El Jesús Auténtico Pt. XIX


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 17 de Diciembre, 2019

Jesús: el Dador de Fe

En la lección anterior, hablamos acerca de la humildad de Jesús y de Su Fe.

También, concluimos que la humildad nos protege del gran peligro de altivez de espíritu.

Entonces, debemos ser humildes ante Dios para que sea Él, quien nos exalte a su debido tiempo.

En el libro de Santiago 4:5-10 lo siguiente:

5. ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: ¿El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?

6. Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. 

7. Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. 

8. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones. 

9. Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza. 

10. Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.

La Biblia dice, que debemos considerarnos como vasos de barro en las manos de Dios.

Leamos en 2ª Corintios 4:5-7: 

5. Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús. 

6. Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. 

7. Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros…

Ahora, vamos a Mateo 8:5-13

5. Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,

6. y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado.

7. Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré.

8. Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará.

Este centurión fue humilde, aunque su posición de mando militar era alta, ya que tenía a cien soldados romanos bajo su mando. 

Él sabía lo que era estar bajo autoridad y en autoridad.

Él reconoció que estaba tratando con Jesucristo, El Hijo del Dios vivo, él supo que no estaba tratando con su general, ni con su rey en Roma. 

Él sabía que el Señor era mayor que el rey de Roma. Entendía quién era el Rey de Reyes y Señor de Señores. Por eso le decía: “no soy digno que de que entres bajo mi techo”.

Continuemos leyendo en el versículo 9

9. Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.

10. Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe.

11. Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;

12. más los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

13. Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora.

Vemos pues, que este centurión estaba bajo autoridad y por ello, tenía autoridad. 

Veamos que dice en Marcos 3:14-15

14. Y estableció a doce para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar, 

15. y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios.

También en Marcos 11:27-28 dice:

27. Volvieron entonces a Jerusalén; y andando él por el templo, vinieron a él los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos, 

28. y le dijeron: ¿Con qué autoridad haces estas cosas, y quién te dio autoridad para hacer estas cosas?

Dos preguntas muy importantes:

  1. ¿Con qué autoridad haces estas cosas? Y,
  2. ¿quién te dio autoridad para hacer estas cosas?

Primero: ¡Toda autoridad viene de Dios y la da Dios!

En Romanos 13:1-2 leemos:

1. Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 

2. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.

Segundo: ¡Se humilde para que te sometas a las autoridades superiores!

Tercero: ¡No te opongas a la autoridad ni la resistas para no acarrear condenación para ti mismo!

¿Quieres recibir todo lo que Dios te quiere dar, todo el bien que Él te quiere dar? Entonces: ¡Sométete y obedece a las autoridades que Dios ha puesto sobre tu vida!

Leamos en Tito 3:1-7

1. Recuérdales que se sujeten a los gobernantes y autoridades, que obedezcan, que estén dispuestos a toda buena obra. 

2. Que a nadie difamen, que no sean pendencieros, sino amables, mostrando toda mansedumbre para con todos los hombres. 

3. Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros. 

4. Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, 

5. nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, 

6. el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, 

7. para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.

Hemos visto lo que Dios quiere de nosotros:

COMPASIÓN POR OTROS, HUMILDAD ANTE DIOS, SOMETERSE A LA AUTORIDAD PARA RECIBIR AUTORIDAD DE DIOS, FE DE DIOS Y LUEGO; ¡LIBERACIONES, SANIDADES, MILAGROS!

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado V Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado IV Victor Richards 2020-06-23

La Sangre y El Velo Hno. Victor Richards 2020-06-23

Éxito Garantizado III Victor Richards 2020-06-16

Bendición Por la Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado II Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado Hno. Victor Richards 2020-06-02

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

El Jesús Auténtico Pt. XIX


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 17 de Diciembre, 2019

Jesús: el Dador de Fe

En la lección anterior, hablamos acerca de la humildad de Jesús y de Su Fe.

También, concluimos que la humildad nos protege del gran peligro de altivez de espíritu.

Entonces, debemos ser humildes ante Dios para que sea Él, quien nos exalte a su debido tiempo.

En el libro de Santiago 4:5-10 lo siguiente:

5. ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: ¿El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?

6. Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. 

7. Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. 

8. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones. 

9. Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza. 

10. Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.

La Biblia dice, que debemos considerarnos como vasos de barro en las manos de Dios.

Leamos en 2ª Corintios 4:5-7: 

5. Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús. 

6. Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. 

7. Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros…

Ahora, vamos a Mateo 8:5-13

5. Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,

6. y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado.

7. Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré.

8. Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará.

Este centurión fue humilde, aunque su posición de mando militar era alta, ya que tenía a cien soldados romanos bajo su mando. 

Él sabía lo que era estar bajo autoridad y en autoridad.

Él reconoció que estaba tratando con Jesucristo, El Hijo del Dios vivo, él supo que no estaba tratando con su general, ni con su rey en Roma. 

Él sabía que el Señor era mayor que el rey de Roma. Entendía quién era el Rey de Reyes y Señor de Señores. Por eso le decía: “no soy digno que de que entres bajo mi techo”.

Continuemos leyendo en el versículo 9

9. Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.

10. Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe.

11. Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;

12. más los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

13. Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora.

Vemos pues, que este centurión estaba bajo autoridad y por ello, tenía autoridad. 

Veamos que dice en Marcos 3:14-15

14. Y estableció a doce para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar, 

15. y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios.

También en Marcos 11:27-28 dice:

27. Volvieron entonces a Jerusalén; y andando él por el templo, vinieron a él los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos, 

28. y le dijeron: ¿Con qué autoridad haces estas cosas, y quién te dio autoridad para hacer estas cosas?

Dos preguntas muy importantes:

  1. ¿Con qué autoridad haces estas cosas? Y,
  2. ¿quién te dio autoridad para hacer estas cosas?

Primero: ¡Toda autoridad viene de Dios y la da Dios!

En Romanos 13:1-2 leemos:

1. Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 

2. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.

Segundo: ¡Se humilde para que te sometas a las autoridades superiores!

Tercero: ¡No te opongas a la autoridad ni la resistas para no acarrear condenación para ti mismo!

¿Quieres recibir todo lo que Dios te quiere dar, todo el bien que Él te quiere dar? Entonces: ¡Sométete y obedece a las autoridades que Dios ha puesto sobre tu vida!

Leamos en Tito 3:1-7

1. Recuérdales que se sujeten a los gobernantes y autoridades, que obedezcan, que estén dispuestos a toda buena obra. 

2. Que a nadie difamen, que no sean pendencieros, sino amables, mostrando toda mansedumbre para con todos los hombres. 

3. Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros. 

4. Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, 

5. nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, 

6. el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, 

7. para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.

Hemos visto lo que Dios quiere de nosotros:

COMPASIÓN POR OTROS, HUMILDAD ANTE DIOS, SOMETERSE A LA AUTORIDAD PARA RECIBIR AUTORIDAD DE DIOS, FE DE DIOS Y LUEGO; ¡LIBERACIONES, SANIDADES, MILAGROS!

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado V Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado IV Victor Richards 2020-06-23

La Sangre y El Velo Hno. Victor Richards 2020-06-23

Éxito Garantizado III Victor Richards 2020-06-16

Bendición Por la Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado II Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado Hno. Victor Richards 2020-06-02

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Lecturas Recomendadas


El Jesús Auténtico Pt. XIX



Por: Hno. Victor Richards
Martes 17 de Diciembre, 2019

Jesús: el Dador de Fe

En la lección anterior, hablamos acerca de la humildad de Jesús y de Su Fe.

También, concluimos que la humildad nos protege del gran peligro de altivez de espíritu.

Entonces, debemos ser humildes ante Dios para que sea Él, quien nos exalte a su debido tiempo.

En el libro de Santiago 4:5-10 lo siguiente:

5. ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: ¿El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?

6. Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. 

7. Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. 

8. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones. 

9. Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza. 

10. Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.

La Biblia dice, que debemos considerarnos como vasos de barro en las manos de Dios.

Leamos en 2ª Corintios 4:5-7: 

5. Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús. 

6. Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. 

7. Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros…

Ahora, vamos a Mateo 8:5-13

5. Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole,

6. y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado.

7. Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré.

8. Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará.

Este centurión fue humilde, aunque su posición de mando militar era alta, ya que tenía a cien soldados romanos bajo su mando. 

Él sabía lo que era estar bajo autoridad y en autoridad.

Él reconoció que estaba tratando con Jesucristo, El Hijo del Dios vivo, él supo que no estaba tratando con su general, ni con su rey en Roma. 

Él sabía que el Señor era mayor que el rey de Roma. Entendía quién era el Rey de Reyes y Señor de Señores. Por eso le decía: “no soy digno que de que entres bajo mi techo”.

Continuemos leyendo en el versículo 9

9. Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.

10. Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe.

11. Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos;

12. más los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

13. Entonces Jesús dijo al centurión: Ve, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora.

Vemos pues, que este centurión estaba bajo autoridad y por ello, tenía autoridad. 

Veamos que dice en Marcos 3:14-15

14. Y estableció a doce para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar, 

15. y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios.

También en Marcos 11:27-28 dice:

27. Volvieron entonces a Jerusalén; y andando él por el templo, vinieron a él los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos, 

28. y le dijeron: ¿Con qué autoridad haces estas cosas, y quién te dio autoridad para hacer estas cosas?

Dos preguntas muy importantes:

  1. ¿Con qué autoridad haces estas cosas? Y,
  2. ¿quién te dio autoridad para hacer estas cosas?

Primero: ¡Toda autoridad viene de Dios y la da Dios!

En Romanos 13:1-2 leemos:

1. Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 

2. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.

Segundo: ¡Se humilde para que te sometas a las autoridades superiores!

Tercero: ¡No te opongas a la autoridad ni la resistas para no acarrear condenación para ti mismo!

¿Quieres recibir todo lo que Dios te quiere dar, todo el bien que Él te quiere dar? Entonces: ¡Sométete y obedece a las autoridades que Dios ha puesto sobre tu vida!

Leamos en Tito 3:1-7

1. Recuérdales que se sujeten a los gobernantes y autoridades, que obedezcan, que estén dispuestos a toda buena obra. 

2. Que a nadie difamen, que no sean pendencieros, sino amables, mostrando toda mansedumbre para con todos los hombres. 

3. Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros. 

4. Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, 

5. nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, 

6. el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, 

7. para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.

Hemos visto lo que Dios quiere de nosotros:

COMPASIÓN POR OTROS, HUMILDAD ANTE DIOS, SOMETERSE A LA AUTORIDAD PARA RECIBIR AUTORIDAD DE DIOS, FE DE DIOS Y LUEGO; ¡LIBERACIONES, SANIDADES, MILAGROS!

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2020-06-30

Éxito Garantizado V
Victor Richards
2020-06-30

Éxito Garantizado IV
Victor Richards
2020-06-23

La Sangre y El Velo
Hno. Victor Richards
2020-06-23

Éxito Garantizado III
Victor Richards
2020-06-16

Bendición Por la Sangre
Hno. Victor Richards
2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-06-09

Éxito Garantizado II
Victor Richards
2020-06-09

Éxito Garantizado
Hno. Victor Richards
2020-06-02

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II
Hno. Victor Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV
Gloria Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III
Gloria Richards
2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua
Hno. Victor Richards
2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II
Gloria Richards
2020-05-12

Comprados con Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios
Gloria Richards
2020-05-05

La Sangre Redentora
Hno. Victor Richards
2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV
Gloria Richards
2020-04-28

Comprados con Sangre
Hno. Victor Richards
2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III
Gloria Richards
2020-04-21

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II
Gloria Richards
2020-04-14

Jesús nos Amó Primero
Hno. Victor Richards
2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos
Gloria Richards
2020-04-07

Rompiendo Ataduras V
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Jesús y El Padre
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV
Victor Richards
2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte
Hno. Victor Richards
2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II
Hno. Victor Richards
2020-03-17

Rompiendo Ataduras III
Victor Richards
2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy
Hno. Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras II
Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras
Victor Richards
2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio
Hno. Victor Richards
2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III
Hno. Victor Richards
2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II
Hno. Victor Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios
Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards
2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II
Hno. Victor Richards
2020-02-04

Intercesión Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida
Hno. Victor Richards
2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro
Hno. Victor Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. III
Victor y Gloria Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. II
Victor y Gloria Richards
2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-01-14

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320