El Reino de los Cielos Pt. XI


Por: Hno. Victor Richards
Publicado el:
Martes 16 de Abril, 2019

LA LEY DE RECIPROCIDAD #3

Cuando Jesús empezó a predicar dijo: “cambien su manera de vivir, porque el reino de los cielos se ha acercado”. 

Él dijo; “cambien su manera de pensar, porque el reino de los cielos se ha acercado”. 

Arrepentimiento nos habla de cambio; cambio en nuestra manera de pensar y nuestra manera de vivir, ¿por qué? Porque el Reino de los Cielos se ha acercado. 

Romanos 12:2 la primera parte dice:

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento

Yo tengo una pregunta; ¿has cambiado últimamente? ¿Sí? ¿Cuánto? ¿Poco? ¿Mucho? ¿En qué has cambiado?

En tu manera de pensar, en tu manera de actuar, en las cosas pequeñas; como en el estacionamiento, cuando te dicen que no puedes estacionarte en el área de minusválidos, cuando te dicen mete tu coche un metro más adentro porque estás bloqueando, ¿en qué has cambiado?

Has dejado de decir a la gente, “pues yo tengo aquí doce años y, ¿tú quién eres para mandarme a mí?

¿En qué has cambiado?

Jesús dice; cambien, porque el Reino de los Cielos se ha acercado. 

Sabes qué, tenemos un ministerio en nuestra iglesia que es importantísimo… Ujieres, esos hombres que tienen que mantener el orden, tratan con los mañosos y difíciles.

Muchos hablan del orden y la organización que tenemos, debemos mucho a estos ujieres y edecanes que mantienen el orden; no son populares por hacerlo, pero son valiosísimos, ¿no les parece?

Si tú no eres conflictivo, ¡no te preocupes! Dale gracias a Dios que tú no eres uno de estos que da lata, que siempre estás tratando de tomar ventaja por su antigüedad o su amistad con el pastor; pero si tú eres uno de ellos, ¡cambia!

El reino de los cielos se ha acercado... Recuerden, el Reino de los Cielos puede acercarse a nosotros, pero también puede alejarse de nosotros y puede esconderse de nosotros.

Cuando preguntaron a Jesús acerca del reino, Él dijo está entre vosotros y ellos ni siquiera reconocieron que estaba entre ellos, no se dieron cuenta. Hay personas que no se dan cuenta porque el Reino se esconde de ellos. 

El Reino de los Cielos se pide con la siguiente oración; “Padre Nuestro que estás en los cielos santificado sea tu nombre. Venga tu reino, hágase tu voluntad como en el cielo así también en la tierra”. 

Yo creo que está oración tiene un nuevo sentido para nosotros, yo creo que vamos a pedir más; “Venga tu reino”.

¿Por qué tantas personas están siendo sanadas y libradas? Mucho está sucediendo, porque el Reino de los Cielos se nos ha acercado.

El Espíritu sopla donde quiere y no sabes ni de dónde viene, ni a donde va y está soplando entre nosotros porque el Reino de los Cielos se ha acercado; debemos pedirlo.

El reino de los cielos se busca, como dice la Escritura en: 

Mateo 6:33 

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. 

El Reino de los Cielos es de valor incomparable, veamos en Mateo 13:44:

Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo.

Conforme a esta pequeña parábola, parece que el hombre no estaba en busca de este tesoro, a lo mejor estaba buscando lombrices para ir a la pesca o algo, él no estaba buscando un tesoro.

Pero cuando encuentra este tesoro en ese campo, lo esconde; él no puede quitarlo de allí porque no es suyo. Pero él va y vende todo lo que tiene y compra ese campo. Realmente el campo no le importaba mucho, era el tesoro lo que él quería. 

Fíjense en esto; vende todo lo que tiene. El Reino de los Cielos es de valor incomparable y nosotros debemos estar dispuestos a dar todo para que podamos tenerlo y entrar en el reino de los cielos.

Mateo 13:45-46 

También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas,

Que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró. 

Este sí estaba en busca de perlas, él estaba en busca de algo valioso. 

Hay personas que están buscando y buscando.

En los años 70´s, había muchos, especialmente jóvenes en busca de realidad; muchas veces buscaron en lugares equivocados, tomaban L. S. D. para tomar esos viajes que la droga provocaba, porque estaban en busca de algo.

Estaban fastidiados con la sociedad y con la religión no relevante y Dios permitió que muchos de ellos encontraran lo que satisface; encontraron a Jesucristo. Conozco Pastores que fueron hippies.

Volviendo a la historia; este hombre estaba en busca de perlas y encontró una perla que, ¡wow! Él dice; en mi vida he visto una perla tan perfecta y tan grande.

Cuando preguntó el precio, va y vende todo; cuando vende la casa a lo mejor su esposa estaba disgustada con él, pero él tuvo que tener esta perla. ¡Así es el reino de los cielos!

La última parte de los años 50´s en el siglo pasado, había varias parejas jóvenes que fueron a la selva de Ecuador, ellos iban a sembrar sus vidas para ganar a indígenas, especialmente una tribu que en aquel entonces llamaron los auca. Esta tribu eran busca cabezas y caníbales, eran terribles, eran guerreros, mataban a la gente. 

Los misioneros tenían una avioneta y ellos aprendieron a volar en un círculo cerrado, bajaban con una soga una canasta y si lo controlaron bien, la canasta se pararía allí, al final de la soga, casi sin moverse.

Ellos empezaron a darles regalos a los indígenas, les mandaron cositas que pudieran usar, distintas cosas, algo de alimento que no pudieran conseguir. Ellos hicieron esto hasta que creyeron que habían ganado su amistad. 

Uno de ellos fue Jim Elliot, él escribió; “no es un necio el que entrega todo lo que no puede retener, para obtener lo que no puede perder”; así vivieron, con la filosofía de darlo todo para ganarlo todo.

Al fin hicieron contacto y decidieron que era tiempo de conocerlos. Varios de ellos, fueron para hablar cara a cara con estos aucas. Aterrizaron en un banco de arena, a lado de un río y allí estaban esperando y cuando llegaron los auca, los mataron a todos, dejando a las mujeres viudas y a sus hijos huérfanos. 

Uno dice; “que pérdida”, momento, “no es un necio el que entrega todo lo que no puede retener, para obtener lo que no puede perder”. Eso es lo que ellos hicieron, fueron hijos del Reino de Dios.

Jesús dijo: “Dad y se os dará”; estas cinco palabras revelan una ley poderosísima del reino de los cielos, la ley de reciprocidad y en la última plática vimos que esta ley tiene que ver con juzgar, con perdonar, con amar, con trabajar, con comprensión, con paciencia y mucho más.

En Lucas 6:38 es donde lo encontramos…

38. Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

La palabra aquí, medida buena, apretada, remecida y rebosando, viene de los días de Jesús. Muchas veces ellos midieron grano en una canasta; pero uno siempre quería una medida buena, no una canasta que daba menos de lo que era correcto, una medida buena. 

Cuando ponían su canasta, querían que les dieran una medida buena y que la apretaran. Si el que estaba vendiendo era tacaño, él no quería que fuera apretada, él quería dar menos. 

Apretada, remecida, moverlo para que bajara el grano y rebosando…

Recuerden, dad lo bueno y se os dará lo bueno, dad lo malo y se os dará lo malo; medida buena apretada, remecida y rebosando; con la misma medida con que medís, nos medirán. Ya sea medida buena, medida mala, chica, grande, mezquina, generosa, eso es lo que vamos a recibir. 

Este principio o ley de reciprocidad funciona positivamente y negativamente. Si tú siempre estás dando sonrisas, la gente va a sonreír. 

Si damos con cucharitas, con cucharitas recibiremos; si damos con palas, con palas recibiremos, yo quiero dar con un camión de 5 toneladas, ¿y tú?

Amados, si queremos desatar la sobreabundancia del reino de los cielos, tenemos que dar. Permíteme contarte algo de mi propia historia.

Estábamos construyendo nuestra casa, habíamos vivido en una casa remolque en La Junta, Chihuahua. La casa remolque era chica, 30 pies de largo y 8 de ancho, desde el mero pico hasta las luces exteriores de atrás, ¿cuánto es esto? Son 10 metros por 2.5 metros y allí tuvimos cocina, sala,  recamaras y baño, allí vivimos. Por eso tuvimos que construir una casa.

Empezamos a construir, no pude conseguir block de cemento en La Junta, tuve que ir a Cuauhtémoc, Chihuahua para conseguirlo. Nuestro vehículo fue un camioncito de 16 pasajeros, no fue una van, fue un camioncito, Chevrolet 49, antiguo. 

Lo llené tanto que el peso hizo que se sentara el chasis en el eje y las llantas estaban rosando en las salpicaderas, entonces, ¿qué hacer?, dices poner más muelles, yo no tuve dinero para eso. Yo puse unos troncos entre el chasis y el eje y nos fue bien. Cuando uno tiene poco, tiene que aprender a improvisar. 

Cada lunes yo iba por block y llegó un domingo y supe que, el lunes no iba a haber viaje para block, la construcción se iba a detener; fui a la iglesia y sólo tenía $50 pesos, fue todo lo que tuvimos. 

En aquel entonces el dólar estaba a $12.50, por años fue así; entonces llegó la ofrenda y dimos todo lo que tuvimos, confiando en el Señor.

Este es domingo, no pudimos ir al correo para ver si nos había llegado dinero de alguna parte, porque no estaba abierto. Los hermanos eran pobres, nadie nos dio una ofrenda, volvimos a la casa y yo pensando; ¿qué vamos hacer?

En esto estaba, cuando alguien llegó allí y salí a ver que querían. Era un hombre y me dijo; “yo he oído que tiene un refrigerador de gas que quiere vender”. Yo dije; así es, este hombre lo compró. El lunes en la mañana yo salí  a Cuauhtémoc y compre block, “dad y se os dará…”. 

A veces Dios requiere que lleguemos al último momento y demos, confiando que Él va a responder. Tú piensas; “¡Ah! Hermano, pero es muy poco”, pero uno empieza con poco, uno empieza así, puede parecer muy pequeño, pero para Dios es mucho porque pones tu confianza en Él.

Años después nosotros fuimos a “Cristo para las Naciones” en Dallas, Tx. a uno de sus congresos y yo supe que iban a tomar una ofrenda para su obra misionera.

Nosotros tuvimos grandes necesidades familiares y en el ministerio, de miles de dólares y fui allí y yo pensaba; voy a dar $25 dólares; Gloria mi esposa en ese entonces, siempre fue más generosa que yo y ella estaba pensando en algo más, yo estaba luchando dentro de mí.

Recuerdo que mencioné al Hno. Myers la necesidad que teníamos y él dijo; “cuando me encuentro en estas situaciones, me pongo locamente generoso”. Yo no quería escuchar eso y estaba luchando porque si eran fuertes necesidades. 

Entre otras cosas, mi hija Shery quería ir a la universidad Oral Roberts en Tulsa en Estados Unidos y otras necesidades económicas que había en nuestra familia y llegó este día, van a tomar la ofrenda y Gloria habló en mi oído y dijo; “me someto a lo que quieres”.

Lo que ella no sabía, era que diez minutos antes Dios me habló muy claro y me dijo; “Yo quiero que tu des $1,000 dólares”, ella no sabía eso y le dije; ¿estás segura?, y dijo; sí. Entonces dije; vamos a dar $1,000 dólares. 

Hicimos una promesa de $1,000 dólares, lo pagamos en abonos y, ¿sabes qué? Tiempo después recibimos el cheque más grande que habíamos recibido hasta la fecha, alguien nos dio $3,400 dólares. 

Después, un doctor nos llamó y nos dijo; “yo quiero pagar la colegiatura de Shery en la universidad de Oral Roberts”, ¿sabes lo que son tres años de universidad? Estamos hablando de arriba de $30,000 dólares en aquel tiempo y Dios abrió los cielos sobre nosotros. 

Mis amados es verdad; “Dad y se os dará medida buena apretada, remecida, rebosando darán en vuestro regazo, porque con la misma medida con que medís os volverán a medir”.

¿Cuántos tienen miedo? ¿Cuántos tienen miedo de dar? ¿Cuántos tienen miedo de dar y después quedarse sin nada?

¡No temas! Es un gozo dar, ¡pruébalo, pruébalo!

No siempre son cantidades grandes; en una ocasión, estaba comprando un par de zapatos y entró un joven y me dijo algo que no entendí, le pedí que lo repitiera otra vez y me acerqué y vi en su mano un folleto de Clamor en el Barrio en inglés, no le entendí porque él hablaba español y estaba tratando de hablar en inglés. 

Estaba vendiendo unos dulces y saqué un billete de $20 dólares y lo regalé, le dije; no quiero sus dulces, pero yo quiero bendecirte, ¡sólo ver sus ojos!, valía más que $20 dólares, ver esa sorpresa, ver ese gozo, claro que valía más que $20 dólares. 

No estoy contando esas historias para que me crean un gran dador, estoy diciéndoles para que sepan que yo sé vivir la vida de dar y estoy diciéndote que profundizar en el Reino de los Cielos, depende de que lleguemos a ser dadores, tenemos que llegar a ser dadores. 

En otra ocasión, tuvimos la oportunidad de dar, a unas personas que habían sido robadas, tal vez te preguntes; ¿de dónde saca todo ese dinero? ¿De la iglesia? ¡No!, ese es nuestro dinero. Entonces, ¿de dónde viene? De fuentes inesperadas.

Tenemos que aprender a confiar en Dios y ponerlo a Él primero. Recuerda; “no es necio el que da lo que no puede retener, para ganar lo que no puede perder”. 

Si tú tienes una necesidad, ya sea de trabajo o económica, de provisión; cualquiera que sea tu necesidad. Yo quiero que hables con Dios y dile que confías en Él; que Él es primero en tu vida y que sea Él quien te diga cuánto dar.

Sé que pronto tendrás testimonios de provisión milagrosa de parte de Dios. 

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III Gloria Richards 2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II Gloria Richards 2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII Hno. Victor Richards 2019-05-02

8 Tipos de Madre Gloria Richards 2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII Hno. Victor Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV Gloria Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III Gloria Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X Hno. Victor Richards 2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II Gloria Richards 2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Gloria Richards 2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III Hno. Victor Richards 2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II Hno. Victor Richards 2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-02-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-26

El Corazón tú Posesión más Valiosa Pt.III Hno. Victor Richards 2019-02-19

El Reino de los Cielos Pt.III Hno. Victor Richards 2019-02-19

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.II Hno. Victor Richards 2019-02-12

El Reino de los Cielos Pt.II Hno. Victor Richards 2019-02-12

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-05

El Reino de los Cielos Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-05

Como Romper la Maldición de la Pobreza Hno. Victor Richards 2018-03-09

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO III Hno. Victor Richards 2018-03-06

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO II Hno. Victor Richards 2018-02-20

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO Hno. Victor Richards 2018-01-30

Orando por resultados Hno. Victor Richards 2017-12-12

El Reino de los Cielos Pt. XI


Por: Hno. Victor Richards

Publicado el:
Martes 16 de Abril, 2019

LA LEY DE RECIPROCIDAD #3

Cuando Jesús empezó a predicar dijo: “cambien su manera de vivir, porque el reino de los cielos se ha acercado”. 

Él dijo; “cambien su manera de pensar, porque el reino de los cielos se ha acercado”. 

Arrepentimiento nos habla de cambio; cambio en nuestra manera de pensar y nuestra manera de vivir, ¿por qué? Porque el Reino de los Cielos se ha acercado. 

Romanos 12:2 la primera parte dice:

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento

Yo tengo una pregunta; ¿has cambiado últimamente? ¿Sí? ¿Cuánto? ¿Poco? ¿Mucho? ¿En qué has cambiado?

En tu manera de pensar, en tu manera de actuar, en las cosas pequeñas; como en el estacionamiento, cuando te dicen que no puedes estacionarte en el área de minusválidos, cuando te dicen mete tu coche un metro más adentro porque estás bloqueando, ¿en qué has cambiado?

Has dejado de decir a la gente, “pues yo tengo aquí doce años y, ¿tú quién eres para mandarme a mí?

¿En qué has cambiado?

Jesús dice; cambien, porque el Reino de los Cielos se ha acercado. 

Sabes qué, tenemos un ministerio en nuestra iglesia que es importantísimo… Ujieres, esos hombres que tienen que mantener el orden, tratan con los mañosos y difíciles.

Muchos hablan del orden y la organización que tenemos, debemos mucho a estos ujieres y edecanes que mantienen el orden; no son populares por hacerlo, pero son valiosísimos, ¿no les parece?

Si tú no eres conflictivo, ¡no te preocupes! Dale gracias a Dios que tú no eres uno de estos que da lata, que siempre estás tratando de tomar ventaja por su antigüedad o su amistad con el pastor; pero si tú eres uno de ellos, ¡cambia!

El reino de los cielos se ha acercado... Recuerden, el Reino de los Cielos puede acercarse a nosotros, pero también puede alejarse de nosotros y puede esconderse de nosotros.

Cuando preguntaron a Jesús acerca del reino, Él dijo está entre vosotros y ellos ni siquiera reconocieron que estaba entre ellos, no se dieron cuenta. Hay personas que no se dan cuenta porque el Reino se esconde de ellos. 

El Reino de los Cielos se pide con la siguiente oración; “Padre Nuestro que estás en los cielos santificado sea tu nombre. Venga tu reino, hágase tu voluntad como en el cielo así también en la tierra”. 

Yo creo que está oración tiene un nuevo sentido para nosotros, yo creo que vamos a pedir más; “Venga tu reino”.

¿Por qué tantas personas están siendo sanadas y libradas? Mucho está sucediendo, porque el Reino de los Cielos se nos ha acercado.

El Espíritu sopla donde quiere y no sabes ni de dónde viene, ni a donde va y está soplando entre nosotros porque el Reino de los Cielos se ha acercado; debemos pedirlo.

El reino de los cielos se busca, como dice la Escritura en: 

Mateo 6:33 

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. 

El Reino de los Cielos es de valor incomparable, veamos en Mateo 13:44:

Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo.

Conforme a esta pequeña parábola, parece que el hombre no estaba en busca de este tesoro, a lo mejor estaba buscando lombrices para ir a la pesca o algo, él no estaba buscando un tesoro.

Pero cuando encuentra este tesoro en ese campo, lo esconde; él no puede quitarlo de allí porque no es suyo. Pero él va y vende todo lo que tiene y compra ese campo. Realmente el campo no le importaba mucho, era el tesoro lo que él quería. 

Fíjense en esto; vende todo lo que tiene. El Reino de los Cielos es de valor incomparable y nosotros debemos estar dispuestos a dar todo para que podamos tenerlo y entrar en el reino de los cielos.

Mateo 13:45-46 

También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas,

Que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró. 

Este sí estaba en busca de perlas, él estaba en busca de algo valioso. 

Hay personas que están buscando y buscando.

En los años 70´s, había muchos, especialmente jóvenes en busca de realidad; muchas veces buscaron en lugares equivocados, tomaban L. S. D. para tomar esos viajes que la droga provocaba, porque estaban en busca de algo.

Estaban fastidiados con la sociedad y con la religión no relevante y Dios permitió que muchos de ellos encontraran lo que satisface; encontraron a Jesucristo. Conozco Pastores que fueron hippies.

Volviendo a la historia; este hombre estaba en busca de perlas y encontró una perla que, ¡wow! Él dice; en mi vida he visto una perla tan perfecta y tan grande.

Cuando preguntó el precio, va y vende todo; cuando vende la casa a lo mejor su esposa estaba disgustada con él, pero él tuvo que tener esta perla. ¡Así es el reino de los cielos!

La última parte de los años 50´s en el siglo pasado, había varias parejas jóvenes que fueron a la selva de Ecuador, ellos iban a sembrar sus vidas para ganar a indígenas, especialmente una tribu que en aquel entonces llamaron los auca. Esta tribu eran busca cabezas y caníbales, eran terribles, eran guerreros, mataban a la gente. 

Los misioneros tenían una avioneta y ellos aprendieron a volar en un círculo cerrado, bajaban con una soga una canasta y si lo controlaron bien, la canasta se pararía allí, al final de la soga, casi sin moverse.

Ellos empezaron a darles regalos a los indígenas, les mandaron cositas que pudieran usar, distintas cosas, algo de alimento que no pudieran conseguir. Ellos hicieron esto hasta que creyeron que habían ganado su amistad. 

Uno de ellos fue Jim Elliot, él escribió; “no es un necio el que entrega todo lo que no puede retener, para obtener lo que no puede perder”; así vivieron, con la filosofía de darlo todo para ganarlo todo.

Al fin hicieron contacto y decidieron que era tiempo de conocerlos. Varios de ellos, fueron para hablar cara a cara con estos aucas. Aterrizaron en un banco de arena, a lado de un río y allí estaban esperando y cuando llegaron los auca, los mataron a todos, dejando a las mujeres viudas y a sus hijos huérfanos. 

Uno dice; “que pérdida”, momento, “no es un necio el que entrega todo lo que no puede retener, para obtener lo que no puede perder”. Eso es lo que ellos hicieron, fueron hijos del Reino de Dios.

Jesús dijo: “Dad y se os dará”; estas cinco palabras revelan una ley poderosísima del reino de los cielos, la ley de reciprocidad y en la última plática vimos que esta ley tiene que ver con juzgar, con perdonar, con amar, con trabajar, con comprensión, con paciencia y mucho más.

En Lucas 6:38 es donde lo encontramos…

38. Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

La palabra aquí, medida buena, apretada, remecida y rebosando, viene de los días de Jesús. Muchas veces ellos midieron grano en una canasta; pero uno siempre quería una medida buena, no una canasta que daba menos de lo que era correcto, una medida buena. 

Cuando ponían su canasta, querían que les dieran una medida buena y que la apretaran. Si el que estaba vendiendo era tacaño, él no quería que fuera apretada, él quería dar menos. 

Apretada, remecida, moverlo para que bajara el grano y rebosando…

Recuerden, dad lo bueno y se os dará lo bueno, dad lo malo y se os dará lo malo; medida buena apretada, remecida y rebosando; con la misma medida con que medís, nos medirán. Ya sea medida buena, medida mala, chica, grande, mezquina, generosa, eso es lo que vamos a recibir. 

Este principio o ley de reciprocidad funciona positivamente y negativamente. Si tú siempre estás dando sonrisas, la gente va a sonreír. 

Si damos con cucharitas, con cucharitas recibiremos; si damos con palas, con palas recibiremos, yo quiero dar con un camión de 5 toneladas, ¿y tú?

Amados, si queremos desatar la sobreabundancia del reino de los cielos, tenemos que dar. Permíteme contarte algo de mi propia historia.

Estábamos construyendo nuestra casa, habíamos vivido en una casa remolque en La Junta, Chihuahua. La casa remolque era chica, 30 pies de largo y 8 de ancho, desde el mero pico hasta las luces exteriores de atrás, ¿cuánto es esto? Son 10 metros por 2.5 metros y allí tuvimos cocina, sala,  recamaras y baño, allí vivimos. Por eso tuvimos que construir una casa.

Empezamos a construir, no pude conseguir block de cemento en La Junta, tuve que ir a Cuauhtémoc, Chihuahua para conseguirlo. Nuestro vehículo fue un camioncito de 16 pasajeros, no fue una van, fue un camioncito, Chevrolet 49, antiguo. 

Lo llené tanto que el peso hizo que se sentara el chasis en el eje y las llantas estaban rosando en las salpicaderas, entonces, ¿qué hacer?, dices poner más muelles, yo no tuve dinero para eso. Yo puse unos troncos entre el chasis y el eje y nos fue bien. Cuando uno tiene poco, tiene que aprender a improvisar. 

Cada lunes yo iba por block y llegó un domingo y supe que, el lunes no iba a haber viaje para block, la construcción se iba a detener; fui a la iglesia y sólo tenía $50 pesos, fue todo lo que tuvimos. 

En aquel entonces el dólar estaba a $12.50, por años fue así; entonces llegó la ofrenda y dimos todo lo que tuvimos, confiando en el Señor.

Este es domingo, no pudimos ir al correo para ver si nos había llegado dinero de alguna parte, porque no estaba abierto. Los hermanos eran pobres, nadie nos dio una ofrenda, volvimos a la casa y yo pensando; ¿qué vamos hacer?

En esto estaba, cuando alguien llegó allí y salí a ver que querían. Era un hombre y me dijo; “yo he oído que tiene un refrigerador de gas que quiere vender”. Yo dije; así es, este hombre lo compró. El lunes en la mañana yo salí  a Cuauhtémoc y compre block, “dad y se os dará…”. 

A veces Dios requiere que lleguemos al último momento y demos, confiando que Él va a responder. Tú piensas; “¡Ah! Hermano, pero es muy poco”, pero uno empieza con poco, uno empieza así, puede parecer muy pequeño, pero para Dios es mucho porque pones tu confianza en Él.

Años después nosotros fuimos a “Cristo para las Naciones” en Dallas, Tx. a uno de sus congresos y yo supe que iban a tomar una ofrenda para su obra misionera.

Nosotros tuvimos grandes necesidades familiares y en el ministerio, de miles de dólares y fui allí y yo pensaba; voy a dar $25 dólares; Gloria mi esposa en ese entonces, siempre fue más generosa que yo y ella estaba pensando en algo más, yo estaba luchando dentro de mí.

Recuerdo que mencioné al Hno. Myers la necesidad que teníamos y él dijo; “cuando me encuentro en estas situaciones, me pongo locamente generoso”. Yo no quería escuchar eso y estaba luchando porque si eran fuertes necesidades. 

Entre otras cosas, mi hija Shery quería ir a la universidad Oral Roberts en Tulsa en Estados Unidos y otras necesidades económicas que había en nuestra familia y llegó este día, van a tomar la ofrenda y Gloria habló en mi oído y dijo; “me someto a lo que quieres”.

Lo que ella no sabía, era que diez minutos antes Dios me habló muy claro y me dijo; “Yo quiero que tu des $1,000 dólares”, ella no sabía eso y le dije; ¿estás segura?, y dijo; sí. Entonces dije; vamos a dar $1,000 dólares. 

Hicimos una promesa de $1,000 dólares, lo pagamos en abonos y, ¿sabes qué? Tiempo después recibimos el cheque más grande que habíamos recibido hasta la fecha, alguien nos dio $3,400 dólares. 

Después, un doctor nos llamó y nos dijo; “yo quiero pagar la colegiatura de Shery en la universidad de Oral Roberts”, ¿sabes lo que son tres años de universidad? Estamos hablando de arriba de $30,000 dólares en aquel tiempo y Dios abrió los cielos sobre nosotros. 

Mis amados es verdad; “Dad y se os dará medida buena apretada, remecida, rebosando darán en vuestro regazo, porque con la misma medida con que medís os volverán a medir”.

¿Cuántos tienen miedo? ¿Cuántos tienen miedo de dar? ¿Cuántos tienen miedo de dar y después quedarse sin nada?

¡No temas! Es un gozo dar, ¡pruébalo, pruébalo!

No siempre son cantidades grandes; en una ocasión, estaba comprando un par de zapatos y entró un joven y me dijo algo que no entendí, le pedí que lo repitiera otra vez y me acerqué y vi en su mano un folleto de Clamor en el Barrio en inglés, no le entendí porque él hablaba español y estaba tratando de hablar en inglés. 

Estaba vendiendo unos dulces y saqué un billete de $20 dólares y lo regalé, le dije; no quiero sus dulces, pero yo quiero bendecirte, ¡sólo ver sus ojos!, valía más que $20 dólares, ver esa sorpresa, ver ese gozo, claro que valía más que $20 dólares. 

No estoy contando esas historias para que me crean un gran dador, estoy diciéndoles para que sepan que yo sé vivir la vida de dar y estoy diciéndote que profundizar en el Reino de los Cielos, depende de que lleguemos a ser dadores, tenemos que llegar a ser dadores. 

En otra ocasión, tuvimos la oportunidad de dar, a unas personas que habían sido robadas, tal vez te preguntes; ¿de dónde saca todo ese dinero? ¿De la iglesia? ¡No!, ese es nuestro dinero. Entonces, ¿de dónde viene? De fuentes inesperadas.

Tenemos que aprender a confiar en Dios y ponerlo a Él primero. Recuerda; “no es necio el que da lo que no puede retener, para ganar lo que no puede perder”. 

Si tú tienes una necesidad, ya sea de trabajo o económica, de provisión; cualquiera que sea tu necesidad. Yo quiero que hables con Dios y dile que confías en Él; que Él es primero en tu vida y que sea Él quien te diga cuánto dar.

Sé que pronto tendrás testimonios de provisión milagrosa de parte de Dios. 

Ver Mas

El Cristiano Auténtico Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II Victor y Gloria Richards 2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III Hno. Victor Richards 2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I Victor y Gloria Richards 2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Cristiano Auténtico Hno. Victor Richards 2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-06-10

El Desafío de ser Hombre Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V Gloria Richards 2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV Gloria Richards 2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III Gloria Richards 2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II Gloria Richards 2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII Hno. Victor Richards 2019-05-02

8 Tipos de Madre Gloria Richards 2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII Hno. Victor Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV Gloria Richards 2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III Gloria Richards 2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X Hno. Victor Richards 2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II Gloria Richards 2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Gloria Richards 2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII Hno. Victor Richards 2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII Hno. Victor Richards 2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI Hno. Victor Richards 2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III Hno. Victor Richards 2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V Hno. Victor Richards 2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II Hno. Victor Richards 2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV Hno. Victor Richards 2019-02-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-26

El Corazón tú Posesión más Valiosa Pt.III Hno. Victor Richards 2019-02-19

El Reino de los Cielos Pt.III Hno. Victor Richards 2019-02-19

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.II Hno. Victor Richards 2019-02-12

El Reino de los Cielos Pt.II Hno. Victor Richards 2019-02-12

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-05

El Reino de los Cielos Pt.I Hno. Victor Richards 2019-02-05

Como Romper la Maldición de la Pobreza Hno. Victor Richards 2018-03-09

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO III Hno. Victor Richards 2018-03-06

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO II Hno. Victor Richards 2018-02-20

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO Hno. Victor Richards 2018-01-30

Orando por resultados Hno. Victor Richards 2017-12-12

Lecturas Recomendadas


El Reino de los Cielos Pt. XI



Por: Hno. Victor Richards
Martes 16 de Abril, 2019

LA LEY DE RECIPROCIDAD #3

Cuando Jesús empezó a predicar dijo: “cambien su manera de vivir, porque el reino de los cielos se ha acercado”. 

Él dijo; “cambien su manera de pensar, porque el reino de los cielos se ha acercado”. 

Arrepentimiento nos habla de cambio; cambio en nuestra manera de pensar y nuestra manera de vivir, ¿por qué? Porque el Reino de los Cielos se ha acercado. 

Romanos 12:2 la primera parte dice:

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento

Yo tengo una pregunta; ¿has cambiado últimamente? ¿Sí? ¿Cuánto? ¿Poco? ¿Mucho? ¿En qué has cambiado?

En tu manera de pensar, en tu manera de actuar, en las cosas pequeñas; como en el estacionamiento, cuando te dicen que no puedes estacionarte en el área de minusválidos, cuando te dicen mete tu coche un metro más adentro porque estás bloqueando, ¿en qué has cambiado?

Has dejado de decir a la gente, “pues yo tengo aquí doce años y, ¿tú quién eres para mandarme a mí?

¿En qué has cambiado?

Jesús dice; cambien, porque el Reino de los Cielos se ha acercado. 

Sabes qué, tenemos un ministerio en nuestra iglesia que es importantísimo… Ujieres, esos hombres que tienen que mantener el orden, tratan con los mañosos y difíciles.

Muchos hablan del orden y la organización que tenemos, debemos mucho a estos ujieres y edecanes que mantienen el orden; no son populares por hacerlo, pero son valiosísimos, ¿no les parece?

Si tú no eres conflictivo, ¡no te preocupes! Dale gracias a Dios que tú no eres uno de estos que da lata, que siempre estás tratando de tomar ventaja por su antigüedad o su amistad con el pastor; pero si tú eres uno de ellos, ¡cambia!

El reino de los cielos se ha acercado... Recuerden, el Reino de los Cielos puede acercarse a nosotros, pero también puede alejarse de nosotros y puede esconderse de nosotros.

Cuando preguntaron a Jesús acerca del reino, Él dijo está entre vosotros y ellos ni siquiera reconocieron que estaba entre ellos, no se dieron cuenta. Hay personas que no se dan cuenta porque el Reino se esconde de ellos. 

El Reino de los Cielos se pide con la siguiente oración; “Padre Nuestro que estás en los cielos santificado sea tu nombre. Venga tu reino, hágase tu voluntad como en el cielo así también en la tierra”. 

Yo creo que está oración tiene un nuevo sentido para nosotros, yo creo que vamos a pedir más; “Venga tu reino”.

¿Por qué tantas personas están siendo sanadas y libradas? Mucho está sucediendo, porque el Reino de los Cielos se nos ha acercado.

El Espíritu sopla donde quiere y no sabes ni de dónde viene, ni a donde va y está soplando entre nosotros porque el Reino de los Cielos se ha acercado; debemos pedirlo.

El reino de los cielos se busca, como dice la Escritura en: 

Mateo 6:33 

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. 

El Reino de los Cielos es de valor incomparable, veamos en Mateo 13:44:

Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo.

Conforme a esta pequeña parábola, parece que el hombre no estaba en busca de este tesoro, a lo mejor estaba buscando lombrices para ir a la pesca o algo, él no estaba buscando un tesoro.

Pero cuando encuentra este tesoro en ese campo, lo esconde; él no puede quitarlo de allí porque no es suyo. Pero él va y vende todo lo que tiene y compra ese campo. Realmente el campo no le importaba mucho, era el tesoro lo que él quería. 

Fíjense en esto; vende todo lo que tiene. El Reino de los Cielos es de valor incomparable y nosotros debemos estar dispuestos a dar todo para que podamos tenerlo y entrar en el reino de los cielos.

Mateo 13:45-46 

También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas,

Que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró. 

Este sí estaba en busca de perlas, él estaba en busca de algo valioso. 

Hay personas que están buscando y buscando.

En los años 70´s, había muchos, especialmente jóvenes en busca de realidad; muchas veces buscaron en lugares equivocados, tomaban L. S. D. para tomar esos viajes que la droga provocaba, porque estaban en busca de algo.

Estaban fastidiados con la sociedad y con la religión no relevante y Dios permitió que muchos de ellos encontraran lo que satisface; encontraron a Jesucristo. Conozco Pastores que fueron hippies.

Volviendo a la historia; este hombre estaba en busca de perlas y encontró una perla que, ¡wow! Él dice; en mi vida he visto una perla tan perfecta y tan grande.

Cuando preguntó el precio, va y vende todo; cuando vende la casa a lo mejor su esposa estaba disgustada con él, pero él tuvo que tener esta perla. ¡Así es el reino de los cielos!

La última parte de los años 50´s en el siglo pasado, había varias parejas jóvenes que fueron a la selva de Ecuador, ellos iban a sembrar sus vidas para ganar a indígenas, especialmente una tribu que en aquel entonces llamaron los auca. Esta tribu eran busca cabezas y caníbales, eran terribles, eran guerreros, mataban a la gente. 

Los misioneros tenían una avioneta y ellos aprendieron a volar en un círculo cerrado, bajaban con una soga una canasta y si lo controlaron bien, la canasta se pararía allí, al final de la soga, casi sin moverse.

Ellos empezaron a darles regalos a los indígenas, les mandaron cositas que pudieran usar, distintas cosas, algo de alimento que no pudieran conseguir. Ellos hicieron esto hasta que creyeron que habían ganado su amistad. 

Uno de ellos fue Jim Elliot, él escribió; “no es un necio el que entrega todo lo que no puede retener, para obtener lo que no puede perder”; así vivieron, con la filosofía de darlo todo para ganarlo todo.

Al fin hicieron contacto y decidieron que era tiempo de conocerlos. Varios de ellos, fueron para hablar cara a cara con estos aucas. Aterrizaron en un banco de arena, a lado de un río y allí estaban esperando y cuando llegaron los auca, los mataron a todos, dejando a las mujeres viudas y a sus hijos huérfanos. 

Uno dice; “que pérdida”, momento, “no es un necio el que entrega todo lo que no puede retener, para obtener lo que no puede perder”. Eso es lo que ellos hicieron, fueron hijos del Reino de Dios.

Jesús dijo: “Dad y se os dará”; estas cinco palabras revelan una ley poderosísima del reino de los cielos, la ley de reciprocidad y en la última plática vimos que esta ley tiene que ver con juzgar, con perdonar, con amar, con trabajar, con comprensión, con paciencia y mucho más.

En Lucas 6:38 es donde lo encontramos…

38. Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

La palabra aquí, medida buena, apretada, remecida y rebosando, viene de los días de Jesús. Muchas veces ellos midieron grano en una canasta; pero uno siempre quería una medida buena, no una canasta que daba menos de lo que era correcto, una medida buena. 

Cuando ponían su canasta, querían que les dieran una medida buena y que la apretaran. Si el que estaba vendiendo era tacaño, él no quería que fuera apretada, él quería dar menos. 

Apretada, remecida, moverlo para que bajara el grano y rebosando…

Recuerden, dad lo bueno y se os dará lo bueno, dad lo malo y se os dará lo malo; medida buena apretada, remecida y rebosando; con la misma medida con que medís, nos medirán. Ya sea medida buena, medida mala, chica, grande, mezquina, generosa, eso es lo que vamos a recibir. 

Este principio o ley de reciprocidad funciona positivamente y negativamente. Si tú siempre estás dando sonrisas, la gente va a sonreír. 

Si damos con cucharitas, con cucharitas recibiremos; si damos con palas, con palas recibiremos, yo quiero dar con un camión de 5 toneladas, ¿y tú?

Amados, si queremos desatar la sobreabundancia del reino de los cielos, tenemos que dar. Permíteme contarte algo de mi propia historia.

Estábamos construyendo nuestra casa, habíamos vivido en una casa remolque en La Junta, Chihuahua. La casa remolque era chica, 30 pies de largo y 8 de ancho, desde el mero pico hasta las luces exteriores de atrás, ¿cuánto es esto? Son 10 metros por 2.5 metros y allí tuvimos cocina, sala,  recamaras y baño, allí vivimos. Por eso tuvimos que construir una casa.

Empezamos a construir, no pude conseguir block de cemento en La Junta, tuve que ir a Cuauhtémoc, Chihuahua para conseguirlo. Nuestro vehículo fue un camioncito de 16 pasajeros, no fue una van, fue un camioncito, Chevrolet 49, antiguo. 

Lo llené tanto que el peso hizo que se sentara el chasis en el eje y las llantas estaban rosando en las salpicaderas, entonces, ¿qué hacer?, dices poner más muelles, yo no tuve dinero para eso. Yo puse unos troncos entre el chasis y el eje y nos fue bien. Cuando uno tiene poco, tiene que aprender a improvisar. 

Cada lunes yo iba por block y llegó un domingo y supe que, el lunes no iba a haber viaje para block, la construcción se iba a detener; fui a la iglesia y sólo tenía $50 pesos, fue todo lo que tuvimos. 

En aquel entonces el dólar estaba a $12.50, por años fue así; entonces llegó la ofrenda y dimos todo lo que tuvimos, confiando en el Señor.

Este es domingo, no pudimos ir al correo para ver si nos había llegado dinero de alguna parte, porque no estaba abierto. Los hermanos eran pobres, nadie nos dio una ofrenda, volvimos a la casa y yo pensando; ¿qué vamos hacer?

En esto estaba, cuando alguien llegó allí y salí a ver que querían. Era un hombre y me dijo; “yo he oído que tiene un refrigerador de gas que quiere vender”. Yo dije; así es, este hombre lo compró. El lunes en la mañana yo salí  a Cuauhtémoc y compre block, “dad y se os dará…”. 

A veces Dios requiere que lleguemos al último momento y demos, confiando que Él va a responder. Tú piensas; “¡Ah! Hermano, pero es muy poco”, pero uno empieza con poco, uno empieza así, puede parecer muy pequeño, pero para Dios es mucho porque pones tu confianza en Él.

Años después nosotros fuimos a “Cristo para las Naciones” en Dallas, Tx. a uno de sus congresos y yo supe que iban a tomar una ofrenda para su obra misionera.

Nosotros tuvimos grandes necesidades familiares y en el ministerio, de miles de dólares y fui allí y yo pensaba; voy a dar $25 dólares; Gloria mi esposa en ese entonces, siempre fue más generosa que yo y ella estaba pensando en algo más, yo estaba luchando dentro de mí.

Recuerdo que mencioné al Hno. Myers la necesidad que teníamos y él dijo; “cuando me encuentro en estas situaciones, me pongo locamente generoso”. Yo no quería escuchar eso y estaba luchando porque si eran fuertes necesidades. 

Entre otras cosas, mi hija Shery quería ir a la universidad Oral Roberts en Tulsa en Estados Unidos y otras necesidades económicas que había en nuestra familia y llegó este día, van a tomar la ofrenda y Gloria habló en mi oído y dijo; “me someto a lo que quieres”.

Lo que ella no sabía, era que diez minutos antes Dios me habló muy claro y me dijo; “Yo quiero que tu des $1,000 dólares”, ella no sabía eso y le dije; ¿estás segura?, y dijo; sí. Entonces dije; vamos a dar $1,000 dólares. 

Hicimos una promesa de $1,000 dólares, lo pagamos en abonos y, ¿sabes qué? Tiempo después recibimos el cheque más grande que habíamos recibido hasta la fecha, alguien nos dio $3,400 dólares. 

Después, un doctor nos llamó y nos dijo; “yo quiero pagar la colegiatura de Shery en la universidad de Oral Roberts”, ¿sabes lo que son tres años de universidad? Estamos hablando de arriba de $30,000 dólares en aquel tiempo y Dios abrió los cielos sobre nosotros. 

Mis amados es verdad; “Dad y se os dará medida buena apretada, remecida, rebosando darán en vuestro regazo, porque con la misma medida con que medís os volverán a medir”.

¿Cuántos tienen miedo? ¿Cuántos tienen miedo de dar? ¿Cuántos tienen miedo de dar y después quedarse sin nada?

¡No temas! Es un gozo dar, ¡pruébalo, pruébalo!

No siempre son cantidades grandes; en una ocasión, estaba comprando un par de zapatos y entró un joven y me dijo algo que no entendí, le pedí que lo repitiera otra vez y me acerqué y vi en su mano un folleto de Clamor en el Barrio en inglés, no le entendí porque él hablaba español y estaba tratando de hablar en inglés. 

Estaba vendiendo unos dulces y saqué un billete de $20 dólares y lo regalé, le dije; no quiero sus dulces, pero yo quiero bendecirte, ¡sólo ver sus ojos!, valía más que $20 dólares, ver esa sorpresa, ver ese gozo, claro que valía más que $20 dólares. 

No estoy contando esas historias para que me crean un gran dador, estoy diciéndoles para que sepan que yo sé vivir la vida de dar y estoy diciéndote que profundizar en el Reino de los Cielos, depende de que lleguemos a ser dadores, tenemos que llegar a ser dadores. 

En otra ocasión, tuvimos la oportunidad de dar, a unas personas que habían sido robadas, tal vez te preguntes; ¿de dónde saca todo ese dinero? ¿De la iglesia? ¡No!, ese es nuestro dinero. Entonces, ¿de dónde viene? De fuentes inesperadas.

Tenemos que aprender a confiar en Dios y ponerlo a Él primero. Recuerda; “no es necio el que da lo que no puede retener, para ganar lo que no puede perder”. 

Si tú tienes una necesidad, ya sea de trabajo o económica, de provisión; cualquiera que sea tu necesidad. Yo quiero que hables con Dios y dile que confías en Él; que Él es primero en tu vida y que sea Él quien te diga cuánto dar.

Sé que pronto tendrás testimonios de provisión milagrosa de parte de Dios. 

Ver Mas

El Cristiano Auténtico Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-07-09

La Familia... El Plan Original Pt.II
Victor y Gloria Richards
2019-07-09

El Cristiano Auténtico Pt. III
Hno. Victor Richards
2019-07-02

La Familia... el Plan Original Pt.I
Victor y Gloria Richards
2019-07-02

El Cristiano Auténtico Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-06-25

El Desafío de ser Hombre Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Cristiano Auténtico
Hno. Victor Richards
2019-06-18

El Desafío de ser Hombre Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Reino de los Cielos Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-06-10

El Desafío de ser Hombre
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-06-04

El Reino de los Cielos Pt. XVII
Hno. Victor Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt.V
Gloria Richards
2019-05-28

8 Tipos de Madre Pt. IV
Gloria Richards
2019-05-21

El Reino de los Cielos Pt. XVI
Hno. Victor Richards
2019-05-21

8 Tipos de Madre Pt. III
Gloria Richards
2019-05-14

El Reino de los Cielos Pt. XV
Hno. Victor Richards
2019-05-14

8 Tipos de Madre Pt.II
Gloria Richards
2019-05-09

El Reino de los Cielos Pt. XIV
Hno. Victor Richards
2019-05-07

El Reino de los Cielos Pt.XIII
Hno. Victor Richards
2019-05-02

8 Tipos de Madre
Gloria Richards
2019-04-30

El Reino de los Cielos Pt.XII
Hno. Victor Richards
2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.IV
Gloria Richards
2019-04-23

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.III
Gloria Richards
2019-04-16

El Reino de los Cielos Pt.X
Hno. Victor Richards
2019-04-09

10 Errores que Cometen los Padres de Niños Pt.II
Gloria Richards
2019-04-09

El Reino de los Cielos Pt. IX
Hno. Victor Richards
2019-04-02

10 Errores que Cometen los Padres de Niños
Gloria Richards
2019-04-02

El Reino de los Cielos Pt.VIII
Hno. Victor Richards
2019-03-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-03-26

El Reino de los Cielos Pt.VII
Hno. Victor Richards
2019-03-19

Orando Para Lograr Resultados Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-03-19

El Reino de los Cielos Pt.VI
Hno. Victor Richards
2019-03-12

Orando Para Lograr Resultados Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-03-12

El Reino de los Cielos Pt.V
Hno. Victor Richards
2019-03-05

Orando Para Lograr Resultados Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-03-05

El Reino de los Cielos Pt.IV
Hno. Victor Richards
2019-02-26

Orando Para Lograr Resultados Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-02-26

El Corazón tú Posesión más Valiosa Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-02-19

El Reino de los Cielos Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-02-19

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-02-12

El Reino de los Cielos Pt.II
Hno. Victor Richards
2019-02-12

El Corazón tu Posesión más Valiosa Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-02-05

El Reino de los Cielos Pt.I
Hno. Victor Richards
2019-02-05

Como Romper la Maldición de la Pobreza
Hno. Victor Richards
2018-03-09

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO III
Hno. Victor Richards
2018-03-06

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO II
Hno. Victor Richards
2018-02-20

EL SECRETO PARA CAMBIAR TU FAMILIA Y TU MUNDO
Hno. Victor Richards
2018-01-30

Orando por resultados
Hno. Victor Richards
2017-12-12

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320