La Unción



Publicado el:
Martes 3 de Septiembre, 2019

LA UNCIÓN

Después de un nacimiento sobrenatural, cual nunca antes había sucedido ni sucederá después, sabemos muy poco de Jesús. No es sino hasta que, cumplidos los 30 años fue al río Jordán donde Juan le bautizó luego, ¡todo cambió! Descendió el Espíritu Santo sobre Él en forma corporal como paloma y vino una voz del cielo que decía: “Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia” luego el Espíritu Santo le llevó al desierto donde Él venció a Satanás el tentador.

Lucas 4:14

 Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por  toda  la  tierra  de  alrededor. 

Lucas 4:16-19

Vino a Nazaret, donde se había criado; en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. 

Se le dio el libro del profeta Isaías y, habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:

El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón, a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor.

Luego, Él se identificó como la persona de la cual el profeta Isaías estaba profetizando: «El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido» para ministrar lo sobrenatural.

Antes de proceder, notemos que la presencia de Dios (el Espíritu Santo) ya estaba con Él, antes de recibir la unción. La preciosa presencia primero y luego, la unción y poder.

Jehová y el Espíritu Santo. Esta preparación fué para la unción.

Leemos en Isaías 10:27

Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción.

En el mundo espiritual, la carga y el yugo de Satanás, que quiere mantener sobre nosotros, se pudrirá. ¿A causa de qué?  A causa de la unción.

La unción trae poder para poner fin a los yugos de enfermedad, sufrimiento, ataduras emocionales y espirituales.

¡Los siervos de Dios ungidos por Él, son una bendición increíble para la humanidad que está sufriendo en las garras del diablo! Dios les ha ungido para poner en libertad a los que sufren y para dar gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Sus nombres: Pedro, Andrés, Jacobo, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, otro Jacobo, Judas, Simón. Y ahora otros, cuyos apellidos son Bonque, Lake, Osborne, Hinn, Khulman y sin duda muchos otros en lugares lejanos y desconocidos para nosotros. Pero algo tenían y tienen en común; ellos vieron enfermos sanados, muertos resucitados, milagros y maravillas obradas en su ministerio. 

Volviendo a la vida de  Jesús, por treinta años, Jesús no había ministrado y luego, de repente, suceden los milagros, las sanidades, las señales, la expulsión de demonios, la habilidad de ver lo que había en el corazón de los hombres.

Él fue entonces Jesús, el Cristo, ¡Sí! Jesús, el Ungido, es lo que quiere decir.

De repente el Ungido de Dios está andando entre la gente.

Aquel día en la sinagoga en Nazaret, Él leyó:

Lucas 4:18

El Espíritu del Señor está sobre mí por cuanto me ha ungido.

luego ¿qué dijo? “Hoy se ha cumplido esta escritura delante de vosotros”. Y la gente empezó a decir: “¿no es éste el hijo de José?” Lo que realmente estaban diciendo era: «¿Quién se cree éste que es?»

Y cuando el Ungido de Dios les confrontó con su incredulidad le querían matar, 

Lucas 4:29-30

y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada la ciudad de ellos, para despeñarle. Mas él pasó por en medio de ellos, y se fue. 

Vemos aquí que con la unción viene un precio que pagar. Uno será amado por muchos, pero odiado, criticado y rechazado por otros.

Jesús vivió su vida terrenal con limitaciones humanas. Tuvo que despojarse de su divinidad mientras que hacía la tarea que Dios le dio.

La unción que Jesús recibió fue la provisión necesaria para vivir mas allá de las limitaciones humanas. Por la unción Él pudo hacer lo sobrenatural. Fue la unción lo que ligaba a Jesús, el humano, con lo divino. Era la unción la que le dio poder para destruir las obras del diablo; y fue también esta misma unción la que le dio el poder de traer el reino de los cielos a la tierra.

Probablemente estás pensando, ¿El reino de los cielos aquí? ¿Ahora? ¿Cómo?

Mateo 4:17 

Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. 

Su unción trajo el cielo a la tierra, por esto sucedieron los milagros y las sanidades. Lo mismo puede suceder ahora con nosotros si logramos ser ungidos poderosamente. Notemos lo que Jesús dijo a sus seguidores:

Mateo 10:7-8 

Y yendo, predicad diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. 

¿No es evidente entonces que cuando la unción de Jehová está sobre uno a tal grado que el reino de los cielos se acerca, los enfermos sanan, el SIDA es aniquilado, muertos son levantados y demonios son echados fuera?

El reino de los cielos no tiene que ser únicamente nuestra morada celestial futura, puede ser nuestra experiencia aquí, ahora.

Mateo 11:12 

Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. 

Notemos con cuidado esto, no quiere decir que los violentos, malvados quieran destruir el reino de los cielos, sino que nosotros que le amamos, violentamente queremos traer el reino de los cielos a la tierra. Violentamente anhelamos ser ungidos.

La palabra «Jesucristo» es un conjunto de dos palabras: «Jesús» el nombre de nuestro Señor y Salvador; y «Cristo» que quiere decir el Ungido o el Mesías.

Él es Jesús, el Ungido y así como existen los que violentamente desean la unción, existen también los que violentamente son anti-Cristo o anti-unción.

Lamentablemente hay muchos de ellos dentro de lo que llamamos cristianismo. Ellos están en contra de la unción. Están en contra de las sanidades, de los milagros, de levantar a los muertos y de echar fuera los demonios. Ellos son anti-Cristo sin darse cuenta.

Atacan a las personas que ministran en lo sobrenatural, con mentiras e información falsa, sin haber estado presentes para ver los milagros.

Blasfeman a los que ministran sanidad y aun blasfeman al Espíritu Santo acreditando los milagros hechos por Él, como obras del diablo.

Blasfeman la unción que Dios imparte a sus siervos. No blasfeman el nombre de Jesús, pero blasfeman la unción, al ungido, la fuente del poder divino. Blasfeman la misma unción que hace pudrirse el yugo. 

Isaías 10:27 

Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción

Todas estas personas blasfeman, quizá sin distinguir que al fin de cuentas, están blasfemando a Cristo, el Ungido de Dios; por lo tanto se convierten en anti-Cristos.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Intercesión Pt. I Victor y Gloria Richards 2020-01-07

Jesús Nuestro Guía Hno. Victor Richards 2020-01-07

Sobrenatural Pt. V Hno. Victor Richards 2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI Hno. Victor Richards 2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt.III Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt. II Hno. Victor Richards 2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-12-10

Sobrenatural Pt. I Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. III Victor Richards 2019-11-19

El Jesús Auténtico Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-11-19

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

La Unción




Publicado el:
Martes 3 de Septiembre, 2019

LA UNCIÓN

Después de un nacimiento sobrenatural, cual nunca antes había sucedido ni sucederá después, sabemos muy poco de Jesús. No es sino hasta que, cumplidos los 30 años fue al río Jordán donde Juan le bautizó luego, ¡todo cambió! Descendió el Espíritu Santo sobre Él en forma corporal como paloma y vino una voz del cielo que decía: “Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia” luego el Espíritu Santo le llevó al desierto donde Él venció a Satanás el tentador.

Lucas 4:14

 Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por  toda  la  tierra  de  alrededor. 

Lucas 4:16-19

Vino a Nazaret, donde se había criado; en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. 

Se le dio el libro del profeta Isaías y, habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:

El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón, a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor.

Luego, Él se identificó como la persona de la cual el profeta Isaías estaba profetizando: «El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido» para ministrar lo sobrenatural.

Antes de proceder, notemos que la presencia de Dios (el Espíritu Santo) ya estaba con Él, antes de recibir la unción. La preciosa presencia primero y luego, la unción y poder.

Jehová y el Espíritu Santo. Esta preparación fué para la unción.

Leemos en Isaías 10:27

Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción.

En el mundo espiritual, la carga y el yugo de Satanás, que quiere mantener sobre nosotros, se pudrirá. ¿A causa de qué?  A causa de la unción.

La unción trae poder para poner fin a los yugos de enfermedad, sufrimiento, ataduras emocionales y espirituales.

¡Los siervos de Dios ungidos por Él, son una bendición increíble para la humanidad que está sufriendo en las garras del diablo! Dios les ha ungido para poner en libertad a los que sufren y para dar gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Sus nombres: Pedro, Andrés, Jacobo, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, otro Jacobo, Judas, Simón. Y ahora otros, cuyos apellidos son Bonque, Lake, Osborne, Hinn, Khulman y sin duda muchos otros en lugares lejanos y desconocidos para nosotros. Pero algo tenían y tienen en común; ellos vieron enfermos sanados, muertos resucitados, milagros y maravillas obradas en su ministerio. 

Volviendo a la vida de  Jesús, por treinta años, Jesús no había ministrado y luego, de repente, suceden los milagros, las sanidades, las señales, la expulsión de demonios, la habilidad de ver lo que había en el corazón de los hombres.

Él fue entonces Jesús, el Cristo, ¡Sí! Jesús, el Ungido, es lo que quiere decir.

De repente el Ungido de Dios está andando entre la gente.

Aquel día en la sinagoga en Nazaret, Él leyó:

Lucas 4:18

El Espíritu del Señor está sobre mí por cuanto me ha ungido.

luego ¿qué dijo? “Hoy se ha cumplido esta escritura delante de vosotros”. Y la gente empezó a decir: “¿no es éste el hijo de José?” Lo que realmente estaban diciendo era: «¿Quién se cree éste que es?»

Y cuando el Ungido de Dios les confrontó con su incredulidad le querían matar, 

Lucas 4:29-30

y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada la ciudad de ellos, para despeñarle. Mas él pasó por en medio de ellos, y se fue. 

Vemos aquí que con la unción viene un precio que pagar. Uno será amado por muchos, pero odiado, criticado y rechazado por otros.

Jesús vivió su vida terrenal con limitaciones humanas. Tuvo que despojarse de su divinidad mientras que hacía la tarea que Dios le dio.

La unción que Jesús recibió fue la provisión necesaria para vivir mas allá de las limitaciones humanas. Por la unción Él pudo hacer lo sobrenatural. Fue la unción lo que ligaba a Jesús, el humano, con lo divino. Era la unción la que le dio poder para destruir las obras del diablo; y fue también esta misma unción la que le dio el poder de traer el reino de los cielos a la tierra.

Probablemente estás pensando, ¿El reino de los cielos aquí? ¿Ahora? ¿Cómo?

Mateo 4:17 

Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. 

Su unción trajo el cielo a la tierra, por esto sucedieron los milagros y las sanidades. Lo mismo puede suceder ahora con nosotros si logramos ser ungidos poderosamente. Notemos lo que Jesús dijo a sus seguidores:

Mateo 10:7-8 

Y yendo, predicad diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. 

¿No es evidente entonces que cuando la unción de Jehová está sobre uno a tal grado que el reino de los cielos se acerca, los enfermos sanan, el SIDA es aniquilado, muertos son levantados y demonios son echados fuera?

El reino de los cielos no tiene que ser únicamente nuestra morada celestial futura, puede ser nuestra experiencia aquí, ahora.

Mateo 11:12 

Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. 

Notemos con cuidado esto, no quiere decir que los violentos, malvados quieran destruir el reino de los cielos, sino que nosotros que le amamos, violentamente queremos traer el reino de los cielos a la tierra. Violentamente anhelamos ser ungidos.

La palabra «Jesucristo» es un conjunto de dos palabras: «Jesús» el nombre de nuestro Señor y Salvador; y «Cristo» que quiere decir el Ungido o el Mesías.

Él es Jesús, el Ungido y así como existen los que violentamente desean la unción, existen también los que violentamente son anti-Cristo o anti-unción.

Lamentablemente hay muchos de ellos dentro de lo que llamamos cristianismo. Ellos están en contra de la unción. Están en contra de las sanidades, de los milagros, de levantar a los muertos y de echar fuera los demonios. Ellos son anti-Cristo sin darse cuenta.

Atacan a las personas que ministran en lo sobrenatural, con mentiras e información falsa, sin haber estado presentes para ver los milagros.

Blasfeman a los que ministran sanidad y aun blasfeman al Espíritu Santo acreditando los milagros hechos por Él, como obras del diablo.

Blasfeman la unción que Dios imparte a sus siervos. No blasfeman el nombre de Jesús, pero blasfeman la unción, al ungido, la fuente del poder divino. Blasfeman la misma unción que hace pudrirse el yugo. 

Isaías 10:27 

Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción

Todas estas personas blasfeman, quizá sin distinguir que al fin de cuentas, están blasfemando a Cristo, el Ungido de Dios; por lo tanto se convierten en anti-Cristos.

Ver Mas

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Intercesión Pt. I Victor y Gloria Richards 2020-01-07

Jesús Nuestro Guía Hno. Victor Richards 2020-01-07

Sobrenatural Pt. V Hno. Victor Richards 2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI Hno. Victor Richards 2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt.III Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt. II Hno. Victor Richards 2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-12-10

Sobrenatural Pt. I Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. III Victor Richards 2019-11-19

El Jesús Auténtico Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-11-19

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

Lecturas Recomendadas


La Unción





Por: Hno. Victor Richards
Martes 3 de Septiembre, 2019

LA UNCIÓN

Después de un nacimiento sobrenatural, cual nunca antes había sucedido ni sucederá después, sabemos muy poco de Jesús. No es sino hasta que, cumplidos los 30 años fue al río Jordán donde Juan le bautizó luego, ¡todo cambió! Descendió el Espíritu Santo sobre Él en forma corporal como paloma y vino una voz del cielo que decía: “Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia” luego el Espíritu Santo le llevó al desierto donde Él venció a Satanás el tentador.

Lucas 4:14

 Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por  toda  la  tierra  de  alrededor. 

Lucas 4:16-19

Vino a Nazaret, donde se había criado; en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. 

Se le dio el libro del profeta Isaías y, habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:

El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón, a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor.

Luego, Él se identificó como la persona de la cual el profeta Isaías estaba profetizando: «El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido» para ministrar lo sobrenatural.

Antes de proceder, notemos que la presencia de Dios (el Espíritu Santo) ya estaba con Él, antes de recibir la unción. La preciosa presencia primero y luego, la unción y poder.

Jehová y el Espíritu Santo. Esta preparación fué para la unción.

Leemos en Isaías 10:27

Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción.

En el mundo espiritual, la carga y el yugo de Satanás, que quiere mantener sobre nosotros, se pudrirá. ¿A causa de qué?  A causa de la unción.

La unción trae poder para poner fin a los yugos de enfermedad, sufrimiento, ataduras emocionales y espirituales.

¡Los siervos de Dios ungidos por Él, son una bendición increíble para la humanidad que está sufriendo en las garras del diablo! Dios les ha ungido para poner en libertad a los que sufren y para dar gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Sus nombres: Pedro, Andrés, Jacobo, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, otro Jacobo, Judas, Simón. Y ahora otros, cuyos apellidos son Bonque, Lake, Osborne, Hinn, Khulman y sin duda muchos otros en lugares lejanos y desconocidos para nosotros. Pero algo tenían y tienen en común; ellos vieron enfermos sanados, muertos resucitados, milagros y maravillas obradas en su ministerio. 

Volviendo a la vida de  Jesús, por treinta años, Jesús no había ministrado y luego, de repente, suceden los milagros, las sanidades, las señales, la expulsión de demonios, la habilidad de ver lo que había en el corazón de los hombres.

Él fue entonces Jesús, el Cristo, ¡Sí! Jesús, el Ungido, es lo que quiere decir.

De repente el Ungido de Dios está andando entre la gente.

Aquel día en la sinagoga en Nazaret, Él leyó:

Lucas 4:18

El Espíritu del Señor está sobre mí por cuanto me ha ungido.

luego ¿qué dijo? “Hoy se ha cumplido esta escritura delante de vosotros”. Y la gente empezó a decir: “¿no es éste el hijo de José?” Lo que realmente estaban diciendo era: «¿Quién se cree éste que es?»

Y cuando el Ungido de Dios les confrontó con su incredulidad le querían matar, 

Lucas 4:29-30

y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada la ciudad de ellos, para despeñarle. Mas él pasó por en medio de ellos, y se fue. 

Vemos aquí que con la unción viene un precio que pagar. Uno será amado por muchos, pero odiado, criticado y rechazado por otros.

Jesús vivió su vida terrenal con limitaciones humanas. Tuvo que despojarse de su divinidad mientras que hacía la tarea que Dios le dio.

La unción que Jesús recibió fue la provisión necesaria para vivir mas allá de las limitaciones humanas. Por la unción Él pudo hacer lo sobrenatural. Fue la unción lo que ligaba a Jesús, el humano, con lo divino. Era la unción la que le dio poder para destruir las obras del diablo; y fue también esta misma unción la que le dio el poder de traer el reino de los cielos a la tierra.

Probablemente estás pensando, ¿El reino de los cielos aquí? ¿Ahora? ¿Cómo?

Mateo 4:17 

Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. 

Su unción trajo el cielo a la tierra, por esto sucedieron los milagros y las sanidades. Lo mismo puede suceder ahora con nosotros si logramos ser ungidos poderosamente. Notemos lo que Jesús dijo a sus seguidores:

Mateo 10:7-8 

Y yendo, predicad diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. 

¿No es evidente entonces que cuando la unción de Jehová está sobre uno a tal grado que el reino de los cielos se acerca, los enfermos sanan, el SIDA es aniquilado, muertos son levantados y demonios son echados fuera?

El reino de los cielos no tiene que ser únicamente nuestra morada celestial futura, puede ser nuestra experiencia aquí, ahora.

Mateo 11:12 

Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. 

Notemos con cuidado esto, no quiere decir que los violentos, malvados quieran destruir el reino de los cielos, sino que nosotros que le amamos, violentamente queremos traer el reino de los cielos a la tierra. Violentamente anhelamos ser ungidos.

La palabra «Jesucristo» es un conjunto de dos palabras: «Jesús» el nombre de nuestro Señor y Salvador; y «Cristo» que quiere decir el Ungido o el Mesías.

Él es Jesús, el Ungido y así como existen los que violentamente desean la unción, existen también los que violentamente son anti-Cristo o anti-unción.

Lamentablemente hay muchos de ellos dentro de lo que llamamos cristianismo. Ellos están en contra de la unción. Están en contra de las sanidades, de los milagros, de levantar a los muertos y de echar fuera los demonios. Ellos son anti-Cristo sin darse cuenta.

Atacan a las personas que ministran en lo sobrenatural, con mentiras e información falsa, sin haber estado presentes para ver los milagros.

Blasfeman a los que ministran sanidad y aun blasfeman al Espíritu Santo acreditando los milagros hechos por Él, como obras del diablo.

Blasfeman la unción que Dios imparte a sus siervos. No blasfeman el nombre de Jesús, pero blasfeman la unción, al ungido, la fuente del poder divino. Blasfeman la misma unción que hace pudrirse el yugo. 

Isaías 10:27 

Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción

Todas estas personas blasfeman, quizá sin distinguir que al fin de cuentas, están blasfemando a Cristo, el Ungido de Dios; por lo tanto se convierten en anti-Cristos.

Ver Mas

Rompiendo Ataduras V
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Jesús y El Padre
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV
Victor Richards
2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte
Hno. Victor Richards
2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II
Hno. Victor Richards
2020-03-17

Rompiendo Ataduras III
Victor Richards
2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy
Hno. Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras II
Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras
Victor Richards
2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio
Hno. Victor Richards
2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III
Hno. Victor Richards
2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II
Hno. Victor Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios
Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards
2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II
Hno. Victor Richards
2020-02-04

Intercesión Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida
Hno. Victor Richards
2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro
Hno. Victor Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. III
Victor y Gloria Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. II
Victor y Gloria Richards
2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-01-14

Intercesión Pt. I
Victor y Gloria Richards
2020-01-07

Jesús Nuestro Guía
Hno. Victor Richards
2020-01-07

Sobrenatural Pt. V
Hno. Victor Richards
2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI
Hno. Victor Richards
2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX
Hno. Victor Richards
2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-12-17

Sobrenatural Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-12-17

Sobrenatural Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-12-10

Sobrenatural Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVII
Hno. Victor Richards
2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVI
Hno. Victor Richards
2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. III
Victor Richards
2019-11-19

El Jesús Auténtico Pt. XV
Hno. Victor Richards
2019-11-19

El Dominio del Creyente Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Dominio del Creyente
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII
Hno. Victor Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV
Victor y Gloria Richards
2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI
Hno. Victor Richards
2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III
Victor y Gloria Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X
Hno. Victor Richards
2019-10-15

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320