Jesús de Nazaret



Publicado el:
Martes 22 de Junio, 2021

¿Qué clase de hombre era Jesús?

¿Te has fijado que cuando hay un crimen y buscan al culpable, entrevistan a las personas que lo vieron y basado en la descripción que dan, la policía forma un “retrato” del individuo: un metro setenta cms. de alto, pelo negro, tiene una cicatriz al lado derecho de la cara, etc.

Ahora vamos a hacer un “retrato” de la persona de Jesús cuando anduvo aquí en la tierra, basado en diferentes escenas registradas en los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Vamos a ver que Él poseía tanto carisma que la gente permanecía sentada por días, con tal de escuchar sus cautivadoras palabras.

Sin embargo, en cuanto a su apariencia física, existe un silencio en las Escrituras. Isaías dice:

Isaías 53:2

“...No hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos”.

Entonces una cosa es cierta; no podemos explicar su atracción por su belleza exterior, ni por nada que le distinguiera de otros hombres judíos. De hecho, Juan el Bautista confesó que nunca hubiera reconocido a Jesús sin una revelación especial.

Pero, había una belleza en Él que se encontraba en su carácter, sus enseñanzas, sus obras. En una prueba de perfil de personalidad, ¿qué hubiera resultado?

Por las películas y por los dibujos que hemos visto desde niños, ¿verdad que hemos tenido la idea de que Jesús siempre era un hombre sumamente tranquilo y amoroso, cargando una ovejita, con una aureola sobre su cabeza? El problema con este cuadro es que representa solamente una parte pequeña de cómo era Él.

Examinemos otra vez la historia del Hombre de Galilea en los cuatro evangelios y veremos al verdadero Jesús.

1. Jesús se asoció con una extraña mezcla de gente: pobres, prostitutas, publicanos

Al leer los evangelios, ¿te has fijado en la clase de persona que se sentía cómoda con Jesús? Una mujer samaritana, rechazada por la sociedad; un oficial del ejército del tirano Herodes, un recaudador de impuestos. Jesús fue amigo de los pecadores. Les gustaba estar con Él y anhelaban su companía. Por el contrario, entre las personas más respetables, como los religiosos, muchos de ellos lo consideraban mundano.

Jesús aceptaba invitaciones a cenar de quien fuera y por esta razón ningún personaje público tenía tanta variedad de amigos: desde ricos, centuriones romanos y fariseos hasta recaudadores de impuestos, prostitutas y leprosos. Donde Él estaba, había gozo.

Los evangelios mencionan ocho veces en las que Jesús aceptó invitaciones a cenar y cinco de ellas iban en contra de lo “correcto” socialmente hablando. En una ocasión comió con un hombre conocido como Simón el leproso. Los que tenían o habían tenido en este caso la lepra, eran considerados lo “peor de la tierra”. Y para el colmo, durante la comida, una mujer de mala fama derramó un costoso perfume en la cabeza de Jesús.

Las últimas dos comidas que conocemos ocurrieron en las casas de “publicanos” o cobradores de impuestos, una clase de gente sumamente despreciada en los días de Jesús, porque tenían fama de ser ladrones. En el caso de uno de estos hombres, Zaqueo, Jesús se autoinvitó a su casa y cuando toda la gente “decente” mostró su desaprobación, Él contestó: “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido”.

2. Jesús no ocultó a los “perdedores” en su lista de antepasados

Aun se nota en la lista de nombres de los antepasados de Jesús, que relata Mateo, en el capítulo 1, que Dios se relaciona con gente que tal vez nosotros trataríamos de evitar. Sorprendentemente para los judíos, incluía a cuatro mujeres, tres de ellas gentiles. Tamar se vistió como prostituta para seducir a su suegro y así tener un hijo. Rahab fue prostituta de profesión. Betsabé adulteró con David, causando un gran escándalo. En contraste a la lista de los antepasados de Jesús, dicen que Herodes el Grande, quien reinaba cuando Jesús nació, destruyó sus registros genealógicos, porque no quiso que nadie supiera de algunos de sus antepasados.

3. Jesús escogió como apóstoles, a hombres que no prometían mucho

Tiene que impresionarnos que los apóstoles que escogió Jesús fueron una mezcla extraña. No los escogió según el talento innato o su potencial para llegar a ser grandes. En vez de hombres bien preparados o estudiosos, algunos fueron pescadores y Mateo fue un recaudador de impuestos, un oficio repudiado por la gente por ser corruptos y ladrones.

Alguien escribió el siguiente relato ficticio acerca de los doce hombres que Jesús escogió para ser sus apóstoles, el cual nos enseña gráficamente que Dios escoge y usa personas que nosotros no escogeríamos. Este escrito es la opinión de los “expertos” en cuanto a la capacidad de los doce hombres.

MEMORANDUM: a Jesús, hijo de José

Gracias por habernos enviado los curriculums de los doce hombres que usted ha escogido para puestos de gerencia en su nueva organización.

Todos ellos han tomado nuestra serie de exámenes, cuyos resultados hemos pasado por computadora, aparte de haber tenido una entrevista personal con nuestros psicólogos y asesores sobre sus aptitudes vocacionales.

En la opinión de nuestros asesores, la mayoría de sus candidatos demuestran faltas en su preparación, antecedentes y aptitud vocacional para la clase de trabajo que usted piensa emprender. No hay indicios de que tengan la capacidad necesaria para funcionar como equipo. Quisiéramos recomendar que usted busque a personas experimentadas en puestos de jefatura y con habilidad comprobada.

Simón Pedro es inestable emocionalmente. Andrés no tiene cualidades. Santiago y Juan son niños mimados por su mamá. Tomás demuestra una tendencia a dudar que podría minar la moral de su personal. Sentimos que es nuestra obligación decirle que Mateo está en la lista negra de la Cámara de Comercio de la Gran Jerusalén. Santiago, hijo de Alfeo, y Tadeo, registran muy alto en la escala de tendencia a ser maniáticos depresivos.

Uno de los candidatos, sin embargo, sí tiene gran potencial. Es un hombre de capacidad y recursos, se lleva bien con el público y tiene una mente comercial aguda. Recomendamos a Judas Iscariote para ser su contralor y el brazo derecho de la organización. Le deseamos mucho éxito.

Este relato nos provoca risa; sin embargo, es una gran verdad que Jesús escogió hombres que no prometían mucho, ¡para transformar al mundo! En varias ocasiones les tuvo que reprender por su falta de entendimiento y una vez Él les preguntó: “...¿Hasta cuándo os he de soportar?”. ¿Verdad que esto nos da esperanza a ti y a mí?

4. A Jesús le gustaron las fiestas

En la mayoría de las pinturas de Jesús, aparece serio. Sin embargo, ésta no es la imagen que sacamos de los evangelios. La gente decía que era “...un hombre comilón, y bebedor de vino...” (Mateo 11:19). En otras palabras, ¡disfrutaba las fiestas!

Hizo su primer milagro en una boda y cuando los piadosos criticaban a sus discíplulos por ser negligentes en las disciplinas espirituales, Jesús contestó: “¿Acaso pueden los que están de bodas ayunar mientras está con ellos el esposo?...”. De todas las imágenes que pudiera haber escogido, en esta ocasion Jesús se describió como el esposo, cuya felicidad alegra toda la fiesta de una boda.

5. Jesús fue una mezcla rara de ser confrontacional, pero compasivo a la vez

Jesús tuvo una paciencia y compasión casi inagotable con las personas comunes, pero confrontó continuamente a los líderes religiosos de su día por su hipocresía y por distorsionar la ley de Dios. Un ejemplo fue el día de reposo. La ley decía: no trabajarás en el día de reposo. Pero, ¿qué es trabajo? Entonces los rabinos habían formulado 39 clasificaciones de trabajo. Fue prohibido llevar una carga, pero luego discutían: ¿qué es una carga? Decidieron que no sería una carga levantar a un niño, pero si el niño llevaba una piedra en la mano, entonces sí.

Según la tradición, podían hacer lo necesario para que una persona enferma no se empeorara, pero no podían curarle. De modo que Jesús intencionalmente sanó a enfermos en el día de reposo, enfureciendo a los fariseos. Ellos habían hecho a la gente esclavos de ese día, en vez de que fuera una bendición: para sus cuerpos, para sus sirvientes y sus animales. De esta manera representaban mal a Dios. Jesús dijo:

Marcos 2:27

“...El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo”.

Los que tienen la idea de que Jesús era un hombre siempre sonriente y amable, estilo abuelito, sólo necesitan leer otra vez de la ocasión en que Él entró en el templo, sacó un látigo y corrió a los cambistas, diciendo: “Mi casa es casa de oración; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones”. En algunas ocasiones, Él llamó a los líderes “generación de víboras”, “hipócritas”, “sepulcros blanqueados”. Así que, lejos de ser como muchos líderes hoy en día, Jesús no anduvo “de puntillas” a fin de no “causar olas”. ¡Él llamó negro a lo negro y blanco a lo blanco!

El autor John Eldredge dice:

“Jesús no es un pálido monaguillo, hablando quietamente y evitando la confrontación, quien al fin se deja matar porque no tiene otra salida. No, Él trabajó en la carpintería y ganó el respeto del más brusco pescador. Él es ‘el Señor de los ejércitos’ y cuando regrese, será el capitán de una tropa temible, montado sobre un caballo blanco, con una espada de dos filos. De modo que se parece más a William Wallace (tipo Vicente Guerrero) que a la Madre Teresa”.

Sin embargo, tenemos que ver el otro lado de la moneda. Él sí era confrontacional con los fariseos y otros líderes religiosos de su día. Pero, si tú hubieras sido un leproso, un rechazado por la sociedad, alguien que jamás hubiera recibido un toque por ser “inmundo”, entonces para ti, Jesús sería “la misericordia andando”. Él hubiera extendido sus manos y te hubiera tocado con ternura. Si hubieras sido un pecador (o pecadora) arrepentido, como la mujer sorprendida en adulterio, Él te hubiera dicho: “Ni yo te condeno; vete, y no peques más”.

6. Jesús aceptó que le adoraran

Después de que Jesús caminó sobre el agua, Mateo dice:

Mateo 14:33

“Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios”.

En otra ocasión, una mujer de mala reputación llegó a la casa de Simón y besó sus pies y los ungió con el perfume, ante la evidente desaprobación de los otros testigos. Tanto en este caso, como en el mencionado anteriormente, Jesús no impidió estos actos de adoración, porque Él sabía quién era. En ningún momento dudó de su verdadera indentidad. ¡Él era Dios! Y como Dios, ¡merecía la adoración! ¡Qué contraste con lo que ocurrió con Pedro y los otros apóstoles! Leemos en Hechos, que cuando Pedro entró en la casa del centurión Cornelio, éste “...postrándose a sus pies, adoró. Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre” (Hechos 10: 25, 26).

¿Has sido culpable de postrarte ante algún hombre?

7. Jesús hizo lo inesperado e impredecible

En el capítulo 15 de Mateo tenemos una historia poco común. Una mujer cananea, es decir no judía, se le acercó a Jesús y clamaba en voz alta que le ayudara, pues su hija era atormentada por un demonio. Primeramente el Maestro ni siquiera le contestó y luego le dijo que Él había sido enviado a los de la casa de Israel. ¡Pero ella no aceptaría un “no”!

Se postró a sus pies diciendo: ¡Señor, socórreme! Entonces Jesús le respondió: “No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos”.

A esto, la mujer contestó: “Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos”. Entonces Jesús le dijo: “Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora”.

Si pudiéramos eliminar ciertos pasajes de la Biblia que no caben dentro de nuestra mentalidad, el relato de Jesús hablando con esta mujer sería uno de los primeros para ser eliminado. Pero se registra en Mateo y también en Marcos. Una de las razones que esta conversación nos incomoda es que si las palabras dichas por Jesús hubieran sido habladas por un ser humano, hubieran sido ofensivas y fuera de lo correcto. Pero Jesús, siendo Dios, usó la situación para estirar la fe de esta mujer.

La expresión “perrillos” se usaba comúnmente en el idioma arameo para referirse a los gentiles y a Jesús no le interesaba reformar el idioma; Él se enfocó en cambiar corazones y de esta manera vendrían reformas en la cultura.

Jesús sabía que al probar la fe de esta mujer le sería de provecho y al mismo tiempo Él podía enseñar una lección a sus discípulos que ellos jamás olvidarían. Les enseñaría que la fe de una mujer gentil, pagana, podía ser más genuina y sólida que la de un judío.

Al principio, tal parecía que Jesús ni siquiera le estaba haciendo caso a la mujer. Parecía que eran otros quienes recibirían las bendiciones. Pero, ¿cómo reaccionó ella? ¿Cómo hubieras reaccionado tú en tal situación?

Ella no se indignó, ni acusó a Dios de ser injusto. Ella continuó creyendo y persistió en rogar. Al final, Jesús no sólo le concedió su petición sino que, ¡le felicitó por su grande fe!

Él es el mismo ayer, hoy y por los siglos. No te des por vencido cuando parece que Jesús no te está escuchando.

Él pudiera estar estirando tu fe y porque Él es Dios, tiene el derecho de decir y hacer lo inesperado e impredecible.

¿Recibirás aun “las migajas” con gratitud?

El Hombre más extraordinario

Hay muchísimo más que pudiéramos decir del hombre Jesús. Él no se impresionó con lo que impresiona a la mayoría de nosotros. Por ejemplo, no le impresionaron los títulos sociales de la gente. Al contrario, lo que sí le impresionó fue la ofrenda escasa de la viuda que dio dos blancas. Otros hubieran sido impresionados con ofrendas millonarias.

También le impresionó que nueve de los diez leprosos no dieron las gracias. ¿Hubieras estado tú entre los nueve que no expresaron gratitud? ¿O hubieras sido cómo el que sí?

Este Hombre de Nazaret, que durante su vida habló a menos gente de la que llenaría alguno de los estadios donde han predicado grandes evangelistas, cambió al mundo más que cualquier otro.

En la actualidad una tercera parte de la humanidad lo reconocen como su Salvador. ¿Le has reconocido como tu Salvador? Él parecía cualquier hombre judío, pero fue, ¡el Hombre más extraordinario que ha vivido!

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

EL ESPIRITU SANTO #2 Hno. Victor Richards 2021-07-20

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-20

EL ESPIRITU SANTO #1 Hno. Victor Richards 2021-07-13

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-13

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-07-07

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-07

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-29

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-29

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-22

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-15

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-15

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-08

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-08

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-01

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-01

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-25

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-25

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-18

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-18

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-11

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-06

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-06

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-30

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-30

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-23

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-23

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-17

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-17

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-09

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-03-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA Hno. Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD Hno. Victor Richards 2021-02-09

El joven y su sexualidad 2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza Hno. Victor Richards 2021-02-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO Hno. Victor Richards 2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO Victor Richards 2021-01-26

VIDA ETERNA Victor Richards 2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-01-19

Jesús de Nazaret




Publicado el:
Martes 22 de Junio, 2021

¿Qué clase de hombre era Jesús?

¿Te has fijado que cuando hay un crimen y buscan al culpable, entrevistan a las personas que lo vieron y basado en la descripción que dan, la policía forma un “retrato” del individuo: un metro setenta cms. de alto, pelo negro, tiene una cicatriz al lado derecho de la cara, etc.

Ahora vamos a hacer un “retrato” de la persona de Jesús cuando anduvo aquí en la tierra, basado en diferentes escenas registradas en los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Vamos a ver que Él poseía tanto carisma que la gente permanecía sentada por días, con tal de escuchar sus cautivadoras palabras.

Sin embargo, en cuanto a su apariencia física, existe un silencio en las Escrituras. Isaías dice:

Isaías 53:2

“...No hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos”.

Entonces una cosa es cierta; no podemos explicar su atracción por su belleza exterior, ni por nada que le distinguiera de otros hombres judíos. De hecho, Juan el Bautista confesó que nunca hubiera reconocido a Jesús sin una revelación especial.

Pero, había una belleza en Él que se encontraba en su carácter, sus enseñanzas, sus obras. En una prueba de perfil de personalidad, ¿qué hubiera resultado?

Por las películas y por los dibujos que hemos visto desde niños, ¿verdad que hemos tenido la idea de que Jesús siempre era un hombre sumamente tranquilo y amoroso, cargando una ovejita, con una aureola sobre su cabeza? El problema con este cuadro es que representa solamente una parte pequeña de cómo era Él.

Examinemos otra vez la historia del Hombre de Galilea en los cuatro evangelios y veremos al verdadero Jesús.

1. Jesús se asoció con una extraña mezcla de gente: pobres, prostitutas, publicanos

Al leer los evangelios, ¿te has fijado en la clase de persona que se sentía cómoda con Jesús? Una mujer samaritana, rechazada por la sociedad; un oficial del ejército del tirano Herodes, un recaudador de impuestos. Jesús fue amigo de los pecadores. Les gustaba estar con Él y anhelaban su companía. Por el contrario, entre las personas más respetables, como los religiosos, muchos de ellos lo consideraban mundano.

Jesús aceptaba invitaciones a cenar de quien fuera y por esta razón ningún personaje público tenía tanta variedad de amigos: desde ricos, centuriones romanos y fariseos hasta recaudadores de impuestos, prostitutas y leprosos. Donde Él estaba, había gozo.

Los evangelios mencionan ocho veces en las que Jesús aceptó invitaciones a cenar y cinco de ellas iban en contra de lo “correcto” socialmente hablando. En una ocasión comió con un hombre conocido como Simón el leproso. Los que tenían o habían tenido en este caso la lepra, eran considerados lo “peor de la tierra”. Y para el colmo, durante la comida, una mujer de mala fama derramó un costoso perfume en la cabeza de Jesús.

Las últimas dos comidas que conocemos ocurrieron en las casas de “publicanos” o cobradores de impuestos, una clase de gente sumamente despreciada en los días de Jesús, porque tenían fama de ser ladrones. En el caso de uno de estos hombres, Zaqueo, Jesús se autoinvitó a su casa y cuando toda la gente “decente” mostró su desaprobación, Él contestó: “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido”.

2. Jesús no ocultó a los “perdedores” en su lista de antepasados

Aun se nota en la lista de nombres de los antepasados de Jesús, que relata Mateo, en el capítulo 1, que Dios se relaciona con gente que tal vez nosotros trataríamos de evitar. Sorprendentemente para los judíos, incluía a cuatro mujeres, tres de ellas gentiles. Tamar se vistió como prostituta para seducir a su suegro y así tener un hijo. Rahab fue prostituta de profesión. Betsabé adulteró con David, causando un gran escándalo. En contraste a la lista de los antepasados de Jesús, dicen que Herodes el Grande, quien reinaba cuando Jesús nació, destruyó sus registros genealógicos, porque no quiso que nadie supiera de algunos de sus antepasados.

3. Jesús escogió como apóstoles, a hombres que no prometían mucho

Tiene que impresionarnos que los apóstoles que escogió Jesús fueron una mezcla extraña. No los escogió según el talento innato o su potencial para llegar a ser grandes. En vez de hombres bien preparados o estudiosos, algunos fueron pescadores y Mateo fue un recaudador de impuestos, un oficio repudiado por la gente por ser corruptos y ladrones.

Alguien escribió el siguiente relato ficticio acerca de los doce hombres que Jesús escogió para ser sus apóstoles, el cual nos enseña gráficamente que Dios escoge y usa personas que nosotros no escogeríamos. Este escrito es la opinión de los “expertos” en cuanto a la capacidad de los doce hombres.

MEMORANDUM: a Jesús, hijo de José

Gracias por habernos enviado los curriculums de los doce hombres que usted ha escogido para puestos de gerencia en su nueva organización.

Todos ellos han tomado nuestra serie de exámenes, cuyos resultados hemos pasado por computadora, aparte de haber tenido una entrevista personal con nuestros psicólogos y asesores sobre sus aptitudes vocacionales.

En la opinión de nuestros asesores, la mayoría de sus candidatos demuestran faltas en su preparación, antecedentes y aptitud vocacional para la clase de trabajo que usted piensa emprender. No hay indicios de que tengan la capacidad necesaria para funcionar como equipo. Quisiéramos recomendar que usted busque a personas experimentadas en puestos de jefatura y con habilidad comprobada.

Simón Pedro es inestable emocionalmente. Andrés no tiene cualidades. Santiago y Juan son niños mimados por su mamá. Tomás demuestra una tendencia a dudar que podría minar la moral de su personal. Sentimos que es nuestra obligación decirle que Mateo está en la lista negra de la Cámara de Comercio de la Gran Jerusalén. Santiago, hijo de Alfeo, y Tadeo, registran muy alto en la escala de tendencia a ser maniáticos depresivos.

Uno de los candidatos, sin embargo, sí tiene gran potencial. Es un hombre de capacidad y recursos, se lleva bien con el público y tiene una mente comercial aguda. Recomendamos a Judas Iscariote para ser su contralor y el brazo derecho de la organización. Le deseamos mucho éxito.

Este relato nos provoca risa; sin embargo, es una gran verdad que Jesús escogió hombres que no prometían mucho, ¡para transformar al mundo! En varias ocasiones les tuvo que reprender por su falta de entendimiento y una vez Él les preguntó: “...¿Hasta cuándo os he de soportar?”. ¿Verdad que esto nos da esperanza a ti y a mí?

4. A Jesús le gustaron las fiestas

En la mayoría de las pinturas de Jesús, aparece serio. Sin embargo, ésta no es la imagen que sacamos de los evangelios. La gente decía que era “...un hombre comilón, y bebedor de vino...” (Mateo 11:19). En otras palabras, ¡disfrutaba las fiestas!

Hizo su primer milagro en una boda y cuando los piadosos criticaban a sus discíplulos por ser negligentes en las disciplinas espirituales, Jesús contestó: “¿Acaso pueden los que están de bodas ayunar mientras está con ellos el esposo?...”. De todas las imágenes que pudiera haber escogido, en esta ocasion Jesús se describió como el esposo, cuya felicidad alegra toda la fiesta de una boda.

5. Jesús fue una mezcla rara de ser confrontacional, pero compasivo a la vez

Jesús tuvo una paciencia y compasión casi inagotable con las personas comunes, pero confrontó continuamente a los líderes religiosos de su día por su hipocresía y por distorsionar la ley de Dios. Un ejemplo fue el día de reposo. La ley decía: no trabajarás en el día de reposo. Pero, ¿qué es trabajo? Entonces los rabinos habían formulado 39 clasificaciones de trabajo. Fue prohibido llevar una carga, pero luego discutían: ¿qué es una carga? Decidieron que no sería una carga levantar a un niño, pero si el niño llevaba una piedra en la mano, entonces sí.

Según la tradición, podían hacer lo necesario para que una persona enferma no se empeorara, pero no podían curarle. De modo que Jesús intencionalmente sanó a enfermos en el día de reposo, enfureciendo a los fariseos. Ellos habían hecho a la gente esclavos de ese día, en vez de que fuera una bendición: para sus cuerpos, para sus sirvientes y sus animales. De esta manera representaban mal a Dios. Jesús dijo:

Marcos 2:27

“...El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo”.

Los que tienen la idea de que Jesús era un hombre siempre sonriente y amable, estilo abuelito, sólo necesitan leer otra vez de la ocasión en que Él entró en el templo, sacó un látigo y corrió a los cambistas, diciendo: “Mi casa es casa de oración; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones”. En algunas ocasiones, Él llamó a los líderes “generación de víboras”, “hipócritas”, “sepulcros blanqueados”. Así que, lejos de ser como muchos líderes hoy en día, Jesús no anduvo “de puntillas” a fin de no “causar olas”. ¡Él llamó negro a lo negro y blanco a lo blanco!

El autor John Eldredge dice:

“Jesús no es un pálido monaguillo, hablando quietamente y evitando la confrontación, quien al fin se deja matar porque no tiene otra salida. No, Él trabajó en la carpintería y ganó el respeto del más brusco pescador. Él es ‘el Señor de los ejércitos’ y cuando regrese, será el capitán de una tropa temible, montado sobre un caballo blanco, con una espada de dos filos. De modo que se parece más a William Wallace (tipo Vicente Guerrero) que a la Madre Teresa”.

Sin embargo, tenemos que ver el otro lado de la moneda. Él sí era confrontacional con los fariseos y otros líderes religiosos de su día. Pero, si tú hubieras sido un leproso, un rechazado por la sociedad, alguien que jamás hubiera recibido un toque por ser “inmundo”, entonces para ti, Jesús sería “la misericordia andando”. Él hubiera extendido sus manos y te hubiera tocado con ternura. Si hubieras sido un pecador (o pecadora) arrepentido, como la mujer sorprendida en adulterio, Él te hubiera dicho: “Ni yo te condeno; vete, y no peques más”.

6. Jesús aceptó que le adoraran

Después de que Jesús caminó sobre el agua, Mateo dice:

Mateo 14:33

“Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios”.

En otra ocasión, una mujer de mala reputación llegó a la casa de Simón y besó sus pies y los ungió con el perfume, ante la evidente desaprobación de los otros testigos. Tanto en este caso, como en el mencionado anteriormente, Jesús no impidió estos actos de adoración, porque Él sabía quién era. En ningún momento dudó de su verdadera indentidad. ¡Él era Dios! Y como Dios, ¡merecía la adoración! ¡Qué contraste con lo que ocurrió con Pedro y los otros apóstoles! Leemos en Hechos, que cuando Pedro entró en la casa del centurión Cornelio, éste “...postrándose a sus pies, adoró. Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre” (Hechos 10: 25, 26).

¿Has sido culpable de postrarte ante algún hombre?

7. Jesús hizo lo inesperado e impredecible

En el capítulo 15 de Mateo tenemos una historia poco común. Una mujer cananea, es decir no judía, se le acercó a Jesús y clamaba en voz alta que le ayudara, pues su hija era atormentada por un demonio. Primeramente el Maestro ni siquiera le contestó y luego le dijo que Él había sido enviado a los de la casa de Israel. ¡Pero ella no aceptaría un “no”!

Se postró a sus pies diciendo: ¡Señor, socórreme! Entonces Jesús le respondió: “No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos”.

A esto, la mujer contestó: “Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos”. Entonces Jesús le dijo: “Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora”.

Si pudiéramos eliminar ciertos pasajes de la Biblia que no caben dentro de nuestra mentalidad, el relato de Jesús hablando con esta mujer sería uno de los primeros para ser eliminado. Pero se registra en Mateo y también en Marcos. Una de las razones que esta conversación nos incomoda es que si las palabras dichas por Jesús hubieran sido habladas por un ser humano, hubieran sido ofensivas y fuera de lo correcto. Pero Jesús, siendo Dios, usó la situación para estirar la fe de esta mujer.

La expresión “perrillos” se usaba comúnmente en el idioma arameo para referirse a los gentiles y a Jesús no le interesaba reformar el idioma; Él se enfocó en cambiar corazones y de esta manera vendrían reformas en la cultura.

Jesús sabía que al probar la fe de esta mujer le sería de provecho y al mismo tiempo Él podía enseñar una lección a sus discípulos que ellos jamás olvidarían. Les enseñaría que la fe de una mujer gentil, pagana, podía ser más genuina y sólida que la de un judío.

Al principio, tal parecía que Jesús ni siquiera le estaba haciendo caso a la mujer. Parecía que eran otros quienes recibirían las bendiciones. Pero, ¿cómo reaccionó ella? ¿Cómo hubieras reaccionado tú en tal situación?

Ella no se indignó, ni acusó a Dios de ser injusto. Ella continuó creyendo y persistió en rogar. Al final, Jesús no sólo le concedió su petición sino que, ¡le felicitó por su grande fe!

Él es el mismo ayer, hoy y por los siglos. No te des por vencido cuando parece que Jesús no te está escuchando.

Él pudiera estar estirando tu fe y porque Él es Dios, tiene el derecho de decir y hacer lo inesperado e impredecible.

¿Recibirás aun “las migajas” con gratitud?

El Hombre más extraordinario

Hay muchísimo más que pudiéramos decir del hombre Jesús. Él no se impresionó con lo que impresiona a la mayoría de nosotros. Por ejemplo, no le impresionaron los títulos sociales de la gente. Al contrario, lo que sí le impresionó fue la ofrenda escasa de la viuda que dio dos blancas. Otros hubieran sido impresionados con ofrendas millonarias.

También le impresionó que nueve de los diez leprosos no dieron las gracias. ¿Hubieras estado tú entre los nueve que no expresaron gratitud? ¿O hubieras sido cómo el que sí?

Este Hombre de Nazaret, que durante su vida habló a menos gente de la que llenaría alguno de los estadios donde han predicado grandes evangelistas, cambió al mundo más que cualquier otro.

En la actualidad una tercera parte de la humanidad lo reconocen como su Salvador. ¿Le has reconocido como tu Salvador? Él parecía cualquier hombre judío, pero fue, ¡el Hombre más extraordinario que ha vivido!

Ver Mas

EL ESPIRITU SANTO #2 Hno. Victor Richards 2021-07-20

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-20

EL ESPIRITU SANTO #1 Hno. Victor Richards 2021-07-13

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-13

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-07-07

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-07

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-29

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-29

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-22

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-15

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-15

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-08

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-08

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-01

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-01

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-25

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-25

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-18

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-18

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-11

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-06

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-06

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-30

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-30

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-23

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-23

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-17

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-17

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-09

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-03-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA Hno. Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD Hno. Victor Richards 2021-02-09

El joven y su sexualidad 2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza Hno. Victor Richards 2021-02-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO Hno. Victor Richards 2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO Victor Richards 2021-01-26

VIDA ETERNA Victor Richards 2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-01-19

Lecturas Recomendadas


Jesús de Nazaret





Por: Gloria Richards
Martes 22 de Junio, 2021

¿Qué clase de hombre era Jesús?

¿Te has fijado que cuando hay un crimen y buscan al culpable, entrevistan a las personas que lo vieron y basado en la descripción que dan, la policía forma un “retrato” del individuo: un metro setenta cms. de alto, pelo negro, tiene una cicatriz al lado derecho de la cara, etc.

Ahora vamos a hacer un “retrato” de la persona de Jesús cuando anduvo aquí en la tierra, basado en diferentes escenas registradas en los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Vamos a ver que Él poseía tanto carisma que la gente permanecía sentada por días, con tal de escuchar sus cautivadoras palabras.

Sin embargo, en cuanto a su apariencia física, existe un silencio en las Escrituras. Isaías dice:

Isaías 53:2

“...No hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos”.

Entonces una cosa es cierta; no podemos explicar su atracción por su belleza exterior, ni por nada que le distinguiera de otros hombres judíos. De hecho, Juan el Bautista confesó que nunca hubiera reconocido a Jesús sin una revelación especial.

Pero, había una belleza en Él que se encontraba en su carácter, sus enseñanzas, sus obras. En una prueba de perfil de personalidad, ¿qué hubiera resultado?

Por las películas y por los dibujos que hemos visto desde niños, ¿verdad que hemos tenido la idea de que Jesús siempre era un hombre sumamente tranquilo y amoroso, cargando una ovejita, con una aureola sobre su cabeza? El problema con este cuadro es que representa solamente una parte pequeña de cómo era Él.

Examinemos otra vez la historia del Hombre de Galilea en los cuatro evangelios y veremos al verdadero Jesús.

1. Jesús se asoció con una extraña mezcla de gente: pobres, prostitutas, publicanos

Al leer los evangelios, ¿te has fijado en la clase de persona que se sentía cómoda con Jesús? Una mujer samaritana, rechazada por la sociedad; un oficial del ejército del tirano Herodes, un recaudador de impuestos. Jesús fue amigo de los pecadores. Les gustaba estar con Él y anhelaban su companía. Por el contrario, entre las personas más respetables, como los religiosos, muchos de ellos lo consideraban mundano.

Jesús aceptaba invitaciones a cenar de quien fuera y por esta razón ningún personaje público tenía tanta variedad de amigos: desde ricos, centuriones romanos y fariseos hasta recaudadores de impuestos, prostitutas y leprosos. Donde Él estaba, había gozo.

Los evangelios mencionan ocho veces en las que Jesús aceptó invitaciones a cenar y cinco de ellas iban en contra de lo “correcto” socialmente hablando. En una ocasión comió con un hombre conocido como Simón el leproso. Los que tenían o habían tenido en este caso la lepra, eran considerados lo “peor de la tierra”. Y para el colmo, durante la comida, una mujer de mala fama derramó un costoso perfume en la cabeza de Jesús.

Las últimas dos comidas que conocemos ocurrieron en las casas de “publicanos” o cobradores de impuestos, una clase de gente sumamente despreciada en los días de Jesús, porque tenían fama de ser ladrones. En el caso de uno de estos hombres, Zaqueo, Jesús se autoinvitó a su casa y cuando toda la gente “decente” mostró su desaprobación, Él contestó: “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido”.

2. Jesús no ocultó a los “perdedores” en su lista de antepasados

Aun se nota en la lista de nombres de los antepasados de Jesús, que relata Mateo, en el capítulo 1, que Dios se relaciona con gente que tal vez nosotros trataríamos de evitar. Sorprendentemente para los judíos, incluía a cuatro mujeres, tres de ellas gentiles. Tamar se vistió como prostituta para seducir a su suegro y así tener un hijo. Rahab fue prostituta de profesión. Betsabé adulteró con David, causando un gran escándalo. En contraste a la lista de los antepasados de Jesús, dicen que Herodes el Grande, quien reinaba cuando Jesús nació, destruyó sus registros genealógicos, porque no quiso que nadie supiera de algunos de sus antepasados.

3. Jesús escogió como apóstoles, a hombres que no prometían mucho

Tiene que impresionarnos que los apóstoles que escogió Jesús fueron una mezcla extraña. No los escogió según el talento innato o su potencial para llegar a ser grandes. En vez de hombres bien preparados o estudiosos, algunos fueron pescadores y Mateo fue un recaudador de impuestos, un oficio repudiado por la gente por ser corruptos y ladrones.

Alguien escribió el siguiente relato ficticio acerca de los doce hombres que Jesús escogió para ser sus apóstoles, el cual nos enseña gráficamente que Dios escoge y usa personas que nosotros no escogeríamos. Este escrito es la opinión de los “expertos” en cuanto a la capacidad de los doce hombres.

MEMORANDUM: a Jesús, hijo de José

Gracias por habernos enviado los curriculums de los doce hombres que usted ha escogido para puestos de gerencia en su nueva organización.

Todos ellos han tomado nuestra serie de exámenes, cuyos resultados hemos pasado por computadora, aparte de haber tenido una entrevista personal con nuestros psicólogos y asesores sobre sus aptitudes vocacionales.

En la opinión de nuestros asesores, la mayoría de sus candidatos demuestran faltas en su preparación, antecedentes y aptitud vocacional para la clase de trabajo que usted piensa emprender. No hay indicios de que tengan la capacidad necesaria para funcionar como equipo. Quisiéramos recomendar que usted busque a personas experimentadas en puestos de jefatura y con habilidad comprobada.

Simón Pedro es inestable emocionalmente. Andrés no tiene cualidades. Santiago y Juan son niños mimados por su mamá. Tomás demuestra una tendencia a dudar que podría minar la moral de su personal. Sentimos que es nuestra obligación decirle que Mateo está en la lista negra de la Cámara de Comercio de la Gran Jerusalén. Santiago, hijo de Alfeo, y Tadeo, registran muy alto en la escala de tendencia a ser maniáticos depresivos.

Uno de los candidatos, sin embargo, sí tiene gran potencial. Es un hombre de capacidad y recursos, se lleva bien con el público y tiene una mente comercial aguda. Recomendamos a Judas Iscariote para ser su contralor y el brazo derecho de la organización. Le deseamos mucho éxito.

Este relato nos provoca risa; sin embargo, es una gran verdad que Jesús escogió hombres que no prometían mucho, ¡para transformar al mundo! En varias ocasiones les tuvo que reprender por su falta de entendimiento y una vez Él les preguntó: “...¿Hasta cuándo os he de soportar?”. ¿Verdad que esto nos da esperanza a ti y a mí?

4. A Jesús le gustaron las fiestas

En la mayoría de las pinturas de Jesús, aparece serio. Sin embargo, ésta no es la imagen que sacamos de los evangelios. La gente decía que era “...un hombre comilón, y bebedor de vino...” (Mateo 11:19). En otras palabras, ¡disfrutaba las fiestas!

Hizo su primer milagro en una boda y cuando los piadosos criticaban a sus discíplulos por ser negligentes en las disciplinas espirituales, Jesús contestó: “¿Acaso pueden los que están de bodas ayunar mientras está con ellos el esposo?...”. De todas las imágenes que pudiera haber escogido, en esta ocasion Jesús se describió como el esposo, cuya felicidad alegra toda la fiesta de una boda.

5. Jesús fue una mezcla rara de ser confrontacional, pero compasivo a la vez

Jesús tuvo una paciencia y compasión casi inagotable con las personas comunes, pero confrontó continuamente a los líderes religiosos de su día por su hipocresía y por distorsionar la ley de Dios. Un ejemplo fue el día de reposo. La ley decía: no trabajarás en el día de reposo. Pero, ¿qué es trabajo? Entonces los rabinos habían formulado 39 clasificaciones de trabajo. Fue prohibido llevar una carga, pero luego discutían: ¿qué es una carga? Decidieron que no sería una carga levantar a un niño, pero si el niño llevaba una piedra en la mano, entonces sí.

Según la tradición, podían hacer lo necesario para que una persona enferma no se empeorara, pero no podían curarle. De modo que Jesús intencionalmente sanó a enfermos en el día de reposo, enfureciendo a los fariseos. Ellos habían hecho a la gente esclavos de ese día, en vez de que fuera una bendición: para sus cuerpos, para sus sirvientes y sus animales. De esta manera representaban mal a Dios. Jesús dijo:

Marcos 2:27

“...El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo”.

Los que tienen la idea de que Jesús era un hombre siempre sonriente y amable, estilo abuelito, sólo necesitan leer otra vez de la ocasión en que Él entró en el templo, sacó un látigo y corrió a los cambistas, diciendo: “Mi casa es casa de oración; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones”. En algunas ocasiones, Él llamó a los líderes “generación de víboras”, “hipócritas”, “sepulcros blanqueados”. Así que, lejos de ser como muchos líderes hoy en día, Jesús no anduvo “de puntillas” a fin de no “causar olas”. ¡Él llamó negro a lo negro y blanco a lo blanco!

El autor John Eldredge dice:

“Jesús no es un pálido monaguillo, hablando quietamente y evitando la confrontación, quien al fin se deja matar porque no tiene otra salida. No, Él trabajó en la carpintería y ganó el respeto del más brusco pescador. Él es ‘el Señor de los ejércitos’ y cuando regrese, será el capitán de una tropa temible, montado sobre un caballo blanco, con una espada de dos filos. De modo que se parece más a William Wallace (tipo Vicente Guerrero) que a la Madre Teresa”.

Sin embargo, tenemos que ver el otro lado de la moneda. Él sí era confrontacional con los fariseos y otros líderes religiosos de su día. Pero, si tú hubieras sido un leproso, un rechazado por la sociedad, alguien que jamás hubiera recibido un toque por ser “inmundo”, entonces para ti, Jesús sería “la misericordia andando”. Él hubiera extendido sus manos y te hubiera tocado con ternura. Si hubieras sido un pecador (o pecadora) arrepentido, como la mujer sorprendida en adulterio, Él te hubiera dicho: “Ni yo te condeno; vete, y no peques más”.

6. Jesús aceptó que le adoraran

Después de que Jesús caminó sobre el agua, Mateo dice:

Mateo 14:33

“Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios”.

En otra ocasión, una mujer de mala reputación llegó a la casa de Simón y besó sus pies y los ungió con el perfume, ante la evidente desaprobación de los otros testigos. Tanto en este caso, como en el mencionado anteriormente, Jesús no impidió estos actos de adoración, porque Él sabía quién era. En ningún momento dudó de su verdadera indentidad. ¡Él era Dios! Y como Dios, ¡merecía la adoración! ¡Qué contraste con lo que ocurrió con Pedro y los otros apóstoles! Leemos en Hechos, que cuando Pedro entró en la casa del centurión Cornelio, éste “...postrándose a sus pies, adoró. Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre” (Hechos 10: 25, 26).

¿Has sido culpable de postrarte ante algún hombre?

7. Jesús hizo lo inesperado e impredecible

En el capítulo 15 de Mateo tenemos una historia poco común. Una mujer cananea, es decir no judía, se le acercó a Jesús y clamaba en voz alta que le ayudara, pues su hija era atormentada por un demonio. Primeramente el Maestro ni siquiera le contestó y luego le dijo que Él había sido enviado a los de la casa de Israel. ¡Pero ella no aceptaría un “no”!

Se postró a sus pies diciendo: ¡Señor, socórreme! Entonces Jesús le respondió: “No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos”.

A esto, la mujer contestó: “Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos”. Entonces Jesús le dijo: “Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora”.

Si pudiéramos eliminar ciertos pasajes de la Biblia que no caben dentro de nuestra mentalidad, el relato de Jesús hablando con esta mujer sería uno de los primeros para ser eliminado. Pero se registra en Mateo y también en Marcos. Una de las razones que esta conversación nos incomoda es que si las palabras dichas por Jesús hubieran sido habladas por un ser humano, hubieran sido ofensivas y fuera de lo correcto. Pero Jesús, siendo Dios, usó la situación para estirar la fe de esta mujer.

La expresión “perrillos” se usaba comúnmente en el idioma arameo para referirse a los gentiles y a Jesús no le interesaba reformar el idioma; Él se enfocó en cambiar corazones y de esta manera vendrían reformas en la cultura.

Jesús sabía que al probar la fe de esta mujer le sería de provecho y al mismo tiempo Él podía enseñar una lección a sus discípulos que ellos jamás olvidarían. Les enseñaría que la fe de una mujer gentil, pagana, podía ser más genuina y sólida que la de un judío.

Al principio, tal parecía que Jesús ni siquiera le estaba haciendo caso a la mujer. Parecía que eran otros quienes recibirían las bendiciones. Pero, ¿cómo reaccionó ella? ¿Cómo hubieras reaccionado tú en tal situación?

Ella no se indignó, ni acusó a Dios de ser injusto. Ella continuó creyendo y persistió en rogar. Al final, Jesús no sólo le concedió su petición sino que, ¡le felicitó por su grande fe!

Él es el mismo ayer, hoy y por los siglos. No te des por vencido cuando parece que Jesús no te está escuchando.

Él pudiera estar estirando tu fe y porque Él es Dios, tiene el derecho de decir y hacer lo inesperado e impredecible.

¿Recibirás aun “las migajas” con gratitud?

El Hombre más extraordinario

Hay muchísimo más que pudiéramos decir del hombre Jesús. Él no se impresionó con lo que impresiona a la mayoría de nosotros. Por ejemplo, no le impresionaron los títulos sociales de la gente. Al contrario, lo que sí le impresionó fue la ofrenda escasa de la viuda que dio dos blancas. Otros hubieran sido impresionados con ofrendas millonarias.

También le impresionó que nueve de los diez leprosos no dieron las gracias. ¿Hubieras estado tú entre los nueve que no expresaron gratitud? ¿O hubieras sido cómo el que sí?

Este Hombre de Nazaret, que durante su vida habló a menos gente de la que llenaría alguno de los estadios donde han predicado grandes evangelistas, cambió al mundo más que cualquier otro.

En la actualidad una tercera parte de la humanidad lo reconocen como su Salvador. ¿Le has reconocido como tu Salvador? Él parecía cualquier hombre judío, pero fue, ¡el Hombre más extraordinario que ha vivido!

Ver Mas

EL ESPIRITU SANTO #2
Hno. Victor Richards
2021-07-20

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL
Victor y Gloria Richards
2021-07-20

EL ESPIRITU SANTO #1
Hno. Victor Richards
2021-07-13

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL
Victor y Gloria Richards
2021-07-13

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-07-07

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL
Victor y Gloria Richards
2021-07-07

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-29

Jesús de Nazaret
Gloria Richards
2021-06-29

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-22

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-15

Jesús de Nazaret
Gloria Richards
2021-06-15

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-08

Jesús de Nazaret
Gloria Richards
2021-06-08

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-01

Jesús de Nazaret
Gloria Richards
2021-06-01

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-25

De Mujer a Mujer
Gloria Richards
2021-05-25

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-18

De Mujer a Mujer
Gloria Richards
2021-05-18

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-11

De Mujer a Mujer
Gloria Richards
2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan
Victor y Gloria Richards
2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan
Victor y Gloria Richards
2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-06

Cuando los hijos se rebelan
Victor y Gloria Richards
2021-04-06

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-30

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-30

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-23

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-23

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-17

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-17

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-09

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-03-02

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-02-23

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-23

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA
Hno. Victor Richards
2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD
Hno. Victor Richards
2021-02-09

El joven y su sexualidad
2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza
Hno. Victor Richards
2021-02-02

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO
Hno. Victor Richards
2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO
Victor Richards
2021-01-26

VIDA ETERNA
Victor Richards
2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-01-19

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320