El año del espí­ritu santo
Predica
Domingo 2 de Enero, 2005