entregaron a Él, pero hay algunos que aún no. Si tú aun no has entregado tu vida al Señor Jesucristo, hoy es tu día. 

Haz esta sencilla oración desde lo profundo de tu corazón; “Señor, yo confieso que soy pecador y me arrepiento de todos mis pecados, perdóname. Reconozco que tú moriste en la cruz y derramaste tu sangre por mí, te recibo como mi Señor y mi Salvador. Renuncio a toda obra de maldad, enséñame a caminar en tus caminos, en el nombre de Jesús amen”.

Si no asistes a una iglesia, busca una donde se predique Su Palabra y puedas ir creciendo en la fe.

También me quiero dirigir a otro tipo de personas; quizás tiempo atrás entregaste tu vida a Jesús, pero ahora no estás caminando cerca de Él, no estás viviendo como agrada a Dios, te has enfriado, te has alejado de su camino. Pero hoy también, tú tienes la oportunidad de renovar  tu compromiso con Jesús, regresa al Padre. 

Recuerda, Jesús es el camino; “el camino”, no “un camino”…es el camino, la verdad y la vida nadie viene al Padre sino por Él.

Ver Mas

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III Gloria Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-04-16

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II Gloria Richards 2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Gloria Richards 2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III Hno. Victor Richards 2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II Hno. Victor Richards 2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-02-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-26

El Corazón tú Posesión más Valiosa Pt.III Hno. Victor Richards 2019-02-19

El Reino de los Cielos Pt.III Hno. Victor Richards 2019-02-19

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.II Hno. Victor Richards 2019-02-12

El Reino de los Cielos Pt.II Hno. Victor Richards 2019-02-12

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-05

El Reino de los Cielos Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-05

Como Romper la Maldición de la Pobreza Hno. Victor Richards 2018-03-09

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO III Hno. Victor Richards 2018-03-06

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO II Hno. Victor Richards 2018-02-20

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO Hno. Victor Richards 2018-01-30

Orando por resultados Hno. Victor Richards 2017-12-12

LA UNCIÓN II Hno. Victor Richards 2017-09-12

LA UNCIÓN Hno. Victor Richards 2017-08-22

El desafío de ser hombre III Hno. Victor Richards 2017-08-03

El desafío de ser Hombre II Hno. Victor Richards 2017-07-25

El desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2017-07-18

¿DÓNDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES? Hno. Victor Richards 2017-07-11

El Poder de la Resurrección Rafael Márquez 2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII Hno. Victor Richards 2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI Hno. Victor Richards 2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V Hno. Victor Richards 2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV Hno. Victor Richards 2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III Hno. Victor Richards 2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACIÓN 2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II Hno. Victor Richards 2017-05-23

EL  PODER  DE  SU  SANGRE   DERRAMADA Hno. Victor Richards 2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS Hno. Victor Richards 2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-21

Para ti mujer 2017-04-14

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-04-07

TESTIMONIO DE FINANZAS 2017-03-31

Para ti mujer 2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA Hno. Victor Richards 2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD 2017-03-17

Lecturas Recomendadas


El Reino de los Cielos Pt.X



Por: Hno. Victor Richards
Martes 9 de Abril, 2019

LA LEY DE LA RECIPROCIDAD #2

Cuando vivimos en la Sierra de Chihuahua, yo no entendí sobre la ley de reciprocidad. Yo no enseñé a los hermanos a dar, mucho menos a diezmar, no entendí el valor, no entendí la necesidad de diezmar.

Aunque nosotros, dimos mucho más que esto, porque consideramos que todo lo que teníamos era para el ministerio, pero creímos que la gente de la Sierra eran demasiado pobres y los dejamos pobres, por nuestra ignorancia. 

Hubiéramos dicho; ¡no! Si ellos necesitan, tienen que recibir… Entonces, para recibir tienen que dar, “dad y se os dará”.

En una ocasión, un predicador invitado dijo: ¿Cuántos tienen necesidad económica? Muchas manos se levantaron, a lo mejor creyeron que alguien iba a orar por ellos o que el predicador iba hacer cheques para todos. 

Pero Él dijo: “Vengan y dejen aquí una ofrenda”.

La directora de Reto a la Juventud (un Centro de Rehabilitación para mujeres),  trajo todo lo que tenía y lo dejó. Dentro de una semana le fue devuelto 100 veces por 1, la bendición vino a través de personas que no sabían de su necesidad, realmente recibió 110 veces más por cada peso. Otros dieron el mismo testimonio.

Creo que Dios puso en el corazón de este predicador hacer eso, primeramente para bendecir a los necesitados, pero también para subrayar lo que estamos viendo en nuestro estudio del Reino de los Cielos y para que podamos entender mejor la ley o principio de reciprocidad, que realmente, es una puerta para poder ir más adentro de este Reino poderoso. 

El mundo dice: esto es tontería, pero el Señor dice: es sabiduría, porque está fundada en la verdad.

Qué dijo Jesús en Juan 8:32

32. y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

La verdad de Dios choca con la supuesta verdad del mundo, ¿cuál vamos a creer?

¿La verdad del mundo? O, ¿la verdad de Dios?

El dar es una verdad fundamental, me refiero a que es un cimiento, como de un edificio. Es como el fundamento de lo que estamos construyendo en el Señor.

Dar es el cimiento, tenemos que dar de nosotros mismos, nuestro ser, nuestro dinero, nuestro tiempo, nuestro amor. Esta verdad funciona en el mundo invisible, pero también en el mundo visible. 

No es muy complicado, si tú quieres un mejor sueldo tienes que dar más, más trabajo, en vez de estar pensando: “¿Qué puedo hacer para que me suban el sueldo sin trabajar?". ¡Es fácil, hombre! Trabaja más. 

Si trabajas en una organización, ellos no son tontos, tienen el ojo abierto para ver a los que trabajan más, los que son más creativos, los que actúan con más fuerza a favor de la empresa y esas son las personas que son premiados.

En estos tiempos que vivimos, muchos tienen un sólo pensamiento cuando buscan un trabajo; “qué voy a ganar yo, qué será el sueldo, qué serán mis beneficios, qué posición tendré, qué título”.

Ellos no son dadores, son avaros y codiciosos, sólo piensan en sí mismo, sólo recogen y no dan, nunca piensan en el bien de la empresa, nunca piensan en el bien de la maquiladora, en el bien de la compañía.

¡No! Sólo yo; mi sueldo, mis beneficios, mi posición, mi título, ellos quieren un trabajo donde trabajen poco y ganen mucho. Y si se va para abajo la empresa, que se vaya, no les importa.

Yo tengo una pregunta; ¿por qué hay tantos patrones cristianos que dicen: “yo no quiero ocupar a cristianos”? ¿Por qué? Porque les han tocado estos sinvergüenzas, que se aprovechan del patrón creyendo que les deben algo por ser hermanos en Cristo.

Son flojos, no trabajan con excelencia, provocan problemas laborales, buscan indemnizaciones injustas, llegan tarde, testifican “entre comillas” durante horas de trabajo y por cosas como estas, ahora en nuestro México la reciprocidad negativa está funcionando.

Una palabra a los cristianos, 2 Tesalonicenses 3:10-12

10. Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma.

11. Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno.

12. A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.

Yo creo que esto es claro, ¿verdad? 

Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma…  Pablo está diciendo; los flojos no deben comer.

Dice que trabajen sosegadamente; ¿qué quiere decir eso? Arduamente, duro, tenazmente, intensamente.

¿Por qué es que la gran mayoría no quiere trabajar así? Porque se miden en el trabajo que hacen.

Ustedes saben lo que quiero decir, pero por si acaso no; son esos que dan la apariencia de estar trabajando, hacen lo menos posible y cuando termina el día, casi no han hecho nada. 

Si somos cristianos, entonces tenemos una orden del Espíritu de Dios; a trabajar arduamente, intensamente, duramente, sosegadamente, no lo digo yo, es el Espíritu de Dios. 

Es Dios hablándonos y diciendo; esa es la manera que debe trabajar todo el que tiene un trabajo. Dices: “pero, no me pagan bien”, pues claro no vales ni lo poco que te están dando. Trabaja bien y verás cómo te pagan. 

Cómo sería si alguien va con su jefe en el trabajo y le dice: mira, yo estoy aburrido, yo hago mi trabajo en tres horas, dame algo más que hacer. Quizás le da un infarto al jefe, yo no sé, pero creo que diría; en mi vida no me ha sucedido algo así, pero vamos a encontrarte algo más que hacer.

Y si pasa una semana y dices; “muchas gracias, pero dame algo más”, tú vas a ser promovido. Una persona así, va a ser supervisor y va a supervisar bien. 

Va a encontrar a los flojos y los va a despedir y va a llenar la planta con los que trabajan intensamente, la productividad va a subir, la maquiladora no va a huir a otro país, va a quedarse, va a sacar todo a tiempo, de buena calidad, van a recibir más órdenes, van a tener más trabajo y más personas serán ocupadas y el supervisor va a mandar a los flojos a su casa y quedarse con los buenos.

Sabes qué va a suceder, va a producir reciprocidad positiva, algo que necesitamos en nuestro México.

Proverbios 13:4 

El alma del perezoso desea, y nada alcanza; mas el alma de los diligentes será prosperada.

Muchos en la congregación que tienen empresas o compañías pequeñas o más grandes, me dicen: “qué difícil es encontrar buenos trabajadores”, y en nuestra iglesia sabemos lo mismo.

Una vez anunciamos, que tenemos un puesto en mantenimiento. Recuerdo que, un amigo llegó, le mostraron que hacer y al otro día no volvió.

Yo no sé qué pensó, quizás dijo: “¡Oh! Son hermanos, es un trabajo fácil…”. Sí somos hermanos, pero también sabemos trabajar.

Hay personas que hemos ocupado como secretarias y cuando entran a la oficina, después del primer día dicen: “Yo nunca he estado en un lugar como este”.

¿Qué quieres decir? “Desde el momento que uno entra hasta que salimos es darle duro, darle duro hasta la comida y después de la comida, es darle más duro, darle más duro”.

Bueno, yo no estoy echando la culpa a los cristianos de todos los problemas en México, estos problemas tienen sus raíces en el pecado, en la avaricia y la falta de una ética de trabajo basado en la Palabra de Dios. 

Hay buenos trabajadores cristianos, hay muy buenos jefes cristianos, muy buenos dueños cristianos. Doy gracias a Dios por los de esta congregación que tienen empresas, doy gracias a Dios por los que son exitosos, que Dios ha bendecido económicamente.

Si tu corazón tiene un sentir en contra esta clase de personas, tu andas mal, necesitas arrepentirte de esta actitud. Si tú dices; “estos ricachones, de seguro ellos tienen palancas y por eso llegaron allí”, “a lo mejor lo heredaron de su padre”. ¡No! ¡No es así!  Es que ellos saben trabajar y la reciprocidad les ha traído todo lo que tienen.

Tú no sabes cuantas veces están despiertos una, dos, tres de la mañana, cuando hay problemas y cuando tienen que revisar los libros, tú no sabes… 

¿Sigues hablando del Reino de los Cielos, Hno. Victor? Sí.

Cuando yo llegue al cielo quiero haber obedecido a Dios aquí, de tal manera que haya agradado Su corazón.

Hay buenos trabajadores cristianos, cumplidos, honestos, íntegros, progresivos, inteligentes, creativos, cuidadosos de lo ajeno, que trabajan con excelencia. 

Recuerdan en Lucas cuando habla de los que saben cuidar lo ajeno, ¿qué es eso? Lo que no es tuyo. 

Si tu jefe es un Martínez, García, González, entonces cuida lo de él. Esta clase de personas recibirá la bendición de reciprocidad sin duda alguna. 

Cuando hablamos de dar y recibir, tenemos que considerar el asunto de dar a Dios.

Debemos reconocer que la reciprocidad no sólo tiene que ver con dinero, también tiene que ver con amor, tiene que ver con fidelidad, tiene que ver con todas las áreas que hemos cubierto. 

Jesús habló bastante de la aplicación de la ley de “dad y se os dará”.

Vamos a ver Malaquías 3:6-11

6. Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.

7. Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos?

8. ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas.

9. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.

10. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

11. Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos.

Malaquías 3:6-11 lo puedes leer y estudiar toda la semana, pide a Dios revelación y yo creo que la Palabra de Dios te dará la sabiduría y te enseñará como tú puedes ser rico.

Quiero hablarles con seriedad, quiero hablarles de la Salvación, quiero hablarles de la necesidad que cada hombre y cada mujer tienen de una conversión a Jesucristo. Salvación, no es sólo creer que existe Dios.

No es suficiente creer que Jesús es el Hijo de Dios, que nació de María siendo ella virgen, que Él vivió una vida sin pecado, que fue clavado en la cruz por nuestros pecados, que murió desangrando, no sólo por los clavos sino por las espinas en su frente, golpes en su cara; murió desangrando para pagar el precio de nuestros pecados. Tú probablemente sabes eso, pero eso no te salva.

Lo que tienes que hacer es convertirte a Jesucristo, tienes que reconocer que Él es el Hijo de Dios, el Salvador, el único Salvador y conforme a las Sagradas Escrituras el único camino al Padre, Jesús es la piedra angular y en ningún otro hay salvación.

Hechos 4:12 dice: 

Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos. 

Tú tienes que entender que es Jesús y sólo Jesús nos lleva al Padre.

Si tú estás confiando en otro, tú estás creyendo y confiando en una mentira; ninguna otra persona nos salva, no hay otro camino que lleva al cielo. No puedes creer la mentira de que Dios va a salvar a toda la humanidad.

Unos dicen: “Todos somos hijos de Dios”, ¡no!  Todos somos hijos de Adán, no somos hijos de Dios hasta convertirnos al Señor Jesucristo; es una decisión que hacemos en el corazón y luego actuamos sobre la decisión, damos nuestra vida a Él, le recibimos a Él en nuestro ser y caminamos con Él. 

La Biblia dice en 1 Juan 5:12

El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

Tú necesitas dar tu vida a Jesús, convertirte a Él y caminar en sus caminos, ser un seguidor de Jesús.

Por gracia, Dios te salvará no por obras, tú no puedes hacer obras suficientes para borrar la mancha de tus pecados; es por gracia, es un regalo y habiendo recibido el regalo debes seguir viviendo en Su gracia, porque la Biblia dice en:

2 Corintios 5:17  

De modo que si alguno está en Cristo nueva criatura es, las cosas viejas pasaron he aquí todas son hechas nuevas.

Transformación viene a la vida de la persona que sinceramente se entrega a Cristo. 

Todos necesitamos una conversión a Jesucristo, la gran mayoría de las personas que asisten a una iglesia cristiana, son personas que se convirtieron a Cristo, se entregaron a Él, pero hay algunos que aún no. Si tú aun no has entregado tu vida al Señor Jesucristo, hoy es tu día. 

Haz esta sencilla oración desde lo profundo de tu corazón; “Señor, yo confieso que soy pecador y me arrepiento de todos mis pecados, perdóname. Reconozco que tú moriste en la cruz y derramaste tu sangre por mí, te recibo como mi Señor y mi Salvador. Renuncio a toda obra de maldad, enséñame a caminar en tus caminos, en el nombre de Jesús amen”.

Si no asistes a una iglesia, busca una donde se predique Su Palabra y puedas ir creciendo en la fe.

También me quiero dirigir a otro tipo de personas; quizás tiempo atrás entregaste tu vida a Jesús, pero ahora no estás caminando cerca de Él, no estás viviendo como agrada a Dios, te has enfriado, te has alejado de su camino. Pero hoy también, tú tienes la oportunidad de renovar  tu compromiso con Jesús, regresa al Padre. 

Recuerda, Jesús es el camino; “el camino”, no “un camino”…es el camino, la verdad y la vida nadie viene al Padre sino por Él.

Ver Mas

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III
Gloria Richards
2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI
Hno. Victor Richards
2019-04-16

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II
Gloria Richards
2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX
Hno. Victor Richards
2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños
Gloria Richards
2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII
Hno. Victor Richards
2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII
Hno. Victor Richards
2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI
Hno. Victor Richards
2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-02-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-02-26

El Corazón tú Posesión más Valiosa Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-02-19

El Reino de los Cielos Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-02-19

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-02-12

El Reino de los Cielos Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-02-12

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-02-05

El Reino de los Cielos Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-02-05

Como Romper la Maldición de la Pobreza
Hno. Victor Richards
2018-03-09

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO III
Hno. Victor Richards
2018-03-06

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO II
Hno. Victor Richards
2018-02-20

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO
Hno. Victor Richards
2018-01-30

Orando por resultados
Hno. Victor Richards
2017-12-12

LA UNCIÓN II
Hno. Victor Richards
2017-09-12

LA UNCIÓN
Hno. Victor Richards
2017-08-22

El desafío de ser hombre III
Hno. Victor Richards
2017-08-03

El desafío de ser Hombre II
Hno. Victor Richards
2017-07-25

El desafío de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2017-07-18

¿DÓNDE QUEDAN NUESTRAS TRANSGRESIONES?
Hno. Victor Richards
2017-07-11

El Poder de la Resurrección
Rafael Mrquez
2017-06-30

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VII
Hno. Victor Richards
2017-06-27

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA VI
Hno. Victor Richards
2017-06-20

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA V
Hno. Victor Richards
2017-06-13

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA IV
Hno. Victor Richards
2017-06-06

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-06-02

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA III
Hno. Victor Richards
2017-05-30

TESTIMONIO DE LIBERACIÓN
2017-05-26

EL PODER DE SU SANGRE DERRAMADA II
Hno. Victor Richards
2017-05-23

EL  PODER  DE  SU  SANGRE   DERRAMADA
Hno. Victor Richards
2017-05-16

UN MUNDO EN LLAMAS
Hno. Victor Richards
2017-04-25

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-04-21

Para ti mujer
2017-04-14

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-04-07

TESTIMONIO DE FINANZAS
2017-03-31

Para ti mujer
2017-03-24

UNA CRECIENTE OLA DE SU PODEROSA PRESENCIA
Hno. Victor Richards
2017-03-21

TESTIMONIO DE SANIDAD
2017-03-17

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320