Increíble Pt. I



Publicado el:
Martes 6 de Agosto, 2019

RADICAL Y AUDAZ

Eunice Miranda, una joven cristiana de 24 años de edad, con la Biblia en mano, se dirigió al Mercado Cuauhtémoc en Cd. Juárez, en el Estado de Chihuahua, México.

Ella y otros jóvenes radicales en su fe, visitan el mercado cada semana para predicar y testificar a los que quieran escuchar.

A diferencia de muchos de su generación, estos jóvenes no son rebeldes, sino radicales y audaces en su fe.

Acercándose al mercado, Eunice vio un grupo de personas en la banqueta que estaban muy turbados viendo algo que había caído allí. Ella, con dificultad, a empujones y codazos, se introdujo hacia el centro del círculo de gente donde vio a un hombre tirado en el pavimento.

El no estaba respirando, no tenía pulso y su cara ya estaba de color gris. Hacía ya muchos minutos que el hombre había muerto.

Eunice dice que empezó a sentirse  “empujada” por el Espíritu Santo a orar por el difunto. Se resistió, temiendo hacer tal cosa, pero el Espíritu siguió empujando con fuerza. Entonces ella obedeció e hincándose al lado del cuerpo, puso sus manos sobre él y empezó a orar. Cuando nada sucedió y asustada de que todos estaban mirando, ella empezó a orar en lenguas desconocidas, el poderoso don que había recibido cuando fue bautizada en el Espíritu Santo.

Mientras que clamaba a Dios por este hombre sin signos vitales, de repente él empezó a inhalar desesperadamente 3, 4, 5, 6 veces y de repente su corazón empezó a palpitar. El había sido resucitado. ¡El poder del Espíritu Santo le regresó de la muerte! ¡Increíble y maravilloso!

Jesús ordenó a sus seguidores: Mateo 10:7-8. “...predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos...”. 

Él quiere que estas cosas sucedan con la proclamación del evangelio y nos dará su Espíritu Santo y poder para que podamos hacerlo. Esto sí es increíble y también necesario para traer muchos a Jesús.

Hace poco me entregaron esta nota:


Hermano Víctor:

Mi nombre es Doris Sánchez y quisiera platicarle un testimonio de vida: El domingo saliendo de la celebración me fui a comer y pasando la calle Panamá vimos que se vuelca una camioneta de policías federales y mi madre me decía que nos fuéramos, pero Dios me puso una carga y me quede a auxiliar. Vi cosas impactantes, había 3 policías heridos y uno estaba atrapado en la camioneta y decían que ya no respiraba, entonces pedí permiso para orar, aunque soy una principiante en la Palabra, Dios me animó y me dieron permiso y cuando empecé a pedir sanidad y vida el joven oficial volvió a vivir, empezó a respirar. ¡Increíble! Pero cierto.

 

Yo pregunto; ¿Qué impacto habrá hecho en estos federales?

Me entregaron esta nota de la Sra. Lorena Avalos:

El otro día cuando me subí al autobús también se subieron dos asaltantes con pistolas, en eso yo empecé a orar en voz alta y el asaltante se acercó donde yo estaba pero yo seguía orando y dije en voz alta: “Señor echa fuera a éstos, tú has prometido que mil caerán a mi lado y diez mil a mi diestra más a mí no llegarán”. Las oraciones de protección de nuestro pastor se cumplieron: “Los ángeles están acampando alrededor de mí y mi familia”, porque no me tocaron ni me quitaron mis pertenencias, ellos salieron corriendo. La gente me preguntaba; ¿porque no me habían quitado nada? 

Y ahí les prediqué.

Gracias al Señor Jesucristo.

AÚN ES PARA ESTOS TIEMPOS

Jesús dijo en Hechos 2:38-39: “...recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare”.

Al igual que el Padre y el Hijo, el Espíritu Santo es eterno. Él no deja de ser. Él no deja de obrar. Él no ha desaparecido del diario vivir de los que aman a Dios con todo su corazón, alma, mente y fuerzas.

Donde quiera que encontramos mención del  Espíritu en las Sagradas Escrituras, encontramos lo sobrenatural, porque Él es Dios, tal como el Padre es Dios y Jesús es Dios.

Él no es una cosa o una influencia. ¡Él es un ser divino! Es parte del Elojim (Dios) de Génesis capítulo uno versículo uno.

Hay una verdad revelada en Juan 3:34-35. Jesús está hablando de sí mismo y dice: “... el que ha sido enviado por Dios, habla las propias palabras de Dios, pues el Espíritu de Dios está en él sin límite ni medida. El Padre ama al Hijo y ha puesto en sus manos todo cuanto existe.”  V. Castillian (CST-IBS).

Jesús recibió el Espíritu Santo sin medida (es decir en su totalidad) y a la vez recibió “...todo cuanto existe”.

Sin embargo, Dios nos da el Espíritu a nosotros “por medida” y ésta medida puede ir en aumento. ¡Increíble! ¡Maravilloso!

Jesús dijo a los once discípulos (apóstoles), ya que Judas se había suicidado, Juan 20:21-22. “...como me envió el Padre, así también yo os envío, y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: recibid el Espíritu Santo.” 

Un poco más tarde Jesús les dijo a estos mismos en Lucas 24:49. “...he aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta  que seáis investidos de poder desde lo alto”. 

Primero ellos recibieron una medida del Espíritu cuando Él sopla sobre ellos y luego les dice que esperen una medida mayor de su Espíritu.

 

El dijo en Hechos 1:5: “...vosotros seréis bautizados (sumergidos) en el Espíritu Santo dentro de no muchos días”.  Luego, en Hechos 1:8. Él dijo: “...recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo...”.

 

Él ya había soplado el Espíritu sobre ellos. Pero ahora dice; “...cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo...”.

¡Son dos medidas distintas! Realmente hay muchas medidas distintas del Espíritu que nos pueden ser dadas por el amor de Dios. ¡Increíble!

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado V Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado IV Victor Richards 2020-06-23

La Sangre y El Velo Hno. Victor Richards 2020-06-23

Éxito Garantizado III Victor Richards 2020-06-16

Bendición Por la Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado II Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado Hno. Victor Richards 2020-06-02

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Increíble Pt. I




Publicado el:
Martes 6 de Agosto, 2019

RADICAL Y AUDAZ

Eunice Miranda, una joven cristiana de 24 años de edad, con la Biblia en mano, se dirigió al Mercado Cuauhtémoc en Cd. Juárez, en el Estado de Chihuahua, México.

Ella y otros jóvenes radicales en su fe, visitan el mercado cada semana para predicar y testificar a los que quieran escuchar.

A diferencia de muchos de su generación, estos jóvenes no son rebeldes, sino radicales y audaces en su fe.

Acercándose al mercado, Eunice vio un grupo de personas en la banqueta que estaban muy turbados viendo algo que había caído allí. Ella, con dificultad, a empujones y codazos, se introdujo hacia el centro del círculo de gente donde vio a un hombre tirado en el pavimento.

El no estaba respirando, no tenía pulso y su cara ya estaba de color gris. Hacía ya muchos minutos que el hombre había muerto.

Eunice dice que empezó a sentirse  “empujada” por el Espíritu Santo a orar por el difunto. Se resistió, temiendo hacer tal cosa, pero el Espíritu siguió empujando con fuerza. Entonces ella obedeció e hincándose al lado del cuerpo, puso sus manos sobre él y empezó a orar. Cuando nada sucedió y asustada de que todos estaban mirando, ella empezó a orar en lenguas desconocidas, el poderoso don que había recibido cuando fue bautizada en el Espíritu Santo.

Mientras que clamaba a Dios por este hombre sin signos vitales, de repente él empezó a inhalar desesperadamente 3, 4, 5, 6 veces y de repente su corazón empezó a palpitar. El había sido resucitado. ¡El poder del Espíritu Santo le regresó de la muerte! ¡Increíble y maravilloso!

Jesús ordenó a sus seguidores: Mateo 10:7-8. “...predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos...”. 

Él quiere que estas cosas sucedan con la proclamación del evangelio y nos dará su Espíritu Santo y poder para que podamos hacerlo. Esto sí es increíble y también necesario para traer muchos a Jesús.

Hace poco me entregaron esta nota:


Hermano Víctor:

Mi nombre es Doris Sánchez y quisiera platicarle un testimonio de vida: El domingo saliendo de la celebración me fui a comer y pasando la calle Panamá vimos que se vuelca una camioneta de policías federales y mi madre me decía que nos fuéramos, pero Dios me puso una carga y me quede a auxiliar. Vi cosas impactantes, había 3 policías heridos y uno estaba atrapado en la camioneta y decían que ya no respiraba, entonces pedí permiso para orar, aunque soy una principiante en la Palabra, Dios me animó y me dieron permiso y cuando empecé a pedir sanidad y vida el joven oficial volvió a vivir, empezó a respirar. ¡Increíble! Pero cierto.

 

Yo pregunto; ¿Qué impacto habrá hecho en estos federales?

Me entregaron esta nota de la Sra. Lorena Avalos:

El otro día cuando me subí al autobús también se subieron dos asaltantes con pistolas, en eso yo empecé a orar en voz alta y el asaltante se acercó donde yo estaba pero yo seguía orando y dije en voz alta: “Señor echa fuera a éstos, tú has prometido que mil caerán a mi lado y diez mil a mi diestra más a mí no llegarán”. Las oraciones de protección de nuestro pastor se cumplieron: “Los ángeles están acampando alrededor de mí y mi familia”, porque no me tocaron ni me quitaron mis pertenencias, ellos salieron corriendo. La gente me preguntaba; ¿porque no me habían quitado nada? 

Y ahí les prediqué.

Gracias al Señor Jesucristo.

AÚN ES PARA ESTOS TIEMPOS

Jesús dijo en Hechos 2:38-39: “...recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare”.

Al igual que el Padre y el Hijo, el Espíritu Santo es eterno. Él no deja de ser. Él no deja de obrar. Él no ha desaparecido del diario vivir de los que aman a Dios con todo su corazón, alma, mente y fuerzas.

Donde quiera que encontramos mención del  Espíritu en las Sagradas Escrituras, encontramos lo sobrenatural, porque Él es Dios, tal como el Padre es Dios y Jesús es Dios.

Él no es una cosa o una influencia. ¡Él es un ser divino! Es parte del Elojim (Dios) de Génesis capítulo uno versículo uno.

Hay una verdad revelada en Juan 3:34-35. Jesús está hablando de sí mismo y dice: “... el que ha sido enviado por Dios, habla las propias palabras de Dios, pues el Espíritu de Dios está en él sin límite ni medida. El Padre ama al Hijo y ha puesto en sus manos todo cuanto existe.”  V. Castillian (CST-IBS).

Jesús recibió el Espíritu Santo sin medida (es decir en su totalidad) y a la vez recibió “...todo cuanto existe”.

Sin embargo, Dios nos da el Espíritu a nosotros “por medida” y ésta medida puede ir en aumento. ¡Increíble! ¡Maravilloso!

Jesús dijo a los once discípulos (apóstoles), ya que Judas se había suicidado, Juan 20:21-22. “...como me envió el Padre, así también yo os envío, y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: recibid el Espíritu Santo.” 

Un poco más tarde Jesús les dijo a estos mismos en Lucas 24:49. “...he aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta  que seáis investidos de poder desde lo alto”. 

Primero ellos recibieron una medida del Espíritu cuando Él sopla sobre ellos y luego les dice que esperen una medida mayor de su Espíritu.

 

El dijo en Hechos 1:5: “...vosotros seréis bautizados (sumergidos) en el Espíritu Santo dentro de no muchos días”.  Luego, en Hechos 1:8. Él dijo: “...recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo...”.

 

Él ya había soplado el Espíritu sobre ellos. Pero ahora dice; “...cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo...”.

¡Son dos medidas distintas! Realmente hay muchas medidas distintas del Espíritu que nos pueden ser dadas por el amor de Dios. ¡Increíble!

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado V Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado IV Victor Richards 2020-06-23

La Sangre y El Velo Hno. Victor Richards 2020-06-23

Éxito Garantizado III Victor Richards 2020-06-16

Bendición Por la Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado II Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado Hno. Victor Richards 2020-06-02

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Lecturas Recomendadas


Increíble Pt. I





Por: Hno. Victor Richards
Martes 6 de Agosto, 2019

RADICAL Y AUDAZ

Eunice Miranda, una joven cristiana de 24 años de edad, con la Biblia en mano, se dirigió al Mercado Cuauhtémoc en Cd. Juárez, en el Estado de Chihuahua, México.

Ella y otros jóvenes radicales en su fe, visitan el mercado cada semana para predicar y testificar a los que quieran escuchar.

A diferencia de muchos de su generación, estos jóvenes no son rebeldes, sino radicales y audaces en su fe.

Acercándose al mercado, Eunice vio un grupo de personas en la banqueta que estaban muy turbados viendo algo que había caído allí. Ella, con dificultad, a empujones y codazos, se introdujo hacia el centro del círculo de gente donde vio a un hombre tirado en el pavimento.

El no estaba respirando, no tenía pulso y su cara ya estaba de color gris. Hacía ya muchos minutos que el hombre había muerto.

Eunice dice que empezó a sentirse  “empujada” por el Espíritu Santo a orar por el difunto. Se resistió, temiendo hacer tal cosa, pero el Espíritu siguió empujando con fuerza. Entonces ella obedeció e hincándose al lado del cuerpo, puso sus manos sobre él y empezó a orar. Cuando nada sucedió y asustada de que todos estaban mirando, ella empezó a orar en lenguas desconocidas, el poderoso don que había recibido cuando fue bautizada en el Espíritu Santo.

Mientras que clamaba a Dios por este hombre sin signos vitales, de repente él empezó a inhalar desesperadamente 3, 4, 5, 6 veces y de repente su corazón empezó a palpitar. El había sido resucitado. ¡El poder del Espíritu Santo le regresó de la muerte! ¡Increíble y maravilloso!

Jesús ordenó a sus seguidores: Mateo 10:7-8. “...predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos...”. 

Él quiere que estas cosas sucedan con la proclamación del evangelio y nos dará su Espíritu Santo y poder para que podamos hacerlo. Esto sí es increíble y también necesario para traer muchos a Jesús.

Hace poco me entregaron esta nota:


Hermano Víctor:

Mi nombre es Doris Sánchez y quisiera platicarle un testimonio de vida: El domingo saliendo de la celebración me fui a comer y pasando la calle Panamá vimos que se vuelca una camioneta de policías federales y mi madre me decía que nos fuéramos, pero Dios me puso una carga y me quede a auxiliar. Vi cosas impactantes, había 3 policías heridos y uno estaba atrapado en la camioneta y decían que ya no respiraba, entonces pedí permiso para orar, aunque soy una principiante en la Palabra, Dios me animó y me dieron permiso y cuando empecé a pedir sanidad y vida el joven oficial volvió a vivir, empezó a respirar. ¡Increíble! Pero cierto.

 

Yo pregunto; ¿Qué impacto habrá hecho en estos federales?

Me entregaron esta nota de la Sra. Lorena Avalos:

El otro día cuando me subí al autobús también se subieron dos asaltantes con pistolas, en eso yo empecé a orar en voz alta y el asaltante se acercó donde yo estaba pero yo seguía orando y dije en voz alta: “Señor echa fuera a éstos, tú has prometido que mil caerán a mi lado y diez mil a mi diestra más a mí no llegarán”. Las oraciones de protección de nuestro pastor se cumplieron: “Los ángeles están acampando alrededor de mí y mi familia”, porque no me tocaron ni me quitaron mis pertenencias, ellos salieron corriendo. La gente me preguntaba; ¿porque no me habían quitado nada? 

Y ahí les prediqué.

Gracias al Señor Jesucristo.

AÚN ES PARA ESTOS TIEMPOS

Jesús dijo en Hechos 2:38-39: “...recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare”.

Al igual que el Padre y el Hijo, el Espíritu Santo es eterno. Él no deja de ser. Él no deja de obrar. Él no ha desaparecido del diario vivir de los que aman a Dios con todo su corazón, alma, mente y fuerzas.

Donde quiera que encontramos mención del  Espíritu en las Sagradas Escrituras, encontramos lo sobrenatural, porque Él es Dios, tal como el Padre es Dios y Jesús es Dios.

Él no es una cosa o una influencia. ¡Él es un ser divino! Es parte del Elojim (Dios) de Génesis capítulo uno versículo uno.

Hay una verdad revelada en Juan 3:34-35. Jesús está hablando de sí mismo y dice: “... el que ha sido enviado por Dios, habla las propias palabras de Dios, pues el Espíritu de Dios está en él sin límite ni medida. El Padre ama al Hijo y ha puesto en sus manos todo cuanto existe.”  V. Castillian (CST-IBS).

Jesús recibió el Espíritu Santo sin medida (es decir en su totalidad) y a la vez recibió “...todo cuanto existe”.

Sin embargo, Dios nos da el Espíritu a nosotros “por medida” y ésta medida puede ir en aumento. ¡Increíble! ¡Maravilloso!

Jesús dijo a los once discípulos (apóstoles), ya que Judas se había suicidado, Juan 20:21-22. “...como me envió el Padre, así también yo os envío, y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: recibid el Espíritu Santo.” 

Un poco más tarde Jesús les dijo a estos mismos en Lucas 24:49. “...he aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta  que seáis investidos de poder desde lo alto”. 

Primero ellos recibieron una medida del Espíritu cuando Él sopla sobre ellos y luego les dice que esperen una medida mayor de su Espíritu.

 

El dijo en Hechos 1:5: “...vosotros seréis bautizados (sumergidos) en el Espíritu Santo dentro de no muchos días”.  Luego, en Hechos 1:8. Él dijo: “...recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo...”.

 

Él ya había soplado el Espíritu sobre ellos. Pero ahora dice; “...cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo...”.

¡Son dos medidas distintas! Realmente hay muchas medidas distintas del Espíritu que nos pueden ser dadas por el amor de Dios. ¡Increíble!

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2020-06-30

Éxito Garantizado V
Victor Richards
2020-06-30

Éxito Garantizado IV
Victor Richards
2020-06-23

La Sangre y El Velo
Hno. Victor Richards
2020-06-23

Éxito Garantizado III
Victor Richards
2020-06-16

Bendición Por la Sangre
Hno. Victor Richards
2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-06-09

Éxito Garantizado II
Victor Richards
2020-06-09

Éxito Garantizado
Hno. Victor Richards
2020-06-02

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II
Hno. Victor Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV
Gloria Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III
Gloria Richards
2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua
Hno. Victor Richards
2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II
Gloria Richards
2020-05-12

Comprados con Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios
Gloria Richards
2020-05-05

La Sangre Redentora
Hno. Victor Richards
2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV
Gloria Richards
2020-04-28

Comprados con Sangre
Hno. Victor Richards
2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III
Gloria Richards
2020-04-21

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II
Gloria Richards
2020-04-14

Jesús nos Amó Primero
Hno. Victor Richards
2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos
Gloria Richards
2020-04-07

Rompiendo Ataduras V
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Jesús y El Padre
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV
Victor Richards
2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte
Hno. Victor Richards
2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II
Hno. Victor Richards
2020-03-17

Rompiendo Ataduras III
Victor Richards
2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy
Hno. Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras II
Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras
Victor Richards
2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio
Hno. Victor Richards
2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III
Hno. Victor Richards
2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II
Hno. Victor Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios
Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards
2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II
Hno. Victor Richards
2020-02-04

Intercesión Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida
Hno. Victor Richards
2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro
Hno. Victor Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. III
Victor y Gloria Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. II
Victor y Gloria Richards
2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-01-14

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320