Jesús: El Dador de Vida II


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 4 de Febrero, 2020

Tu y yo, todos nosotros tenemos el potencial de recibir vida y de dar vida, en el nombre de Jesús.

Debemos caminar en humildad, cerca de Dios y tener fe; de que Él nos quiere usar para que mostremos el amor y las maravillas de Dios a un mundo que no sabe lo que quiere y que está en gran necesidad.

Lee en los Evangelios la vida de Jesús, aprende de Él y sigue su ejemplo para que seamos cada día más como, Él es. 

Ahora vamos a leer en Lucas 4:31- 37

31. Descendió Jesús a Capernaum, ciudad de Galilea; y les enseñaba en los días de reposo.

32. Y se admiraban de su doctrina, porque su palabra era con autoridad.

33. Estaba en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu de demonio inmundo, el cual exclamó a gran voz

El demonio en él era inmundo, ¿qué quiere decir inmundo? ¿Qué estaba sucio con tierra? ¡No! Su mente y su vida eran sucios, muy probable sexualmente. Una persona dominada por este demonio.

Continuemos leyendo, versículo 34

34. diciendo: Déjanos; ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Yo te conozco quién eres, el Santo de Dios.

35. Y Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él. Entonces el demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él, y no le hizo daño alguno.

36. Y estaban todos maravillados, y hablaban unos a otros, diciendo: ¿Qué palabra es esta, que con autoridad y poder manda a los espíritus inmundos, y salen?

37. Y su fama se difundía por todos los lugares de los contornos. 

Una cosa es mandar a los demonios, ¡fuera! Pero, otra cosa es que te obedezcan.

¿Por qué obedecían a Jesús? 

Porque Él tiene toda la autoridad y todo el poder. 

Y si tú y yo buscamos al Señor con todo nuestro corazón y vivimos en integridad, limpios de corazón, entonces; Él nos dará  autoridad y poder para dar libertad a los oprimidos por el diablo.

Yo tengo algo de la autoridad de Dios; pero, ¡quiero más autoridad de Él!

Camina fiel con lo que Dios te da y Él te dará más. Sin embargo, con mayor poder y autoridad, las guerras en tu vida serán más fuertes; pero, ¡los milagros serán mayores! Y, ¡darás más gloria a Dios! 

Hace tiempo, veníamos de la ciudad de Chihuahua, en México, un grupo de hermanos y hermanas y en la carretera, nos encontramos con un terrible accidente.

Una Van chocó con un Volkswagen; fue tan fuerte que lo cortó por la mitad; una parte estaba en el campo y la otra mitad en la carretera. El cuerpo del chofer estaba caído en el pavimento, pero sus pies quedaron dentro del carro. 

Su mujer tenía herida la frente, sangrando y gritando; “no me dejes, no me dejes”.

Mientras nos deteníamos y nos íbamos acercando para ayudar, orábamos en lenguas. 

Cuando revisamos al hombre en el pavimento, no tenía pulso, ni estaba respirando; ¡estaba muerto! 

La mujer gritaba; “¡no me dejes, no me dejes!”, pero las mujeres que iban con nosotros no dejaban de orar en lenguas; y de repente, el hombre que estaba muerto empieza a respirar, ¡volvió a la vida! ¡Gloria a Dios! ¡Sí! ¡Gloria a Dios!

Sucedió con otro hombre en nuestra congregación Vino Nuevo; Mr. Johns; un hermano de color, jubilado del ejército norte americano, estaba sentado con su esposa mexicana. 

Él no entendía casi nada de español, pero venía con ella a la reunión, le gustaba mucho la manera en que cantamos al Señor. 

Cuando de repente, su cabeza cayó encima del hombro de su esposa mientras yo predicaba y supe al instante, que había muerto. Entonces dije; “¡necesitamos un doctor!”. 

Rápidamente vinieron doctores y enfermeras que estaban presentes. Mientras le acostaban en el piso para darle atención médica. Vi cuando ellos estaban dándole Reanimación Cardiaca y Pulmonar, pues no respiraba y no tenía pulso. 

Mientras, estábamos orando al Señor que le diera, ¡vida! En eso, me mandan una nota que decía; “paro cardiaco, paro respiratorio”, ¡estaba muerto! 

Seguimos en oración toda la iglesia, desesperados por la situación tan grave. Pero, de repente, este hombre abre la boca para jalar aire, y empieza a respirar, ¡estaba respirando!

Los médicos y enfermeras gritaron: “¡Ya regresó!”.  ¡Dios lo volvió a la vida!

Entonces, llamaron a una ambulancia y lo llevaron al hospital militar en El Paso, Texas. 

Cuando llegaron al hospital, había una doctora que entró para examinarlo; empezó a revisar su corazón y le dijo: “Sargento Johns, parece que tuvo un paro cardiaco y respiratorio y perdió control de la orina”. Entonces, él dijo; sí doctora. Ella dijo: “Sargento Johns; usted estuvo muerto, pero ahora está vivo”. 

¡Gloria a Dios! ¡Gloria a Dios! ¡Jesucristo es el mismo, ayer, hoy y por los siglos! 

En Juan 14:12 Jesús dijo:

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre.

Podemos nosotros hacer las mismas cosas y darle gloria a Dios.

¡Tú puedes experimentar lo sobrenatural, no tengas miedo!

Tal vez pienses; yo no sé si Dios me puede usar. 

Si ves una necesidad, pues, ¡haz algo! 

Los que han orado por muertos han sido jóvenes y también adultos, no hay una edad especial, ni gente especial, ¡Él te puede usar!

 En Hebreos 13:8 dice:

 Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.

¡Señor; te doy gloria, te doy gloria, te exalto!

Sabes,  Él  conoce a  los  que  son  suyos;  la  Biblia  dice en    Timoteo  2:19 

19. Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.

Él conoce a los que van a creer, y los está llamando para que vengan a Jesús. 

Vamos a tener oportunidades y Él va a responder, no tengas miedo, Dios puede hacer milagros por medio de ti. 

La ciudad donde vives es un gran campo misionero. 

Ora por enfermos cada vez que tengas oportunidad y hazlo con fe. 

Cuanto más ores por enfermos veras que tu fe ira en aumento, creciendo más y más cada día. 

Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos. 

¡Él sigue sanando a personas enfermas! ¡Él sigue haciendo milagros!

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado V Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado IV Victor Richards 2020-06-23

La Sangre y El Velo Hno. Victor Richards 2020-06-23

Éxito Garantizado III Victor Richards 2020-06-16

Bendición Por la Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado II Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado Hno. Victor Richards 2020-06-02

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Intercesión Pt. I Victor y Gloria Richards 2020-01-07

Jesús: El Dador de Vida II


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 4 de Febrero, 2020

Tu y yo, todos nosotros tenemos el potencial de recibir vida y de dar vida, en el nombre de Jesús.

Debemos caminar en humildad, cerca de Dios y tener fe; de que Él nos quiere usar para que mostremos el amor y las maravillas de Dios a un mundo que no sabe lo que quiere y que está en gran necesidad.

Lee en los Evangelios la vida de Jesús, aprende de Él y sigue su ejemplo para que seamos cada día más como, Él es. 

Ahora vamos a leer en Lucas 4:31- 37

31. Descendió Jesús a Capernaum, ciudad de Galilea; y les enseñaba en los días de reposo.

32. Y se admiraban de su doctrina, porque su palabra era con autoridad.

33. Estaba en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu de demonio inmundo, el cual exclamó a gran voz

El demonio en él era inmundo, ¿qué quiere decir inmundo? ¿Qué estaba sucio con tierra? ¡No! Su mente y su vida eran sucios, muy probable sexualmente. Una persona dominada por este demonio.

Continuemos leyendo, versículo 34

34. diciendo: Déjanos; ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Yo te conozco quién eres, el Santo de Dios.

35. Y Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él. Entonces el demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él, y no le hizo daño alguno.

36. Y estaban todos maravillados, y hablaban unos a otros, diciendo: ¿Qué palabra es esta, que con autoridad y poder manda a los espíritus inmundos, y salen?

37. Y su fama se difundía por todos los lugares de los contornos. 

Una cosa es mandar a los demonios, ¡fuera! Pero, otra cosa es que te obedezcan.

¿Por qué obedecían a Jesús? 

Porque Él tiene toda la autoridad y todo el poder. 

Y si tú y yo buscamos al Señor con todo nuestro corazón y vivimos en integridad, limpios de corazón, entonces; Él nos dará  autoridad y poder para dar libertad a los oprimidos por el diablo.

Yo tengo algo de la autoridad de Dios; pero, ¡quiero más autoridad de Él!

Camina fiel con lo que Dios te da y Él te dará más. Sin embargo, con mayor poder y autoridad, las guerras en tu vida serán más fuertes; pero, ¡los milagros serán mayores! Y, ¡darás más gloria a Dios! 

Hace tiempo, veníamos de la ciudad de Chihuahua, en México, un grupo de hermanos y hermanas y en la carretera, nos encontramos con un terrible accidente.

Una Van chocó con un Volkswagen; fue tan fuerte que lo cortó por la mitad; una parte estaba en el campo y la otra mitad en la carretera. El cuerpo del chofer estaba caído en el pavimento, pero sus pies quedaron dentro del carro. 

Su mujer tenía herida la frente, sangrando y gritando; “no me dejes, no me dejes”.

Mientras nos deteníamos y nos íbamos acercando para ayudar, orábamos en lenguas. 

Cuando revisamos al hombre en el pavimento, no tenía pulso, ni estaba respirando; ¡estaba muerto! 

La mujer gritaba; “¡no me dejes, no me dejes!”, pero las mujeres que iban con nosotros no dejaban de orar en lenguas; y de repente, el hombre que estaba muerto empieza a respirar, ¡volvió a la vida! ¡Gloria a Dios! ¡Sí! ¡Gloria a Dios!

Sucedió con otro hombre en nuestra congregación Vino Nuevo; Mr. Johns; un hermano de color, jubilado del ejército norte americano, estaba sentado con su esposa mexicana. 

Él no entendía casi nada de español, pero venía con ella a la reunión, le gustaba mucho la manera en que cantamos al Señor. 

Cuando de repente, su cabeza cayó encima del hombro de su esposa mientras yo predicaba y supe al instante, que había muerto. Entonces dije; “¡necesitamos un doctor!”. 

Rápidamente vinieron doctores y enfermeras que estaban presentes. Mientras le acostaban en el piso para darle atención médica. Vi cuando ellos estaban dándole Reanimación Cardiaca y Pulmonar, pues no respiraba y no tenía pulso. 

Mientras, estábamos orando al Señor que le diera, ¡vida! En eso, me mandan una nota que decía; “paro cardiaco, paro respiratorio”, ¡estaba muerto! 

Seguimos en oración toda la iglesia, desesperados por la situación tan grave. Pero, de repente, este hombre abre la boca para jalar aire, y empieza a respirar, ¡estaba respirando!

Los médicos y enfermeras gritaron: “¡Ya regresó!”.  ¡Dios lo volvió a la vida!

Entonces, llamaron a una ambulancia y lo llevaron al hospital militar en El Paso, Texas. 

Cuando llegaron al hospital, había una doctora que entró para examinarlo; empezó a revisar su corazón y le dijo: “Sargento Johns, parece que tuvo un paro cardiaco y respiratorio y perdió control de la orina”. Entonces, él dijo; sí doctora. Ella dijo: “Sargento Johns; usted estuvo muerto, pero ahora está vivo”. 

¡Gloria a Dios! ¡Gloria a Dios! ¡Jesucristo es el mismo, ayer, hoy y por los siglos! 

En Juan 14:12 Jesús dijo:

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre.

Podemos nosotros hacer las mismas cosas y darle gloria a Dios.

¡Tú puedes experimentar lo sobrenatural, no tengas miedo!

Tal vez pienses; yo no sé si Dios me puede usar. 

Si ves una necesidad, pues, ¡haz algo! 

Los que han orado por muertos han sido jóvenes y también adultos, no hay una edad especial, ni gente especial, ¡Él te puede usar!

 En Hebreos 13:8 dice:

 Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.

¡Señor; te doy gloria, te doy gloria, te exalto!

Sabes,  Él  conoce a  los  que  son  suyos;  la  Biblia  dice en    Timoteo  2:19 

19. Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.

Él conoce a los que van a creer, y los está llamando para que vengan a Jesús. 

Vamos a tener oportunidades y Él va a responder, no tengas miedo, Dios puede hacer milagros por medio de ti. 

La ciudad donde vives es un gran campo misionero. 

Ora por enfermos cada vez que tengas oportunidad y hazlo con fe. 

Cuanto más ores por enfermos veras que tu fe ira en aumento, creciendo más y más cada día. 

Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos. 

¡Él sigue sanando a personas enfermas! ¡Él sigue haciendo milagros!

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios Hno. Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado V Victor Richards 2020-06-30

Éxito Garantizado IV Victor Richards 2020-06-23

La Sangre y El Velo Hno. Victor Richards 2020-06-23

Éxito Garantizado III Victor Richards 2020-06-16

Bendición Por la Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado II Victor Richards 2020-06-09

Éxito Garantizado Hno. Victor Richards 2020-06-02

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II Hno. Victor Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV Gloria Richards 2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III Gloria Richards 2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua Hno. Victor Richards 2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II Gloria Richards 2020-05-12

Comprados con Su Sangre Hno. Victor Richards 2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios Gloria Richards 2020-05-05

La Sangre Redentora Hno. Victor Richards 2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV Gloria Richards 2020-04-28

Comprados con Sangre Hno. Victor Richards 2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III Gloria Richards 2020-04-21

La Sangre de Jesús Hno. Victor Richards 2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II Gloria Richards 2020-04-14

Jesús nos Amó Primero Hno. Victor Richards 2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos Gloria Richards 2020-04-07

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. III Victor y Gloria Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Intercesión Pt. I Victor y Gloria Richards 2020-01-07

Lecturas Recomendadas


Jesús: El Dador de Vida II



Por: Hno. Victor Richards
Martes 4 de Febrero, 2020

Tu y yo, todos nosotros tenemos el potencial de recibir vida y de dar vida, en el nombre de Jesús.

Debemos caminar en humildad, cerca de Dios y tener fe; de que Él nos quiere usar para que mostremos el amor y las maravillas de Dios a un mundo que no sabe lo que quiere y que está en gran necesidad.

Lee en los Evangelios la vida de Jesús, aprende de Él y sigue su ejemplo para que seamos cada día más como, Él es. 

Ahora vamos a leer en Lucas 4:31- 37

31. Descendió Jesús a Capernaum, ciudad de Galilea; y les enseñaba en los días de reposo.

32. Y se admiraban de su doctrina, porque su palabra era con autoridad.

33. Estaba en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu de demonio inmundo, el cual exclamó a gran voz

El demonio en él era inmundo, ¿qué quiere decir inmundo? ¿Qué estaba sucio con tierra? ¡No! Su mente y su vida eran sucios, muy probable sexualmente. Una persona dominada por este demonio.

Continuemos leyendo, versículo 34

34. diciendo: Déjanos; ¿qué tienes con nosotros, Jesús nazareno? ¿Has venido para destruirnos? Yo te conozco quién eres, el Santo de Dios.

35. Y Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él. Entonces el demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él, y no le hizo daño alguno.

36. Y estaban todos maravillados, y hablaban unos a otros, diciendo: ¿Qué palabra es esta, que con autoridad y poder manda a los espíritus inmundos, y salen?

37. Y su fama se difundía por todos los lugares de los contornos. 

Una cosa es mandar a los demonios, ¡fuera! Pero, otra cosa es que te obedezcan.

¿Por qué obedecían a Jesús? 

Porque Él tiene toda la autoridad y todo el poder. 

Y si tú y yo buscamos al Señor con todo nuestro corazón y vivimos en integridad, limpios de corazón, entonces; Él nos dará  autoridad y poder para dar libertad a los oprimidos por el diablo.

Yo tengo algo de la autoridad de Dios; pero, ¡quiero más autoridad de Él!

Camina fiel con lo que Dios te da y Él te dará más. Sin embargo, con mayor poder y autoridad, las guerras en tu vida serán más fuertes; pero, ¡los milagros serán mayores! Y, ¡darás más gloria a Dios! 

Hace tiempo, veníamos de la ciudad de Chihuahua, en México, un grupo de hermanos y hermanas y en la carretera, nos encontramos con un terrible accidente.

Una Van chocó con un Volkswagen; fue tan fuerte que lo cortó por la mitad; una parte estaba en el campo y la otra mitad en la carretera. El cuerpo del chofer estaba caído en el pavimento, pero sus pies quedaron dentro del carro. 

Su mujer tenía herida la frente, sangrando y gritando; “no me dejes, no me dejes”.

Mientras nos deteníamos y nos íbamos acercando para ayudar, orábamos en lenguas. 

Cuando revisamos al hombre en el pavimento, no tenía pulso, ni estaba respirando; ¡estaba muerto! 

La mujer gritaba; “¡no me dejes, no me dejes!”, pero las mujeres que iban con nosotros no dejaban de orar en lenguas; y de repente, el hombre que estaba muerto empieza a respirar, ¡volvió a la vida! ¡Gloria a Dios! ¡Sí! ¡Gloria a Dios!

Sucedió con otro hombre en nuestra congregación Vino Nuevo; Mr. Johns; un hermano de color, jubilado del ejército norte americano, estaba sentado con su esposa mexicana. 

Él no entendía casi nada de español, pero venía con ella a la reunión, le gustaba mucho la manera en que cantamos al Señor. 

Cuando de repente, su cabeza cayó encima del hombro de su esposa mientras yo predicaba y supe al instante, que había muerto. Entonces dije; “¡necesitamos un doctor!”. 

Rápidamente vinieron doctores y enfermeras que estaban presentes. Mientras le acostaban en el piso para darle atención médica. Vi cuando ellos estaban dándole Reanimación Cardiaca y Pulmonar, pues no respiraba y no tenía pulso. 

Mientras, estábamos orando al Señor que le diera, ¡vida! En eso, me mandan una nota que decía; “paro cardiaco, paro respiratorio”, ¡estaba muerto! 

Seguimos en oración toda la iglesia, desesperados por la situación tan grave. Pero, de repente, este hombre abre la boca para jalar aire, y empieza a respirar, ¡estaba respirando!

Los médicos y enfermeras gritaron: “¡Ya regresó!”.  ¡Dios lo volvió a la vida!

Entonces, llamaron a una ambulancia y lo llevaron al hospital militar en El Paso, Texas. 

Cuando llegaron al hospital, había una doctora que entró para examinarlo; empezó a revisar su corazón y le dijo: “Sargento Johns, parece que tuvo un paro cardiaco y respiratorio y perdió control de la orina”. Entonces, él dijo; sí doctora. Ella dijo: “Sargento Johns; usted estuvo muerto, pero ahora está vivo”. 

¡Gloria a Dios! ¡Gloria a Dios! ¡Jesucristo es el mismo, ayer, hoy y por los siglos! 

En Juan 14:12 Jesús dijo:

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre.

Podemos nosotros hacer las mismas cosas y darle gloria a Dios.

¡Tú puedes experimentar lo sobrenatural, no tengas miedo!

Tal vez pienses; yo no sé si Dios me puede usar. 

Si ves una necesidad, pues, ¡haz algo! 

Los que han orado por muertos han sido jóvenes y también adultos, no hay una edad especial, ni gente especial, ¡Él te puede usar!

 En Hebreos 13:8 dice:

 Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.

¡Señor; te doy gloria, te doy gloria, te exalto!

Sabes,  Él  conoce a  los  que  son  suyos;  la  Biblia  dice en    Timoteo  2:19 

19. Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.

Él conoce a los que van a creer, y los está llamando para que vengan a Jesús. 

Vamos a tener oportunidades y Él va a responder, no tengas miedo, Dios puede hacer milagros por medio de ti. 

La ciudad donde vives es un gran campo misionero. 

Ora por enfermos cada vez que tengas oportunidad y hazlo con fe. 

Cuanto más ores por enfermos veras que tu fe ira en aumento, creciendo más y más cada día. 

Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos. 

¡Él sigue sanando a personas enfermas! ¡Él sigue haciendo milagros!

Ver Mas

Entremos a la Presencia de Dios
Hno. Victor Richards
2020-06-30

Éxito Garantizado V
Victor Richards
2020-06-30

Éxito Garantizado IV
Victor Richards
2020-06-23

La Sangre y El Velo
Hno. Victor Richards
2020-06-23

Éxito Garantizado III
Victor Richards
2020-06-16

Bendición Por la Sangre
Hno. Victor Richards
2020-06-16

Nuestra Herencia por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-06-09

Éxito Garantizado II
Victor Richards
2020-06-09

Éxito Garantizado
Hno. Victor Richards
2020-06-02

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-06-02

Jesucristo: Nuestra Pascua II
Hno. Victor Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna IV
Gloria Richards
2020-05-26

Proverbios y La Mujer Moderna III
Gloria Richards
2020-05-19

Jesucristo: Nuestra Pascua
Hno. Victor Richards
2020-05-19

Redimidos Por Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-12

Proverbios y La Mujer Moderna II
Gloria Richards
2020-05-12

Comprados con Su Sangre
Hno. Victor Richards
2020-05-05

La Mujer Moderna y los Proverbios
Gloria Richards
2020-05-05

La Sangre Redentora
Hno. Victor Richards
2020-04-28

Tus Hijos Barro en tus Manos IV
Gloria Richards
2020-04-28

Comprados con Sangre
Hno. Victor Richards
2020-04-21

Tus Hijos Barro en tus Manos III
Gloria Richards
2020-04-21

La Sangre de Jesús
Hno. Victor Richards
2020-04-14

Tus Hijos, Barro en tus Manos II
Gloria Richards
2020-04-14

Jesús nos Amó Primero
Hno. Victor Richards
2020-04-07

Tus Hijos, Barro en tus Manos
Gloria Richards
2020-04-07

Rompiendo Ataduras V
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Jesús y El Padre
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV
Victor Richards
2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte
Hno. Victor Richards
2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II
Hno. Victor Richards
2020-03-17

Rompiendo Ataduras III
Victor Richards
2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy
Hno. Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras II
Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras
Victor Richards
2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio
Hno. Victor Richards
2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III
Hno. Victor Richards
2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II
Hno. Victor Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios
Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards
2020-02-04

Intercesión Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida
Hno. Victor Richards
2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro
Hno. Victor Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. III
Victor y Gloria Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. II
Victor y Gloria Richards
2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-01-14

Intercesión Pt. I
Victor y Gloria Richards
2020-01-07

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320