La Familia... El Plan Original Pt.II



Publicado el:
Martes 9 de Julio, 2019

Dos padres en el libro de Génesis 

La imagen de un padre a los ojos de su hijo:

4 años de edad... mi papá puede hacer cualquier cosa.

7 años de edad... mi papá sabe mucho.

8 años de edad... mi padre sabe casi todo.

12 años de edad... pues, papá no sabe esto tampoco.

14 años de edad... ¿mi padre? Él es muy anticuado.

21 años de edad... este hombre está pasado de moda.

25 años de edad... él sabe un poquito del asunto, pero  no mucho.

30 años de edad... tengo que saber qué piensa mi papá de esto.

35 años de edad... antes de decidir, veré qué ideas tiene mi padre.

50 años de edad... ¿qué hubiera pensado mi padre del asunto?

60 años de edad... mi padre sabía todo.

65 años de edad... ¡ojalá pudiera platicarlo con mi padre!

I. Los padres débiles

Algunas personas nacieron para gobernar porque no les cuesta trabajo; para ellos es algo natural. Para otros, les es muy difícil y procuran evitarlo. Hay muchas situaciones en la vida en que uno puede elegir si quiere estar en una posición de gobernar o no, pero si eres un padre (o madre), estás destinado a mandar, te agrade o no. Tus hijos pagarán las terribles consecuencias si no hay autoridad y orden, basado en el amor, en la familia.

Veamos brevemente las causas, las consecuencias y el remedio de las debilidades de los padres.

1. Las causas

a. Falta de autodisciplina y pereza de los padres. Muchas veces es más fácil por el momento ceder a la voluntad del hijo.

b. Falta de entrega y compromiso a Dios, quien es la fuente de autoridad. Los poderes o autoridades que existen, incluidos los padres son ordenados por Dios; el que no vive bajo la autoridad de Dios en su propia vida carece del secreto de la autoridad sobre los otros.

2. Las consecuencias

Nuestras acciones son semillas; no vemos el fruto hasta después. Por desgracia, algunas de las consecuencias no se experimentarán hasta que sea muy tarde para corregirlas.

Puede que la negligencia de los padres débiles no sea proporcional a los resultados, pero en la pérdida del carácter de sus hijos, en la pérdida de la paz y la felicidad, y en algunos casos en la pérdida de su alma también, tienen que segar lo que sembraron. Dios instituyó la autoridad de los padres en la familia como un símbolo de su propia autoridad. El obedecer a los padres es honrar a Dios; el desobedecer le deshonra e implica perder su favor y bendición.

3. El remedio

Al hablar de las causas, mencionamos el remedio principal: someterse a Dios, esperar su ayuda y su gracia.

El padre débil debe aceptar que es un deber impuesto por Dios el gobernar a sus hijos. El no hacerlo es deshonrarle. Que se someta, pues, a su gracia, con el propósito de hacer su voluntad, por más que le parezca imposible; la gracia le será concedida.

Luego, el padre débil necesita reconocer que el gobernar con amor es un arte que puede ser aprendido. En las próximas lecciones aprenderás cosas muy prácticas que te ayudarán en el arte de la paternidad.

Sobre todo, el padre cristiano debe gobernar recordando que es un ministro de Dios, haciendo su obra.

II. La herencia de los primeros padres, Adán y Eva

“...El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo. Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set” (Génesis 5:1, 3).

“...Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató” (Génesis 4:8).

Dios creó al hombre a su semejanza, conforme a su imagen; Adán después de su caída, engendró hijos a su semejanza, con su naturaleza pecaminosa.

1. Los hijos llevan la naturaleza de los padres

Una de las características maravillosas de haber sido creado a la semejanza de Dios es que el hombre tiene la habilidad de procrear o dar vida. Cuando entró el pecado, esta característica no fue eliminada, sino que la imagen de Dios fue distorsionada en la raza humana, porque ahora nacemos con la tendencia hacia el pecado.

Notemos algo en Caín: el pecado de su padre Adán, no sólo reaparece, sino que se engrandece. Los dos mandamientos principales de todo tiempo son: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón... a tu prójimo como a ti mismo”. Adán transgredió el primero y su primogénito transgredió los dos, llegando a ser el primer homicida. Si Adán hubiera amado a Dios, Caín hubiera amado a su hermano. El pecado del hijo fue el fruto del pecado de su padre.

El recordar que nuestros hijos heredaron una naturaleza pecaminosa puede ayudarnos a tenerles paciencia. 

Es importante aclarar algo; al decir que los niños nacen con una naturaleza pecaminosa, no significa que lleven la culpa del pecado. No son culpables y por lo tanto tampoco responsables, hasta que lleguen a una edad cuando escogen pecar.

2. La raíz de todo pecado: Egoísmo

El egoísmo separa a uno primeramente de Dios y luego de los demás. Este mismo pecado que estaba en el primer hijo, Caín, es la raíz de todos los problemas en nuestros hijos. Unas de las primeras palabras de un niño son: “Es mío”, y se le tiene que enseñar a compartir con otros.

La madre de un niño de seis años estaba enseñándole sobre la regla de oro y terminó diciendo: —Recuerda mi hijo, que estamos en este mundo para ayudar a los demás. Después de pensarlo un momento, el chico le preguntó: —¿Y para qué están aquí los demás?

El egoísmo no es un problema únicamente de niños. ¡Cuántos adultos son padres egoístas! Cuando pensamos más en nuestras necesidades en vez del bienestar del hijo, hemos caído en la trampa de ser un padre egoísta. Suele suceder que algunas madres ven el matrimonio de su hijo como una amenaza para su relación con él, por lo cual ponen muchos pretextos para que no se case.  Aún después del matrimonio, buscan cómo crear problemas entre el hijo y la nuera, en vez de desearles la felicidad.

3. El remedio: Padres que sigan a Dios

Si no queremos que nuestros hijos sigan el ejemplo de Caín, quien odió a su hermano, tenemos que volver a los mandamientos principales: amar a Dios de todo corazón y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Cuando el Señor es el centro de nuestro hogar, el amor fluirá del uno para el otro. Más adelante en este estudio veremos claramente la verdad maravillosa que para los padres creyentes hay, la promesa de que sus hijos pueden ser reengendrados a semejanza de ellos en su nueva naturaleza. Esto no quiere decir que un niño nace cristiano o que no tiene que tener su fe personal, pero sí quiere decir que hay promesas de Dios para los padres cristianos asegurándoles que pueden esperar favor especial sobre sus hijos.

III. La gracia de Dios sobre otro padre: Noé

“...Entra tú y toda tu casa en el arca, porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación” (Génesis 7:1).

Noé fue un testimonio para futuras generaciones de que la fe de un padre piadoso trae bendiciones no sólo para sí mismo sino también para sus hijos. “Por la fe Noé... preparó el arca en que su casa se salvase...” (Hebreos 11:7).

Algo importante para notar: la relación entre padres e hijos, la cual fue el medio en que los primeros padres (Adán y Eva), transmitieron el poder del pecado, ahora a través de Noé, un hombre justo, llegó a ser el vehículo para extender la gracia de Dios.

El Señor promete bendecir la descendencia (hijos) de los justos (Salmo 25:13; Proverbios 11:21). Lo hace para el justo, como Él dijo a Noé: “...porque a ti he visto justo delante de mí...”. También lo hace por el justo, es decir, a través del padre justo. No sólo es una promesa, es además un mandato:

“...Entra tú y toda tu casa en el arca...”. Dios está diciendo a los padres: Vive en el arca, el lugar de protección espiritual, separado del mundo, y tu hijo querrá estar allí también.

En Adán y su familia, notamos que los hijos sufrieron las consecuencias de los pecados de los padres; a la vez, notamos que en Noé y su familia, los hijos recibieron el beneficio de un padre que obedeció a Dios.

IV. Dios desea bendecir a familias

1. Dios le prometió a Abraham bendecir a través de él a todas las familias de la tierra (Génesis 12:3).

2. José reconoció que a través  del tiempo, tanto sus experiencias negativas como positivas habían sido gracias a la mano de Dios, quien lo estaba usando como un instrumento de bendición y preservación para su familia (Génesis 45:5-8).

3. Cada uno de los hijos de Israel entró a Egipto con su familia (Éxodo 1:1).

4. Dios instruyó al pueblo de Israel, en cuanto a la Pascua, que tomaran un cordero por familia (Éxodo 12:3, 4).

5. El pueblo de Israel se agrupaba por familias.

6. El censo se tomaba por familias (Números 1:2).

7. La manera como el pueblo marchaba era por familias (Números 2:34).

8. Dios hace habitar a los desamparados en familia (Salmo 68:6).

9. Josué declaró: “yo y mi casa serviremos al Señor” (Josué 24:15).

Con confianza y fe, reclame la salvación, la protección y toda clase de bendición para sus hijos.

“Pero así dice Jehová: Ciertamente el cautivo será rescatado del valiente, y el botín será arrebatado al tirano; y tu pleito yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos” (Isaías 49:25).

“Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos...” (Hechos 2:39).

“...Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa” (Hechos 16:31).

Conclusión

Nunca ha sido fácil criar hijos para que lleguen a ser adultos maduros y sanos que amen y sirvan a Dios, pero hoy en día es aún más difícil. Sin embargo, los padres que reconocen la grandeza de esta responsabilidad y que buscan al Señor para obtener su sabiduría y su dirección, recibirán lo que piden.

En el último libro del Antiguo Testamento, el último capítulo y el último versículo hay una promesa hermosa para los días en que vivimos. El profeta Malaquías está profetizando de los últimos días y primeramente declara juicio sobre los impíos; luego dice:

“Mas a  vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia... yo os envío el profeta Elías (un prototipo del Señor Jesucristo)... Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres...” (Malaquías 4:2, 5, 6).

En estos días vemos que el Señor Jesucristo, a través de su iglesia, está hablando a padres y a hijos, llamándoles a una restauración de relaciones rotas, sanando heridas y volviendo sus corazones el uno hacia el otro.

Padre: echa mano de esta promesa y ten fe de que el Padre perfecto, el Padre celestial, te respaldará en tu deseo de ser un buen padre y Él volverá el corazón de tus hijos hacia ti.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II Victor y Gloria Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.III Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.II Hno. Victor Richards 2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V Hno. Victor Richards 2019-09-10

La Unción Hno. Victor Richards 2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-09-03

Increíble Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-08-27

Él Jesús Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II Hno. Victor Richards 2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III Victor y Gloria Richards 2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

La Familia... El Plan Original Pt.II




Publicado el:
Martes 9 de Julio, 2019

Dos padres en el libro de Génesis 

La imagen de un padre a los ojos de su hijo:

4 años de edad... mi papá puede hacer cualquier cosa.

7 años de edad... mi papá sabe mucho.

8 años de edad... mi padre sabe casi todo.

12 años de edad... pues, papá no sabe esto tampoco.

14 años de edad... ¿mi padre? Él es muy anticuado.

21 años de edad... este hombre está pasado de moda.

25 años de edad... él sabe un poquito del asunto, pero  no mucho.

30 años de edad... tengo que saber qué piensa mi papá de esto.

35 años de edad... antes de decidir, veré qué ideas tiene mi padre.

50 años de edad... ¿qué hubiera pensado mi padre del asunto?

60 años de edad... mi padre sabía todo.

65 años de edad... ¡ojalá pudiera platicarlo con mi padre!

I. Los padres débiles

Algunas personas nacieron para gobernar porque no les cuesta trabajo; para ellos es algo natural. Para otros, les es muy difícil y procuran evitarlo. Hay muchas situaciones en la vida en que uno puede elegir si quiere estar en una posición de gobernar o no, pero si eres un padre (o madre), estás destinado a mandar, te agrade o no. Tus hijos pagarán las terribles consecuencias si no hay autoridad y orden, basado en el amor, en la familia.

Veamos brevemente las causas, las consecuencias y el remedio de las debilidades de los padres.

1. Las causas

a. Falta de autodisciplina y pereza de los padres. Muchas veces es más fácil por el momento ceder a la voluntad del hijo.

b. Falta de entrega y compromiso a Dios, quien es la fuente de autoridad. Los poderes o autoridades que existen, incluidos los padres son ordenados por Dios; el que no vive bajo la autoridad de Dios en su propia vida carece del secreto de la autoridad sobre los otros.

2. Las consecuencias

Nuestras acciones son semillas; no vemos el fruto hasta después. Por desgracia, algunas de las consecuencias no se experimentarán hasta que sea muy tarde para corregirlas.

Puede que la negligencia de los padres débiles no sea proporcional a los resultados, pero en la pérdida del carácter de sus hijos, en la pérdida de la paz y la felicidad, y en algunos casos en la pérdida de su alma también, tienen que segar lo que sembraron. Dios instituyó la autoridad de los padres en la familia como un símbolo de su propia autoridad. El obedecer a los padres es honrar a Dios; el desobedecer le deshonra e implica perder su favor y bendición.

3. El remedio

Al hablar de las causas, mencionamos el remedio principal: someterse a Dios, esperar su ayuda y su gracia.

El padre débil debe aceptar que es un deber impuesto por Dios el gobernar a sus hijos. El no hacerlo es deshonrarle. Que se someta, pues, a su gracia, con el propósito de hacer su voluntad, por más que le parezca imposible; la gracia le será concedida.

Luego, el padre débil necesita reconocer que el gobernar con amor es un arte que puede ser aprendido. En las próximas lecciones aprenderás cosas muy prácticas que te ayudarán en el arte de la paternidad.

Sobre todo, el padre cristiano debe gobernar recordando que es un ministro de Dios, haciendo su obra.

II. La herencia de los primeros padres, Adán y Eva

“...El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo. Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set” (Génesis 5:1, 3).

“...Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató” (Génesis 4:8).

Dios creó al hombre a su semejanza, conforme a su imagen; Adán después de su caída, engendró hijos a su semejanza, con su naturaleza pecaminosa.

1. Los hijos llevan la naturaleza de los padres

Una de las características maravillosas de haber sido creado a la semejanza de Dios es que el hombre tiene la habilidad de procrear o dar vida. Cuando entró el pecado, esta característica no fue eliminada, sino que la imagen de Dios fue distorsionada en la raza humana, porque ahora nacemos con la tendencia hacia el pecado.

Notemos algo en Caín: el pecado de su padre Adán, no sólo reaparece, sino que se engrandece. Los dos mandamientos principales de todo tiempo son: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón... a tu prójimo como a ti mismo”. Adán transgredió el primero y su primogénito transgredió los dos, llegando a ser el primer homicida. Si Adán hubiera amado a Dios, Caín hubiera amado a su hermano. El pecado del hijo fue el fruto del pecado de su padre.

El recordar que nuestros hijos heredaron una naturaleza pecaminosa puede ayudarnos a tenerles paciencia. 

Es importante aclarar algo; al decir que los niños nacen con una naturaleza pecaminosa, no significa que lleven la culpa del pecado. No son culpables y por lo tanto tampoco responsables, hasta que lleguen a una edad cuando escogen pecar.

2. La raíz de todo pecado: Egoísmo

El egoísmo separa a uno primeramente de Dios y luego de los demás. Este mismo pecado que estaba en el primer hijo, Caín, es la raíz de todos los problemas en nuestros hijos. Unas de las primeras palabras de un niño son: “Es mío”, y se le tiene que enseñar a compartir con otros.

La madre de un niño de seis años estaba enseñándole sobre la regla de oro y terminó diciendo: —Recuerda mi hijo, que estamos en este mundo para ayudar a los demás. Después de pensarlo un momento, el chico le preguntó: —¿Y para qué están aquí los demás?

El egoísmo no es un problema únicamente de niños. ¡Cuántos adultos son padres egoístas! Cuando pensamos más en nuestras necesidades en vez del bienestar del hijo, hemos caído en la trampa de ser un padre egoísta. Suele suceder que algunas madres ven el matrimonio de su hijo como una amenaza para su relación con él, por lo cual ponen muchos pretextos para que no se case.  Aún después del matrimonio, buscan cómo crear problemas entre el hijo y la nuera, en vez de desearles la felicidad.

3. El remedio: Padres que sigan a Dios

Si no queremos que nuestros hijos sigan el ejemplo de Caín, quien odió a su hermano, tenemos que volver a los mandamientos principales: amar a Dios de todo corazón y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Cuando el Señor es el centro de nuestro hogar, el amor fluirá del uno para el otro. Más adelante en este estudio veremos claramente la verdad maravillosa que para los padres creyentes hay, la promesa de que sus hijos pueden ser reengendrados a semejanza de ellos en su nueva naturaleza. Esto no quiere decir que un niño nace cristiano o que no tiene que tener su fe personal, pero sí quiere decir que hay promesas de Dios para los padres cristianos asegurándoles que pueden esperar favor especial sobre sus hijos.

III. La gracia de Dios sobre otro padre: Noé

“...Entra tú y toda tu casa en el arca, porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación” (Génesis 7:1).

Noé fue un testimonio para futuras generaciones de que la fe de un padre piadoso trae bendiciones no sólo para sí mismo sino también para sus hijos. “Por la fe Noé... preparó el arca en que su casa se salvase...” (Hebreos 11:7).

Algo importante para notar: la relación entre padres e hijos, la cual fue el medio en que los primeros padres (Adán y Eva), transmitieron el poder del pecado, ahora a través de Noé, un hombre justo, llegó a ser el vehículo para extender la gracia de Dios.

El Señor promete bendecir la descendencia (hijos) de los justos (Salmo 25:13; Proverbios 11:21). Lo hace para el justo, como Él dijo a Noé: “...porque a ti he visto justo delante de mí...”. También lo hace por el justo, es decir, a través del padre justo. No sólo es una promesa, es además un mandato:

“...Entra tú y toda tu casa en el arca...”. Dios está diciendo a los padres: Vive en el arca, el lugar de protección espiritual, separado del mundo, y tu hijo querrá estar allí también.

En Adán y su familia, notamos que los hijos sufrieron las consecuencias de los pecados de los padres; a la vez, notamos que en Noé y su familia, los hijos recibieron el beneficio de un padre que obedeció a Dios.

IV. Dios desea bendecir a familias

1. Dios le prometió a Abraham bendecir a través de él a todas las familias de la tierra (Génesis 12:3).

2. José reconoció que a través  del tiempo, tanto sus experiencias negativas como positivas habían sido gracias a la mano de Dios, quien lo estaba usando como un instrumento de bendición y preservación para su familia (Génesis 45:5-8).

3. Cada uno de los hijos de Israel entró a Egipto con su familia (Éxodo 1:1).

4. Dios instruyó al pueblo de Israel, en cuanto a la Pascua, que tomaran un cordero por familia (Éxodo 12:3, 4).

5. El pueblo de Israel se agrupaba por familias.

6. El censo se tomaba por familias (Números 1:2).

7. La manera como el pueblo marchaba era por familias (Números 2:34).

8. Dios hace habitar a los desamparados en familia (Salmo 68:6).

9. Josué declaró: “yo y mi casa serviremos al Señor” (Josué 24:15).

Con confianza y fe, reclame la salvación, la protección y toda clase de bendición para sus hijos.

“Pero así dice Jehová: Ciertamente el cautivo será rescatado del valiente, y el botín será arrebatado al tirano; y tu pleito yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos” (Isaías 49:25).

“Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos...” (Hechos 2:39).

“...Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa” (Hechos 16:31).

Conclusión

Nunca ha sido fácil criar hijos para que lleguen a ser adultos maduros y sanos que amen y sirvan a Dios, pero hoy en día es aún más difícil. Sin embargo, los padres que reconocen la grandeza de esta responsabilidad y que buscan al Señor para obtener su sabiduría y su dirección, recibirán lo que piden.

En el último libro del Antiguo Testamento, el último capítulo y el último versículo hay una promesa hermosa para los días en que vivimos. El profeta Malaquías está profetizando de los últimos días y primeramente declara juicio sobre los impíos; luego dice:

“Mas a  vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia... yo os envío el profeta Elías (un prototipo del Señor Jesucristo)... Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres...” (Malaquías 4:2, 5, 6).

En estos días vemos que el Señor Jesucristo, a través de su iglesia, está hablando a padres y a hijos, llamándoles a una restauración de relaciones rotas, sanando heridas y volviendo sus corazones el uno hacia el otro.

Padre: echa mano de esta promesa y ten fe de que el Padre perfecto, el Padre celestial, te respaldará en tu deseo de ser un buen padre y Él volverá el corazón de tus hijos hacia ti.

Ver Mas

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II Victor y Gloria Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.III Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.II Hno. Victor Richards 2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V Hno. Victor Richards 2019-09-10

La Unción Hno. Victor Richards 2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-09-03

Increíble Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-08-27

Él Jesús Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II Hno. Victor Richards 2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III Victor y Gloria Richards 2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

Lecturas Recomendadas


La Familia... El Plan Original Pt.II





Por: Victor y Gloria Richards
Martes 9 de Julio, 2019

Dos padres en el libro de Génesis 

La imagen de un padre a los ojos de su hijo:

4 años de edad... mi papá puede hacer cualquier cosa.

7 años de edad... mi papá sabe mucho.

8 años de edad... mi padre sabe casi todo.

12 años de edad... pues, papá no sabe esto tampoco.

14 años de edad... ¿mi padre? Él es muy anticuado.

21 años de edad... este hombre está pasado de moda.

25 años de edad... él sabe un poquito del asunto, pero  no mucho.

30 años de edad... tengo que saber qué piensa mi papá de esto.

35 años de edad... antes de decidir, veré qué ideas tiene mi padre.

50 años de edad... ¿qué hubiera pensado mi padre del asunto?

60 años de edad... mi padre sabía todo.

65 años de edad... ¡ojalá pudiera platicarlo con mi padre!

I. Los padres débiles

Algunas personas nacieron para gobernar porque no les cuesta trabajo; para ellos es algo natural. Para otros, les es muy difícil y procuran evitarlo. Hay muchas situaciones en la vida en que uno puede elegir si quiere estar en una posición de gobernar o no, pero si eres un padre (o madre), estás destinado a mandar, te agrade o no. Tus hijos pagarán las terribles consecuencias si no hay autoridad y orden, basado en el amor, en la familia.

Veamos brevemente las causas, las consecuencias y el remedio de las debilidades de los padres.

1. Las causas

a. Falta de autodisciplina y pereza de los padres. Muchas veces es más fácil por el momento ceder a la voluntad del hijo.

b. Falta de entrega y compromiso a Dios, quien es la fuente de autoridad. Los poderes o autoridades que existen, incluidos los padres son ordenados por Dios; el que no vive bajo la autoridad de Dios en su propia vida carece del secreto de la autoridad sobre los otros.

2. Las consecuencias

Nuestras acciones son semillas; no vemos el fruto hasta después. Por desgracia, algunas de las consecuencias no se experimentarán hasta que sea muy tarde para corregirlas.

Puede que la negligencia de los padres débiles no sea proporcional a los resultados, pero en la pérdida del carácter de sus hijos, en la pérdida de la paz y la felicidad, y en algunos casos en la pérdida de su alma también, tienen que segar lo que sembraron. Dios instituyó la autoridad de los padres en la familia como un símbolo de su propia autoridad. El obedecer a los padres es honrar a Dios; el desobedecer le deshonra e implica perder su favor y bendición.

3. El remedio

Al hablar de las causas, mencionamos el remedio principal: someterse a Dios, esperar su ayuda y su gracia.

El padre débil debe aceptar que es un deber impuesto por Dios el gobernar a sus hijos. El no hacerlo es deshonrarle. Que se someta, pues, a su gracia, con el propósito de hacer su voluntad, por más que le parezca imposible; la gracia le será concedida.

Luego, el padre débil necesita reconocer que el gobernar con amor es un arte que puede ser aprendido. En las próximas lecciones aprenderás cosas muy prácticas que te ayudarán en el arte de la paternidad.

Sobre todo, el padre cristiano debe gobernar recordando que es un ministro de Dios, haciendo su obra.

II. La herencia de los primeros padres, Adán y Eva

“...El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo. Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set” (Génesis 5:1, 3).

“...Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató” (Génesis 4:8).

Dios creó al hombre a su semejanza, conforme a su imagen; Adán después de su caída, engendró hijos a su semejanza, con su naturaleza pecaminosa.

1. Los hijos llevan la naturaleza de los padres

Una de las características maravillosas de haber sido creado a la semejanza de Dios es que el hombre tiene la habilidad de procrear o dar vida. Cuando entró el pecado, esta característica no fue eliminada, sino que la imagen de Dios fue distorsionada en la raza humana, porque ahora nacemos con la tendencia hacia el pecado.

Notemos algo en Caín: el pecado de su padre Adán, no sólo reaparece, sino que se engrandece. Los dos mandamientos principales de todo tiempo son: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón... a tu prójimo como a ti mismo”. Adán transgredió el primero y su primogénito transgredió los dos, llegando a ser el primer homicida. Si Adán hubiera amado a Dios, Caín hubiera amado a su hermano. El pecado del hijo fue el fruto del pecado de su padre.

El recordar que nuestros hijos heredaron una naturaleza pecaminosa puede ayudarnos a tenerles paciencia. 

Es importante aclarar algo; al decir que los niños nacen con una naturaleza pecaminosa, no significa que lleven la culpa del pecado. No son culpables y por lo tanto tampoco responsables, hasta que lleguen a una edad cuando escogen pecar.

2. La raíz de todo pecado: Egoísmo

El egoísmo separa a uno primeramente de Dios y luego de los demás. Este mismo pecado que estaba en el primer hijo, Caín, es la raíz de todos los problemas en nuestros hijos. Unas de las primeras palabras de un niño son: “Es mío”, y se le tiene que enseñar a compartir con otros.

La madre de un niño de seis años estaba enseñándole sobre la regla de oro y terminó diciendo: —Recuerda mi hijo, que estamos en este mundo para ayudar a los demás. Después de pensarlo un momento, el chico le preguntó: —¿Y para qué están aquí los demás?

El egoísmo no es un problema únicamente de niños. ¡Cuántos adultos son padres egoístas! Cuando pensamos más en nuestras necesidades en vez del bienestar del hijo, hemos caído en la trampa de ser un padre egoísta. Suele suceder que algunas madres ven el matrimonio de su hijo como una amenaza para su relación con él, por lo cual ponen muchos pretextos para que no se case.  Aún después del matrimonio, buscan cómo crear problemas entre el hijo y la nuera, en vez de desearles la felicidad.

3. El remedio: Padres que sigan a Dios

Si no queremos que nuestros hijos sigan el ejemplo de Caín, quien odió a su hermano, tenemos que volver a los mandamientos principales: amar a Dios de todo corazón y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Cuando el Señor es el centro de nuestro hogar, el amor fluirá del uno para el otro. Más adelante en este estudio veremos claramente la verdad maravillosa que para los padres creyentes hay, la promesa de que sus hijos pueden ser reengendrados a semejanza de ellos en su nueva naturaleza. Esto no quiere decir que un niño nace cristiano o que no tiene que tener su fe personal, pero sí quiere decir que hay promesas de Dios para los padres cristianos asegurándoles que pueden esperar favor especial sobre sus hijos.

III. La gracia de Dios sobre otro padre: Noé

“...Entra tú y toda tu casa en el arca, porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación” (Génesis 7:1).

Noé fue un testimonio para futuras generaciones de que la fe de un padre piadoso trae bendiciones no sólo para sí mismo sino también para sus hijos. “Por la fe Noé... preparó el arca en que su casa se salvase...” (Hebreos 11:7).

Algo importante para notar: la relación entre padres e hijos, la cual fue el medio en que los primeros padres (Adán y Eva), transmitieron el poder del pecado, ahora a través de Noé, un hombre justo, llegó a ser el vehículo para extender la gracia de Dios.

El Señor promete bendecir la descendencia (hijos) de los justos (Salmo 25:13; Proverbios 11:21). Lo hace para el justo, como Él dijo a Noé: “...porque a ti he visto justo delante de mí...”. También lo hace por el justo, es decir, a través del padre justo. No sólo es una promesa, es además un mandato:

“...Entra tú y toda tu casa en el arca...”. Dios está diciendo a los padres: Vive en el arca, el lugar de protección espiritual, separado del mundo, y tu hijo querrá estar allí también.

En Adán y su familia, notamos que los hijos sufrieron las consecuencias de los pecados de los padres; a la vez, notamos que en Noé y su familia, los hijos recibieron el beneficio de un padre que obedeció a Dios.

IV. Dios desea bendecir a familias

1. Dios le prometió a Abraham bendecir a través de él a todas las familias de la tierra (Génesis 12:3).

2. José reconoció que a través  del tiempo, tanto sus experiencias negativas como positivas habían sido gracias a la mano de Dios, quien lo estaba usando como un instrumento de bendición y preservación para su familia (Génesis 45:5-8).

3. Cada uno de los hijos de Israel entró a Egipto con su familia (Éxodo 1:1).

4. Dios instruyó al pueblo de Israel, en cuanto a la Pascua, que tomaran un cordero por familia (Éxodo 12:3, 4).

5. El pueblo de Israel se agrupaba por familias.

6. El censo se tomaba por familias (Números 1:2).

7. La manera como el pueblo marchaba era por familias (Números 2:34).

8. Dios hace habitar a los desamparados en familia (Salmo 68:6).

9. Josué declaró: “yo y mi casa serviremos al Señor” (Josué 24:15).

Con confianza y fe, reclame la salvación, la protección y toda clase de bendición para sus hijos.

“Pero así dice Jehová: Ciertamente el cautivo será rescatado del valiente, y el botín será arrebatado al tirano; y tu pleito yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos” (Isaías 49:25).

“Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos...” (Hechos 2:39).

“...Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa” (Hechos 16:31).

Conclusión

Nunca ha sido fácil criar hijos para que lleguen a ser adultos maduros y sanos que amen y sirvan a Dios, pero hoy en día es aún más difícil. Sin embargo, los padres que reconocen la grandeza de esta responsabilidad y que buscan al Señor para obtener su sabiduría y su dirección, recibirán lo que piden.

En el último libro del Antiguo Testamento, el último capítulo y el último versículo hay una promesa hermosa para los días en que vivimos. El profeta Malaquías está profetizando de los últimos días y primeramente declara juicio sobre los impíos; luego dice:

“Mas a  vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia... yo os envío el profeta Elías (un prototipo del Señor Jesucristo)... Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres...” (Malaquías 4:2, 5, 6).

En estos días vemos que el Señor Jesucristo, a través de su iglesia, está hablando a padres y a hijos, llamándoles a una restauración de relaciones rotas, sanando heridas y volviendo sus corazones el uno hacia el otro.

Padre: echa mano de esta promesa y ten fe de que el Padre perfecto, el Padre celestial, te respaldará en tu deseo de ser un buen padre y Él volverá el corazón de tus hijos hacia ti.

Ver Mas

El Dominio del Creyente Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Dominio del Creyente
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII
Hno. Victor Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV
Victor y Gloria Richards
2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI
Hno. Victor Richards
2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III
Victor y Gloria Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X
Hno. Victor Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX
Hno. Victor Richards
2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt. II
Victor y Gloria Richards
2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII
Hno. Victor Richards
2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII
Hno. Victor Richards
2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI
Hno. Victor Richards
2019-09-17

La Unción Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-09-17

La Unción Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-09-10

La Unción
Hno. Victor Richards
2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-09-03

Increíble Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-08-27

Él Jesús Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús
Hno. Victor Richards
2019-08-06

Increíble Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III
Victor y Gloria Richards
2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Cristiano Auténtico
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Desafío de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII
Hno. Victor Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V
Gloria Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV
Gloria Richards
2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI
Hno. Victor Richards
2019-05-21

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320