Increíble Pt. IV



Publicado el:
Martes 27 de Agosto, 2019

UN HÉROE DEL PASADO

Leamos ahora de un héroe de avivamiento del pasado. Espero que su historia te anime a ser un vanguardista para el Señor en el siglo XXI.
Era el siglo XIV. El mundo estaba en el oscurantismo. Había corrupción, crueldad, crimen, hambre, escasez, tortura, pecado dentro y fuera de la iglesia tradicional.

El mundo le había dado la espalda a las enseñanzas sencillas y santas de las Sagradas Escrituras. Pero Dios tenía un hombre. Un hombre dentro de la iglesia, la cual estaba tan apartada de Dios. Un hombre que Él formaría en su instrumento de avivamiento. ¿Su nombre? Juan Hus.
Juan Hus era profesor de la Universidad de Praga (en Bohemia) y un predicador apasionado. A él, le ofendía la soberbia, las extravagancias y la inmoralidad de los clérigos religiosos y predicaba en contra de ello. 

Hus insistía que sólo Cristo era la cabeza de la iglesia y que nadie, salvo Dios, tenía autoridad para perdonar pecados. También insistía que la Sagrada Escritura debía ser la única fuente de verdad para la fe cristiana: ningún otro tenía autoridad para establecer doctrina contraria a la Biblia. Seguramente sabía que era muy peligroso hablar así, pero su amor por Dios y anhelo de ver a la iglesia avivada y librada de oscuridad, le impulsó adelante.

“¡Herejía!”, con esa sola palabra la iglesia resumía su juicio de las enseñanzas y declaraciones de Hus. No era la primera vez que la iglesia trataba de matar un avivamiento, ni sería la última.

Hus llegó a tener mucha influencia, tanto con las masas, así como con algunos de la aristocracia, incluyendo la reina. Entonces el arzobispo de Praga instruyó a Hus que se silenciara y pidió a la universidad que quemaran sus escritos. Pero él rehusó callarse. Como medida de presión, ¡toda la ciudad de Praga fue excomulgada! Como no quería afectar a toda la ciudad, Hus decidió salir de allí, pero dondequiera que iba, predicando en iglesias y aún al aire libre, multitudes de personas iban para escucharlo. ¡Imagínese, un avivamiento en Bohemia en el año 1410! ¡Qué emocionante! Y, ¡qué peligroso para los que vivieran en avivamiento! ¡Les podría costar caro!

Finalmente, en 1414, Hus fue citado para que asistiera al Concilio de Constanza para defender sus enseñanzas. Como sabían que el pueblo de Bohemia lo apoyaba y protegía, el Emperador del Santo Imperio Romano, Segismundo, le prometió que su vida no peligraba. Pero era una trampa que le estaban tendiendo: tan pronto que llegó, lo arrestaron. Pues, estaba tratando con mentirosos y homicidas. Suena como el juicio contra Jesús, ¿verdad? Mentirosos y homicidas vestidos en ropa de clérigo.

Bajo ataque, Hus rehusó retractarse de sus enseñanzas. Lo echaron a la prisión por aproximadamente un año. Nuevamente le dieron la oportunidad de retractarse, pero aunque estaba debilitado por los malos tratos, enfermedad y falta de sueño, les dijo: “Ni por una capilla llena de oro me retractaría de la verdad”. ¡Qué héroe! ¡Qué héroe!

El 6 de julio de 1415,  formalmente fue declarado como hereje y lo entregaron a las autoridades seculares para que lo quemaran en la hoguera. Según sus leyes, las autoridades de la iglesia no podían ajusticiar a los que estaban en su contra, si no sólo las autoridades civiles. De esta manera los clérigos se “lavaban las manos” de las atrocidades que mandaban hacer.

Suena como Poncio Pilato, ¿verdad? ¡Oh, cómo Satanás odia el avivamiento y la restauración de la verdad al pueblo de Dios!

Cualquiera que es llamado a destapar la verdad del Espíritu Santo pronto se dará cuenta de esta realidad, ¡Pero no daremos ni un paso atrás!  ¿Verdad?

Ya en el lugar de su ejecución, Hus fue sometido a una “ceremonia de degradación”. Los oficiales lo desvistieron, le cortaron su pelo y lo maldijeron. Hus, lleno del Espíritu Santo, respondió que con gusto sufría vergüenza en el nombre del Señor. Una última vez le dieron la oportunidad de retractarse, a lo que contestó:

“Dios es mi testigo que la evidencia en contra de mí es falsa. Nunca he pensado ni predicado nada salvo con la intención de ganar a los hombres para que se liberen de sus pecados. Hoy gozosamente muero”.

Entonces le declararon su última maldición: “¡Entregamos tu alma al diablo!”, a lo que Hus contestó: “¡Y yo la entrego al misericordioso Señor Jesucristo!”. 

Cuando prendieron la leña y la paja que habían apilado hasta su cuello, Hus comenzó a cantar: “Cristo, hijo del Dios viviente, ten misericordia de nosotros”. Sus labios seguían moviéndose silenciosamente cuando expiró.

Posteriormente, echaron sus cenizas sobre el río. Pero en vez de detener su influencia, su muerte heroica sólo la aumentó.

Dios había desatado un avivamiento que no podrían parar. Con esto y muchas otras visitaciones Él iba a devolver a su iglesia la gloria de Pentecostés y el derramamiento del Espíritu Santo que empezó allí.

Él ha dicho en Hageo 2:9: “La gloria  postrera... Será mayor que la primera…” 

¡Así es Él! ¡Todo va en aumento!

Él está preparando una novia más gloriosa, bella y enamorada de Él, que ha habido en todos los siglos de la historia.

Cuando uno ha sido sumergido profundamente en el Espíritu de Cristo, cuando ha tocado el poder celestial y cuando ha sido saturado con su gloria, sus valores cambian. Lo pesado del diario vivir se torna en gozo y expectación de la realidad de Dios.

No es que las molestias y problemas dejen de existir, es que ahora no nos importan como antes. Como dice la palabra en 2 de Corintios 3:17: “...el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad”.

LA OPOSICIÓN QUE CONFRONTÉ

Volviendo a considerar la oposición que yo tuve que confrontar después de ser bautizado en el Espíritu Santo; reconozco que mi inexperiencia en las cosas del Espíritu y del avivamiento, me provocaron confusión, dudas y temores.

Yo quería avanzar con precaución, pero me encontré con los que no creían en la obra actual del Espíritu de Dios. Trataron de jalarme por un lado, diciendo: “¡Salte de esto!”. Y los que sí creían me jalaban por otro lado diciendo: “¡Metete más adentro!”. ¡Salte –Métete – Salte – Métete! ¡Yo sentía que estaba en el potro siendo estirado hasta despedazarme!

Bajo tanta presión hice una mala decisión. Decidí poner en un rincón de mi vida todo lo que había experimentado en el Espíritu Santo. ¡No lo negué! Pero no pude seguir en ese camino bajo tanta presión.

Fue más o menos en aquel entonces que fuimos dirigidos por Dios a abandonar Cd. Juárez donde vivimos, para mudarnos a la Sierra del Estado de Chihuahua. Nos establecimos en La Junta, Chihuahua, un pueblo ranchero de aproximadamente 10,000 habitantes.

Con fervor y valentía empezamos a alcanzar a este pueblo, que no tenía una iglesia con las buenas nuevas de salvación únicamente en el Señor Jesucristo.

Al principio, a pesar de mi decisión de suspender mi búsqueda por más del Espíritu, aún había sobre nosotros una gracia y unción que atrajo a la gente en una manera que misioneros veteranos comentaban que no habían visto antes. ¡Qué increíble que Dios pudo usar un siervo tan herido!

Sin embargo, pasando los años, esta gracia se disipó y nos encontrábamos con una tarea difícil y aun imposible. La fuente de poder se había secado en mi vida y lo que más quería era que Dios nos sacara de ese lugar. ¡Yo no podía más! Pero, el problema no fue el lugar, fue la ausencia del Espíritu Santo en mi vida y ministerio.

Pasaron 10 años y cada día la tarea fue más difícil y más pesada. Pero en el momento más obscuro, cuando queríamos abandonar el campo misionero, Dios en su gran misericordia, obró a nuestro favor. Tomó en cuenta que fue por mi ignorancia, confusión y temor que yo había ignorado su Espíritu.

Entonces el Señor nos dirigió a un campamento en el estado de Texas, y uno de los oradores, Harold Hill, un poderoso maestro y autor de avivamiento, oró personalmente por mí. ¡Gracias a Dios! Jamás podré darle las gracias que se merece, ¡Gracias a Dios! Dispuesto a olvidar mi pecado, me derramó otra vez su Espíritu. ¡Que Él sea glorificado para siempre!

Mientras que Harold Hill oraba, algo empezó a subir por mi cuerpo desde mis pies, subiendo como fuego y electricidad y explotó de mi boca un torrente poderoso de lenguas desconocidas, ¡algo que yo no había hablado en años!

Dios, en su gran misericordia, en un instante, me restauró este precioso y valioso don. Él sanó el dolor, la frustración y el desánimo de los largos años de sequía espiritual. Su mano tocó lo más profundo de mi alma llenándome con alegría. El cambio fue instantáneo, fue como una resurrección.

¡Ya no había la pesadez, tristeza y carga! ¡No había el deseo de abandonar la obra en México! ¡Había esperanza! ¡Todo era nuevo!

Volvimos a la Sierra de Chihuahua, a los mismos pueblos y al principio nos frustramos porque requirió meses antes de verles a ellos recibir la gloriosa plenitud del Espíritu que nosotros habíamos recibido. Pero por otro lado, comenzamos a ver milagros de sanidad y liberaciones que jamás habíamos visto antes. Y sobre todo; ¡el gozo del Señor llenaba nuestras vidas! ¡Gloria a Dios para siempre!

Hemos experimentado su presencia en muchas maneras. Desde entonces nuestras vidas no han sido las mismas. No que nunca haya dificultades o luchas, claro que hay,  pero Él nos ha puesto en un lugar ancho y nos ha hecho llevar mucho fruto y fruto que permanece.

Él será misericordioso contigo también, si en duda, ignorancia, temor o por presiones has puesto a un lado al Espíritu Santo o, has huido del avivamiento, permitiendo a tus propios gustos o los de otros dominarte en vez de rendirte a Él.

Mira lo que escribe San Pablo en 1 Timoteo 1:12-14 “Doy gracias... a Jesucristo... poniéndome en el ministerio, habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad. Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante...”.

¡Busca ser lleno del Espíritu Santo! ¡Busca avivamiento! ¡Busca lo increíble!

Mateo 7:8: “Porque todo aquel que pide (y sigue pidiendo) recibe; y al que busca (y sigue buscando) halla; el que llama (y sigue llamando) se le abrirá”. 

Este es el sentido del verbo en griego en que fue escrito el Nuevo Testamento. Sigue pidiendo, sigue buscando, sigue llamando.

Hazlo tu meta el ser lleno de su Espíritu, hazlo tu meta el entrar en avivamiento. Pide a Dios que nos visite una vez más con poder, con señales y prodigios, con milagros y maravillas, con sanidades y liberaciones, con la salvación de muchos que se encuentran cansados y desilusionados con religión sin poder y sin fruto. Y pide ser un instrumento de poder en el avivamiento experimentando lo increíble y sobrenatural.

¡Dios te bendiga en tu búsqueda!

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

La Unción Pt.II Hno. Victor Richards 2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V Hno. Victor Richards 2019-09-10

La Unción Hno. Victor Richards 2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-09-03

Él Jesús Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II Hno. Victor Richards 2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III Victor y Gloria Richards 2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III Gloria Richards 2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II Gloria Richards 2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII Hno. Victor Richards 2019-05-02

8 Tipos de Madre Gloria Richards 2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII Hno. Victor Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV Gloria Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III Gloria Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X Hno. Victor Richards 2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II Gloria Richards 2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Gloria Richards 2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-03-19

Increíble Pt. IV




Publicado el:
Martes 27 de Agosto, 2019

UN HÉROE DEL PASADO

Leamos ahora de un héroe de avivamiento del pasado. Espero que su historia te anime a ser un vanguardista para el Señor en el siglo XXI.
Era el siglo XIV. El mundo estaba en el oscurantismo. Había corrupción, crueldad, crimen, hambre, escasez, tortura, pecado dentro y fuera de la iglesia tradicional.

El mundo le había dado la espalda a las enseñanzas sencillas y santas de las Sagradas Escrituras. Pero Dios tenía un hombre. Un hombre dentro de la iglesia, la cual estaba tan apartada de Dios. Un hombre que Él formaría en su instrumento de avivamiento. ¿Su nombre? Juan Hus.
Juan Hus era profesor de la Universidad de Praga (en Bohemia) y un predicador apasionado. A él, le ofendía la soberbia, las extravagancias y la inmoralidad de los clérigos religiosos y predicaba en contra de ello. 

Hus insistía que sólo Cristo era la cabeza de la iglesia y que nadie, salvo Dios, tenía autoridad para perdonar pecados. También insistía que la Sagrada Escritura debía ser la única fuente de verdad para la fe cristiana: ningún otro tenía autoridad para establecer doctrina contraria a la Biblia. Seguramente sabía que era muy peligroso hablar así, pero su amor por Dios y anhelo de ver a la iglesia avivada y librada de oscuridad, le impulsó adelante.

“¡Herejía!”, con esa sola palabra la iglesia resumía su juicio de las enseñanzas y declaraciones de Hus. No era la primera vez que la iglesia trataba de matar un avivamiento, ni sería la última.

Hus llegó a tener mucha influencia, tanto con las masas, así como con algunos de la aristocracia, incluyendo la reina. Entonces el arzobispo de Praga instruyó a Hus que se silenciara y pidió a la universidad que quemaran sus escritos. Pero él rehusó callarse. Como medida de presión, ¡toda la ciudad de Praga fue excomulgada! Como no quería afectar a toda la ciudad, Hus decidió salir de allí, pero dondequiera que iba, predicando en iglesias y aún al aire libre, multitudes de personas iban para escucharlo. ¡Imagínese, un avivamiento en Bohemia en el año 1410! ¡Qué emocionante! Y, ¡qué peligroso para los que vivieran en avivamiento! ¡Les podría costar caro!

Finalmente, en 1414, Hus fue citado para que asistiera al Concilio de Constanza para defender sus enseñanzas. Como sabían que el pueblo de Bohemia lo apoyaba y protegía, el Emperador del Santo Imperio Romano, Segismundo, le prometió que su vida no peligraba. Pero era una trampa que le estaban tendiendo: tan pronto que llegó, lo arrestaron. Pues, estaba tratando con mentirosos y homicidas. Suena como el juicio contra Jesús, ¿verdad? Mentirosos y homicidas vestidos en ropa de clérigo.

Bajo ataque, Hus rehusó retractarse de sus enseñanzas. Lo echaron a la prisión por aproximadamente un año. Nuevamente le dieron la oportunidad de retractarse, pero aunque estaba debilitado por los malos tratos, enfermedad y falta de sueño, les dijo: “Ni por una capilla llena de oro me retractaría de la verdad”. ¡Qué héroe! ¡Qué héroe!

El 6 de julio de 1415,  formalmente fue declarado como hereje y lo entregaron a las autoridades seculares para que lo quemaran en la hoguera. Según sus leyes, las autoridades de la iglesia no podían ajusticiar a los que estaban en su contra, si no sólo las autoridades civiles. De esta manera los clérigos se “lavaban las manos” de las atrocidades que mandaban hacer.

Suena como Poncio Pilato, ¿verdad? ¡Oh, cómo Satanás odia el avivamiento y la restauración de la verdad al pueblo de Dios!

Cualquiera que es llamado a destapar la verdad del Espíritu Santo pronto se dará cuenta de esta realidad, ¡Pero no daremos ni un paso atrás!  ¿Verdad?

Ya en el lugar de su ejecución, Hus fue sometido a una “ceremonia de degradación”. Los oficiales lo desvistieron, le cortaron su pelo y lo maldijeron. Hus, lleno del Espíritu Santo, respondió que con gusto sufría vergüenza en el nombre del Señor. Una última vez le dieron la oportunidad de retractarse, a lo que contestó:

“Dios es mi testigo que la evidencia en contra de mí es falsa. Nunca he pensado ni predicado nada salvo con la intención de ganar a los hombres para que se liberen de sus pecados. Hoy gozosamente muero”.

Entonces le declararon su última maldición: “¡Entregamos tu alma al diablo!”, a lo que Hus contestó: “¡Y yo la entrego al misericordioso Señor Jesucristo!”. 

Cuando prendieron la leña y la paja que habían apilado hasta su cuello, Hus comenzó a cantar: “Cristo, hijo del Dios viviente, ten misericordia de nosotros”. Sus labios seguían moviéndose silenciosamente cuando expiró.

Posteriormente, echaron sus cenizas sobre el río. Pero en vez de detener su influencia, su muerte heroica sólo la aumentó.

Dios había desatado un avivamiento que no podrían parar. Con esto y muchas otras visitaciones Él iba a devolver a su iglesia la gloria de Pentecostés y el derramamiento del Espíritu Santo que empezó allí.

Él ha dicho en Hageo 2:9: “La gloria  postrera... Será mayor que la primera…” 

¡Así es Él! ¡Todo va en aumento!

Él está preparando una novia más gloriosa, bella y enamorada de Él, que ha habido en todos los siglos de la historia.

Cuando uno ha sido sumergido profundamente en el Espíritu de Cristo, cuando ha tocado el poder celestial y cuando ha sido saturado con su gloria, sus valores cambian. Lo pesado del diario vivir se torna en gozo y expectación de la realidad de Dios.

No es que las molestias y problemas dejen de existir, es que ahora no nos importan como antes. Como dice la palabra en 2 de Corintios 3:17: “...el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad”.

LA OPOSICIÓN QUE CONFRONTÉ

Volviendo a considerar la oposición que yo tuve que confrontar después de ser bautizado en el Espíritu Santo; reconozco que mi inexperiencia en las cosas del Espíritu y del avivamiento, me provocaron confusión, dudas y temores.

Yo quería avanzar con precaución, pero me encontré con los que no creían en la obra actual del Espíritu de Dios. Trataron de jalarme por un lado, diciendo: “¡Salte de esto!”. Y los que sí creían me jalaban por otro lado diciendo: “¡Metete más adentro!”. ¡Salte –Métete – Salte – Métete! ¡Yo sentía que estaba en el potro siendo estirado hasta despedazarme!

Bajo tanta presión hice una mala decisión. Decidí poner en un rincón de mi vida todo lo que había experimentado en el Espíritu Santo. ¡No lo negué! Pero no pude seguir en ese camino bajo tanta presión.

Fue más o menos en aquel entonces que fuimos dirigidos por Dios a abandonar Cd. Juárez donde vivimos, para mudarnos a la Sierra del Estado de Chihuahua. Nos establecimos en La Junta, Chihuahua, un pueblo ranchero de aproximadamente 10,000 habitantes.

Con fervor y valentía empezamos a alcanzar a este pueblo, que no tenía una iglesia con las buenas nuevas de salvación únicamente en el Señor Jesucristo.

Al principio, a pesar de mi decisión de suspender mi búsqueda por más del Espíritu, aún había sobre nosotros una gracia y unción que atrajo a la gente en una manera que misioneros veteranos comentaban que no habían visto antes. ¡Qué increíble que Dios pudo usar un siervo tan herido!

Sin embargo, pasando los años, esta gracia se disipó y nos encontrábamos con una tarea difícil y aun imposible. La fuente de poder se había secado en mi vida y lo que más quería era que Dios nos sacara de ese lugar. ¡Yo no podía más! Pero, el problema no fue el lugar, fue la ausencia del Espíritu Santo en mi vida y ministerio.

Pasaron 10 años y cada día la tarea fue más difícil y más pesada. Pero en el momento más obscuro, cuando queríamos abandonar el campo misionero, Dios en su gran misericordia, obró a nuestro favor. Tomó en cuenta que fue por mi ignorancia, confusión y temor que yo había ignorado su Espíritu.

Entonces el Señor nos dirigió a un campamento en el estado de Texas, y uno de los oradores, Harold Hill, un poderoso maestro y autor de avivamiento, oró personalmente por mí. ¡Gracias a Dios! Jamás podré darle las gracias que se merece, ¡Gracias a Dios! Dispuesto a olvidar mi pecado, me derramó otra vez su Espíritu. ¡Que Él sea glorificado para siempre!

Mientras que Harold Hill oraba, algo empezó a subir por mi cuerpo desde mis pies, subiendo como fuego y electricidad y explotó de mi boca un torrente poderoso de lenguas desconocidas, ¡algo que yo no había hablado en años!

Dios, en su gran misericordia, en un instante, me restauró este precioso y valioso don. Él sanó el dolor, la frustración y el desánimo de los largos años de sequía espiritual. Su mano tocó lo más profundo de mi alma llenándome con alegría. El cambio fue instantáneo, fue como una resurrección.

¡Ya no había la pesadez, tristeza y carga! ¡No había el deseo de abandonar la obra en México! ¡Había esperanza! ¡Todo era nuevo!

Volvimos a la Sierra de Chihuahua, a los mismos pueblos y al principio nos frustramos porque requirió meses antes de verles a ellos recibir la gloriosa plenitud del Espíritu que nosotros habíamos recibido. Pero por otro lado, comenzamos a ver milagros de sanidad y liberaciones que jamás habíamos visto antes. Y sobre todo; ¡el gozo del Señor llenaba nuestras vidas! ¡Gloria a Dios para siempre!

Hemos experimentado su presencia en muchas maneras. Desde entonces nuestras vidas no han sido las mismas. No que nunca haya dificultades o luchas, claro que hay,  pero Él nos ha puesto en un lugar ancho y nos ha hecho llevar mucho fruto y fruto que permanece.

Él será misericordioso contigo también, si en duda, ignorancia, temor o por presiones has puesto a un lado al Espíritu Santo o, has huido del avivamiento, permitiendo a tus propios gustos o los de otros dominarte en vez de rendirte a Él.

Mira lo que escribe San Pablo en 1 Timoteo 1:12-14 “Doy gracias... a Jesucristo... poniéndome en el ministerio, habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad. Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante...”.

¡Busca ser lleno del Espíritu Santo! ¡Busca avivamiento! ¡Busca lo increíble!

Mateo 7:8: “Porque todo aquel que pide (y sigue pidiendo) recibe; y al que busca (y sigue buscando) halla; el que llama (y sigue llamando) se le abrirá”. 

Este es el sentido del verbo en griego en que fue escrito el Nuevo Testamento. Sigue pidiendo, sigue buscando, sigue llamando.

Hazlo tu meta el ser lleno de su Espíritu, hazlo tu meta el entrar en avivamiento. Pide a Dios que nos visite una vez más con poder, con señales y prodigios, con milagros y maravillas, con sanidades y liberaciones, con la salvación de muchos que se encuentran cansados y desilusionados con religión sin poder y sin fruto. Y pide ser un instrumento de poder en el avivamiento experimentando lo increíble y sobrenatural.

¡Dios te bendiga en tu búsqueda!

Ver Mas

La Unción Pt.II Hno. Victor Richards 2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V Hno. Victor Richards 2019-09-10

La Unción Hno. Victor Richards 2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-09-03

Él Jesús Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II Hno. Victor Richards 2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III Victor y Gloria Richards 2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III Gloria Richards 2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II Gloria Richards 2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII Hno. Victor Richards 2019-05-02

8 Tipos de Madre Gloria Richards 2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII Hno. Victor Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV Gloria Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III Gloria Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X Hno. Victor Richards 2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II Gloria Richards 2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Gloria Richards 2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-03-19

Lecturas Recomendadas


Increíble Pt. IV





Por: Hno. Victor Richards
Martes 27 de Agosto, 2019

UN HÉROE DEL PASADO

Leamos ahora de un héroe de avivamiento del pasado. Espero que su historia te anime a ser un vanguardista para el Señor en el siglo XXI.
Era el siglo XIV. El mundo estaba en el oscurantismo. Había corrupción, crueldad, crimen, hambre, escasez, tortura, pecado dentro y fuera de la iglesia tradicional.

El mundo le había dado la espalda a las enseñanzas sencillas y santas de las Sagradas Escrituras. Pero Dios tenía un hombre. Un hombre dentro de la iglesia, la cual estaba tan apartada de Dios. Un hombre que Él formaría en su instrumento de avivamiento. ¿Su nombre? Juan Hus.
Juan Hus era profesor de la Universidad de Praga (en Bohemia) y un predicador apasionado. A él, le ofendía la soberbia, las extravagancias y la inmoralidad de los clérigos religiosos y predicaba en contra de ello. 

Hus insistía que sólo Cristo era la cabeza de la iglesia y que nadie, salvo Dios, tenía autoridad para perdonar pecados. También insistía que la Sagrada Escritura debía ser la única fuente de verdad para la fe cristiana: ningún otro tenía autoridad para establecer doctrina contraria a la Biblia. Seguramente sabía que era muy peligroso hablar así, pero su amor por Dios y anhelo de ver a la iglesia avivada y librada de oscuridad, le impulsó adelante.

“¡Herejía!”, con esa sola palabra la iglesia resumía su juicio de las enseñanzas y declaraciones de Hus. No era la primera vez que la iglesia trataba de matar un avivamiento, ni sería la última.

Hus llegó a tener mucha influencia, tanto con las masas, así como con algunos de la aristocracia, incluyendo la reina. Entonces el arzobispo de Praga instruyó a Hus que se silenciara y pidió a la universidad que quemaran sus escritos. Pero él rehusó callarse. Como medida de presión, ¡toda la ciudad de Praga fue excomulgada! Como no quería afectar a toda la ciudad, Hus decidió salir de allí, pero dondequiera que iba, predicando en iglesias y aún al aire libre, multitudes de personas iban para escucharlo. ¡Imagínese, un avivamiento en Bohemia en el año 1410! ¡Qué emocionante! Y, ¡qué peligroso para los que vivieran en avivamiento! ¡Les podría costar caro!

Finalmente, en 1414, Hus fue citado para que asistiera al Concilio de Constanza para defender sus enseñanzas. Como sabían que el pueblo de Bohemia lo apoyaba y protegía, el Emperador del Santo Imperio Romano, Segismundo, le prometió que su vida no peligraba. Pero era una trampa que le estaban tendiendo: tan pronto que llegó, lo arrestaron. Pues, estaba tratando con mentirosos y homicidas. Suena como el juicio contra Jesús, ¿verdad? Mentirosos y homicidas vestidos en ropa de clérigo.

Bajo ataque, Hus rehusó retractarse de sus enseñanzas. Lo echaron a la prisión por aproximadamente un año. Nuevamente le dieron la oportunidad de retractarse, pero aunque estaba debilitado por los malos tratos, enfermedad y falta de sueño, les dijo: “Ni por una capilla llena de oro me retractaría de la verdad”. ¡Qué héroe! ¡Qué héroe!

El 6 de julio de 1415,  formalmente fue declarado como hereje y lo entregaron a las autoridades seculares para que lo quemaran en la hoguera. Según sus leyes, las autoridades de la iglesia no podían ajusticiar a los que estaban en su contra, si no sólo las autoridades civiles. De esta manera los clérigos se “lavaban las manos” de las atrocidades que mandaban hacer.

Suena como Poncio Pilato, ¿verdad? ¡Oh, cómo Satanás odia el avivamiento y la restauración de la verdad al pueblo de Dios!

Cualquiera que es llamado a destapar la verdad del Espíritu Santo pronto se dará cuenta de esta realidad, ¡Pero no daremos ni un paso atrás!  ¿Verdad?

Ya en el lugar de su ejecución, Hus fue sometido a una “ceremonia de degradación”. Los oficiales lo desvistieron, le cortaron su pelo y lo maldijeron. Hus, lleno del Espíritu Santo, respondió que con gusto sufría vergüenza en el nombre del Señor. Una última vez le dieron la oportunidad de retractarse, a lo que contestó:

“Dios es mi testigo que la evidencia en contra de mí es falsa. Nunca he pensado ni predicado nada salvo con la intención de ganar a los hombres para que se liberen de sus pecados. Hoy gozosamente muero”.

Entonces le declararon su última maldición: “¡Entregamos tu alma al diablo!”, a lo que Hus contestó: “¡Y yo la entrego al misericordioso Señor Jesucristo!”. 

Cuando prendieron la leña y la paja que habían apilado hasta su cuello, Hus comenzó a cantar: “Cristo, hijo del Dios viviente, ten misericordia de nosotros”. Sus labios seguían moviéndose silenciosamente cuando expiró.

Posteriormente, echaron sus cenizas sobre el río. Pero en vez de detener su influencia, su muerte heroica sólo la aumentó.

Dios había desatado un avivamiento que no podrían parar. Con esto y muchas otras visitaciones Él iba a devolver a su iglesia la gloria de Pentecostés y el derramamiento del Espíritu Santo que empezó allí.

Él ha dicho en Hageo 2:9: “La gloria  postrera... Será mayor que la primera…” 

¡Así es Él! ¡Todo va en aumento!

Él está preparando una novia más gloriosa, bella y enamorada de Él, que ha habido en todos los siglos de la historia.

Cuando uno ha sido sumergido profundamente en el Espíritu de Cristo, cuando ha tocado el poder celestial y cuando ha sido saturado con su gloria, sus valores cambian. Lo pesado del diario vivir se torna en gozo y expectación de la realidad de Dios.

No es que las molestias y problemas dejen de existir, es que ahora no nos importan como antes. Como dice la palabra en 2 de Corintios 3:17: “...el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad”.

LA OPOSICIÓN QUE CONFRONTÉ

Volviendo a considerar la oposición que yo tuve que confrontar después de ser bautizado en el Espíritu Santo; reconozco que mi inexperiencia en las cosas del Espíritu y del avivamiento, me provocaron confusión, dudas y temores.

Yo quería avanzar con precaución, pero me encontré con los que no creían en la obra actual del Espíritu de Dios. Trataron de jalarme por un lado, diciendo: “¡Salte de esto!”. Y los que sí creían me jalaban por otro lado diciendo: “¡Metete más adentro!”. ¡Salte –Métete – Salte – Métete! ¡Yo sentía que estaba en el potro siendo estirado hasta despedazarme!

Bajo tanta presión hice una mala decisión. Decidí poner en un rincón de mi vida todo lo que había experimentado en el Espíritu Santo. ¡No lo negué! Pero no pude seguir en ese camino bajo tanta presión.

Fue más o menos en aquel entonces que fuimos dirigidos por Dios a abandonar Cd. Juárez donde vivimos, para mudarnos a la Sierra del Estado de Chihuahua. Nos establecimos en La Junta, Chihuahua, un pueblo ranchero de aproximadamente 10,000 habitantes.

Con fervor y valentía empezamos a alcanzar a este pueblo, que no tenía una iglesia con las buenas nuevas de salvación únicamente en el Señor Jesucristo.

Al principio, a pesar de mi decisión de suspender mi búsqueda por más del Espíritu, aún había sobre nosotros una gracia y unción que atrajo a la gente en una manera que misioneros veteranos comentaban que no habían visto antes. ¡Qué increíble que Dios pudo usar un siervo tan herido!

Sin embargo, pasando los años, esta gracia se disipó y nos encontrábamos con una tarea difícil y aun imposible. La fuente de poder se había secado en mi vida y lo que más quería era que Dios nos sacara de ese lugar. ¡Yo no podía más! Pero, el problema no fue el lugar, fue la ausencia del Espíritu Santo en mi vida y ministerio.

Pasaron 10 años y cada día la tarea fue más difícil y más pesada. Pero en el momento más obscuro, cuando queríamos abandonar el campo misionero, Dios en su gran misericordia, obró a nuestro favor. Tomó en cuenta que fue por mi ignorancia, confusión y temor que yo había ignorado su Espíritu.

Entonces el Señor nos dirigió a un campamento en el estado de Texas, y uno de los oradores, Harold Hill, un poderoso maestro y autor de avivamiento, oró personalmente por mí. ¡Gracias a Dios! Jamás podré darle las gracias que se merece, ¡Gracias a Dios! Dispuesto a olvidar mi pecado, me derramó otra vez su Espíritu. ¡Que Él sea glorificado para siempre!

Mientras que Harold Hill oraba, algo empezó a subir por mi cuerpo desde mis pies, subiendo como fuego y electricidad y explotó de mi boca un torrente poderoso de lenguas desconocidas, ¡algo que yo no había hablado en años!

Dios, en su gran misericordia, en un instante, me restauró este precioso y valioso don. Él sanó el dolor, la frustración y el desánimo de los largos años de sequía espiritual. Su mano tocó lo más profundo de mi alma llenándome con alegría. El cambio fue instantáneo, fue como una resurrección.

¡Ya no había la pesadez, tristeza y carga! ¡No había el deseo de abandonar la obra en México! ¡Había esperanza! ¡Todo era nuevo!

Volvimos a la Sierra de Chihuahua, a los mismos pueblos y al principio nos frustramos porque requirió meses antes de verles a ellos recibir la gloriosa plenitud del Espíritu que nosotros habíamos recibido. Pero por otro lado, comenzamos a ver milagros de sanidad y liberaciones que jamás habíamos visto antes. Y sobre todo; ¡el gozo del Señor llenaba nuestras vidas! ¡Gloria a Dios para siempre!

Hemos experimentado su presencia en muchas maneras. Desde entonces nuestras vidas no han sido las mismas. No que nunca haya dificultades o luchas, claro que hay,  pero Él nos ha puesto en un lugar ancho y nos ha hecho llevar mucho fruto y fruto que permanece.

Él será misericordioso contigo también, si en duda, ignorancia, temor o por presiones has puesto a un lado al Espíritu Santo o, has huido del avivamiento, permitiendo a tus propios gustos o los de otros dominarte en vez de rendirte a Él.

Mira lo que escribe San Pablo en 1 Timoteo 1:12-14 “Doy gracias... a Jesucristo... poniéndome en el ministerio, habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad. Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante...”.

¡Busca ser lleno del Espíritu Santo! ¡Busca avivamiento! ¡Busca lo increíble!

Mateo 7:8: “Porque todo aquel que pide (y sigue pidiendo) recibe; y al que busca (y sigue buscando) halla; el que llama (y sigue llamando) se le abrirá”. 

Este es el sentido del verbo en griego en que fue escrito el Nuevo Testamento. Sigue pidiendo, sigue buscando, sigue llamando.

Hazlo tu meta el ser lleno de su Espíritu, hazlo tu meta el entrar en avivamiento. Pide a Dios que nos visite una vez más con poder, con señales y prodigios, con milagros y maravillas, con sanidades y liberaciones, con la salvación de muchos que se encuentran cansados y desilusionados con religión sin poder y sin fruto. Y pide ser un instrumento de poder en el avivamiento experimentando lo increíble y sobrenatural.

¡Dios te bendiga en tu búsqueda!

Ver Mas

La Unción Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-09-10

La Unción
Hno. Victor Richards
2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-09-03

Él Jesús Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús
Hno. Victor Richards
2019-08-06

Increíble Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III
Victor y Gloria Richards
2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II
Victor y Gloria Richards
2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Cristiano Auténtico
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Desafío de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII
Hno. Victor Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V
Gloria Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV
Gloria Richards
2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI
Hno. Victor Richards
2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III
Gloria Richards
2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV
Hno. Victor Richards
2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II
Gloria Richards
2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV
Hno. Victor Richards
2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII
Hno. Victor Richards
2019-05-02

8 Tipos de Madre
Gloria Richards
2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII
Hno. Victor Richards
2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV
Gloria Richards
2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III
Gloria Richards
2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt. XI
Hno. Victor Richards
2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X
Hno. Victor Richards
2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II
Gloria Richards
2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX
Hno. Victor Richards
2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños
Gloria Richards
2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII
Hno. Victor Richards
2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII
Hno. Victor Richards
2019-03-19

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320