Orando para lograr resultados



Publicado el:
Miércoles 17 de Marzo, 2021

IV. La cuarta marca en la pista

Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Pudiéramos también titularla: “Cómo convivir con todos todo el tiempo”. Perdonar es clave importante para alcanzar la victoria espiritual. La falta de perdón ocasiona que muchas oraciones queden sin respuesta.

Esta marca tiene tres aspectos principales:

1.       Pide perdón a Dios.
2.       Perdona tantas veces como quieras que Dios te perdone.
3.       Mantén una actitud correcta hacia los demás.

1.      Pide perdón a Dios

Al orar: “perdónanos nuestras deudas”, debemos pedir a Dios que examine nuestros corazones y nuestras motivaciones. Tomemos por ejemplo a David, quien dijo:

Salmo 139:23-24
“Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno”.

Si en ese momento recuerdas un pecado no confesado, confiésalo y acepta la promesa en 1 Juan 1:9
“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”.

¿Ya confesaste tu pecado? ¿Ya te arrepentiste? Entonces estás cobijado bajo la sangre de Jesús y no debes permitir que el enemigo te siga atormentando. Recuerda las palabras de San Pablo:

Romanos 8:1
“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús...”.

2.      Perdona tantas veces como quieras que se te perdone

El meollo de esta enseñanza es: Perdónanos... COMO perdonamos. San Pedro se acercó una vez a Jesús y le preguntó:

Mateo 18:21-22
“... Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete”.

De hecho Jesús le dijo que perdonara tantas veces como fuera ofendido. ¿Acaso no es esto lo que queremos de Dios? ¿No es verdad que queremos que nos perdone cada vez que lo ofendamos? Jesús, entonces añadió una historia sencilla, pero con un significado muy profundo que ahora veremos:

Mateo 18:23-35
“... el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos.
Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos.

A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda.

Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.

El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda.

Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y asiendo de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes.

Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.

Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.

Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que había pasado.

Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste.

¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?

Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía.

Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas”.

Lo primero que nos enseña esta historia es que Dios nos ha perdonado una deuda tan enorme que es imposible de pagar. El criado debía al rey diez mil talentos (unos diez mil dólares) cantidad que jamás podría pagar. Pero este criado tiene un compañero de trabajo que le debe cien denarios, o sea como 20 dólares. Cuando éste le pide que le perdone la deuda, fijate que dice: “Mas él no quiso” y lo mandó a la cárcel.

Perdonar a otros depende de nuestra voluntad y si no lo hacemos es porque no queremos. No es cuestión de emociones, como cuando alguien se excusa diciendo: “Pues no siento que pueda perdonar” o “no me nace perdonar”, es una pobre excusa porque perdonar es asunto de la voluntad, no de las emociones.

La reacción del rey cuando descubre la dureza de aquel siervo, nos revela cómo es el corazón de Dios. En el versículo 33 él hace una pregunta que es la que Dios hace a cada uno de nosotros:

Mateo 18:33
“¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?”.

Cuando comprendemos todo lo que Dios nos ha perdonado, entonces podemos perdonar libremente a quienes nos ofenden. Si a ti se te hace difícil perdonar, ruégale al Señor que te dé una revelación del Calvario y del precio que Él pagó por tus pecados.

Isaías 53:5-6
“Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados... Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros”.

La cruz nos da una vislumbre del perdón en el corazón del Padre.

¿Observaste qué fin tuvo el siervo que no perdonó? Fue entregado al tormento de los verdugos, es decir, de los demonios. Muchos cristianos permanecen atormentados, amargados y oprimidos; no hay oración ni ayuno que los libre, pero su liberación vendrá cuando decidan perdonar.

3.      Mantén una actitud correcta hacia los demás

¿Cómo podemos mantenernos siempre en actitud correcta? No esperes hasta que tengas una confrontación con alguien. Cada mañana decide en oración que perdonarás a cualquiera que te ofenda ese día. Recuerda: el perdonar no es una emoción sino una DECISIÓN. No permitas que la emoción de autolástima te robe tu gozo y tu paz. Vive en un espíritu de perdón. El Espíritu de Dios es capaz de vencer esos espíritus de enojo y rencor. Ahora mismo expresa conmigo esta oración de liberación:

Padre Celestial, muchas gracias por haber perdonado todos mis pecados. Gracias Señor Jesús porque derramaste tu sangre para que fuera perdonado. Delante de ti tomo ahora mismo la decisión de perdonar a todo el que peque contra mí; yo le perdonaré sin importar lo grave de su pecado contra mí. Señor Jesús yo creo que tú me libras de toda clase de tormentos. En el nombre de Jesús, ahora mismo recibo la liberación de mi cuerpo, mi mente y pensamientos y en las áreas de mi familia, mis finanzas y mi espíritu. Puesto que ya soy libre en Jesús responderé a cada ofensa devolviendo amor y perdón. Amén.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-11

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-06

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-06

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-30

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-30

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-23

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-23

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-17

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-09

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-03-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA Hno. Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD Hno. Victor Richards 2021-02-09

El joven y su sexualidad 2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza Hno. Victor Richards 2021-02-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO Hno. Victor Richards 2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO Victor Richards 2021-01-26

VIDA ETERNA Victor Richards 2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-01-19

ETERNIDAD Victor Richards 2021-01-12

El Gozo del Señor: Tiempos de Refrigerio Hno. Victor Richards 2021-01-12

EL GOZO DEL SEÑOR: MI FORTALEZA Hno. Victor Richards 2021-01-05

Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera Hno. Victor Richards 2020-12-29

Su nacimiento: un suceso extraño y sin precedente Hno. Victor Richards 2020-12-23

Viviendo más allá de la Razón #3 Victor Richards 2020-12-15

LA ADORACIÓN NOS HACE VENCEDORES Hno. Victor Richards 2020-12-15

Viviendo más allá de la Razón #2 Victor Richards 2020-12-08

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN PARTE II Hno. Victor Richards 2020-12-08

Viviendo más allá de la Razón #1 Victor Richards 2020-12-03

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN Hno. Victor Richards 2020-12-03

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4 Victor Richards 2020-11-24

LA ADORACIÓN Y LA RESTITUCIÓN Hno. Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4 Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 3 Victor Richards 2020-11-17

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-17

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 2 Victor Richards 2020-11-10

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-10

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 1 Victor Richards 2020-11-03

Amistad e Intimidad IV Victor y Gloria Richards 2020-10-30

Orando para lograr resultados




Publicado el:
Miércoles 17 de Marzo, 2021

IV. La cuarta marca en la pista

Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Pudiéramos también titularla: “Cómo convivir con todos todo el tiempo”. Perdonar es clave importante para alcanzar la victoria espiritual. La falta de perdón ocasiona que muchas oraciones queden sin respuesta.

Esta marca tiene tres aspectos principales:

1.       Pide perdón a Dios.
2.       Perdona tantas veces como quieras que Dios te perdone.
3.       Mantén una actitud correcta hacia los demás.

1.      Pide perdón a Dios

Al orar: “perdónanos nuestras deudas”, debemos pedir a Dios que examine nuestros corazones y nuestras motivaciones. Tomemos por ejemplo a David, quien dijo:

Salmo 139:23-24
“Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno”.

Si en ese momento recuerdas un pecado no confesado, confiésalo y acepta la promesa en 1 Juan 1:9
“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”.

¿Ya confesaste tu pecado? ¿Ya te arrepentiste? Entonces estás cobijado bajo la sangre de Jesús y no debes permitir que el enemigo te siga atormentando. Recuerda las palabras de San Pablo:

Romanos 8:1
“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús...”.

2.      Perdona tantas veces como quieras que se te perdone

El meollo de esta enseñanza es: Perdónanos... COMO perdonamos. San Pedro se acercó una vez a Jesús y le preguntó:

Mateo 18:21-22
“... Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete”.

De hecho Jesús le dijo que perdonara tantas veces como fuera ofendido. ¿Acaso no es esto lo que queremos de Dios? ¿No es verdad que queremos que nos perdone cada vez que lo ofendamos? Jesús, entonces añadió una historia sencilla, pero con un significado muy profundo que ahora veremos:

Mateo 18:23-35
“... el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos.
Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos.

A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda.

Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.

El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda.

Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y asiendo de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes.

Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.

Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.

Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que había pasado.

Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste.

¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?

Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía.

Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas”.

Lo primero que nos enseña esta historia es que Dios nos ha perdonado una deuda tan enorme que es imposible de pagar. El criado debía al rey diez mil talentos (unos diez mil dólares) cantidad que jamás podría pagar. Pero este criado tiene un compañero de trabajo que le debe cien denarios, o sea como 20 dólares. Cuando éste le pide que le perdone la deuda, fijate que dice: “Mas él no quiso” y lo mandó a la cárcel.

Perdonar a otros depende de nuestra voluntad y si no lo hacemos es porque no queremos. No es cuestión de emociones, como cuando alguien se excusa diciendo: “Pues no siento que pueda perdonar” o “no me nace perdonar”, es una pobre excusa porque perdonar es asunto de la voluntad, no de las emociones.

La reacción del rey cuando descubre la dureza de aquel siervo, nos revela cómo es el corazón de Dios. En el versículo 33 él hace una pregunta que es la que Dios hace a cada uno de nosotros:

Mateo 18:33
“¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?”.

Cuando comprendemos todo lo que Dios nos ha perdonado, entonces podemos perdonar libremente a quienes nos ofenden. Si a ti se te hace difícil perdonar, ruégale al Señor que te dé una revelación del Calvario y del precio que Él pagó por tus pecados.

Isaías 53:5-6
“Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados... Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros”.

La cruz nos da una vislumbre del perdón en el corazón del Padre.

¿Observaste qué fin tuvo el siervo que no perdonó? Fue entregado al tormento de los verdugos, es decir, de los demonios. Muchos cristianos permanecen atormentados, amargados y oprimidos; no hay oración ni ayuno que los libre, pero su liberación vendrá cuando decidan perdonar.

3.      Mantén una actitud correcta hacia los demás

¿Cómo podemos mantenernos siempre en actitud correcta? No esperes hasta que tengas una confrontación con alguien. Cada mañana decide en oración que perdonarás a cualquiera que te ofenda ese día. Recuerda: el perdonar no es una emoción sino una DECISIÓN. No permitas que la emoción de autolástima te robe tu gozo y tu paz. Vive en un espíritu de perdón. El Espíritu de Dios es capaz de vencer esos espíritus de enojo y rencor. Ahora mismo expresa conmigo esta oración de liberación:

Padre Celestial, muchas gracias por haber perdonado todos mis pecados. Gracias Señor Jesús porque derramaste tu sangre para que fuera perdonado. Delante de ti tomo ahora mismo la decisión de perdonar a todo el que peque contra mí; yo le perdonaré sin importar lo grave de su pecado contra mí. Señor Jesús yo creo que tú me libras de toda clase de tormentos. En el nombre de Jesús, ahora mismo recibo la liberación de mi cuerpo, mi mente y pensamientos y en las áreas de mi familia, mis finanzas y mi espíritu. Puesto que ya soy libre en Jesús responderé a cada ofensa devolviendo amor y perdón. Amén.

Ver Mas

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-11

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-06

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-06

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-30

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-30

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-23

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-23

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-17

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-09

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-03-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA Hno. Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD Hno. Victor Richards 2021-02-09

El joven y su sexualidad 2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza Hno. Victor Richards 2021-02-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO Hno. Victor Richards 2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO Victor Richards 2021-01-26

VIDA ETERNA Victor Richards 2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-01-19

ETERNIDAD Victor Richards 2021-01-12

El Gozo del Señor: Tiempos de Refrigerio Hno. Victor Richards 2021-01-12

EL GOZO DEL SEÑOR: MI FORTALEZA Hno. Victor Richards 2021-01-05

Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera Hno. Victor Richards 2020-12-29

Su nacimiento: un suceso extraño y sin precedente Hno. Victor Richards 2020-12-23

Viviendo más allá de la Razón #3 Victor Richards 2020-12-15

LA ADORACIÓN NOS HACE VENCEDORES Hno. Victor Richards 2020-12-15

Viviendo más allá de la Razón #2 Victor Richards 2020-12-08

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN PARTE II Hno. Victor Richards 2020-12-08

Viviendo más allá de la Razón #1 Victor Richards 2020-12-03

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN Hno. Victor Richards 2020-12-03

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4 Victor Richards 2020-11-24

LA ADORACIÓN Y LA RESTITUCIÓN Hno. Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4 Victor Richards 2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 3 Victor Richards 2020-11-17

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-17

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 2 Victor Richards 2020-11-10

La adoración su presencia y la victoria Hno. Victor Richards 2020-11-10

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 1 Victor Richards 2020-11-03

Amistad e Intimidad IV Victor y Gloria Richards 2020-10-30

Lecturas Recomendadas


Orando para lograr resultados





Por: Victor Richards
Miércoles 17 de Marzo, 2021

IV. La cuarta marca en la pista

Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Pudiéramos también titularla: “Cómo convivir con todos todo el tiempo”. Perdonar es clave importante para alcanzar la victoria espiritual. La falta de perdón ocasiona que muchas oraciones queden sin respuesta.

Esta marca tiene tres aspectos principales:

1.       Pide perdón a Dios.
2.       Perdona tantas veces como quieras que Dios te perdone.
3.       Mantén una actitud correcta hacia los demás.

1.      Pide perdón a Dios

Al orar: “perdónanos nuestras deudas”, debemos pedir a Dios que examine nuestros corazones y nuestras motivaciones. Tomemos por ejemplo a David, quien dijo:

Salmo 139:23-24
“Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno”.

Si en ese momento recuerdas un pecado no confesado, confiésalo y acepta la promesa en 1 Juan 1:9
“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”.

¿Ya confesaste tu pecado? ¿Ya te arrepentiste? Entonces estás cobijado bajo la sangre de Jesús y no debes permitir que el enemigo te siga atormentando. Recuerda las palabras de San Pablo:

Romanos 8:1
“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús...”.

2.      Perdona tantas veces como quieras que se te perdone

El meollo de esta enseñanza es: Perdónanos... COMO perdonamos. San Pedro se acercó una vez a Jesús y le preguntó:

Mateo 18:21-22
“... Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete”.

De hecho Jesús le dijo que perdonara tantas veces como fuera ofendido. ¿Acaso no es esto lo que queremos de Dios? ¿No es verdad que queremos que nos perdone cada vez que lo ofendamos? Jesús, entonces añadió una historia sencilla, pero con un significado muy profundo que ahora veremos:

Mateo 18:23-35
“... el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos.
Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos.

A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda.

Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.

El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda.

Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y asiendo de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes.

Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.

Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.

Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que había pasado.

Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste.

¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?

Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía.

Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas”.

Lo primero que nos enseña esta historia es que Dios nos ha perdonado una deuda tan enorme que es imposible de pagar. El criado debía al rey diez mil talentos (unos diez mil dólares) cantidad que jamás podría pagar. Pero este criado tiene un compañero de trabajo que le debe cien denarios, o sea como 20 dólares. Cuando éste le pide que le perdone la deuda, fijate que dice: “Mas él no quiso” y lo mandó a la cárcel.

Perdonar a otros depende de nuestra voluntad y si no lo hacemos es porque no queremos. No es cuestión de emociones, como cuando alguien se excusa diciendo: “Pues no siento que pueda perdonar” o “no me nace perdonar”, es una pobre excusa porque perdonar es asunto de la voluntad, no de las emociones.

La reacción del rey cuando descubre la dureza de aquel siervo, nos revela cómo es el corazón de Dios. En el versículo 33 él hace una pregunta que es la que Dios hace a cada uno de nosotros:

Mateo 18:33
“¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?”.

Cuando comprendemos todo lo que Dios nos ha perdonado, entonces podemos perdonar libremente a quienes nos ofenden. Si a ti se te hace difícil perdonar, ruégale al Señor que te dé una revelación del Calvario y del precio que Él pagó por tus pecados.

Isaías 53:5-6
“Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados... Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros”.

La cruz nos da una vislumbre del perdón en el corazón del Padre.

¿Observaste qué fin tuvo el siervo que no perdonó? Fue entregado al tormento de los verdugos, es decir, de los demonios. Muchos cristianos permanecen atormentados, amargados y oprimidos; no hay oración ni ayuno que los libre, pero su liberación vendrá cuando decidan perdonar.

3.      Mantén una actitud correcta hacia los demás

¿Cómo podemos mantenernos siempre en actitud correcta? No esperes hasta que tengas una confrontación con alguien. Cada mañana decide en oración que perdonarás a cualquiera que te ofenda ese día. Recuerda: el perdonar no es una emoción sino una DECISIÓN. No permitas que la emoción de autolástima te robe tu gozo y tu paz. Vive en un espíritu de perdón. El Espíritu de Dios es capaz de vencer esos espíritus de enojo y rencor. Ahora mismo expresa conmigo esta oración de liberación:

Padre Celestial, muchas gracias por haber perdonado todos mis pecados. Gracias Señor Jesús porque derramaste tu sangre para que fuera perdonado. Delante de ti tomo ahora mismo la decisión de perdonar a todo el que peque contra mí; yo le perdonaré sin importar lo grave de su pecado contra mí. Señor Jesús yo creo que tú me libras de toda clase de tormentos. En el nombre de Jesús, ahora mismo recibo la liberación de mi cuerpo, mi mente y pensamientos y en las áreas de mi familia, mis finanzas y mi espíritu. Puesto que ya soy libre en Jesús responderé a cada ofensa devolviendo amor y perdón. Amén.

Ver Mas

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-11

De Mujer a Mujer
Gloria Richards
2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan
Victor y Gloria Richards
2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan
Victor y Gloria Richards
2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-06

Cuando los hijos se rebelan
Victor y Gloria Richards
2021-04-06

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-30

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-30

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-23

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-23

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-17

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-09

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-03-02

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-02-23

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-23

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA
Hno. Victor Richards
2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD
Hno. Victor Richards
2021-02-09

El joven y su sexualidad
2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza
Hno. Victor Richards
2021-02-02

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO
Hno. Victor Richards
2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO
Victor Richards
2021-01-26

VIDA ETERNA
Victor Richards
2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-01-19

ETERNIDAD
Victor Richards
2021-01-12

El Gozo del Señor: Tiempos de Refrigerio
Hno. Victor Richards
2021-01-12

EL GOZO DEL SEÑOR: MI FORTALEZA
Hno. Victor Richards
2021-01-05

Yahweh Nissi, el Señor nuestra bandera
Hno. Victor Richards
2020-12-29

Su nacimiento: un suceso extraño y sin precedente
Hno. Victor Richards
2020-12-23

Viviendo más allá de la Razón #3
Victor Richards
2020-12-15

LA ADORACIÓN NOS HACE VENCEDORES
Hno. Victor Richards
2020-12-15

Viviendo más allá de la Razón #2
Victor Richards
2020-12-08

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN PARTE II
Hno. Victor Richards
2020-12-08

Viviendo más allá de la Razón #1
Victor Richards
2020-12-03

PELEA TU BATALLA EN ADORACIÓN
Hno. Victor Richards
2020-12-03

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4
Victor Richards
2020-11-24

LA ADORACIÓN Y LA RESTITUCIÓN
Hno. Victor Richards
2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 4
Victor Richards
2020-11-24

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 3
Victor Richards
2020-11-17

La adoración su presencia y la victoria
Hno. Victor Richards
2020-11-17

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 2
Victor Richards
2020-11-10

La adoración su presencia y la victoria
Hno. Victor Richards
2020-11-10

Disfruta donde estas Mientras caminas a Donde vas 1
Victor Richards
2020-11-03

Amistad e Intimidad IV
Victor y Gloria Richards
2020-10-30

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320