El Jesús Auténtico Pt. II


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 20 de Agosto, 2019

Esta serie comenzó cuando un día pidiendo al Señor dirección sobre qué enseñar; al fin me dijo: Jesús, enseña de Jesús. 

La semana pasada comenzamos un estudio sobre el Jesús Auténtico. Vimos que desde que el ángel anunció que Jesús nacería, Su historia está rodeada de gozo y dolor.

María y José sufrieron la burla y el rechazo de la gente que los conocía. Para María, fue triste y doloroso escuchar los comentarios de la gente, por eso quizás ella fue a visitar a su prima Elizabet.

¿Y qué de José? El decreto del censo romano, sólo requería que el padre de familia viajara a su pueblo natal, pero José decidió llevar a su esposa María para que el bebé no naciera en medio de la crítica y el rechazo.

La historia de Jesús empieza con gozo y con dolor, empieza con ángeles anunciando su nacimiento a unos pastores.

Me impresiona que cuando el Hijo de Dios se hace hombre, Él sigue las reglas del juego, las duras reglas. Las pequeñas ciudades no tratan bien a los muchachos con una paternidad cuestionable. 

Luego está el asunto de los astrólogos del oriente, que venían para adorar al rey de los judíos. Ellos fueron guiados por una estrella.

Cuando llegaron allí, ellos fueron a las autoridades, al rey Herodes, conocido como Herodes el Grande; éste al oírlos, planeó matar al bebé. Una lucha estaba comenzando, ¡otra vez!

Vamos a ver esto, sabemos de Herodes, principalmente por la matanza de los inocentes, él indagó cuando había nacido Jesús, luego mandó a sus soldados y mataron los niños menores de dos años.

Su nombre es Jesús, porque Él salvará Su pueblo de sus pecados.

Un autor dice; “nunca he visto una tarjeta de navidad que presente este acto de terror que llevó a cabo el gobierno de Herodes, aunque esto también fue parte de la venida de Jesús".

Si bien, la historia secular no menciona dicha maldad, nadie que sepa de la vida de Herodes, duda que él fuera capaz de esto.

Él mató a dos cuñados, mató a su propia esposa, también mató a dos de sus hijos. 

Cinco días antes de su muerte, decretó el arresto de muchos ciudadanos y mandó que fueran ejecutados en el día de su muerte a fin de que se creara en el país un ambiente adecuado de luto. 

Para un déspota como él, no representaba ningún problema un procedimiento de exterminio en Belén, pero el Hijo de Dios había escapado.

En los relatos del nacimiento, en Lucas y Mateo, sólo una persona parece captar la naturaleza misteriosa de lo que Dios estaba comenzando. 

Vamos a leerlo en Lucas 2:25-35

25. Y he aquí había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, y este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él.

26. Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor.

27. Y movido por el Espíritu, vino al templo. Y cuando los padres del niño Jesús lo trajeron al templo, para hacer por él conforme al rito de la ley,

28. él le tomó en sus brazos, y bendijo a Dios, diciendo:

29. Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz, conforme a tu palabra;

30. Porque han visto mis ojos tu salvación,

31. La cual has preparado en presencia de todos los pueblos;

32. Luz para revelación a los gentiles, y gloria de tu pueblo Israel.

33. Y José y su madre estaban maravillados de todo lo que se decía de él.

34. Y los bendijo Simeón, y dijo a su madre María: He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha

35. (y una espada traspasará tu misma alma), para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones.

Este hombre, Simeón está profetizando algo, los judíos no querían oír eso, pero aquí está él bajo el poder del Espíritu, profetizando que Dios había traído salvación, no sólo a los judíos, sino a los gentiles.

José y María, todavía no comprendían todo lo que estaba sucediendo, allí están con su bebé, tiene ocho días de nacido, y allí está este extraño viejito hablándoles, un profeta de Dios.

Está diciendo a María, Él va a ser criticado, su hijo va a ser contradicho.

Lucas 2:36-38

36. Estaba también allí Ana, profetisa, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad muy avanzada, pues había vivido con su marido siete años desde su virginidad,

37. y era viuda hacía ochenta y cuatro años; y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones.

38. Esta, presentándose en la misma hora, daba gracias a Dios, y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención en Jerusalén.

La profetisa está diciendo, este niño es el Salvador, el Mesías, el que hemos esperando cientos de años.

Así es como entró Jesús al mundo, en medio de conflictos y terror y pasó su infancia escondido en Egipto, porque el ángel dijo a su padre, llévate al niño, escapa, porque Herodes va a tratar de matarlo.

El ángel le dijo y José obedeció; la Biblia no nos dice mucho de José, pero él era un hombre especial, el ángel le habló y él obedeció, es un carpintero, no pudo hacer reservaciones en el hotel, no tenía la tarjeta de crédito, en aquel entonces no había. Jesús tuvo que nacer en un pesebre. 

Egipto está lejos, es un viaje largo; ¿cómo pudo hacer un viaje como este?

Los astrólogos del Este trajeron tesoros que dieron al niño, ¿recuerdan? Ahora tenían dinero con qué ir a Egipto y vivir allí, Dios hizo provisión. La Biblia no dice que gastaron los regalos en eso, pero tenemos cerebro, ¿verdad? ¡Podemos imaginar cómo lo hizo!

Él está en Egipto, un Israelí no quisiera estar en Egipto, pero allí estaba protegido. 

Cuando Herodes el Grande murió, un ángel le informó a José que podía regresar sin riesgos, pero no a la región donde gobernaba el hijo de Herodes. 

Si creemos, que al recibir a Jesús todo va a ser un lecho de rosas sin espinas, somos ingenuos o mal informados, hay muchos enemigos, pero mayor es el que está en nosotros, que el que está en el mundo.

Estamos hablando de Jesús, estamos hablando de gozo y de dolor, estamos hablando de cómo el enemigo quería matarlo, estamos hablando de la crítica que tenían que sufrir. 

No tenemos mucha información del niño Jesús, pero sí tenemos esto.

Vamos a leer Lucas 2:41-47

41. Iban sus padres todos los años a Jerusalén en la fiesta de la pascua;

42. y cuando tuvo doce años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta.

43. Al regresar ellos, acabada la fiesta, se quedó el niño Jesús en Jerusalén, sin que lo supiesen José y su madre.

44. Y pensando que estaba entre la compañía, anduvieron camino de un día; y le buscaban entre los parientes y los conocidos;

45. pero como no le hallaron, volvieron a Jerusalén buscándole.

46. Y aconteció que tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles.

47. Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas.

Jesús no fue rebelde, Él no lo hizo a propósito, para hacer sufrir a sus padres, Él nunca pecó. Él estaba allí, todos estaban allí, encuentra a estas personas en el templo y empieza a hacer preguntas y esos hombres estudiosos en las cosas de Dios empiezan a contestar. 

Aquí tenemos a Jesús de doce años, un adolescente, haciendo preguntas a los maestros de la Ley. Quizá, Él mismo dando algunas respuestas y tiene a estos hombres asombrados con este jovencito que ama a Dios.

Queremos verle, ¡verdad! Queremos conocerle, queremos saber cómo era. 

Amados, necesitamos ser como Jesús. Nosotros debemos tener un corazón por las cosas de Dios.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado V Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado IV Victor Richards 2020-06-23

La Sangre y El Velo Hno. Victor Richards 2020-06-23

Éxito Garantizado III Victor Richards 2020-06-16

Bendición Por la Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado II Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado Hno. Victor Richards 2020-06-02

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

El Jesús Auténtico Pt. II


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 20 de Agosto, 2019

Esta serie comenzó cuando un día pidiendo al Señor dirección sobre qué enseñar; al fin me dijo: Jesús, enseña de Jesús. 

La semana pasada comenzamos un estudio sobre el Jesús Auténtico. Vimos que desde que el ángel anunció que Jesús nacería, Su historia está rodeada de gozo y dolor.

María y José sufrieron la burla y el rechazo de la gente que los conocía. Para María, fue triste y doloroso escuchar los comentarios de la gente, por eso quizás ella fue a visitar a su prima Elizabet.

¿Y qué de José? El decreto del censo romano, sólo requería que el padre de familia viajara a su pueblo natal, pero José decidió llevar a su esposa María para que el bebé no naciera en medio de la crítica y el rechazo.

La historia de Jesús empieza con gozo y con dolor, empieza con ángeles anunciando su nacimiento a unos pastores.

Me impresiona que cuando el Hijo de Dios se hace hombre, Él sigue las reglas del juego, las duras reglas. Las pequeñas ciudades no tratan bien a los muchachos con una paternidad cuestionable. 

Luego está el asunto de los astrólogos del oriente, que venían para adorar al rey de los judíos. Ellos fueron guiados por una estrella.

Cuando llegaron allí, ellos fueron a las autoridades, al rey Herodes, conocido como Herodes el Grande; éste al oírlos, planeó matar al bebé. Una lucha estaba comenzando, ¡otra vez!

Vamos a ver esto, sabemos de Herodes, principalmente por la matanza de los inocentes, él indagó cuando había nacido Jesús, luego mandó a sus soldados y mataron los niños menores de dos años.

Su nombre es Jesús, porque Él salvará Su pueblo de sus pecados.

Un autor dice; “nunca he visto una tarjeta de navidad que presente este acto de terror que llevó a cabo el gobierno de Herodes, aunque esto también fue parte de la venida de Jesús".

Si bien, la historia secular no menciona dicha maldad, nadie que sepa de la vida de Herodes, duda que él fuera capaz de esto.

Él mató a dos cuñados, mató a su propia esposa, también mató a dos de sus hijos. 

Cinco días antes de su muerte, decretó el arresto de muchos ciudadanos y mandó que fueran ejecutados en el día de su muerte a fin de que se creara en el país un ambiente adecuado de luto. 

Para un déspota como él, no representaba ningún problema un procedimiento de exterminio en Belén, pero el Hijo de Dios había escapado.

En los relatos del nacimiento, en Lucas y Mateo, sólo una persona parece captar la naturaleza misteriosa de lo que Dios estaba comenzando. 

Vamos a leerlo en Lucas 2:25-35

25. Y he aquí había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, y este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él.

26. Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor.

27. Y movido por el Espíritu, vino al templo. Y cuando los padres del niño Jesús lo trajeron al templo, para hacer por él conforme al rito de la ley,

28. él le tomó en sus brazos, y bendijo a Dios, diciendo:

29. Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz, conforme a tu palabra;

30. Porque han visto mis ojos tu salvación,

31. La cual has preparado en presencia de todos los pueblos;

32. Luz para revelación a los gentiles, y gloria de tu pueblo Israel.

33. Y José y su madre estaban maravillados de todo lo que se decía de él.

34. Y los bendijo Simeón, y dijo a su madre María: He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha

35. (y una espada traspasará tu misma alma), para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones.

Este hombre, Simeón está profetizando algo, los judíos no querían oír eso, pero aquí está él bajo el poder del Espíritu, profetizando que Dios había traído salvación, no sólo a los judíos, sino a los gentiles.

José y María, todavía no comprendían todo lo que estaba sucediendo, allí están con su bebé, tiene ocho días de nacido, y allí está este extraño viejito hablándoles, un profeta de Dios.

Está diciendo a María, Él va a ser criticado, su hijo va a ser contradicho.

Lucas 2:36-38

36. Estaba también allí Ana, profetisa, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad muy avanzada, pues había vivido con su marido siete años desde su virginidad,

37. y era viuda hacía ochenta y cuatro años; y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones.

38. Esta, presentándose en la misma hora, daba gracias a Dios, y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención en Jerusalén.

La profetisa está diciendo, este niño es el Salvador, el Mesías, el que hemos esperando cientos de años.

Así es como entró Jesús al mundo, en medio de conflictos y terror y pasó su infancia escondido en Egipto, porque el ángel dijo a su padre, llévate al niño, escapa, porque Herodes va a tratar de matarlo.

El ángel le dijo y José obedeció; la Biblia no nos dice mucho de José, pero él era un hombre especial, el ángel le habló y él obedeció, es un carpintero, no pudo hacer reservaciones en el hotel, no tenía la tarjeta de crédito, en aquel entonces no había. Jesús tuvo que nacer en un pesebre. 

Egipto está lejos, es un viaje largo; ¿cómo pudo hacer un viaje como este?

Los astrólogos del Este trajeron tesoros que dieron al niño, ¿recuerdan? Ahora tenían dinero con qué ir a Egipto y vivir allí, Dios hizo provisión. La Biblia no dice que gastaron los regalos en eso, pero tenemos cerebro, ¿verdad? ¡Podemos imaginar cómo lo hizo!

Él está en Egipto, un Israelí no quisiera estar en Egipto, pero allí estaba protegido. 

Cuando Herodes el Grande murió, un ángel le informó a José que podía regresar sin riesgos, pero no a la región donde gobernaba el hijo de Herodes. 

Si creemos, que al recibir a Jesús todo va a ser un lecho de rosas sin espinas, somos ingenuos o mal informados, hay muchos enemigos, pero mayor es el que está en nosotros, que el que está en el mundo.

Estamos hablando de Jesús, estamos hablando de gozo y de dolor, estamos hablando de cómo el enemigo quería matarlo, estamos hablando de la crítica que tenían que sufrir. 

No tenemos mucha información del niño Jesús, pero sí tenemos esto.

Vamos a leer Lucas 2:41-47

41. Iban sus padres todos los años a Jerusalén en la fiesta de la pascua;

42. y cuando tuvo doce años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta.

43. Al regresar ellos, acabada la fiesta, se quedó el niño Jesús en Jerusalén, sin que lo supiesen José y su madre.

44. Y pensando que estaba entre la compañía, anduvieron camino de un día; y le buscaban entre los parientes y los conocidos;

45. pero como no le hallaron, volvieron a Jerusalén buscándole.

46. Y aconteció que tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles.

47. Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas.

Jesús no fue rebelde, Él no lo hizo a propósito, para hacer sufrir a sus padres, Él nunca pecó. Él estaba allí, todos estaban allí, encuentra a estas personas en el templo y empieza a hacer preguntas y esos hombres estudiosos en las cosas de Dios empiezan a contestar. 

Aquí tenemos a Jesús de doce años, un adolescente, haciendo preguntas a los maestros de la Ley. Quizá, Él mismo dando algunas respuestas y tiene a estos hombres asombrados con este jovencito que ama a Dios.

Queremos verle, ¡verdad! Queremos conocerle, queremos saber cómo era. 

Amados, necesitamos ser como Jesús. Nosotros debemos tener un corazón por las cosas de Dios.

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado V Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado IV Victor Richards 2020-06-23

La Sangre y El Velo Hno. Victor Richards 2020-06-23

Éxito Garantizado III Victor Richards 2020-06-16

Bendición Por la Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado II Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado Hno. Victor Richards 2020-06-02

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Lecturas Recomendadas


El Jesús Auténtico Pt. II



Por: Hno. Victor Richards
Martes 20 de Agosto, 2019

Esta serie comenzó cuando un día pidiendo al Señor dirección sobre qué enseñar; al fin me dijo: Jesús, enseña de Jesús. 

La semana pasada comenzamos un estudio sobre el Jesús Auténtico. Vimos que desde que el ángel anunció que Jesús nacería, Su historia está rodeada de gozo y dolor.

María y José sufrieron la burla y el rechazo de la gente que los conocía. Para María, fue triste y doloroso escuchar los comentarios de la gente, por eso quizás ella fue a visitar a su prima Elizabet.

¿Y qué de José? El decreto del censo romano, sólo requería que el padre de familia viajara a su pueblo natal, pero José decidió llevar a su esposa María para que el bebé no naciera en medio de la crítica y el rechazo.

La historia de Jesús empieza con gozo y con dolor, empieza con ángeles anunciando su nacimiento a unos pastores.

Me impresiona que cuando el Hijo de Dios se hace hombre, Él sigue las reglas del juego, las duras reglas. Las pequeñas ciudades no tratan bien a los muchachos con una paternidad cuestionable. 

Luego está el asunto de los astrólogos del oriente, que venían para adorar al rey de los judíos. Ellos fueron guiados por una estrella.

Cuando llegaron allí, ellos fueron a las autoridades, al rey Herodes, conocido como Herodes el Grande; éste al oírlos, planeó matar al bebé. Una lucha estaba comenzando, ¡otra vez!

Vamos a ver esto, sabemos de Herodes, principalmente por la matanza de los inocentes, él indagó cuando había nacido Jesús, luego mandó a sus soldados y mataron los niños menores de dos años.

Su nombre es Jesús, porque Él salvará Su pueblo de sus pecados.

Un autor dice; “nunca he visto una tarjeta de navidad que presente este acto de terror que llevó a cabo el gobierno de Herodes, aunque esto también fue parte de la venida de Jesús".

Si bien, la historia secular no menciona dicha maldad, nadie que sepa de la vida de Herodes, duda que él fuera capaz de esto.

Él mató a dos cuñados, mató a su propia esposa, también mató a dos de sus hijos. 

Cinco días antes de su muerte, decretó el arresto de muchos ciudadanos y mandó que fueran ejecutados en el día de su muerte a fin de que se creara en el país un ambiente adecuado de luto. 

Para un déspota como él, no representaba ningún problema un procedimiento de exterminio en Belén, pero el Hijo de Dios había escapado.

En los relatos del nacimiento, en Lucas y Mateo, sólo una persona parece captar la naturaleza misteriosa de lo que Dios estaba comenzando. 

Vamos a leerlo en Lucas 2:25-35

25. Y he aquí había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, y este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él.

26. Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor.

27. Y movido por el Espíritu, vino al templo. Y cuando los padres del niño Jesús lo trajeron al templo, para hacer por él conforme al rito de la ley,

28. él le tomó en sus brazos, y bendijo a Dios, diciendo:

29. Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz, conforme a tu palabra;

30. Porque han visto mis ojos tu salvación,

31. La cual has preparado en presencia de todos los pueblos;

32. Luz para revelación a los gentiles, y gloria de tu pueblo Israel.

33. Y José y su madre estaban maravillados de todo lo que se decía de él.

34. Y los bendijo Simeón, y dijo a su madre María: He aquí, éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha

35. (y una espada traspasará tu misma alma), para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones.

Este hombre, Simeón está profetizando algo, los judíos no querían oír eso, pero aquí está él bajo el poder del Espíritu, profetizando que Dios había traído salvación, no sólo a los judíos, sino a los gentiles.

José y María, todavía no comprendían todo lo que estaba sucediendo, allí están con su bebé, tiene ocho días de nacido, y allí está este extraño viejito hablándoles, un profeta de Dios.

Está diciendo a María, Él va a ser criticado, su hijo va a ser contradicho.

Lucas 2:36-38

36. Estaba también allí Ana, profetisa, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad muy avanzada, pues había vivido con su marido siete años desde su virginidad,

37. y era viuda hacía ochenta y cuatro años; y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones.

38. Esta, presentándose en la misma hora, daba gracias a Dios, y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención en Jerusalén.

La profetisa está diciendo, este niño es el Salvador, el Mesías, el que hemos esperando cientos de años.

Así es como entró Jesús al mundo, en medio de conflictos y terror y pasó su infancia escondido en Egipto, porque el ángel dijo a su padre, llévate al niño, escapa, porque Herodes va a tratar de matarlo.

El ángel le dijo y José obedeció; la Biblia no nos dice mucho de José, pero él era un hombre especial, el ángel le habló y él obedeció, es un carpintero, no pudo hacer reservaciones en el hotel, no tenía la tarjeta de crédito, en aquel entonces no había. Jesús tuvo que nacer en un pesebre. 

Egipto está lejos, es un viaje largo; ¿cómo pudo hacer un viaje como este?

Los astrólogos del Este trajeron tesoros que dieron al niño, ¿recuerdan? Ahora tenían dinero con qué ir a Egipto y vivir allí, Dios hizo provisión. La Biblia no dice que gastaron los regalos en eso, pero tenemos cerebro, ¿verdad? ¡Podemos imaginar cómo lo hizo!

Él está en Egipto, un Israelí no quisiera estar en Egipto, pero allí estaba protegido. 

Cuando Herodes el Grande murió, un ángel le informó a José que podía regresar sin riesgos, pero no a la región donde gobernaba el hijo de Herodes. 

Si creemos, que al recibir a Jesús todo va a ser un lecho de rosas sin espinas, somos ingenuos o mal informados, hay muchos enemigos, pero mayor es el que está en nosotros, que el que está en el mundo.

Estamos hablando de Jesús, estamos hablando de gozo y de dolor, estamos hablando de cómo el enemigo quería matarlo, estamos hablando de la crítica que tenían que sufrir. 

No tenemos mucha información del niño Jesús, pero sí tenemos esto.

Vamos a leer Lucas 2:41-47

41. Iban sus padres todos los años a Jerusalén en la fiesta de la pascua;

42. y cuando tuvo doce años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta.

43. Al regresar ellos, acabada la fiesta, se quedó el niño Jesús en Jerusalén, sin que lo supiesen José y su madre.

44. Y pensando que estaba entre la compañía, anduvieron camino de un día; y le buscaban entre los parientes y los conocidos;

45. pero como no le hallaron, volvieron a Jerusalén buscándole.

46. Y aconteció que tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles.

47. Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas.

Jesús no fue rebelde, Él no lo hizo a propósito, para hacer sufrir a sus padres, Él nunca pecó. Él estaba allí, todos estaban allí, encuentra a estas personas en el templo y empieza a hacer preguntas y esos hombres estudiosos en las cosas de Dios empiezan a contestar. 

Aquí tenemos a Jesús de doce años, un adolescente, haciendo preguntas a los maestros de la Ley. Quizá, Él mismo dando algunas respuestas y tiene a estos hombres asombrados con este jovencito que ama a Dios.

Queremos verle, ¡verdad! Queremos conocerle, queremos saber cómo era. 

Amados, necesitamos ser como Jesús. Nosotros debemos tener un corazón por las cosas de Dios.

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2020-06-30

Éxito Garantizado V
Victor Richards
2020-06-30

Éxito Garantizado IV
Victor Richards
2020-06-23

La Sangre y El Velo
Hno. Victor Richards
2020-06-23

Éxito Garantizado III
Victor Richards
2020-06-16

Bendición Por la Sangre
Hno. Victor Richards
2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-06-09

Éxito Garantizado II
Victor Richards
2020-06-09

Éxito Garantizado
Hno. Victor Richards
2020-06-02

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II
Hno. Victor Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV
Gloria Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III
Gloria Richards
2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua
Hno. Victor Richards
2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II
Gloria Richards
2020-05-12

Comprados con Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios
Gloria Richards
2020-05-05

La Sangre Redentora
Hno. Victor Richards
2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV
Gloria Richards
2020-04-28

Comprados con Sangre
Hno. Victor Richards
2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III
Gloria Richards
2020-04-21

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II
Gloria Richards
2020-04-14

Jesús nos Amó Primero
Hno. Victor Richards
2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos
Gloria Richards
2020-04-07

Rompiendo Ataduras V
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Jesús y El Padre
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV
Victor Richards
2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte
Hno. Victor Richards
2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II
Hno. Victor Richards
2020-03-17

Rompiendo Ataduras III
Victor Richards
2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy
Hno. Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras II
Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras
Victor Richards
2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio
Hno. Victor Richards
2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III
Hno. Victor Richards
2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II
Hno. Victor Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios
Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards
2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II
Hno. Victor Richards
2020-02-04

Intercesión Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida
Hno. Victor Richards
2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro
Hno. Victor Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. III
Victor y Gloria Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. II
Victor y Gloria Richards
2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-01-14

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320