Intercesión Pt. I



Publicado el:
Martes 7 de Enero, 2020

Introducción

Los discípulos de Jesús le dijeron: “¡Enséñanos a orar!” y no hay otra petición más importante.  El respetado maestro bíblico y autor, Ralph Mahoney, ha dicho:

 “El levantar a intercesores es probablemente el ministerio singular más vital e importante en cualquier nación”.

En estos últimos años, hemos estado disfrutando tiempos de refrigerio. Juntamente con esto, el Señor nos está dando su corazón para el mundo perdido y ha despertado la necesidad de avivamiento en la iglesia. Pero sabemos que esto sólo ocurre a través de la intercesión.

Con el fin de motivar a nuestra congregación para que fueran personas de oración, preparamos una serie de lecciones sobre el tema. Al terminar el curso, tantos fueron los testimonios que decidimos ampliar el material y ponerlo en forma de un libro. Y es lo que ahora tienes en tus manos.

Es nuestra oración que este libro, “Intercesión:  La Bomba Nuclear de Dios”, sea un instrumento para despertar al pueblo de Dios a la realidad del poder que hay en la intercesión.

“Estás  equivocado, no soy el hombre”

Cuando Aurelio Arrache, Director de Amistad Cristiana de Mexicali, me invitó a ser uno de los oradores en un congreso para líderes que él estaba organizando en el año 1982, me dio mucho gusto. Pero luego él me dijo que quería que hablara sobre el tema de la intercesión. Me resistí y le dije que tenía muy buen material sobre una variedad de temas, menos sobre el asunto de la intercesión. “Estás equivocado, Aurelio, no soy el hombre”.

Además, dentro de mí estaba pensando, ¿y no son los intercesores esta gente extraña que a veces se levanta a las 3 de la mañana para orar por un misionero en peligro en el Africa? ¿Una persona que a veces gime o grita en oración por el dolor de las almas perdidas? ¿Alguien que parece tener una línea directa al cielo por la manera en que escuchan con mucha claridad la voz de Dios? ¿Alguien que no camina al mismo compás como el cristiano “ordinario” como yo?

La intercesión empezó a arder en mi corazón

Sin embargo, el pastor Arrache insistió en que yo hablara sobre la intercesión. Ahora doy gracias a Dios por su insistencia porque me obligó a estudiar y aprender sobre este importante asunto, y fue la mano de Dios dirigiendo mi vida hacia algo que yo no hubiera escogido. Después de aquel congreso, convencido de la urgente necesidad de que la iglesia despertara a su papel de ser intercesora, empecé a enseñarlo por dondequiera que ministraba.

Aunque siempre he sido hasta cierto punto una persona de oración, después de esta fecha, la intercesión llegó a ser parte clave de mi vida, transformándome, junto con la congregación que mi esposa Gloria y yo pastoreamos, Vino Nuevo en Cd. Juárez, Chihuahua. Las verdades sobre la intercesión contenidas en este libro también pueden transformarte a ti y a tu familia.

Poco después de aquel congreso, fuimos a Costa Rica y cuando me invitaron a hablar a un grupo de pastores en la ciudad de San José, compartí lo que estaba ardiendo en mi corazón: Intercesión por la nación.

Después de la reunión, el Director de “Intercesores por Costa Rica” se me acercó y me preguntó si no había considerado comenzar un ministerio de “Intercesores por México”. Simplemente le dije que no, y  me olvidé del asunto.

Pasó el tiempo y el Director de “Intercesores por Estados Unidos”, John Beckett, me escribió: “Usted no me conoce pero estuve en la ciudad de México orando, pidiendo que Dios levantara un ministerio nacional de intercesión por el país de México y sentí que tal vez usted fuera la persona’’ (él apenas había oído de mí por el hermano de Costa Rica).

Nuevamente mi reacción fue negativa, declarando que yo no era el hombre indicado, que necesitaba ser alguien nacido en México. Quiero aclarar que tengo un corazón mexicano pero hay tres cosas que me dicen que no soy: ¡Mi acento, lo que veo en el espejo y mi acta de nacimiento! Sin embargo, Dios ya tenía mi atención en cuanto al ministerio de intercesores por México.

Nace “Intercesores Por México”

Gloria y yo empezamos a orar y decir: “No creemos que seamos los indicados para un ministerio de oración nacional, no obstante, estamos disponibles y dispuestos’’. Consultamos  con unos líderes mexicanos reconocidos y nos animaron a seguir adelante. Para hacer la historia corta, empezamos en 1986 a publicar un sencillo boletín con el propósito de motivar y enseñar sobre la intercesión por la patria.

Como todos nuestros años en México los habíamos pasado en el estado de Chihuahua, mayormente en los ranchos y pueblos remotos de la Sierra, éramos desconocidos. Así que el primer envío consistió de sólo 2,000 boletines, enviados a unos 100 pastores o menos.

Para la gloria de Dios, el ministerio de Intercesores por México se multiplicó tanto que llegamos a enviar  trimestralmente más de 60,000 boletines a casi 3,000 pastores y líderes en cada estado de la República Mexicana. Aun intercesores en Japón, Alemania, España, Italia y Suiza recibieron el boletín y oraron por México. 

Las cartas que recibimos de pastores en todo el país testificaban de que este sencillo boletín fue un instrumento de Dios para inspirarlos a interceder por su nación.

Por otro lado, algunos testificaron que Dios tuvo que sanarles de rencor y resentimiento hacia su patria antes de que pudieran interceder con corazones limpios y compasivos. 

Por ejemplo, un pastor en Guadalajara escribió: “Antes yo tenía tanto rencor contra el gobierno de México que no amaba a mi país y no podía orar por él. Desde que recibo el boletín de IPM, Dios ha cambiado y sanado mi corazón. Ahora amo a mi patria e intercedo por ella diariamente”.

En el último capítulo, compartiremos más de las victorias que hemos visto como resultado de todas estas oraciones, pero aquí es sólo un ejemplo.

Una grave sequía azotaba el norte del país

Durante la primavera del año 1999, aquí en el estado de Chihuahua nos encontrábamos en medio de una sequía alarmante y no sólo nuestro estado, sino también Coahuila, Durango, Zacatecas y Sonora. La situación era tan grave que en el mes de junio, las autoridades decían que las presas en el estado de Chihuahua estaban tan bajas que la ciudad de Chihuahua, capital del estado, de medio millón de habitantes, tendría agua, ¡por sólo tres meses! El ganado estaba muriendo diariamente en los campos por falta de agua. En Sonora, las presas estaban a menos de 5%  de su capacidad.

Había muchas congregaciones orando y clamando a Dios por misericordia, confesando los pecados de idolatría, hechicería y otros. Luego algo significativo sucedió en el mes  de junio. Más de 2,270 pastores, líderes e intercesores nos reunimos en Cd. Juárez para un congreso sobre intercesión y guerra espiritual. Tanto Lou Engle como Cindy Jacobs, ambos con una unción profética probada, nos desafiaron a  establecer “casas de oración” para proveer una cobertura espiritual para nuestras ciudades.

Palabras proféticas nos desafían

Cindy Jacobs dijo lo siguiente: 

Dios tiene una palabra fuerte y urgente para México en estos días: ¡Urge que establezcan “casas de oración”!

El Señor ha estado hablando cosas grandes para México, prometiendo un gran avivamiento nacional. Pero esto no va a suceder automáticamente. Cuando Dios quiere traer un gran avivamiento a una nación, lo primero que Él requiere es oración extraordinaria.

¿Qué es oración extraordinaria? Significa que si antes en su iglesia se oraba una o dos horas, quizá dos veces a la semana, ahora se necesita tener oración los siete días a la semana.

Hay fortalezas sumamente arraigadas, con las cuales Dios tiene que acabar: La idolatría, corrupción, el machismo y el espíritu de matriarcado entre otros. Él también quiere acabar con las divisiones y el espíritu sectario que ha traído tanta división a la iglesia. Aunque hay grandes cosas en el corazón de Dios para México, mientras que sus muros estén caídos, está expuesto a todo el furor de las tinieblas.

Es por eso que urge establecer un “Proyecto Nehemías” para construir esos muros y colgar las puertas quemadas. Y esto sólo se va a lograr a través de oración extraordinaria y unida.

¡Es de vital importancia que todas las iglesias de México participen en esta oración extraordinaria! ¡No se puede edificar una casa corporal de oración con una sola congregación! Cada iglesia necesita establecer su propia “casa de oración”.

La sequía se rompió y la oración aumentó

Un porcentaje alto de pastores aceptaron el desafío y volvieron a casa para poner por obra esta palabra. No creo que sea una coincidencia que el día después del congreso, contrario a los pronósticos del tiempo de los servicios metereológicos, empezó a llover en el estado de Chihuahua y tres semanas después en Sonora. ¡La sequía se rompío! Los campos se pusieron verdes en la mayor parte de los estados mencionados y las presas captaron suficiente agua para los siguientes dos años. ¡Los campesinos se regocijaron porque hubo cosecha ese año!

No sólo se rompió la sequía, pero lo que es aun más importante: Ha habido un aumento notorio de oración por México en muchas ciudades. En Puebla, Tijuana, Tampico, Parral, Hermosillo, Guadalajara, Monterrey, la Cd. de México y muchos otros lugares, se abrieron “casas de oración”, algunas de 24 horas al día y otras de 12 horas o más, proveyendo una cobertura espiritual  como  nunca  antes.  Algunas  congregaciones  abrieron por primera vez un “cuarto de oración” en su iglesia (donde durante todo el día está abierto para entrar a orar), y a la vez están iniciando cadenas de oración de 24 horas con cada quien orando en su casa.

Podemos decir que, ¡en este momento probablemente hay  más cristianos mexicanos orando por su ciudad y por su nación que en cualquier otro tiempo en la historia!

Dios usa gente ordinaria

Ni Gloria, ni yo consideramos que tenemos el don de la intercesión (algo que se explicará en el capítulo 6). No obstante, le ofrecemos a Dios corazones dispuestos y cualquier otro don que tengamos, como el de administrar, enseñar o  de motivar a otros.

Compartimos esta historia para animarte a ti, que posiblemente tampoco tengas el don de intercesión, como lo tuvieron Juan Hyde, conocido como el apóstol de oración, que oraba horas  y horas por la India, o David Brainerd que oraba con tanto fervor y por tantas horas por los indígenas americanos que murió prematuramente, enfermo de los pulmones. Sin embargo, tú sí puedes orar fielmente día tras día por tu familia, tu ciudad y por tu patria, ya sea México u otra nación.

 Y cuando empieces a interceder, cosas inesperadas pueden suceder. Porque la intercesión es la bomba nuclear de Dios y porque Dios usa gente ordinaria, ¡para hacer cosas extraordinarias!

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Jesús Nuestro Guía Hno. Victor Richards 2020-01-07

Sobrenatural Pt. V Hno. Victor Richards 2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI Hno. Victor Richards 2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt.III Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt. II Hno. Victor Richards 2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-12-10

Sobrenatural Pt. I Hno. Victor Richards 2019-12-03

Intercesión Pt. I




Publicado el:
Martes 7 de Enero, 2020

Introducción

Los discípulos de Jesús le dijeron: “¡Enséñanos a orar!” y no hay otra petición más importante.  El respetado maestro bíblico y autor, Ralph Mahoney, ha dicho:

 “El levantar a intercesores es probablemente el ministerio singular más vital e importante en cualquier nación”.

En estos últimos años, hemos estado disfrutando tiempos de refrigerio. Juntamente con esto, el Señor nos está dando su corazón para el mundo perdido y ha despertado la necesidad de avivamiento en la iglesia. Pero sabemos que esto sólo ocurre a través de la intercesión.

Con el fin de motivar a nuestra congregación para que fueran personas de oración, preparamos una serie de lecciones sobre el tema. Al terminar el curso, tantos fueron los testimonios que decidimos ampliar el material y ponerlo en forma de un libro. Y es lo que ahora tienes en tus manos.

Es nuestra oración que este libro, “Intercesión:  La Bomba Nuclear de Dios”, sea un instrumento para despertar al pueblo de Dios a la realidad del poder que hay en la intercesión.

“Estás  equivocado, no soy el hombre”

Cuando Aurelio Arrache, Director de Amistad Cristiana de Mexicali, me invitó a ser uno de los oradores en un congreso para líderes que él estaba organizando en el año 1982, me dio mucho gusto. Pero luego él me dijo que quería que hablara sobre el tema de la intercesión. Me resistí y le dije que tenía muy buen material sobre una variedad de temas, menos sobre el asunto de la intercesión. “Estás equivocado, Aurelio, no soy el hombre”.

Además, dentro de mí estaba pensando, ¿y no son los intercesores esta gente extraña que a veces se levanta a las 3 de la mañana para orar por un misionero en peligro en el Africa? ¿Una persona que a veces gime o grita en oración por el dolor de las almas perdidas? ¿Alguien que parece tener una línea directa al cielo por la manera en que escuchan con mucha claridad la voz de Dios? ¿Alguien que no camina al mismo compás como el cristiano “ordinario” como yo?

La intercesión empezó a arder en mi corazón

Sin embargo, el pastor Arrache insistió en que yo hablara sobre la intercesión. Ahora doy gracias a Dios por su insistencia porque me obligó a estudiar y aprender sobre este importante asunto, y fue la mano de Dios dirigiendo mi vida hacia algo que yo no hubiera escogido. Después de aquel congreso, convencido de la urgente necesidad de que la iglesia despertara a su papel de ser intercesora, empecé a enseñarlo por dondequiera que ministraba.

Aunque siempre he sido hasta cierto punto una persona de oración, después de esta fecha, la intercesión llegó a ser parte clave de mi vida, transformándome, junto con la congregación que mi esposa Gloria y yo pastoreamos, Vino Nuevo en Cd. Juárez, Chihuahua. Las verdades sobre la intercesión contenidas en este libro también pueden transformarte a ti y a tu familia.

Poco después de aquel congreso, fuimos a Costa Rica y cuando me invitaron a hablar a un grupo de pastores en la ciudad de San José, compartí lo que estaba ardiendo en mi corazón: Intercesión por la nación.

Después de la reunión, el Director de “Intercesores por Costa Rica” se me acercó y me preguntó si no había considerado comenzar un ministerio de “Intercesores por México”. Simplemente le dije que no, y  me olvidé del asunto.

Pasó el tiempo y el Director de “Intercesores por Estados Unidos”, John Beckett, me escribió: “Usted no me conoce pero estuve en la ciudad de México orando, pidiendo que Dios levantara un ministerio nacional de intercesión por el país de México y sentí que tal vez usted fuera la persona’’ (él apenas había oído de mí por el hermano de Costa Rica).

Nuevamente mi reacción fue negativa, declarando que yo no era el hombre indicado, que necesitaba ser alguien nacido en México. Quiero aclarar que tengo un corazón mexicano pero hay tres cosas que me dicen que no soy: ¡Mi acento, lo que veo en el espejo y mi acta de nacimiento! Sin embargo, Dios ya tenía mi atención en cuanto al ministerio de intercesores por México.

Nace “Intercesores Por México”

Gloria y yo empezamos a orar y decir: “No creemos que seamos los indicados para un ministerio de oración nacional, no obstante, estamos disponibles y dispuestos’’. Consultamos  con unos líderes mexicanos reconocidos y nos animaron a seguir adelante. Para hacer la historia corta, empezamos en 1986 a publicar un sencillo boletín con el propósito de motivar y enseñar sobre la intercesión por la patria.

Como todos nuestros años en México los habíamos pasado en el estado de Chihuahua, mayormente en los ranchos y pueblos remotos de la Sierra, éramos desconocidos. Así que el primer envío consistió de sólo 2,000 boletines, enviados a unos 100 pastores o menos.

Para la gloria de Dios, el ministerio de Intercesores por México se multiplicó tanto que llegamos a enviar  trimestralmente más de 60,000 boletines a casi 3,000 pastores y líderes en cada estado de la República Mexicana. Aun intercesores en Japón, Alemania, España, Italia y Suiza recibieron el boletín y oraron por México. 

Las cartas que recibimos de pastores en todo el país testificaban de que este sencillo boletín fue un instrumento de Dios para inspirarlos a interceder por su nación.

Por otro lado, algunos testificaron que Dios tuvo que sanarles de rencor y resentimiento hacia su patria antes de que pudieran interceder con corazones limpios y compasivos. 

Por ejemplo, un pastor en Guadalajara escribió: “Antes yo tenía tanto rencor contra el gobierno de México que no amaba a mi país y no podía orar por él. Desde que recibo el boletín de IPM, Dios ha cambiado y sanado mi corazón. Ahora amo a mi patria e intercedo por ella diariamente”.

En el último capítulo, compartiremos más de las victorias que hemos visto como resultado de todas estas oraciones, pero aquí es sólo un ejemplo.

Una grave sequía azotaba el norte del país

Durante la primavera del año 1999, aquí en el estado de Chihuahua nos encontrábamos en medio de una sequía alarmante y no sólo nuestro estado, sino también Coahuila, Durango, Zacatecas y Sonora. La situación era tan grave que en el mes de junio, las autoridades decían que las presas en el estado de Chihuahua estaban tan bajas que la ciudad de Chihuahua, capital del estado, de medio millón de habitantes, tendría agua, ¡por sólo tres meses! El ganado estaba muriendo diariamente en los campos por falta de agua. En Sonora, las presas estaban a menos de 5%  de su capacidad.

Había muchas congregaciones orando y clamando a Dios por misericordia, confesando los pecados de idolatría, hechicería y otros. Luego algo significativo sucedió en el mes  de junio. Más de 2,270 pastores, líderes e intercesores nos reunimos en Cd. Juárez para un congreso sobre intercesión y guerra espiritual. Tanto Lou Engle como Cindy Jacobs, ambos con una unción profética probada, nos desafiaron a  establecer “casas de oración” para proveer una cobertura espiritual para nuestras ciudades.

Palabras proféticas nos desafían

Cindy Jacobs dijo lo siguiente: 

Dios tiene una palabra fuerte y urgente para México en estos días: ¡Urge que establezcan “casas de oración”!

El Señor ha estado hablando cosas grandes para México, prometiendo un gran avivamiento nacional. Pero esto no va a suceder automáticamente. Cuando Dios quiere traer un gran avivamiento a una nación, lo primero que Él requiere es oración extraordinaria.

¿Qué es oración extraordinaria? Significa que si antes en su iglesia se oraba una o dos horas, quizá dos veces a la semana, ahora se necesita tener oración los siete días a la semana.

Hay fortalezas sumamente arraigadas, con las cuales Dios tiene que acabar: La idolatría, corrupción, el machismo y el espíritu de matriarcado entre otros. Él también quiere acabar con las divisiones y el espíritu sectario que ha traído tanta división a la iglesia. Aunque hay grandes cosas en el corazón de Dios para México, mientras que sus muros estén caídos, está expuesto a todo el furor de las tinieblas.

Es por eso que urge establecer un “Proyecto Nehemías” para construir esos muros y colgar las puertas quemadas. Y esto sólo se va a lograr a través de oración extraordinaria y unida.

¡Es de vital importancia que todas las iglesias de México participen en esta oración extraordinaria! ¡No se puede edificar una casa corporal de oración con una sola congregación! Cada iglesia necesita establecer su propia “casa de oración”.

La sequía se rompió y la oración aumentó

Un porcentaje alto de pastores aceptaron el desafío y volvieron a casa para poner por obra esta palabra. No creo que sea una coincidencia que el día después del congreso, contrario a los pronósticos del tiempo de los servicios metereológicos, empezó a llover en el estado de Chihuahua y tres semanas después en Sonora. ¡La sequía se rompío! Los campos se pusieron verdes en la mayor parte de los estados mencionados y las presas captaron suficiente agua para los siguientes dos años. ¡Los campesinos se regocijaron porque hubo cosecha ese año!

No sólo se rompió la sequía, pero lo que es aun más importante: Ha habido un aumento notorio de oración por México en muchas ciudades. En Puebla, Tijuana, Tampico, Parral, Hermosillo, Guadalajara, Monterrey, la Cd. de México y muchos otros lugares, se abrieron “casas de oración”, algunas de 24 horas al día y otras de 12 horas o más, proveyendo una cobertura espiritual  como  nunca  antes.  Algunas  congregaciones  abrieron por primera vez un “cuarto de oración” en su iglesia (donde durante todo el día está abierto para entrar a orar), y a la vez están iniciando cadenas de oración de 24 horas con cada quien orando en su casa.

Podemos decir que, ¡en este momento probablemente hay  más cristianos mexicanos orando por su ciudad y por su nación que en cualquier otro tiempo en la historia!

Dios usa gente ordinaria

Ni Gloria, ni yo consideramos que tenemos el don de la intercesión (algo que se explicará en el capítulo 6). No obstante, le ofrecemos a Dios corazones dispuestos y cualquier otro don que tengamos, como el de administrar, enseñar o  de motivar a otros.

Compartimos esta historia para animarte a ti, que posiblemente tampoco tengas el don de intercesión, como lo tuvieron Juan Hyde, conocido como el apóstol de oración, que oraba horas  y horas por la India, o David Brainerd que oraba con tanto fervor y por tantas horas por los indígenas americanos que murió prematuramente, enfermo de los pulmones. Sin embargo, tú sí puedes orar fielmente día tras día por tu familia, tu ciudad y por tu patria, ya sea México u otra nación.

 Y cuando empieces a interceder, cosas inesperadas pueden suceder. Porque la intercesión es la bomba nuclear de Dios y porque Dios usa gente ordinaria, ¡para hacer cosas extraordinarias!

Ver Mas

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Jesús Nuestro Guía Hno. Victor Richards 2020-01-07

Sobrenatural Pt. V Hno. Victor Richards 2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI Hno. Victor Richards 2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt.III Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt. II Hno. Victor Richards 2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-12-10

Sobrenatural Pt. I Hno. Victor Richards 2019-12-03

Lecturas Recomendadas


Intercesión Pt. I





Por: Victor y Gloria Richards
Martes 7 de Enero, 2020

Introducción

Los discípulos de Jesús le dijeron: “¡Enséñanos a orar!” y no hay otra petición más importante.  El respetado maestro bíblico y autor, Ralph Mahoney, ha dicho:

 “El levantar a intercesores es probablemente el ministerio singular más vital e importante en cualquier nación”.

En estos últimos años, hemos estado disfrutando tiempos de refrigerio. Juntamente con esto, el Señor nos está dando su corazón para el mundo perdido y ha despertado la necesidad de avivamiento en la iglesia. Pero sabemos que esto sólo ocurre a través de la intercesión.

Con el fin de motivar a nuestra congregación para que fueran personas de oración, preparamos una serie de lecciones sobre el tema. Al terminar el curso, tantos fueron los testimonios que decidimos ampliar el material y ponerlo en forma de un libro. Y es lo que ahora tienes en tus manos.

Es nuestra oración que este libro, “Intercesión:  La Bomba Nuclear de Dios”, sea un instrumento para despertar al pueblo de Dios a la realidad del poder que hay en la intercesión.

“Estás  equivocado, no soy el hombre”

Cuando Aurelio Arrache, Director de Amistad Cristiana de Mexicali, me invitó a ser uno de los oradores en un congreso para líderes que él estaba organizando en el año 1982, me dio mucho gusto. Pero luego él me dijo que quería que hablara sobre el tema de la intercesión. Me resistí y le dije que tenía muy buen material sobre una variedad de temas, menos sobre el asunto de la intercesión. “Estás equivocado, Aurelio, no soy el hombre”.

Además, dentro de mí estaba pensando, ¿y no son los intercesores esta gente extraña que a veces se levanta a las 3 de la mañana para orar por un misionero en peligro en el Africa? ¿Una persona que a veces gime o grita en oración por el dolor de las almas perdidas? ¿Alguien que parece tener una línea directa al cielo por la manera en que escuchan con mucha claridad la voz de Dios? ¿Alguien que no camina al mismo compás como el cristiano “ordinario” como yo?

La intercesión empezó a arder en mi corazón

Sin embargo, el pastor Arrache insistió en que yo hablara sobre la intercesión. Ahora doy gracias a Dios por su insistencia porque me obligó a estudiar y aprender sobre este importante asunto, y fue la mano de Dios dirigiendo mi vida hacia algo que yo no hubiera escogido. Después de aquel congreso, convencido de la urgente necesidad de que la iglesia despertara a su papel de ser intercesora, empecé a enseñarlo por dondequiera que ministraba.

Aunque siempre he sido hasta cierto punto una persona de oración, después de esta fecha, la intercesión llegó a ser parte clave de mi vida, transformándome, junto con la congregación que mi esposa Gloria y yo pastoreamos, Vino Nuevo en Cd. Juárez, Chihuahua. Las verdades sobre la intercesión contenidas en este libro también pueden transformarte a ti y a tu familia.

Poco después de aquel congreso, fuimos a Costa Rica y cuando me invitaron a hablar a un grupo de pastores en la ciudad de San José, compartí lo que estaba ardiendo en mi corazón: Intercesión por la nación.

Después de la reunión, el Director de “Intercesores por Costa Rica” se me acercó y me preguntó si no había considerado comenzar un ministerio de “Intercesores por México”. Simplemente le dije que no, y  me olvidé del asunto.

Pasó el tiempo y el Director de “Intercesores por Estados Unidos”, John Beckett, me escribió: “Usted no me conoce pero estuve en la ciudad de México orando, pidiendo que Dios levantara un ministerio nacional de intercesión por el país de México y sentí que tal vez usted fuera la persona’’ (él apenas había oído de mí por el hermano de Costa Rica).

Nuevamente mi reacción fue negativa, declarando que yo no era el hombre indicado, que necesitaba ser alguien nacido en México. Quiero aclarar que tengo un corazón mexicano pero hay tres cosas que me dicen que no soy: ¡Mi acento, lo que veo en el espejo y mi acta de nacimiento! Sin embargo, Dios ya tenía mi atención en cuanto al ministerio de intercesores por México.

Nace “Intercesores Por México”

Gloria y yo empezamos a orar y decir: “No creemos que seamos los indicados para un ministerio de oración nacional, no obstante, estamos disponibles y dispuestos’’. Consultamos  con unos líderes mexicanos reconocidos y nos animaron a seguir adelante. Para hacer la historia corta, empezamos en 1986 a publicar un sencillo boletín con el propósito de motivar y enseñar sobre la intercesión por la patria.

Como todos nuestros años en México los habíamos pasado en el estado de Chihuahua, mayormente en los ranchos y pueblos remotos de la Sierra, éramos desconocidos. Así que el primer envío consistió de sólo 2,000 boletines, enviados a unos 100 pastores o menos.

Para la gloria de Dios, el ministerio de Intercesores por México se multiplicó tanto que llegamos a enviar  trimestralmente más de 60,000 boletines a casi 3,000 pastores y líderes en cada estado de la República Mexicana. Aun intercesores en Japón, Alemania, España, Italia y Suiza recibieron el boletín y oraron por México. 

Las cartas que recibimos de pastores en todo el país testificaban de que este sencillo boletín fue un instrumento de Dios para inspirarlos a interceder por su nación.

Por otro lado, algunos testificaron que Dios tuvo que sanarles de rencor y resentimiento hacia su patria antes de que pudieran interceder con corazones limpios y compasivos. 

Por ejemplo, un pastor en Guadalajara escribió: “Antes yo tenía tanto rencor contra el gobierno de México que no amaba a mi país y no podía orar por él. Desde que recibo el boletín de IPM, Dios ha cambiado y sanado mi corazón. Ahora amo a mi patria e intercedo por ella diariamente”.

En el último capítulo, compartiremos más de las victorias que hemos visto como resultado de todas estas oraciones, pero aquí es sólo un ejemplo.

Una grave sequía azotaba el norte del país

Durante la primavera del año 1999, aquí en el estado de Chihuahua nos encontrábamos en medio de una sequía alarmante y no sólo nuestro estado, sino también Coahuila, Durango, Zacatecas y Sonora. La situación era tan grave que en el mes de junio, las autoridades decían que las presas en el estado de Chihuahua estaban tan bajas que la ciudad de Chihuahua, capital del estado, de medio millón de habitantes, tendría agua, ¡por sólo tres meses! El ganado estaba muriendo diariamente en los campos por falta de agua. En Sonora, las presas estaban a menos de 5%  de su capacidad.

Había muchas congregaciones orando y clamando a Dios por misericordia, confesando los pecados de idolatría, hechicería y otros. Luego algo significativo sucedió en el mes  de junio. Más de 2,270 pastores, líderes e intercesores nos reunimos en Cd. Juárez para un congreso sobre intercesión y guerra espiritual. Tanto Lou Engle como Cindy Jacobs, ambos con una unción profética probada, nos desafiaron a  establecer “casas de oración” para proveer una cobertura espiritual para nuestras ciudades.

Palabras proféticas nos desafían

Cindy Jacobs dijo lo siguiente: 

Dios tiene una palabra fuerte y urgente para México en estos días: ¡Urge que establezcan “casas de oración”!

El Señor ha estado hablando cosas grandes para México, prometiendo un gran avivamiento nacional. Pero esto no va a suceder automáticamente. Cuando Dios quiere traer un gran avivamiento a una nación, lo primero que Él requiere es oración extraordinaria.

¿Qué es oración extraordinaria? Significa que si antes en su iglesia se oraba una o dos horas, quizá dos veces a la semana, ahora se necesita tener oración los siete días a la semana.

Hay fortalezas sumamente arraigadas, con las cuales Dios tiene que acabar: La idolatría, corrupción, el machismo y el espíritu de matriarcado entre otros. Él también quiere acabar con las divisiones y el espíritu sectario que ha traído tanta división a la iglesia. Aunque hay grandes cosas en el corazón de Dios para México, mientras que sus muros estén caídos, está expuesto a todo el furor de las tinieblas.

Es por eso que urge establecer un “Proyecto Nehemías” para construir esos muros y colgar las puertas quemadas. Y esto sólo se va a lograr a través de oración extraordinaria y unida.

¡Es de vital importancia que todas las iglesias de México participen en esta oración extraordinaria! ¡No se puede edificar una casa corporal de oración con una sola congregación! Cada iglesia necesita establecer su propia “casa de oración”.

La sequía se rompió y la oración aumentó

Un porcentaje alto de pastores aceptaron el desafío y volvieron a casa para poner por obra esta palabra. No creo que sea una coincidencia que el día después del congreso, contrario a los pronósticos del tiempo de los servicios metereológicos, empezó a llover en el estado de Chihuahua y tres semanas después en Sonora. ¡La sequía se rompío! Los campos se pusieron verdes en la mayor parte de los estados mencionados y las presas captaron suficiente agua para los siguientes dos años. ¡Los campesinos se regocijaron porque hubo cosecha ese año!

No sólo se rompió la sequía, pero lo que es aun más importante: Ha habido un aumento notorio de oración por México en muchas ciudades. En Puebla, Tijuana, Tampico, Parral, Hermosillo, Guadalajara, Monterrey, la Cd. de México y muchos otros lugares, se abrieron “casas de oración”, algunas de 24 horas al día y otras de 12 horas o más, proveyendo una cobertura espiritual  como  nunca  antes.  Algunas  congregaciones  abrieron por primera vez un “cuarto de oración” en su iglesia (donde durante todo el día está abierto para entrar a orar), y a la vez están iniciando cadenas de oración de 24 horas con cada quien orando en su casa.

Podemos decir que, ¡en este momento probablemente hay  más cristianos mexicanos orando por su ciudad y por su nación que en cualquier otro tiempo en la historia!

Dios usa gente ordinaria

Ni Gloria, ni yo consideramos que tenemos el don de la intercesión (algo que se explicará en el capítulo 6). No obstante, le ofrecemos a Dios corazones dispuestos y cualquier otro don que tengamos, como el de administrar, enseñar o  de motivar a otros.

Compartimos esta historia para animarte a ti, que posiblemente tampoco tengas el don de intercesión, como lo tuvieron Juan Hyde, conocido como el apóstol de oración, que oraba horas  y horas por la India, o David Brainerd que oraba con tanto fervor y por tantas horas por los indígenas americanos que murió prematuramente, enfermo de los pulmones. Sin embargo, tú sí puedes orar fielmente día tras día por tu familia, tu ciudad y por tu patria, ya sea México u otra nación.

 Y cuando empieces a interceder, cosas inesperadas pueden suceder. Porque la intercesión es la bomba nuclear de Dios y porque Dios usa gente ordinaria, ¡para hacer cosas extraordinarias!

Ver Mas

Jesucristo: Nuestra Pascua II
Hno. Victor Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV
Gloria Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III
Gloria Richards
2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua
Hno. Victor Richards
2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II
Gloria Richards
2020-05-12

Comprados con Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios
Gloria Richards
2020-05-05

La Sangre Redentora
Hno. Victor Richards
2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV
Gloria Richards
2020-04-28

Comprados con Sangre
Hno. Victor Richards
2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III
Gloria Richards
2020-04-21

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II
Gloria Richards
2020-04-14

Jesús nos Amó Primero
Hno. Victor Richards
2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos
Gloria Richards
2020-04-07

Rompiendo Ataduras V
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Jesús y El Padre
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV
Victor Richards
2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte
Hno. Victor Richards
2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II
Hno. Victor Richards
2020-03-17

Rompiendo Ataduras III
Victor Richards
2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy
Hno. Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras II
Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras
Victor Richards
2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio
Hno. Victor Richards
2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III
Hno. Victor Richards
2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II
Hno. Victor Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios
Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards
2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II
Hno. Victor Richards
2020-02-04

Intercesión Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida
Hno. Victor Richards
2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro
Hno. Victor Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. III
Victor y Gloria Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. II
Victor y Gloria Richards
2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-01-14

Jesús Nuestro Guía
Hno. Victor Richards
2020-01-07

Sobrenatural Pt. V
Hno. Victor Richards
2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI
Hno. Victor Richards
2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX
Hno. Victor Richards
2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-12-17

Sobrenatural Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-12-17

Sobrenatural Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-12-10

Sobrenatural Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-12-03

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320