Matrimonio al Máximo Pt. II



Publicado el:
Martes 8 de Octubre, 2019

El plan original y perfecto de Dios

El  hombre no fue creado para estar solo

Para conocer el plan perfecto de Dios, tenemos que retornar al huerto del Edén, con la creación del primer hombre y la primera mujer.

Génesis 2:18

“Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él”.

En su divina sabiduría, Dios reconoció algo de su creación que no era bueno: La soledad del hombre. Ni Adán ni ningún  hombre creado después de Adán, fue creado para estar solo.

El autor George Gilder, en su libro “El hombre y el matrimonio”, nos revela que para el hombre, la vida matrimonial estable no sólo evita la inmoralidad sexual, sino que a la vez evita otros muchos problemas. Gilder comparte las siguientes interesantísimas estadísticas:

Aunque el hombre soltero tenga relaciones sexuales, esto en sí no le satisface, porque no es el plan de Dios que el hombre se sienta completo y satisfecho fuera del compromiso y seguridad del matrimonio.

Según Gilder, en un promedio, los hombres solteros también ganan menos dinero que cualquier otro grupo de la sociedad, sencillamente porque tienen menos motivación. Un agente de seguros también dirá que los hombres solteros son menos responsables en cuanto a pagar sus cuentas, su forma de manejar y su conducta personal.

Sin embargo, es sumamente interesante observar el otro lado de la moneda. ¿Qué sucede cuando el hombre soltero se enamora de una mujer? El autor Gilder continúa: 

“Normalmente sus respuestas naturales hacen que él desee protegerla y proveer para ella. Su pasión sexual está canalizada, sus impulsos egoístas se reprimen y descubre un sentido de orgullo al poder cuidar de su esposa y sus hijos. La relación matrimonial no sólo desanima la inmoralidad, sino otros muchos  males  sociales”.

Ahora veamos cómo fue que Dios introdujo a la mujer en la vida del hombre:

Génesis 2:19-20

“Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ése es su nombre. 

Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; mas para Adán no se halló ayuda idónea para él”.

Imagina cómo sería este proceso: Cada animal pasó por enfrente de Adán, para que él les pusiera nombres. Y Adán no pudo más que darse cuenta de que cada animal tenía su pareja: El león y la leona, el caballo y la yegua, el gallo y la gallina, y así sucesivamente. Entonces nos podemos imaginar que Adán empezó a buscar su pareja, alguien como él. Dios quería que Adán reconociera su necesidad de una compañera y que él estaba incompleto solo.

Así que llegó el momento cuando Dios realizó una cirugía:

Génesis 2:21-23

“Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.

Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada”. 

La mujer fue creada  para ser ayuda idónea

¿Qué es una “ayuda idónea”?

Desgraciadamente, estas palabras se han prestado para muchas malas interpretaciones. Por un lado, algunas mujeres se enojan cuando se dice que ellas fueron creadas para ser “ayuda idónea”. Sienten que es denigrante, que significa que ella no tiene valor como individuo y que un ayudante es como un mozo que nada más entrega la herramienta a la persona inteligente o como un niño, el “ayudante de papi”. Por el otro lado, existen hombres que, influidos por el “machismo”,  sienten que este concepto es un permiso para tratar a las mujeres como “tapetes”, para pisotearlas y aprovecharse de ellas.

Pero el concepto bíblico implica algo muy diferente... La palabra “idónea” en hebreo es “ezer” y se usa 19 veces en el Antiguo Testamento. Cuatro veces  se usa para describir a un hombre ayudando a otro hombre. 15 veces se refiere a Dios ayudando al hombre. Dios es nuestra ayuda “ezer”.

¡Entonces ser ayuda idónea de ninguna manera implica que la mujer es inferior!

El plan de Dios fue que el hombre y la mujer fueran diferentes en características, pero iguales en valor, para complementarse. Todo lo que es la mujer: Su naturaleza, su temperamento, sus habilidades, debe de suplir lo que le falta al hombre y viceversa.

Adán y Eva: Matrimonio ideal

Dios unió a estos dos seres tan diferentes, pero tan perfectos el uno para el otro y les dio la receta para el matrimonio ideal:

Génesis 2:24-25

“Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban”. 

Esta “receta divina” nos presenta cuatro principios sencillos, pero muy poderosos para el matrimonio ideal:

1. “El  hombre dejará a su padre y a su madre”: Separación

2. “Se unirá a su mujer”: Permanencia

3. “Y serán una sola carne”: Unidad

4. “Estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban”: Intimidad.

El primer principio, la separación, significa que la relación matrimonial entre la pareja es la prioridad. Papás, suegros, etc., tienen que tomar segundo lugar. La familia política, si guarda su debido lugar, puede disfrutar una relación hermosa con los hijos casados. ¡Puede ser una bendición... y no un estorbo!

El segundo  principio  es  la  permanencia. La palabra hebrea que se usa para “se unirá” quiere decir “adherirse o pegarse”. El divorcio hoy día está destruyendo a nuestra sociedad... dando, como consecuencia, una generación de hijos; niños y jóvenes heridos emocionalmente. ¡El matrimonio debe durar toda la vida!

El tercer principio, “serán una sola carne”, implica unidad, pero no uniformidad. Dos personas con diferentes trasfondos, hábitos, temperamentos, caracteres, tradiciones familiares e intereses salen de la boda para empezar el proceso de llegar a ser una sola carne.

El cuarto principio implica intimidad en todas las áreas del matrimonio: En lo sexual, emocional, moral, mental, espiritual.

El libro “Amistad e intimidad” por los  mismos autores, amplía este tema un poco más.

El plan original de Dios: Dañado

Sabemos que en demasiados casos, los matrimonios no han alcanzado el ideal de Dios. ¿Por qué será? Desde que satanás, en forma de serpiente, entró en escena  para destruir lo que tenían Adán y Eva, todos hemos  quedado  afectados.

Por causa de satanás, hay guerras en el mundo, y en el matrimonio. Hay incomprensión, odio y tantas otras cosas que afectan la armonía. Pero la buena nueva es: ¡Podemos cambiar el odio, rencor y guerra... en amor, comprensión y paz!

Si nosotros volvemos al plan original de Dios, tanto para el hombre y la mujer como individuos, así como su plan original para nuestros matrimonios, podemos recuperar lo que la serpiente ha destruido.

Veamos ahora las diferencias de nuestras necesidades y cómo podemos utilizarlas para complementarnos, para que nuestros matrimonios sean lo que Dios quiere.

Cómo echar a andar el  plan perfecto de Dios

Hemos hablado de algunas diferencias debido a los sexos, y diferencias debido a la personalidad. Pero también nuestras necesidades son diferentes.

Cuando tu des a tu pareja, vas a recibir. Aprende cuáles son las necesidades de tu cónyuge, suple estas necesidades y verás cómo tu matrimonio florecerá y tú saldrás ganando.

La mujer y sus necesidades

Efesios 5:25, 28, 33

“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella.

Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.

Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo...”. 

Tres veces en estos pocos versículos, Dios (a través de San Pablo) manda a los esposos a amar a sus mujeres. Dos veces dice; “como a sí mismo” y una vez “como Cristo amó a la iglesia”.

¿Cómo amó Cristo a su iglesia?

1. Con amor incondicional.

2. Con amor no egoísta.

3. Con amor sacrificial.

El sentirse amada está relacionado directamente con la autoestima de la mujer. Por ejemplo, el romance y las atenciones “tiernas” son algo que el hombre disfruta, pero generalmente no los considera absolutamente necesarios. Pero para la mujer, ¡es la esencia de su vida matrimonial! Para ella, su autoconfianza, su habilidad de responder sexualmente y su autoestima muchas veces están relacionadas directamente a los momentos de ternura cuando ella se siente amada por el hombre de su vida.

Es por eso que para ella, el aniversario de bodas y su cumpleaños son fechas sumamente importantes, algo que ella jamás olvida. ¡Y pobre del marido que se olvida de tan importantes fechas! Se cuenta del hombre que cuando llegó a su casa, su esposa le dijo: “Tú te olvidaste de que hoy es mi cumpleaños y a mí se me olvidó  cocinar”.

El Dr. LaHaye dice lo siguiente en su libro “Cómo estar casados y felices”:

 “No me jacto de ser una autoridad sobre cosas femeninas, pero después de aconsejar a cientos de mujeres, he llegado a una conclusión básica: La mayoría de los hombres no saben cómo hacer feliz a una mujer. No es el dinero, ni los diamantes, casas, viajes y otras cosas lo que la hace feliz, sino es simplemente el amor. No es el acto del amor sino el trato que produce el acto del amor... ternura, comprensión, atenciones, aceptación y reconocimiento de parte de su marido que no está completo sin ella.  Cuando un esposo me dice: ¡Mi esposa ya no me ama!, inmediatamente sé que él es un marido que no ha amado a su esposa como a su propio cuerpo, como Cristo amó a la iglesia”.

El hombre y sus necesidades

Dios dice a la mujer:

Efesios 5:33 

“...y la mujer respete a su marido”.

El respetarle incluye honrarle, animarle, levantarle, estimarle y alabarle. También  el ayudarle a ser el líder y cabeza del hogar que Dios quiere.

El varón, por fuerte que sea en lo físico, está hecho de tal manera que necesita de la aprobación y respeto de su esposa. Dios le dio un ego muy frágil (no es egoísmo) y una mujer no sensible lo puede destruir; el resultado será un hombre frustrado y no motivado, lo cual  será para su esposa, aún más difícil de honrar. 

¿Se da cuenta tu esposo, de que le respetas, le admiras y le honras?

Áreas en las cuales él necesita el respeto de su esposa:

1. Su cuerpo: Nunca te burles de él si es gordo o flaco, calvo o chaparro, ni lo compares con otro. Oímos de una mujer que empezó a admirar el cuerpo y los brazos de su esposo y él se sorprendió tanto con sus palabras que salió y compró pesas.

2. Su intelecto, habilidades y talentos: El hombre necesita la admiración de su esposa en alguna área de su vida, sea deportiva, manual, musical, profesional, social u otra. Si la esposa le admira, esto le impulsará a lograr aún más.

3. Su trabajo: Él necesita estar seguro de que su esposa le respeta y que agradece su trabajo. 

4. Sus decisiones: El esposo necesita el respeto en sus decisiones aun cuando existan opciones que puedan ser mejores. En caso de error, no ayudará el famoso: Te lo dije...

5. Su descanso: Algunos hombres no tienen ni lugar ni permiso de descansar en su casa. Hace unos años se realizó una encuesta en cuanto a qué es lo que más desean los esposos en su casa. Los resultados fueron sorprendentes. No buscan muebles finos ni una oficina privada, lo que más desean es: Tranquilidad.

El hombre sufre mucho estrés en el mundo exterior: Tanta competencia en los trabajos, el intentar agradar al jefe, ganar un sueldo apropiado para la familia. Por tal motivo, el hogar necesita ser un refugio donde encuentre tranquilidad. Es una mujer sabia la que hace de su hogar tal refugio.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.III Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.II Hno. Victor Richards 2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V Hno. Victor Richards 2019-09-10

La Unción Hno. Victor Richards 2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-09-03

Increíble Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-08-27

Él Jesús Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II Hno. Victor Richards 2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III Victor y Gloria Richards 2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

Matrimonio al Máximo Pt. II




Publicado el:
Martes 8 de Octubre, 2019

El plan original y perfecto de Dios

El  hombre no fue creado para estar solo

Para conocer el plan perfecto de Dios, tenemos que retornar al huerto del Edén, con la creación del primer hombre y la primera mujer.

Génesis 2:18

“Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él”.

En su divina sabiduría, Dios reconoció algo de su creación que no era bueno: La soledad del hombre. Ni Adán ni ningún  hombre creado después de Adán, fue creado para estar solo.

El autor George Gilder, en su libro “El hombre y el matrimonio”, nos revela que para el hombre, la vida matrimonial estable no sólo evita la inmoralidad sexual, sino que a la vez evita otros muchos problemas. Gilder comparte las siguientes interesantísimas estadísticas:

Aunque el hombre soltero tenga relaciones sexuales, esto en sí no le satisface, porque no es el plan de Dios que el hombre se sienta completo y satisfecho fuera del compromiso y seguridad del matrimonio.

Según Gilder, en un promedio, los hombres solteros también ganan menos dinero que cualquier otro grupo de la sociedad, sencillamente porque tienen menos motivación. Un agente de seguros también dirá que los hombres solteros son menos responsables en cuanto a pagar sus cuentas, su forma de manejar y su conducta personal.

Sin embargo, es sumamente interesante observar el otro lado de la moneda. ¿Qué sucede cuando el hombre soltero se enamora de una mujer? El autor Gilder continúa: 

“Normalmente sus respuestas naturales hacen que él desee protegerla y proveer para ella. Su pasión sexual está canalizada, sus impulsos egoístas se reprimen y descubre un sentido de orgullo al poder cuidar de su esposa y sus hijos. La relación matrimonial no sólo desanima la inmoralidad, sino otros muchos  males  sociales”.

Ahora veamos cómo fue que Dios introdujo a la mujer en la vida del hombre:

Génesis 2:19-20

“Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ése es su nombre. 

Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; mas para Adán no se halló ayuda idónea para él”.

Imagina cómo sería este proceso: Cada animal pasó por enfrente de Adán, para que él les pusiera nombres. Y Adán no pudo más que darse cuenta de que cada animal tenía su pareja: El león y la leona, el caballo y la yegua, el gallo y la gallina, y así sucesivamente. Entonces nos podemos imaginar que Adán empezó a buscar su pareja, alguien como él. Dios quería que Adán reconociera su necesidad de una compañera y que él estaba incompleto solo.

Así que llegó el momento cuando Dios realizó una cirugía:

Génesis 2:21-23

“Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.

Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada”. 

La mujer fue creada  para ser ayuda idónea

¿Qué es una “ayuda idónea”?

Desgraciadamente, estas palabras se han prestado para muchas malas interpretaciones. Por un lado, algunas mujeres se enojan cuando se dice que ellas fueron creadas para ser “ayuda idónea”. Sienten que es denigrante, que significa que ella no tiene valor como individuo y que un ayudante es como un mozo que nada más entrega la herramienta a la persona inteligente o como un niño, el “ayudante de papi”. Por el otro lado, existen hombres que, influidos por el “machismo”,  sienten que este concepto es un permiso para tratar a las mujeres como “tapetes”, para pisotearlas y aprovecharse de ellas.

Pero el concepto bíblico implica algo muy diferente... La palabra “idónea” en hebreo es “ezer” y se usa 19 veces en el Antiguo Testamento. Cuatro veces  se usa para describir a un hombre ayudando a otro hombre. 15 veces se refiere a Dios ayudando al hombre. Dios es nuestra ayuda “ezer”.

¡Entonces ser ayuda idónea de ninguna manera implica que la mujer es inferior!

El plan de Dios fue que el hombre y la mujer fueran diferentes en características, pero iguales en valor, para complementarse. Todo lo que es la mujer: Su naturaleza, su temperamento, sus habilidades, debe de suplir lo que le falta al hombre y viceversa.

Adán y Eva: Matrimonio ideal

Dios unió a estos dos seres tan diferentes, pero tan perfectos el uno para el otro y les dio la receta para el matrimonio ideal:

Génesis 2:24-25

“Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban”. 

Esta “receta divina” nos presenta cuatro principios sencillos, pero muy poderosos para el matrimonio ideal:

1. “El  hombre dejará a su padre y a su madre”: Separación

2. “Se unirá a su mujer”: Permanencia

3. “Y serán una sola carne”: Unidad

4. “Estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban”: Intimidad.

El primer principio, la separación, significa que la relación matrimonial entre la pareja es la prioridad. Papás, suegros, etc., tienen que tomar segundo lugar. La familia política, si guarda su debido lugar, puede disfrutar una relación hermosa con los hijos casados. ¡Puede ser una bendición... y no un estorbo!

El segundo  principio  es  la  permanencia. La palabra hebrea que se usa para “se unirá” quiere decir “adherirse o pegarse”. El divorcio hoy día está destruyendo a nuestra sociedad... dando, como consecuencia, una generación de hijos; niños y jóvenes heridos emocionalmente. ¡El matrimonio debe durar toda la vida!

El tercer principio, “serán una sola carne”, implica unidad, pero no uniformidad. Dos personas con diferentes trasfondos, hábitos, temperamentos, caracteres, tradiciones familiares e intereses salen de la boda para empezar el proceso de llegar a ser una sola carne.

El cuarto principio implica intimidad en todas las áreas del matrimonio: En lo sexual, emocional, moral, mental, espiritual.

El libro “Amistad e intimidad” por los  mismos autores, amplía este tema un poco más.

El plan original de Dios: Dañado

Sabemos que en demasiados casos, los matrimonios no han alcanzado el ideal de Dios. ¿Por qué será? Desde que satanás, en forma de serpiente, entró en escena  para destruir lo que tenían Adán y Eva, todos hemos  quedado  afectados.

Por causa de satanás, hay guerras en el mundo, y en el matrimonio. Hay incomprensión, odio y tantas otras cosas que afectan la armonía. Pero la buena nueva es: ¡Podemos cambiar el odio, rencor y guerra... en amor, comprensión y paz!

Si nosotros volvemos al plan original de Dios, tanto para el hombre y la mujer como individuos, así como su plan original para nuestros matrimonios, podemos recuperar lo que la serpiente ha destruido.

Veamos ahora las diferencias de nuestras necesidades y cómo podemos utilizarlas para complementarnos, para que nuestros matrimonios sean lo que Dios quiere.

Cómo echar a andar el  plan perfecto de Dios

Hemos hablado de algunas diferencias debido a los sexos, y diferencias debido a la personalidad. Pero también nuestras necesidades son diferentes.

Cuando tu des a tu pareja, vas a recibir. Aprende cuáles son las necesidades de tu cónyuge, suple estas necesidades y verás cómo tu matrimonio florecerá y tú saldrás ganando.

La mujer y sus necesidades

Efesios 5:25, 28, 33

“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella.

Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.

Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo...”. 

Tres veces en estos pocos versículos, Dios (a través de San Pablo) manda a los esposos a amar a sus mujeres. Dos veces dice; “como a sí mismo” y una vez “como Cristo amó a la iglesia”.

¿Cómo amó Cristo a su iglesia?

1. Con amor incondicional.

2. Con amor no egoísta.

3. Con amor sacrificial.

El sentirse amada está relacionado directamente con la autoestima de la mujer. Por ejemplo, el romance y las atenciones “tiernas” son algo que el hombre disfruta, pero generalmente no los considera absolutamente necesarios. Pero para la mujer, ¡es la esencia de su vida matrimonial! Para ella, su autoconfianza, su habilidad de responder sexualmente y su autoestima muchas veces están relacionadas directamente a los momentos de ternura cuando ella se siente amada por el hombre de su vida.

Es por eso que para ella, el aniversario de bodas y su cumpleaños son fechas sumamente importantes, algo que ella jamás olvida. ¡Y pobre del marido que se olvida de tan importantes fechas! Se cuenta del hombre que cuando llegó a su casa, su esposa le dijo: “Tú te olvidaste de que hoy es mi cumpleaños y a mí se me olvidó  cocinar”.

El Dr. LaHaye dice lo siguiente en su libro “Cómo estar casados y felices”:

 “No me jacto de ser una autoridad sobre cosas femeninas, pero después de aconsejar a cientos de mujeres, he llegado a una conclusión básica: La mayoría de los hombres no saben cómo hacer feliz a una mujer. No es el dinero, ni los diamantes, casas, viajes y otras cosas lo que la hace feliz, sino es simplemente el amor. No es el acto del amor sino el trato que produce el acto del amor... ternura, comprensión, atenciones, aceptación y reconocimiento de parte de su marido que no está completo sin ella.  Cuando un esposo me dice: ¡Mi esposa ya no me ama!, inmediatamente sé que él es un marido que no ha amado a su esposa como a su propio cuerpo, como Cristo amó a la iglesia”.

El hombre y sus necesidades

Dios dice a la mujer:

Efesios 5:33 

“...y la mujer respete a su marido”.

El respetarle incluye honrarle, animarle, levantarle, estimarle y alabarle. También  el ayudarle a ser el líder y cabeza del hogar que Dios quiere.

El varón, por fuerte que sea en lo físico, está hecho de tal manera que necesita de la aprobación y respeto de su esposa. Dios le dio un ego muy frágil (no es egoísmo) y una mujer no sensible lo puede destruir; el resultado será un hombre frustrado y no motivado, lo cual  será para su esposa, aún más difícil de honrar. 

¿Se da cuenta tu esposo, de que le respetas, le admiras y le honras?

Áreas en las cuales él necesita el respeto de su esposa:

1. Su cuerpo: Nunca te burles de él si es gordo o flaco, calvo o chaparro, ni lo compares con otro. Oímos de una mujer que empezó a admirar el cuerpo y los brazos de su esposo y él se sorprendió tanto con sus palabras que salió y compró pesas.

2. Su intelecto, habilidades y talentos: El hombre necesita la admiración de su esposa en alguna área de su vida, sea deportiva, manual, musical, profesional, social u otra. Si la esposa le admira, esto le impulsará a lograr aún más.

3. Su trabajo: Él necesita estar seguro de que su esposa le respeta y que agradece su trabajo. 

4. Sus decisiones: El esposo necesita el respeto en sus decisiones aun cuando existan opciones que puedan ser mejores. En caso de error, no ayudará el famoso: Te lo dije...

5. Su descanso: Algunos hombres no tienen ni lugar ni permiso de descansar en su casa. Hace unos años se realizó una encuesta en cuanto a qué es lo que más desean los esposos en su casa. Los resultados fueron sorprendentes. No buscan muebles finos ni una oficina privada, lo que más desean es: Tranquilidad.

El hombre sufre mucho estrés en el mundo exterior: Tanta competencia en los trabajos, el intentar agradar al jefe, ganar un sueldo apropiado para la familia. Por tal motivo, el hogar necesita ser un refugio donde encuentre tranquilidad. Es una mujer sabia la que hace de su hogar tal refugio.

Ver Mas

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.III Hno. Victor Richards 2019-09-17

La Unción Pt.II Hno. Victor Richards 2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V Hno. Victor Richards 2019-09-10

La Unción Hno. Victor Richards 2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-09-03

Increíble Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-08-27

Él Jesús Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt. III Hno. Victor Richards 2019-08-20

Increíble Pt.II Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús Hno. Victor Richards 2019-08-06

Increíble Pt. I Hno. Victor Richards 2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV Victor y Gloria Richards 2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II Hno. Victor Richards 2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III Victor y Gloria Richards 2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I Hno. Victor Richards 2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

Lecturas Recomendadas


Matrimonio al Máximo Pt. II





Por: Victor y Gloria Richards
Martes 8 de Octubre, 2019

El plan original y perfecto de Dios

El  hombre no fue creado para estar solo

Para conocer el plan perfecto de Dios, tenemos que retornar al huerto del Edén, con la creación del primer hombre y la primera mujer.

Génesis 2:18

“Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él”.

En su divina sabiduría, Dios reconoció algo de su creación que no era bueno: La soledad del hombre. Ni Adán ni ningún  hombre creado después de Adán, fue creado para estar solo.

El autor George Gilder, en su libro “El hombre y el matrimonio”, nos revela que para el hombre, la vida matrimonial estable no sólo evita la inmoralidad sexual, sino que a la vez evita otros muchos problemas. Gilder comparte las siguientes interesantísimas estadísticas:

Aunque el hombre soltero tenga relaciones sexuales, esto en sí no le satisface, porque no es el plan de Dios que el hombre se sienta completo y satisfecho fuera del compromiso y seguridad del matrimonio.

Según Gilder, en un promedio, los hombres solteros también ganan menos dinero que cualquier otro grupo de la sociedad, sencillamente porque tienen menos motivación. Un agente de seguros también dirá que los hombres solteros son menos responsables en cuanto a pagar sus cuentas, su forma de manejar y su conducta personal.

Sin embargo, es sumamente interesante observar el otro lado de la moneda. ¿Qué sucede cuando el hombre soltero se enamora de una mujer? El autor Gilder continúa: 

“Normalmente sus respuestas naturales hacen que él desee protegerla y proveer para ella. Su pasión sexual está canalizada, sus impulsos egoístas se reprimen y descubre un sentido de orgullo al poder cuidar de su esposa y sus hijos. La relación matrimonial no sólo desanima la inmoralidad, sino otros muchos  males  sociales”.

Ahora veamos cómo fue que Dios introdujo a la mujer en la vida del hombre:

Génesis 2:19-20

“Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ése es su nombre. 

Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; mas para Adán no se halló ayuda idónea para él”.

Imagina cómo sería este proceso: Cada animal pasó por enfrente de Adán, para que él les pusiera nombres. Y Adán no pudo más que darse cuenta de que cada animal tenía su pareja: El león y la leona, el caballo y la yegua, el gallo y la gallina, y así sucesivamente. Entonces nos podemos imaginar que Adán empezó a buscar su pareja, alguien como él. Dios quería que Adán reconociera su necesidad de una compañera y que él estaba incompleto solo.

Así que llegó el momento cuando Dios realizó una cirugía:

Génesis 2:21-23

“Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.

Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada”. 

La mujer fue creada  para ser ayuda idónea

¿Qué es una “ayuda idónea”?

Desgraciadamente, estas palabras se han prestado para muchas malas interpretaciones. Por un lado, algunas mujeres se enojan cuando se dice que ellas fueron creadas para ser “ayuda idónea”. Sienten que es denigrante, que significa que ella no tiene valor como individuo y que un ayudante es como un mozo que nada más entrega la herramienta a la persona inteligente o como un niño, el “ayudante de papi”. Por el otro lado, existen hombres que, influidos por el “machismo”,  sienten que este concepto es un permiso para tratar a las mujeres como “tapetes”, para pisotearlas y aprovecharse de ellas.

Pero el concepto bíblico implica algo muy diferente... La palabra “idónea” en hebreo es “ezer” y se usa 19 veces en el Antiguo Testamento. Cuatro veces  se usa para describir a un hombre ayudando a otro hombre. 15 veces se refiere a Dios ayudando al hombre. Dios es nuestra ayuda “ezer”.

¡Entonces ser ayuda idónea de ninguna manera implica que la mujer es inferior!

El plan de Dios fue que el hombre y la mujer fueran diferentes en características, pero iguales en valor, para complementarse. Todo lo que es la mujer: Su naturaleza, su temperamento, sus habilidades, debe de suplir lo que le falta al hombre y viceversa.

Adán y Eva: Matrimonio ideal

Dios unió a estos dos seres tan diferentes, pero tan perfectos el uno para el otro y les dio la receta para el matrimonio ideal:

Génesis 2:24-25

“Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban”. 

Esta “receta divina” nos presenta cuatro principios sencillos, pero muy poderosos para el matrimonio ideal:

1. “El  hombre dejará a su padre y a su madre”: Separación

2. “Se unirá a su mujer”: Permanencia

3. “Y serán una sola carne”: Unidad

4. “Estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban”: Intimidad.

El primer principio, la separación, significa que la relación matrimonial entre la pareja es la prioridad. Papás, suegros, etc., tienen que tomar segundo lugar. La familia política, si guarda su debido lugar, puede disfrutar una relación hermosa con los hijos casados. ¡Puede ser una bendición... y no un estorbo!

El segundo  principio  es  la  permanencia. La palabra hebrea que se usa para “se unirá” quiere decir “adherirse o pegarse”. El divorcio hoy día está destruyendo a nuestra sociedad... dando, como consecuencia, una generación de hijos; niños y jóvenes heridos emocionalmente. ¡El matrimonio debe durar toda la vida!

El tercer principio, “serán una sola carne”, implica unidad, pero no uniformidad. Dos personas con diferentes trasfondos, hábitos, temperamentos, caracteres, tradiciones familiares e intereses salen de la boda para empezar el proceso de llegar a ser una sola carne.

El cuarto principio implica intimidad en todas las áreas del matrimonio: En lo sexual, emocional, moral, mental, espiritual.

El libro “Amistad e intimidad” por los  mismos autores, amplía este tema un poco más.

El plan original de Dios: Dañado

Sabemos que en demasiados casos, los matrimonios no han alcanzado el ideal de Dios. ¿Por qué será? Desde que satanás, en forma de serpiente, entró en escena  para destruir lo que tenían Adán y Eva, todos hemos  quedado  afectados.

Por causa de satanás, hay guerras en el mundo, y en el matrimonio. Hay incomprensión, odio y tantas otras cosas que afectan la armonía. Pero la buena nueva es: ¡Podemos cambiar el odio, rencor y guerra... en amor, comprensión y paz!

Si nosotros volvemos al plan original de Dios, tanto para el hombre y la mujer como individuos, así como su plan original para nuestros matrimonios, podemos recuperar lo que la serpiente ha destruido.

Veamos ahora las diferencias de nuestras necesidades y cómo podemos utilizarlas para complementarnos, para que nuestros matrimonios sean lo que Dios quiere.

Cómo echar a andar el  plan perfecto de Dios

Hemos hablado de algunas diferencias debido a los sexos, y diferencias debido a la personalidad. Pero también nuestras necesidades son diferentes.

Cuando tu des a tu pareja, vas a recibir. Aprende cuáles son las necesidades de tu cónyuge, suple estas necesidades y verás cómo tu matrimonio florecerá y tú saldrás ganando.

La mujer y sus necesidades

Efesios 5:25, 28, 33

“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella.

Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.

Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo...”. 

Tres veces en estos pocos versículos, Dios (a través de San Pablo) manda a los esposos a amar a sus mujeres. Dos veces dice; “como a sí mismo” y una vez “como Cristo amó a la iglesia”.

¿Cómo amó Cristo a su iglesia?

1. Con amor incondicional.

2. Con amor no egoísta.

3. Con amor sacrificial.

El sentirse amada está relacionado directamente con la autoestima de la mujer. Por ejemplo, el romance y las atenciones “tiernas” son algo que el hombre disfruta, pero generalmente no los considera absolutamente necesarios. Pero para la mujer, ¡es la esencia de su vida matrimonial! Para ella, su autoconfianza, su habilidad de responder sexualmente y su autoestima muchas veces están relacionadas directamente a los momentos de ternura cuando ella se siente amada por el hombre de su vida.

Es por eso que para ella, el aniversario de bodas y su cumpleaños son fechas sumamente importantes, algo que ella jamás olvida. ¡Y pobre del marido que se olvida de tan importantes fechas! Se cuenta del hombre que cuando llegó a su casa, su esposa le dijo: “Tú te olvidaste de que hoy es mi cumpleaños y a mí se me olvidó  cocinar”.

El Dr. LaHaye dice lo siguiente en su libro “Cómo estar casados y felices”:

 “No me jacto de ser una autoridad sobre cosas femeninas, pero después de aconsejar a cientos de mujeres, he llegado a una conclusión básica: La mayoría de los hombres no saben cómo hacer feliz a una mujer. No es el dinero, ni los diamantes, casas, viajes y otras cosas lo que la hace feliz, sino es simplemente el amor. No es el acto del amor sino el trato que produce el acto del amor... ternura, comprensión, atenciones, aceptación y reconocimiento de parte de su marido que no está completo sin ella.  Cuando un esposo me dice: ¡Mi esposa ya no me ama!, inmediatamente sé que él es un marido que no ha amado a su esposa como a su propio cuerpo, como Cristo amó a la iglesia”.

El hombre y sus necesidades

Dios dice a la mujer:

Efesios 5:33 

“...y la mujer respete a su marido”.

El respetarle incluye honrarle, animarle, levantarle, estimarle y alabarle. También  el ayudarle a ser el líder y cabeza del hogar que Dios quiere.

El varón, por fuerte que sea en lo físico, está hecho de tal manera que necesita de la aprobación y respeto de su esposa. Dios le dio un ego muy frágil (no es egoísmo) y una mujer no sensible lo puede destruir; el resultado será un hombre frustrado y no motivado, lo cual  será para su esposa, aún más difícil de honrar. 

¿Se da cuenta tu esposo, de que le respetas, le admiras y le honras?

Áreas en las cuales él necesita el respeto de su esposa:

1. Su cuerpo: Nunca te burles de él si es gordo o flaco, calvo o chaparro, ni lo compares con otro. Oímos de una mujer que empezó a admirar el cuerpo y los brazos de su esposo y él se sorprendió tanto con sus palabras que salió y compró pesas.

2. Su intelecto, habilidades y talentos: El hombre necesita la admiración de su esposa en alguna área de su vida, sea deportiva, manual, musical, profesional, social u otra. Si la esposa le admira, esto le impulsará a lograr aún más.

3. Su trabajo: Él necesita estar seguro de que su esposa le respeta y que agradece su trabajo. 

4. Sus decisiones: El esposo necesita el respeto en sus decisiones aun cuando existan opciones que puedan ser mejores. En caso de error, no ayudará el famoso: Te lo dije...

5. Su descanso: Algunos hombres no tienen ni lugar ni permiso de descansar en su casa. Hace unos años se realizó una encuesta en cuanto a qué es lo que más desean los esposos en su casa. Los resultados fueron sorprendentes. No buscan muebles finos ni una oficina privada, lo que más desean es: Tranquilidad.

El hombre sufre mucho estrés en el mundo exterior: Tanta competencia en los trabajos, el intentar agradar al jefe, ganar un sueldo apropiado para la familia. Por tal motivo, el hogar necesita ser un refugio donde encuentre tranquilidad. Es una mujer sabia la que hace de su hogar tal refugio.

Ver Mas

El Dominio del Creyente Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Dominio del Creyente
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII
Hno. Victor Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV
Victor y Gloria Richards
2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI
Hno. Victor Richards
2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III
Victor y Gloria Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X
Hno. Victor Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX
Hno. Victor Richards
2019-10-08

Matrimonio al Máximo Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VIII
Hno. Victor Richards
2019-10-01

El Jesús Auténtico Pt.VII
Hno. Victor Richards
2019-09-24

El Jesús Auténtico Pt.VI
Hno. Victor Richards
2019-09-17

La Unción Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-09-17

La Unción Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-09-10

El Jesús Auténtico Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-09-10

La Unción
Hno. Victor Richards
2019-09-03

El Jesús Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-09-03

Increíble Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-08-27

Él Jesús Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-08-27

El Jesús Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-08-20

Increíble Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Jesús Auténtico Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-13

El Ministerio Sanador de Jesús
Hno. Victor Richards
2019-08-06

Increíble Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-08-06

La Familia... El Plan Original Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-08-02

Para Alcanzar la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2019-08-02

La Familia... El Plan Original Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2019-07-23

El Temor de Dios Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-07-23

La Familia... El Plan Original Pt.III
Victor y Gloria Richards
2019-07-16

El Temor de Dios Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-07-16

El Cristiano Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II
Victor y Gloria Richards
2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Cristiano Auténtico
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Desafío de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII
Hno. Victor Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V
Gloria Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV
Gloria Richards
2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI
Hno. Victor Richards
2019-05-21

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320