Jesús: El Dador de Vida


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 28 de Enero, 2020

Jesús: El Dador de Vida

Vamos a leer en Juan 3:35-36

35. El Padre ama al Hijo, y todas las cosas ha entregado en su mano. 

36. El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. 

Sigamos en Juan 4:46-53

46. Vino, pues, Jesús otra vez a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Y había en Capernaum un oficial del rey, cuyo hijo estaba enfermo.

47. Este, cuando oyó que Jesús había llegado de Judea a Galilea, vino a él y le rogó que bajara y sanase a su hijo, que estaba a punto de morir.

48. Entonces Jesús le dijo: Si no ven señales y prodigios, no creerán.

49. El oficial del rey le dijo: Señor, desciende antes que mi hijo muera.

50. Jesús le dijo: Ve, tu hijo vive. Y el hombre creyó la palabra que Jesús le dijo, y se fue.

51. Cuando ya él descendía, sus siervos salieron a recibirle, y le dieron nuevas, diciendo: Tu hijo vive.

52. Entonces él les preguntó a qué hora había comenzado a estar mejor. Y le dijeron: Ayer a las siete le dejó la fiebre.

53. El padre entonces entendió que aquella era la hora en que Jesús le había dicho: Tu hijo vive; y creyó él con toda su casa.

Este milagro provocó que creyeran, ¿verdad?

Hay personas que necesitan ver un milagro para creer.

Ahora vamos a ver otra Escritura en Juan 5:5-7

5. Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. 

6. Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano?

Cuando el Señor Jesucristo viene a nosotros, Él nos hace esta pregunta: ¿Quieres ser sano?

¿Qué le respondes a Él?

Mira lo que el hombre le respondió, en el versículo 7:

7. Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.

En otra versión dice; Sí mi Señor, sí quiero ser sano, pero a pesar de mi esfuerzo, he tenido muchas limitaciones para alcanzar mi sanidad. Cuando paso al frente para que oren por mí, otros son sanados, pero yo no alcanzo a ser sanado”.

¿Quién te dijo que serías sanado por tu esfuerzo o por tus limitaciones?

En el Salmo 14:10-11 leemos:

10. No se deleita en la fuerza del caballo, ni se complace en la agilidad del hombre. 

11. Se complace Jehová en los que le temen, y en los que esperan en su misericordia.

Si tú le preguntaras, entonces; ¿por qué me sanarás Señor?

Seguramente su respuesta sería:

Porque “Yo Soy” bueno y para siempre es mi misericordia.

Luego leemos en Juan 5:8-9:

8. Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. 

9. Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo.

¿Queda claro por qué nos sana Él?

¡Por su misericordia!

¿Qué pasó luego?

Sigamos en Juan 5:19-25

19. Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente.

20. Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que vosotros os maravilléis.

Sigamos leyendo, Jesús está hablando

21. Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida.

22. Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo,

23. para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.

24. De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, más ha pasado de muerte a vida.

25. De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán.

¡Sí mi Señor, queremos oír tu palabra y creerla!

Tiempo atrás, hubo una temporada de muchos milagros en nuestra iglesia una persona que fue levantada de los muertos. 

Fue cuando una joven que asistía a Vino Nuevo, iba con varios muchachos al mercado del centro de la ciudad cuando vio a mucha gente que estaba mirando a una persona tirada en la banqueta, en eso, sintió que alguien la empujó hacia la persona y se inclinó a su lado. 

Esta persona no estaba respirando, no tenía pulso. Entonces, se dio cuenta que estaba muerta y empezó a orar en lenguas. Mientras ella oraba, de repente, esa persona, ¡empezó a respirar volviendo a la vida!

¡Volvió a la vida! ¡Gloria Dios! 

Este milagro sucedió porque una chica creyó y obedeció al Señor.

¡Gracias, Señor! ¡Haz más milagros para que puedan creer! ¡Haz muchos milagros para que muchos puedan creer!

Él está buscando hombres y mujeres humildes y compasivos en los cuales Él puede poner autoridad y poder. 

Sólo siendo humildes y compasivos daremos Gloria a Jesús. 

Él quiere darnos autoridad y poder para sanar enfermos en Su Nombre.

Van a venir a ti personas con necesidad, con enfermedades, entonces, oraras en el Poderoso Nombre del Señor Jesucristo y, ¡van a sanar!, y cuando su familia se dé cuenta del milagro, entonces, ellos van a venir a los pies de Jesucristo, porque van a creer que Dios está con nosotros y que su amor está en nosotros.

Mantente humilde cuando eso suceda, no permitas que entre en ti altivez, ni orgullo; para que Satanás no destruya la obra que Dios ponga en tus manos.

Amados, ¡vamos a seguir a Jesús! ¡Sigamos Sus pasos, sigamos Su ejemplo! Busquemos ser como Jesús; y cada uno de nosotros debemos seguir a Jesús, para hacer las mismas obras que Él hizo y aún mayores.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado V Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado IV Victor Richards 2020-06-23

La Sangre y El Velo Hno. Victor Richards 2020-06-23

Éxito Garantizado III Victor Richards 2020-06-16

Bendición Por la Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado II Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado Hno. Victor Richards 2020-06-02

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Intercesión Pt. I Victor y Gloria Richards 2020-01-07

Jesús: El Dador de Vida


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 28 de Enero, 2020

Jesús: El Dador de Vida

Vamos a leer en Juan 3:35-36

35. El Padre ama al Hijo, y todas las cosas ha entregado en su mano. 

36. El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. 

Sigamos en Juan 4:46-53

46. Vino, pues, Jesús otra vez a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Y había en Capernaum un oficial del rey, cuyo hijo estaba enfermo.

47. Este, cuando oyó que Jesús había llegado de Judea a Galilea, vino a él y le rogó que bajara y sanase a su hijo, que estaba a punto de morir.

48. Entonces Jesús le dijo: Si no ven señales y prodigios, no creerán.

49. El oficial del rey le dijo: Señor, desciende antes que mi hijo muera.

50. Jesús le dijo: Ve, tu hijo vive. Y el hombre creyó la palabra que Jesús le dijo, y se fue.

51. Cuando ya él descendía, sus siervos salieron a recibirle, y le dieron nuevas, diciendo: Tu hijo vive.

52. Entonces él les preguntó a qué hora había comenzado a estar mejor. Y le dijeron: Ayer a las siete le dejó la fiebre.

53. El padre entonces entendió que aquella era la hora en que Jesús le había dicho: Tu hijo vive; y creyó él con toda su casa.

Este milagro provocó que creyeran, ¿verdad?

Hay personas que necesitan ver un milagro para creer.

Ahora vamos a ver otra Escritura en Juan 5:5-7

5. Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. 

6. Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano?

Cuando el Señor Jesucristo viene a nosotros, Él nos hace esta pregunta: ¿Quieres ser sano?

¿Qué le respondes a Él?

Mira lo que el hombre le respondió, en el versículo 7:

7. Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.

En otra versión dice; Sí mi Señor, sí quiero ser sano, pero a pesar de mi esfuerzo, he tenido muchas limitaciones para alcanzar mi sanidad. Cuando paso al frente para que oren por mí, otros son sanados, pero yo no alcanzo a ser sanado”.

¿Quién te dijo que serías sanado por tu esfuerzo o por tus limitaciones?

En el Salmo 14:10-11 leemos:

10. No se deleita en la fuerza del caballo, ni se complace en la agilidad del hombre. 

11. Se complace Jehová en los que le temen, y en los que esperan en su misericordia.

Si tú le preguntaras, entonces; ¿por qué me sanarás Señor?

Seguramente su respuesta sería:

Porque “Yo Soy” bueno y para siempre es mi misericordia.

Luego leemos en Juan 5:8-9:

8. Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. 

9. Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo.

¿Queda claro por qué nos sana Él?

¡Por su misericordia!

¿Qué pasó luego?

Sigamos en Juan 5:19-25

19. Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente.

20. Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que vosotros os maravilléis.

Sigamos leyendo, Jesús está hablando

21. Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida.

22. Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo,

23. para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.

24. De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, más ha pasado de muerte a vida.

25. De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán.

¡Sí mi Señor, queremos oír tu palabra y creerla!

Tiempo atrás, hubo una temporada de muchos milagros en nuestra iglesia una persona que fue levantada de los muertos. 

Fue cuando una joven que asistía a Vino Nuevo, iba con varios muchachos al mercado del centro de la ciudad cuando vio a mucha gente que estaba mirando a una persona tirada en la banqueta, en eso, sintió que alguien la empujó hacia la persona y se inclinó a su lado. 

Esta persona no estaba respirando, no tenía pulso. Entonces, se dio cuenta que estaba muerta y empezó a orar en lenguas. Mientras ella oraba, de repente, esa persona, ¡empezó a respirar volviendo a la vida!

¡Volvió a la vida! ¡Gloria Dios! 

Este milagro sucedió porque una chica creyó y obedeció al Señor.

¡Gracias, Señor! ¡Haz más milagros para que puedan creer! ¡Haz muchos milagros para que muchos puedan creer!

Él está buscando hombres y mujeres humildes y compasivos en los cuales Él puede poner autoridad y poder. 

Sólo siendo humildes y compasivos daremos Gloria a Jesús. 

Él quiere darnos autoridad y poder para sanar enfermos en Su Nombre.

Van a venir a ti personas con necesidad, con enfermedades, entonces, oraras en el Poderoso Nombre del Señor Jesucristo y, ¡van a sanar!, y cuando su familia se dé cuenta del milagro, entonces, ellos van a venir a los pies de Jesucristo, porque van a creer que Dios está con nosotros y que su amor está en nosotros.

Mantente humilde cuando eso suceda, no permitas que entre en ti altivez, ni orgullo; para que Satanás no destruya la obra que Dios ponga en tus manos.

Amados, ¡vamos a seguir a Jesús! ¡Sigamos Sus pasos, sigamos Su ejemplo! Busquemos ser como Jesús; y cada uno de nosotros debemos seguir a Jesús, para hacer las mismas obras que Él hizo y aún mayores.

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado V Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado IV Victor Richards 2020-06-23

La Sangre y El Velo Hno. Victor Richards 2020-06-23

Éxito Garantizado III Victor Richards 2020-06-16

Bendición Por la Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado II Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado Hno. Victor Richards 2020-06-02

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Intercesión Pt. I Victor y Gloria Richards 2020-01-07

Lecturas Recomendadas


Jesús: El Dador de Vida



Por: Hno. Victor Richards
Martes 28 de Enero, 2020

Jesús: El Dador de Vida

Vamos a leer en Juan 3:35-36

35. El Padre ama al Hijo, y todas las cosas ha entregado en su mano. 

36. El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él. 

Sigamos en Juan 4:46-53

46. Vino, pues, Jesús otra vez a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Y había en Capernaum un oficial del rey, cuyo hijo estaba enfermo.

47. Este, cuando oyó que Jesús había llegado de Judea a Galilea, vino a él y le rogó que bajara y sanase a su hijo, que estaba a punto de morir.

48. Entonces Jesús le dijo: Si no ven señales y prodigios, no creerán.

49. El oficial del rey le dijo: Señor, desciende antes que mi hijo muera.

50. Jesús le dijo: Ve, tu hijo vive. Y el hombre creyó la palabra que Jesús le dijo, y se fue.

51. Cuando ya él descendía, sus siervos salieron a recibirle, y le dieron nuevas, diciendo: Tu hijo vive.

52. Entonces él les preguntó a qué hora había comenzado a estar mejor. Y le dijeron: Ayer a las siete le dejó la fiebre.

53. El padre entonces entendió que aquella era la hora en que Jesús le había dicho: Tu hijo vive; y creyó él con toda su casa.

Este milagro provocó que creyeran, ¿verdad?

Hay personas que necesitan ver un milagro para creer.

Ahora vamos a ver otra Escritura en Juan 5:5-7

5. Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. 

6. Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano?

Cuando el Señor Jesucristo viene a nosotros, Él nos hace esta pregunta: ¿Quieres ser sano?

¿Qué le respondes a Él?

Mira lo que el hombre le respondió, en el versículo 7:

7. Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo.

En otra versión dice; Sí mi Señor, sí quiero ser sano, pero a pesar de mi esfuerzo, he tenido muchas limitaciones para alcanzar mi sanidad. Cuando paso al frente para que oren por mí, otros son sanados, pero yo no alcanzo a ser sanado”.

¿Quién te dijo que serías sanado por tu esfuerzo o por tus limitaciones?

En el Salmo 14:10-11 leemos:

10. No se deleita en la fuerza del caballo, ni se complace en la agilidad del hombre. 

11. Se complace Jehová en los que le temen, y en los que esperan en su misericordia.

Si tú le preguntaras, entonces; ¿por qué me sanarás Señor?

Seguramente su respuesta sería:

Porque “Yo Soy” bueno y para siempre es mi misericordia.

Luego leemos en Juan 5:8-9:

8. Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. 

9. Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo.

¿Queda claro por qué nos sana Él?

¡Por su misericordia!

¿Qué pasó luego?

Sigamos en Juan 5:19-25

19. Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente.

20. Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que vosotros os maravilléis.

Sigamos leyendo, Jesús está hablando

21. Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida.

22. Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo,

23. para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.

24. De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, más ha pasado de muerte a vida.

25. De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán.

¡Sí mi Señor, queremos oír tu palabra y creerla!

Tiempo atrás, hubo una temporada de muchos milagros en nuestra iglesia una persona que fue levantada de los muertos. 

Fue cuando una joven que asistía a Vino Nuevo, iba con varios muchachos al mercado del centro de la ciudad cuando vio a mucha gente que estaba mirando a una persona tirada en la banqueta, en eso, sintió que alguien la empujó hacia la persona y se inclinó a su lado. 

Esta persona no estaba respirando, no tenía pulso. Entonces, se dio cuenta que estaba muerta y empezó a orar en lenguas. Mientras ella oraba, de repente, esa persona, ¡empezó a respirar volviendo a la vida!

¡Volvió a la vida! ¡Gloria Dios! 

Este milagro sucedió porque una chica creyó y obedeció al Señor.

¡Gracias, Señor! ¡Haz más milagros para que puedan creer! ¡Haz muchos milagros para que muchos puedan creer!

Él está buscando hombres y mujeres humildes y compasivos en los cuales Él puede poner autoridad y poder. 

Sólo siendo humildes y compasivos daremos Gloria a Jesús. 

Él quiere darnos autoridad y poder para sanar enfermos en Su Nombre.

Van a venir a ti personas con necesidad, con enfermedades, entonces, oraras en el Poderoso Nombre del Señor Jesucristo y, ¡van a sanar!, y cuando su familia se dé cuenta del milagro, entonces, ellos van a venir a los pies de Jesucristo, porque van a creer que Dios está con nosotros y que su amor está en nosotros.

Mantente humilde cuando eso suceda, no permitas que entre en ti altivez, ni orgullo; para que Satanás no destruya la obra que Dios ponga en tus manos.

Amados, ¡vamos a seguir a Jesús! ¡Sigamos Sus pasos, sigamos Su ejemplo! Busquemos ser como Jesús; y cada uno de nosotros debemos seguir a Jesús, para hacer las mismas obras que Él hizo y aún mayores.

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2020-06-30

Éxito Garantizado V
Victor Richards
2020-06-30

Éxito Garantizado IV
Victor Richards
2020-06-23

La Sangre y El Velo
Hno. Victor Richards
2020-06-23

Éxito Garantizado III
Victor Richards
2020-06-16

Bendición Por la Sangre
Hno. Victor Richards
2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-06-09

Éxito Garantizado II
Victor Richards
2020-06-09

Éxito Garantizado
Hno. Victor Richards
2020-06-02

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II
Hno. Victor Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV
Gloria Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III
Gloria Richards
2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua
Hno. Victor Richards
2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II
Gloria Richards
2020-05-12

Comprados con Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios
Gloria Richards
2020-05-05

La Sangre Redentora
Hno. Victor Richards
2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV
Gloria Richards
2020-04-28

Comprados con Sangre
Hno. Victor Richards
2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III
Gloria Richards
2020-04-21

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II
Gloria Richards
2020-04-14

Jesús nos Amó Primero
Hno. Victor Richards
2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos
Gloria Richards
2020-04-07

Rompiendo Ataduras V
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Jesús y El Padre
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV
Victor Richards
2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte
Hno. Victor Richards
2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II
Hno. Victor Richards
2020-03-17

Rompiendo Ataduras III
Victor Richards
2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy
Hno. Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras II
Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras
Victor Richards
2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio
Hno. Victor Richards
2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III
Hno. Victor Richards
2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II
Hno. Victor Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios
Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards
2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II
Hno. Victor Richards
2020-02-04

Intercesión Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro
Hno. Victor Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. III
Victor y Gloria Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. II
Victor y Gloria Richards
2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-01-14

Intercesión Pt. I
Victor y Gloria Richards
2020-01-07

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320