Sobrenatural Pt. IV



Publicado el:
Martes 24 de Diciembre, 2019

LOS CAMBIOS LLEGAN A NUESTRA IGLESIA

El primer domingo después de volver a casa, cuando entré al auditorio de Vino Nuevo un hermano me observó de lejos y le dijo a su esposa; "Mira Amor, mira al Hno. Víctor, ¡viene cambiado! ¡Gracias a Dios!

Otros tenían la misma reacción al verme. Yo creía que nadie se había dado cuenta de mi sequedad pero, aparentemente no fue así. Ellos lo habían visto y ahora veían al "nuevo hombre" que la visitación de Dios había producido, y estaban felices con el cambio.

La reunión de oración que tenemos entre semana en Vino Nuevo, creció de 200 a 400 la primera semana después de que había regresado de Toronto, porque el domingo anterior había anunciado que iba a testificar del viaje. Después de que compartí, ofrecí orar por todos los que anhelaban más del Espíritu. De las 400 personas presentes, ¡400 querían recibir oración! Les pusimos en filas y con la ayuda de nuestro equipo pastoral aunque ellos no habían ido a Toronto orábamos por cada uno. Para mi sorpresa, muchos experimentaron las mismas señales que había visto en Canadá: La gente caía, algunos lloraban, otros reían, y otros más se quedaron inmóviles en la presencia de Dios por largo tiempo. ¡Fue sobrenatural!

Estas fueron las señales exteriores de Dios visitando a su pueblo. Interiormente Él estaba renovando a las personas espiritualmente, también estaba sanando enfermedades físicas y heridas emocionales.

El siguiente lunes de oración la asistencia subió a 600 personas, incluyendo pastores quienes habían llegado de partes lejanas con sus líderes porque estaban escuchando de las maravillas de Dios en Cd. Juárez. Luego el siguiente lunes, llegaron 800 y pronto la asistencia llegó a 1,200  personas en esta reunión de oración. ¡Dios nos estaba visitando! Lo que no habíamos podido lograr para que creciera la asistencia, orando y a veces ayunando, Dios lo hizo en tan poco tiempo cuando el avivamiento llegó. Ya la gente no quería perder lo que Dios estaba haciendo. ¡Eran tiempos emocionantes, sorprendentes y sobrenaturales!

Por supuesto no todos fueron sobrecogidos con la risa, sin embargo el gozo del Señor, con o sin la risa, estaba llenando a la gran mayoría. Había un espíritu de "fiesta" como cuando el pródigo regresó a casa y su padre mató el becerro gordo y comenzaron a regocijarse. Había música y danza en la casa del Padre y aunque el hijo mayor no quería entrar, los que entraron fueron alcanzados por el gozo del Señor.

El "avivamiento de Toronto", como algunos lo llaman, había sido profetizado por el conocido pastor de Corea, David Yongi Cho, diez años antes que se desatara. Y una vez desatado, en poco tiempo estaba llenando el mundo con su énfasis particular del gozo del Señor y el amor del Padre.

Es interesante notar que en la Biblia las palabras: gozo, alegría, alegrar, alegre, feliz, felicidad, gozar, gozoso, reír, danzar, clamar, regocijo, regocijar, etc. ¡Se encuentran más de mil cuatrocientas veces! ¡1, 400 veces! ¿Puedes creerlo? ¡1,400 veces!

La Biblia nos enseña en Nehemías 8:10 "…el gozo del Señor es nuestra fortaleza" . Y el apóstol Pablo nos exhorta en Filipenses 4:4 "regocijaos en el Señor siempre…" . En el Salmo 100: 1-2 dice: "Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo", mas otros textos.

Lo que sucedió en Toronto llegó a ser tan notorio que hasta la revista TIME hizo un reportaje extenso y positivo de esta visitación del Espíritu Santo.

Este reportaje, junto con otros medios de comunicación, hizo que la noticia de que Dios estaba visitando a su pueblo, fuese difundida a todo el mundo y así el avivamiento creció aun más rápido en muchas partes.

LOS BUENOS FRUTOS

Durante los primeros diez años del avivamiento en La Iglesia del Aeropuerto de Toronto, ellos reportan que cuatro millones de personas asistieron a las reuniones diarias con cientos de miles recibiendo a Jesús en sus vidas y otros cientos de miles, que se habían enfriado en su fe regresaron al Señor.

Como dijo Jesús, "por sus frutos los conoceréis. …todo buen árbol da buenos frutos…"  (Mateo 7:16-17). Los buenos frutos de esta visitación nos señalan y confirman que es de Dios. No es del enemigo, el enemigo solo viene para matar, robar y destruir.

Existen literalmente decenas de miles de testimonios, pero el siguiente me impactó de manera especial. Es la historia de dos jóvenes del estado de California. Cuando eran chicos habían sido puestos en una guardería de día porque sus papás trabajaban. Su padre era un pastor y consejero profesional y su madre trabajaba en la iglesia.

La guardería tenía toda la apariencia de ser cristiana, pero oculto al conocimiento de todos, incluyendo de estos padres, era una cruel máscara. Secretamente los dirigentes de la guardería practicaban el satanismo. Por consecuencia, estos dos niños, igual que los demás, fueron abusados sexual y espiritualmente. Cuando finalmente salió a la luz, los dos fueron grandemente afectados; tenían múltiples personalidades, entre otros problemas más.

Pasaron los años y al llegar a la adolescencia, se multiplicaron sus problemas. Por un lado, ambos tenían entre otras, una personalidad cruel y sin compasión, que les facilitó ser recibidos entre una pandilla hispana peligrosa. Eran los únicos anglos en la pandilla y fueron los más crueles.

Sus padres desesperadamente buscaban ayuda de todos lados, de pastores, de consejeros profesionales, de psiquiatras, de grupos de oración, pero por años nada les ayudó.

Finalmente, uno de los hijos empezó a ser sanado, pero su hermano no. Al fin, su padre le dijo: "Hijo, ve a Toronto a ver si ellos te pueden ayudar, porque si no encuentras ayuda, voy a verme obligado a entregarte a las autoridades y sin duda terminarás en un manicomio. ¡No podemos más!".

Siendo esta la única y última opción, él escogió ir a La Iglesia del Aeropuerto en Toronto, donde el avivamiento estaba en su apogeo. En cada reunión se formó en las filas de oración y cuando pudo, buscó recibir oración dos o tres veces durante el día. Pasaron los días y luego las semanas. Finalmente una noche este joven se desplomó al suelo bajo el poder del Espíritu de Dios. Allí se quedó por largo tiempo en la presencia del Padre amoroso. Cuando volvió a la conciencia, ¡estaba totalmente sano!… ¡Completamente libre!… ¡Un joven nuevo! Fue sobrenatural.

¿Por qué era tan increíble esta historia? Yo escribí al padre del joven para confirmar si era cierta la manera en que lo oímos. Él respondió a nuestra carta, diciendo que sí, y dándonos permiso de imprimir este testimonio glorioso. Sólo nos pidió no revelar la identidad de sus hijos por razones obvias.

Cuando Dios nos visita, la gloria de Dios desciende y el gozo del Señor se desata entre nosotros y lo sobrenatural sucede.

SEÑALES EXTERIORES DE UNA OBRA INTERIOR

Las señales de caer y de reír pueden ser mucho más profundas de lo que algunos creen. Son señales exteriores de una obra interior.

Quiero compartir lo que pasó a una persona muy querida de nuestra congregación. Hemos conocido a Nena Blanco por más de veinte años. Es una mujer que desde que recibió a Cristo, lo ha amado y servido fielmente. Sin embargo, era una mujer sumamente seca, que rara vez sonreía. No fue hasta que el Espíritu Santo se derramó en nuestra congregación en 1995, que me di cuenta por qué Nena era así, tan seca y tan seria.

Una de las primeras noches después de que empezamos a experimentar la visitación de Dios, tuvimos una reunión especial para ministrar a nuestros servidores, a la cual asistió Nena, junto con su esposo.

Cuando oramos por ella aquella noche, el Espíritu Santo cayó sobre ella y quedó tendida en el piso. Después de un rato, ella comenzó a reír… y a reír y a, ¡reír! No pudo parar por varias horas… al grado de que su esposo tuvo que sacarla, literalmente cargando de nuestras instalaciones cuando, después de tres horas, nos fue necesario cerrar. Habiendo llegado a su casa, siguió riéndose hasta las cuatro de la mañana. ¿Qué estaba sucediendo? ¿Cuál era el significado de todo esto? ¿Había algo sobrenatural?

Varios días después Nena nos compartió lo que estaba sucediendo en su interior durante su tiempo en el piso: "Después de que oraron por mí, y me quedé en el piso bajo el poder de Dios, el Señor me llevó en el espíritu al tiempo cuando mi mamá se murió, cuando yo tenía sólo cuatro años. Me enseñó su ataúd, y me dijo: `¡Aquí fue cuando dejaste de reír y perdiste el gozo! Y efectivamente, así fue. Después de la muerte de mi mamá, mi vida comenzó a ser muy dura. Mi papá me maltrataba. Desde pequeña, me dio la responsabilidad de cuidar cabras, y cuando una se extraviaba u otra cosa le pasaba, él me golpeaba salvajemente. Todavía tengo cicatrices en mi cuerpo, pero las cicatrices en mi alma eran más dolorosas. En otra ocasión, hubo una situación que provocó que se burlara de mí enfrente de sus amigos. Tal fue la herida en mí que por años guardé mucho rencor en contra de los hombres en general".

"Pero Jesús, después de enseñarme a mi madre en ese ataúd, me dijo: ‘Te voy a devolver todo el gozo que no has experimentado a través de todos estos años’. Allí fue cuando comencé a reir esa noche. Y la verdad, es que me siento otra. Sé que Jesús verdaderamente me sanó."

Nosotros que le conocemos somos testigos de que Nena es otra mujer. Ahora es cariñosa y puede expresar sus emociones. Desde ese incidente, han pasado años y las evidencias de esta transformación siguen en ella.

¡A través de sanar sus heridas, Dios hizo en unas cuantas horas, lo que hubiera tomado años con terapia! O probablemente nunca hubiera sido sanada… La risa del Espíritu Santo fue el móvil de liberación. Fue sobrenatural.

UNA NUEVA LIBERTAD

Había una nueva libertad en nuestras reuniones. Por ejemplo, en una de las juntas de oración el Señor me impulsó a tocar una trompeta de plástico (un juguete de niño) sobre unos enfermos y ellos sanaron. Cuando se lo mencioné a Ralph Mahoney, un gran hombre de Dios, quien ha visto cuatro visitaciones durante su vida, él me dijo: "Si funciona, hazlo. Dios a veces hace cosas extrañas para mostrar su poder". Cosas como una moneda en la boca de un pez para pagar un impuesto, lodo sobre los ojos de un ciego para sanarlo, caminar sobre el agua, alimentar a 5,000 hombres más sus mujeres e hijos. Cosas sobrenaturales.

En un congreso una niña de cinco años, muy inquieta y en ninguna manera "especial" o "espiritual", al ver a la gente imponer sus manos sobre otros, empezó a hacerlo también. Era tan chica, que no alcanzó a los hombres norteños altos solo su manita llegaba a sus cinturas, pero cayeron como pinos altos cortados por el maderero, cuando ella oró. Y allí en el piso encontraron al Espíritu Santo de Dios. ¿Natural o sobrenatural?

En este mismo congreso una muchacha adolescente de doce años puso sus manos sobre el pastor de una de las iglesias más grandes de la República Mexicana y sólo dijo: "El gozo del Señor" y él se desplomó al suelo y empezó a sentir que iba viajando al cielo. Después él me dijo que su gozo aumentó, y aumentó más, y luego más y creyó que no iba a volver. Hasta sentía que no quería volver por el intenso gozo del Señor que estaba experimentando. Él sí volvió pero con una nueva experiencia de Dios.

También había como un "buffet" de bendición sucediendo simultáneamente en el congreso. En una parte del auditorio grande había gozo y risa, en otra parte hombres cayendo para quedarse inmóviles en su presencia, en otra parte gente siendo sanada y en otra… oí gritos de hombres en un rincón del auditorio y fui a investigar. Había un círculo de hombres o más bien una masa de ellos y en el centro un hombre bajo fuerte convicción llorando y confesando sus pecados, todo esto espontáneamente por la dirección del Espíritu Santo.

Después de su confesión los demás oraron por él con fuertes gritos y con imposición de manos, cayendo desplomado al suelo para luego ser llevado a un lado donde quedó inmóvil. Entonces otro tomó el lugar en el centro de la masa de hombres para confesar sus pecados, recibiendo perdón y la llenura del Espíritu, siendo lanzado al suelo por su poder y así sucesivamente otro… y otro… y otro. ¿Natural o sobrenatural?

Un pastor de Guadalajara llegó a una de las reuniones de entre semana, dudando de "todo esto" como él y otros lo llamaban con desprecio. Él estaba observando con reserva cuando alguien, aun contra sus protestas, oró por él. Cayó al suelo donde se puso ebrio en el Espíritu del Señor. No pudo caminar sin ayuda, no pudo hablar con claridad. El "incrédulo" no se embriagó con vino en lo cual hay disolución sino que fue embriagado con el Espíritu Santo. Al final tuvo que salir cargado del auditorio por su estado de ebriedad.

¡Su vida jamás fue la misma! Él volvió a casa para guiar a su congregación al avivamiento del Señor. Señales y maravillas acompañan a muchos avivamientos. No siempre son las mismas en cada visitación de Dios, pero de alguna manera Él se mostrará poderoso y nos sorprenderá con sus hechos sobrenaturales.

Mi oración es: ¡Sorpréndenos, Señor! ¡Muéstrate poderoso entre tu pueblo! No nos permitas secarnos por falta de la lluvia temprana y tardía de tu Espíritu. ¡Mándanos un fresco avivamiento! Visítanos otra vez con maravillas, prodigios, señales y sanidades. ¡Que tu pueblo y el mundo te vean en toda tu gloria y poder!

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado V Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado IV Victor Richards 2020-06-23

La Sangre y El Velo Hno. Victor Richards 2020-06-23

Éxito Garantizado III Victor Richards 2020-06-16

Bendición Por la Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado II Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado Hno. Victor Richards 2020-06-02

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Sobrenatural Pt. IV




Publicado el:
Martes 24 de Diciembre, 2019

LOS CAMBIOS LLEGAN A NUESTRA IGLESIA

El primer domingo después de volver a casa, cuando entré al auditorio de Vino Nuevo un hermano me observó de lejos y le dijo a su esposa; "Mira Amor, mira al Hno. Víctor, ¡viene cambiado! ¡Gracias a Dios!

Otros tenían la misma reacción al verme. Yo creía que nadie se había dado cuenta de mi sequedad pero, aparentemente no fue así. Ellos lo habían visto y ahora veían al "nuevo hombre" que la visitación de Dios había producido, y estaban felices con el cambio.

La reunión de oración que tenemos entre semana en Vino Nuevo, creció de 200 a 400 la primera semana después de que había regresado de Toronto, porque el domingo anterior había anunciado que iba a testificar del viaje. Después de que compartí, ofrecí orar por todos los que anhelaban más del Espíritu. De las 400 personas presentes, ¡400 querían recibir oración! Les pusimos en filas y con la ayuda de nuestro equipo pastoral aunque ellos no habían ido a Toronto orábamos por cada uno. Para mi sorpresa, muchos experimentaron las mismas señales que había visto en Canadá: La gente caía, algunos lloraban, otros reían, y otros más se quedaron inmóviles en la presencia de Dios por largo tiempo. ¡Fue sobrenatural!

Estas fueron las señales exteriores de Dios visitando a su pueblo. Interiormente Él estaba renovando a las personas espiritualmente, también estaba sanando enfermedades físicas y heridas emocionales.

El siguiente lunes de oración la asistencia subió a 600 personas, incluyendo pastores quienes habían llegado de partes lejanas con sus líderes porque estaban escuchando de las maravillas de Dios en Cd. Juárez. Luego el siguiente lunes, llegaron 800 y pronto la asistencia llegó a 1,200  personas en esta reunión de oración. ¡Dios nos estaba visitando! Lo que no habíamos podido lograr para que creciera la asistencia, orando y a veces ayunando, Dios lo hizo en tan poco tiempo cuando el avivamiento llegó. Ya la gente no quería perder lo que Dios estaba haciendo. ¡Eran tiempos emocionantes, sorprendentes y sobrenaturales!

Por supuesto no todos fueron sobrecogidos con la risa, sin embargo el gozo del Señor, con o sin la risa, estaba llenando a la gran mayoría. Había un espíritu de "fiesta" como cuando el pródigo regresó a casa y su padre mató el becerro gordo y comenzaron a regocijarse. Había música y danza en la casa del Padre y aunque el hijo mayor no quería entrar, los que entraron fueron alcanzados por el gozo del Señor.

El "avivamiento de Toronto", como algunos lo llaman, había sido profetizado por el conocido pastor de Corea, David Yongi Cho, diez años antes que se desatara. Y una vez desatado, en poco tiempo estaba llenando el mundo con su énfasis particular del gozo del Señor y el amor del Padre.

Es interesante notar que en la Biblia las palabras: gozo, alegría, alegrar, alegre, feliz, felicidad, gozar, gozoso, reír, danzar, clamar, regocijo, regocijar, etc. ¡Se encuentran más de mil cuatrocientas veces! ¡1, 400 veces! ¿Puedes creerlo? ¡1,400 veces!

La Biblia nos enseña en Nehemías 8:10 "…el gozo del Señor es nuestra fortaleza" . Y el apóstol Pablo nos exhorta en Filipenses 4:4 "regocijaos en el Señor siempre…" . En el Salmo 100: 1-2 dice: "Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo", mas otros textos.

Lo que sucedió en Toronto llegó a ser tan notorio que hasta la revista TIME hizo un reportaje extenso y positivo de esta visitación del Espíritu Santo.

Este reportaje, junto con otros medios de comunicación, hizo que la noticia de que Dios estaba visitando a su pueblo, fuese difundida a todo el mundo y así el avivamiento creció aun más rápido en muchas partes.

LOS BUENOS FRUTOS

Durante los primeros diez años del avivamiento en La Iglesia del Aeropuerto de Toronto, ellos reportan que cuatro millones de personas asistieron a las reuniones diarias con cientos de miles recibiendo a Jesús en sus vidas y otros cientos de miles, que se habían enfriado en su fe regresaron al Señor.

Como dijo Jesús, "por sus frutos los conoceréis. …todo buen árbol da buenos frutos…"  (Mateo 7:16-17). Los buenos frutos de esta visitación nos señalan y confirman que es de Dios. No es del enemigo, el enemigo solo viene para matar, robar y destruir.

Existen literalmente decenas de miles de testimonios, pero el siguiente me impactó de manera especial. Es la historia de dos jóvenes del estado de California. Cuando eran chicos habían sido puestos en una guardería de día porque sus papás trabajaban. Su padre era un pastor y consejero profesional y su madre trabajaba en la iglesia.

La guardería tenía toda la apariencia de ser cristiana, pero oculto al conocimiento de todos, incluyendo de estos padres, era una cruel máscara. Secretamente los dirigentes de la guardería practicaban el satanismo. Por consecuencia, estos dos niños, igual que los demás, fueron abusados sexual y espiritualmente. Cuando finalmente salió a la luz, los dos fueron grandemente afectados; tenían múltiples personalidades, entre otros problemas más.

Pasaron los años y al llegar a la adolescencia, se multiplicaron sus problemas. Por un lado, ambos tenían entre otras, una personalidad cruel y sin compasión, que les facilitó ser recibidos entre una pandilla hispana peligrosa. Eran los únicos anglos en la pandilla y fueron los más crueles.

Sus padres desesperadamente buscaban ayuda de todos lados, de pastores, de consejeros profesionales, de psiquiatras, de grupos de oración, pero por años nada les ayudó.

Finalmente, uno de los hijos empezó a ser sanado, pero su hermano no. Al fin, su padre le dijo: "Hijo, ve a Toronto a ver si ellos te pueden ayudar, porque si no encuentras ayuda, voy a verme obligado a entregarte a las autoridades y sin duda terminarás en un manicomio. ¡No podemos más!".

Siendo esta la única y última opción, él escogió ir a La Iglesia del Aeropuerto en Toronto, donde el avivamiento estaba en su apogeo. En cada reunión se formó en las filas de oración y cuando pudo, buscó recibir oración dos o tres veces durante el día. Pasaron los días y luego las semanas. Finalmente una noche este joven se desplomó al suelo bajo el poder del Espíritu de Dios. Allí se quedó por largo tiempo en la presencia del Padre amoroso. Cuando volvió a la conciencia, ¡estaba totalmente sano!… ¡Completamente libre!… ¡Un joven nuevo! Fue sobrenatural.

¿Por qué era tan increíble esta historia? Yo escribí al padre del joven para confirmar si era cierta la manera en que lo oímos. Él respondió a nuestra carta, diciendo que sí, y dándonos permiso de imprimir este testimonio glorioso. Sólo nos pidió no revelar la identidad de sus hijos por razones obvias.

Cuando Dios nos visita, la gloria de Dios desciende y el gozo del Señor se desata entre nosotros y lo sobrenatural sucede.

SEÑALES EXTERIORES DE UNA OBRA INTERIOR

Las señales de caer y de reír pueden ser mucho más profundas de lo que algunos creen. Son señales exteriores de una obra interior.

Quiero compartir lo que pasó a una persona muy querida de nuestra congregación. Hemos conocido a Nena Blanco por más de veinte años. Es una mujer que desde que recibió a Cristo, lo ha amado y servido fielmente. Sin embargo, era una mujer sumamente seca, que rara vez sonreía. No fue hasta que el Espíritu Santo se derramó en nuestra congregación en 1995, que me di cuenta por qué Nena era así, tan seca y tan seria.

Una de las primeras noches después de que empezamos a experimentar la visitación de Dios, tuvimos una reunión especial para ministrar a nuestros servidores, a la cual asistió Nena, junto con su esposo.

Cuando oramos por ella aquella noche, el Espíritu Santo cayó sobre ella y quedó tendida en el piso. Después de un rato, ella comenzó a reír… y a reír y a, ¡reír! No pudo parar por varias horas… al grado de que su esposo tuvo que sacarla, literalmente cargando de nuestras instalaciones cuando, después de tres horas, nos fue necesario cerrar. Habiendo llegado a su casa, siguió riéndose hasta las cuatro de la mañana. ¿Qué estaba sucediendo? ¿Cuál era el significado de todo esto? ¿Había algo sobrenatural?

Varios días después Nena nos compartió lo que estaba sucediendo en su interior durante su tiempo en el piso: "Después de que oraron por mí, y me quedé en el piso bajo el poder de Dios, el Señor me llevó en el espíritu al tiempo cuando mi mamá se murió, cuando yo tenía sólo cuatro años. Me enseñó su ataúd, y me dijo: `¡Aquí fue cuando dejaste de reír y perdiste el gozo! Y efectivamente, así fue. Después de la muerte de mi mamá, mi vida comenzó a ser muy dura. Mi papá me maltrataba. Desde pequeña, me dio la responsabilidad de cuidar cabras, y cuando una se extraviaba u otra cosa le pasaba, él me golpeaba salvajemente. Todavía tengo cicatrices en mi cuerpo, pero las cicatrices en mi alma eran más dolorosas. En otra ocasión, hubo una situación que provocó que se burlara de mí enfrente de sus amigos. Tal fue la herida en mí que por años guardé mucho rencor en contra de los hombres en general".

"Pero Jesús, después de enseñarme a mi madre en ese ataúd, me dijo: ‘Te voy a devolver todo el gozo que no has experimentado a través de todos estos años’. Allí fue cuando comencé a reir esa noche. Y la verdad, es que me siento otra. Sé que Jesús verdaderamente me sanó."

Nosotros que le conocemos somos testigos de que Nena es otra mujer. Ahora es cariñosa y puede expresar sus emociones. Desde ese incidente, han pasado años y las evidencias de esta transformación siguen en ella.

¡A través de sanar sus heridas, Dios hizo en unas cuantas horas, lo que hubiera tomado años con terapia! O probablemente nunca hubiera sido sanada… La risa del Espíritu Santo fue el móvil de liberación. Fue sobrenatural.

UNA NUEVA LIBERTAD

Había una nueva libertad en nuestras reuniones. Por ejemplo, en una de las juntas de oración el Señor me impulsó a tocar una trompeta de plástico (un juguete de niño) sobre unos enfermos y ellos sanaron. Cuando se lo mencioné a Ralph Mahoney, un gran hombre de Dios, quien ha visto cuatro visitaciones durante su vida, él me dijo: "Si funciona, hazlo. Dios a veces hace cosas extrañas para mostrar su poder". Cosas como una moneda en la boca de un pez para pagar un impuesto, lodo sobre los ojos de un ciego para sanarlo, caminar sobre el agua, alimentar a 5,000 hombres más sus mujeres e hijos. Cosas sobrenaturales.

En un congreso una niña de cinco años, muy inquieta y en ninguna manera "especial" o "espiritual", al ver a la gente imponer sus manos sobre otros, empezó a hacerlo también. Era tan chica, que no alcanzó a los hombres norteños altos solo su manita llegaba a sus cinturas, pero cayeron como pinos altos cortados por el maderero, cuando ella oró. Y allí en el piso encontraron al Espíritu Santo de Dios. ¿Natural o sobrenatural?

En este mismo congreso una muchacha adolescente de doce años puso sus manos sobre el pastor de una de las iglesias más grandes de la República Mexicana y sólo dijo: "El gozo del Señor" y él se desplomó al suelo y empezó a sentir que iba viajando al cielo. Después él me dijo que su gozo aumentó, y aumentó más, y luego más y creyó que no iba a volver. Hasta sentía que no quería volver por el intenso gozo del Señor que estaba experimentando. Él sí volvió pero con una nueva experiencia de Dios.

También había como un "buffet" de bendición sucediendo simultáneamente en el congreso. En una parte del auditorio grande había gozo y risa, en otra parte hombres cayendo para quedarse inmóviles en su presencia, en otra parte gente siendo sanada y en otra… oí gritos de hombres en un rincón del auditorio y fui a investigar. Había un círculo de hombres o más bien una masa de ellos y en el centro un hombre bajo fuerte convicción llorando y confesando sus pecados, todo esto espontáneamente por la dirección del Espíritu Santo.

Después de su confesión los demás oraron por él con fuertes gritos y con imposición de manos, cayendo desplomado al suelo para luego ser llevado a un lado donde quedó inmóvil. Entonces otro tomó el lugar en el centro de la masa de hombres para confesar sus pecados, recibiendo perdón y la llenura del Espíritu, siendo lanzado al suelo por su poder y así sucesivamente otro… y otro… y otro. ¿Natural o sobrenatural?

Un pastor de Guadalajara llegó a una de las reuniones de entre semana, dudando de "todo esto" como él y otros lo llamaban con desprecio. Él estaba observando con reserva cuando alguien, aun contra sus protestas, oró por él. Cayó al suelo donde se puso ebrio en el Espíritu del Señor. No pudo caminar sin ayuda, no pudo hablar con claridad. El "incrédulo" no se embriagó con vino en lo cual hay disolución sino que fue embriagado con el Espíritu Santo. Al final tuvo que salir cargado del auditorio por su estado de ebriedad.

¡Su vida jamás fue la misma! Él volvió a casa para guiar a su congregación al avivamiento del Señor. Señales y maravillas acompañan a muchos avivamientos. No siempre son las mismas en cada visitación de Dios, pero de alguna manera Él se mostrará poderoso y nos sorprenderá con sus hechos sobrenaturales.

Mi oración es: ¡Sorpréndenos, Señor! ¡Muéstrate poderoso entre tu pueblo! No nos permitas secarnos por falta de la lluvia temprana y tardía de tu Espíritu. ¡Mándanos un fresco avivamiento! Visítanos otra vez con maravillas, prodigios, señales y sanidades. ¡Que tu pueblo y el mundo te vean en toda tu gloria y poder!

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado V Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado IV Victor Richards 2020-06-23

La Sangre y El Velo Hno. Victor Richards 2020-06-23

Éxito Garantizado III Victor Richards 2020-06-16

Bendición Por la Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado II Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado Hno. Victor Richards 2020-06-02

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Lecturas Recomendadas


Sobrenatural Pt. IV





Por: Hno. Victor Richards
Martes 24 de Diciembre, 2019

LOS CAMBIOS LLEGAN A NUESTRA IGLESIA

El primer domingo después de volver a casa, cuando entré al auditorio de Vino Nuevo un hermano me observó de lejos y le dijo a su esposa; "Mira Amor, mira al Hno. Víctor, ¡viene cambiado! ¡Gracias a Dios!

Otros tenían la misma reacción al verme. Yo creía que nadie se había dado cuenta de mi sequedad pero, aparentemente no fue así. Ellos lo habían visto y ahora veían al "nuevo hombre" que la visitación de Dios había producido, y estaban felices con el cambio.

La reunión de oración que tenemos entre semana en Vino Nuevo, creció de 200 a 400 la primera semana después de que había regresado de Toronto, porque el domingo anterior había anunciado que iba a testificar del viaje. Después de que compartí, ofrecí orar por todos los que anhelaban más del Espíritu. De las 400 personas presentes, ¡400 querían recibir oración! Les pusimos en filas y con la ayuda de nuestro equipo pastoral aunque ellos no habían ido a Toronto orábamos por cada uno. Para mi sorpresa, muchos experimentaron las mismas señales que había visto en Canadá: La gente caía, algunos lloraban, otros reían, y otros más se quedaron inmóviles en la presencia de Dios por largo tiempo. ¡Fue sobrenatural!

Estas fueron las señales exteriores de Dios visitando a su pueblo. Interiormente Él estaba renovando a las personas espiritualmente, también estaba sanando enfermedades físicas y heridas emocionales.

El siguiente lunes de oración la asistencia subió a 600 personas, incluyendo pastores quienes habían llegado de partes lejanas con sus líderes porque estaban escuchando de las maravillas de Dios en Cd. Juárez. Luego el siguiente lunes, llegaron 800 y pronto la asistencia llegó a 1,200  personas en esta reunión de oración. ¡Dios nos estaba visitando! Lo que no habíamos podido lograr para que creciera la asistencia, orando y a veces ayunando, Dios lo hizo en tan poco tiempo cuando el avivamiento llegó. Ya la gente no quería perder lo que Dios estaba haciendo. ¡Eran tiempos emocionantes, sorprendentes y sobrenaturales!

Por supuesto no todos fueron sobrecogidos con la risa, sin embargo el gozo del Señor, con o sin la risa, estaba llenando a la gran mayoría. Había un espíritu de "fiesta" como cuando el pródigo regresó a casa y su padre mató el becerro gordo y comenzaron a regocijarse. Había música y danza en la casa del Padre y aunque el hijo mayor no quería entrar, los que entraron fueron alcanzados por el gozo del Señor.

El "avivamiento de Toronto", como algunos lo llaman, había sido profetizado por el conocido pastor de Corea, David Yongi Cho, diez años antes que se desatara. Y una vez desatado, en poco tiempo estaba llenando el mundo con su énfasis particular del gozo del Señor y el amor del Padre.

Es interesante notar que en la Biblia las palabras: gozo, alegría, alegrar, alegre, feliz, felicidad, gozar, gozoso, reír, danzar, clamar, regocijo, regocijar, etc. ¡Se encuentran más de mil cuatrocientas veces! ¡1, 400 veces! ¿Puedes creerlo? ¡1,400 veces!

La Biblia nos enseña en Nehemías 8:10 "…el gozo del Señor es nuestra fortaleza" . Y el apóstol Pablo nos exhorta en Filipenses 4:4 "regocijaos en el Señor siempre…" . En el Salmo 100: 1-2 dice: "Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo", mas otros textos.

Lo que sucedió en Toronto llegó a ser tan notorio que hasta la revista TIME hizo un reportaje extenso y positivo de esta visitación del Espíritu Santo.

Este reportaje, junto con otros medios de comunicación, hizo que la noticia de que Dios estaba visitando a su pueblo, fuese difundida a todo el mundo y así el avivamiento creció aun más rápido en muchas partes.

LOS BUENOS FRUTOS

Durante los primeros diez años del avivamiento en La Iglesia del Aeropuerto de Toronto, ellos reportan que cuatro millones de personas asistieron a las reuniones diarias con cientos de miles recibiendo a Jesús en sus vidas y otros cientos de miles, que se habían enfriado en su fe regresaron al Señor.

Como dijo Jesús, "por sus frutos los conoceréis. …todo buen árbol da buenos frutos…"  (Mateo 7:16-17). Los buenos frutos de esta visitación nos señalan y confirman que es de Dios. No es del enemigo, el enemigo solo viene para matar, robar y destruir.

Existen literalmente decenas de miles de testimonios, pero el siguiente me impactó de manera especial. Es la historia de dos jóvenes del estado de California. Cuando eran chicos habían sido puestos en una guardería de día porque sus papás trabajaban. Su padre era un pastor y consejero profesional y su madre trabajaba en la iglesia.

La guardería tenía toda la apariencia de ser cristiana, pero oculto al conocimiento de todos, incluyendo de estos padres, era una cruel máscara. Secretamente los dirigentes de la guardería practicaban el satanismo. Por consecuencia, estos dos niños, igual que los demás, fueron abusados sexual y espiritualmente. Cuando finalmente salió a la luz, los dos fueron grandemente afectados; tenían múltiples personalidades, entre otros problemas más.

Pasaron los años y al llegar a la adolescencia, se multiplicaron sus problemas. Por un lado, ambos tenían entre otras, una personalidad cruel y sin compasión, que les facilitó ser recibidos entre una pandilla hispana peligrosa. Eran los únicos anglos en la pandilla y fueron los más crueles.

Sus padres desesperadamente buscaban ayuda de todos lados, de pastores, de consejeros profesionales, de psiquiatras, de grupos de oración, pero por años nada les ayudó.

Finalmente, uno de los hijos empezó a ser sanado, pero su hermano no. Al fin, su padre le dijo: "Hijo, ve a Toronto a ver si ellos te pueden ayudar, porque si no encuentras ayuda, voy a verme obligado a entregarte a las autoridades y sin duda terminarás en un manicomio. ¡No podemos más!".

Siendo esta la única y última opción, él escogió ir a La Iglesia del Aeropuerto en Toronto, donde el avivamiento estaba en su apogeo. En cada reunión se formó en las filas de oración y cuando pudo, buscó recibir oración dos o tres veces durante el día. Pasaron los días y luego las semanas. Finalmente una noche este joven se desplomó al suelo bajo el poder del Espíritu de Dios. Allí se quedó por largo tiempo en la presencia del Padre amoroso. Cuando volvió a la conciencia, ¡estaba totalmente sano!… ¡Completamente libre!… ¡Un joven nuevo! Fue sobrenatural.

¿Por qué era tan increíble esta historia? Yo escribí al padre del joven para confirmar si era cierta la manera en que lo oímos. Él respondió a nuestra carta, diciendo que sí, y dándonos permiso de imprimir este testimonio glorioso. Sólo nos pidió no revelar la identidad de sus hijos por razones obvias.

Cuando Dios nos visita, la gloria de Dios desciende y el gozo del Señor se desata entre nosotros y lo sobrenatural sucede.

SEÑALES EXTERIORES DE UNA OBRA INTERIOR

Las señales de caer y de reír pueden ser mucho más profundas de lo que algunos creen. Son señales exteriores de una obra interior.

Quiero compartir lo que pasó a una persona muy querida de nuestra congregación. Hemos conocido a Nena Blanco por más de veinte años. Es una mujer que desde que recibió a Cristo, lo ha amado y servido fielmente. Sin embargo, era una mujer sumamente seca, que rara vez sonreía. No fue hasta que el Espíritu Santo se derramó en nuestra congregación en 1995, que me di cuenta por qué Nena era así, tan seca y tan seria.

Una de las primeras noches después de que empezamos a experimentar la visitación de Dios, tuvimos una reunión especial para ministrar a nuestros servidores, a la cual asistió Nena, junto con su esposo.

Cuando oramos por ella aquella noche, el Espíritu Santo cayó sobre ella y quedó tendida en el piso. Después de un rato, ella comenzó a reír… y a reír y a, ¡reír! No pudo parar por varias horas… al grado de que su esposo tuvo que sacarla, literalmente cargando de nuestras instalaciones cuando, después de tres horas, nos fue necesario cerrar. Habiendo llegado a su casa, siguió riéndose hasta las cuatro de la mañana. ¿Qué estaba sucediendo? ¿Cuál era el significado de todo esto? ¿Había algo sobrenatural?

Varios días después Nena nos compartió lo que estaba sucediendo en su interior durante su tiempo en el piso: "Después de que oraron por mí, y me quedé en el piso bajo el poder de Dios, el Señor me llevó en el espíritu al tiempo cuando mi mamá se murió, cuando yo tenía sólo cuatro años. Me enseñó su ataúd, y me dijo: `¡Aquí fue cuando dejaste de reír y perdiste el gozo! Y efectivamente, así fue. Después de la muerte de mi mamá, mi vida comenzó a ser muy dura. Mi papá me maltrataba. Desde pequeña, me dio la responsabilidad de cuidar cabras, y cuando una se extraviaba u otra cosa le pasaba, él me golpeaba salvajemente. Todavía tengo cicatrices en mi cuerpo, pero las cicatrices en mi alma eran más dolorosas. En otra ocasión, hubo una situación que provocó que se burlara de mí enfrente de sus amigos. Tal fue la herida en mí que por años guardé mucho rencor en contra de los hombres en general".

"Pero Jesús, después de enseñarme a mi madre en ese ataúd, me dijo: ‘Te voy a devolver todo el gozo que no has experimentado a través de todos estos años’. Allí fue cuando comencé a reir esa noche. Y la verdad, es que me siento otra. Sé que Jesús verdaderamente me sanó."

Nosotros que le conocemos somos testigos de que Nena es otra mujer. Ahora es cariñosa y puede expresar sus emociones. Desde ese incidente, han pasado años y las evidencias de esta transformación siguen en ella.

¡A través de sanar sus heridas, Dios hizo en unas cuantas horas, lo que hubiera tomado años con terapia! O probablemente nunca hubiera sido sanada… La risa del Espíritu Santo fue el móvil de liberación. Fue sobrenatural.

UNA NUEVA LIBERTAD

Había una nueva libertad en nuestras reuniones. Por ejemplo, en una de las juntas de oración el Señor me impulsó a tocar una trompeta de plástico (un juguete de niño) sobre unos enfermos y ellos sanaron. Cuando se lo mencioné a Ralph Mahoney, un gran hombre de Dios, quien ha visto cuatro visitaciones durante su vida, él me dijo: "Si funciona, hazlo. Dios a veces hace cosas extrañas para mostrar su poder". Cosas como una moneda en la boca de un pez para pagar un impuesto, lodo sobre los ojos de un ciego para sanarlo, caminar sobre el agua, alimentar a 5,000 hombres más sus mujeres e hijos. Cosas sobrenaturales.

En un congreso una niña de cinco años, muy inquieta y en ninguna manera "especial" o "espiritual", al ver a la gente imponer sus manos sobre otros, empezó a hacerlo también. Era tan chica, que no alcanzó a los hombres norteños altos solo su manita llegaba a sus cinturas, pero cayeron como pinos altos cortados por el maderero, cuando ella oró. Y allí en el piso encontraron al Espíritu Santo de Dios. ¿Natural o sobrenatural?

En este mismo congreso una muchacha adolescente de doce años puso sus manos sobre el pastor de una de las iglesias más grandes de la República Mexicana y sólo dijo: "El gozo del Señor" y él se desplomó al suelo y empezó a sentir que iba viajando al cielo. Después él me dijo que su gozo aumentó, y aumentó más, y luego más y creyó que no iba a volver. Hasta sentía que no quería volver por el intenso gozo del Señor que estaba experimentando. Él sí volvió pero con una nueva experiencia de Dios.

También había como un "buffet" de bendición sucediendo simultáneamente en el congreso. En una parte del auditorio grande había gozo y risa, en otra parte hombres cayendo para quedarse inmóviles en su presencia, en otra parte gente siendo sanada y en otra… oí gritos de hombres en un rincón del auditorio y fui a investigar. Había un círculo de hombres o más bien una masa de ellos y en el centro un hombre bajo fuerte convicción llorando y confesando sus pecados, todo esto espontáneamente por la dirección del Espíritu Santo.

Después de su confesión los demás oraron por él con fuertes gritos y con imposición de manos, cayendo desplomado al suelo para luego ser llevado a un lado donde quedó inmóvil. Entonces otro tomó el lugar en el centro de la masa de hombres para confesar sus pecados, recibiendo perdón y la llenura del Espíritu, siendo lanzado al suelo por su poder y así sucesivamente otro… y otro… y otro. ¿Natural o sobrenatural?

Un pastor de Guadalajara llegó a una de las reuniones de entre semana, dudando de "todo esto" como él y otros lo llamaban con desprecio. Él estaba observando con reserva cuando alguien, aun contra sus protestas, oró por él. Cayó al suelo donde se puso ebrio en el Espíritu del Señor. No pudo caminar sin ayuda, no pudo hablar con claridad. El "incrédulo" no se embriagó con vino en lo cual hay disolución sino que fue embriagado con el Espíritu Santo. Al final tuvo que salir cargado del auditorio por su estado de ebriedad.

¡Su vida jamás fue la misma! Él volvió a casa para guiar a su congregación al avivamiento del Señor. Señales y maravillas acompañan a muchos avivamientos. No siempre son las mismas en cada visitación de Dios, pero de alguna manera Él se mostrará poderoso y nos sorprenderá con sus hechos sobrenaturales.

Mi oración es: ¡Sorpréndenos, Señor! ¡Muéstrate poderoso entre tu pueblo! No nos permitas secarnos por falta de la lluvia temprana y tardía de tu Espíritu. ¡Mándanos un fresco avivamiento! Visítanos otra vez con maravillas, prodigios, señales y sanidades. ¡Que tu pueblo y el mundo te vean en toda tu gloria y poder!

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2020-06-30

Éxito Garantizado V
Victor Richards
2020-06-30

Éxito Garantizado IV
Victor Richards
2020-06-23

La Sangre y El Velo
Hno. Victor Richards
2020-06-23

Éxito Garantizado III
Victor Richards
2020-06-16

Bendición Por la Sangre
Hno. Victor Richards
2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-06-09

Éxito Garantizado II
Victor Richards
2020-06-09

Éxito Garantizado
Hno. Victor Richards
2020-06-02

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II
Hno. Victor Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV
Gloria Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III
Gloria Richards
2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua
Hno. Victor Richards
2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II
Gloria Richards
2020-05-12

Comprados con Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios
Gloria Richards
2020-05-05

La Sangre Redentora
Hno. Victor Richards
2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV
Gloria Richards
2020-04-28

Comprados con Sangre
Hno. Victor Richards
2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III
Gloria Richards
2020-04-21

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II
Gloria Richards
2020-04-14

Jesús nos Amó Primero
Hno. Victor Richards
2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos
Gloria Richards
2020-04-07

Rompiendo Ataduras V
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Jesús y El Padre
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV
Victor Richards
2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte
Hno. Victor Richards
2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II
Hno. Victor Richards
2020-03-17

Rompiendo Ataduras III
Victor Richards
2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy
Hno. Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras II
Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras
Victor Richards
2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio
Hno. Victor Richards
2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III
Hno. Victor Richards
2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II
Hno. Victor Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios
Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards
2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II
Hno. Victor Richards
2020-02-04

Intercesión Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida
Hno. Victor Richards
2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro
Hno. Victor Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. III
Victor y Gloria Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. II
Victor y Gloria Richards
2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-01-14

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320