Intercesión Pt. III



Publicado el:
Martes 21 de Enero, 2020

Hijos y sacerdotes

A través de la historia ha habido intercesores excepcionales, cuyas oraciones cambiaron la historia. Leerás de algunos de ellos en este libro. Sin embargo, Dios no depende únicamente de las oraciones de estas personas excepcionales. Él usa también gente ordinaria, como nosotros.

Seas un empresario, una ama de casa, trabajes en una fábrica o estudies, tú puedes jugar un papel importante en cambiar las cosas por medio de tus intercesiones. 

Los hijos deben tener una relación de confianza

Por increíble que parezca, si eres un hijo de Dios, Él te ha escogido para ser su representante aquí en la tierra. Jesús enseñó a sus discípulos que pueden acercarse al Padre al instante diciendo;  “Padre nuestro...”. Porque somos sus hijos, ¡tenemos privilegios y autoridad!

Desafortunadamente, muchos de nosotros no tuvimos una buena figura de padre terrenal. Y por lo general, esto afecta nuestro concepto de Dios, el Padre Celestial. Para algunos, su padre fue un hombre pasivo o distante que raras veces expresaba amor; para otros su padre fue demasiado autoritario, otros tuvieron un padre abusivo, mientras que otros, su padre estuvo ausente, tal vez nunca le conocieron.

Mi padre regresó de la Segunda Guerra Mundial enfermo mentalmente y por eso, abusó emocionalmente de mi madre y de sus tres hijos. Debido a su enfermedad, yo no disfrutaba de una relación cálida con mi padre. Pero gracias a Dios, Él me sanó de todos estos recuerdos tristes y he podido disfrutar de plena confianza con el Padre Celestial.

Por otro lado, Gloria ha tenido que luchar para entender y sentir a Dios como el Padre amoroso que desea comunión íntima con sus hijos, porque de niña, a ella le enseñaron a un Dios como juez y policía celestial.

De cualquier manera si tú has tenido o no una relación cálida y amorosa con tu padre terrenal, puedes tener esta clase de relación con tu Padre celestial. Y esta clase de relación es necesaria para ser un intercesor eficaz.

Los hijos tienen privilegios

Hubo un incidente impactante en la vida del Presidente Abraham Lincoln. Se trata de un joven soldado que había perdido a su padre y hermano mayor en la guerra civil, fue a Washington para pedir del presidente un permiso para ir a su pueblo a cuidar a su madre anciana y encargarse de su pequeño rancho.

Al llegar a la Casa Blanca, se le informó que no había manera de entrevistarse con el presidente. Desanimado y muy triste, se sentó en una banca en uno de los jardines de la Casa Blanca y comenzó a llorar (esto sucedió en los tiempos cuando no existían cercos de alambre, prohibiendo la entrada de personas ajenas). 

Un muchacho que estaba jugando en el jardín lo vio y le preguntó por qué estaba triste. El soldado derramó su corazón, a lo cual el muchacho le contestó; “Ven conmigo”. El niño le dirigió por una puerta trasera, por otra puerta privada, pasando guardias, los cuales saludaron al muchacho.

Los dos entraron a la oficina del presidente y le encontraron viendo un mapa con el secretario de estado. El niño miró al Sr. Lincoln, quien preguntó; “Todd, ¿qué puedo hacer por ti?”. El muchacho le contestó; “Papá, este soldado necesita hablarte”. En este mismo momento, el joven pudo explicar su situación desesperante y el presidente le concedió el permiso de abandonar el servicio militar. 

¡Así es el privilegio y autoridad de un hijo!

El papel  de un sacerdote

No sólo somos hijos, también somos sacerdotes. La Biblia enseña que toda persona que se ha convertido a Cristo, ¡es sacerdote!  

 Dios dijo:

Éxodo 19:6

“Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes...”. 

Isaías profetizó: 

Isaías 61:6

“Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová...”.

En 1 Pedro 2:5 se nos llama “sacerdocio santo” y Apocalipsis 1:6 declara:

 “y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios...”. 

En el Antiguo Testamento, el sacerdote representaba al pueblo ante Dios, es decir, intercedía y oraba por ellos, además de ofrecer sacrificios por sus pecados.

Durante aquella época, el pueblo estaba dividido en doce tribus y únicamente los de la tribu de Leví podían ser sacerdotes. Pero ahora este privilegio no es sólo para unos pocos. ¡Es el privilegio de cada cristiano!

Como veremos en otros capítulos, tenemos la autoridad de un sacerdote para clamar por nuestra familia y también por nuestra comunidad. 

El intercesor se para entre la muerte y la vida

Un evento que sucedió cuando Aarón fue sacerdote mientras el pueblo de Israel estaba en el desierto nos ilustra claramente el papel de un intercesor. Leemos esta historia en el capítulo 16 de Números.

Cuando Coré y su séquito se levantaron en contra de Moisés y Aarón desafiando su autoridad, Dios los juzgó y como castigo, envió una plaga de mortandad sobre el pueblo por haber seguido a Coré. Aarón, el sumo sacerdote, fue instruido: 

Números 16:46, 48

“...Toma el incensario, y pon en él fuego del altar, y sobre él pon incienso, y ve pronto a la congregación, y haz expiación por ellos, porque el furor ha salido de la presencia de Jehová; la mortandad ha comenzado... puso entre los muertos y los vivos; y cesó la mortandad”.

Cuando el sumo sacerdote Aarón se puso entre los muertos y los vivos, cesó la mortandad, es decir; se detuvo el juicio de Dios y vino misericordia. 

¡Nuestras oraciones pueden tener el mismo efecto! Al estar intercediendo por nuestros amigos, familias y patria, literalmente estamos pidiendo a Dios que detenga el juicio merecido, dando oportunidad para que se arrepientan de sus pecados y se acerquen al Señor.

Jesucristo, el Sumo Sacerdote, también intercede

Muchas veces nosotros hacemos oraciones débiles como último recurso, porque realmente no creemos que tienen mucho efecto. Pero al darnos cuenta del hecho que Jesús mismo usó la intercesión cuando estuvo aquí en la tierra, ¡debe decirnos algo! Debe impactarnos con su poder y efectividad.

Un vívido ejemplo de Jesús usando la intercesión es poco antes de su muerte y resurrección, cuando está diciendo lo que ha de venir. Le advierte a Pedro que satanás le ha pedido permiso a Dios de “zarandearlo como a trigo” es decir; sacudirlo para intentar que su fe falte (Lucas 22:31, 32).

En respuesta, Jesús no dijo; “no se lo permitimos” o “voy a detenerlo”, sino que dijo; “He rogado por ti para que tu fe no falte”. Pedro sí iba a pasar la dura prueba, pero por las rogativas de Jesús, ¡iba a salir victorioso! ¡Tus oraciones pueden hacer una gran diferencia también!

¡Jesús no sólo intercedió cuando estuvo en la tierra, Él hace lo mismo hoy día por nosotros! Las Escrituras dicen que Él está sentado a la diestra del Padre. 

Efesios 1:20-21

“...en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero”. 

Y, ¿qué está haciendo allí? 

Romanos 8:34

“...está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros”.

Por el ministerio intercesor de Jesús, recibimos acceso continuo al trono de gracia o misericordia de Dios. 

Hebreos 4:15, 16

“Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia...”.

Para reflexionar

¿No te impacta esta invitación: “Acerquémonos pues, confiadamente al trono de la gracia ...” ? ¡Nosotros tenemos acceso directo y continuo porque Jesús intercede por nosotros! ¿Estamos dispuestos a interceder por otros?

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Intercesión Pt. I Victor y Gloria Richards 2020-01-07

Jesús Nuestro Guía Hno. Victor Richards 2020-01-07

Sobrenatural Pt. V Hno. Victor Richards 2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI Hno. Victor Richards 2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt.III Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt. II Hno. Victor Richards 2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-12-10

Sobrenatural Pt. I Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. III Victor Richards 2019-11-19

El Jesús Auténtico Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-11-19

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-10-08

Intercesión Pt. III




Publicado el:
Martes 21 de Enero, 2020

Hijos y sacerdotes

A través de la historia ha habido intercesores excepcionales, cuyas oraciones cambiaron la historia. Leerás de algunos de ellos en este libro. Sin embargo, Dios no depende únicamente de las oraciones de estas personas excepcionales. Él usa también gente ordinaria, como nosotros.

Seas un empresario, una ama de casa, trabajes en una fábrica o estudies, tú puedes jugar un papel importante en cambiar las cosas por medio de tus intercesiones. 

Los hijos deben tener una relación de confianza

Por increíble que parezca, si eres un hijo de Dios, Él te ha escogido para ser su representante aquí en la tierra. Jesús enseñó a sus discípulos que pueden acercarse al Padre al instante diciendo;  “Padre nuestro...”. Porque somos sus hijos, ¡tenemos privilegios y autoridad!

Desafortunadamente, muchos de nosotros no tuvimos una buena figura de padre terrenal. Y por lo general, esto afecta nuestro concepto de Dios, el Padre Celestial. Para algunos, su padre fue un hombre pasivo o distante que raras veces expresaba amor; para otros su padre fue demasiado autoritario, otros tuvieron un padre abusivo, mientras que otros, su padre estuvo ausente, tal vez nunca le conocieron.

Mi padre regresó de la Segunda Guerra Mundial enfermo mentalmente y por eso, abusó emocionalmente de mi madre y de sus tres hijos. Debido a su enfermedad, yo no disfrutaba de una relación cálida con mi padre. Pero gracias a Dios, Él me sanó de todos estos recuerdos tristes y he podido disfrutar de plena confianza con el Padre Celestial.

Por otro lado, Gloria ha tenido que luchar para entender y sentir a Dios como el Padre amoroso que desea comunión íntima con sus hijos, porque de niña, a ella le enseñaron a un Dios como juez y policía celestial.

De cualquier manera si tú has tenido o no una relación cálida y amorosa con tu padre terrenal, puedes tener esta clase de relación con tu Padre celestial. Y esta clase de relación es necesaria para ser un intercesor eficaz.

Los hijos tienen privilegios

Hubo un incidente impactante en la vida del Presidente Abraham Lincoln. Se trata de un joven soldado que había perdido a su padre y hermano mayor en la guerra civil, fue a Washington para pedir del presidente un permiso para ir a su pueblo a cuidar a su madre anciana y encargarse de su pequeño rancho.

Al llegar a la Casa Blanca, se le informó que no había manera de entrevistarse con el presidente. Desanimado y muy triste, se sentó en una banca en uno de los jardines de la Casa Blanca y comenzó a llorar (esto sucedió en los tiempos cuando no existían cercos de alambre, prohibiendo la entrada de personas ajenas). 

Un muchacho que estaba jugando en el jardín lo vio y le preguntó por qué estaba triste. El soldado derramó su corazón, a lo cual el muchacho le contestó; “Ven conmigo”. El niño le dirigió por una puerta trasera, por otra puerta privada, pasando guardias, los cuales saludaron al muchacho.

Los dos entraron a la oficina del presidente y le encontraron viendo un mapa con el secretario de estado. El niño miró al Sr. Lincoln, quien preguntó; “Todd, ¿qué puedo hacer por ti?”. El muchacho le contestó; “Papá, este soldado necesita hablarte”. En este mismo momento, el joven pudo explicar su situación desesperante y el presidente le concedió el permiso de abandonar el servicio militar. 

¡Así es el privilegio y autoridad de un hijo!

El papel  de un sacerdote

No sólo somos hijos, también somos sacerdotes. La Biblia enseña que toda persona que se ha convertido a Cristo, ¡es sacerdote!  

 Dios dijo:

Éxodo 19:6

“Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes...”. 

Isaías profetizó: 

Isaías 61:6

“Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová...”.

En 1 Pedro 2:5 se nos llama “sacerdocio santo” y Apocalipsis 1:6 declara:

 “y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios...”. 

En el Antiguo Testamento, el sacerdote representaba al pueblo ante Dios, es decir, intercedía y oraba por ellos, además de ofrecer sacrificios por sus pecados.

Durante aquella época, el pueblo estaba dividido en doce tribus y únicamente los de la tribu de Leví podían ser sacerdotes. Pero ahora este privilegio no es sólo para unos pocos. ¡Es el privilegio de cada cristiano!

Como veremos en otros capítulos, tenemos la autoridad de un sacerdote para clamar por nuestra familia y también por nuestra comunidad. 

El intercesor se para entre la muerte y la vida

Un evento que sucedió cuando Aarón fue sacerdote mientras el pueblo de Israel estaba en el desierto nos ilustra claramente el papel de un intercesor. Leemos esta historia en el capítulo 16 de Números.

Cuando Coré y su séquito se levantaron en contra de Moisés y Aarón desafiando su autoridad, Dios los juzgó y como castigo, envió una plaga de mortandad sobre el pueblo por haber seguido a Coré. Aarón, el sumo sacerdote, fue instruido: 

Números 16:46, 48

“...Toma el incensario, y pon en él fuego del altar, y sobre él pon incienso, y ve pronto a la congregación, y haz expiación por ellos, porque el furor ha salido de la presencia de Jehová; la mortandad ha comenzado... puso entre los muertos y los vivos; y cesó la mortandad”.

Cuando el sumo sacerdote Aarón se puso entre los muertos y los vivos, cesó la mortandad, es decir; se detuvo el juicio de Dios y vino misericordia. 

¡Nuestras oraciones pueden tener el mismo efecto! Al estar intercediendo por nuestros amigos, familias y patria, literalmente estamos pidiendo a Dios que detenga el juicio merecido, dando oportunidad para que se arrepientan de sus pecados y se acerquen al Señor.

Jesucristo, el Sumo Sacerdote, también intercede

Muchas veces nosotros hacemos oraciones débiles como último recurso, porque realmente no creemos que tienen mucho efecto. Pero al darnos cuenta del hecho que Jesús mismo usó la intercesión cuando estuvo aquí en la tierra, ¡debe decirnos algo! Debe impactarnos con su poder y efectividad.

Un vívido ejemplo de Jesús usando la intercesión es poco antes de su muerte y resurrección, cuando está diciendo lo que ha de venir. Le advierte a Pedro que satanás le ha pedido permiso a Dios de “zarandearlo como a trigo” es decir; sacudirlo para intentar que su fe falte (Lucas 22:31, 32).

En respuesta, Jesús no dijo; “no se lo permitimos” o “voy a detenerlo”, sino que dijo; “He rogado por ti para que tu fe no falte”. Pedro sí iba a pasar la dura prueba, pero por las rogativas de Jesús, ¡iba a salir victorioso! ¡Tus oraciones pueden hacer una gran diferencia también!

¡Jesús no sólo intercedió cuando estuvo en la tierra, Él hace lo mismo hoy día por nosotros! Las Escrituras dicen que Él está sentado a la diestra del Padre. 

Efesios 1:20-21

“...en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero”. 

Y, ¿qué está haciendo allí? 

Romanos 8:34

“...está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros”.

Por el ministerio intercesor de Jesús, recibimos acceso continuo al trono de gracia o misericordia de Dios. 

Hebreos 4:15, 16

“Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia...”.

Para reflexionar

¿No te impacta esta invitación: “Acerquémonos pues, confiadamente al trono de la gracia ...” ? ¡Nosotros tenemos acceso directo y continuo porque Jesús intercede por nosotros! ¿Estamos dispuestos a interceder por otros?

Ver Mas

Rompiendo Ataduras V Hno. Victor Richards 2020-03-31

Jesús y El Padre Hno. Victor Richards 2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV Victor Richards 2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte Hno. Victor Richards 2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II Hno. Victor Richards 2020-03-17

Rompiendo Ataduras III Victor Richards 2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy Hno. Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras II Victor Richards 2020-03-10

Rompiendo Ataduras Victor Richards 2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio Hno. Victor Richards 2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III Hno. Victor Richards 2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II Hno. Victor Richards 2020-02-18

Jesús nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards 2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards 2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II Hno. Victor Richards 2020-02-04

Intercesión Pt. IV Victor y Gloria Richards 2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida Hno. Victor Richards 2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro Hno. Victor Richards 2020-01-21

Intercesión Pt. II Victor y Gloria Richards 2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador Hno. Victor Richards 2020-01-14

Intercesión Pt. I Victor y Gloria Richards 2020-01-07

Jesús Nuestro Guía Hno. Victor Richards 2020-01-07

Sobrenatural Pt. V Hno. Victor Richards 2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI Hno. Victor Richards 2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX Hno. Victor Richards 2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt.III Hno. Victor Richards 2019-12-17

Sobrenatural Pt. II Hno. Victor Richards 2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII Hno. Victor Richards 2019-12-10

Sobrenatural Pt. I Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVII Hno. Victor Richards 2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVI Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. IV Hno. Victor Richards 2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. III Victor Richards 2019-11-19

El Jesús Auténtico Pt. XV Hno. Victor Richards 2019-11-19

El Dominio del Creyente Pt. II Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV Hno. Victor Richards 2019-11-12

El Dominio del Creyente Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII Hno. Victor Richards 2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII Hno. Victor Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V Victor y Gloria Richards 2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV Victor y Gloria Richards 2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI Hno. Victor Richards 2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III Victor y Gloria Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X Hno. Victor Richards 2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX Hno. Victor Richards 2019-10-08

Lecturas Recomendadas


Intercesión Pt. III





Por: Victor y Gloria Richards
Martes 21 de Enero, 2020

Hijos y sacerdotes

A través de la historia ha habido intercesores excepcionales, cuyas oraciones cambiaron la historia. Leerás de algunos de ellos en este libro. Sin embargo, Dios no depende únicamente de las oraciones de estas personas excepcionales. Él usa también gente ordinaria, como nosotros.

Seas un empresario, una ama de casa, trabajes en una fábrica o estudies, tú puedes jugar un papel importante en cambiar las cosas por medio de tus intercesiones. 

Los hijos deben tener una relación de confianza

Por increíble que parezca, si eres un hijo de Dios, Él te ha escogido para ser su representante aquí en la tierra. Jesús enseñó a sus discípulos que pueden acercarse al Padre al instante diciendo;  “Padre nuestro...”. Porque somos sus hijos, ¡tenemos privilegios y autoridad!

Desafortunadamente, muchos de nosotros no tuvimos una buena figura de padre terrenal. Y por lo general, esto afecta nuestro concepto de Dios, el Padre Celestial. Para algunos, su padre fue un hombre pasivo o distante que raras veces expresaba amor; para otros su padre fue demasiado autoritario, otros tuvieron un padre abusivo, mientras que otros, su padre estuvo ausente, tal vez nunca le conocieron.

Mi padre regresó de la Segunda Guerra Mundial enfermo mentalmente y por eso, abusó emocionalmente de mi madre y de sus tres hijos. Debido a su enfermedad, yo no disfrutaba de una relación cálida con mi padre. Pero gracias a Dios, Él me sanó de todos estos recuerdos tristes y he podido disfrutar de plena confianza con el Padre Celestial.

Por otro lado, Gloria ha tenido que luchar para entender y sentir a Dios como el Padre amoroso que desea comunión íntima con sus hijos, porque de niña, a ella le enseñaron a un Dios como juez y policía celestial.

De cualquier manera si tú has tenido o no una relación cálida y amorosa con tu padre terrenal, puedes tener esta clase de relación con tu Padre celestial. Y esta clase de relación es necesaria para ser un intercesor eficaz.

Los hijos tienen privilegios

Hubo un incidente impactante en la vida del Presidente Abraham Lincoln. Se trata de un joven soldado que había perdido a su padre y hermano mayor en la guerra civil, fue a Washington para pedir del presidente un permiso para ir a su pueblo a cuidar a su madre anciana y encargarse de su pequeño rancho.

Al llegar a la Casa Blanca, se le informó que no había manera de entrevistarse con el presidente. Desanimado y muy triste, se sentó en una banca en uno de los jardines de la Casa Blanca y comenzó a llorar (esto sucedió en los tiempos cuando no existían cercos de alambre, prohibiendo la entrada de personas ajenas). 

Un muchacho que estaba jugando en el jardín lo vio y le preguntó por qué estaba triste. El soldado derramó su corazón, a lo cual el muchacho le contestó; “Ven conmigo”. El niño le dirigió por una puerta trasera, por otra puerta privada, pasando guardias, los cuales saludaron al muchacho.

Los dos entraron a la oficina del presidente y le encontraron viendo un mapa con el secretario de estado. El niño miró al Sr. Lincoln, quien preguntó; “Todd, ¿qué puedo hacer por ti?”. El muchacho le contestó; “Papá, este soldado necesita hablarte”. En este mismo momento, el joven pudo explicar su situación desesperante y el presidente le concedió el permiso de abandonar el servicio militar. 

¡Así es el privilegio y autoridad de un hijo!

El papel  de un sacerdote

No sólo somos hijos, también somos sacerdotes. La Biblia enseña que toda persona que se ha convertido a Cristo, ¡es sacerdote!  

 Dios dijo:

Éxodo 19:6

“Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes...”. 

Isaías profetizó: 

Isaías 61:6

“Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová...”.

En 1 Pedro 2:5 se nos llama “sacerdocio santo” y Apocalipsis 1:6 declara:

 “y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios...”. 

En el Antiguo Testamento, el sacerdote representaba al pueblo ante Dios, es decir, intercedía y oraba por ellos, además de ofrecer sacrificios por sus pecados.

Durante aquella época, el pueblo estaba dividido en doce tribus y únicamente los de la tribu de Leví podían ser sacerdotes. Pero ahora este privilegio no es sólo para unos pocos. ¡Es el privilegio de cada cristiano!

Como veremos en otros capítulos, tenemos la autoridad de un sacerdote para clamar por nuestra familia y también por nuestra comunidad. 

El intercesor se para entre la muerte y la vida

Un evento que sucedió cuando Aarón fue sacerdote mientras el pueblo de Israel estaba en el desierto nos ilustra claramente el papel de un intercesor. Leemos esta historia en el capítulo 16 de Números.

Cuando Coré y su séquito se levantaron en contra de Moisés y Aarón desafiando su autoridad, Dios los juzgó y como castigo, envió una plaga de mortandad sobre el pueblo por haber seguido a Coré. Aarón, el sumo sacerdote, fue instruido: 

Números 16:46, 48

“...Toma el incensario, y pon en él fuego del altar, y sobre él pon incienso, y ve pronto a la congregación, y haz expiación por ellos, porque el furor ha salido de la presencia de Jehová; la mortandad ha comenzado... puso entre los muertos y los vivos; y cesó la mortandad”.

Cuando el sumo sacerdote Aarón se puso entre los muertos y los vivos, cesó la mortandad, es decir; se detuvo el juicio de Dios y vino misericordia. 

¡Nuestras oraciones pueden tener el mismo efecto! Al estar intercediendo por nuestros amigos, familias y patria, literalmente estamos pidiendo a Dios que detenga el juicio merecido, dando oportunidad para que se arrepientan de sus pecados y se acerquen al Señor.

Jesucristo, el Sumo Sacerdote, también intercede

Muchas veces nosotros hacemos oraciones débiles como último recurso, porque realmente no creemos que tienen mucho efecto. Pero al darnos cuenta del hecho que Jesús mismo usó la intercesión cuando estuvo aquí en la tierra, ¡debe decirnos algo! Debe impactarnos con su poder y efectividad.

Un vívido ejemplo de Jesús usando la intercesión es poco antes de su muerte y resurrección, cuando está diciendo lo que ha de venir. Le advierte a Pedro que satanás le ha pedido permiso a Dios de “zarandearlo como a trigo” es decir; sacudirlo para intentar que su fe falte (Lucas 22:31, 32).

En respuesta, Jesús no dijo; “no se lo permitimos” o “voy a detenerlo”, sino que dijo; “He rogado por ti para que tu fe no falte”. Pedro sí iba a pasar la dura prueba, pero por las rogativas de Jesús, ¡iba a salir victorioso! ¡Tus oraciones pueden hacer una gran diferencia también!

¡Jesús no sólo intercedió cuando estuvo en la tierra, Él hace lo mismo hoy día por nosotros! Las Escrituras dicen que Él está sentado a la diestra del Padre. 

Efesios 1:20-21

“...en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero”. 

Y, ¿qué está haciendo allí? 

Romanos 8:34

“...está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros”.

Por el ministerio intercesor de Jesús, recibimos acceso continuo al trono de gracia o misericordia de Dios. 

Hebreos 4:15, 16

“Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia...”.

Para reflexionar

¿No te impacta esta invitación: “Acerquémonos pues, confiadamente al trono de la gracia ...” ? ¡Nosotros tenemos acceso directo y continuo porque Jesús intercede por nosotros! ¿Estamos dispuestos a interceder por otros?

Ver Mas

Rompiendo Ataduras V
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Jesús y El Padre
Hno. Victor Richards
2020-03-31

Rompiendo Ataduras IV
Victor Richards
2020-03-25

Jesús: Señor de la Vida y de la Muerte
Hno. Victor Richards
2020-03-25

Jesús: El Mesías, El Yo Soy II
Hno. Victor Richards
2020-03-17

Rompiendo Ataduras III
Victor Richards
2020-03-17

Jesús: El Mesías, El Yo Soy
Hno. Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras II
Victor Richards
2020-03-10

Rompiendo Ataduras
Victor Richards
2020-03-03

Jesús Nuestro Pronto Auxilio
Hno. Victor Richards
2020-03-03

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios IV
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-26

Jesús Nuestro Libertador III
Hno. Victor Richards
2020-02-25

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios III
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador II
Hno. Victor Richards
2020-02-18

Jesús nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios II
Jes�s Adri�n Romero y Gloria Richards
2020-02-11

El Asombroso e Inagotable Amor de Dios
Jes�s Adrian Romero y Gloria Richards
2020-02-04

Jesús: El Dador de Vida II
Hno. Victor Richards
2020-02-04

Intercesión Pt. IV
Victor y Gloria Richards
2020-01-28

Jesús: El Dador de Vida
Hno. Victor Richards
2020-01-28

Jesús Nuestro Maestro
Hno. Victor Richards
2020-01-21

Intercesión Pt. II
Victor y Gloria Richards
2020-01-14

Jesucristo: Nuestro Libertador
Hno. Victor Richards
2020-01-14

Intercesión Pt. I
Victor y Gloria Richards
2020-01-07

Jesús Nuestro Guía
Hno. Victor Richards
2020-01-07

Sobrenatural Pt. V
Hno. Victor Richards
2019-12-31

El Jesús Auténtico Pt. XXI
Hno. Victor Richards
2019-12-31

Sobrenatural Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XX
Hno. Victor Richards
2019-12-24

El Jesús Auténtico Pt. XIX
Hno. Victor Richards
2019-12-17

Sobrenatural Pt.III
Hno. Victor Richards
2019-12-17

Sobrenatural Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-12-10

El Jesús Auténtico Pt. XVIII
Hno. Victor Richards
2019-12-10

Sobrenatural Pt. I
Hno. Victor Richards
2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVII
Hno. Victor Richards
2019-12-03

El Jesús Auténtico Pt. XVI
Hno. Victor Richards
2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. IV
Hno. Victor Richards
2019-11-26

El Dominio del Creyente Pt. III
Victor Richards
2019-11-19

El Jesús Auténtico Pt. XV
Hno. Victor Richards
2019-11-19

El Dominio del Creyente Pt. II
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Jesús Auténtico Pt. XIV
Hno. Victor Richards
2019-11-12

El Dominio del Creyente
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XIII
Hno. Victor Richards
2019-11-05

El Jesús Auténtico Pt. XII
Hno. Victor Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt. V
Victor y Gloria Richards
2019-10-29

Matrimonio al Máximo Pt.IV
Victor y Gloria Richards
2019-10-22

El Jesús Auténtico Pt. XI
Hno. Victor Richards
2019-10-22

Matrimonio al Máximo Pt. III
Victor y Gloria Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. X
Hno. Victor Richards
2019-10-15

El Jesús Auténtico Pt. IX
Hno. Victor Richards
2019-10-08

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320