Viviendo más allá de la Razón #2



Publicado el:
Martes 8 de Diciembre, 2020

Recibiréis poder

San Lucas en su presentación del evangelio, inspirado por el Espíritu Santo, escribió unas de las últimas palabras de Jesús, justo antes de ascender al cielo. Fue la instrucción más importante antes de que dejara a sus apóstoles. Lucas también empieza el libro de Hechos con algunas de las últimas palabras de Jesús. Vamos a considerar lo que él dijo en Lucas 24:45-49

“Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Y vosotros sois testigos de estas cosas. He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”.

Y en Hechos 1:5, 8-9 dice:

“Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.

Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos”.

Él dijo: Prediquen las buenas nuevas en todo el mundo, pero no lo hagan hasta que sean investidos (totalmente cubiertos) de poder desde lo alto. ¡El éxito de su predicación estaba atado a lo sobrenatural! ¡Al poder del Espíritu Santo! A las maravillas, prodigios, señales, milagros y sanidades. A lo que va más allá de la razón humana.

Las Sagradas Escrituras rebosan con la realidad y la necesidad de un evangelio aprobado por el poder de Dios. El ignorarlo o no creerlo robará al cristianismo y al cristiano del poder de Dios. ¡Qué tragedia!

En los tiempos que ahora vivimos, más que nunca, necesitamos el poder de Dios. San Pedro predicó en Hechos 2:22

“Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis”

¡Incluso Jesús tenía que ser probado con lo sobrenatural! Cuando confronto las tentaciones de satanás en Mateo 4:1

“Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo”.

Hay una poesía que dice así:

Cuando en nosotros existe el

“Más allá de la razón”

Llegará a lo profundo

del vacío corazón,

Ayudando al incrédulo,

con claridad a ver,

Que Jesús es Dios

y así poder en Él creer.

Abrazando con gozo

lo que está escrito,

Y diciendo “ahora sí ya estoy listo”,

Y recibir a Jesucristo,

el Señor y Salvador,

Y vivir siempre en su eterno amor.

Hno. Victor.

Hay gente que enseña que “el día de los milagros ya pasó”, dicen que no necesitamos milagros y dones del Espíritu porque tenemos la Biblia. ¡Qué extraño! Es la Biblia misma la que nos hace saber que aún son para nosotros. Veamos:

1 Tesalonicenses 1:5

“Pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros”.

Romanos 15:17-19

“Tengo, pues, de qué gloriarme en Cristo Jesús en lo que a Dios se refiere. Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras, con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo”.

1 Corintios 2:3-5

“Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.”

1 Corintios 4:20

“Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder.”

Hebreos 2:3-4

“¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad”.

Personalmente he visto cosas más allá de la razón; y también las he experimentado, aunque casi siempre choquen de golpe contra la razón humana.

La razón declara… ¡No puede ser! ¡No es razonable! ¡Es ilógico! Sin embargo, los resultados han sido confirmados vez tras vez por todas las pruebas razonables. ¿Lo irrazonable comprobado por lo razonable? ¿De qué estoy hablando? Cierto día, tomé en mis manos las manos de un hombre, torcidas e inservibles a causa de la artritis. El hombre parado delante de mí, por años había sufrido dolor a causa de esta maldición. Mientras declaraba el poderoso nombre del Señor Jesús, el Ungido de Dios, los dedos empezaron a recobrar flexibilidad y se abrieron del semi-puño que los había atrapado por años. Luego el hombre abrió y cerró su mano izquierda una y otra vez, ¡ya estaba libre! ¡Ya no dolía! ¡Ya había sido sanado!

Sólo hablé unas palabras a una enfermedad que había agobiado a este hombre por años y fue librado, fue sanado. ¡Esto es algo más allá de la razón!

Yo no lo sané, él fue sanado en el poderoso nombre del Señor Jesucristo.

Todos pudieron ver con sus “ojos lógicos” de “la razón” que lo irrazonable había sucedido. Unas palabras habían sanado en unos pocos minutos lo que la medicina no había podido hacer en años.

Unas cuantas palabras habían dominado los dolores que por muchos años habían atormentado a este hombre. ¡Esto sí es más allá de la razón!

Sabemos que fue más que palabras, fue el poderoso nombre del Señor Jesucristo, fue su autoridad y su poder sobre la atormentadora enfermedad llamada artritis.

Tenemos que lanzarnos más allá de la razón porque la razón está cautiva por los límites humanos y la realidad es todo lo contrario, la autoridad y el poder de Jesucristo no tienen límites. Él no ha puesto una fecha de caducidad a sus milagros, señales y sanidades. Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos.

Es el deseo del Señor que vivamos más allá de la razón. ¡Hagámoslo!

La iglesia necesita operar en lo milagroso

Quiero compartirte un correo electrónico, que recibimos.

Nombre: Roberto Miranda Villegas

Ciudad: Mexicali, Baja California

Mensaje: “Buen día. Este mensaje está dirigido al pastor Victor Richards, y es con la intención de agradecer y bendecir su vida, así como él bendijo la mía el pasado jueves 1 de octubre en la reunión de pastores que se llevó a cabo en la iglesia de nombre “Agua Viva”. En esa ocasión, él oró por mi pie derecho. Hace 20 años sufrí un accidente en motocicleta el cual me puso al borde de quedar sin mi pie derecho. En aquella ocasión los doctores hicieron lo que pudieron y pude volver a caminar después de 18 meses. Pero en mi pie quedaron lesiones permanentes como inmovilidad de los dedos y pérdida de sensibilidad de la planta del mismo pie.

Hace aproximadamente tres años acudí a un cirujano plástico ortopedista, el cual me indicó que él podía operarme con un 50% de probabilidades de éxito, y el costo por esta cirugía oscilaba entre los 12 y 15 mil dólares independientemente de si quedaba bien o no. Finalmente, después de 20 años, el Señor me operó por medio del Hno. Victor y hoy en día puedo correr, saltar y danzar. Mil gracias Hno. Victor, que Dios lo bendiga hoy y siempre”.

Recuerdo muy bien este caso. Mientras empezamos a orar, mi esposa Sylvia y yo, declaramos el poderoso nombre del Señor Jesucristo sobre este hombre; casi inmediatamente él empezó a sufrir dolores intensos en el tobillo. Esto no me desconcertó, porque, gracias a Dios, ya había visto este fenómeno antes. Dios estaba “operando” a Roberto. Los tendones, huesos, etc. Todo estaba siendo reformado y puesto en su lugar. Dolió, sí, pero después, este hombre estaba moviendo los dedos que habían permanecido inmóviles por 20 años... ¡El Señor Jesucristo le sanó! ¡Esto es algo más allá de la razón!

Roberto nos mandó otro E-mail:

Mensaje: 2ª parte. “Olvidé contar algo muy importante. A raíz de esta oración, Dios ha visitado mi vida de una manera sorprendente. El día sábado 3 de octubre, comenzó a brotar de mi cabeza y boca un polvo dorado sabor a tierra. Empezó muy poco, pero el día de hoy, ante la mirada de toda mi congregación, me comenzó a brotar de nueva cuenta y esta vez era mucho. Traté de quitármelo bañándome y tallándome, pero me salía más. Finalmente, después de quedarme como una hora bajo el agua de la regadera pensé que sólo habían quedado algunos pequeños brillos, pero más tarde mi cuñada me pidió que orara por su hijo enfermo y al momento de estar orando y ante la mirada de mi cuñada, el polvo volvió a aparecer. No sé cuánto tiempo vaya a durar, pero el gozo que siento es indescriptible, creo que la unción por la que el Hno. Victor tanto tiempo ha pedido, finalmente está en él, ya que yo soy una prueba viva de ello. Dios lo bendiga siempre”.

Nosotros contactamos a Roberto un mes después de estos sucesos solicitando su permiso para incluir sus correos en este libro. Él respondió:

Respuesta: “Hola, Dios les bendiga. Por supuesto que sí, sería un honor para mí. ¡Qué privilegio tan grande! Desde ese día (2 de octubre del 2009) las bendiciones y la presencia del Espíritu Santo han sido tan fuertes como una herencia en vida, un legado, no lo sé, cosas sorprendentes están pasando, ¿cómo qué? 1. Estoy siendo invitado a muchos lugares a predicar mi testimonio y de esta unción tan grande que el Espíritu Santo me dio. 2. En algunos lugares al imponer mis manos en oración, la gente queda ungida con aceite y yo no usé aceite. 3. Mis manos en algunas ocasiones han llegado a oler a vino, pero un vino especial. 4. El pasado sábado 7 de Noviembre, en una cruzada de sanidades y milagros con el pastor David Meza, ante la mirada de la gente, una mujer recibió sanidad en su rostro después de haber sufrido una embolia facial (medio rostro estaba chueco y el ojo también) el Señor lo enderezó”.

Imagínatelo, el hombre que fue sanado sobrenaturalmente, ahora está siendo un instrumento de Dios para traer sanidad a otros.

Ha habido otros casos de “operaciones” sucediendo cuando estamos orando por enfermos.

Un hombre alto y fornido se paró delante de nosotros pidiendo oración. El problema era su corazón, necesitaba cirugía. Empezamos a declarar el nombre, la autoridad y el poder del Señor Jesucristo sobre él e inmediatamente cayó al suelo agarrando su pecho, porque le empezó a doler fuertemente. Le expliqué que Dios lo estaba operando y que no temiera.

En poco tiempo el dolor cesó y levantándose del piso, estuvo en paz. Le vi uno o dos días más tarde en el congreso sirviendo mesas en el comedor, él estaba testificando de su sanidad y liberación de todos los síntomas que había sufrido por largo tiempo. Jesús declaró en Juan 14:10-14

“¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré”.

Hay mucha gente que no ha podido creer, pero que sí creerá cuando vean o cuando reciban un milagro. Cuando la iglesia esté operando más allá de la razón, habrá una abundancia de milagros que atraerán a la gente y muchos creerán “por las mismas obras.” En Juan 14:12 Jesús nos promete que hoy podemos hacer las obras que Él hizo y aún mayores. El día de milagros nunca terminará. Siempre estará disponible si estamos dispuestos a vivir más allá de la razón. Los milagros no tienen fecha de caducidad. Así nos dice Malaquías 3:6

“Porque yo Jehová no cambio...”.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

EL ESPIRITU SANTO #2 Hno. Victor Richards 2021-07-20

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-20

EL ESPIRITU SANTO #1 Hno. Victor Richards 2021-07-13

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-13

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-07-07

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-07

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-29

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-29

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-22

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-22

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-15

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-15

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-08

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-08

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-01

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-01

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-25

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-25

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-18

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-18

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-11

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-06

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-06

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-30

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-30

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-23

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-23

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-17

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-17

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-09

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-03-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA Hno. Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD Hno. Victor Richards 2021-02-09

El joven y su sexualidad 2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza Hno. Victor Richards 2021-02-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO Hno. Victor Richards 2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO Victor Richards 2021-01-26

VIDA ETERNA Victor Richards 2021-01-19

Viviendo más allá de la Razón #2




Publicado el:
Martes 8 de Diciembre, 2020

Recibiréis poder

San Lucas en su presentación del evangelio, inspirado por el Espíritu Santo, escribió unas de las últimas palabras de Jesús, justo antes de ascender al cielo. Fue la instrucción más importante antes de que dejara a sus apóstoles. Lucas también empieza el libro de Hechos con algunas de las últimas palabras de Jesús. Vamos a considerar lo que él dijo en Lucas 24:45-49

“Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Y vosotros sois testigos de estas cosas. He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”.

Y en Hechos 1:5, 8-9 dice:

“Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.

Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos”.

Él dijo: Prediquen las buenas nuevas en todo el mundo, pero no lo hagan hasta que sean investidos (totalmente cubiertos) de poder desde lo alto. ¡El éxito de su predicación estaba atado a lo sobrenatural! ¡Al poder del Espíritu Santo! A las maravillas, prodigios, señales, milagros y sanidades. A lo que va más allá de la razón humana.

Las Sagradas Escrituras rebosan con la realidad y la necesidad de un evangelio aprobado por el poder de Dios. El ignorarlo o no creerlo robará al cristianismo y al cristiano del poder de Dios. ¡Qué tragedia!

En los tiempos que ahora vivimos, más que nunca, necesitamos el poder de Dios. San Pedro predicó en Hechos 2:22

“Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis”

¡Incluso Jesús tenía que ser probado con lo sobrenatural! Cuando confronto las tentaciones de satanás en Mateo 4:1

“Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo”.

Hay una poesía que dice así:

Cuando en nosotros existe el

“Más allá de la razón”

Llegará a lo profundo

del vacío corazón,

Ayudando al incrédulo,

con claridad a ver,

Que Jesús es Dios

y así poder en Él creer.

Abrazando con gozo

lo que está escrito,

Y diciendo “ahora sí ya estoy listo”,

Y recibir a Jesucristo,

el Señor y Salvador,

Y vivir siempre en su eterno amor.

Hno. Victor.

Hay gente que enseña que “el día de los milagros ya pasó”, dicen que no necesitamos milagros y dones del Espíritu porque tenemos la Biblia. ¡Qué extraño! Es la Biblia misma la que nos hace saber que aún son para nosotros. Veamos:

1 Tesalonicenses 1:5

“Pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros”.

Romanos 15:17-19

“Tengo, pues, de qué gloriarme en Cristo Jesús en lo que a Dios se refiere. Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras, con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo”.

1 Corintios 2:3-5

“Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.”

1 Corintios 4:20

“Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder.”

Hebreos 2:3-4

“¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad”.

Personalmente he visto cosas más allá de la razón; y también las he experimentado, aunque casi siempre choquen de golpe contra la razón humana.

La razón declara… ¡No puede ser! ¡No es razonable! ¡Es ilógico! Sin embargo, los resultados han sido confirmados vez tras vez por todas las pruebas razonables. ¿Lo irrazonable comprobado por lo razonable? ¿De qué estoy hablando? Cierto día, tomé en mis manos las manos de un hombre, torcidas e inservibles a causa de la artritis. El hombre parado delante de mí, por años había sufrido dolor a causa de esta maldición. Mientras declaraba el poderoso nombre del Señor Jesús, el Ungido de Dios, los dedos empezaron a recobrar flexibilidad y se abrieron del semi-puño que los había atrapado por años. Luego el hombre abrió y cerró su mano izquierda una y otra vez, ¡ya estaba libre! ¡Ya no dolía! ¡Ya había sido sanado!

Sólo hablé unas palabras a una enfermedad que había agobiado a este hombre por años y fue librado, fue sanado. ¡Esto es algo más allá de la razón!

Yo no lo sané, él fue sanado en el poderoso nombre del Señor Jesucristo.

Todos pudieron ver con sus “ojos lógicos” de “la razón” que lo irrazonable había sucedido. Unas palabras habían sanado en unos pocos minutos lo que la medicina no había podido hacer en años.

Unas cuantas palabras habían dominado los dolores que por muchos años habían atormentado a este hombre. ¡Esto sí es más allá de la razón!

Sabemos que fue más que palabras, fue el poderoso nombre del Señor Jesucristo, fue su autoridad y su poder sobre la atormentadora enfermedad llamada artritis.

Tenemos que lanzarnos más allá de la razón porque la razón está cautiva por los límites humanos y la realidad es todo lo contrario, la autoridad y el poder de Jesucristo no tienen límites. Él no ha puesto una fecha de caducidad a sus milagros, señales y sanidades. Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos.

Es el deseo del Señor que vivamos más allá de la razón. ¡Hagámoslo!

La iglesia necesita operar en lo milagroso

Quiero compartirte un correo electrónico, que recibimos.

Nombre: Roberto Miranda Villegas

Ciudad: Mexicali, Baja California

Mensaje: “Buen día. Este mensaje está dirigido al pastor Victor Richards, y es con la intención de agradecer y bendecir su vida, así como él bendijo la mía el pasado jueves 1 de octubre en la reunión de pastores que se llevó a cabo en la iglesia de nombre “Agua Viva”. En esa ocasión, él oró por mi pie derecho. Hace 20 años sufrí un accidente en motocicleta el cual me puso al borde de quedar sin mi pie derecho. En aquella ocasión los doctores hicieron lo que pudieron y pude volver a caminar después de 18 meses. Pero en mi pie quedaron lesiones permanentes como inmovilidad de los dedos y pérdida de sensibilidad de la planta del mismo pie.

Hace aproximadamente tres años acudí a un cirujano plástico ortopedista, el cual me indicó que él podía operarme con un 50% de probabilidades de éxito, y el costo por esta cirugía oscilaba entre los 12 y 15 mil dólares independientemente de si quedaba bien o no. Finalmente, después de 20 años, el Señor me operó por medio del Hno. Victor y hoy en día puedo correr, saltar y danzar. Mil gracias Hno. Victor, que Dios lo bendiga hoy y siempre”.

Recuerdo muy bien este caso. Mientras empezamos a orar, mi esposa Sylvia y yo, declaramos el poderoso nombre del Señor Jesucristo sobre este hombre; casi inmediatamente él empezó a sufrir dolores intensos en el tobillo. Esto no me desconcertó, porque, gracias a Dios, ya había visto este fenómeno antes. Dios estaba “operando” a Roberto. Los tendones, huesos, etc. Todo estaba siendo reformado y puesto en su lugar. Dolió, sí, pero después, este hombre estaba moviendo los dedos que habían permanecido inmóviles por 20 años... ¡El Señor Jesucristo le sanó! ¡Esto es algo más allá de la razón!

Roberto nos mandó otro E-mail:

Mensaje: 2ª parte. “Olvidé contar algo muy importante. A raíz de esta oración, Dios ha visitado mi vida de una manera sorprendente. El día sábado 3 de octubre, comenzó a brotar de mi cabeza y boca un polvo dorado sabor a tierra. Empezó muy poco, pero el día de hoy, ante la mirada de toda mi congregación, me comenzó a brotar de nueva cuenta y esta vez era mucho. Traté de quitármelo bañándome y tallándome, pero me salía más. Finalmente, después de quedarme como una hora bajo el agua de la regadera pensé que sólo habían quedado algunos pequeños brillos, pero más tarde mi cuñada me pidió que orara por su hijo enfermo y al momento de estar orando y ante la mirada de mi cuñada, el polvo volvió a aparecer. No sé cuánto tiempo vaya a durar, pero el gozo que siento es indescriptible, creo que la unción por la que el Hno. Victor tanto tiempo ha pedido, finalmente está en él, ya que yo soy una prueba viva de ello. Dios lo bendiga siempre”.

Nosotros contactamos a Roberto un mes después de estos sucesos solicitando su permiso para incluir sus correos en este libro. Él respondió:

Respuesta: “Hola, Dios les bendiga. Por supuesto que sí, sería un honor para mí. ¡Qué privilegio tan grande! Desde ese día (2 de octubre del 2009) las bendiciones y la presencia del Espíritu Santo han sido tan fuertes como una herencia en vida, un legado, no lo sé, cosas sorprendentes están pasando, ¿cómo qué? 1. Estoy siendo invitado a muchos lugares a predicar mi testimonio y de esta unción tan grande que el Espíritu Santo me dio. 2. En algunos lugares al imponer mis manos en oración, la gente queda ungida con aceite y yo no usé aceite. 3. Mis manos en algunas ocasiones han llegado a oler a vino, pero un vino especial. 4. El pasado sábado 7 de Noviembre, en una cruzada de sanidades y milagros con el pastor David Meza, ante la mirada de la gente, una mujer recibió sanidad en su rostro después de haber sufrido una embolia facial (medio rostro estaba chueco y el ojo también) el Señor lo enderezó”.

Imagínatelo, el hombre que fue sanado sobrenaturalmente, ahora está siendo un instrumento de Dios para traer sanidad a otros.

Ha habido otros casos de “operaciones” sucediendo cuando estamos orando por enfermos.

Un hombre alto y fornido se paró delante de nosotros pidiendo oración. El problema era su corazón, necesitaba cirugía. Empezamos a declarar el nombre, la autoridad y el poder del Señor Jesucristo sobre él e inmediatamente cayó al suelo agarrando su pecho, porque le empezó a doler fuertemente. Le expliqué que Dios lo estaba operando y que no temiera.

En poco tiempo el dolor cesó y levantándose del piso, estuvo en paz. Le vi uno o dos días más tarde en el congreso sirviendo mesas en el comedor, él estaba testificando de su sanidad y liberación de todos los síntomas que había sufrido por largo tiempo. Jesús declaró en Juan 14:10-14

“¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré”.

Hay mucha gente que no ha podido creer, pero que sí creerá cuando vean o cuando reciban un milagro. Cuando la iglesia esté operando más allá de la razón, habrá una abundancia de milagros que atraerán a la gente y muchos creerán “por las mismas obras.” En Juan 14:12 Jesús nos promete que hoy podemos hacer las obras que Él hizo y aún mayores. El día de milagros nunca terminará. Siempre estará disponible si estamos dispuestos a vivir más allá de la razón. Los milagros no tienen fecha de caducidad. Así nos dice Malaquías 3:6

“Porque yo Jehová no cambio...”.

Ver Mas

EL ESPIRITU SANTO #2 Hno. Victor Richards 2021-07-20

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-20

EL ESPIRITU SANTO #1 Hno. Victor Richards 2021-07-13

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-13

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-07-07

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-07

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-29

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-29

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-22

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-22

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-15

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-15

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-08

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-08

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-01

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-01

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-25

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-25

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-18

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-18

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-11

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-06

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-06

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-30

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-30

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-23

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-23

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-17

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-17

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-09

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-03-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA Hno. Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD Hno. Victor Richards 2021-02-09

El joven y su sexualidad 2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza Hno. Victor Richards 2021-02-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO Hno. Victor Richards 2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO Victor Richards 2021-01-26

VIDA ETERNA Victor Richards 2021-01-19

Lecturas Recomendadas


Viviendo más allá de la Razón #2





Por: Victor Richards
Martes 8 de Diciembre, 2020

Recibiréis poder

San Lucas en su presentación del evangelio, inspirado por el Espíritu Santo, escribió unas de las últimas palabras de Jesús, justo antes de ascender al cielo. Fue la instrucción más importante antes de que dejara a sus apóstoles. Lucas también empieza el libro de Hechos con algunas de las últimas palabras de Jesús. Vamos a considerar lo que él dijo en Lucas 24:45-49

“Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Y vosotros sois testigos de estas cosas. He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”.

Y en Hechos 1:5, 8-9 dice:

“Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.

Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos”.

Él dijo: Prediquen las buenas nuevas en todo el mundo, pero no lo hagan hasta que sean investidos (totalmente cubiertos) de poder desde lo alto. ¡El éxito de su predicación estaba atado a lo sobrenatural! ¡Al poder del Espíritu Santo! A las maravillas, prodigios, señales, milagros y sanidades. A lo que va más allá de la razón humana.

Las Sagradas Escrituras rebosan con la realidad y la necesidad de un evangelio aprobado por el poder de Dios. El ignorarlo o no creerlo robará al cristianismo y al cristiano del poder de Dios. ¡Qué tragedia!

En los tiempos que ahora vivimos, más que nunca, necesitamos el poder de Dios. San Pedro predicó en Hechos 2:22

“Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis”

¡Incluso Jesús tenía que ser probado con lo sobrenatural! Cuando confronto las tentaciones de satanás en Mateo 4:1

“Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo”.

Hay una poesía que dice así:

Cuando en nosotros existe el

“Más allá de la razón”

Llegará a lo profundo

del vacío corazón,

Ayudando al incrédulo,

con claridad a ver,

Que Jesús es Dios

y así poder en Él creer.

Abrazando con gozo

lo que está escrito,

Y diciendo “ahora sí ya estoy listo”,

Y recibir a Jesucristo,

el Señor y Salvador,

Y vivir siempre en su eterno amor.

Hno. Victor.

Hay gente que enseña que “el día de los milagros ya pasó”, dicen que no necesitamos milagros y dones del Espíritu porque tenemos la Biblia. ¡Qué extraño! Es la Biblia misma la que nos hace saber que aún son para nosotros. Veamos:

1 Tesalonicenses 1:5

“Pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo y en plena certidumbre, como bien sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros”.

Romanos 15:17-19

“Tengo, pues, de qué gloriarme en Cristo Jesús en lo que a Dios se refiere. Porque no osaría hablar sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para la obediencia de los gentiles, con la palabra y con las obras, con potencia de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo”.

1 Corintios 2:3-5

“Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.”

1 Corintios 4:20

“Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder.”

Hebreos 2:3-4

“¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad”.

Personalmente he visto cosas más allá de la razón; y también las he experimentado, aunque casi siempre choquen de golpe contra la razón humana.

La razón declara… ¡No puede ser! ¡No es razonable! ¡Es ilógico! Sin embargo, los resultados han sido confirmados vez tras vez por todas las pruebas razonables. ¿Lo irrazonable comprobado por lo razonable? ¿De qué estoy hablando? Cierto día, tomé en mis manos las manos de un hombre, torcidas e inservibles a causa de la artritis. El hombre parado delante de mí, por años había sufrido dolor a causa de esta maldición. Mientras declaraba el poderoso nombre del Señor Jesús, el Ungido de Dios, los dedos empezaron a recobrar flexibilidad y se abrieron del semi-puño que los había atrapado por años. Luego el hombre abrió y cerró su mano izquierda una y otra vez, ¡ya estaba libre! ¡Ya no dolía! ¡Ya había sido sanado!

Sólo hablé unas palabras a una enfermedad que había agobiado a este hombre por años y fue librado, fue sanado. ¡Esto es algo más allá de la razón!

Yo no lo sané, él fue sanado en el poderoso nombre del Señor Jesucristo.

Todos pudieron ver con sus “ojos lógicos” de “la razón” que lo irrazonable había sucedido. Unas palabras habían sanado en unos pocos minutos lo que la medicina no había podido hacer en años.

Unas cuantas palabras habían dominado los dolores que por muchos años habían atormentado a este hombre. ¡Esto sí es más allá de la razón!

Sabemos que fue más que palabras, fue el poderoso nombre del Señor Jesucristo, fue su autoridad y su poder sobre la atormentadora enfermedad llamada artritis.

Tenemos que lanzarnos más allá de la razón porque la razón está cautiva por los límites humanos y la realidad es todo lo contrario, la autoridad y el poder de Jesucristo no tienen límites. Él no ha puesto una fecha de caducidad a sus milagros, señales y sanidades. Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos.

Es el deseo del Señor que vivamos más allá de la razón. ¡Hagámoslo!

La iglesia necesita operar en lo milagroso

Quiero compartirte un correo electrónico, que recibimos.

Nombre: Roberto Miranda Villegas

Ciudad: Mexicali, Baja California

Mensaje: “Buen día. Este mensaje está dirigido al pastor Victor Richards, y es con la intención de agradecer y bendecir su vida, así como él bendijo la mía el pasado jueves 1 de octubre en la reunión de pastores que se llevó a cabo en la iglesia de nombre “Agua Viva”. En esa ocasión, él oró por mi pie derecho. Hace 20 años sufrí un accidente en motocicleta el cual me puso al borde de quedar sin mi pie derecho. En aquella ocasión los doctores hicieron lo que pudieron y pude volver a caminar después de 18 meses. Pero en mi pie quedaron lesiones permanentes como inmovilidad de los dedos y pérdida de sensibilidad de la planta del mismo pie.

Hace aproximadamente tres años acudí a un cirujano plástico ortopedista, el cual me indicó que él podía operarme con un 50% de probabilidades de éxito, y el costo por esta cirugía oscilaba entre los 12 y 15 mil dólares independientemente de si quedaba bien o no. Finalmente, después de 20 años, el Señor me operó por medio del Hno. Victor y hoy en día puedo correr, saltar y danzar. Mil gracias Hno. Victor, que Dios lo bendiga hoy y siempre”.

Recuerdo muy bien este caso. Mientras empezamos a orar, mi esposa Sylvia y yo, declaramos el poderoso nombre del Señor Jesucristo sobre este hombre; casi inmediatamente él empezó a sufrir dolores intensos en el tobillo. Esto no me desconcertó, porque, gracias a Dios, ya había visto este fenómeno antes. Dios estaba “operando” a Roberto. Los tendones, huesos, etc. Todo estaba siendo reformado y puesto en su lugar. Dolió, sí, pero después, este hombre estaba moviendo los dedos que habían permanecido inmóviles por 20 años... ¡El Señor Jesucristo le sanó! ¡Esto es algo más allá de la razón!

Roberto nos mandó otro E-mail:

Mensaje: 2ª parte. “Olvidé contar algo muy importante. A raíz de esta oración, Dios ha visitado mi vida de una manera sorprendente. El día sábado 3 de octubre, comenzó a brotar de mi cabeza y boca un polvo dorado sabor a tierra. Empezó muy poco, pero el día de hoy, ante la mirada de toda mi congregación, me comenzó a brotar de nueva cuenta y esta vez era mucho. Traté de quitármelo bañándome y tallándome, pero me salía más. Finalmente, después de quedarme como una hora bajo el agua de la regadera pensé que sólo habían quedado algunos pequeños brillos, pero más tarde mi cuñada me pidió que orara por su hijo enfermo y al momento de estar orando y ante la mirada de mi cuñada, el polvo volvió a aparecer. No sé cuánto tiempo vaya a durar, pero el gozo que siento es indescriptible, creo que la unción por la que el Hno. Victor tanto tiempo ha pedido, finalmente está en él, ya que yo soy una prueba viva de ello. Dios lo bendiga siempre”.

Nosotros contactamos a Roberto un mes después de estos sucesos solicitando su permiso para incluir sus correos en este libro. Él respondió:

Respuesta: “Hola, Dios les bendiga. Por supuesto que sí, sería un honor para mí. ¡Qué privilegio tan grande! Desde ese día (2 de octubre del 2009) las bendiciones y la presencia del Espíritu Santo han sido tan fuertes como una herencia en vida, un legado, no lo sé, cosas sorprendentes están pasando, ¿cómo qué? 1. Estoy siendo invitado a muchos lugares a predicar mi testimonio y de esta unción tan grande que el Espíritu Santo me dio. 2. En algunos lugares al imponer mis manos en oración, la gente queda ungida con aceite y yo no usé aceite. 3. Mis manos en algunas ocasiones han llegado a oler a vino, pero un vino especial. 4. El pasado sábado 7 de Noviembre, en una cruzada de sanidades y milagros con el pastor David Meza, ante la mirada de la gente, una mujer recibió sanidad en su rostro después de haber sufrido una embolia facial (medio rostro estaba chueco y el ojo también) el Señor lo enderezó”.

Imagínatelo, el hombre que fue sanado sobrenaturalmente, ahora está siendo un instrumento de Dios para traer sanidad a otros.

Ha habido otros casos de “operaciones” sucediendo cuando estamos orando por enfermos.

Un hombre alto y fornido se paró delante de nosotros pidiendo oración. El problema era su corazón, necesitaba cirugía. Empezamos a declarar el nombre, la autoridad y el poder del Señor Jesucristo sobre él e inmediatamente cayó al suelo agarrando su pecho, porque le empezó a doler fuertemente. Le expliqué que Dios lo estaba operando y que no temiera.

En poco tiempo el dolor cesó y levantándose del piso, estuvo en paz. Le vi uno o dos días más tarde en el congreso sirviendo mesas en el comedor, él estaba testificando de su sanidad y liberación de todos los síntomas que había sufrido por largo tiempo. Jesús declaró en Juan 14:10-14

“¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré”.

Hay mucha gente que no ha podido creer, pero que sí creerá cuando vean o cuando reciban un milagro. Cuando la iglesia esté operando más allá de la razón, habrá una abundancia de milagros que atraerán a la gente y muchos creerán “por las mismas obras.” En Juan 14:12 Jesús nos promete que hoy podemos hacer las obras que Él hizo y aún mayores. El día de milagros nunca terminará. Siempre estará disponible si estamos dispuestos a vivir más allá de la razón. Los milagros no tienen fecha de caducidad. Así nos dice Malaquías 3:6

“Porque yo Jehová no cambio...”.

Ver Mas

EL ESPIRITU SANTO #2
Hno. Victor Richards
2021-07-20

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL
Victor y Gloria Richards
2021-07-20

EL ESPIRITU SANTO #1
Hno. Victor Richards
2021-07-13

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL
Victor y Gloria Richards
2021-07-13

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-07-07

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL
Victor y Gloria Richards
2021-07-07

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-29

Jesús de Nazaret
Gloria Richards
2021-06-29

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-22

Jesús de Nazaret
Gloria Richards
2021-06-22

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-15

Jesús de Nazaret
Gloria Richards
2021-06-15

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-08

Jesús de Nazaret
Gloria Richards
2021-06-08

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-01

Jesús de Nazaret
Gloria Richards
2021-06-01

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-25

De Mujer a Mujer
Gloria Richards
2021-05-25

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-18

De Mujer a Mujer
Gloria Richards
2021-05-18

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-11

De Mujer a Mujer
Gloria Richards
2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan
Victor y Gloria Richards
2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan
Victor y Gloria Richards
2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-06

Cuando los hijos se rebelan
Victor y Gloria Richards
2021-04-06

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-30

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-30

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-23

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-23

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-17

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-17

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-09

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-03-02

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-02-23

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-23

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA
Hno. Victor Richards
2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD
Hno. Victor Richards
2021-02-09

El joven y su sexualidad
2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza
Hno. Victor Richards
2021-02-02

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO
Hno. Victor Richards
2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO
Victor Richards
2021-01-26

VIDA ETERNA
Victor Richards
2021-01-19

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320