Orando para lograr resultados



Publicado el:
Martes 9 de Marzo, 2021

II. La segunda marca en la pista

Venga tu reino, hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra

En oración establecemos el Reino de Dios aquí en la tierra. Lo hacemos a través de una declaración confiada. Declaramos que su Reino vendrá, ¡su voluntad será hecha en la tierra como en el cielo! ¡Dilo así! ¡Afírmalo así! ¡Óralo así! ¡Nuestras palabras tienen poder! Consideremos cinco áreas por las cuales debemos orar y declarar: “Venga tu Reino” es decir; tu gobierno, tu dominio, tu control absoluto.

1.      A mi propia vida

Comenzar por la propia vida parece egoísta pero no lo es. ¿Cómo podría bendecir a otros si antes yo mismo no soy fuerte en el Señor? Es como cuando tiramos una piedra en un estanque, el círculo de olas parte del centro y de allí van haciéndose más y más grandes.

Así que empiezo por declarar que Jesús es el Señor de mi vida. Por eso afirmo: “Hágase tu voluntad como en el cielo, así también en mí”. Declaro que el Reino de Dios tiene el primer lugar en mi corazón, que busco primeramente el Reino de Dios y su justicia de acuerdo con Mateo 6:33. Vivo para el Reino, las cosas materiales no tienen dominio sobre mí.

Otras veces comienzo mi declaración apropiándome de lo que la Palabra dice sobre mí: “Yo soy la justicia de Dios” (2 Corintios 5:21), “ninguna arma forjada contra mí prosperará” (Isaías 54:17) y “Soy como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto a su tiempo, su hoja no cae, y todo lo que hace prosperará” (Salmo 1:3).

2.      A mi familia

Después de orar por mí mismo paso a orar por mi familia: mi cónyuge, hijos y nietos. Si aprendiéramos a establecer el Reino (el señorío) de Dios en las vidas de nuestros seres amados evitaríamos muchísimos problemas familiares. Así que sobre mi esposa declaro bendición y protección y afirmo que es una persona que busca primeramente el Reino de Dios; declaro y afirmo paz y unidad en nuestro hogar y ato cualquier espíritu de disensión o división que quisiera entrometerse. Luego oro por cada uno de mis hijos, por sus cónyuges y por los nietos. Declaro que la paz, la justicia y el gozo reinan sobre ellos. Como padre o madre cristiano tu puedes atar los espíritus de maldad, de fornicación y de rebeldía que atacan a tus hijos. Declara la guerra al diablo, enójate con él y establece el Reino de Dios en tu familia. Si pagamos el precio de la oración hoy, no tendremos que pagar después el altísimo precio de la falta de oración.

3.      A la iglesia

En tercer lugar oro por la iglesia, que es la expresión del cuerpo de Cristo aquí en la tierra. Pido por la iglesia a donde voy porque allí es donde normalmente recibo mi alimento espiritual. Oro porque se haga la voluntad de Dios en la vida del pastor y los demás líderes espirituales, que el Señor les dé sabiduría y fidelidad para enseñar la Palabra de Dios y no las tradiciones humanas.

4.      A la cosecha de almas

Jesús nos instruye en Mateo 9:37-38 para que roguemos “al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies”. Yo ruego al Señor que mande obreros a fin de que otros puedan conocer la luz como yo la conozco y para que millones de almas sean salvas. En este momento oro por mis vecinos, amistades y todos en mi derredor, para que ellos sean librados de la oscuridad y conozcan a Cristo.

5.      A la patria

Pido que venga el Reino de Dios a mi patria para que en ella reine la justicia y la paz. En 2 Crónicas 7:14 encontramos una promesa maravillosa para los que interceden por su patria:

“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”.

La única esperanza de la patria son las oraciones del pueblo de Dios (ver el libro del mismo autor “El secreto para cambiar su familia y su mundo” para mayor información sobre el tema).

III. La tercera marca en la pista

El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy

Sabemos que la voluntad de Dios es darnos el pan de cada día porque Jesús nunca nos enseñaría a pedir algo que Él no quisiera darnos. Lo que Él quiere es que aprendamos a confiar en Él para todas nuestras necesidades. Aquí presentamos cuatro principios básicos:

1.       Creer que la voluntad de Dios es que prosperes.

2.       Vivir de acuerdo con la voluntad de Dios.

3.       Pedir específicamente lo que necesitas.

4.       Orar tenazmente.

Examinemos cada uno de estos principios.

1.      Creer que la voluntad de Dios es que prosperes

El Señor quiere que tu quedes libre de dos cosas:

1. Del amor al dinero y

2. De la maldición de la miseria.

Tanto la “mentalidad de pobreza” como el amor al dinero, te robarán las mejores bendiciones de Dios. Medita en las Escrituras sobre la prosperidad y apréndetelas de memoria:

Deuteronomio 28:1-8

Salmo 112:1-3

Proverbios 22:4

Filipenses 4:19

Deuteronomio 8:18

3 Juan 1:2

(Ver el libro del mismo autor: “Cómo romper la maldición de la pobreza”).

2.      Vivir de acuerdo con la voluntad de Dios

Algunos quieren prosperidad económica pero sin comprometerse a una vida de entrega al Señor Jesús. Las promesas de prosperidad son para los que la buscan en oración y de conformidad con la Palabra, para los que trabajan y dan en obediencia al Señor. Dios no bendice a perezosos ni a tacaños.

Proverbios 13:4
“El alma del perezoso desea, y nada alcanza; mas el alma de los diligentes será prosperada”.

Malaquías 3:10
“Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde”.

3.      Pedir específicamente lo que necesitas

Muchas veces no se pide específicamente porque hay una raíz de incredulidad. Si necesitas un automóvil pídeselo, si necesitas mejor trabajo pídeselo.

4.      Orar tenazmente

Muchos no reciben de Dios porque si no reciben inmediatamente dudan diciéndo: “El Señor no quiere bendecirme”. Para recobrar lo que nos ha robado el enemigo necesitamos orar con tenacidad.

Juan 10:10
“El ladrón (Satanás) no viene sino para hurtar y matar y destruir...”.

¿Cómo podemos recobrar lo que Satanás nos ha robado?

Santiago 4:7
“Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros”.

Aunque la respuesta tarde en llegar ¡tu aférrate a la promesa!

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-11

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-06

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-06

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-30

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-30

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-23

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-23

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-17

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-17

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-03-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA Hno. Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD Hno. Victor Richards 2021-02-09

El joven y su sexualidad 2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza Hno. Victor Richards 2021-02-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO Hno. Victor Richards 2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO Victor Richards 2021-01-26

VIDA ETERNA Victor Richards 2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-01-19

ETERNIDAD Victor Richards 2021-01-12

El Gozo del Señor: Tiempos de Refrigerio Hno. Victor Richards 2021-01-12

EL GOZO DEL SEÑOR: MI FORTALEZA Hno. Victor Richards 2021-01-05

Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera Hno. Victor Richards 2020-12-29

Su nacimiento: un suceso extraño y sin precedente Hno. Victor Richards 2020-12-23

Viviendo más allá de la Razón #3 Victor Richards 2020-12-15

LA ADORACIÓN NOS HACE VENCEDORES Hno. Victor Richards 2020-12-15

Viviendo más allá de la Razón #2 Victor Richards 2020-12-08

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN PARTE II Hno. Victor Richards 2020-12-08

Viviendo más allá de la Razón #1 Victor Richards 2020-12-03

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN Hno. Victor Richards 2020-12-03

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4 Victor Richards 2020-11-24

LA ADORACIÓN Y LA RESTITUCIÓN Hno. Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4 Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 3 Victor Richards 2020-11-17

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-17

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 2 Victor Richards 2020-11-10

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-10

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 1 Victor Richards 2020-11-03

Amistad e Intimidad IV Victor y Gloria Richards 2020-10-30

Orando para lograr resultados




Publicado el:
Martes 9 de Marzo, 2021

II. La segunda marca en la pista

Venga tu reino, hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra

En oración establecemos el Reino de Dios aquí en la tierra. Lo hacemos a través de una declaración confiada. Declaramos que su Reino vendrá, ¡su voluntad será hecha en la tierra como en el cielo! ¡Dilo así! ¡Afírmalo así! ¡Óralo así! ¡Nuestras palabras tienen poder! Consideremos cinco áreas por las cuales debemos orar y declarar: “Venga tu Reino” es decir; tu gobierno, tu dominio, tu control absoluto.

1.      A mi propia vida

Comenzar por la propia vida parece egoísta pero no lo es. ¿Cómo podría bendecir a otros si antes yo mismo no soy fuerte en el Señor? Es como cuando tiramos una piedra en un estanque, el círculo de olas parte del centro y de allí van haciéndose más y más grandes.

Así que empiezo por declarar que Jesús es el Señor de mi vida. Por eso afirmo: “Hágase tu voluntad como en el cielo, así también en mí”. Declaro que el Reino de Dios tiene el primer lugar en mi corazón, que busco primeramente el Reino de Dios y su justicia de acuerdo con Mateo 6:33. Vivo para el Reino, las cosas materiales no tienen dominio sobre mí.

Otras veces comienzo mi declaración apropiándome de lo que la Palabra dice sobre mí: “Yo soy la justicia de Dios” (2 Corintios 5:21), “ninguna arma forjada contra mí prosperará” (Isaías 54:17) y “Soy como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto a su tiempo, su hoja no cae, y todo lo que hace prosperará” (Salmo 1:3).

2.      A mi familia

Después de orar por mí mismo paso a orar por mi familia: mi cónyuge, hijos y nietos. Si aprendiéramos a establecer el Reino (el señorío) de Dios en las vidas de nuestros seres amados evitaríamos muchísimos problemas familiares. Así que sobre mi esposa declaro bendición y protección y afirmo que es una persona que busca primeramente el Reino de Dios; declaro y afirmo paz y unidad en nuestro hogar y ato cualquier espíritu de disensión o división que quisiera entrometerse. Luego oro por cada uno de mis hijos, por sus cónyuges y por los nietos. Declaro que la paz, la justicia y el gozo reinan sobre ellos. Como padre o madre cristiano tu puedes atar los espíritus de maldad, de fornicación y de rebeldía que atacan a tus hijos. Declara la guerra al diablo, enójate con él y establece el Reino de Dios en tu familia. Si pagamos el precio de la oración hoy, no tendremos que pagar después el altísimo precio de la falta de oración.

3.      A la iglesia

En tercer lugar oro por la iglesia, que es la expresión del cuerpo de Cristo aquí en la tierra. Pido por la iglesia a donde voy porque allí es donde normalmente recibo mi alimento espiritual. Oro porque se haga la voluntad de Dios en la vida del pastor y los demás líderes espirituales, que el Señor les dé sabiduría y fidelidad para enseñar la Palabra de Dios y no las tradiciones humanas.

4.      A la cosecha de almas

Jesús nos instruye en Mateo 9:37-38 para que roguemos “al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies”. Yo ruego al Señor que mande obreros a fin de que otros puedan conocer la luz como yo la conozco y para que millones de almas sean salvas. En este momento oro por mis vecinos, amistades y todos en mi derredor, para que ellos sean librados de la oscuridad y conozcan a Cristo.

5.      A la patria

Pido que venga el Reino de Dios a mi patria para que en ella reine la justicia y la paz. En 2 Crónicas 7:14 encontramos una promesa maravillosa para los que interceden por su patria:

“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”.

La única esperanza de la patria son las oraciones del pueblo de Dios (ver el libro del mismo autor “El secreto para cambiar su familia y su mundo” para mayor información sobre el tema).

III. La tercera marca en la pista

El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy

Sabemos que la voluntad de Dios es darnos el pan de cada día porque Jesús nunca nos enseñaría a pedir algo que Él no quisiera darnos. Lo que Él quiere es que aprendamos a confiar en Él para todas nuestras necesidades. Aquí presentamos cuatro principios básicos:

1.       Creer que la voluntad de Dios es que prosperes.

2.       Vivir de acuerdo con la voluntad de Dios.

3.       Pedir específicamente lo que necesitas.

4.       Orar tenazmente.

Examinemos cada uno de estos principios.

1.      Creer que la voluntad de Dios es que prosperes

El Señor quiere que tu quedes libre de dos cosas:

1. Del amor al dinero y

2. De la maldición de la miseria.

Tanto la “mentalidad de pobreza” como el amor al dinero, te robarán las mejores bendiciones de Dios. Medita en las Escrituras sobre la prosperidad y apréndetelas de memoria:

Deuteronomio 28:1-8

Salmo 112:1-3

Proverbios 22:4

Filipenses 4:19

Deuteronomio 8:18

3 Juan 1:2

(Ver el libro del mismo autor: “Cómo romper la maldición de la pobreza”).

2.      Vivir de acuerdo con la voluntad de Dios

Algunos quieren prosperidad económica pero sin comprometerse a una vida de entrega al Señor Jesús. Las promesas de prosperidad son para los que la buscan en oración y de conformidad con la Palabra, para los que trabajan y dan en obediencia al Señor. Dios no bendice a perezosos ni a tacaños.

Proverbios 13:4
“El alma del perezoso desea, y nada alcanza; mas el alma de los diligentes será prosperada”.

Malaquías 3:10
“Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde”.

3.      Pedir específicamente lo que necesitas

Muchas veces no se pide específicamente porque hay una raíz de incredulidad. Si necesitas un automóvil pídeselo, si necesitas mejor trabajo pídeselo.

4.      Orar tenazmente

Muchos no reciben de Dios porque si no reciben inmediatamente dudan diciéndo: “El Señor no quiere bendecirme”. Para recobrar lo que nos ha robado el enemigo necesitamos orar con tenacidad.

Juan 10:10
“El ladrón (Satanás) no viene sino para hurtar y matar y destruir...”.

¿Cómo podemos recobrar lo que Satanás nos ha robado?

Santiago 4:7
“Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros”.

Aunque la respuesta tarde en llegar ¡tu aférrate a la promesa!

Ver Mas

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-11

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-06

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-06

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-30

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-30

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-23

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-23

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-17

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-17

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-03-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA Hno. Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD Hno. Victor Richards 2021-02-09

El joven y su sexualidad 2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza Hno. Victor Richards 2021-02-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO Hno. Victor Richards 2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO Victor Richards 2021-01-26

VIDA ETERNA Victor Richards 2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-01-19

ETERNIDAD Victor Richards 2021-01-12

El Gozo del Señor: Tiempos de Refrigerio Hno. Victor Richards 2021-01-12

EL GOZO DEL SEÑOR: MI FORTALEZA Hno. Victor Richards 2021-01-05

Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera Hno. Victor Richards 2020-12-29

Su nacimiento: un suceso extraño y sin precedente Hno. Victor Richards 2020-12-23

Viviendo más allá de la Razón #3 Victor Richards 2020-12-15

LA ADORACIÓN NOS HACE VENCEDORES Hno. Victor Richards 2020-12-15

Viviendo más allá de la Razón #2 Victor Richards 2020-12-08

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN PARTE II Hno. Victor Richards 2020-12-08

Viviendo más allá de la Razón #1 Victor Richards 2020-12-03

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN Hno. Victor Richards 2020-12-03

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4 Victor Richards 2020-11-24

LA ADORACIÓN Y LA RESTITUCIÓN Hno. Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4 Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 3 Victor Richards 2020-11-17

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-17

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 2 Victor Richards 2020-11-10

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-10

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 1 Victor Richards 2020-11-03

Amistad e Intimidad IV Victor y Gloria Richards 2020-10-30

Lecturas Recomendadas


Orando para lograr resultados





Por: Victor Richards
Martes 9 de Marzo, 2021

II. La segunda marca en la pista

Venga tu reino, hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra

En oración establecemos el Reino de Dios aquí en la tierra. Lo hacemos a través de una declaración confiada. Declaramos que su Reino vendrá, ¡su voluntad será hecha en la tierra como en el cielo! ¡Dilo así! ¡Afírmalo así! ¡Óralo así! ¡Nuestras palabras tienen poder! Consideremos cinco áreas por las cuales debemos orar y declarar: “Venga tu Reino” es decir; tu gobierno, tu dominio, tu control absoluto.

1.      A mi propia vida

Comenzar por la propia vida parece egoísta pero no lo es. ¿Cómo podría bendecir a otros si antes yo mismo no soy fuerte en el Señor? Es como cuando tiramos una piedra en un estanque, el círculo de olas parte del centro y de allí van haciéndose más y más grandes.

Así que empiezo por declarar que Jesús es el Señor de mi vida. Por eso afirmo: “Hágase tu voluntad como en el cielo, así también en mí”. Declaro que el Reino de Dios tiene el primer lugar en mi corazón, que busco primeramente el Reino de Dios y su justicia de acuerdo con Mateo 6:33. Vivo para el Reino, las cosas materiales no tienen dominio sobre mí.

Otras veces comienzo mi declaración apropiándome de lo que la Palabra dice sobre mí: “Yo soy la justicia de Dios” (2 Corintios 5:21), “ninguna arma forjada contra mí prosperará” (Isaías 54:17) y “Soy como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto a su tiempo, su hoja no cae, y todo lo que hace prosperará” (Salmo 1:3).

2.      A mi familia

Después de orar por mí mismo paso a orar por mi familia: mi cónyuge, hijos y nietos. Si aprendiéramos a establecer el Reino (el señorío) de Dios en las vidas de nuestros seres amados evitaríamos muchísimos problemas familiares. Así que sobre mi esposa declaro bendición y protección y afirmo que es una persona que busca primeramente el Reino de Dios; declaro y afirmo paz y unidad en nuestro hogar y ato cualquier espíritu de disensión o división que quisiera entrometerse. Luego oro por cada uno de mis hijos, por sus cónyuges y por los nietos. Declaro que la paz, la justicia y el gozo reinan sobre ellos. Como padre o madre cristiano tu puedes atar los espíritus de maldad, de fornicación y de rebeldía que atacan a tus hijos. Declara la guerra al diablo, enójate con él y establece el Reino de Dios en tu familia. Si pagamos el precio de la oración hoy, no tendremos que pagar después el altísimo precio de la falta de oración.

3.      A la iglesia

En tercer lugar oro por la iglesia, que es la expresión del cuerpo de Cristo aquí en la tierra. Pido por la iglesia a donde voy porque allí es donde normalmente recibo mi alimento espiritual. Oro porque se haga la voluntad de Dios en la vida del pastor y los demás líderes espirituales, que el Señor les dé sabiduría y fidelidad para enseñar la Palabra de Dios y no las tradiciones humanas.

4.      A la cosecha de almas

Jesús nos instruye en Mateo 9:37-38 para que roguemos “al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies”. Yo ruego al Señor que mande obreros a fin de que otros puedan conocer la luz como yo la conozco y para que millones de almas sean salvas. En este momento oro por mis vecinos, amistades y todos en mi derredor, para que ellos sean librados de la oscuridad y conozcan a Cristo.

5.      A la patria

Pido que venga el Reino de Dios a mi patria para que en ella reine la justicia y la paz. En 2 Crónicas 7:14 encontramos una promesa maravillosa para los que interceden por su patria:

“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”.

La única esperanza de la patria son las oraciones del pueblo de Dios (ver el libro del mismo autor “El secreto para cambiar su familia y su mundo” para mayor información sobre el tema).

III. La tercera marca en la pista

El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy

Sabemos que la voluntad de Dios es darnos el pan de cada día porque Jesús nunca nos enseñaría a pedir algo que Él no quisiera darnos. Lo que Él quiere es que aprendamos a confiar en Él para todas nuestras necesidades. Aquí presentamos cuatro principios básicos:

1.       Creer que la voluntad de Dios es que prosperes.

2.       Vivir de acuerdo con la voluntad de Dios.

3.       Pedir específicamente lo que necesitas.

4.       Orar tenazmente.

Examinemos cada uno de estos principios.

1.      Creer que la voluntad de Dios es que prosperes

El Señor quiere que tu quedes libre de dos cosas:

1. Del amor al dinero y

2. De la maldición de la miseria.

Tanto la “mentalidad de pobreza” como el amor al dinero, te robarán las mejores bendiciones de Dios. Medita en las Escrituras sobre la prosperidad y apréndetelas de memoria:

Deuteronomio 28:1-8

Salmo 112:1-3

Proverbios 22:4

Filipenses 4:19

Deuteronomio 8:18

3 Juan 1:2

(Ver el libro del mismo autor: “Cómo romper la maldición de la pobreza”).

2.      Vivir de acuerdo con la voluntad de Dios

Algunos quieren prosperidad económica pero sin comprometerse a una vida de entrega al Señor Jesús. Las promesas de prosperidad son para los que la buscan en oración y de conformidad con la Palabra, para los que trabajan y dan en obediencia al Señor. Dios no bendice a perezosos ni a tacaños.

Proverbios 13:4
“El alma del perezoso desea, y nada alcanza; mas el alma de los diligentes será prosperada”.

Malaquías 3:10
“Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde”.

3.      Pedir específicamente lo que necesitas

Muchas veces no se pide específicamente porque hay una raíz de incredulidad. Si necesitas un automóvil pídeselo, si necesitas mejor trabajo pídeselo.

4.      Orar tenazmente

Muchos no reciben de Dios porque si no reciben inmediatamente dudan diciéndo: “El Señor no quiere bendecirme”. Para recobrar lo que nos ha robado el enemigo necesitamos orar con tenacidad.

Juan 10:10
“El ladrón (Satanás) no viene sino para hurtar y matar y destruir...”.

¿Cómo podemos recobrar lo que Satanás nos ha robado?

Santiago 4:7
“Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros”.

Aunque la respuesta tarde en llegar ¡tu aférrate a la promesa!

Ver Mas

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-11

De Mujer a Mujer
Gloria Richards
2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan
Victor y Gloria Richards
2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan
Victor y Gloria Richards
2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-06

Cuando los hijos se rebelan
Victor y Gloria Richards
2021-04-06

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-30

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-30

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-23

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-23

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-17

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-17

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-03-02

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-02-23

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-23

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA
Hno. Victor Richards
2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD
Hno. Victor Richards
2021-02-09

El joven y su sexualidad
2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza
Hno. Victor Richards
2021-02-02

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO
Hno. Victor Richards
2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO
Victor Richards
2021-01-26

VIDA ETERNA
Victor Richards
2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-01-19

ETERNIDAD
Victor Richards
2021-01-12

El Gozo del Señor: Tiempos de Refrigerio
Hno. Victor Richards
2021-01-12

EL GOZO DEL SEÑOR: MI FORTALEZA
Hno. Victor Richards
2021-01-05

Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera
Hno. Victor Richards
2020-12-29

Su nacimiento: un suceso extraño y sin precedente
Hno. Victor Richards
2020-12-23

Viviendo más allá de la Razón #3
Victor Richards
2020-12-15

LA ADORACIÓN NOS HACE VENCEDORES
Hno. Victor Richards
2020-12-15

Viviendo más allá de la Razón #2
Victor Richards
2020-12-08

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN PARTE II
Hno. Victor Richards
2020-12-08

Viviendo más allá de la Razón #1
Victor Richards
2020-12-03

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN
Hno. Victor Richards
2020-12-03

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4
Victor Richards
2020-11-24

LA ADORACIÓN Y LA RESTITUCIÓN
Hno. Victor Richards
2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4
Victor Richards
2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 3
Victor Richards
2020-11-17

La adoración su presencia y la victoria
Hno. Victor Richards
2020-11-17

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 2
Victor Richards
2020-11-10

La adoración su presencia y la victoria
Hno. Victor Richards
2020-11-10

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 1
Victor Richards
2020-11-03

Amistad e Intimidad IV
Victor y Gloria Richards
2020-10-30

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320