Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 29 de Diciembre, 2020

Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera

“Y Moisés edificó un altar, y llamó su nombre Jehová (Yavé) Nissi”

(Éxodo 17:15).

En una guerra cuando un ejército pelea y toma control de una ciudad, el primer acto oficial es bajar la bandera del enemigo y levantar la suya. ¡Esa bandera es señal de su victoria! ¡Es señal de que su enemigo ha sido derrotado!

El pasaje antes mencionado de Éxodo 17 se refiere a la batalla que hubo entre Israel, el pueblo de Dios y Amalec, su enemigo. Y aunque Amalec era un pueblo fuerte y poderoso, no pudo contra Israel porque el Señor se presentó en medio de ellos como su bandera, su victoria y su liberación. La palabra Nissi significa bandera, pendón, victoria y estandarte.

I. Nuestro “Amalec”

De igual manera que el Señor Nissi se involucraba activamente en las batallas de su pueblo Israel, ahora Él se involucra activamente en nuestras vidas cuando se lo permitimos para asegurar la victoria sobre nuestros enemigos. Y, ¿cuáles son nuestros “amalecs” y cómo los venceremos?

Sabemos que nuestra lucha no es una guerra física, como la de los israelitas; no es contra carne y sangre (Efesios 6:12), es decir, contra personas. Nuestra lucha es contra Satanás quien se aprovecha de nuestra naturaleza pecaminosa.

San Pablo escribió de esta lucha: “Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis” (Gálatas 5:17).

Como un tiburón es atraído por la sangre, así el diablo es atraído por la oscuridad.

Y en las actitudes equivocadas, pensamientos erróneos acerca de Dios, hábitos malos, adicciones, temores o falta de perdón, allí existe oscuridad y el enemigo tiene una puerta abierta.

Sin embargo, Dios no nos ha dejado sin defensa. Él nos ha dado armas espirituales con las cuales pelear y vencer.

II. Nuestras armas espirituales

En el Antiguo Testamento el pueblo de Dios peleaba contra enemigos físicos con armas naturales. Ahora, la Escritura nos dice: “...no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” (2 Corintios 10:3,4).

¿Cuáles son algunas de estas armas que usamos?

1. Renovación de la mente “...Llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2 Corintios 10:5).

Siendo que la mente es el principal campo de batalla, tenemos que aprender a tomar cautivo todo pensamiento que nos lleve a la derrota: pensamientos como “Soy un fracaso”; “Siempre hago las cosas mal”; “Nadie me aprecia”; “Mi abuelo y mi papá fueron alcohólicos, así que yo también”; “Soy tan débil en el área de las tentaciones sexuales”; “Nunca sanaré”, etc.

No tienes que ser víctima de tu pasado. Puedes romper patrones de derrota y vivir en victoria, empezando con tus pensamientos. “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él...” (Proverbios 23:7).

2. La oración “Velad y orad, para que no entréis en tentación...” (Marcos 14:38).

Algunos claman a Dios únicamente cuando tienen una crisis, pero sólo la persona que busca al Señor diariamente porque le ama, es la que puede decir; “El Señor es mi bandera y mi victoria”.

“...Resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Santiago 4:7), es una promesa poderosa. Y funciona para los que llenan el requisito: “Someteos, pues, a Dios...”.

3. La palabra de Dios “...y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios” (Efesios 6:17).

No basta que la Palabra esté en un libro: Tiene que estar en nuestro corazón y en nuestra boca. “Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón...” (Romanos 10:8).

A continuación se presentan algunas promesas que puedes utilizar como una espada en contra del enemigo.

A. “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros...” (Romanos 6:14).

Hazlo personal: “El pecado no se enseñoreará de mí”.

B. “Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús...” (2 Corintios 2:14).

Hazlo personal: “Mas a Dios gracias, el cual siempre (no de vez en cuando) me lleva en triunfo en Cristo Jesús”.

C. “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó” (Romanos 8:37).

Hazlo personal: “Yo soy más que vencedor por medio de Cristo quien me amó”.

D. “...Mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo” (1 Juan 4:4).

Hazlo personal: “Yo puedo vencer mis debilidades porque mayor es Cristo que está en mí que el diablo que quiere hacerme caer”.

4. La fe “Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno” (Efesios 6:16).

La fe es el eslabón que conecta la oración y la Palabra. Al orar y declarar la Palabra de Dios sobre tu vida, tienes que hacerlo en fe, no en duda.

5. El amor “Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor...” (1 Tesalonicenses 5:8).

¿Le sorprende que el amor sea un arma espiritual? No debe sorprendernos porque el amor es la fuerza más poderosa del mundo, más poderosa que el odio. Y no sólo esto; la fe, que es tan importante, no funcionará separada del amor. La Escritura dice; “...la fe que obra por el amor” (Gálatas 5:6).

Cuando las personas sueltan sus resentimientos y amarguras, perdonando de todo corazón a todos los que les han ofendido, son liberadas y sanadas emocionalmente y muchas veces aun físicamente.

La Palabra dice que donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa (Santiago 3:16). ¡Hay que evitar los celos y contenciones como a una víbora de cascabel!

Estas cinco armas aquí mencionadas son algunas de las más fundamentales para vencer al enemigo. Por supuesto, hay otras cosas claves, como el huir o apartarse de la tentación (1 Corintios 6:18).

Jesucristo es el Estandarte o Bandera de nuestra salvación y liberación porque en la cruz Él ganó la victoria sobre satanás. Sin embargo, nos toca a nosotros apropiar esta victoria en nuestras propias vidas.

Cuando usamos el poderoso nombre de Jesús, respaldado con una vida entregada a Él, no hay demonio que nos pueda resistir.

III. Yahweh Tsaba, el Señor de los ejércitos

1. David y Goliat

Desde niños, probablemente todos hemos oído la historia emocionante del joven pastor de ovejas, David, matando al gigante Goliat. Pero, ¿sabe usted que esta historia tan antigua contiene un principio poderoso que es la clave para asegurar la victoria en nuestras batallas? El principio es este: Que una sola persona, tan pequeña e insignificante que parezca, que cuenta con el apoyo del Señor Tsaba, puede derrotar cualquier enemigo.

Goliat representa todo aquello que en nuestra vida parece ser inconquistable. Sin embargo, el joven David sabía el secreto para derribarlo cuando él le dijo, “…Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos...” (1 Samuel 17:45).

2. El Señor de los ejércitos

En la Escritura arriba mencionada (1 Samuel 17:45), encontramos otro de los nombres de Dios y uno que se usa extensivamente en el Antiguo Testamento. La expresión, el Señor de los ejércitos, se encuentra más de 270 veces.

Vez tras vez en la Biblia Dios se levantaba como el capitán de los ejércitos angelicales y peleaba a favor de su pueblo. No tenemos por qué temer a satanás mientras confiamos en Yahweh Tsaba, el Señor de los ejércitos.

Conclusión

¡Tú y yo no tenemos que vivir como víctimas de nuestros enemigos, porque Dios no nos ha dejado indefensos e impotentes ante un enemigo cuyo propósito es; robar, matar y destruir! (Juan 10:10). Nos ha provisto con las armas que necesitamos. Y, lo que es más, Él nos proporciona del poder del Espíritu Santo para ayudarnos. ¡Confía en Yahweh Tsaba y vivirás en victoria!

Recuerda: ¡Dios es más grande que todos tus problemas!

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

VIDA ETERNA Victor Richards 2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-01-19

ETERNIDAD Victor Richards 2021-01-12

El Gozo del Señor: Tiempos de Refrigerio Hno. Victor Richards 2021-01-12

EL GOZO DEL SEÑOR: MI FORTALEZA Hno. Victor Richards 2021-01-05

Su nacimiento: un suceso extraño y sin precedente Hno. Victor Richards 2020-12-23

Viviendo más allá de la Razón #3 Victor Richards 2020-12-15

LA ADORACIÓN NOS HACE VENCEDORES Hno. Victor Richards 2020-12-15

Viviendo más allá de la Razón #2 Victor Richards 2020-12-08

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN PARTE II Hno. Victor Richards 2020-12-08

Viviendo más allá de la Razón #1 Victor Richards 2020-12-03

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN Hno. Victor Richards 2020-12-03

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4 Victor Richards 2020-11-24

LA ADORACIÓN Y LA RESTITUCIÓN Hno. Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4 Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 3 Victor Richards 2020-11-17

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-17

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 2 Victor Richards 2020-11-10

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-10

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 1 Victor Richards 2020-11-03

Amistad e Intimidad IV Victor y Gloria Richards 2020-10-30

Amistad e Intimidad III Victor y Gloria Richards 2020-10-20

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA Hno. Victor Richards 2020-10-20

Amistad e Intimidad II Victor y Gloria Richards 2020-10-13

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA PARTE II Hno. Victor Richards 2020-10-13

Amistad e Intimidad I Victor y Gloria Richards 2020-10-06

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA PARTE I Hno. Victor Richards 2020-10-06

¿QUÉ ESPERAS DEL AYUNO? II Hno. Victor Richards 2020-09-29

BARAK BARAK V Victor Richards 2020-09-29

BARAK BARAK IV Victor Richards 2020-09-22

¿QUÉ ESPERAS DEL AYUNO? Hno. Victor Richards 2020-09-22

BARAK BARAK III Victor Richards 2020-09-15

El Ayuno y la Oración que logran lo Imposible II Hno. Victor Richards 2020-09-15

El Ayuno y la Oración que logran lo Imposible Hno. Victor Richards 2020-09-08

BARAK BARAK II Victor Richards 2020-09-08

El Ayuno que Funciona II Hno. Victor Richards 2020-09-01

BARAK BARAK Hno. Victor Richards 2020-09-01

Tú Puedes ser Sanado IV Gloria Richards 2020-08-25

El Ayuno que Funciona Hno. Victor Richards 2020-08-25

El Poder del Ayuno II Hno. Victor Richards 2020-08-18

Tú Puedes ser Sanado III Gloria Richards 2020-08-18

El Poder del Ayuno Hno. Victor Richards 2020-08-11

Tú Puedes ser Sanado II Gloria Richards 2020-08-11

La Sangre de Jesús: Sus Beneficios II Hno. Victor Richards 2020-08-04

Tú Puedes ser Sanado Gloria Richards 2020-08-04

La Sangre de Jesús: Sus Beneficios Hno. Victor Richards 2020-07-28

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo IV Victor Richards 2020-07-28

EL QUE A MI VIENE NO LO ECHO FUERA Hno. Victor Richards 2020-07-21

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo III Victor Richards 2020-07-21

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo II Victor Richards 2020-07-14

Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 29 de Diciembre, 2020

Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera

“Y Moisés edificó un altar, y llamó su nombre Jehová (Yavé) Nissi”

(Éxodo 17:15).

En una guerra cuando un ejército pelea y toma control de una ciudad, el primer acto oficial es bajar la bandera del enemigo y levantar la suya. ¡Esa bandera es señal de su victoria! ¡Es señal de que su enemigo ha sido derrotado!

El pasaje antes mencionado de Éxodo 17 se refiere a la batalla que hubo entre Israel, el pueblo de Dios y Amalec, su enemigo. Y aunque Amalec era un pueblo fuerte y poderoso, no pudo contra Israel porque el Señor se presentó en medio de ellos como su bandera, su victoria y su liberación. La palabra Nissi significa bandera, pendón, victoria y estandarte.

I. Nuestro “Amalec”

De igual manera que el Señor Nissi se involucraba activamente en las batallas de su pueblo Israel, ahora Él se involucra activamente en nuestras vidas cuando se lo permitimos para asegurar la victoria sobre nuestros enemigos. Y, ¿cuáles son nuestros “amalecs” y cómo los venceremos?

Sabemos que nuestra lucha no es una guerra física, como la de los israelitas; no es contra carne y sangre (Efesios 6:12), es decir, contra personas. Nuestra lucha es contra Satanás quien se aprovecha de nuestra naturaleza pecaminosa.

San Pablo escribió de esta lucha: “Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis” (Gálatas 5:17).

Como un tiburón es atraído por la sangre, así el diablo es atraído por la oscuridad.

Y en las actitudes equivocadas, pensamientos erróneos acerca de Dios, hábitos malos, adicciones, temores o falta de perdón, allí existe oscuridad y el enemigo tiene una puerta abierta.

Sin embargo, Dios no nos ha dejado sin defensa. Él nos ha dado armas espirituales con las cuales pelear y vencer.

II. Nuestras armas espirituales

En el Antiguo Testamento el pueblo de Dios peleaba contra enemigos físicos con armas naturales. Ahora, la Escritura nos dice: “...no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” (2 Corintios 10:3,4).

¿Cuáles son algunas de estas armas que usamos?

1. Renovación de la mente “...Llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2 Corintios 10:5).

Siendo que la mente es el principal campo de batalla, tenemos que aprender a tomar cautivo todo pensamiento que nos lleve a la derrota: pensamientos como “Soy un fracaso”; “Siempre hago las cosas mal”; “Nadie me aprecia”; “Mi abuelo y mi papá fueron alcohólicos, así que yo también”; “Soy tan débil en el área de las tentaciones sexuales”; “Nunca sanaré”, etc.

No tienes que ser víctima de tu pasado. Puedes romper patrones de derrota y vivir en victoria, empezando con tus pensamientos. “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él...” (Proverbios 23:7).

2. La oración “Velad y orad, para que no entréis en tentación...” (Marcos 14:38).

Algunos claman a Dios únicamente cuando tienen una crisis, pero sólo la persona que busca al Señor diariamente porque le ama, es la que puede decir; “El Señor es mi bandera y mi victoria”.

“...Resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Santiago 4:7), es una promesa poderosa. Y funciona para los que llenan el requisito: “Someteos, pues, a Dios...”.

3. La palabra de Dios “...y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios” (Efesios 6:17).

No basta que la Palabra esté en un libro: Tiene que estar en nuestro corazón y en nuestra boca. “Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón...” (Romanos 10:8).

A continuación se presentan algunas promesas que puedes utilizar como una espada en contra del enemigo.

A. “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros...” (Romanos 6:14).

Hazlo personal: “El pecado no se enseñoreará de mí”.

B. “Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús...” (2 Corintios 2:14).

Hazlo personal: “Mas a Dios gracias, el cual siempre (no de vez en cuando) me lleva en triunfo en Cristo Jesús”.

C. “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó” (Romanos 8:37).

Hazlo personal: “Yo soy más que vencedor por medio de Cristo quien me amó”.

D. “...Mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo” (1 Juan 4:4).

Hazlo personal: “Yo puedo vencer mis debilidades porque mayor es Cristo que está en mí que el diablo que quiere hacerme caer”.

4. La fe “Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno” (Efesios 6:16).

La fe es el eslabón que conecta la oración y la Palabra. Al orar y declarar la Palabra de Dios sobre tu vida, tienes que hacerlo en fe, no en duda.

5. El amor “Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor...” (1 Tesalonicenses 5:8).

¿Le sorprende que el amor sea un arma espiritual? No debe sorprendernos porque el amor es la fuerza más poderosa del mundo, más poderosa que el odio. Y no sólo esto; la fe, que es tan importante, no funcionará separada del amor. La Escritura dice; “...la fe que obra por el amor” (Gálatas 5:6).

Cuando las personas sueltan sus resentimientos y amarguras, perdonando de todo corazón a todos los que les han ofendido, son liberadas y sanadas emocionalmente y muchas veces aun físicamente.

La Palabra dice que donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa (Santiago 3:16). ¡Hay que evitar los celos y contenciones como a una víbora de cascabel!

Estas cinco armas aquí mencionadas son algunas de las más fundamentales para vencer al enemigo. Por supuesto, hay otras cosas claves, como el huir o apartarse de la tentación (1 Corintios 6:18).

Jesucristo es el Estandarte o Bandera de nuestra salvación y liberación porque en la cruz Él ganó la victoria sobre satanás. Sin embargo, nos toca a nosotros apropiar esta victoria en nuestras propias vidas.

Cuando usamos el poderoso nombre de Jesús, respaldado con una vida entregada a Él, no hay demonio que nos pueda resistir.

III. Yahweh Tsaba, el Señor de los ejércitos

1. David y Goliat

Desde niños, probablemente todos hemos oído la historia emocionante del joven pastor de ovejas, David, matando al gigante Goliat. Pero, ¿sabe usted que esta historia tan antigua contiene un principio poderoso que es la clave para asegurar la victoria en nuestras batallas? El principio es este: Que una sola persona, tan pequeña e insignificante que parezca, que cuenta con el apoyo del Señor Tsaba, puede derrotar cualquier enemigo.

Goliat representa todo aquello que en nuestra vida parece ser inconquistable. Sin embargo, el joven David sabía el secreto para derribarlo cuando él le dijo, “…Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos...” (1 Samuel 17:45).

2. El Señor de los ejércitos

En la Escritura arriba mencionada (1 Samuel 17:45), encontramos otro de los nombres de Dios y uno que se usa extensivamente en el Antiguo Testamento. La expresión, el Señor de los ejércitos, se encuentra más de 270 veces.

Vez tras vez en la Biblia Dios se levantaba como el capitán de los ejércitos angelicales y peleaba a favor de su pueblo. No tenemos por qué temer a satanás mientras confiamos en Yahweh Tsaba, el Señor de los ejércitos.

Conclusión

¡Tú y yo no tenemos que vivir como víctimas de nuestros enemigos, porque Dios no nos ha dejado indefensos e impotentes ante un enemigo cuyo propósito es; robar, matar y destruir! (Juan 10:10). Nos ha provisto con las armas que necesitamos. Y, lo que es más, Él nos proporciona del poder del Espíritu Santo para ayudarnos. ¡Confía en Yahweh Tsaba y vivirás en victoria!

Recuerda: ¡Dios es más grande que todos tus problemas!

Ver Mas

VIDA ETERNA Victor Richards 2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-01-19

ETERNIDAD Victor Richards 2021-01-12

El Gozo del Señor: Tiempos de Refrigerio Hno. Victor Richards 2021-01-12

EL GOZO DEL SEÑOR: MI FORTALEZA Hno. Victor Richards 2021-01-05

Su nacimiento: un suceso extraño y sin precedente Hno. Victor Richards 2020-12-23

Viviendo más allá de la Razón #3 Victor Richards 2020-12-15

LA ADORACIÓN NOS HACE VENCEDORES Hno. Victor Richards 2020-12-15

Viviendo más allá de la Razón #2 Victor Richards 2020-12-08

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN PARTE II Hno. Victor Richards 2020-12-08

Viviendo más allá de la Razón #1 Victor Richards 2020-12-03

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN Hno. Victor Richards 2020-12-03

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4 Victor Richards 2020-11-24

LA ADORACIÓN Y LA RESTITUCIÓN Hno. Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4 Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 3 Victor Richards 2020-11-17

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-17

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 2 Victor Richards 2020-11-10

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-10

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 1 Victor Richards 2020-11-03

Amistad e Intimidad IV Victor y Gloria Richards 2020-10-30

Amistad e Intimidad III Victor y Gloria Richards 2020-10-20

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA Hno. Victor Richards 2020-10-20

Amistad e Intimidad II Victor y Gloria Richards 2020-10-13

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA PARTE II Hno. Victor Richards 2020-10-13

Amistad e Intimidad I Victor y Gloria Richards 2020-10-06

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA PARTE I Hno. Victor Richards 2020-10-06

¿QUÉ ESPERAS DEL AYUNO? II Hno. Victor Richards 2020-09-29

BARAK BARAK V Victor Richards 2020-09-29

BARAK BARAK IV Victor Richards 2020-09-22

¿QUÉ ESPERAS DEL AYUNO? Hno. Victor Richards 2020-09-22

BARAK BARAK III Victor Richards 2020-09-15

El Ayuno y la Oración que logran lo Imposible II Hno. Victor Richards 2020-09-15

El Ayuno y la Oración que logran lo Imposible Hno. Victor Richards 2020-09-08

BARAK BARAK II Victor Richards 2020-09-08

El Ayuno que Funciona II Hno. Victor Richards 2020-09-01

BARAK BARAK Hno. Victor Richards 2020-09-01

Tú Puedes ser Sanado IV Gloria Richards 2020-08-25

El Ayuno que Funciona Hno. Victor Richards 2020-08-25

El Poder del Ayuno II Hno. Victor Richards 2020-08-18

Tú Puedes ser Sanado III Gloria Richards 2020-08-18

El Poder del Ayuno Hno. Victor Richards 2020-08-11

Tú Puedes ser Sanado II Gloria Richards 2020-08-11

La Sangre de Jesús: Sus Beneficios II Hno. Victor Richards 2020-08-04

Tú Puedes ser Sanado Gloria Richards 2020-08-04

La Sangre de Jesús: Sus Beneficios Hno. Victor Richards 2020-07-28

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo IV Victor Richards 2020-07-28

EL QUE A MI VIENE NO LO ECHO FUERA Hno. Victor Richards 2020-07-21

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo III Victor Richards 2020-07-21

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo II Victor Richards 2020-07-14

Lecturas Recomendadas


Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera



Por: Hno. Victor Richards
Martes 29 de Diciembre, 2020

Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera

“Y Moisés edificó un altar, y llamó su nombre Jehová (Yavé) Nissi”

(Éxodo 17:15).

En una guerra cuando un ejército pelea y toma control de una ciudad, el primer acto oficial es bajar la bandera del enemigo y levantar la suya. ¡Esa bandera es señal de su victoria! ¡Es señal de que su enemigo ha sido derrotado!

El pasaje antes mencionado de Éxodo 17 se refiere a la batalla que hubo entre Israel, el pueblo de Dios y Amalec, su enemigo. Y aunque Amalec era un pueblo fuerte y poderoso, no pudo contra Israel porque el Señor se presentó en medio de ellos como su bandera, su victoria y su liberación. La palabra Nissi significa bandera, pendón, victoria y estandarte.

I. Nuestro “Amalec”

De igual manera que el Señor Nissi se involucraba activamente en las batallas de su pueblo Israel, ahora Él se involucra activamente en nuestras vidas cuando se lo permitimos para asegurar la victoria sobre nuestros enemigos. Y, ¿cuáles son nuestros “amalecs” y cómo los venceremos?

Sabemos que nuestra lucha no es una guerra física, como la de los israelitas; no es contra carne y sangre (Efesios 6:12), es decir, contra personas. Nuestra lucha es contra Satanás quien se aprovecha de nuestra naturaleza pecaminosa.

San Pablo escribió de esta lucha: “Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis” (Gálatas 5:17).

Como un tiburón es atraído por la sangre, así el diablo es atraído por la oscuridad.

Y en las actitudes equivocadas, pensamientos erróneos acerca de Dios, hábitos malos, adicciones, temores o falta de perdón, allí existe oscuridad y el enemigo tiene una puerta abierta.

Sin embargo, Dios no nos ha dejado sin defensa. Él nos ha dado armas espirituales con las cuales pelear y vencer.

II. Nuestras armas espirituales

En el Antiguo Testamento el pueblo de Dios peleaba contra enemigos físicos con armas naturales. Ahora, la Escritura nos dice: “...no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” (2 Corintios 10:3,4).

¿Cuáles son algunas de estas armas que usamos?

1. Renovación de la mente “...Llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2 Corintios 10:5).

Siendo que la mente es el principal campo de batalla, tenemos que aprender a tomar cautivo todo pensamiento que nos lleve a la derrota: pensamientos como “Soy un fracaso”; “Siempre hago las cosas mal”; “Nadie me aprecia”; “Mi abuelo y mi papá fueron alcohólicos, así que yo también”; “Soy tan débil en el área de las tentaciones sexuales”; “Nunca sanaré”, etc.

No tienes que ser víctima de tu pasado. Puedes romper patrones de derrota y vivir en victoria, empezando con tus pensamientos. “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él...” (Proverbios 23:7).

2. La oración “Velad y orad, para que no entréis en tentación...” (Marcos 14:38).

Algunos claman a Dios únicamente cuando tienen una crisis, pero sólo la persona que busca al Señor diariamente porque le ama, es la que puede decir; “El Señor es mi bandera y mi victoria”.

“...Resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Santiago 4:7), es una promesa poderosa. Y funciona para los que llenan el requisito: “Someteos, pues, a Dios...”.

3. La palabra de Dios “...y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios” (Efesios 6:17).

No basta que la Palabra esté en un libro: Tiene que estar en nuestro corazón y en nuestra boca. “Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón...” (Romanos 10:8).

A continuación se presentan algunas promesas que puedes utilizar como una espada en contra del enemigo.

A. “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros...” (Romanos 6:14).

Hazlo personal: “El pecado no se enseñoreará de mí”.

B. “Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús...” (2 Corintios 2:14).

Hazlo personal: “Mas a Dios gracias, el cual siempre (no de vez en cuando) me lleva en triunfo en Cristo Jesús”.

C. “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó” (Romanos 8:37).

Hazlo personal: “Yo soy más que vencedor por medio de Cristo quien me amó”.

D. “...Mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo” (1 Juan 4:4).

Hazlo personal: “Yo puedo vencer mis debilidades porque mayor es Cristo que está en mí que el diablo que quiere hacerme caer”.

4. La fe “Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno” (Efesios 6:16).

La fe es el eslabón que conecta la oración y la Palabra. Al orar y declarar la Palabra de Dios sobre tu vida, tienes que hacerlo en fe, no en duda.

5. El amor “Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor...” (1 Tesalonicenses 5:8).

¿Le sorprende que el amor sea un arma espiritual? No debe sorprendernos porque el amor es la fuerza más poderosa del mundo, más poderosa que el odio. Y no sólo esto; la fe, que es tan importante, no funcionará separada del amor. La Escritura dice; “...la fe que obra por el amor” (Gálatas 5:6).

Cuando las personas sueltan sus resentimientos y amarguras, perdonando de todo corazón a todos los que les han ofendido, son liberadas y sanadas emocionalmente y muchas veces aun físicamente.

La Palabra dice que donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa (Santiago 3:16). ¡Hay que evitar los celos y contenciones como a una víbora de cascabel!

Estas cinco armas aquí mencionadas son algunas de las más fundamentales para vencer al enemigo. Por supuesto, hay otras cosas claves, como el huir o apartarse de la tentación (1 Corintios 6:18).

Jesucristo es el Estandarte o Bandera de nuestra salvación y liberación porque en la cruz Él ganó la victoria sobre satanás. Sin embargo, nos toca a nosotros apropiar esta victoria en nuestras propias vidas.

Cuando usamos el poderoso nombre de Jesús, respaldado con una vida entregada a Él, no hay demonio que nos pueda resistir.

III. Yahweh Tsaba, el Señor de los ejércitos

1. David y Goliat

Desde niños, probablemente todos hemos oído la historia emocionante del joven pastor de ovejas, David, matando al gigante Goliat. Pero, ¿sabe usted que esta historia tan antigua contiene un principio poderoso que es la clave para asegurar la victoria en nuestras batallas? El principio es este: Que una sola persona, tan pequeña e insignificante que parezca, que cuenta con el apoyo del Señor Tsaba, puede derrotar cualquier enemigo.

Goliat representa todo aquello que en nuestra vida parece ser inconquistable. Sin embargo, el joven David sabía el secreto para derribarlo cuando él le dijo, “…Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos...” (1 Samuel 17:45).

2. El Señor de los ejércitos

En la Escritura arriba mencionada (1 Samuel 17:45), encontramos otro de los nombres de Dios y uno que se usa extensivamente en el Antiguo Testamento. La expresión, el Señor de los ejércitos, se encuentra más de 270 veces.

Vez tras vez en la Biblia Dios se levantaba como el capitán de los ejércitos angelicales y peleaba a favor de su pueblo. No tenemos por qué temer a satanás mientras confiamos en Yahweh Tsaba, el Señor de los ejércitos.

Conclusión

¡Tú y yo no tenemos que vivir como víctimas de nuestros enemigos, porque Dios no nos ha dejado indefensos e impotentes ante un enemigo cuyo propósito es; robar, matar y destruir! (Juan 10:10). Nos ha provisto con las armas que necesitamos. Y, lo que es más, Él nos proporciona del poder del Espíritu Santo para ayudarnos. ¡Confía en Yahweh Tsaba y vivirás en victoria!

Recuerda: ¡Dios es más grande que todos tus problemas!

Ver Mas

VIDA ETERNA
Victor Richards
2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-01-19

ETERNIDAD
Victor Richards
2021-01-12

El Gozo del Señor: Tiempos de Refrigerio
Hno. Victor Richards
2021-01-12

EL GOZO DEL SEÑOR: MI FORTALEZA
Hno. Victor Richards
2021-01-05

Su nacimiento: un suceso extraño y sin precedente
Hno. Victor Richards
2020-12-23

Viviendo más allá de la Razón #3
Victor Richards
2020-12-15

LA ADORACIÓN NOS HACE VENCEDORES
Hno. Victor Richards
2020-12-15

Viviendo más allá de la Razón #2
Victor Richards
2020-12-08

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN PARTE II
Hno. Victor Richards
2020-12-08

Viviendo más allá de la Razón #1
Victor Richards
2020-12-03

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN
Hno. Victor Richards
2020-12-03

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4
Victor Richards
2020-11-24

LA ADORACIÓN Y LA RESTITUCIÓN
Hno. Victor Richards
2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4
Victor Richards
2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 3
Victor Richards
2020-11-17

La adoración su presencia y la victoria
Hno. Victor Richards
2020-11-17

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 2
Victor Richards
2020-11-10

La adoración su presencia y la victoria
Hno. Victor Richards
2020-11-10

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 1
Victor Richards
2020-11-03

Amistad e Intimidad IV
Victor y Gloria Richards
2020-10-30

Amistad e Intimidad III
Victor y Gloria Richards
2020-10-20

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA
Hno. Victor Richards
2020-10-20

Amistad e Intimidad II
Victor y Gloria Richards
2020-10-13

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA PARTE II
Hno. Victor Richards
2020-10-13

Amistad e Intimidad I
Victor y Gloria Richards
2020-10-06

SU PRESENCIA, SU ADORACIÓN Y SU VICTORIA PARTE I
Hno. Victor Richards
2020-10-06

¿QUÉ ESPERAS DEL AYUNO? II
Hno. Victor Richards
2020-09-29

BARAK BARAK V
Victor Richards
2020-09-29

BARAK BARAK IV
Victor Richards
2020-09-22

¿QUÉ ESPERAS DEL AYUNO?
Hno. Victor Richards
2020-09-22

BARAK BARAK III
Victor Richards
2020-09-15

El Ayuno y la Oración que logran lo Imposible II
Hno. Victor Richards
2020-09-15

El Ayuno y la Oración que logran lo Imposible
Hno. Victor Richards
2020-09-08

BARAK BARAK II
Victor Richards
2020-09-08

El Ayuno que Funciona II
Hno. Victor Richards
2020-09-01

BARAK BARAK
Hno. Victor Richards
2020-09-01

Tú Puedes ser Sanado IV
Gloria Richards
2020-08-25

El Ayuno que Funciona
Hno. Victor Richards
2020-08-25

El Poder del Ayuno II
Hno. Victor Richards
2020-08-18

Tú Puedes ser Sanado III
Gloria Richards
2020-08-18

El Poder del Ayuno
Hno. Victor Richards
2020-08-11

Tú Puedes ser Sanado II
Gloria Richards
2020-08-11

La Sangre de Jesús: Sus Beneficios II
Hno. Victor Richards
2020-08-04

Tú Puedes ser Sanado
Gloria Richards
2020-08-04

La Sangre de Jesús: Sus Beneficios
Hno. Victor Richards
2020-07-28

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo IV
Victor Richards
2020-07-28

EL QUE A MI VIENE NO LO ECHO FUERA
Hno. Victor Richards
2020-07-21

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo III
Victor Richards
2020-07-21

El Secreto para Cambiar tu Familia y tu Mundo II
Victor Richards
2020-07-14

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320