El Temor de Dios Pt. II


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 23 de Julio, 2019

TEMORES MALSANOS

Las palabras “no temas”; son dos palabras muy poderosas. Aparecen en la Biblia un poco más de 360 veces, por alguna buena razón. 

Conforme avanzamos en nuestro camino por la vida, vamos encontrando circunstancias y obstáculos insuperables y es en esos momentos, que desesperadamente todos necesitamos escuchar esas palabras. Pero más aún, necesitamos esas palabras cuando nos encontramos con la Presencia Revelada de Cristo, porque en Su ardiente presencia ciertos temores salen a la superficie.

Temor de ser exhibido. La mayoría de nosotros tenemos temor de que conozcan cómo somos en realidad. Por eso nos escondemos detrás de “fachadas”. Cuando nos encontramos con Cristo, la luz de Su presencia pondrá al descubierto como somos en realidad. Cosas que enterramos hace años o que están escondidas en el closet. Ahora quedan al descubierto.

Las cosas que hemos tratado de olvidar, ahora son el centro de atención, con una deslumbre luz brillando sobre ellas. 

Temor de perder el control.  Encontrarnos con la Presencia Revelada de Dios, hace que la visita al dentista parezca un paseo en el parque. En el dentista lo que nos asusta, no necesariamente son las inyecciones o el taladro, más bien, lo que nos pone nerviosos es lo desconocido.  Ahora, ¿qué sigue? ¿A dónde me lleva todo esto? Así, todo el control se desvanece cuando entramos en las inexplorables aguas de Su presencia.

Temor al fracaso. Aunque Dios no nos hace sentir fracasados, sí saca a luz nuestros fracasos y eso, si puede ser intimidante. Promesas no cumplidas, expectativas no alcanzadas, tareas incompletas y resoluciones dejadas a un lado, son cosas en nuestro pasado y sin embargo preferimos evadirlas. 

Temor al rechazo. Para algunos de nosotros, el rechazo es la programación por default con la que hacemos relaciones. Llegamos a pensar, “si descubren como soy realmente” o “si se dan cuenta que soy un fracasado”, entonces “seré rechazado”. Esto lo tenemos muy dentro de nosotros en nuestro ADN, en algunos es más fuerte que en otros, pero todos lo tenemos. 

Temor al abandono. Más profundo que el rechazo, está el temor a ser abandonados. Tenemos temor de ser dejados solos, como un bebé huérfano frente a la puerta de un orfanato. Pensamos, “si la verdad acerca de mí sale a luz, si revisan bien mis credenciales, pueden llegar a encontrar algo que me descalifique y me van a dejar solo”. Más que al rechazo, muchos de nosotros le tememos al abandono.

Temor de ser condenados.  Peor que el abandono es la condenación, el temor del juicio y la soledad eterna. Si no tenemos cuidado, nuestros temores nos mantendrán lejos de Dios. Muy en el fondo, no queremos acercarnos demasiado. ¿Quién quiere confrontar estos temores en lo profundo de su alma?

La razón por la que Dios dice; “No temas” a aquellos que se encuentran con la Presencia Revelada de Dios, es porque sólo en Su presencia nuestros temores son expuestos. Es importante enfrentar estos temores apropiadamente, completamente y con determinación, porque ésta es la clave para continuar con Dios. Para vivir correctamente en la Presencia Revelada de Cristo, debemos abrazar el temor de Dios. 

“No temas”, es la clave para gozarnos en el temor del Señor, de la misma manera que lo hizo Jesús.

Isaías 41:10 “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”.

“No temas”, son dos buenas palabras que sirven para sacar de nuestras vidas las impurezas de lo más profundo, que salen a la superficie cuando hierve el calor de la Presencia Revelada de Dios. 

Dios no pone esos temores dentro de nosotros, pero Su penetrante e invasiva presencia, provocan que salgan a la luz, mostrando lo que realmente hay dentro de nosotros, para que podamos vencer esos temores.

La Presencia Revelada de Cristo, no sólo revela a Cristo, sino que Su presencia revela lo que hay en nosotros. “No temas”, no fue diseñado para lidiar con nuestro temor de Dios, sino con el temor a nosotros mismos y de quienes somos sin Él. Cuando abrazamos el temor de Dios, entonces podemos vencer nuestros temores, quitarnos la máscara y salir de nuestro escondite.

Por esta razón, el temor de Dios y la humildad, siempre van de la mano. La Biblia promete:

Proverbios 22:4 “Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová”.

La definición más clara de humildad que he escuchado es la siguiente:

“Humildad es la habilidad de ser conocido por quien soy realmente”. Cuando llegamos a comprender esta gran verdad, nos hace sonreír. Más aun, nos hace libres.

Dios manifiesta Su presencia cuando los creyentes están en unidad. 

Juan 17:22-23  “La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.

23. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado”.

Para poder tener una comunidad, necesitamos unidad. 

Para poder tener unidad, necesitamos humildad.

Para poder tener humildad, necesitamos un encuentro fresco con la santidad de Dios.

Los psicólogos nos han dicho que es imposible ser íntimo con alguien a quien le tenemos miedo. El miedo es una cuña que provoca una fractura. Nos hace tomar distancia. 

Si vamos a amar a Dios, obviamente necesitamos abordar el tema de los temores malsanos. Así como un encuentro, con la Presencia Revelada de Dios, nos lleva a una profunda intimidad con Dios y a la vez ese encuentro pone al descubierto nuestros temores, entonces debemos sacar ventaja de esos encuentros para ser libres.

Cuando esos temores salen a la superficie debemos aprovechar el momento; es decir, confrontar el temor a ser exhibidos o de perder el control o al fracaso, o al rechazo.

¿Por qué mantenernos a distancia de Dios, cuando Él nos invita a acercarnos?

Es en esos momentos, en Su presencia, que tenemos la oportunidad de cortar de raíz las fortalezas que impiden que la autoridad de Dios gobierne en nuestras vidas.

Incluso, hay verdaderos cristianos que viven con una visión distorsionada, de un Dios condenador que anda detrás de ellos para atraparlos. Tienen una imagen de Dios como si fuera un ogro persiguiéndoles. 

Por otro lado, algunos creyentes viven en el extremo opuesto, piensan que deben dejar a un lado el temor de Dios, como cuando quitas el yeso de una pierna quebrada que se ha sanado. No debemos quitar el temor de Dios de nuestras vidas, sino la imagen distorsionada que tenemos de Dios. Ya que este patrón es algo común en aquellos que tienen un encuentro con Dios, la Biblia trata el asunto cuando dice: 

Romanos 8:15-16  “Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos !Abba, Padre!

16. El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios”.

El espíritu de esclavitud, es un espíritu de temor. La esclavitud provoca trabajo forzado, abuso de autoridad, trato inhumano y demandas sin amor. Este es un espíritu de orfandad, el cual está lleno de abandono, rechazo, competencia, inseguridad, esfuerzo sin descanso, falto de dignidad y temor de ser castigado. El espíritu de orfandad nunca ha aprendido a confiar en el amor del Padre.

El Espíritu de Dios es lo opuesto al espíritu de orfandad o de esclavitud. La manera para ser libres del espíritu de orfandad, que está arraigado en el miedo, es tener un encuentro con el amor del Padre y poder clamar como un niño, “¡Abba! ¡Papi! ¡Padre Dios!”.

El amor de Dios nos libera del temor. Dios nos dice:

1 Juan 4:18 “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor”.

La diferencia entre estos temores malsanos y el temor de Dios es muy grande veamos.

TEMOR MALSANO

Abandono

Condenación

Esfuerzo sin descanso

Sentirse huérfano

Esclavitud

Trabajo Forzado

Desmoralizado

Aumenta la culpabilidad y vergüenza

Engaño e hipocresía

Huir de Dios

Esconder nuestra desnudez

Temer su rechazo

Desprecia el temor de Dios

TEMOR SANO

Aceptación

Perdón

Descanso

Ser llamado hijo

Libertad

Servicio con gozo

Restauración de la dignidad

Quita la culpabilidad y vergüenza

Transparencia e integridad

Correr hacia Dios

Desnudez sin pena

Anticipa su agrado

Regocijo en el temor de DiosEl temor de Dios no es sólo por un tiempo, sino por la eternidad. 

Salmo 19:9 “El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre”

Escribe el salmista.

Es limpio y limpiador. El libro de Apocalipsis hace eco a las palabras:

Apocalipsis 14:7 “Temed a Dios”

Como adoradores del Nuevo Testamento, se nos ha enseñado a adorar a Dios con reverencia y asombro, porque nuestro Dios es fuego consumidor

Hebreos 12:28-29 

28. “Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia;

29. porque nuestro Dios es fuego consumidor”.

Si has identificado aéreas donde tu temor a Dios es Malsano, es un buen momento para orar o hacerlo en cuanto puedas. Eso traerá libertad a tu vida.

Señor; yo escojo el fuego. Abrazo el temor de Dios. Me deleito en el temor de Dios. Revélame cada uno de mis temores malsanos. Exponlos ante la luz. Échalos fuera de mí. Reemplázalos con el temor Sano de Dios. Por la gracia de Dios, de este día en adelante, caminaré en humildad y en el temor del Señor. Amen.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III Victor y Gloria Richards 2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III Gloria Richards 2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II Gloria Richards 2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII Hno. Victor Richards 2019-05-02

8 Tipos de Madre Gloria Richards 2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII Hno. Victor Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV Gloria Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III Gloria Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X Hno. Victor Richards 2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II Gloria Richards 2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Gloria Richards 2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III Hno. Victor Richards 2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II Hno. Victor Richards 2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-02-26

El Temor de Dios Pt. II


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 23 de Julio, 2019

TEMORES MALSANOS

Las palabras “no temas”; son dos palabras muy poderosas. Aparecen en la Biblia un poco más de 360 veces, por alguna buena razón. 

Conforme avanzamos en nuestro camino por la vida, vamos encontrando circunstancias y obstáculos insuperables y es en esos momentos, que desesperadamente todos necesitamos escuchar esas palabras. Pero más aún, necesitamos esas palabras cuando nos encontramos con la Presencia Revelada de Cristo, porque en Su ardiente presencia ciertos temores salen a la superficie.

Temor de ser exhibido. La mayoría de nosotros tenemos temor de que conozcan cómo somos en realidad. Por eso nos escondemos detrás de “fachadas”. Cuando nos encontramos con Cristo, la luz de Su presencia pondrá al descubierto como somos en realidad. Cosas que enterramos hace años o que están escondidas en el closet. Ahora quedan al descubierto.

Las cosas que hemos tratado de olvidar, ahora son el centro de atención, con una deslumbre luz brillando sobre ellas. 

Temor de perder el control.  Encontrarnos con la Presencia Revelada de Dios, hace que la visita al dentista parezca un paseo en el parque. En el dentista lo que nos asusta, no necesariamente son las inyecciones o el taladro, más bien, lo que nos pone nerviosos es lo desconocido.  Ahora, ¿qué sigue? ¿A dónde me lleva todo esto? Así, todo el control se desvanece cuando entramos en las inexplorables aguas de Su presencia.

Temor al fracaso. Aunque Dios no nos hace sentir fracasados, sí saca a luz nuestros fracasos y eso, si puede ser intimidante. Promesas no cumplidas, expectativas no alcanzadas, tareas incompletas y resoluciones dejadas a un lado, son cosas en nuestro pasado y sin embargo preferimos evadirlas. 

Temor al rechazo. Para algunos de nosotros, el rechazo es la programación por default con la que hacemos relaciones. Llegamos a pensar, “si descubren como soy realmente” o “si se dan cuenta que soy un fracasado”, entonces “seré rechazado”. Esto lo tenemos muy dentro de nosotros en nuestro ADN, en algunos es más fuerte que en otros, pero todos lo tenemos. 

Temor al abandono. Más profundo que el rechazo, está el temor a ser abandonados. Tenemos temor de ser dejados solos, como un bebé huérfano frente a la puerta de un orfanato. Pensamos, “si la verdad acerca de mí sale a luz, si revisan bien mis credenciales, pueden llegar a encontrar algo que me descalifique y me van a dejar solo”. Más que al rechazo, muchos de nosotros le tememos al abandono.

Temor de ser condenados.  Peor que el abandono es la condenación, el temor del juicio y la soledad eterna. Si no tenemos cuidado, nuestros temores nos mantendrán lejos de Dios. Muy en el fondo, no queremos acercarnos demasiado. ¿Quién quiere confrontar estos temores en lo profundo de su alma?

La razón por la que Dios dice; “No temas” a aquellos que se encuentran con la Presencia Revelada de Dios, es porque sólo en Su presencia nuestros temores son expuestos. Es importante enfrentar estos temores apropiadamente, completamente y con determinación, porque ésta es la clave para continuar con Dios. Para vivir correctamente en la Presencia Revelada de Cristo, debemos abrazar el temor de Dios. 

“No temas”, es la clave para gozarnos en el temor del Señor, de la misma manera que lo hizo Jesús.

Isaías 41:10 “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”.

“No temas”, son dos buenas palabras que sirven para sacar de nuestras vidas las impurezas de lo más profundo, que salen a la superficie cuando hierve el calor de la Presencia Revelada de Dios. 

Dios no pone esos temores dentro de nosotros, pero Su penetrante e invasiva presencia, provocan que salgan a la luz, mostrando lo que realmente hay dentro de nosotros, para que podamos vencer esos temores.

La Presencia Revelada de Cristo, no sólo revela a Cristo, sino que Su presencia revela lo que hay en nosotros. “No temas”, no fue diseñado para lidiar con nuestro temor de Dios, sino con el temor a nosotros mismos y de quienes somos sin Él. Cuando abrazamos el temor de Dios, entonces podemos vencer nuestros temores, quitarnos la máscara y salir de nuestro escondite.

Por esta razón, el temor de Dios y la humildad, siempre van de la mano. La Biblia promete:

Proverbios 22:4 “Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová”.

La definición más clara de humildad que he escuchado es la siguiente:

“Humildad es la habilidad de ser conocido por quien soy realmente”. Cuando llegamos a comprender esta gran verdad, nos hace sonreír. Más aun, nos hace libres.

Dios manifiesta Su presencia cuando los creyentes están en unidad. 

Juan 17:22-23  “La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.

23. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado”.

Para poder tener una comunidad, necesitamos unidad. 

Para poder tener unidad, necesitamos humildad.

Para poder tener humildad, necesitamos un encuentro fresco con la santidad de Dios.

Los psicólogos nos han dicho que es imposible ser íntimo con alguien a quien le tenemos miedo. El miedo es una cuña que provoca una fractura. Nos hace tomar distancia. 

Si vamos a amar a Dios, obviamente necesitamos abordar el tema de los temores malsanos. Así como un encuentro, con la Presencia Revelada de Dios, nos lleva a una profunda intimidad con Dios y a la vez ese encuentro pone al descubierto nuestros temores, entonces debemos sacar ventaja de esos encuentros para ser libres.

Cuando esos temores salen a la superficie debemos aprovechar el momento; es decir, confrontar el temor a ser exhibidos o de perder el control o al fracaso, o al rechazo.

¿Por qué mantenernos a distancia de Dios, cuando Él nos invita a acercarnos?

Es en esos momentos, en Su presencia, que tenemos la oportunidad de cortar de raíz las fortalezas que impiden que la autoridad de Dios gobierne en nuestras vidas.

Incluso, hay verdaderos cristianos que viven con una visión distorsionada, de un Dios condenador que anda detrás de ellos para atraparlos. Tienen una imagen de Dios como si fuera un ogro persiguiéndoles. 

Por otro lado, algunos creyentes viven en el extremo opuesto, piensan que deben dejar a un lado el temor de Dios, como cuando quitas el yeso de una pierna quebrada que se ha sanado. No debemos quitar el temor de Dios de nuestras vidas, sino la imagen distorsionada que tenemos de Dios. Ya que este patrón es algo común en aquellos que tienen un encuentro con Dios, la Biblia trata el asunto cuando dice: 

Romanos 8:15-16  “Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos !Abba, Padre!

16. El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios”.

El espíritu de esclavitud, es un espíritu de temor. La esclavitud provoca trabajo forzado, abuso de autoridad, trato inhumano y demandas sin amor. Este es un espíritu de orfandad, el cual está lleno de abandono, rechazo, competencia, inseguridad, esfuerzo sin descanso, falto de dignidad y temor de ser castigado. El espíritu de orfandad nunca ha aprendido a confiar en el amor del Padre.

El Espíritu de Dios es lo opuesto al espíritu de orfandad o de esclavitud. La manera para ser libres del espíritu de orfandad, que está arraigado en el miedo, es tener un encuentro con el amor del Padre y poder clamar como un niño, “¡Abba! ¡Papi! ¡Padre Dios!”.

El amor de Dios nos libera del temor. Dios nos dice:

1 Juan 4:18 “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor”.

La diferencia entre estos temores malsanos y el temor de Dios es muy grande veamos.

TEMOR MALSANO

Abandono

Condenación

Esfuerzo sin descanso

Sentirse huérfano

Esclavitud

Trabajo Forzado

Desmoralizado

Aumenta la culpabilidad y vergüenza

Engaño e hipocresía

Huir de Dios

Esconder nuestra desnudez

Temer su rechazo

Desprecia el temor de Dios

TEMOR SANO

Aceptación

Perdón

Descanso

Ser llamado hijo

Libertad

Servicio con gozo

Restauración de la dignidad

Quita la culpabilidad y vergüenza

Transparencia e integridad

Correr hacia Dios

Desnudez sin pena

Anticipa su agrado

Regocijo en el temor de DiosEl temor de Dios no es sólo por un tiempo, sino por la eternidad. 

Salmo 19:9 “El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre”

Escribe el salmista.

Es limpio y limpiador. El libro de Apocalipsis hace eco a las palabras:

Apocalipsis 14:7 “Temed a Dios”

Como adoradores del Nuevo Testamento, se nos ha enseñado a adorar a Dios con reverencia y asombro, porque nuestro Dios es fuego consumidor

Hebreos 12:28-29 

28. “Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia;

29. porque nuestro Dios es fuego consumidor”.

Si has identificado aéreas donde tu temor a Dios es Malsano, es un buen momento para orar o hacerlo en cuanto puedas. Eso traerá libertad a tu vida.

Señor; yo escojo el fuego. Abrazo el temor de Dios. Me deleito en el temor de Dios. Revélame cada uno de mis temores malsanos. Exponlos ante la luz. Échalos fuera de mí. Reemplázalos con el temor Sano de Dios. Por la gracia de Dios, de este día en adelante, caminaré en humildad y en el temor del Señor. Amen.

Ver Mas

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III Victor y Gloria Richards 2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III Gloria Richards 2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II Gloria Richards 2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII Hno. Victor Richards 2019-05-02

8 Tipos de Madre Gloria Richards 2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII Hno. Victor Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV Gloria Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III Gloria Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X Hno. Victor Richards 2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II Gloria Richards 2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Gloria Richards 2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III Hno. Victor Richards 2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II Hno. Victor Richards 2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-02-26

Lecturas Recomendadas


El Temor de Dios Pt. II



Por: Hno. Victor Richards
Martes 23 de Julio, 2019

TEMORES MALSANOS

Las palabras “no temas”; son dos palabras muy poderosas. Aparecen en la Biblia un poco más de 360 veces, por alguna buena razón. 

Conforme avanzamos en nuestro camino por la vida, vamos encontrando circunstancias y obstáculos insuperables y es en esos momentos, que desesperadamente todos necesitamos escuchar esas palabras. Pero más aún, necesitamos esas palabras cuando nos encontramos con la Presencia Revelada de Cristo, porque en Su ardiente presencia ciertos temores salen a la superficie.

Temor de ser exhibido. La mayoría de nosotros tenemos temor de que conozcan cómo somos en realidad. Por eso nos escondemos detrás de “fachadas”. Cuando nos encontramos con Cristo, la luz de Su presencia pondrá al descubierto como somos en realidad. Cosas que enterramos hace años o que están escondidas en el closet. Ahora quedan al descubierto.

Las cosas que hemos tratado de olvidar, ahora son el centro de atención, con una deslumbre luz brillando sobre ellas. 

Temor de perder el control.  Encontrarnos con la Presencia Revelada de Dios, hace que la visita al dentista parezca un paseo en el parque. En el dentista lo que nos asusta, no necesariamente son las inyecciones o el taladro, más bien, lo que nos pone nerviosos es lo desconocido.  Ahora, ¿qué sigue? ¿A dónde me lleva todo esto? Así, todo el control se desvanece cuando entramos en las inexplorables aguas de Su presencia.

Temor al fracaso. Aunque Dios no nos hace sentir fracasados, sí saca a luz nuestros fracasos y eso, si puede ser intimidante. Promesas no cumplidas, expectativas no alcanzadas, tareas incompletas y resoluciones dejadas a un lado, son cosas en nuestro pasado y sin embargo preferimos evadirlas. 

Temor al rechazo. Para algunos de nosotros, el rechazo es la programación por default con la que hacemos relaciones. Llegamos a pensar, “si descubren como soy realmente” o “si se dan cuenta que soy un fracasado”, entonces “seré rechazado”. Esto lo tenemos muy dentro de nosotros en nuestro ADN, en algunos es más fuerte que en otros, pero todos lo tenemos. 

Temor al abandono. Más profundo que el rechazo, está el temor a ser abandonados. Tenemos temor de ser dejados solos, como un bebé huérfano frente a la puerta de un orfanato. Pensamos, “si la verdad acerca de mí sale a luz, si revisan bien mis credenciales, pueden llegar a encontrar algo que me descalifique y me van a dejar solo”. Más que al rechazo, muchos de nosotros le tememos al abandono.

Temor de ser condenados.  Peor que el abandono es la condenación, el temor del juicio y la soledad eterna. Si no tenemos cuidado, nuestros temores nos mantendrán lejos de Dios. Muy en el fondo, no queremos acercarnos demasiado. ¿Quién quiere confrontar estos temores en lo profundo de su alma?

La razón por la que Dios dice; “No temas” a aquellos que se encuentran con la Presencia Revelada de Dios, es porque sólo en Su presencia nuestros temores son expuestos. Es importante enfrentar estos temores apropiadamente, completamente y con determinación, porque ésta es la clave para continuar con Dios. Para vivir correctamente en la Presencia Revelada de Cristo, debemos abrazar el temor de Dios. 

“No temas”, es la clave para gozarnos en el temor del Señor, de la misma manera que lo hizo Jesús.

Isaías 41:10 “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”.

“No temas”, son dos buenas palabras que sirven para sacar de nuestras vidas las impurezas de lo más profundo, que salen a la superficie cuando hierve el calor de la Presencia Revelada de Dios. 

Dios no pone esos temores dentro de nosotros, pero Su penetrante e invasiva presencia, provocan que salgan a la luz, mostrando lo que realmente hay dentro de nosotros, para que podamos vencer esos temores.

La Presencia Revelada de Cristo, no sólo revela a Cristo, sino que Su presencia revela lo que hay en nosotros. “No temas”, no fue diseñado para lidiar con nuestro temor de Dios, sino con el temor a nosotros mismos y de quienes somos sin Él. Cuando abrazamos el temor de Dios, entonces podemos vencer nuestros temores, quitarnos la máscara y salir de nuestro escondite.

Por esta razón, el temor de Dios y la humildad, siempre van de la mano. La Biblia promete:

Proverbios 22:4 “Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová”.

La definición más clara de humildad que he escuchado es la siguiente:

“Humildad es la habilidad de ser conocido por quien soy realmente”. Cuando llegamos a comprender esta gran verdad, nos hace sonreír. Más aun, nos hace libres.

Dios manifiesta Su presencia cuando los creyentes están en unidad. 

Juan 17:22-23  “La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.

23. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado”.

Para poder tener una comunidad, necesitamos unidad. 

Para poder tener unidad, necesitamos humildad.

Para poder tener humildad, necesitamos un encuentro fresco con la santidad de Dios.

Los psicólogos nos han dicho que es imposible ser íntimo con alguien a quien le tenemos miedo. El miedo es una cuña que provoca una fractura. Nos hace tomar distancia. 

Si vamos a amar a Dios, obviamente necesitamos abordar el tema de los temores malsanos. Así como un encuentro, con la Presencia Revelada de Dios, nos lleva a una profunda intimidad con Dios y a la vez ese encuentro pone al descubierto nuestros temores, entonces debemos sacar ventaja de esos encuentros para ser libres.

Cuando esos temores salen a la superficie debemos aprovechar el momento; es decir, confrontar el temor a ser exhibidos o de perder el control o al fracaso, o al rechazo.

¿Por qué mantenernos a distancia de Dios, cuando Él nos invita a acercarnos?

Es en esos momentos, en Su presencia, que tenemos la oportunidad de cortar de raíz las fortalezas que impiden que la autoridad de Dios gobierne en nuestras vidas.

Incluso, hay verdaderos cristianos que viven con una visión distorsionada, de un Dios condenador que anda detrás de ellos para atraparlos. Tienen una imagen de Dios como si fuera un ogro persiguiéndoles. 

Por otro lado, algunos creyentes viven en el extremo opuesto, piensan que deben dejar a un lado el temor de Dios, como cuando quitas el yeso de una pierna quebrada que se ha sanado. No debemos quitar el temor de Dios de nuestras vidas, sino la imagen distorsionada que tenemos de Dios. Ya que este patrón es algo común en aquellos que tienen un encuentro con Dios, la Biblia trata el asunto cuando dice: 

Romanos 8:15-16  “Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos !Abba, Padre!

16. El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios”.

El espíritu de esclavitud, es un espíritu de temor. La esclavitud provoca trabajo forzado, abuso de autoridad, trato inhumano y demandas sin amor. Este es un espíritu de orfandad, el cual está lleno de abandono, rechazo, competencia, inseguridad, esfuerzo sin descanso, falto de dignidad y temor de ser castigado. El espíritu de orfandad nunca ha aprendido a confiar en el amor del Padre.

El Espíritu de Dios es lo opuesto al espíritu de orfandad o de esclavitud. La manera para ser libres del espíritu de orfandad, que está arraigado en el miedo, es tener un encuentro con el amor del Padre y poder clamar como un niño, “¡Abba! ¡Papi! ¡Padre Dios!”.

El amor de Dios nos libera del temor. Dios nos dice:

1 Juan 4:18 “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor”.

La diferencia entre estos temores malsanos y el temor de Dios es muy grande veamos.

TEMOR MALSANO

Abandono

Condenación

Esfuerzo sin descanso

Sentirse huérfano

Esclavitud

Trabajo Forzado

Desmoralizado

Aumenta la culpabilidad y vergüenza

Engaño e hipocresía

Huir de Dios

Esconder nuestra desnudez

Temer su rechazo

Desprecia el temor de Dios

TEMOR SANO

Aceptación

Perdón

Descanso

Ser llamado hijo

Libertad

Servicio con gozo

Restauración de la dignidad

Quita la culpabilidad y vergüenza

Transparencia e integridad

Correr hacia Dios

Desnudez sin pena

Anticipa su agrado

Regocijo en el temor de DiosEl temor de Dios no es sólo por un tiempo, sino por la eternidad. 

Salmo 19:9 “El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre”

Escribe el salmista.

Es limpio y limpiador. El libro de Apocalipsis hace eco a las palabras:

Apocalipsis 14:7 “Temed a Dios”

Como adoradores del Nuevo Testamento, se nos ha enseñado a adorar a Dios con reverencia y asombro, porque nuestro Dios es fuego consumidor

Hebreos 12:28-29 

28. “Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia;

29. porque nuestro Dios es fuego consumidor”.

Si has identificado aéreas donde tu temor a Dios es Malsano, es un buen momento para orar o hacerlo en cuanto puedas. Eso traerá libertad a tu vida.

Señor; yo escojo el fuego. Abrazo el temor de Dios. Me deleito en el temor de Dios. Revélame cada uno de mis temores malsanos. Exponlos ante la luz. Échalos fuera de mí. Reemplázalos con el temor Sano de Dios. Por la gracia de Dios, de este día en adelante, caminaré en humildad y en el temor del Señor. Amen.

Ver Mas

El Jesús Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús
Hno. Victor Richards
2019-08-06

Increíble Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III
Victor y Gloria Richards
2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II
Victor y Gloria Richards
2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Cristiano Auténtico
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Desafío de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII
Hno. Victor Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V
Gloria Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV
Gloria Richards
2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI
Hno. Victor Richards
2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III
Gloria Richards
2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV
Hno. Victor Richards
2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II
Gloria Richards
2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV
Hno. Victor Richards
2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII
Hno. Victor Richards
2019-05-02

8 Tipos de Madre
Gloria Richards
2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII
Hno. Victor Richards
2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV
Gloria Richards
2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III
Gloria Richards
2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI
Hno. Victor Richards
2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X
Hno. Victor Richards
2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II
Gloria Richards
2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX
Hno. Victor Richards
2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños
Gloria Richards
2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII
Hno. Victor Richards
2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII
Hno. Victor Richards
2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI
Hno. Victor Richards
2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-02-26

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320