Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4



Publicado el:
Martes 24 de Noviembre, 2020

Lección 7

El gozo y el amor asombroso de Dios

Aun si tuvieras todas las riquezas del mundo, no podrías comprar ni una taza de café, ¡si no te das cuenta que tienes esas riquezas! Había cierto hombre en el estado de Texas que murió en total pobreza. Sin embargo, hasta el día de su muerte, vivió a unos cuantos metros de, ¡uno de los pozos de petróleo no descubierto más grande en el mundo! Debido a que, en los Estados Unidos, el que descubre petróleo o lo que sea, en su propiedad, es dueño del mismo, ¡este hombre fue riquísimo, pero vivió toda su vida como un pobre miserable!

¡Cuántos de nosotros vivimos como este pobre tejano, poseyendo increíbles riquezas, pero no disfrutando nada de ellas!

I. Otro principio que nos conecta al gozo

Para no vivir como el tejano, veamos otro principio que nos ayudará a conectarnos al gozo del Señor.

Tercer principio:

¡Hay que saber el valor de ser un hijo de Dios y que Él te ama con un amor asombroso!

Habían sido días asombrosos para los setenta discípulos después de que Jesús los había enviado a los pueblos a predicar. Habían visto al Señor obrar a través de ellos de manera que jamás se hubieran imaginado: Los cojos caminaban, ciegos veían, enfermos sanaban... ¡Y aun los demonios se les sujetaron en el nombre de Jesús!

Visualicemos a Jesús escuchando su emocionante reporte y seguramente gozándose al ver la emoción de ellos. Pero luego, les dice algo sorprendente: “...No os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos” (Lucas 10:17-20).

Yo he tenido la dicha de orar por personas atormentadas que han sido libres de demonios y puedo testificar que sí, es causa de gozo. Sin embargo, Jesús nos dice que nuestro mayor motivo de gozo debe ser que nuestros nombres estén escritos en el Cielo.

II. Su amor asombroso

Al gozarnos en nuestra salvación, nos gozamos también porque Él nos ama con un amor asombroso. “Y que así puedan comprender con todo el pueblo santo cuán ancho, largo, alto y profundo es el amor de Cristo. Pido, pues, que conozcan ese amor, que es mucho más grande que todo cuanto podemos conocer, para que lleguen a colmarse de la plenitud total de Dios” (Efesios 3:18-19 DHH).

Hace tiempo escribí un libro pequeño con Jesús Adrián Romero llamado “El Asombroso e inagotable amor de Dios”. ¡Cómo me bendijo! Es un mensaje primordial para todos aquellos que aman al Señor, pero batallan para creer o percibir que en verdad Él los ama a pesar de sus fallas y debilidades.

Quiero repetir algo que viene en este pequeño libro, porque creo que te va a bendecir. El pastor Mike Bickle dice: “La gente me pregunta continuamente si de verdad siempre estoy feliz, porque raras veces me ven sin una sonrisa y les es difícil creer que uno puede estar feliz todo el tiempo. Hasta le preguntan a mi esposa y a mis colaboradores si es cierto que siempre estoy feliz. Y ellos les confirman que sí.

“Lo que les sorprende”, dice Bickle, “es cuando les digo ‘mi secreto’ de la felicidad”, aunque realmente no es un secreto. Me encanta compartir con la gente que estoy sobreabundantemente feliz porque sé que Dios me ama, es más, ¡sé que le caigo bien! De hecho, ¡aun sé que soy su favorito!

“Antes de que me juzgues arrogante, permíteme explicar. No soy el único favorito de Dios. Si tú eres su hijo, a través de Jesucristo, tú también eres su favorito. Así que, el ‘secreto’ de estar feliz todo el tiempo es saber que Dios realmente te ama mucho y, ¡que le caes bien!”.

¿Tienes tú esta misma seguridad... de que Dios no solo te ama, sino que eres uno de sus “favoritos”?

III. El amor de un padre no depende del comportamiento de su hijo

Tristemente, existen algunos padres que dicen a sus hijos: “No te voy a amar si no te portas bien”. Sin embargo, la gran mayoría de los padres amamos a nuestros hijos incondicionalmente: Cuando obedecen y aun cuando son malcriados.

El gozo que podemos experimentar diariamente es porque sabemos que Dios, nuestro Padre, nos ama incondicionalmente… no porque nunca fallamos, ni “metemos la pata”, sino porque somos sus hijos y en ocasiones aun hijos “malcriados”.

Puedo recordar ciertas ocasiones en que me sentí frustrada, enojada y desilusionada con uno de nuestros hijos por su comportamiento, pero nunca pude quedarme enojada por mucho tiempo. Uno sigue amando a sus hijos a pesar de sus fallas.

IV. El abrazo del Padre

¿Te das cuenta cómo impacta la vida de las personas, especialmente a aquellas que no recibían amor en sus familias, al escuchar que Dios los ama? Recientemente, Rafael Márquez, uno de los pastores de Vino Nuevo, visitó la penitenciaría de Cd. Juárez y para su sorpresa, cuatrocientos hombres se juntaron en el patio para escucharle hablar. Después de compartir sobre el amor del Padre, les preguntó si alguien quería un abrazo de parte de Dios.

Rafael cuenta: “La respuesta fue impresionante, literalmente abracé cerca de doscientos hombres, antes endurecidos por la maldad y al abrazarlos la mayoría se quebrantaron temblando en sollozos y lágrimas. Yo mismo fui tan impactado con aquella escena que en momentos rompía en llanto, porque era imposible soportar ver a esos hombres rudos, llorando como niños. La vida de esos hombres fue impactada por el amor de Dios en una manera arrolladora y jamás serán los mismos. ¡Nuestro Dios es maravilloso!”.

¿Has sentido el abrazo del Padre? Muchas veces Él usa a las personas, como usó a Rafael Márquez aquel día en el Cereso de Cd. Juárez, para expresar su amor. Permite a algún padre o madre espiritual abrazarte y recíbelo como de parte de Dios. Tu gozo será aumentado. 

Lección 8

Ladrón #4: La culpabilidad

Alguien escribió: “Existen centros de diversión, centros de deporte, centros para los de la tercera edad, centros juveniles… y centros de culpabilidad. Estos últimos, por lo general, se llaman ‘iglesias’. El enfoque de muchas iglesias es continuamente sobre el pecado y la maldad, hasta que los miembros sufren de culpabilidad crónica”.

Es cierto que tenemos que hablar del pecado, ¡pero eso no es toda la historia!

Israel abandonó a su esposa e hijos para vivir con una mujer mucho más joven. No obstante, al pasar los meses, su conciencia no le dejaba en paz, pues, el Espíritu Santo le hizo sentir terriblemente culpable. Finalmente, dejó a “la amante”, pidió perdón a su esposa e hijos, quienes le perdonaron y le recibieron en casa otra vez.

Cuando Oralia se dio cuenta que estaba esperando su cuarto bebé, intentó abortar, puesto que su situación matrimonial y económica se estaban tambaleando. La criatura nació, pero por 20 años Oralia ha vivido atormentada por la culpabilidad a pesar de que se ha arrepentido, ha pedido perdón a Dios muchas veces y ama a su hija. Ella batalla para creer que Dios le ha perdonado.

I. La culpabilidad: Un factor positivo y negativo

Otra estrategia de satanás para robarnos el gozo es la culpabilidad. Antes de mencionar el papel de satanás, Dios usa la culpabilidad para llevar al pecador a Cristo, puesto que todos somos culpables de pecado. “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). Luego leemos: “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6:23). El único remedio para la culpabilidad es confesar nuestros pecados y recibir el perdón de Dios a través de Jesucristo.

Una vez que hemos confesado nuestros pecados y que hemos recibido perdón a través de la sangre de Jesús, debemos vivir libres de la condenación. “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús...” (Romanos 8:1). Sin embargo, aun para el cristiano, la culpabilidad puede ser un factor positivo porque es la forma en que Dios nos alerta, diciendo: ¡Cuidado! ¡Algo anda mal! Esto es lo que sucedió con Israel. La culpabilidad fue un factor positivo que le llevó a abandonar su pecado. El Espíritu Santo usó el sentir de culpa para bien.

Si no tienes paz, debes examinar tu vida para ver si existe una mala actitud o algún pecado del cual no te has arrepentido.

II. El acusador

No obstante, la Biblia dice que satanás es el acusador de los hermanos. “...Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche” (Apocalipsis 12:10). El usa nuestra conciencia para acusarnos y para hacernos recordar algún pecado del pasado. Esto fue el caso de Oralia; el sentir de culpa por un error del pasado le estaba destruyendo.

También satanás nos acusa de algo que no fue nuestra culpa o de situaciones fuera de nuestro control, posiblemente a través de la gente nos hace sentir culpables.

Las personas sufren de culpabilidad después de un divorcio, por casarse con alguien que no es cristiano, por una mala decisión que tomaron, los padres sufren culpabilidad cuando un hijo anda en rebelión contra Dios o por el suicido de un hijo. También existen mujeres que se sienten culpables por un aborto o intento del mismo.

Perdemos el gozo cuando pecamos

¿Qué sucede cuando pecamos después de ser salvos? Perdemos nuestro gozo y paz, puesto que la comunión con el Señor está rota. Pero si nos arrepentimos de todo corazón, confesando el pecado, tenemos la promesa: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).

Escucha bien: Puede ser que sí, tuviste parte de la culpa por los problemas actuales en tu vida. Sin embargo, no puedes seguir cargando con esta culpa. ¿Recuerdas la historia de Aarón, el hermano de Moisés y cómo fue culpable de hacer el becerro de oro, donde el pueblo entero se arrodilló y adoró? Fue un pecado terrible; no obstante, cuando Aarón se arrepintió de todo corazón, fue perdonado y, ¡llegó a ser el primer sumo sacerdote!

Si estás cargando con la culpabilidad, confiesa tus pecados (o tu parte en los problemas), luego cree que el Señor te perdona y, ¡perdónate a ti mismo!

En Apocalipsis dice que satanás es el acusador de los hermanos, continúa diciendo; “Y ellos han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos...” (Apocalipsis 12:11). Es decir, debemos confesar con nuestra boca lo que la sangre hace por nosotros. “Tengo perdón de mis pecados por la sangre de Jesús, por lo tanto, ninguna condenación hay para mí porque estoy en Cristo”.

“En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia” (Efesios 1:7).

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús…” (Romanos 8:1).

Como se mencionó en otro capítulo, el legalismo trae culpabilidad, también el compararnos con otros. Al escuchar las historias de personas con un gran don para el evangelismo, nos sentimos menos o culpables porque nuestras experiencias en el evangelismo no han llevado fruto, por lo menos aparentemente. Al compararnos, se nos quita el gozo.

Conclusión

Juanito de siete años, desobedeció a su madre y su conciencia empezó a inquietarle. Lleno de culpabilidad decidió esconderse en su recámara, pero en el camino, su madre le vio y le preguntó: “Juanito, ¿a dónde vas?”; “A mi cuarto para hablar con Dios”, respondió el niño. “¿Hay algo que no puedes decirme a mí?”.

Juanito explicó: “Sí, porque si te digo a ti, tú me castigarás, pero si lo digo a Dios, Él me perdonará y, ¡se olvidará del asunto!”.

Posiblemente este niño no entendió todo el asunto, porque a veces el pecado o el error, sí lleva consecuencias; sin embargo, el niño entendió bien que una vez que confesamos sinceramente nuestros pecados, Dios los perdona y luego, ¡se olvida del asunto! No permitas ni a satanás, ni a otras personas, acusarte por los pecados que has confesado y que están bajo la sangre de Jesús. Si ya aceptaste a Cristo como tu Salvador, la Biblia dice que tus pecados han sido echados a lo más profundo del mar (Miqueas 7:19). Y hay un aviso junto a este mar que dice: ¡No se permite pescar! No vuelvas a recordarlos.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

VIDA ETERNA Victor Richards 2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-01-19

ETERNIDAD Victor Richards 2021-01-12

El Gozo del Señor: Tiempos de Refrigerio Hno. Victor Richards 2021-01-12

EL GOZO DEL SEÑOR: MI FORTALEZA Hno. Victor Richards 2021-01-05

Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera Hno. Victor Richards 2020-12-29

Su nacimiento: un suceso extraño y sin precedente Hno. Victor Richards 2020-12-23

Viviendo más allá de la Razón #3 Victor Richards 2020-12-15

LA ADORACIÓN NOS HACE VENCEDORES Hno. Victor Richards 2020-12-15

Viviendo más allá de la Razón #2 Victor Richards 2020-12-08

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN PARTE II Hno. Victor Richards 2020-12-08

Viviendo más allá de la Razón #1 Victor Richards 2020-12-03

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN Hno. Victor Richards 2020-12-03

LA ADORACIÓN Y LA RESTITUCIÓN Hno. Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4 Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 3 Victor Richards 2020-11-17

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-17

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 2 Victor Richards 2020-11-10

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-10

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 1 Victor Richards 2020-11-03

Amistad e Intimidad IV Victor y Gloria Richards 2020-10-30

Amistad e Intimidad III Victor y Gloria Richards 2020-10-20

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA Hno. Victor Richards 2020-10-20

Amistad e Intimidad II Victor y Gloria Richards 2020-10-13

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA PARTE II Hno. Victor Richards 2020-10-13

Amistad e Intimidad I Victor y Gloria Richards 2020-10-06

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA PARTE I Hno. Victor Richards 2020-10-06

¿QUÉ ESPERAS DEL AYUNO? II Hno. Victor Richards 2020-09-29

BARAK BARAK V Victor Richards 2020-09-29

BARAK BARAK IV Victor Richards 2020-09-22

¿QUÉ ESPERAS DEL AYUNO? Hno. Victor Richards 2020-09-22

BARAK BARAK III Victor Richards 2020-09-15

El Ayuno y la Oración que logran lo Imposible II Hno. Victor Richards 2020-09-15

El Ayuno y la Oración que logran lo Imposible Hno. Victor Richards 2020-09-08

BARAK BARAK II Victor Richards 2020-09-08

El Ayuno que Funciona II Hno. Victor Richards 2020-09-01

BARAK BARAK Hno. Victor Richards 2020-09-01

Tú Puedes ser Sanado IV Gloria Richards 2020-08-25

El Ayuno que Funciona Hno. Victor Richards 2020-08-25

El Poder del Ayuno II Hno. Victor Richards 2020-08-18

Tú Puedes ser Sanado III Gloria Richards 2020-08-18

El Poder del Ayuno Hno. Victor Richards 2020-08-11

Tú Puedes ser Sanado II Gloria Richards 2020-08-11

La Sangre de Jesús: Sus Beneficios II Hno. Victor Richards 2020-08-04

Tú Puedes ser Sanado Gloria Richards 2020-08-04

La Sangre de Jesús: Sus Beneficios Hno. Victor Richards 2020-07-28

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo IV Victor Richards 2020-07-28

EL QUE A MI VIENE NO LO ECHO FUERA Hno. Victor Richards 2020-07-21

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo III Victor Richards 2020-07-21

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo II Victor Richards 2020-07-14

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4




Publicado el:
Martes 24 de Noviembre, 2020

Lección 7

El gozo y el amor asombroso de Dios

Aun si tuvieras todas las riquezas del mundo, no podrías comprar ni una taza de café, ¡si no te das cuenta que tienes esas riquezas! Había cierto hombre en el estado de Texas que murió en total pobreza. Sin embargo, hasta el día de su muerte, vivió a unos cuantos metros de, ¡uno de los pozos de petróleo no descubierto más grande en el mundo! Debido a que, en los Estados Unidos, el que descubre petróleo o lo que sea, en su propiedad, es dueño del mismo, ¡este hombre fue riquísimo, pero vivió toda su vida como un pobre miserable!

¡Cuántos de nosotros vivimos como este pobre tejano, poseyendo increíbles riquezas, pero no disfrutando nada de ellas!

I. Otro principio que nos conecta al gozo

Para no vivir como el tejano, veamos otro principio que nos ayudará a conectarnos al gozo del Señor.

Tercer principio:

¡Hay que saber el valor de ser un hijo de Dios y que Él te ama con un amor asombroso!

Habían sido días asombrosos para los setenta discípulos después de que Jesús los había enviado a los pueblos a predicar. Habían visto al Señor obrar a través de ellos de manera que jamás se hubieran imaginado: Los cojos caminaban, ciegos veían, enfermos sanaban... ¡Y aun los demonios se les sujetaron en el nombre de Jesús!

Visualicemos a Jesús escuchando su emocionante reporte y seguramente gozándose al ver la emoción de ellos. Pero luego, les dice algo sorprendente: “...No os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos” (Lucas 10:17-20).

Yo he tenido la dicha de orar por personas atormentadas que han sido libres de demonios y puedo testificar que sí, es causa de gozo. Sin embargo, Jesús nos dice que nuestro mayor motivo de gozo debe ser que nuestros nombres estén escritos en el Cielo.

II. Su amor asombroso

Al gozarnos en nuestra salvación, nos gozamos también porque Él nos ama con un amor asombroso. “Y que así puedan comprender con todo el pueblo santo cuán ancho, largo, alto y profundo es el amor de Cristo. Pido, pues, que conozcan ese amor, que es mucho más grande que todo cuanto podemos conocer, para que lleguen a colmarse de la plenitud total de Dios” (Efesios 3:18-19 DHH).

Hace tiempo escribí un libro pequeño con Jesús Adrián Romero llamado “El Asombroso e inagotable amor de Dios”. ¡Cómo me bendijo! Es un mensaje primordial para todos aquellos que aman al Señor, pero batallan para creer o percibir que en verdad Él los ama a pesar de sus fallas y debilidades.

Quiero repetir algo que viene en este pequeño libro, porque creo que te va a bendecir. El pastor Mike Bickle dice: “La gente me pregunta continuamente si de verdad siempre estoy feliz, porque raras veces me ven sin una sonrisa y les es difícil creer que uno puede estar feliz todo el tiempo. Hasta le preguntan a mi esposa y a mis colaboradores si es cierto que siempre estoy feliz. Y ellos les confirman que sí.

“Lo que les sorprende”, dice Bickle, “es cuando les digo ‘mi secreto’ de la felicidad”, aunque realmente no es un secreto. Me encanta compartir con la gente que estoy sobreabundantemente feliz porque sé que Dios me ama, es más, ¡sé que le caigo bien! De hecho, ¡aun sé que soy su favorito!

“Antes de que me juzgues arrogante, permíteme explicar. No soy el único favorito de Dios. Si tú eres su hijo, a través de Jesucristo, tú también eres su favorito. Así que, el ‘secreto’ de estar feliz todo el tiempo es saber que Dios realmente te ama mucho y, ¡que le caes bien!”.

¿Tienes tú esta misma seguridad... de que Dios no solo te ama, sino que eres uno de sus “favoritos”?

III. El amor de un padre no depende del comportamiento de su hijo

Tristemente, existen algunos padres que dicen a sus hijos: “No te voy a amar si no te portas bien”. Sin embargo, la gran mayoría de los padres amamos a nuestros hijos incondicionalmente: Cuando obedecen y aun cuando son malcriados.

El gozo que podemos experimentar diariamente es porque sabemos que Dios, nuestro Padre, nos ama incondicionalmente… no porque nunca fallamos, ni “metemos la pata”, sino porque somos sus hijos y en ocasiones aun hijos “malcriados”.

Puedo recordar ciertas ocasiones en que me sentí frustrada, enojada y desilusionada con uno de nuestros hijos por su comportamiento, pero nunca pude quedarme enojada por mucho tiempo. Uno sigue amando a sus hijos a pesar de sus fallas.

IV. El abrazo del Padre

¿Te das cuenta cómo impacta la vida de las personas, especialmente a aquellas que no recibían amor en sus familias, al escuchar que Dios los ama? Recientemente, Rafael Márquez, uno de los pastores de Vino Nuevo, visitó la penitenciaría de Cd. Juárez y para su sorpresa, cuatrocientos hombres se juntaron en el patio para escucharle hablar. Después de compartir sobre el amor del Padre, les preguntó si alguien quería un abrazo de parte de Dios.

Rafael cuenta: “La respuesta fue impresionante, literalmente abracé cerca de doscientos hombres, antes endurecidos por la maldad y al abrazarlos la mayoría se quebrantaron temblando en sollozos y lágrimas. Yo mismo fui tan impactado con aquella escena que en momentos rompía en llanto, porque era imposible soportar ver a esos hombres rudos, llorando como niños. La vida de esos hombres fue impactada por el amor de Dios en una manera arrolladora y jamás serán los mismos. ¡Nuestro Dios es maravilloso!”.

¿Has sentido el abrazo del Padre? Muchas veces Él usa a las personas, como usó a Rafael Márquez aquel día en el Cereso de Cd. Juárez, para expresar su amor. Permite a algún padre o madre espiritual abrazarte y recíbelo como de parte de Dios. Tu gozo será aumentado. 

Lección 8

Ladrón #4: La culpabilidad

Alguien escribió: “Existen centros de diversión, centros de deporte, centros para los de la tercera edad, centros juveniles… y centros de culpabilidad. Estos últimos, por lo general, se llaman ‘iglesias’. El enfoque de muchas iglesias es continuamente sobre el pecado y la maldad, hasta que los miembros sufren de culpabilidad crónica”.

Es cierto que tenemos que hablar del pecado, ¡pero eso no es toda la historia!

Israel abandonó a su esposa e hijos para vivir con una mujer mucho más joven. No obstante, al pasar los meses, su conciencia no le dejaba en paz, pues, el Espíritu Santo le hizo sentir terriblemente culpable. Finalmente, dejó a “la amante”, pidió perdón a su esposa e hijos, quienes le perdonaron y le recibieron en casa otra vez.

Cuando Oralia se dio cuenta que estaba esperando su cuarto bebé, intentó abortar, puesto que su situación matrimonial y económica se estaban tambaleando. La criatura nació, pero por 20 años Oralia ha vivido atormentada por la culpabilidad a pesar de que se ha arrepentido, ha pedido perdón a Dios muchas veces y ama a su hija. Ella batalla para creer que Dios le ha perdonado.

I. La culpabilidad: Un factor positivo y negativo

Otra estrategia de satanás para robarnos el gozo es la culpabilidad. Antes de mencionar el papel de satanás, Dios usa la culpabilidad para llevar al pecador a Cristo, puesto que todos somos culpables de pecado. “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). Luego leemos: “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6:23). El único remedio para la culpabilidad es confesar nuestros pecados y recibir el perdón de Dios a través de Jesucristo.

Una vez que hemos confesado nuestros pecados y que hemos recibido perdón a través de la sangre de Jesús, debemos vivir libres de la condenación. “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús...” (Romanos 8:1). Sin embargo, aun para el cristiano, la culpabilidad puede ser un factor positivo porque es la forma en que Dios nos alerta, diciendo: ¡Cuidado! ¡Algo anda mal! Esto es lo que sucedió con Israel. La culpabilidad fue un factor positivo que le llevó a abandonar su pecado. El Espíritu Santo usó el sentir de culpa para bien.

Si no tienes paz, debes examinar tu vida para ver si existe una mala actitud o algún pecado del cual no te has arrepentido.

II. El acusador

No obstante, la Biblia dice que satanás es el acusador de los hermanos. “...Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche” (Apocalipsis 12:10). El usa nuestra conciencia para acusarnos y para hacernos recordar algún pecado del pasado. Esto fue el caso de Oralia; el sentir de culpa por un error del pasado le estaba destruyendo.

También satanás nos acusa de algo que no fue nuestra culpa o de situaciones fuera de nuestro control, posiblemente a través de la gente nos hace sentir culpables.

Las personas sufren de culpabilidad después de un divorcio, por casarse con alguien que no es cristiano, por una mala decisión que tomaron, los padres sufren culpabilidad cuando un hijo anda en rebelión contra Dios o por el suicido de un hijo. También existen mujeres que se sienten culpables por un aborto o intento del mismo.

Perdemos el gozo cuando pecamos

¿Qué sucede cuando pecamos después de ser salvos? Perdemos nuestro gozo y paz, puesto que la comunión con el Señor está rota. Pero si nos arrepentimos de todo corazón, confesando el pecado, tenemos la promesa: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).

Escucha bien: Puede ser que sí, tuviste parte de la culpa por los problemas actuales en tu vida. Sin embargo, no puedes seguir cargando con esta culpa. ¿Recuerdas la historia de Aarón, el hermano de Moisés y cómo fue culpable de hacer el becerro de oro, donde el pueblo entero se arrodilló y adoró? Fue un pecado terrible; no obstante, cuando Aarón se arrepintió de todo corazón, fue perdonado y, ¡llegó a ser el primer sumo sacerdote!

Si estás cargando con la culpabilidad, confiesa tus pecados (o tu parte en los problemas), luego cree que el Señor te perdona y, ¡perdónate a ti mismo!

En Apocalipsis dice que satanás es el acusador de los hermanos, continúa diciendo; “Y ellos han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos...” (Apocalipsis 12:11). Es decir, debemos confesar con nuestra boca lo que la sangre hace por nosotros. “Tengo perdón de mis pecados por la sangre de Jesús, por lo tanto, ninguna condenación hay para mí porque estoy en Cristo”.

“En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia” (Efesios 1:7).

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús…” (Romanos 8:1).

Como se mencionó en otro capítulo, el legalismo trae culpabilidad, también el compararnos con otros. Al escuchar las historias de personas con un gran don para el evangelismo, nos sentimos menos o culpables porque nuestras experiencias en el evangelismo no han llevado fruto, por lo menos aparentemente. Al compararnos, se nos quita el gozo.

Conclusión

Juanito de siete años, desobedeció a su madre y su conciencia empezó a inquietarle. Lleno de culpabilidad decidió esconderse en su recámara, pero en el camino, su madre le vio y le preguntó: “Juanito, ¿a dónde vas?”; “A mi cuarto para hablar con Dios”, respondió el niño. “¿Hay algo que no puedes decirme a mí?”.

Juanito explicó: “Sí, porque si te digo a ti, tú me castigarás, pero si lo digo a Dios, Él me perdonará y, ¡se olvidará del asunto!”.

Posiblemente este niño no entendió todo el asunto, porque a veces el pecado o el error, sí lleva consecuencias; sin embargo, el niño entendió bien que una vez que confesamos sinceramente nuestros pecados, Dios los perdona y luego, ¡se olvida del asunto! No permitas ni a satanás, ni a otras personas, acusarte por los pecados que has confesado y que están bajo la sangre de Jesús. Si ya aceptaste a Cristo como tu Salvador, la Biblia dice que tus pecados han sido echados a lo más profundo del mar (Miqueas 7:19). Y hay un aviso junto a este mar que dice: ¡No se permite pescar! No vuelvas a recordarlos.

Ver Mas

VIDA ETERNA Victor Richards 2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-01-19

ETERNIDAD Victor Richards 2021-01-12

El Gozo del Señor: Tiempos de Refrigerio Hno. Victor Richards 2021-01-12

EL GOZO DEL SEÑOR: MI FORTALEZA Hno. Victor Richards 2021-01-05

Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera Hno. Victor Richards 2020-12-29

Su nacimiento: un suceso extraño y sin precedente Hno. Victor Richards 2020-12-23

Viviendo más allá de la Razón #3 Victor Richards 2020-12-15

LA ADORACIÓN NOS HACE VENCEDORES Hno. Victor Richards 2020-12-15

Viviendo más allá de la Razón #2 Victor Richards 2020-12-08

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN PARTE II Hno. Victor Richards 2020-12-08

Viviendo más allá de la Razón #1 Victor Richards 2020-12-03

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN Hno. Victor Richards 2020-12-03

LA ADORACIÓN Y LA RESTITUCIÓN Hno. Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4 Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 3 Victor Richards 2020-11-17

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-17

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 2 Victor Richards 2020-11-10

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-10

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 1 Victor Richards 2020-11-03

Amistad e Intimidad IV Victor y Gloria Richards 2020-10-30

Amistad e Intimidad III Victor y Gloria Richards 2020-10-20

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA Hno. Victor Richards 2020-10-20

Amistad e Intimidad II Victor y Gloria Richards 2020-10-13

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA PARTE II Hno. Victor Richards 2020-10-13

Amistad e Intimidad I Victor y Gloria Richards 2020-10-06

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA PARTE I Hno. Victor Richards 2020-10-06

¿QUÉ ESPERAS DEL AYUNO? II Hno. Victor Richards 2020-09-29

BARAK BARAK V Victor Richards 2020-09-29

BARAK BARAK IV Victor Richards 2020-09-22

¿QUÉ ESPERAS DEL AYUNO? Hno. Victor Richards 2020-09-22

BARAK BARAK III Victor Richards 2020-09-15

El Ayuno y la Oración que logran lo Imposible II Hno. Victor Richards 2020-09-15

El Ayuno y la Oración que logran lo Imposible Hno. Victor Richards 2020-09-08

BARAK BARAK II Victor Richards 2020-09-08

El Ayuno que Funciona II Hno. Victor Richards 2020-09-01

BARAK BARAK Hno. Victor Richards 2020-09-01

Tú Puedes ser Sanado IV Gloria Richards 2020-08-25

El Ayuno que Funciona Hno. Victor Richards 2020-08-25

El Poder del Ayuno II Hno. Victor Richards 2020-08-18

Tú Puedes ser Sanado III Gloria Richards 2020-08-18

El Poder del Ayuno Hno. Victor Richards 2020-08-11

Tú Puedes ser Sanado II Gloria Richards 2020-08-11

La Sangre de Jesús: Sus Beneficios II Hno. Victor Richards 2020-08-04

Tú Puedes ser Sanado Gloria Richards 2020-08-04

La Sangre de Jesús: Sus Beneficios Hno. Victor Richards 2020-07-28

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo IV Victor Richards 2020-07-28

EL QUE A MI VIENE NO LO ECHO FUERA Hno. Victor Richards 2020-07-21

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo III Victor Richards 2020-07-21

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo II Victor Richards 2020-07-14

Lecturas Recomendadas


Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4





Por: Victor Richards
Martes 24 de Noviembre, 2020

Lección 7

El gozo y el amor asombroso de Dios

Aun si tuvieras todas las riquezas del mundo, no podrías comprar ni una taza de café, ¡si no te das cuenta que tienes esas riquezas! Había cierto hombre en el estado de Texas que murió en total pobreza. Sin embargo, hasta el día de su muerte, vivió a unos cuantos metros de, ¡uno de los pozos de petróleo no descubierto más grande en el mundo! Debido a que, en los Estados Unidos, el que descubre petróleo o lo que sea, en su propiedad, es dueño del mismo, ¡este hombre fue riquísimo, pero vivió toda su vida como un pobre miserable!

¡Cuántos de nosotros vivimos como este pobre tejano, poseyendo increíbles riquezas, pero no disfrutando nada de ellas!

I. Otro principio que nos conecta al gozo

Para no vivir como el tejano, veamos otro principio que nos ayudará a conectarnos al gozo del Señor.

Tercer principio:

¡Hay que saber el valor de ser un hijo de Dios y que Él te ama con un amor asombroso!

Habían sido días asombrosos para los setenta discípulos después de que Jesús los había enviado a los pueblos a predicar. Habían visto al Señor obrar a través de ellos de manera que jamás se hubieran imaginado: Los cojos caminaban, ciegos veían, enfermos sanaban... ¡Y aun los demonios se les sujetaron en el nombre de Jesús!

Visualicemos a Jesús escuchando su emocionante reporte y seguramente gozándose al ver la emoción de ellos. Pero luego, les dice algo sorprendente: “...No os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos” (Lucas 10:17-20).

Yo he tenido la dicha de orar por personas atormentadas que han sido libres de demonios y puedo testificar que sí, es causa de gozo. Sin embargo, Jesús nos dice que nuestro mayor motivo de gozo debe ser que nuestros nombres estén escritos en el Cielo.

II. Su amor asombroso

Al gozarnos en nuestra salvación, nos gozamos también porque Él nos ama con un amor asombroso. “Y que así puedan comprender con todo el pueblo santo cuán ancho, largo, alto y profundo es el amor de Cristo. Pido, pues, que conozcan ese amor, que es mucho más grande que todo cuanto podemos conocer, para que lleguen a colmarse de la plenitud total de Dios” (Efesios 3:18-19 DHH).

Hace tiempo escribí un libro pequeño con Jesús Adrián Romero llamado “El Asombroso e inagotable amor de Dios”. ¡Cómo me bendijo! Es un mensaje primordial para todos aquellos que aman al Señor, pero batallan para creer o percibir que en verdad Él los ama a pesar de sus fallas y debilidades.

Quiero repetir algo que viene en este pequeño libro, porque creo que te va a bendecir. El pastor Mike Bickle dice: “La gente me pregunta continuamente si de verdad siempre estoy feliz, porque raras veces me ven sin una sonrisa y les es difícil creer que uno puede estar feliz todo el tiempo. Hasta le preguntan a mi esposa y a mis colaboradores si es cierto que siempre estoy feliz. Y ellos les confirman que sí.

“Lo que les sorprende”, dice Bickle, “es cuando les digo ‘mi secreto’ de la felicidad”, aunque realmente no es un secreto. Me encanta compartir con la gente que estoy sobreabundantemente feliz porque sé que Dios me ama, es más, ¡sé que le caigo bien! De hecho, ¡aun sé que soy su favorito!

“Antes de que me juzgues arrogante, permíteme explicar. No soy el único favorito de Dios. Si tú eres su hijo, a través de Jesucristo, tú también eres su favorito. Así que, el ‘secreto’ de estar feliz todo el tiempo es saber que Dios realmente te ama mucho y, ¡que le caes bien!”.

¿Tienes tú esta misma seguridad... de que Dios no solo te ama, sino que eres uno de sus “favoritos”?

III. El amor de un padre no depende del comportamiento de su hijo

Tristemente, existen algunos padres que dicen a sus hijos: “No te voy a amar si no te portas bien”. Sin embargo, la gran mayoría de los padres amamos a nuestros hijos incondicionalmente: Cuando obedecen y aun cuando son malcriados.

El gozo que podemos experimentar diariamente es porque sabemos que Dios, nuestro Padre, nos ama incondicionalmente… no porque nunca fallamos, ni “metemos la pata”, sino porque somos sus hijos y en ocasiones aun hijos “malcriados”.

Puedo recordar ciertas ocasiones en que me sentí frustrada, enojada y desilusionada con uno de nuestros hijos por su comportamiento, pero nunca pude quedarme enojada por mucho tiempo. Uno sigue amando a sus hijos a pesar de sus fallas.

IV. El abrazo del Padre

¿Te das cuenta cómo impacta la vida de las personas, especialmente a aquellas que no recibían amor en sus familias, al escuchar que Dios los ama? Recientemente, Rafael Márquez, uno de los pastores de Vino Nuevo, visitó la penitenciaría de Cd. Juárez y para su sorpresa, cuatrocientos hombres se juntaron en el patio para escucharle hablar. Después de compartir sobre el amor del Padre, les preguntó si alguien quería un abrazo de parte de Dios.

Rafael cuenta: “La respuesta fue impresionante, literalmente abracé cerca de doscientos hombres, antes endurecidos por la maldad y al abrazarlos la mayoría se quebrantaron temblando en sollozos y lágrimas. Yo mismo fui tan impactado con aquella escena que en momentos rompía en llanto, porque era imposible soportar ver a esos hombres rudos, llorando como niños. La vida de esos hombres fue impactada por el amor de Dios en una manera arrolladora y jamás serán los mismos. ¡Nuestro Dios es maravilloso!”.

¿Has sentido el abrazo del Padre? Muchas veces Él usa a las personas, como usó a Rafael Márquez aquel día en el Cereso de Cd. Juárez, para expresar su amor. Permite a algún padre o madre espiritual abrazarte y recíbelo como de parte de Dios. Tu gozo será aumentado. 

Lección 8

Ladrón #4: La culpabilidad

Alguien escribió: “Existen centros de diversión, centros de deporte, centros para los de la tercera edad, centros juveniles… y centros de culpabilidad. Estos últimos, por lo general, se llaman ‘iglesias’. El enfoque de muchas iglesias es continuamente sobre el pecado y la maldad, hasta que los miembros sufren de culpabilidad crónica”.

Es cierto que tenemos que hablar del pecado, ¡pero eso no es toda la historia!

Israel abandonó a su esposa e hijos para vivir con una mujer mucho más joven. No obstante, al pasar los meses, su conciencia no le dejaba en paz, pues, el Espíritu Santo le hizo sentir terriblemente culpable. Finalmente, dejó a “la amante”, pidió perdón a su esposa e hijos, quienes le perdonaron y le recibieron en casa otra vez.

Cuando Oralia se dio cuenta que estaba esperando su cuarto bebé, intentó abortar, puesto que su situación matrimonial y económica se estaban tambaleando. La criatura nació, pero por 20 años Oralia ha vivido atormentada por la culpabilidad a pesar de que se ha arrepentido, ha pedido perdón a Dios muchas veces y ama a su hija. Ella batalla para creer que Dios le ha perdonado.

I. La culpabilidad: Un factor positivo y negativo

Otra estrategia de satanás para robarnos el gozo es la culpabilidad. Antes de mencionar el papel de satanás, Dios usa la culpabilidad para llevar al pecador a Cristo, puesto que todos somos culpables de pecado. “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). Luego leemos: “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6:23). El único remedio para la culpabilidad es confesar nuestros pecados y recibir el perdón de Dios a través de Jesucristo.

Una vez que hemos confesado nuestros pecados y que hemos recibido perdón a través de la sangre de Jesús, debemos vivir libres de la condenación. “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús...” (Romanos 8:1). Sin embargo, aun para el cristiano, la culpabilidad puede ser un factor positivo porque es la forma en que Dios nos alerta, diciendo: ¡Cuidado! ¡Algo anda mal! Esto es lo que sucedió con Israel. La culpabilidad fue un factor positivo que le llevó a abandonar su pecado. El Espíritu Santo usó el sentir de culpa para bien.

Si no tienes paz, debes examinar tu vida para ver si existe una mala actitud o algún pecado del cual no te has arrepentido.

II. El acusador

No obstante, la Biblia dice que satanás es el acusador de los hermanos. “...Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche” (Apocalipsis 12:10). El usa nuestra conciencia para acusarnos y para hacernos recordar algún pecado del pasado. Esto fue el caso de Oralia; el sentir de culpa por un error del pasado le estaba destruyendo.

También satanás nos acusa de algo que no fue nuestra culpa o de situaciones fuera de nuestro control, posiblemente a través de la gente nos hace sentir culpables.

Las personas sufren de culpabilidad después de un divorcio, por casarse con alguien que no es cristiano, por una mala decisión que tomaron, los padres sufren culpabilidad cuando un hijo anda en rebelión contra Dios o por el suicido de un hijo. También existen mujeres que se sienten culpables por un aborto o intento del mismo.

Perdemos el gozo cuando pecamos

¿Qué sucede cuando pecamos después de ser salvos? Perdemos nuestro gozo y paz, puesto que la comunión con el Señor está rota. Pero si nos arrepentimos de todo corazón, confesando el pecado, tenemos la promesa: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).

Escucha bien: Puede ser que sí, tuviste parte de la culpa por los problemas actuales en tu vida. Sin embargo, no puedes seguir cargando con esta culpa. ¿Recuerdas la historia de Aarón, el hermano de Moisés y cómo fue culpable de hacer el becerro de oro, donde el pueblo entero se arrodilló y adoró? Fue un pecado terrible; no obstante, cuando Aarón se arrepintió de todo corazón, fue perdonado y, ¡llegó a ser el primer sumo sacerdote!

Si estás cargando con la culpabilidad, confiesa tus pecados (o tu parte en los problemas), luego cree que el Señor te perdona y, ¡perdónate a ti mismo!

En Apocalipsis dice que satanás es el acusador de los hermanos, continúa diciendo; “Y ellos han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos...” (Apocalipsis 12:11). Es decir, debemos confesar con nuestra boca lo que la sangre hace por nosotros. “Tengo perdón de mis pecados por la sangre de Jesús, por lo tanto, ninguna condenación hay para mí porque estoy en Cristo”.

“En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia” (Efesios 1:7).

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús…” (Romanos 8:1).

Como se mencionó en otro capítulo, el legalismo trae culpabilidad, también el compararnos con otros. Al escuchar las historias de personas con un gran don para el evangelismo, nos sentimos menos o culpables porque nuestras experiencias en el evangelismo no han llevado fruto, por lo menos aparentemente. Al compararnos, se nos quita el gozo.

Conclusión

Juanito de siete años, desobedeció a su madre y su conciencia empezó a inquietarle. Lleno de culpabilidad decidió esconderse en su recámara, pero en el camino, su madre le vio y le preguntó: “Juanito, ¿a dónde vas?”; “A mi cuarto para hablar con Dios”, respondió el niño. “¿Hay algo que no puedes decirme a mí?”.

Juanito explicó: “Sí, porque si te digo a ti, tú me castigarás, pero si lo digo a Dios, Él me perdonará y, ¡se olvidará del asunto!”.

Posiblemente este niño no entendió todo el asunto, porque a veces el pecado o el error, sí lleva consecuencias; sin embargo, el niño entendió bien que una vez que confesamos sinceramente nuestros pecados, Dios los perdona y luego, ¡se olvida del asunto! No permitas ni a satanás, ni a otras personas, acusarte por los pecados que has confesado y que están bajo la sangre de Jesús. Si ya aceptaste a Cristo como tu Salvador, la Biblia dice que tus pecados han sido echados a lo más profundo del mar (Miqueas 7:19). Y hay un aviso junto a este mar que dice: ¡No se permite pescar! No vuelvas a recordarlos.

Ver Mas

VIDA ETERNA
Victor Richards
2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-01-19

ETERNIDAD
Victor Richards
2021-01-12

El Gozo del Señor: Tiempos de Refrigerio
Hno. Victor Richards
2021-01-12

EL GOZO DEL SEÑOR: MI FORTALEZA
Hno. Victor Richards
2021-01-05

Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera
Hno. Victor Richards
2020-12-29

Su nacimiento: un suceso extraño y sin precedente
Hno. Victor Richards
2020-12-23

Viviendo más allá de la Razón #3
Victor Richards
2020-12-15

LA ADORACIÓN NOS HACE VENCEDORES
Hno. Victor Richards
2020-12-15

Viviendo más allá de la Razón #2
Victor Richards
2020-12-08

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN PARTE II
Hno. Victor Richards
2020-12-08

Viviendo más allá de la Razón #1
Victor Richards
2020-12-03

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN
Hno. Victor Richards
2020-12-03

LA ADORACIÓN Y LA RESTITUCIÓN
Hno. Victor Richards
2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4
Victor Richards
2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 3
Victor Richards
2020-11-17

La adoración su presencia y la victoria
Hno. Victor Richards
2020-11-17

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 2
Victor Richards
2020-11-10

La adoración su presencia y la victoria
Hno. Victor Richards
2020-11-10

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 1
Victor Richards
2020-11-03

Amistad e Intimidad IV
Victor y Gloria Richards
2020-10-30

Amistad e Intimidad III
Victor y Gloria Richards
2020-10-20

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA
Hno. Victor Richards
2020-10-20

Amistad e Intimidad II
Victor y Gloria Richards
2020-10-13

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA PARTE II
Hno. Victor Richards
2020-10-13

Amistad e Intimidad I
Victor y Gloria Richards
2020-10-06

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA PARTE I
Hno. Victor Richards
2020-10-06

¿QUÉ ESPERAS DEL AYUNO? II
Hno. Victor Richards
2020-09-29

BARAK BARAK V
Victor Richards
2020-09-29

BARAK BARAK IV
Victor Richards
2020-09-22

¿QUÉ ESPERAS DEL AYUNO?
Hno. Victor Richards
2020-09-22

BARAK BARAK III
Victor Richards
2020-09-15

El Ayuno y la Oración que logran lo Imposible II
Hno. Victor Richards
2020-09-15

El Ayuno y la Oración que logran lo Imposible
Hno. Victor Richards
2020-09-08

BARAK BARAK II
Victor Richards
2020-09-08

El Ayuno que Funciona II
Hno. Victor Richards
2020-09-01

BARAK BARAK
Hno. Victor Richards
2020-09-01

Tú Puedes ser Sanado IV
Gloria Richards
2020-08-25

El Ayuno que Funciona
Hno. Victor Richards
2020-08-25

El Poder del Ayuno II
Hno. Victor Richards
2020-08-18

Tú Puedes ser Sanado III
Gloria Richards
2020-08-18

El Poder del Ayuno
Hno. Victor Richards
2020-08-11

Tú Puedes ser Sanado II
Gloria Richards
2020-08-11

La Sangre de Jesús: Sus Beneficios II
Hno. Victor Richards
2020-08-04

Tú Puedes ser Sanado
Gloria Richards
2020-08-04

La Sangre de Jesús: Sus Beneficios
Hno. Victor Richards
2020-07-28

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo IV
Victor Richards
2020-07-28

EL QUE A MI VIENE NO LO ECHO FUERA
Hno. Victor Richards
2020-07-21

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo III
Victor Richards
2020-07-21

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo II
Victor Richards
2020-07-14

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320