La Familia... El Plan Original Pt.III



Publicado el:
Martes 16 de Julio, 2019

La primera virtud del niño:  Honrar a sus padres 

¿Qué es una madre?

¿Sabías que un diccionario define a la madre como la mitad femenina de los padres? Esta definición está algo incompleta y necesita ser corregida.                    

Una madre es una enciclopedia ambulante de quien se espera que sepa acerca de los récords de lanzamientos de Fernando Valenzuela, cómo hacer un nudo marino y saber en qué lugar se dejó el periódico del domingo. Tiene que poder contestar sin titubear preguntas tales como: ¿a dónde se va el sol en la noche?, ¿cómo funciona la propulsión de un Jet?, ¿cuáles son las exportaciones de Tailandia? y ¿de dónde provienen los gatitos?

La madre es una experta mecánica quien puede sacar la pierna del pantalón de la cadena de la bicicleta y quien puede arreglar cualquier cosa con cinta adhesiva y un broche de pelo. Ella es un plomero que sabe que la razón por la que el agua no se va de la tina del baño es porque las velas del barco hechas con kleenex se han caído y están tapando el drenaje. Ella es un electricista que puede hacer que el tren eléctrico se vaya en reversa sin quemar ningún fusible.

Una madre es una enfermera que sabe entablillar una ala quebrada de un pájaro. También debe tener la habilidad de sacar astillas y dientes sueltos sin dolor, parar el dolor de oído durante la madrugada y curar un caso de sarampión antes del día de campo.                                                                                                              

Una madre es detective que encuentra la pareja perdida de cada calcetín.            

Una madre es una costurera que diseña parches difíciles para los pantalones de mezclilla, repone botones perdidos y sube y baja decenas de bastillas.

¡La madre es una heredera! Aunque no se sienta rica cuando está tratando de estirar las finanzas familiares para que se pueda pagar la colegiatura de sus hijos, ella es rica en galardones. Ella es rica en inversiones. Mientras ella observa a su pequeña hija acostar a su muñeca con mucha ternura, espera que su hija crezca para conocer la felicidad de ser madre. Es entonces cuando ella sabe, señor autor del diccionario, que, ¡una madre merece la definición más larga que existe en el mundo!

I. El quinto mandamiento

Vivimos en días cuando hay graves problemas en nuestra sociedad. En esta lección aprenderemos cuál es la base para vivir felices el uno con el otro: el respeto hacia la autoridad.

“Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra...” (Éxodo 20:12).

1. El eslabón entre los primeros y los últimos

De los 10 mandamientos, los primeros cuatro tienen que ver con Dios y los últimos cinco tienen que ver con el prójimo. En medio se encuentra el quinto. Este está relacionado con los primeros cuatro, porque para un niño, los padres representan a Dios, es decir, de ellos el niño aprende a respetar y obedecer a Dios. A la vez este quinto mandamiento está relacionado con los últimos cinco, porque la familia es el cimiento de la sociedad, y en ella empezamos a experimentar lo difícil de convivir con la gente.

2. El primer ladrillo

Respeto hacia la autoridad es el primer ladrillo sobre el cual se edifica toda ley y orden tanto divino como humano. Y el honrar a padre y madre es la primera expresión de tal respeto a la autoridad en las relaciones humanas.

Cuando leemos el Antiguo Testamento y vemos que la consecuencia de no honrar a los padres fue castigo de muerte, “Todo hombre que maldijere a su padre o su madre, de cierto morirá...” (Levítico 20:9) entonces nos damos cuenta de la seriedad de este asunto a los ojos de Dios.

3. Hijos, obedeced a vuestros padres: esto es justo

La ley de Moisés decía a los hijos: “Honra a tu padre y tu madre”; el Nuevo Testamento dice: “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo” (Efesios 6:1).

“Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor” (Colosenses 3:20).

Algunos de los libros modernos sobre la crianza de los hijos conceden una gran importancia al sentido intuitivo del bien y el mal en el niño; y sobre los padres ponen una carga tremenda de nunca equivocarse, porque en tal caso (según esta filosofía) el niño puede discernir y hasta rebelarse contra un mandato equivocado.

Sin embargo, la Biblia no dice: “Hijos, obedeced a vuestros padres cuando tienen la razón”. Lo que en verdad dice es: “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo”, ¡incluso si ellos están equivocados! El hijo que obedece un mandato erróneo aún permanecerá bajo la luz de la aprobación de Dios. A la larga, será un niño feliz y mejor adaptado que uno a quien se le ha dado la libertad de desafiar y poner en tela de juicio la autoridad de los padres. 

4. Dios, la fuente de sabiduría para los padres

Por cierto, el padre debe siempre buscar la sabiduría de Dios para ser lo más justo posible con sus hijos, reconociendo que él también tiene la naturaleza pecaminosa y es capaz de cometer graves errores. Aunque no hay padres perfectos y es un hecho que todos se equivocan a veces, la responsabilidad del niño no es la de pesar y evaluar las decisiones de los padres, obedeciendo aquellas que a él le parecen correctas y rechazando aquellas con las cuales no está de acuerdo. Los padres son quienes tienen la responsabilidad de las decisiones. La responsabilidad del hijo es simplemente obedecer.

II. La autoridad de los padres es dada por Dios

1. La autoridad de un sargento depende del capitán

Nuestra autoridad como padres no se deriva de nosotros mismos, ni se deriva de la aceptación por parte de los hijos, sino de parte de Dios. La autoridad de un sargento depende del capitán que lo respalda; la autoridad del capitán depende del comandante del regimiento y así sigue. La autoridad de los padres depende de Dios, quien los ha colocado como autoridades sobre sus hijos. 

2. Señal de madurez

Cuando uno se da cuenta que cometió un error, debe admitirlo francamente y pedir perdón al hijo sin temor de que esto pudiera socavar su autoridad como padre. Al contrario, es señal de madurez, no de debilidad, cuando uno reconoce sus errores y pide perdón. Dios honra el arrepentimiento honesto y abierto en los hijos o en los padres. El temor de perder dignidad y autoridad ante sus hijos por el hecho de confesar una falta es una mentira del diablo. 

3. Abuso de autoridad

Sin lugar a dudas, existen abusos de autoridad de los padres y en otra lección exploraremos más ampliamente el asunto del gobierno de la familia y los límites a la autoridad.

 

III. Prepare a su hijo para obedecer a Dios

1. Respeto por la autoridad

Al someterse a la voluntad de los padres, los hijos aprenden a someterse a una voluntad más alta que la de ellos. La sumisión a los padres es una escuela para la obediencia individual y directa a Dios que los hijos tendrán que manifestar cuando ya no vivan bajo la autoridad de los padres. Es para esto que educamos a nuestros hijos; para que a su debido tiempo puedan seguir la voluntad de Dios y la guía de su Espíritu, no porque son obligados, sino porque algo dentro de ellos lo desea.

El aprender obediencia es aprender una ley básica de la vida espiritual, porque la autoridad de Dios muchas veces llega a nuestras vidas a través de la autoridad humana.

Hay la tendencia en cada uno de nosotros a rebelarse contra la autoridad, la que sea, y si en la familia, cuando uno es niño, la tendencia hacia la rebelión no está quebrantada, el niño llegará a ser un adulto conflictivo, provocando problemas con todos los que le rodean. En casos extremos, la persona llega hasta ser criminal, desechando toda autoridad.

2. Amor por la verdad

“Y ésta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios” (Juan 3:19-21).

Veracidad y amor por la verdad, es uno de los fundamentos de la fe cristiana. El Dr. Thiersch, un pastor y teólogo que vivió a mediados del siglo XIX, escribió tremendas verdades sobre la familia.

Él dice que la veracidad, fe y los valores morales son las tres virtudes cardinales de la juventud y son el fundamento de toda cristiandad genuina.

Él escribió: “En los padres debe estar profundamente enraizado un aborrecimiento por el engaño, la incredulidad y la inmodestia’’. En seguida debe impartirse a los niños. Cuando estas tres virtudes han echado raíz en el niño, cualquier padre tiene el más grande consuelo al contemplar que sus hijos crecen y dejan el hogar.

La mentira y el esconder la verdad son reconocidos por los niños como pecado. Son diferentes que las faltas comunes de la niñez. Toda mentira es un pecado, pero el pecado es mayor en proporción a la autoridad de la persona a quien se dice la mentira. Una mentira a los padres es lo más significativo, pues la dignidad de los padres es más sagrada; su derecho a demandar la verdad es superior a todos.

¿Por qué manifestar una actitud tan severa hacia la mentira? A causa de su tremenda implicación en la vida espiritual. En todos aquellos que perecen, la mentira es la verdadera base de su condenación. El destino eterno del hombre se decide en aquellas profundidades del corazón en donde la mentira y la verdad están en conflicto la una con la otra.

Por lo tanto y ante todo, ¡que la mentira no sea hallada en nuestras bocas! Nuestra veracidad hacia nuestros hijos es un deber tan alto como el que ellos tienen hacia nosotros. Nunca dejemos nuestras promesas y advertencias sin cumplir. Cuando contestemos sus preguntas, hagámoslo con seriedad, de modo que puedan depender de nuestras respuestas. Esto es lo que crea en ellos un amor por la verdad.

Conclusión

“...Yo y mi casa serviremos a Jehová” (Josué 24:15).

Cuando Dios habla en sus tratos con Noé y Abraham, y con Israel en la pascua y en el monte Sinaí, es interesante notar que varias veces la Escritura liga al padre con el hijo de manera significativa: “Tú y tu casa”; “tú y tu descendencia”; “tú y tus hijos”. En el versículo de arriba, Josué da la respuesta aquí en la tierra: “Yo y mi casa”. Tenemos en Josué el modelo de un padre piadoso y podemos ver en él, lo que ha de ser la fe de los padres.

1. Debe ser una fe personal

“Yo y mi casa”, es decir empezando por el padre (o la madre). Lo primero es que los padres hayan consagrado sus vidas a Dios y a su servicio.

Esto crea la atmósfera espiritual que los niños han de respirar y da influencia a nuestros actos, da valor a la oración ante Dios.

2. Debe ser una fe para la familia

Afírmese en las palabras: “Yo y mi casa serviremos a Jehová”. Hay padres piadosos que no entienden que éste es su deber y su privilegio. Se imaginan que honran a Dios pensando que la fe de sus hijos depende de la voluntad de Dios, al margen de su intervención. No se dan cuenta del poder que Dios ha puesto en ellos.

Cada padre debe hacer suyas las palabras de Josué, primero personalmente, luego con su cónyuge y los hijos. Cuanto más hablamos de ello en nuestras oraciones y conversaciones, más poderosamente se efectuará este principio.

3. Debe ser una fe práctica

Serviremos a Jehová. Hay algunos padres para quienes la fe consiste en recibir a Cristo y asistir a reuniones cristianas, pero no piensan en entrenar a sus hijos para el servicio de Dios. ¡Qué nuestras vidas y hogares estén consagrados a servir a Dios!

4. Debe ser una fe confesada

Josué pronunció su confesión: “...escogeos hoy a quién sirváis... yo y mi casa serviremos a Jehová”, ante millares y millares de los hijos de Israel, cuyos corazones se habían apartado de Dios y sus mandamientos.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II Hno. Victor Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III Gloria Richards 2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II Gloria Richards 2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII Hno. Victor Richards 2019-05-02

8 Tipos de Madre Gloria Richards 2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII Hno. Victor Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV Gloria Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III Gloria Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X Hno. Victor Richards 2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II Gloria Richards 2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Gloria Richards 2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III Hno. Victor Richards 2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II Hno. Victor Richards 2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-02-26

La Familia... El Plan Original Pt.III




Publicado el:
Martes 16 de Julio, 2019

La primera virtud del niño:  Honrar a sus padres 

¿Qué es una madre?

¿Sabías que un diccionario define a la madre como la mitad femenina de los padres? Esta definición está algo incompleta y necesita ser corregida.                    

Una madre es una enciclopedia ambulante de quien se espera que sepa acerca de los récords de lanzamientos de Fernando Valenzuela, cómo hacer un nudo marino y saber en qué lugar se dejó el periódico del domingo. Tiene que poder contestar sin titubear preguntas tales como: ¿a dónde se va el sol en la noche?, ¿cómo funciona la propulsión de un Jet?, ¿cuáles son las exportaciones de Tailandia? y ¿de dónde provienen los gatitos?

La madre es una experta mecánica quien puede sacar la pierna del pantalón de la cadena de la bicicleta y quien puede arreglar cualquier cosa con cinta adhesiva y un broche de pelo. Ella es un plomero que sabe que la razón por la que el agua no se va de la tina del baño es porque las velas del barco hechas con kleenex se han caído y están tapando el drenaje. Ella es un electricista que puede hacer que el tren eléctrico se vaya en reversa sin quemar ningún fusible.

Una madre es una enfermera que sabe entablillar una ala quebrada de un pájaro. También debe tener la habilidad de sacar astillas y dientes sueltos sin dolor, parar el dolor de oído durante la madrugada y curar un caso de sarampión antes del día de campo.                                                                                                              

Una madre es detective que encuentra la pareja perdida de cada calcetín.            

Una madre es una costurera que diseña parches difíciles para los pantalones de mezclilla, repone botones perdidos y sube y baja decenas de bastillas.

¡La madre es una heredera! Aunque no se sienta rica cuando está tratando de estirar las finanzas familiares para que se pueda pagar la colegiatura de sus hijos, ella es rica en galardones. Ella es rica en inversiones. Mientras ella observa a su pequeña hija acostar a su muñeca con mucha ternura, espera que su hija crezca para conocer la felicidad de ser madre. Es entonces cuando ella sabe, señor autor del diccionario, que, ¡una madre merece la definición más larga que existe en el mundo!

I. El quinto mandamiento

Vivimos en días cuando hay graves problemas en nuestra sociedad. En esta lección aprenderemos cuál es la base para vivir felices el uno con el otro: el respeto hacia la autoridad.

“Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra...” (Éxodo 20:12).

1. El eslabón entre los primeros y los últimos

De los 10 mandamientos, los primeros cuatro tienen que ver con Dios y los últimos cinco tienen que ver con el prójimo. En medio se encuentra el quinto. Este está relacionado con los primeros cuatro, porque para un niño, los padres representan a Dios, es decir, de ellos el niño aprende a respetar y obedecer a Dios. A la vez este quinto mandamiento está relacionado con los últimos cinco, porque la familia es el cimiento de la sociedad, y en ella empezamos a experimentar lo difícil de convivir con la gente.

2. El primer ladrillo

Respeto hacia la autoridad es el primer ladrillo sobre el cual se edifica toda ley y orden tanto divino como humano. Y el honrar a padre y madre es la primera expresión de tal respeto a la autoridad en las relaciones humanas.

Cuando leemos el Antiguo Testamento y vemos que la consecuencia de no honrar a los padres fue castigo de muerte, “Todo hombre que maldijere a su padre o su madre, de cierto morirá...” (Levítico 20:9) entonces nos damos cuenta de la seriedad de este asunto a los ojos de Dios.

3. Hijos, obedeced a vuestros padres: esto es justo

La ley de Moisés decía a los hijos: “Honra a tu padre y tu madre”; el Nuevo Testamento dice: “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo” (Efesios 6:1).

“Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor” (Colosenses 3:20).

Algunos de los libros modernos sobre la crianza de los hijos conceden una gran importancia al sentido intuitivo del bien y el mal en el niño; y sobre los padres ponen una carga tremenda de nunca equivocarse, porque en tal caso (según esta filosofía) el niño puede discernir y hasta rebelarse contra un mandato equivocado.

Sin embargo, la Biblia no dice: “Hijos, obedeced a vuestros padres cuando tienen la razón”. Lo que en verdad dice es: “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo”, ¡incluso si ellos están equivocados! El hijo que obedece un mandato erróneo aún permanecerá bajo la luz de la aprobación de Dios. A la larga, será un niño feliz y mejor adaptado que uno a quien se le ha dado la libertad de desafiar y poner en tela de juicio la autoridad de los padres. 

4. Dios, la fuente de sabiduría para los padres

Por cierto, el padre debe siempre buscar la sabiduría de Dios para ser lo más justo posible con sus hijos, reconociendo que él también tiene la naturaleza pecaminosa y es capaz de cometer graves errores. Aunque no hay padres perfectos y es un hecho que todos se equivocan a veces, la responsabilidad del niño no es la de pesar y evaluar las decisiones de los padres, obedeciendo aquellas que a él le parecen correctas y rechazando aquellas con las cuales no está de acuerdo. Los padres son quienes tienen la responsabilidad de las decisiones. La responsabilidad del hijo es simplemente obedecer.

II. La autoridad de los padres es dada por Dios

1. La autoridad de un sargento depende del capitán

Nuestra autoridad como padres no se deriva de nosotros mismos, ni se deriva de la aceptación por parte de los hijos, sino de parte de Dios. La autoridad de un sargento depende del capitán que lo respalda; la autoridad del capitán depende del comandante del regimiento y así sigue. La autoridad de los padres depende de Dios, quien los ha colocado como autoridades sobre sus hijos. 

2. Señal de madurez

Cuando uno se da cuenta que cometió un error, debe admitirlo francamente y pedir perdón al hijo sin temor de que esto pudiera socavar su autoridad como padre. Al contrario, es señal de madurez, no de debilidad, cuando uno reconoce sus errores y pide perdón. Dios honra el arrepentimiento honesto y abierto en los hijos o en los padres. El temor de perder dignidad y autoridad ante sus hijos por el hecho de confesar una falta es una mentira del diablo. 

3. Abuso de autoridad

Sin lugar a dudas, existen abusos de autoridad de los padres y en otra lección exploraremos más ampliamente el asunto del gobierno de la familia y los límites a la autoridad.

 

III. Prepare a su hijo para obedecer a Dios

1. Respeto por la autoridad

Al someterse a la voluntad de los padres, los hijos aprenden a someterse a una voluntad más alta que la de ellos. La sumisión a los padres es una escuela para la obediencia individual y directa a Dios que los hijos tendrán que manifestar cuando ya no vivan bajo la autoridad de los padres. Es para esto que educamos a nuestros hijos; para que a su debido tiempo puedan seguir la voluntad de Dios y la guía de su Espíritu, no porque son obligados, sino porque algo dentro de ellos lo desea.

El aprender obediencia es aprender una ley básica de la vida espiritual, porque la autoridad de Dios muchas veces llega a nuestras vidas a través de la autoridad humana.

Hay la tendencia en cada uno de nosotros a rebelarse contra la autoridad, la que sea, y si en la familia, cuando uno es niño, la tendencia hacia la rebelión no está quebrantada, el niño llegará a ser un adulto conflictivo, provocando problemas con todos los que le rodean. En casos extremos, la persona llega hasta ser criminal, desechando toda autoridad.

2. Amor por la verdad

“Y ésta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios” (Juan 3:19-21).

Veracidad y amor por la verdad, es uno de los fundamentos de la fe cristiana. El Dr. Thiersch, un pastor y teólogo que vivió a mediados del siglo XIX, escribió tremendas verdades sobre la familia.

Él dice que la veracidad, fe y los valores morales son las tres virtudes cardinales de la juventud y son el fundamento de toda cristiandad genuina.

Él escribió: “En los padres debe estar profundamente enraizado un aborrecimiento por el engaño, la incredulidad y la inmodestia’’. En seguida debe impartirse a los niños. Cuando estas tres virtudes han echado raíz en el niño, cualquier padre tiene el más grande consuelo al contemplar que sus hijos crecen y dejan el hogar.

La mentira y el esconder la verdad son reconocidos por los niños como pecado. Son diferentes que las faltas comunes de la niñez. Toda mentira es un pecado, pero el pecado es mayor en proporción a la autoridad de la persona a quien se dice la mentira. Una mentira a los padres es lo más significativo, pues la dignidad de los padres es más sagrada; su derecho a demandar la verdad es superior a todos.

¿Por qué manifestar una actitud tan severa hacia la mentira? A causa de su tremenda implicación en la vida espiritual. En todos aquellos que perecen, la mentira es la verdadera base de su condenación. El destino eterno del hombre se decide en aquellas profundidades del corazón en donde la mentira y la verdad están en conflicto la una con la otra.

Por lo tanto y ante todo, ¡que la mentira no sea hallada en nuestras bocas! Nuestra veracidad hacia nuestros hijos es un deber tan alto como el que ellos tienen hacia nosotros. Nunca dejemos nuestras promesas y advertencias sin cumplir. Cuando contestemos sus preguntas, hagámoslo con seriedad, de modo que puedan depender de nuestras respuestas. Esto es lo que crea en ellos un amor por la verdad.

Conclusión

“...Yo y mi casa serviremos a Jehová” (Josué 24:15).

Cuando Dios habla en sus tratos con Noé y Abraham, y con Israel en la pascua y en el monte Sinaí, es interesante notar que varias veces la Escritura liga al padre con el hijo de manera significativa: “Tú y tu casa”; “tú y tu descendencia”; “tú y tus hijos”. En el versículo de arriba, Josué da la respuesta aquí en la tierra: “Yo y mi casa”. Tenemos en Josué el modelo de un padre piadoso y podemos ver en él, lo que ha de ser la fe de los padres.

1. Debe ser una fe personal

“Yo y mi casa”, es decir empezando por el padre (o la madre). Lo primero es que los padres hayan consagrado sus vidas a Dios y a su servicio.

Esto crea la atmósfera espiritual que los niños han de respirar y da influencia a nuestros actos, da valor a la oración ante Dios.

2. Debe ser una fe para la familia

Afírmese en las palabras: “Yo y mi casa serviremos a Jehová”. Hay padres piadosos que no entienden que éste es su deber y su privilegio. Se imaginan que honran a Dios pensando que la fe de sus hijos depende de la voluntad de Dios, al margen de su intervención. No se dan cuenta del poder que Dios ha puesto en ellos.

Cada padre debe hacer suyas las palabras de Josué, primero personalmente, luego con su cónyuge y los hijos. Cuanto más hablamos de ello en nuestras oraciones y conversaciones, más poderosamente se efectuará este principio.

3. Debe ser una fe práctica

Serviremos a Jehová. Hay algunos padres para quienes la fe consiste en recibir a Cristo y asistir a reuniones cristianas, pero no piensan en entrenar a sus hijos para el servicio de Dios. ¡Qué nuestras vidas y hogares estén consagrados a servir a Dios!

4. Debe ser una fe confesada

Josué pronunció su confesión: “...escogeos hoy a quién sirváis... yo y mi casa serviremos a Jehová”, ante millares y millares de los hijos de Israel, cuyos corazones se habían apartado de Dios y sus mandamientos.

Ver Mas

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II Hno. Victor Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III Gloria Richards 2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II Gloria Richards 2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII Hno. Victor Richards 2019-05-02

8 Tipos de Madre Gloria Richards 2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII Hno. Victor Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV Gloria Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III Gloria Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X Hno. Victor Richards 2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II Gloria Richards 2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Gloria Richards 2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III Hno. Victor Richards 2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II Hno. Victor Richards 2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-02-26

Lecturas Recomendadas


La Familia... El Plan Original Pt.III





Por: Victor y Gloria Richards
Martes 16 de Julio, 2019

La primera virtud del niño:  Honrar a sus padres 

¿Qué es una madre?

¿Sabías que un diccionario define a la madre como la mitad femenina de los padres? Esta definición está algo incompleta y necesita ser corregida.                    

Una madre es una enciclopedia ambulante de quien se espera que sepa acerca de los récords de lanzamientos de Fernando Valenzuela, cómo hacer un nudo marino y saber en qué lugar se dejó el periódico del domingo. Tiene que poder contestar sin titubear preguntas tales como: ¿a dónde se va el sol en la noche?, ¿cómo funciona la propulsión de un Jet?, ¿cuáles son las exportaciones de Tailandia? y ¿de dónde provienen los gatitos?

La madre es una experta mecánica quien puede sacar la pierna del pantalón de la cadena de la bicicleta y quien puede arreglar cualquier cosa con cinta adhesiva y un broche de pelo. Ella es un plomero que sabe que la razón por la que el agua no se va de la tina del baño es porque las velas del barco hechas con kleenex se han caído y están tapando el drenaje. Ella es un electricista que puede hacer que el tren eléctrico se vaya en reversa sin quemar ningún fusible.

Una madre es una enfermera que sabe entablillar una ala quebrada de un pájaro. También debe tener la habilidad de sacar astillas y dientes sueltos sin dolor, parar el dolor de oído durante la madrugada y curar un caso de sarampión antes del día de campo.                                                                                                              

Una madre es detective que encuentra la pareja perdida de cada calcetín.            

Una madre es una costurera que diseña parches difíciles para los pantalones de mezclilla, repone botones perdidos y sube y baja decenas de bastillas.

¡La madre es una heredera! Aunque no se sienta rica cuando está tratando de estirar las finanzas familiares para que se pueda pagar la colegiatura de sus hijos, ella es rica en galardones. Ella es rica en inversiones. Mientras ella observa a su pequeña hija acostar a su muñeca con mucha ternura, espera que su hija crezca para conocer la felicidad de ser madre. Es entonces cuando ella sabe, señor autor del diccionario, que, ¡una madre merece la definición más larga que existe en el mundo!

I. El quinto mandamiento

Vivimos en días cuando hay graves problemas en nuestra sociedad. En esta lección aprenderemos cuál es la base para vivir felices el uno con el otro: el respeto hacia la autoridad.

“Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra...” (Éxodo 20:12).

1. El eslabón entre los primeros y los últimos

De los 10 mandamientos, los primeros cuatro tienen que ver con Dios y los últimos cinco tienen que ver con el prójimo. En medio se encuentra el quinto. Este está relacionado con los primeros cuatro, porque para un niño, los padres representan a Dios, es decir, de ellos el niño aprende a respetar y obedecer a Dios. A la vez este quinto mandamiento está relacionado con los últimos cinco, porque la familia es el cimiento de la sociedad, y en ella empezamos a experimentar lo difícil de convivir con la gente.

2. El primer ladrillo

Respeto hacia la autoridad es el primer ladrillo sobre el cual se edifica toda ley y orden tanto divino como humano. Y el honrar a padre y madre es la primera expresión de tal respeto a la autoridad en las relaciones humanas.

Cuando leemos el Antiguo Testamento y vemos que la consecuencia de no honrar a los padres fue castigo de muerte, “Todo hombre que maldijere a su padre o su madre, de cierto morirá...” (Levítico 20:9) entonces nos damos cuenta de la seriedad de este asunto a los ojos de Dios.

3. Hijos, obedeced a vuestros padres: esto es justo

La ley de Moisés decía a los hijos: “Honra a tu padre y tu madre”; el Nuevo Testamento dice: “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo” (Efesios 6:1).

“Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor” (Colosenses 3:20).

Algunos de los libros modernos sobre la crianza de los hijos conceden una gran importancia al sentido intuitivo del bien y el mal en el niño; y sobre los padres ponen una carga tremenda de nunca equivocarse, porque en tal caso (según esta filosofía) el niño puede discernir y hasta rebelarse contra un mandato equivocado.

Sin embargo, la Biblia no dice: “Hijos, obedeced a vuestros padres cuando tienen la razón”. Lo que en verdad dice es: “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo”, ¡incluso si ellos están equivocados! El hijo que obedece un mandato erróneo aún permanecerá bajo la luz de la aprobación de Dios. A la larga, será un niño feliz y mejor adaptado que uno a quien se le ha dado la libertad de desafiar y poner en tela de juicio la autoridad de los padres. 

4. Dios, la fuente de sabiduría para los padres

Por cierto, el padre debe siempre buscar la sabiduría de Dios para ser lo más justo posible con sus hijos, reconociendo que él también tiene la naturaleza pecaminosa y es capaz de cometer graves errores. Aunque no hay padres perfectos y es un hecho que todos se equivocan a veces, la responsabilidad del niño no es la de pesar y evaluar las decisiones de los padres, obedeciendo aquellas que a él le parecen correctas y rechazando aquellas con las cuales no está de acuerdo. Los padres son quienes tienen la responsabilidad de las decisiones. La responsabilidad del hijo es simplemente obedecer.

II. La autoridad de los padres es dada por Dios

1. La autoridad de un sargento depende del capitán

Nuestra autoridad como padres no se deriva de nosotros mismos, ni se deriva de la aceptación por parte de los hijos, sino de parte de Dios. La autoridad de un sargento depende del capitán que lo respalda; la autoridad del capitán depende del comandante del regimiento y así sigue. La autoridad de los padres depende de Dios, quien los ha colocado como autoridades sobre sus hijos. 

2. Señal de madurez

Cuando uno se da cuenta que cometió un error, debe admitirlo francamente y pedir perdón al hijo sin temor de que esto pudiera socavar su autoridad como padre. Al contrario, es señal de madurez, no de debilidad, cuando uno reconoce sus errores y pide perdón. Dios honra el arrepentimiento honesto y abierto en los hijos o en los padres. El temor de perder dignidad y autoridad ante sus hijos por el hecho de confesar una falta es una mentira del diablo. 

3. Abuso de autoridad

Sin lugar a dudas, existen abusos de autoridad de los padres y en otra lección exploraremos más ampliamente el asunto del gobierno de la familia y los límites a la autoridad.

 

III. Prepare a su hijo para obedecer a Dios

1. Respeto por la autoridad

Al someterse a la voluntad de los padres, los hijos aprenden a someterse a una voluntad más alta que la de ellos. La sumisión a los padres es una escuela para la obediencia individual y directa a Dios que los hijos tendrán que manifestar cuando ya no vivan bajo la autoridad de los padres. Es para esto que educamos a nuestros hijos; para que a su debido tiempo puedan seguir la voluntad de Dios y la guía de su Espíritu, no porque son obligados, sino porque algo dentro de ellos lo desea.

El aprender obediencia es aprender una ley básica de la vida espiritual, porque la autoridad de Dios muchas veces llega a nuestras vidas a través de la autoridad humana.

Hay la tendencia en cada uno de nosotros a rebelarse contra la autoridad, la que sea, y si en la familia, cuando uno es niño, la tendencia hacia la rebelión no está quebrantada, el niño llegará a ser un adulto conflictivo, provocando problemas con todos los que le rodean. En casos extremos, la persona llega hasta ser criminal, desechando toda autoridad.

2. Amor por la verdad

“Y ésta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios” (Juan 3:19-21).

Veracidad y amor por la verdad, es uno de los fundamentos de la fe cristiana. El Dr. Thiersch, un pastor y teólogo que vivió a mediados del siglo XIX, escribió tremendas verdades sobre la familia.

Él dice que la veracidad, fe y los valores morales son las tres virtudes cardinales de la juventud y son el fundamento de toda cristiandad genuina.

Él escribió: “En los padres debe estar profundamente enraizado un aborrecimiento por el engaño, la incredulidad y la inmodestia’’. En seguida debe impartirse a los niños. Cuando estas tres virtudes han echado raíz en el niño, cualquier padre tiene el más grande consuelo al contemplar que sus hijos crecen y dejan el hogar.

La mentira y el esconder la verdad son reconocidos por los niños como pecado. Son diferentes que las faltas comunes de la niñez. Toda mentira es un pecado, pero el pecado es mayor en proporción a la autoridad de la persona a quien se dice la mentira. Una mentira a los padres es lo más significativo, pues la dignidad de los padres es más sagrada; su derecho a demandar la verdad es superior a todos.

¿Por qué manifestar una actitud tan severa hacia la mentira? A causa de su tremenda implicación en la vida espiritual. En todos aquellos que perecen, la mentira es la verdadera base de su condenación. El destino eterno del hombre se decide en aquellas profundidades del corazón en donde la mentira y la verdad están en conflicto la una con la otra.

Por lo tanto y ante todo, ¡que la mentira no sea hallada en nuestras bocas! Nuestra veracidad hacia nuestros hijos es un deber tan alto como el que ellos tienen hacia nosotros. Nunca dejemos nuestras promesas y advertencias sin cumplir. Cuando contestemos sus preguntas, hagámoslo con seriedad, de modo que puedan depender de nuestras respuestas. Esto es lo que crea en ellos un amor por la verdad.

Conclusión

“...Yo y mi casa serviremos a Jehová” (Josué 24:15).

Cuando Dios habla en sus tratos con Noé y Abraham, y con Israel en la pascua y en el monte Sinaí, es interesante notar que varias veces la Escritura liga al padre con el hijo de manera significativa: “Tú y tu casa”; “tú y tu descendencia”; “tú y tus hijos”. En el versículo de arriba, Josué da la respuesta aquí en la tierra: “Yo y mi casa”. Tenemos en Josué el modelo de un padre piadoso y podemos ver en él, lo que ha de ser la fe de los padres.

1. Debe ser una fe personal

“Yo y mi casa”, es decir empezando por el padre (o la madre). Lo primero es que los padres hayan consagrado sus vidas a Dios y a su servicio.

Esto crea la atmósfera espiritual que los niños han de respirar y da influencia a nuestros actos, da valor a la oración ante Dios.

2. Debe ser una fe para la familia

Afírmese en las palabras: “Yo y mi casa serviremos a Jehová”. Hay padres piadosos que no entienden que éste es su deber y su privilegio. Se imaginan que honran a Dios pensando que la fe de sus hijos depende de la voluntad de Dios, al margen de su intervención. No se dan cuenta del poder que Dios ha puesto en ellos.

Cada padre debe hacer suyas las palabras de Josué, primero personalmente, luego con su cónyuge y los hijos. Cuanto más hablamos de ello en nuestras oraciones y conversaciones, más poderosamente se efectuará este principio.

3. Debe ser una fe práctica

Serviremos a Jehová. Hay algunos padres para quienes la fe consiste en recibir a Cristo y asistir a reuniones cristianas, pero no piensan en entrenar a sus hijos para el servicio de Dios. ¡Qué nuestras vidas y hogares estén consagrados a servir a Dios!

4. Debe ser una fe confesada

Josué pronunció su confesión: “...escogeos hoy a quién sirváis... yo y mi casa serviremos a Jehová”, ante millares y millares de los hijos de Israel, cuyos corazones se habían apartado de Dios y sus mandamientos.

Ver Mas

El Jesús Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús
Hno. Victor Richards
2019-08-06

Increíble Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-07-23

El Temor de Dios Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II
Victor y Gloria Richards
2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Cristiano Auténtico
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Desafío de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII
Hno. Victor Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V
Gloria Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV
Gloria Richards
2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI
Hno. Victor Richards
2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III
Gloria Richards
2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV
Hno. Victor Richards
2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II
Gloria Richards
2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV
Hno. Victor Richards
2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII
Hno. Victor Richards
2019-05-02

8 Tipos de Madre
Gloria Richards
2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII
Hno. Victor Richards
2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV
Gloria Richards
2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III
Gloria Richards
2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI
Hno. Victor Richards
2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X
Hno. Victor Richards
2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II
Gloria Richards
2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX
Hno. Victor Richards
2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños
Gloria Richards
2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII
Hno. Victor Richards
2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII
Hno. Victor Richards
2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI
Hno. Victor Richards
2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-02-26

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320