El Reino de los Cielos Pt. XIX


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Lunes 10 de Junio, 2019

La Ley de Persistencia #2

La semana pasada comenzamos a hablar sobre ser persistentes en el Reino de Dios. Dijimos que los que son agresivos, los que toman por asalto, los que son persistentes; son los que echan mano del Reino de Dios.

Hablamos de pedir con insistencia, buscar con insistencia y llamar con insistencia. De esa manera, cuando sabemos que lo que pedimos a Dios, está dentro de Su voluntad, entonces debemos pedirlo día y noche.

Tenemos que persistir si vamos a crecer. Persistir, persistir y persistir para vencer las cosas que vienen en nuestra contra. Esta es la Ley de la Persistencia. 

Lucas 11:11-13 “¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente?

12. ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?

13. Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”.

Vimos también en el capítulo anterior el presente continuo, que en nuestro idioma español no existe, pero en griego sí, que es el idioma del Nuevo Testamento.

Justo antes de este texto vimos; el que busca y sigue buscando; el que pide y sigue pidiendo; el que llama y sigue llamando; y luego este versículo, “que padre de vosotros” y después esto…

13. “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”.

Yo buscaba el significado en griego de las palabras “cuánto más”, porque algunos tratan de decir; no, no tiene nada que ver con más del Espíritu, pero Él dará mucho más pronto el Espíritu, que si uno pide pan para sus hijos. 

En el griego, “cuánto más”, se pronuncia “pozos mallon”. “Pozos” quiere decir grande, largo, tiene que ver con medida, talla. “Mallon” quiere decir un grado mayor, mejor cantidad y mejor calidad. 

Entonces, en este versículo nos está diciendo que nos dará más de Su Espíritu… y más de Su Espíritu… y más de Su Espíritu.

Si alguien trata de decirte: “¡No, no! Eso sólo quiere decir, que nos dará el Espíritu más pronto de lo que un padre dará pan y no tiene nada que ver con cantidad”, sólo respóndele; “pozos mallon”.

Sabes qué, hay muchas personas que sólo buscan al Espíritu cuando se hace énfasis en una reunión, es todo; no son violentos, tenemos que ser violentos y no permitir que nada ni nadie nos robe de lo nuestro.

Cuando yo fui joven tuvimos un perro llamado Rex, el perro no era muy grande, no chiquito, mediano, tenía corazón de rey.

Rex, pelearía con cualquier perro que se parara delante de él, no le importaba que fuera tres veces su tamaño y ganaba; los gatos le tuvieron terror, le gustaba pelear con ellos. Rex regresaba todo rasguñado, pero él ganaba.

Pero él tenía algo que le gustaba más; eran los zorrillos, no dije zorros, sino zorrillos. 

Una vez estaba en el campo con mi padre y Rex empieza a buscar y encuentra un zorrillo, se hizo la pelea; el zorrillo probablemente hubiera escapado, pero le mordió en la nariz y eso fue su fin. Rex se enojó tanto que lo acabó, le mató.

Mi padre le dijo: “Ya déjalo”, mi papá no quería tocarlo, olía feo, feo, y dijo: “¡Ya déjalo!”. Rex gruñía, ¡no! Siempre era obediente con mi padre, mi padre volvió a decir: “Ya te dije que lo dejes” y Rex gruñía y ¡no!, mi padre agarró una rama y trató de quitar del perro el zorrillo y no pudo. Le pegó al perro y ni con eso. 

Al fin logró quitárselo. Habían caminado unos cien metros cuando el perro vuelve al lugar de los hechos, para rematar al pobre zorrillo. 

Mi mamá se llamaba Jessie y mi papá le dice: “Ándale pues, llévalo y muéstralo a Jessie”, lo lleva por kilómetros a la casa, no lo soltó por nada. 

Lo lleva y lo deposita en la entrada de nuestra casa, Rex está parado sobre su víctima, vencedor. Mi padre dice: “¡Jessie ven!”. Cuando ella abre la puerta mi madre grita: “¡Ah! Quita esa cosa de aquí”.

¡Así tenemos que ser mis amados! Si queremos entrar a lo más profundo del reino, si queremos ser llenos del Espíritu Santo, si queremos todo lo que Dios nos quiere dar y cuando el diablo dice: “¡No!”, muérdelo, pero no lo sueltes. 

Cuando la gente dice: “¡No, tú no!”. Tú persiste, sé bravo, en las cosas de Dios, eso es lo que Dios quiere de nosotros. Hay más para ti y hay más para mí. 

Recuerda; si tú buscas al Espíritu Santo, únicamente en una reunión, únicamente durante ministración del Espíritu, entonces poco recibirás. Busca y busca más del Espíritu en tu vida. 

No te desanimes; lo que es fácil, poco vale. Lo que en verdad vale es lo que ha requerido búsqueda.

La búsqueda te llevará a las Escrituras, la búsqueda te llevará a tus rodillas, la búsqueda te llevará a apreciar lo de Dios. 

¿Recuerdan a Abraham Lincoln hablamos de él la semana pasada?

La derrota en la vida de Lincoln fue de bendición, estoy seguro que llegó a pensar: “¿Por qué fui derrotado? ¿Por qué no gané? ¿Qué es el problema?”. 

Tuvo que pasar tiempo en oración, porque él fue un hombre de fe y cambió cosas en su vida y Dios fue moldeando el carácter en este hombre hasta que fue una roca, una roca que haría lo correcto, cueste lo que cueste. 

¡Qué Dios levante más de estos hombres y mujeres en nuestro mundo actual! 

¿Dónde están los héroes? Que tuviésemos unos Abraham Lincoln en las naciones, ¿verdad que si?

Pero, ¿podemos tenerlos en la iglesia? 

Entonces, no veas con tanta tristeza a tus problemas, pregunta al Señor: “¿Qué me quieres enseñar?”.

A persistir. Pero me parece que me estás haciendo persistir más que los demás. 

Amados las Leyes del Reino son para nuestro bien.

Algunos de ustedes que están leyendo esto, meditaran; “yo sólo vi mal en todo esto que me estaba pasando y ahora me doy cuenta, que si mi actitud es la correcta me va hacer bien y el fin va a ser bendición”.

Yo quiero animarte a que busques, busques más y más del Espíritu de Dios en tu vida, aplica la Ley de Perseverancia en tu búsqueda y aplica la Ley del Uso con lo que tienes.

Es decir, usa los dones, talentos y habilidades que has recibido de Dios, los que recibiste antes de nacer, los que trajiste al mundo y los que has recibido de Él, úsalo.

Espero que estés usando tu habilidad de hablar en lenguas, si es que ya lo has recibido; pero, no lo uses sólo un poco, úsalo ¡mucho! Si lo haces verás lo que Dios hará en tu vida, si lo haces verás resultados, un día vas hablar en otra lengua y luego en otra y en otra. 

Dios me ha sorprendido a mí, de mi boca han salido idiomas que nunca había oído antes, son muchos, porque los he pedido e insisto en hablar en lenguas lo más que puedo. Lo considero uno de los dones más poderosos, es el más común, pero esto no lo hace corriente.

Todo el tiempo oímos de común y corriente; este don no, es común, pero poderoso. 

Persevera y usa lo que has recibido, porque tenemos una meta que alcanzar y, ¿cuál es esta meta? La gran comisión, parte viene de Mateo 10 y parte de Marcos 16 porque van ligados. 

Marcos 16:15-16. “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

16. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

Mateo 10:7-8 “Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.

8. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia”.

Vamos a leerlo otra vez de principio a fin sin mencionar los números, esta es nuestra meta:

“Y les dijo id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura, el que creyere y fuere bautizado será salvo, más el que no creyere será condenado.

Y yendo predicad diciendo el reino de los cielos se ha acercado sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios, de gracia recibiste, dad de gracia”.

En muchas partes del mundo el Evangelio sólo entrará a través de señales, prodigios, maravillas, milagros, sanidades, liberaciones, lo sobrenatural es la única manera.

En los países musulmanes, la única manera es que tiene que haber poder, en la India con su hinduismo también, la única manera es con lo sobrenatural. 

Estoy convencido que también en México, la única manera que vamos a ver la cosecha, es a través del poder de Dios. La cosecha es grande, Jesús dijo: “La cosecha es grande”.

Lucas 24:49 “Él dijo; quedaos en Jerusalén hasta que seáis investidos con poder de lo alto”. 

Hechos 1:8ª “Recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo…”. 

Yo voy a persistir y persistir y persistir, y si Dios me lleva de esta tierra al cielo no viendo lo que he pedido, mis oraciones aun vivirán; pero yo creo que si lo voy a ver.

Estamos viéndolo y están siendo impactadas personas y familias cuando un milagro sucede, necesitamos más, cuanto más dará el Espíritu Santo a los que se lo piden y siguen pidiendo. 

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado V Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado IV Victor Richards 2020-06-23

La Sangre y El Velo Hno. Victor Richards 2020-06-23

Éxito Garantizado III Victor Richards 2020-06-16

Bendición Por la Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado II Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado Hno. Victor Richards 2020-06-02

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

El Reino de los Cielos Pt. XIX


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Lunes 10 de Junio, 2019

La Ley de Persistencia #2

La semana pasada comenzamos a hablar sobre ser persistentes en el Reino de Dios. Dijimos que los que son agresivos, los que toman por asalto, los que son persistentes; son los que echan mano del Reino de Dios.

Hablamos de pedir con insistencia, buscar con insistencia y llamar con insistencia. De esa manera, cuando sabemos que lo que pedimos a Dios, está dentro de Su voluntad, entonces debemos pedirlo día y noche.

Tenemos que persistir si vamos a crecer. Persistir, persistir y persistir para vencer las cosas que vienen en nuestra contra. Esta es la Ley de la Persistencia. 

Lucas 11:11-13 “¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente?

12. ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?

13. Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”.

Vimos también en el capítulo anterior el presente continuo, que en nuestro idioma español no existe, pero en griego sí, que es el idioma del Nuevo Testamento.

Justo antes de este texto vimos; el que busca y sigue buscando; el que pide y sigue pidiendo; el que llama y sigue llamando; y luego este versículo, “que padre de vosotros” y después esto…

13. “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”.

Yo buscaba el significado en griego de las palabras “cuánto más”, porque algunos tratan de decir; no, no tiene nada que ver con más del Espíritu, pero Él dará mucho más pronto el Espíritu, que si uno pide pan para sus hijos. 

En el griego, “cuánto más”, se pronuncia “pozos mallon”. “Pozos” quiere decir grande, largo, tiene que ver con medida, talla. “Mallon” quiere decir un grado mayor, mejor cantidad y mejor calidad. 

Entonces, en este versículo nos está diciendo que nos dará más de Su Espíritu… y más de Su Espíritu… y más de Su Espíritu.

Si alguien trata de decirte: “¡No, no! Eso sólo quiere decir, que nos dará el Espíritu más pronto de lo que un padre dará pan y no tiene nada que ver con cantidad”, sólo respóndele; “pozos mallon”.

Sabes qué, hay muchas personas que sólo buscan al Espíritu cuando se hace énfasis en una reunión, es todo; no son violentos, tenemos que ser violentos y no permitir que nada ni nadie nos robe de lo nuestro.

Cuando yo fui joven tuvimos un perro llamado Rex, el perro no era muy grande, no chiquito, mediano, tenía corazón de rey.

Rex, pelearía con cualquier perro que se parara delante de él, no le importaba que fuera tres veces su tamaño y ganaba; los gatos le tuvieron terror, le gustaba pelear con ellos. Rex regresaba todo rasguñado, pero él ganaba.

Pero él tenía algo que le gustaba más; eran los zorrillos, no dije zorros, sino zorrillos. 

Una vez estaba en el campo con mi padre y Rex empieza a buscar y encuentra un zorrillo, se hizo la pelea; el zorrillo probablemente hubiera escapado, pero le mordió en la nariz y eso fue su fin. Rex se enojó tanto que lo acabó, le mató.

Mi padre le dijo: “Ya déjalo”, mi papá no quería tocarlo, olía feo, feo, y dijo: “¡Ya déjalo!”. Rex gruñía, ¡no! Siempre era obediente con mi padre, mi padre volvió a decir: “Ya te dije que lo dejes” y Rex gruñía y ¡no!, mi padre agarró una rama y trató de quitar del perro el zorrillo y no pudo. Le pegó al perro y ni con eso. 

Al fin logró quitárselo. Habían caminado unos cien metros cuando el perro vuelve al lugar de los hechos, para rematar al pobre zorrillo. 

Mi mamá se llamaba Jessie y mi papá le dice: “Ándale pues, llévalo y muéstralo a Jessie”, lo lleva por kilómetros a la casa, no lo soltó por nada. 

Lo lleva y lo deposita en la entrada de nuestra casa, Rex está parado sobre su víctima, vencedor. Mi padre dice: “¡Jessie ven!”. Cuando ella abre la puerta mi madre grita: “¡Ah! Quita esa cosa de aquí”.

¡Así tenemos que ser mis amados! Si queremos entrar a lo más profundo del reino, si queremos ser llenos del Espíritu Santo, si queremos todo lo que Dios nos quiere dar y cuando el diablo dice: “¡No!”, muérdelo, pero no lo sueltes. 

Cuando la gente dice: “¡No, tú no!”. Tú persiste, sé bravo, en las cosas de Dios, eso es lo que Dios quiere de nosotros. Hay más para ti y hay más para mí. 

Recuerda; si tú buscas al Espíritu Santo, únicamente en una reunión, únicamente durante ministración del Espíritu, entonces poco recibirás. Busca y busca más del Espíritu en tu vida. 

No te desanimes; lo que es fácil, poco vale. Lo que en verdad vale es lo que ha requerido búsqueda.

La búsqueda te llevará a las Escrituras, la búsqueda te llevará a tus rodillas, la búsqueda te llevará a apreciar lo de Dios. 

¿Recuerdan a Abraham Lincoln hablamos de él la semana pasada?

La derrota en la vida de Lincoln fue de bendición, estoy seguro que llegó a pensar: “¿Por qué fui derrotado? ¿Por qué no gané? ¿Qué es el problema?”. 

Tuvo que pasar tiempo en oración, porque él fue un hombre de fe y cambió cosas en su vida y Dios fue moldeando el carácter en este hombre hasta que fue una roca, una roca que haría lo correcto, cueste lo que cueste. 

¡Qué Dios levante más de estos hombres y mujeres en nuestro mundo actual! 

¿Dónde están los héroes? Que tuviésemos unos Abraham Lincoln en las naciones, ¿verdad que si?

Pero, ¿podemos tenerlos en la iglesia? 

Entonces, no veas con tanta tristeza a tus problemas, pregunta al Señor: “¿Qué me quieres enseñar?”.

A persistir. Pero me parece que me estás haciendo persistir más que los demás. 

Amados las Leyes del Reino son para nuestro bien.

Algunos de ustedes que están leyendo esto, meditaran; “yo sólo vi mal en todo esto que me estaba pasando y ahora me doy cuenta, que si mi actitud es la correcta me va hacer bien y el fin va a ser bendición”.

Yo quiero animarte a que busques, busques más y más del Espíritu de Dios en tu vida, aplica la Ley de Perseverancia en tu búsqueda y aplica la Ley del Uso con lo que tienes.

Es decir, usa los dones, talentos y habilidades que has recibido de Dios, los que recibiste antes de nacer, los que trajiste al mundo y los que has recibido de Él, úsalo.

Espero que estés usando tu habilidad de hablar en lenguas, si es que ya lo has recibido; pero, no lo uses sólo un poco, úsalo ¡mucho! Si lo haces verás lo que Dios hará en tu vida, si lo haces verás resultados, un día vas hablar en otra lengua y luego en otra y en otra. 

Dios me ha sorprendido a mí, de mi boca han salido idiomas que nunca había oído antes, son muchos, porque los he pedido e insisto en hablar en lenguas lo más que puedo. Lo considero uno de los dones más poderosos, es el más común, pero esto no lo hace corriente.

Todo el tiempo oímos de común y corriente; este don no, es común, pero poderoso. 

Persevera y usa lo que has recibido, porque tenemos una meta que alcanzar y, ¿cuál es esta meta? La gran comisión, parte viene de Mateo 10 y parte de Marcos 16 porque van ligados. 

Marcos 16:15-16. “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

16. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

Mateo 10:7-8 “Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.

8. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia”.

Vamos a leerlo otra vez de principio a fin sin mencionar los números, esta es nuestra meta:

“Y les dijo id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura, el que creyere y fuere bautizado será salvo, más el que no creyere será condenado.

Y yendo predicad diciendo el reino de los cielos se ha acercado sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios, de gracia recibiste, dad de gracia”.

En muchas partes del mundo el Evangelio sólo entrará a través de señales, prodigios, maravillas, milagros, sanidades, liberaciones, lo sobrenatural es la única manera.

En los países musulmanes, la única manera es que tiene que haber poder, en la India con su hinduismo también, la única manera es con lo sobrenatural. 

Estoy convencido que también en México, la única manera que vamos a ver la cosecha, es a través del poder de Dios. La cosecha es grande, Jesús dijo: “La cosecha es grande”.

Lucas 24:49 “Él dijo; quedaos en Jerusalén hasta que seáis investidos con poder de lo alto”. 

Hechos 1:8ª “Recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo…”. 

Yo voy a persistir y persistir y persistir, y si Dios me lleva de esta tierra al cielo no viendo lo que he pedido, mis oraciones aun vivirán; pero yo creo que si lo voy a ver.

Estamos viéndolo y están siendo impactadas personas y familias cuando un milagro sucede, necesitamos más, cuanto más dará el Espíritu Santo a los que se lo piden y siguen pidiendo. 

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado V Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado IV Victor Richards 2020-06-23

La Sangre y El Velo Hno. Victor Richards 2020-06-23

Éxito Garantizado III Victor Richards 2020-06-16

Bendición Por la Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado II Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado Hno. Victor Richards 2020-06-02

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Lecturas Recomendadas


El Reino de los Cielos Pt. XIX



Por: Hno. Victor Richards
Lunes 10 de Junio, 2019

La Ley de Persistencia #2

La semana pasada comenzamos a hablar sobre ser persistentes en el Reino de Dios. Dijimos que los que son agresivos, los que toman por asalto, los que son persistentes; son los que echan mano del Reino de Dios.

Hablamos de pedir con insistencia, buscar con insistencia y llamar con insistencia. De esa manera, cuando sabemos que lo que pedimos a Dios, está dentro de Su voluntad, entonces debemos pedirlo día y noche.

Tenemos que persistir si vamos a crecer. Persistir, persistir y persistir para vencer las cosas que vienen en nuestra contra. Esta es la Ley de la Persistencia. 

Lucas 11:11-13 “¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente?

12. ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?

13. Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”.

Vimos también en el capítulo anterior el presente continuo, que en nuestro idioma español no existe, pero en griego sí, que es el idioma del Nuevo Testamento.

Justo antes de este texto vimos; el que busca y sigue buscando; el que pide y sigue pidiendo; el que llama y sigue llamando; y luego este versículo, “que padre de vosotros” y después esto…

13. “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”.

Yo buscaba el significado en griego de las palabras “cuánto más”, porque algunos tratan de decir; no, no tiene nada que ver con más del Espíritu, pero Él dará mucho más pronto el Espíritu, que si uno pide pan para sus hijos. 

En el griego, “cuánto más”, se pronuncia “pozos mallon”. “Pozos” quiere decir grande, largo, tiene que ver con medida, talla. “Mallon” quiere decir un grado mayor, mejor cantidad y mejor calidad. 

Entonces, en este versículo nos está diciendo que nos dará más de Su Espíritu… y más de Su Espíritu… y más de Su Espíritu.

Si alguien trata de decirte: “¡No, no! Eso sólo quiere decir, que nos dará el Espíritu más pronto de lo que un padre dará pan y no tiene nada que ver con cantidad”, sólo respóndele; “pozos mallon”.

Sabes qué, hay muchas personas que sólo buscan al Espíritu cuando se hace énfasis en una reunión, es todo; no son violentos, tenemos que ser violentos y no permitir que nada ni nadie nos robe de lo nuestro.

Cuando yo fui joven tuvimos un perro llamado Rex, el perro no era muy grande, no chiquito, mediano, tenía corazón de rey.

Rex, pelearía con cualquier perro que se parara delante de él, no le importaba que fuera tres veces su tamaño y ganaba; los gatos le tuvieron terror, le gustaba pelear con ellos. Rex regresaba todo rasguñado, pero él ganaba.

Pero él tenía algo que le gustaba más; eran los zorrillos, no dije zorros, sino zorrillos. 

Una vez estaba en el campo con mi padre y Rex empieza a buscar y encuentra un zorrillo, se hizo la pelea; el zorrillo probablemente hubiera escapado, pero le mordió en la nariz y eso fue su fin. Rex se enojó tanto que lo acabó, le mató.

Mi padre le dijo: “Ya déjalo”, mi papá no quería tocarlo, olía feo, feo, y dijo: “¡Ya déjalo!”. Rex gruñía, ¡no! Siempre era obediente con mi padre, mi padre volvió a decir: “Ya te dije que lo dejes” y Rex gruñía y ¡no!, mi padre agarró una rama y trató de quitar del perro el zorrillo y no pudo. Le pegó al perro y ni con eso. 

Al fin logró quitárselo. Habían caminado unos cien metros cuando el perro vuelve al lugar de los hechos, para rematar al pobre zorrillo. 

Mi mamá se llamaba Jessie y mi papá le dice: “Ándale pues, llévalo y muéstralo a Jessie”, lo lleva por kilómetros a la casa, no lo soltó por nada. 

Lo lleva y lo deposita en la entrada de nuestra casa, Rex está parado sobre su víctima, vencedor. Mi padre dice: “¡Jessie ven!”. Cuando ella abre la puerta mi madre grita: “¡Ah! Quita esa cosa de aquí”.

¡Así tenemos que ser mis amados! Si queremos entrar a lo más profundo del reino, si queremos ser llenos del Espíritu Santo, si queremos todo lo que Dios nos quiere dar y cuando el diablo dice: “¡No!”, muérdelo, pero no lo sueltes. 

Cuando la gente dice: “¡No, tú no!”. Tú persiste, sé bravo, en las cosas de Dios, eso es lo que Dios quiere de nosotros. Hay más para ti y hay más para mí. 

Recuerda; si tú buscas al Espíritu Santo, únicamente en una reunión, únicamente durante ministración del Espíritu, entonces poco recibirás. Busca y busca más del Espíritu en tu vida. 

No te desanimes; lo que es fácil, poco vale. Lo que en verdad vale es lo que ha requerido búsqueda.

La búsqueda te llevará a las Escrituras, la búsqueda te llevará a tus rodillas, la búsqueda te llevará a apreciar lo de Dios. 

¿Recuerdan a Abraham Lincoln hablamos de él la semana pasada?

La derrota en la vida de Lincoln fue de bendición, estoy seguro que llegó a pensar: “¿Por qué fui derrotado? ¿Por qué no gané? ¿Qué es el problema?”. 

Tuvo que pasar tiempo en oración, porque él fue un hombre de fe y cambió cosas en su vida y Dios fue moldeando el carácter en este hombre hasta que fue una roca, una roca que haría lo correcto, cueste lo que cueste. 

¡Qué Dios levante más de estos hombres y mujeres en nuestro mundo actual! 

¿Dónde están los héroes? Que tuviésemos unos Abraham Lincoln en las naciones, ¿verdad que si?

Pero, ¿podemos tenerlos en la iglesia? 

Entonces, no veas con tanta tristeza a tus problemas, pregunta al Señor: “¿Qué me quieres enseñar?”.

A persistir. Pero me parece que me estás haciendo persistir más que los demás. 

Amados las Leyes del Reino son para nuestro bien.

Algunos de ustedes que están leyendo esto, meditaran; “yo sólo vi mal en todo esto que me estaba pasando y ahora me doy cuenta, que si mi actitud es la correcta me va hacer bien y el fin va a ser bendición”.

Yo quiero animarte a que busques, busques más y más del Espíritu de Dios en tu vida, aplica la Ley de Perseverancia en tu búsqueda y aplica la Ley del Uso con lo que tienes.

Es decir, usa los dones, talentos y habilidades que has recibido de Dios, los que recibiste antes de nacer, los que trajiste al mundo y los que has recibido de Él, úsalo.

Espero que estés usando tu habilidad de hablar en lenguas, si es que ya lo has recibido; pero, no lo uses sólo un poco, úsalo ¡mucho! Si lo haces verás lo que Dios hará en tu vida, si lo haces verás resultados, un día vas hablar en otra lengua y luego en otra y en otra. 

Dios me ha sorprendido a mí, de mi boca han salido idiomas que nunca había oído antes, son muchos, porque los he pedido e insisto en hablar en lenguas lo más que puedo. Lo considero uno de los dones más poderosos, es el más común, pero esto no lo hace corriente.

Todo el tiempo oímos de común y corriente; este don no, es común, pero poderoso. 

Persevera y usa lo que has recibido, porque tenemos una meta que alcanzar y, ¿cuál es esta meta? La gran comisión, parte viene de Mateo 10 y parte de Marcos 16 porque van ligados. 

Marcos 16:15-16. “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

16. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

Mateo 10:7-8 “Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.

8. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia”.

Vamos a leerlo otra vez de principio a fin sin mencionar los números, esta es nuestra meta:

“Y les dijo id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura, el que creyere y fuere bautizado será salvo, más el que no creyere será condenado.

Y yendo predicad diciendo el reino de los cielos se ha acercado sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios, de gracia recibiste, dad de gracia”.

En muchas partes del mundo el Evangelio sólo entrará a través de señales, prodigios, maravillas, milagros, sanidades, liberaciones, lo sobrenatural es la única manera.

En los países musulmanes, la única manera es que tiene que haber poder, en la India con su hinduismo también, la única manera es con lo sobrenatural. 

Estoy convencido que también en México, la única manera que vamos a ver la cosecha, es a través del poder de Dios. La cosecha es grande, Jesús dijo: “La cosecha es grande”.

Lucas 24:49 “Él dijo; quedaos en Jerusalén hasta que seáis investidos con poder de lo alto”. 

Hechos 1:8ª “Recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo…”. 

Yo voy a persistir y persistir y persistir, y si Dios me lleva de esta tierra al cielo no viendo lo que he pedido, mis oraciones aun vivirán; pero yo creo que si lo voy a ver.

Estamos viéndolo y están siendo impactadas personas y familias cuando un milagro sucede, necesitamos más, cuanto más dará el Espíritu Santo a los que se lo piden y siguen pidiendo. 

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2020-06-30

Éxito Garantizado V
Victor Richards
2020-06-30

Éxito Garantizado IV
Victor Richards
2020-06-23

La Sangre y El Velo
Hno. Victor Richards
2020-06-23

Éxito Garantizado III
Victor Richards
2020-06-16

Bendición Por la Sangre
Hno. Victor Richards
2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-06-09

Éxito Garantizado II
Victor Richards
2020-06-09

Éxito Garantizado
Hno. Victor Richards
2020-06-02

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II
Hno. Victor Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV
Gloria Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III
Gloria Richards
2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua
Hno. Victor Richards
2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II
Gloria Richards
2020-05-12

Comprados con Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios
Gloria Richards
2020-05-05

La Sangre Redentora
Hno. Victor Richards
2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV
Gloria Richards
2020-04-28

Comprados con Sangre
Hno. Victor Richards
2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III
Gloria Richards
2020-04-21

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II
Gloria Richards
2020-04-14

Jesús nos Amó Primero
Hno. Victor Richards
2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos
Gloria Richards
2020-04-07

Rompiendo Ataduras V
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Jesús y El Padre
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV
Victor Richards
2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte
Hno. Victor Richards
2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II
Hno. Victor Richards
2020-03-17

Rompiendo Ataduras III
Victor Richards
2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy
Hno. Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras II
Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras
Victor Richards
2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio
Hno. Victor Richards
2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III
Hno. Victor Richards
2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II
Hno. Victor Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios
Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards
2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II
Hno. Victor Richards
2020-02-04

Intercesión Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida
Hno. Victor Richards
2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro
Hno. Victor Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. III
Victor y Gloria Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. II
Victor y Gloria Richards
2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-01-14

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320