La Familia... el Plan Original Pt.I



Publicado el:
Martes 2 de Julio, 2019

La familia ...el plan original

El propósito de la paternidad

Una joven llamada Socorro, de apenas 16 años de edad, estaba internada en un hospital psiquiátrico, porque dos veces había intentado quitarse la vida. Cuando le preguntaron por qué lo había hecho contestó: —La vida no tiene sentido para mí. Mi hogar ha sido un desastre. Mis padres nunca se amaron y nunca me enseñaron a amar. No tiene sentido seguir viviendo.

El mundo en que vivimos

Esta muchacha representa una gran parte de nuestro mundo moderno. Un mundo que ha crecido en cuanto a la ciencia, ha aumentado su tecnología, se ha desarrollado en su educación, pero espiritualmente está frustrado, perplejo y quebrantado. También Socorro representa a la familia moderna. Una familia que se envenena a sí misma, se hiere a sí misma, se destruye a sí misma.

Al llegar al año 2050 vamos a compartir este planeta con aproximadamente 9,224 millones de seres humanos. Las reservas de alimentos que hay en esta tierra se están acabando rápidamente. En el día de hoy hay más de mil millones de personas atrapadas en la pobreza absoluta. Es decir no tienen acceso a saneamiento, agua potable, electricidad, educación básica o al sistema de salud. Sus hijos viven en una alarmante desnutrición.

¿Qué esperanza hay para nuestras familias? ¿Para nuestros hijos? Más que nunca necesitamos entender el plan original de Dios para la familia y nuestro papel en este plan.

Compartimos su paternidad

Dios instituyó la familia como la primera unidad de la sociedad, algo sagrado y central para su obra en el mundo. El creó al hombre a su propia imagen (Génesis 1:26), y parte de la imagen de Dios en el hombre se descubre en el hecho de que compartimos su paternidad. Dios es el Padre.

(En este estudio cuando se usan las palabras “padre” y “paternidad”, por lo general son términos genéricos que incluyen también a la madre).

Ni las características masculinas ni las femeninas pueden reflejar adecuadamente los muchos atributos de Dios. Algunas de sus cualidades se reflejan mejor en el hombre, otras en la mujer. Así que, los padres comparten la responsabilidad de demostrar el carácter de Dios a los hijos.

Muchos padres desean consejo inmediato para los problemas de la vida diaria: ¿Qué hacer ante los berrinches del niño? ¿Cómo tratar con el hijo de voluntad firme?, los desórdenes en la forma de comer, los problemas de aprendizaje, la rebeldía en el adolescente, etc. Seguramente estas preocupaciones son válidas pero pueden oscurecer otras cuestiones más importantes. Si nos enfocamos exclusivamente sobre el asunto de resolver problemas, es posible que no veamos el cuadro más grande de lo que son los propósitos de ser padre en el plan divino.

Vamos a aprender seis propósitos de la paternidad.

I. Proveer un modelo visible del Padre celestial

Como Dios usa la relación íntima de esposo y esposa para ilustrar la relación de Cristo y la iglesia (Efesios 5:22-33), la relación entre los hijos y los padres representa nuestra relación con Él como nuestro Padre celestial (Hebreos 12:5-11).

Dios planeó la familia para que nos enseñara de una forma tangible acerca de Él mismo. Los hijos necesitan tener experiencia de los padres de carne y hueso para comprender la verdad espiritual de Dios, nuestro Padre celestial.

El psicólogo cristiano Richard Strauss lo explica de esta manera:

“La paternidad de Dios y nuestra paternidad son bastante semejantes por lo menos deberían serlo... La imagen que uno se hace de Dios es muchas veces configurada de la imagen de nuestros propios padres, especialmente del padre. Si los padres fueron felices, si amaban, aceptaban y perdonaban, uno encuentra más fácil experimentar una relación satisfactoria y positiva con Dios. Pero, si los padres eran fríos e indiferentes, el hijo puede sentir a Dios remoto y que no se interesa en él personalmente. Si los padres se enojaban fácilmente, eran hostiles y le rechazaban a menudo, cree que Dios no le aceptará. Si los padres eran difíciles de complacer, tiene en general una idea de que Dios no está muy satisfecho con él, tampoco”.

Los huérfanos y los hijos de padres con fuertes personalidades defectuosas tienen con frecuencia grandes dificultades en formarse un verdadero concepto de Dios. Incluso hijos de familias “normales” pueden formarse conceptos falsos de Dios, puesto que no se tiene aquí en la tierra un modelo visible del Padre celestial.

¡Qué reto y qué incentivo es éste para que los padres crezcamos y reflejemos el carácter y justicia de nuestro Padre Dios!

II. Glorificar a Dios

Nuestro objetivo como padres no es resolver los conflictos familiares y obtener así un poco de paz. Participamos en el gran plan de Dios, formando vidas para la eternidad.

Las Escrituras dan testimonio de que Dios creó el universo y la humanidad para manifestar su gloria y su carácter y la familia debe contribuir a fomentar la justicia entre sus miembros porque Dios es glorificado cuando su carácter es reproducido en sus hijos. Cuando vemos las Escrituras encontramos precisamente esto: que la disciplina de Dios y de nuestros padres terrenales está  planeada para producir justicia.

“Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus y viviremos? Y aquéllos, ciertamente por pocos días como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados” (Hebreos 12:9-11).

El objetivo primario de la crianza de los hijos, por tanto, es producir un carácter bueno y justo en ellos para que Dios sea glorificado. Esta perspectiva transforma la tarea de educar hijos. Estamos ayudando a formar el carácter del hijo, para que dé testimonio de la gloria de Dios.

III. Llenar la tierra y tener dominio sobre ella

El primer mandamiento que Dios dio a Adán y Eva fue:

“...Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra” (Génesis 1:28).

Dios instruyó a la primera pareja a que produjeran hijos y a que dominaran el mundo. En otras palabras, la humanidad fue colocada sobre la tierra para gobernar y señorear, no para ser víctima de las circunstancias. 

Existe el diablo y por lo tanto, hay maldad, abusos e injusticia en el mundo. Pero nuestros hijos no tienen que ser atrapados en la perdición, ellos no tienen que vivir como fracasados o derrotados. Ellos (y nosotros) hemos sido diseñados para reinar en vida y vencer adversidades.

En estas lecciones aprenderemos cómo ayudar a nuestros hijos a lograr su máximo.

IV. Dar gozo a los padres

“He aquí, herencia de Jehováson los hijos; cosa de estima el fruto del vientre. Como saetas en mano del valiente, así son los hijos habidos en la juventud. Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos...” (Salmo 127:3-5).

La versión Dios Habla Hoy de este mismo texto dice: “Los hijos que nos nacen son ricas bendiciones del Señor”.

Es interesante notar que los mandamientos y propósitos de Dios cumplen también las necesidades humanas. Esto confirma que Dios no es egoísta al demostrar su gloria y exigir nuestro culto de adoración. Dios creó la personalidad humana de modo que no haya conflicto entre la satisfacción del hombre y la gloria de Dios. Al crear la familia para glorificarle y para gobernar y llenar la tierra, Dios quiso también que produjera gozo. En toda la Escritura los hijos son presentados como dones de Dios.

Salmo 127 y 128 nos recuerdan el gozo que los hijos pueden crear dentro de la familia. En el Salmo 127 los hijos son descritos como herencia de parte de Jehová (v. 3), cosa de estima y saetas que llenan la aljaba del guerrero (v.4 y 5). Y el Salmo 128:3 habla de renuevos del olivo. Se nos dice también que prosperaremos si amamos a Dios y que veremos los hijos de nuestros hijos (Salmo 128:5, 6). Otros pasajes del Antiguo Testamento comparan el gozo de Dios en nosotros como sus hijos y nuestro gozo en nuestros hijos (Isaías 62:4, 5; Proverbios 3:12).

¡Cuán triste es que muchos padres no puedan disfrutar de sus hijos! En vez de crear felicidad, los hijos se convierten en un centro de conflictos y fuente de contrariedades y frustración. Pero no tiene por qué ser así.

En este curso, aprenderás principios bíblicos que te ayudarán a ser un padre/una madre mejor y disfrutarás más de tus hijos.

V. Proveer para las necesidades de los hijos

Después de haber creado a Adán y Eva, y darles dominio sobre la naturaleza, Dios dijo: “He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que estásobre la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer” (Génesis 1:29).

Este versículo deja claro que Dios proveyó a sus hijos según sus necesidades. Plantas y árboles debían proveer alimento para Adán y Eva. Del mismo modo que Dios proveyó compañía para Adán (Génesis 2:18), así también las plantas y los  árboles proveyeron para las necesidades físicas de Adán y Eva.

En el Nuevo Testamento, Pablo dice: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” (Filipenses 4:19). Qué mejor manera de recordar a los padres su responsabilidad de proveer para los hijos que recordar la manera que Dios suple todas nuestras necesidades.

Cuando hablamos de proveer para los hijos, muchas veces pensamos únicamente en las necesidades físicas: comida, ropa y casa. En un sentido esto es lo más fácil. Además es nuestra responsabilidad como padres, proveer buena educación para su desarrollo mental, dar amor y aceptación incondicional para su desarrollo emocional y enseñarles del Dios vivo para su desarrollo espiritual.

VI. Dar crianza e instrucción

“Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” (Proverbios 22:6).

Puesto que la función de enseñar y corregir es tan obvia y tan extensa, la estudiaremos más a fondo en otras lecciones.

Conclusión 

“Y Jehovádijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer...? Porque yo sé‚ que mandaráa sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová...’’ (Génesis 18:17, 19).

Abraham fue uno de los más grandes hombres en la historia; fue el padre de la fe; fue el padre de la nación Judía y fue llamado amigo de Dios. Una de las razones por la cual Dios pudo usar su vida es porque supo gobernar su casa. Vemos la bendición espiritual y material sobre Isaac, su hijo; sobre Jacob, su nieto y sobre todos sus hijos.

A la vez nos damos cuenta que Abraham y Sara no fueron padres perfectos, de hecho cometieron un grave error con Agar, la esclava egipcia. Sin embargo, a pesar de este y otros errores, amaban a Dios sobre todas las cosas y Él bendijo a su familia. ¿Cómo era la vida familiar de estos dos?

No tenemos muchos detalles, pero una cosa sabemos: Sara honró a Abraham y respetaba su autoridad como esposo. “Sara obedecía a Abraham, llamándole señor...” (1 Pedro 3:6).

No había una lucha de voluntades en la casa de Abraham y Sara. Abraham fue la cabeza que dirigía a su familia con amor, no con intimidación o temor. Y Sara le permitió dirigir.

Unidad y respeto mutuo en la pareja es el primer principio para una familia feliz.

Según dice el juez Philip Guilliam: “La falta de cariño entre padre y madre es la mayor causa de delincuencia que yo conozco”.

Los seis propósitos de la paternidad mencionados brevemente, cuando se comprenden bien, pueden traer cambios radicales en las actitudes de los padres con respecto a los hijos. El educar a un hijo puede dejar de ser una tarea pesada y desagradable y llegar a ser una gloriosa oportunidad de importancia espiritual.

Cuando la mamá  tiene que levantarse a las tres de la mañana para alimentar o consolar a un niño que llora, cuando un padre llega del trabajo exhausto, después de trabajar duro por 8 a 10 horas, para proveer para su familia, cuando los padres lloran mientras disciplinan fuertemente a un hijo rebelde... ellos pueden saber que están participando en el propósito divino de criar a sus hijos y formar carácter en ellos para la gloria de Dios.

 

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III Gloria Richards 2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II Gloria Richards 2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII Hno. Victor Richards 2019-05-02

8 Tipos de Madre Gloria Richards 2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII Hno. Victor Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV Gloria Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III Gloria Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X Hno. Victor Richards 2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II Gloria Richards 2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Gloria Richards 2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III Hno. Victor Richards 2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II Hno. Victor Richards 2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-02-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-26

El Corazón tú Posesión más Valiosa Pt.III Hno. Victor Richards 2019-02-19

El Reino de los Cielos Pt.III Hno. Victor Richards 2019-02-19

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.II Hno. Victor Richards 2019-02-12

El Reino de los Cielos Pt.II Hno. Victor Richards 2019-02-12

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-05

El Reino de los Cielos Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-05

Como Romper la Maldición de la Pobreza Hno. Victor Richards 2018-03-09

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO III Hno. Victor Richards 2018-03-06

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO II Hno. Victor Richards 2018-02-20

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO Hno. Victor Richards 2018-01-30

Orando por resultados Hno. Victor Richards 2017-12-12

La Familia... el Plan Original Pt.I




Publicado el:
Martes 2 de Julio, 2019

La familia ...el plan original

El propósito de la paternidad

Una joven llamada Socorro, de apenas 16 años de edad, estaba internada en un hospital psiquiátrico, porque dos veces había intentado quitarse la vida. Cuando le preguntaron por qué lo había hecho contestó: —La vida no tiene sentido para mí. Mi hogar ha sido un desastre. Mis padres nunca se amaron y nunca me enseñaron a amar. No tiene sentido seguir viviendo.

El mundo en que vivimos

Esta muchacha representa una gran parte de nuestro mundo moderno. Un mundo que ha crecido en cuanto a la ciencia, ha aumentado su tecnología, se ha desarrollado en su educación, pero espiritualmente está frustrado, perplejo y quebrantado. También Socorro representa a la familia moderna. Una familia que se envenena a sí misma, se hiere a sí misma, se destruye a sí misma.

Al llegar al año 2050 vamos a compartir este planeta con aproximadamente 9,224 millones de seres humanos. Las reservas de alimentos que hay en esta tierra se están acabando rápidamente. En el día de hoy hay más de mil millones de personas atrapadas en la pobreza absoluta. Es decir no tienen acceso a saneamiento, agua potable, electricidad, educación básica o al sistema de salud. Sus hijos viven en una alarmante desnutrición.

¿Qué esperanza hay para nuestras familias? ¿Para nuestros hijos? Más que nunca necesitamos entender el plan original de Dios para la familia y nuestro papel en este plan.

Compartimos su paternidad

Dios instituyó la familia como la primera unidad de la sociedad, algo sagrado y central para su obra en el mundo. El creó al hombre a su propia imagen (Génesis 1:26), y parte de la imagen de Dios en el hombre se descubre en el hecho de que compartimos su paternidad. Dios es el Padre.

(En este estudio cuando se usan las palabras “padre” y “paternidad”, por lo general son términos genéricos que incluyen también a la madre).

Ni las características masculinas ni las femeninas pueden reflejar adecuadamente los muchos atributos de Dios. Algunas de sus cualidades se reflejan mejor en el hombre, otras en la mujer. Así que, los padres comparten la responsabilidad de demostrar el carácter de Dios a los hijos.

Muchos padres desean consejo inmediato para los problemas de la vida diaria: ¿Qué hacer ante los berrinches del niño? ¿Cómo tratar con el hijo de voluntad firme?, los desórdenes en la forma de comer, los problemas de aprendizaje, la rebeldía en el adolescente, etc. Seguramente estas preocupaciones son válidas pero pueden oscurecer otras cuestiones más importantes. Si nos enfocamos exclusivamente sobre el asunto de resolver problemas, es posible que no veamos el cuadro más grande de lo que son los propósitos de ser padre en el plan divino.

Vamos a aprender seis propósitos de la paternidad.

I. Proveer un modelo visible del Padre celestial

Como Dios usa la relación íntima de esposo y esposa para ilustrar la relación de Cristo y la iglesia (Efesios 5:22-33), la relación entre los hijos y los padres representa nuestra relación con Él como nuestro Padre celestial (Hebreos 12:5-11).

Dios planeó la familia para que nos enseñara de una forma tangible acerca de Él mismo. Los hijos necesitan tener experiencia de los padres de carne y hueso para comprender la verdad espiritual de Dios, nuestro Padre celestial.

El psicólogo cristiano Richard Strauss lo explica de esta manera:

“La paternidad de Dios y nuestra paternidad son bastante semejantes por lo menos deberían serlo... La imagen que uno se hace de Dios es muchas veces configurada de la imagen de nuestros propios padres, especialmente del padre. Si los padres fueron felices, si amaban, aceptaban y perdonaban, uno encuentra más fácil experimentar una relación satisfactoria y positiva con Dios. Pero, si los padres eran fríos e indiferentes, el hijo puede sentir a Dios remoto y que no se interesa en él personalmente. Si los padres se enojaban fácilmente, eran hostiles y le rechazaban a menudo, cree que Dios no le aceptará. Si los padres eran difíciles de complacer, tiene en general una idea de que Dios no está muy satisfecho con él, tampoco”.

Los huérfanos y los hijos de padres con fuertes personalidades defectuosas tienen con frecuencia grandes dificultades en formarse un verdadero concepto de Dios. Incluso hijos de familias “normales” pueden formarse conceptos falsos de Dios, puesto que no se tiene aquí en la tierra un modelo visible del Padre celestial.

¡Qué reto y qué incentivo es éste para que los padres crezcamos y reflejemos el carácter y justicia de nuestro Padre Dios!

II. Glorificar a Dios

Nuestro objetivo como padres no es resolver los conflictos familiares y obtener así un poco de paz. Participamos en el gran plan de Dios, formando vidas para la eternidad.

Las Escrituras dan testimonio de que Dios creó el universo y la humanidad para manifestar su gloria y su carácter y la familia debe contribuir a fomentar la justicia entre sus miembros porque Dios es glorificado cuando su carácter es reproducido en sus hijos. Cuando vemos las Escrituras encontramos precisamente esto: que la disciplina de Dios y de nuestros padres terrenales está  planeada para producir justicia.

“Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus y viviremos? Y aquéllos, ciertamente por pocos días como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados” (Hebreos 12:9-11).

El objetivo primario de la crianza de los hijos, por tanto, es producir un carácter bueno y justo en ellos para que Dios sea glorificado. Esta perspectiva transforma la tarea de educar hijos. Estamos ayudando a formar el carácter del hijo, para que dé testimonio de la gloria de Dios.

III. Llenar la tierra y tener dominio sobre ella

El primer mandamiento que Dios dio a Adán y Eva fue:

“...Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra” (Génesis 1:28).

Dios instruyó a la primera pareja a que produjeran hijos y a que dominaran el mundo. En otras palabras, la humanidad fue colocada sobre la tierra para gobernar y señorear, no para ser víctima de las circunstancias. 

Existe el diablo y por lo tanto, hay maldad, abusos e injusticia en el mundo. Pero nuestros hijos no tienen que ser atrapados en la perdición, ellos no tienen que vivir como fracasados o derrotados. Ellos (y nosotros) hemos sido diseñados para reinar en vida y vencer adversidades.

En estas lecciones aprenderemos cómo ayudar a nuestros hijos a lograr su máximo.

IV. Dar gozo a los padres

“He aquí, herencia de Jehováson los hijos; cosa de estima el fruto del vientre. Como saetas en mano del valiente, así son los hijos habidos en la juventud. Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos...” (Salmo 127:3-5).

La versión Dios Habla Hoy de este mismo texto dice: “Los hijos que nos nacen son ricas bendiciones del Señor”.

Es interesante notar que los mandamientos y propósitos de Dios cumplen también las necesidades humanas. Esto confirma que Dios no es egoísta al demostrar su gloria y exigir nuestro culto de adoración. Dios creó la personalidad humana de modo que no haya conflicto entre la satisfacción del hombre y la gloria de Dios. Al crear la familia para glorificarle y para gobernar y llenar la tierra, Dios quiso también que produjera gozo. En toda la Escritura los hijos son presentados como dones de Dios.

Salmo 127 y 128 nos recuerdan el gozo que los hijos pueden crear dentro de la familia. En el Salmo 127 los hijos son descritos como herencia de parte de Jehová (v. 3), cosa de estima y saetas que llenan la aljaba del guerrero (v.4 y 5). Y el Salmo 128:3 habla de renuevos del olivo. Se nos dice también que prosperaremos si amamos a Dios y que veremos los hijos de nuestros hijos (Salmo 128:5, 6). Otros pasajes del Antiguo Testamento comparan el gozo de Dios en nosotros como sus hijos y nuestro gozo en nuestros hijos (Isaías 62:4, 5; Proverbios 3:12).

¡Cuán triste es que muchos padres no puedan disfrutar de sus hijos! En vez de crear felicidad, los hijos se convierten en un centro de conflictos y fuente de contrariedades y frustración. Pero no tiene por qué ser así.

En este curso, aprenderás principios bíblicos que te ayudarán a ser un padre/una madre mejor y disfrutarás más de tus hijos.

V. Proveer para las necesidades de los hijos

Después de haber creado a Adán y Eva, y darles dominio sobre la naturaleza, Dios dijo: “He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que estásobre la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer” (Génesis 1:29).

Este versículo deja claro que Dios proveyó a sus hijos según sus necesidades. Plantas y árboles debían proveer alimento para Adán y Eva. Del mismo modo que Dios proveyó compañía para Adán (Génesis 2:18), así también las plantas y los  árboles proveyeron para las necesidades físicas de Adán y Eva.

En el Nuevo Testamento, Pablo dice: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” (Filipenses 4:19). Qué mejor manera de recordar a los padres su responsabilidad de proveer para los hijos que recordar la manera que Dios suple todas nuestras necesidades.

Cuando hablamos de proveer para los hijos, muchas veces pensamos únicamente en las necesidades físicas: comida, ropa y casa. En un sentido esto es lo más fácil. Además es nuestra responsabilidad como padres, proveer buena educación para su desarrollo mental, dar amor y aceptación incondicional para su desarrollo emocional y enseñarles del Dios vivo para su desarrollo espiritual.

VI. Dar crianza e instrucción

“Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” (Proverbios 22:6).

Puesto que la función de enseñar y corregir es tan obvia y tan extensa, la estudiaremos más a fondo en otras lecciones.

Conclusión 

“Y Jehovádijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer...? Porque yo sé‚ que mandaráa sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová...’’ (Génesis 18:17, 19).

Abraham fue uno de los más grandes hombres en la historia; fue el padre de la fe; fue el padre de la nación Judía y fue llamado amigo de Dios. Una de las razones por la cual Dios pudo usar su vida es porque supo gobernar su casa. Vemos la bendición espiritual y material sobre Isaac, su hijo; sobre Jacob, su nieto y sobre todos sus hijos.

A la vez nos damos cuenta que Abraham y Sara no fueron padres perfectos, de hecho cometieron un grave error con Agar, la esclava egipcia. Sin embargo, a pesar de este y otros errores, amaban a Dios sobre todas las cosas y Él bendijo a su familia. ¿Cómo era la vida familiar de estos dos?

No tenemos muchos detalles, pero una cosa sabemos: Sara honró a Abraham y respetaba su autoridad como esposo. “Sara obedecía a Abraham, llamándole señor...” (1 Pedro 3:6).

No había una lucha de voluntades en la casa de Abraham y Sara. Abraham fue la cabeza que dirigía a su familia con amor, no con intimidación o temor. Y Sara le permitió dirigir.

Unidad y respeto mutuo en la pareja es el primer principio para una familia feliz.

Según dice el juez Philip Guilliam: “La falta de cariño entre padre y madre es la mayor causa de delincuencia que yo conozco”.

Los seis propósitos de la paternidad mencionados brevemente, cuando se comprenden bien, pueden traer cambios radicales en las actitudes de los padres con respecto a los hijos. El educar a un hijo puede dejar de ser una tarea pesada y desagradable y llegar a ser una gloriosa oportunidad de importancia espiritual.

Cuando la mamá  tiene que levantarse a las tres de la mañana para alimentar o consolar a un niño que llora, cuando un padre llega del trabajo exhausto, después de trabajar duro por 8 a 10 horas, para proveer para su familia, cuando los padres lloran mientras disciplinan fuertemente a un hijo rebelde... ellos pueden saber que están participando en el propósito divino de criar a sus hijos y formar carácter en ellos para la gloria de Dios.

 

Ver Mas

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III Gloria Richards 2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II Gloria Richards 2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII Hno. Victor Richards 2019-05-02

8 Tipos de Madre Gloria Richards 2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII Hno. Victor Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV Gloria Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III Gloria Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X Hno. Victor Richards 2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II Gloria Richards 2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Gloria Richards 2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III Hno. Victor Richards 2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II Hno. Victor Richards 2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-02-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-26

El Corazón tú Posesión más Valiosa Pt.III Hno. Victor Richards 2019-02-19

El Reino de los Cielos Pt.III Hno. Victor Richards 2019-02-19

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.II Hno. Victor Richards 2019-02-12

El Reino de los Cielos Pt.II Hno. Victor Richards 2019-02-12

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-05

El Reino de los Cielos Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-05

Como Romper la Maldición de la Pobreza Hno. Victor Richards 2018-03-09

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO III Hno. Victor Richards 2018-03-06

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO II Hno. Victor Richards 2018-02-20

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO Hno. Victor Richards 2018-01-30

Orando por resultados Hno. Victor Richards 2017-12-12

Lecturas Recomendadas


La Familia... el Plan Original Pt.I





Por: Victor y Gloria Richards
Martes 2 de Julio, 2019

La familia ...el plan original

El propósito de la paternidad

Una joven llamada Socorro, de apenas 16 años de edad, estaba internada en un hospital psiquiátrico, porque dos veces había intentado quitarse la vida. Cuando le preguntaron por qué lo había hecho contestó: —La vida no tiene sentido para mí. Mi hogar ha sido un desastre. Mis padres nunca se amaron y nunca me enseñaron a amar. No tiene sentido seguir viviendo.

El mundo en que vivimos

Esta muchacha representa una gran parte de nuestro mundo moderno. Un mundo que ha crecido en cuanto a la ciencia, ha aumentado su tecnología, se ha desarrollado en su educación, pero espiritualmente está frustrado, perplejo y quebrantado. También Socorro representa a la familia moderna. Una familia que se envenena a sí misma, se hiere a sí misma, se destruye a sí misma.

Al llegar al año 2050 vamos a compartir este planeta con aproximadamente 9,224 millones de seres humanos. Las reservas de alimentos que hay en esta tierra se están acabando rápidamente. En el día de hoy hay más de mil millones de personas atrapadas en la pobreza absoluta. Es decir no tienen acceso a saneamiento, agua potable, electricidad, educación básica o al sistema de salud. Sus hijos viven en una alarmante desnutrición.

¿Qué esperanza hay para nuestras familias? ¿Para nuestros hijos? Más que nunca necesitamos entender el plan original de Dios para la familia y nuestro papel en este plan.

Compartimos su paternidad

Dios instituyó la familia como la primera unidad de la sociedad, algo sagrado y central para su obra en el mundo. El creó al hombre a su propia imagen (Génesis 1:26), y parte de la imagen de Dios en el hombre se descubre en el hecho de que compartimos su paternidad. Dios es el Padre.

(En este estudio cuando se usan las palabras “padre” y “paternidad”, por lo general son términos genéricos que incluyen también a la madre).

Ni las características masculinas ni las femeninas pueden reflejar adecuadamente los muchos atributos de Dios. Algunas de sus cualidades se reflejan mejor en el hombre, otras en la mujer. Así que, los padres comparten la responsabilidad de demostrar el carácter de Dios a los hijos.

Muchos padres desean consejo inmediato para los problemas de la vida diaria: ¿Qué hacer ante los berrinches del niño? ¿Cómo tratar con el hijo de voluntad firme?, los desórdenes en la forma de comer, los problemas de aprendizaje, la rebeldía en el adolescente, etc. Seguramente estas preocupaciones son válidas pero pueden oscurecer otras cuestiones más importantes. Si nos enfocamos exclusivamente sobre el asunto de resolver problemas, es posible que no veamos el cuadro más grande de lo que son los propósitos de ser padre en el plan divino.

Vamos a aprender seis propósitos de la paternidad.

I. Proveer un modelo visible del Padre celestial

Como Dios usa la relación íntima de esposo y esposa para ilustrar la relación de Cristo y la iglesia (Efesios 5:22-33), la relación entre los hijos y los padres representa nuestra relación con Él como nuestro Padre celestial (Hebreos 12:5-11).

Dios planeó la familia para que nos enseñara de una forma tangible acerca de Él mismo. Los hijos necesitan tener experiencia de los padres de carne y hueso para comprender la verdad espiritual de Dios, nuestro Padre celestial.

El psicólogo cristiano Richard Strauss lo explica de esta manera:

“La paternidad de Dios y nuestra paternidad son bastante semejantes por lo menos deberían serlo... La imagen que uno se hace de Dios es muchas veces configurada de la imagen de nuestros propios padres, especialmente del padre. Si los padres fueron felices, si amaban, aceptaban y perdonaban, uno encuentra más fácil experimentar una relación satisfactoria y positiva con Dios. Pero, si los padres eran fríos e indiferentes, el hijo puede sentir a Dios remoto y que no se interesa en él personalmente. Si los padres se enojaban fácilmente, eran hostiles y le rechazaban a menudo, cree que Dios no le aceptará. Si los padres eran difíciles de complacer, tiene en general una idea de que Dios no está muy satisfecho con él, tampoco”.

Los huérfanos y los hijos de padres con fuertes personalidades defectuosas tienen con frecuencia grandes dificultades en formarse un verdadero concepto de Dios. Incluso hijos de familias “normales” pueden formarse conceptos falsos de Dios, puesto que no se tiene aquí en la tierra un modelo visible del Padre celestial.

¡Qué reto y qué incentivo es éste para que los padres crezcamos y reflejemos el carácter y justicia de nuestro Padre Dios!

II. Glorificar a Dios

Nuestro objetivo como padres no es resolver los conflictos familiares y obtener así un poco de paz. Participamos en el gran plan de Dios, formando vidas para la eternidad.

Las Escrituras dan testimonio de que Dios creó el universo y la humanidad para manifestar su gloria y su carácter y la familia debe contribuir a fomentar la justicia entre sus miembros porque Dios es glorificado cuando su carácter es reproducido en sus hijos. Cuando vemos las Escrituras encontramos precisamente esto: que la disciplina de Dios y de nuestros padres terrenales está  planeada para producir justicia.

“Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus y viviremos? Y aquéllos, ciertamente por pocos días como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados” (Hebreos 12:9-11).

El objetivo primario de la crianza de los hijos, por tanto, es producir un carácter bueno y justo en ellos para que Dios sea glorificado. Esta perspectiva transforma la tarea de educar hijos. Estamos ayudando a formar el carácter del hijo, para que dé testimonio de la gloria de Dios.

III. Llenar la tierra y tener dominio sobre ella

El primer mandamiento que Dios dio a Adán y Eva fue:

“...Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra” (Génesis 1:28).

Dios instruyó a la primera pareja a que produjeran hijos y a que dominaran el mundo. En otras palabras, la humanidad fue colocada sobre la tierra para gobernar y señorear, no para ser víctima de las circunstancias. 

Existe el diablo y por lo tanto, hay maldad, abusos e injusticia en el mundo. Pero nuestros hijos no tienen que ser atrapados en la perdición, ellos no tienen que vivir como fracasados o derrotados. Ellos (y nosotros) hemos sido diseñados para reinar en vida y vencer adversidades.

En estas lecciones aprenderemos cómo ayudar a nuestros hijos a lograr su máximo.

IV. Dar gozo a los padres

“He aquí, herencia de Jehováson los hijos; cosa de estima el fruto del vientre. Como saetas en mano del valiente, así son los hijos habidos en la juventud. Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos...” (Salmo 127:3-5).

La versión Dios Habla Hoy de este mismo texto dice: “Los hijos que nos nacen son ricas bendiciones del Señor”.

Es interesante notar que los mandamientos y propósitos de Dios cumplen también las necesidades humanas. Esto confirma que Dios no es egoísta al demostrar su gloria y exigir nuestro culto de adoración. Dios creó la personalidad humana de modo que no haya conflicto entre la satisfacción del hombre y la gloria de Dios. Al crear la familia para glorificarle y para gobernar y llenar la tierra, Dios quiso también que produjera gozo. En toda la Escritura los hijos son presentados como dones de Dios.

Salmo 127 y 128 nos recuerdan el gozo que los hijos pueden crear dentro de la familia. En el Salmo 127 los hijos son descritos como herencia de parte de Jehová (v. 3), cosa de estima y saetas que llenan la aljaba del guerrero (v.4 y 5). Y el Salmo 128:3 habla de renuevos del olivo. Se nos dice también que prosperaremos si amamos a Dios y que veremos los hijos de nuestros hijos (Salmo 128:5, 6). Otros pasajes del Antiguo Testamento comparan el gozo de Dios en nosotros como sus hijos y nuestro gozo en nuestros hijos (Isaías 62:4, 5; Proverbios 3:12).

¡Cuán triste es que muchos padres no puedan disfrutar de sus hijos! En vez de crear felicidad, los hijos se convierten en un centro de conflictos y fuente de contrariedades y frustración. Pero no tiene por qué ser así.

En este curso, aprenderás principios bíblicos que te ayudarán a ser un padre/una madre mejor y disfrutarás más de tus hijos.

V. Proveer para las necesidades de los hijos

Después de haber creado a Adán y Eva, y darles dominio sobre la naturaleza, Dios dijo: “He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que estásobre la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer” (Génesis 1:29).

Este versículo deja claro que Dios proveyó a sus hijos según sus necesidades. Plantas y árboles debían proveer alimento para Adán y Eva. Del mismo modo que Dios proveyó compañía para Adán (Génesis 2:18), así también las plantas y los  árboles proveyeron para las necesidades físicas de Adán y Eva.

En el Nuevo Testamento, Pablo dice: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” (Filipenses 4:19). Qué mejor manera de recordar a los padres su responsabilidad de proveer para los hijos que recordar la manera que Dios suple todas nuestras necesidades.

Cuando hablamos de proveer para los hijos, muchas veces pensamos únicamente en las necesidades físicas: comida, ropa y casa. En un sentido esto es lo más fácil. Además es nuestra responsabilidad como padres, proveer buena educación para su desarrollo mental, dar amor y aceptación incondicional para su desarrollo emocional y enseñarles del Dios vivo para su desarrollo espiritual.

VI. Dar crianza e instrucción

“Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” (Proverbios 22:6).

Puesto que la función de enseñar y corregir es tan obvia y tan extensa, la estudiaremos más a fondo en otras lecciones.

Conclusión 

“Y Jehovádijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer...? Porque yo sé‚ que mandaráa sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová...’’ (Génesis 18:17, 19).

Abraham fue uno de los más grandes hombres en la historia; fue el padre de la fe; fue el padre de la nación Judía y fue llamado amigo de Dios. Una de las razones por la cual Dios pudo usar su vida es porque supo gobernar su casa. Vemos la bendición espiritual y material sobre Isaac, su hijo; sobre Jacob, su nieto y sobre todos sus hijos.

A la vez nos damos cuenta que Abraham y Sara no fueron padres perfectos, de hecho cometieron un grave error con Agar, la esclava egipcia. Sin embargo, a pesar de este y otros errores, amaban a Dios sobre todas las cosas y Él bendijo a su familia. ¿Cómo era la vida familiar de estos dos?

No tenemos muchos detalles, pero una cosa sabemos: Sara honró a Abraham y respetaba su autoridad como esposo. “Sara obedecía a Abraham, llamándole señor...” (1 Pedro 3:6).

No había una lucha de voluntades en la casa de Abraham y Sara. Abraham fue la cabeza que dirigía a su familia con amor, no con intimidación o temor. Y Sara le permitió dirigir.

Unidad y respeto mutuo en la pareja es el primer principio para una familia feliz.

Según dice el juez Philip Guilliam: “La falta de cariño entre padre y madre es la mayor causa de delincuencia que yo conozco”.

Los seis propósitos de la paternidad mencionados brevemente, cuando se comprenden bien, pueden traer cambios radicales en las actitudes de los padres con respecto a los hijos. El educar a un hijo puede dejar de ser una tarea pesada y desagradable y llegar a ser una gloriosa oportunidad de importancia espiritual.

Cuando la mamá  tiene que levantarse a las tres de la mañana para alimentar o consolar a un niño que llora, cuando un padre llega del trabajo exhausto, después de trabajar duro por 8 a 10 horas, para proveer para su familia, cuando los padres lloran mientras disciplinan fuertemente a un hijo rebelde... ellos pueden saber que están participando en el propósito divino de criar a sus hijos y formar carácter en ellos para la gloria de Dios.

 

Ver Mas

El Cristiano Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II
Victor y Gloria Richards
2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Cristiano Auténtico
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Desafío de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII
Hno. Victor Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V
Gloria Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV
Gloria Richards
2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI
Hno. Victor Richards
2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III
Gloria Richards
2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV
Hno. Victor Richards
2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II
Gloria Richards
2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV
Hno. Victor Richards
2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII
Hno. Victor Richards
2019-05-02

8 Tipos de Madre
Gloria Richards
2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII
Hno. Victor Richards
2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV
Gloria Richards
2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III
Gloria Richards
2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI
Hno. Victor Richards
2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X
Hno. Victor Richards
2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II
Gloria Richards
2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX
Hno. Victor Richards
2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños
Gloria Richards
2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII
Hno. Victor Richards
2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII
Hno. Victor Richards
2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI
Hno. Victor Richards
2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-02-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-02-26

El Corazón tú Posesión más Valiosa Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-02-19

El Reino de los Cielos Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-02-19

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-02-12

El Reino de los Cielos Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-02-12

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-02-05

El Reino de los Cielos Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-02-05

Como Romper la Maldición de la Pobreza
Hno. Victor Richards
2018-03-09

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO III
Hno. Victor Richards
2018-03-06

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO II
Hno. Victor Richards
2018-02-20

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO
Hno. Victor Richards
2018-01-30

Orando por resultados
Hno. Victor Richards
2017-12-12

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320