Cuando los hijos se rebelan



Publicado el:
Martes 6 de Abril, 2021

I. La voluntad de Dios para tu familia

Antes de que podamos hablar de soluciones, es muy importante entender el corazón y la voluntad de Dios sobre la familia. Él es un Padre y Él tuvo la idea de crear la familia. En este libro aprenderemos lecciones de la paternidad de Dios para ayudarnos en nuestra tarea como padres terrenales. Nunca ha sido fácil criar hijos para que lleguen a ser adultos maduros y sanos que amen y sirvan a Dios, pero hoy en día es aún más difícil. En la década de los ‘40, las faltas más graves cometidas por los estudiantes de las escuelas públicas eran hablar, mascar chicle, hacer ruido, correr por los corredores, salirse de la fila, llevar ropa inadecuada y tirar papel. En los ‘90, las faltas más graves habían cambiado. Se habían convertido en violación, robo, asalto, uso de drogas y alcohol, embarazo, bombas, asesinato y suicidio.

Sin embargo, los padres que reconocen la grandeza de esta responsabilidad y que buscan al Señor para obtener sabiduría y dirección, recibirán lo que piden.

En el último libro del Antiguo Testamento, en el último versículo hay una promesa hermosa para los días en que vivimos. El profeta Malaquías está profetizando de los últimos días y primeramente declara juicio sobre los impíos; luego dice:

Malaquías 4:2, 5, 6
“Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia... yo os envío el profeta Elías (una representación del Señor Jesucristo) ... Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres...”.

En estos días vemos que el Señor Jesucristo, a través de su iglesia está hablando a padres y a hijos, llamándoles a una restauración de relaciones rotas, sanando heridas y volviendo sus corazones el uno hacia el otro.

¡Echa mano de esta promesa y ten fe de que el Padre perfecto, el Padre celestial, ¡te respaldará en tu deseo de ser un buen padre y que Él volverá el corazón de tus hijos hacia ti!

II. ¿Por qué se rebelan los hijos?

No es nuestro propósito apuntar el dedo o provocar sentimientos de culpabilidad a nadie; sin embargo, si vamos a llegar a la raíz del problema, tenemos que ser totalmente honestos y sinceros con nosotros mismos y con Dios. Un buen cirujano no ofrece sólo un “curita” con palabras suaves pero huecas prometiéndole: “todo va a estar bien”, cuando el paciente tiene cáncer y necesita de su bisturí. Existen varias razones que provocan rebeldía en los hijos y aquí presentamos cinco.

1. Cuando el hablar y el andar de los padres no van de acuerdo

Si en domingo, es decir cuando estamos “en la iglesia”, nuestro estilo de vida es una cosa, pero entre semana o en la casa, es otra, los hijos lo observan. Mientras nosotros, los adultos, estamos muy propensos a ser hipócritas (hablar de una manera, pero vivir de otra) los niños y adolescentes no lo son. Ellos tienden a ser más sinceros y transparentes. No les importa impresionar a Fulano y Zultana.

Los padres que enseñan con sus palabras que es pecado mentir, robar, engañar, matar, etc., pero en la vida diaria, engañan al patrón, mienten al cobrador, roban a Dios con sus ofrendas y al gobierno con sus impuestos y matan la reputación de su vecino con chismes, están sembrando semillas en sus hijos que un día pudieran brotar en rebeldía.

Un autor escribió:

“Muchas veces los jóvenes que se rebelan en contra de la fe cristiana no se están rebelando en verdad contra Dios, porque nunca han tenido un verdadero encuentro con el Dios viviente como para rebelarse contra Él. Se rebelan contra una monótona rutina de deberes y ritos religiosos que han sido impuestos sobre ellos. Los padres no tienen que ser perfectos, nadie lo es, pero con su ejemplo tienen que dar testimonio de que Cristo ha cambiado sus vidas y que Él es el centro de sus vidas”.

2. Provocar a ira

Efesios 6:4
“Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos...”.

¿Qué es provocar a ira?

a. Cuando hay disciplina sin amor

Provocar a ira es ser duro y no flexible, es disciplinar pero sin amor. Martín Lutero dijo una vez:

“Me es difícil orar el Padre nuestro porque cuando digo ‘Padre nuestro’ pienso en mi padre quien fue durísimo, inflexible e implacable. No puedo sino pensar en Dios de esta manera”.

Como padres, tenemos que ser fuertes pero no duros.

Si no existe una relación padre-hijo, las reglas provocarán aún más rebeldía. Necesitamos poner las reglas adecuadas para guiar la conducta de nuestros hijos y debemos disciplinarlos con amor cuando no obedecen. Pero, a menos que mantengamos un espíritu de perdón, lo que estaremos haciendo aumentará su culpabilidad y los alejará más de nosotros, emocional y espiritualmente.

b. Aplicar una disciplina que no va de acuerdo a la ofensa

Castigar severamente por una ofensa ligera causa rebeldía. Esto casi siempre ocurre cuando uno disciplina en enojo. Un consejo práctico es: contar hasta diez antes de tomar una decisión en cuanto a cómo disciplinar.

c. Hacer promesas y no cumplirlas

Otra manera segura de “provocar a ira” a nuestros hijos es hacerles promesas y luego no cumplir. “El sábado te llevaremos al parque”; llega el sábado, el niño o adolescente está emocionado esperando la ocasión y el padre le dice: “siempre no se puede”. Seguramente habrá emergencias y razones especiales cuando simplemente es imposible cumplir, pero si llega a ser un hábito el prometer y luego no cumplir, no sólo crecerá en el hijo una raíz de rebeldía, pero también él creerá que la palabra de su padre no es digna de confianza.

d. Referirse a ofensas pasadas

Otra forma de provocar rebeldía es corregir o disciplinar por una ofensa y después continuar refiriéndose a ésta una semana o un mes más tarde; cuando el joven comete otra ofensa, decirle: “Todavía recuerdo la vez que hiciste tal o cual”. Si ya le disciplinaste y él respondió, jamás vuelvas a mencionarlo. Aun en el mundo de los negocios, hay un libro bestseller que se llama “El gerente de un minuto”, y el consejo que da a los gerentes de cómo tratar a sus empleados, es buen consejo para padres jóvenes:

“Toma un minuto para corregir, reprender o exhortar y si es necesario, aplicar disciplina, pero luego no digas más sobre el asunto”.

e. Señalar lo malo sin reconocer lo bueno

Muchos padres no entienden la importancia de expresar palabras de aprobación y alabanza a los hijos por quiénes son y también por lo que hacen. Si el adolescente sólo escucha regaños y corrección cuando hace algo mal pero nunca escucha palabras de alabanza cuando hace algo bien, esto causará frustración que lleva a la rebeldía.

3. Cuando ha habido o aún hay un espíritu de rechazo

En los últimos años se han hecho muchos estudios sobre los niños aún en el vientre y lo que perciben y se ha comprobado que hijos no deseados, sea por razones económicas, porque eran ilegítimos o cualquier otra razón, muchas veces nacen con espíritu de rechazo, es decir perciben que no fueron deseados. Al pasar los años, si los padres no confrontan esta situación, pidiendo perdón a Dios (aun en ciertas ocasiones pidiendo perdón al niño), esta raíz de rechazo va creciendo y brota en una “planta” de rebeldía.

Nosotros hemos ministrado a muchísimas personas que crecieron con este espíritu de rechazo, viviendo vidas atormentadas y amargadas. Pero al oír que la Palabra de Dios tiene la respuesta para su escape de esta vida miserable, pudieron ser libres. Y, ¿cuál es la respuesta de Dios? Decidir, porque es una decisión, perdonar a sus padres (o cualquier otra persona de la cual se sentían rechazados).

Si tú, como padre, tienes problemas graves de rebeldía con tu hijo y no has podido identificar otra causa, pregúntate si en algún tiempo (antes o después de su nacimiento) lo rechazaste, aun inconscientemente.

Si así fue, confiésalo a Dios y pide perdón. Él te perdonará. Luego empieza a edificar la relación padre-hijo, expresando con palabras y acciones tu amor incondicional.

4. Padres que son rebeldes a Dios o a la autoridad delegada por Él

Cuando existe rebeldía o desobediencia hacia el Señor de parte de los padres, entonces no es para sorprenderse que haya rebeldía en los hijos. En el ministerio, nosotros vemos continuamente a padres desesperados, buscando ayuda, porque su hijo está involucrado en drogas. Quieren que Dios haga algo para cambiar el estilo de vida de su hijo. Sin embargo, en muchos de estos casos, los padres nunca se han entregado a los caminos del Señor. Tal vez sean buenas personas, decentes, “no hacen mal a nadie”, pero aún no han sometido sus vidas a Cristo. Inconscientemente están en rebeldía con Dios (ve la sección VI para más sobre este tema).

¿Qué significa autoridad delegada? El Señor ha colocado en cada congregación un pastor, dirigente o director y la misma Palabra de Dios nos enseña a someternos a tal autoridad espiritual (Hebreos 13:17). Los padres que siempre critican y socavan la autoridad de sus líderes espirituales, no deben de preguntarse por qué sus hijos se rebelan en contra de su autoridad.

El respeto para la autoridad, cualquier autoridad, tiene que aprenderse en el hogar. Una de las responsabilidades de los padres es enseñar respeto, con sus palabras y ejemplo; para ellos mismos, para el gobierno, para el director y profesor en la escuela y para los líderes espirituales.

¡Existe tanta rebeldía en los adultos hoy en día, que no es nada sorprendente que haya tantos hijos rebeldes! La esposa que continuamente se rebela en contra de la autoridad de su marido (otra autoridad delegada por Dios, Efesios 5:21-25) está sembrando semillas que brotarán tarde o temprano en sus hijos. En tantos casos hemos observado a madres llenas de rencor contra su esposo, que hasta intentan voltear a sus hijos en contra de su padre. El resultado es que los hijos terminan en confusión y rebelión... en contra de ambos y en contra de Dios.

5. Porque todos nacemos con la naturaleza pecaminosa

Proverbios 22:15
“La necedad está ligada en el corazón del muchacho; mas la vara de la corrección la alejará de él”.

Podemos ser los mejores padres del mundo y hacer todo de acuerdo al libro y aún habrá tiempos cuando los hijos toman malas decisiones, cuando una y otra vez se rebelan y nos desafían. Recuerda que ellos y nosotros heredamos una naturaleza pecaminosa.

Dios dice que la solución para esta clase de rebeldía es el castigo corporal, pero el padre tiene que empezar cuando el hijo es aún pequeño y aplicar el castigo en amor, no en ira, según la gravedad de la ofensa. Si el castigo corporal no se aplica en manera sabia, por ejemplo: dar una cachetada, tendrá el efecto opuesto; provocará más rebeldía. Personalmente, no recomendamos castigo corporal a jóvenes; existen otras formas de disciplinar, como el quitarles privilegios.

Lecturas Recomendadas

Ver Mas

EL ESPIRITU SANTO #2 Hno. Victor Richards 2021-07-20

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-20

EL ESPIRITU SANTO #1 Hno. Victor Richards 2021-07-13

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-13

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-07-07

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-07

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-29

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-29

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-22

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-22

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-15

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-15

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-08

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-08

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-01

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-01

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-25

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-25

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-18

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-18

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-11

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-06

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-30

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-30

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-23

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-23

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-17

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-17

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-09

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-03-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA Hno. Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD Hno. Victor Richards 2021-02-09

El joven y su sexualidad 2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza Hno. Victor Richards 2021-02-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO Hno. Victor Richards 2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO Victor Richards 2021-01-26

VIDA ETERNA Victor Richards 2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-01-19

Cuando los hijos se rebelan




Publicado el:
Martes 6 de Abril, 2021

I. La voluntad de Dios para tu familia

Antes de que podamos hablar de soluciones, es muy importante entender el corazón y la voluntad de Dios sobre la familia. Él es un Padre y Él tuvo la idea de crear la familia. En este libro aprenderemos lecciones de la paternidad de Dios para ayudarnos en nuestra tarea como padres terrenales. Nunca ha sido fácil criar hijos para que lleguen a ser adultos maduros y sanos que amen y sirvan a Dios, pero hoy en día es aún más difícil. En la década de los ‘40, las faltas más graves cometidas por los estudiantes de las escuelas públicas eran hablar, mascar chicle, hacer ruido, correr por los corredores, salirse de la fila, llevar ropa inadecuada y tirar papel. En los ‘90, las faltas más graves habían cambiado. Se habían convertido en violación, robo, asalto, uso de drogas y alcohol, embarazo, bombas, asesinato y suicidio.

Sin embargo, los padres que reconocen la grandeza de esta responsabilidad y que buscan al Señor para obtener sabiduría y dirección, recibirán lo que piden.

En el último libro del Antiguo Testamento, en el último versículo hay una promesa hermosa para los días en que vivimos. El profeta Malaquías está profetizando de los últimos días y primeramente declara juicio sobre los impíos; luego dice:

Malaquías 4:2, 5, 6
“Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia... yo os envío el profeta Elías (una representación del Señor Jesucristo) ... Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres...”.

En estos días vemos que el Señor Jesucristo, a través de su iglesia está hablando a padres y a hijos, llamándoles a una restauración de relaciones rotas, sanando heridas y volviendo sus corazones el uno hacia el otro.

¡Echa mano de esta promesa y ten fe de que el Padre perfecto, el Padre celestial, ¡te respaldará en tu deseo de ser un buen padre y que Él volverá el corazón de tus hijos hacia ti!

II. ¿Por qué se rebelan los hijos?

No es nuestro propósito apuntar el dedo o provocar sentimientos de culpabilidad a nadie; sin embargo, si vamos a llegar a la raíz del problema, tenemos que ser totalmente honestos y sinceros con nosotros mismos y con Dios. Un buen cirujano no ofrece sólo un “curita” con palabras suaves pero huecas prometiéndole: “todo va a estar bien”, cuando el paciente tiene cáncer y necesita de su bisturí. Existen varias razones que provocan rebeldía en los hijos y aquí presentamos cinco.

1. Cuando el hablar y el andar de los padres no van de acuerdo

Si en domingo, es decir cuando estamos “en la iglesia”, nuestro estilo de vida es una cosa, pero entre semana o en la casa, es otra, los hijos lo observan. Mientras nosotros, los adultos, estamos muy propensos a ser hipócritas (hablar de una manera, pero vivir de otra) los niños y adolescentes no lo son. Ellos tienden a ser más sinceros y transparentes. No les importa impresionar a Fulano y Zultana.

Los padres que enseñan con sus palabras que es pecado mentir, robar, engañar, matar, etc., pero en la vida diaria, engañan al patrón, mienten al cobrador, roban a Dios con sus ofrendas y al gobierno con sus impuestos y matan la reputación de su vecino con chismes, están sembrando semillas en sus hijos que un día pudieran brotar en rebeldía.

Un autor escribió:

“Muchas veces los jóvenes que se rebelan en contra de la fe cristiana no se están rebelando en verdad contra Dios, porque nunca han tenido un verdadero encuentro con el Dios viviente como para rebelarse contra Él. Se rebelan contra una monótona rutina de deberes y ritos religiosos que han sido impuestos sobre ellos. Los padres no tienen que ser perfectos, nadie lo es, pero con su ejemplo tienen que dar testimonio de que Cristo ha cambiado sus vidas y que Él es el centro de sus vidas”.

2. Provocar a ira

Efesios 6:4
“Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos...”.

¿Qué es provocar a ira?

a. Cuando hay disciplina sin amor

Provocar a ira es ser duro y no flexible, es disciplinar pero sin amor. Martín Lutero dijo una vez:

“Me es difícil orar el Padre nuestro porque cuando digo ‘Padre nuestro’ pienso en mi padre quien fue durísimo, inflexible e implacable. No puedo sino pensar en Dios de esta manera”.

Como padres, tenemos que ser fuertes pero no duros.

Si no existe una relación padre-hijo, las reglas provocarán aún más rebeldía. Necesitamos poner las reglas adecuadas para guiar la conducta de nuestros hijos y debemos disciplinarlos con amor cuando no obedecen. Pero, a menos que mantengamos un espíritu de perdón, lo que estaremos haciendo aumentará su culpabilidad y los alejará más de nosotros, emocional y espiritualmente.

b. Aplicar una disciplina que no va de acuerdo a la ofensa

Castigar severamente por una ofensa ligera causa rebeldía. Esto casi siempre ocurre cuando uno disciplina en enojo. Un consejo práctico es: contar hasta diez antes de tomar una decisión en cuanto a cómo disciplinar.

c. Hacer promesas y no cumplirlas

Otra manera segura de “provocar a ira” a nuestros hijos es hacerles promesas y luego no cumplir. “El sábado te llevaremos al parque”; llega el sábado, el niño o adolescente está emocionado esperando la ocasión y el padre le dice: “siempre no se puede”. Seguramente habrá emergencias y razones especiales cuando simplemente es imposible cumplir, pero si llega a ser un hábito el prometer y luego no cumplir, no sólo crecerá en el hijo una raíz de rebeldía, pero también él creerá que la palabra de su padre no es digna de confianza.

d. Referirse a ofensas pasadas

Otra forma de provocar rebeldía es corregir o disciplinar por una ofensa y después continuar refiriéndose a ésta una semana o un mes más tarde; cuando el joven comete otra ofensa, decirle: “Todavía recuerdo la vez que hiciste tal o cual”. Si ya le disciplinaste y él respondió, jamás vuelvas a mencionarlo. Aun en el mundo de los negocios, hay un libro bestseller que se llama “El gerente de un minuto”, y el consejo que da a los gerentes de cómo tratar a sus empleados, es buen consejo para padres jóvenes:

“Toma un minuto para corregir, reprender o exhortar y si es necesario, aplicar disciplina, pero luego no digas más sobre el asunto”.

e. Señalar lo malo sin reconocer lo bueno

Muchos padres no entienden la importancia de expresar palabras de aprobación y alabanza a los hijos por quiénes son y también por lo que hacen. Si el adolescente sólo escucha regaños y corrección cuando hace algo mal pero nunca escucha palabras de alabanza cuando hace algo bien, esto causará frustración que lleva a la rebeldía.

3. Cuando ha habido o aún hay un espíritu de rechazo

En los últimos años se han hecho muchos estudios sobre los niños aún en el vientre y lo que perciben y se ha comprobado que hijos no deseados, sea por razones económicas, porque eran ilegítimos o cualquier otra razón, muchas veces nacen con espíritu de rechazo, es decir perciben que no fueron deseados. Al pasar los años, si los padres no confrontan esta situación, pidiendo perdón a Dios (aun en ciertas ocasiones pidiendo perdón al niño), esta raíz de rechazo va creciendo y brota en una “planta” de rebeldía.

Nosotros hemos ministrado a muchísimas personas que crecieron con este espíritu de rechazo, viviendo vidas atormentadas y amargadas. Pero al oír que la Palabra de Dios tiene la respuesta para su escape de esta vida miserable, pudieron ser libres. Y, ¿cuál es la respuesta de Dios? Decidir, porque es una decisión, perdonar a sus padres (o cualquier otra persona de la cual se sentían rechazados).

Si tú, como padre, tienes problemas graves de rebeldía con tu hijo y no has podido identificar otra causa, pregúntate si en algún tiempo (antes o después de su nacimiento) lo rechazaste, aun inconscientemente.

Si así fue, confiésalo a Dios y pide perdón. Él te perdonará. Luego empieza a edificar la relación padre-hijo, expresando con palabras y acciones tu amor incondicional.

4. Padres que son rebeldes a Dios o a la autoridad delegada por Él

Cuando existe rebeldía o desobediencia hacia el Señor de parte de los padres, entonces no es para sorprenderse que haya rebeldía en los hijos. En el ministerio, nosotros vemos continuamente a padres desesperados, buscando ayuda, porque su hijo está involucrado en drogas. Quieren que Dios haga algo para cambiar el estilo de vida de su hijo. Sin embargo, en muchos de estos casos, los padres nunca se han entregado a los caminos del Señor. Tal vez sean buenas personas, decentes, “no hacen mal a nadie”, pero aún no han sometido sus vidas a Cristo. Inconscientemente están en rebeldía con Dios (ve la sección VI para más sobre este tema).

¿Qué significa autoridad delegada? El Señor ha colocado en cada congregación un pastor, dirigente o director y la misma Palabra de Dios nos enseña a someternos a tal autoridad espiritual (Hebreos 13:17). Los padres que siempre critican y socavan la autoridad de sus líderes espirituales, no deben de preguntarse por qué sus hijos se rebelan en contra de su autoridad.

El respeto para la autoridad, cualquier autoridad, tiene que aprenderse en el hogar. Una de las responsabilidades de los padres es enseñar respeto, con sus palabras y ejemplo; para ellos mismos, para el gobierno, para el director y profesor en la escuela y para los líderes espirituales.

¡Existe tanta rebeldía en los adultos hoy en día, que no es nada sorprendente que haya tantos hijos rebeldes! La esposa que continuamente se rebela en contra de la autoridad de su marido (otra autoridad delegada por Dios, Efesios 5:21-25) está sembrando semillas que brotarán tarde o temprano en sus hijos. En tantos casos hemos observado a madres llenas de rencor contra su esposo, que hasta intentan voltear a sus hijos en contra de su padre. El resultado es que los hijos terminan en confusión y rebelión... en contra de ambos y en contra de Dios.

5. Porque todos nacemos con la naturaleza pecaminosa

Proverbios 22:15
“La necedad está ligada en el corazón del muchacho; mas la vara de la corrección la alejará de él”.

Podemos ser los mejores padres del mundo y hacer todo de acuerdo al libro y aún habrá tiempos cuando los hijos toman malas decisiones, cuando una y otra vez se rebelan y nos desafían. Recuerda que ellos y nosotros heredamos una naturaleza pecaminosa.

Dios dice que la solución para esta clase de rebeldía es el castigo corporal, pero el padre tiene que empezar cuando el hijo es aún pequeño y aplicar el castigo en amor, no en ira, según la gravedad de la ofensa. Si el castigo corporal no se aplica en manera sabia, por ejemplo: dar una cachetada, tendrá el efecto opuesto; provocará más rebeldía. Personalmente, no recomendamos castigo corporal a jóvenes; existen otras formas de disciplinar, como el quitarles privilegios.

Ver Mas

EL ESPIRITU SANTO #2 Hno. Victor Richards 2021-07-20

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-20

EL ESPIRITU SANTO #1 Hno. Victor Richards 2021-07-13

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-13

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-07-07

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL Victor y Gloria Richards 2021-07-07

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-29

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-29

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-22

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-22

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-15

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-15

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-08

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-08

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS Hno. Victor Richards 2021-06-01

Jesús de Nazaret Gloria Richards 2021-06-01

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-25

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-25

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-18

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-18

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-11

De Mujer a Mujer Gloria Richards 2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan Victor y Gloria Richards 2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista Hno. Victor Richards 2021-04-06

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-30

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-30

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-23

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-23

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-17

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-17

En busca de la fe vanguardista Hno. Victor Richards 2021-03-09

Orando para lograr resultados Victor Richards 2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-03-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-23

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA Hno. Victor Richards 2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD Hno. Victor Richards 2021-02-09

El joven y su sexualidad 2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza Hno. Victor Richards 2021-02-02

El joven y su sexualidad Victor Richards 2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO Hno. Victor Richards 2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO Victor Richards 2021-01-26

VIDA ETERNA Victor Richards 2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR Hno. Victor Richards 2021-01-19

Lecturas Recomendadas


Cuando los hijos se rebelan





Por: Victor y Gloria Richards
Martes 6 de Abril, 2021

I. La voluntad de Dios para tu familia

Antes de que podamos hablar de soluciones, es muy importante entender el corazón y la voluntad de Dios sobre la familia. Él es un Padre y Él tuvo la idea de crear la familia. En este libro aprenderemos lecciones de la paternidad de Dios para ayudarnos en nuestra tarea como padres terrenales. Nunca ha sido fácil criar hijos para que lleguen a ser adultos maduros y sanos que amen y sirvan a Dios, pero hoy en día es aún más difícil. En la década de los ‘40, las faltas más graves cometidas por los estudiantes de las escuelas públicas eran hablar, mascar chicle, hacer ruido, correr por los corredores, salirse de la fila, llevar ropa inadecuada y tirar papel. En los ‘90, las faltas más graves habían cambiado. Se habían convertido en violación, robo, asalto, uso de drogas y alcohol, embarazo, bombas, asesinato y suicidio.

Sin embargo, los padres que reconocen la grandeza de esta responsabilidad y que buscan al Señor para obtener sabiduría y dirección, recibirán lo que piden.

En el último libro del Antiguo Testamento, en el último versículo hay una promesa hermosa para los días en que vivimos. El profeta Malaquías está profetizando de los últimos días y primeramente declara juicio sobre los impíos; luego dice:

Malaquías 4:2, 5, 6
“Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia... yo os envío el profeta Elías (una representación del Señor Jesucristo) ... Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres...”.

En estos días vemos que el Señor Jesucristo, a través de su iglesia está hablando a padres y a hijos, llamándoles a una restauración de relaciones rotas, sanando heridas y volviendo sus corazones el uno hacia el otro.

¡Echa mano de esta promesa y ten fe de que el Padre perfecto, el Padre celestial, ¡te respaldará en tu deseo de ser un buen padre y que Él volverá el corazón de tus hijos hacia ti!

II. ¿Por qué se rebelan los hijos?

No es nuestro propósito apuntar el dedo o provocar sentimientos de culpabilidad a nadie; sin embargo, si vamos a llegar a la raíz del problema, tenemos que ser totalmente honestos y sinceros con nosotros mismos y con Dios. Un buen cirujano no ofrece sólo un “curita” con palabras suaves pero huecas prometiéndole: “todo va a estar bien”, cuando el paciente tiene cáncer y necesita de su bisturí. Existen varias razones que provocan rebeldía en los hijos y aquí presentamos cinco.

1. Cuando el hablar y el andar de los padres no van de acuerdo

Si en domingo, es decir cuando estamos “en la iglesia”, nuestro estilo de vida es una cosa, pero entre semana o en la casa, es otra, los hijos lo observan. Mientras nosotros, los adultos, estamos muy propensos a ser hipócritas (hablar de una manera, pero vivir de otra) los niños y adolescentes no lo son. Ellos tienden a ser más sinceros y transparentes. No les importa impresionar a Fulano y Zultana.

Los padres que enseñan con sus palabras que es pecado mentir, robar, engañar, matar, etc., pero en la vida diaria, engañan al patrón, mienten al cobrador, roban a Dios con sus ofrendas y al gobierno con sus impuestos y matan la reputación de su vecino con chismes, están sembrando semillas en sus hijos que un día pudieran brotar en rebeldía.

Un autor escribió:

“Muchas veces los jóvenes que se rebelan en contra de la fe cristiana no se están rebelando en verdad contra Dios, porque nunca han tenido un verdadero encuentro con el Dios viviente como para rebelarse contra Él. Se rebelan contra una monótona rutina de deberes y ritos religiosos que han sido impuestos sobre ellos. Los padres no tienen que ser perfectos, nadie lo es, pero con su ejemplo tienen que dar testimonio de que Cristo ha cambiado sus vidas y que Él es el centro de sus vidas”.

2. Provocar a ira

Efesios 6:4
“Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos...”.

¿Qué es provocar a ira?

a. Cuando hay disciplina sin amor

Provocar a ira es ser duro y no flexible, es disciplinar pero sin amor. Martín Lutero dijo una vez:

“Me es difícil orar el Padre nuestro porque cuando digo ‘Padre nuestro’ pienso en mi padre quien fue durísimo, inflexible e implacable. No puedo sino pensar en Dios de esta manera”.

Como padres, tenemos que ser fuertes pero no duros.

Si no existe una relación padre-hijo, las reglas provocarán aún más rebeldía. Necesitamos poner las reglas adecuadas para guiar la conducta de nuestros hijos y debemos disciplinarlos con amor cuando no obedecen. Pero, a menos que mantengamos un espíritu de perdón, lo que estaremos haciendo aumentará su culpabilidad y los alejará más de nosotros, emocional y espiritualmente.

b. Aplicar una disciplina que no va de acuerdo a la ofensa

Castigar severamente por una ofensa ligera causa rebeldía. Esto casi siempre ocurre cuando uno disciplina en enojo. Un consejo práctico es: contar hasta diez antes de tomar una decisión en cuanto a cómo disciplinar.

c. Hacer promesas y no cumplirlas

Otra manera segura de “provocar a ira” a nuestros hijos es hacerles promesas y luego no cumplir. “El sábado te llevaremos al parque”; llega el sábado, el niño o adolescente está emocionado esperando la ocasión y el padre le dice: “siempre no se puede”. Seguramente habrá emergencias y razones especiales cuando simplemente es imposible cumplir, pero si llega a ser un hábito el prometer y luego no cumplir, no sólo crecerá en el hijo una raíz de rebeldía, pero también él creerá que la palabra de su padre no es digna de confianza.

d. Referirse a ofensas pasadas

Otra forma de provocar rebeldía es corregir o disciplinar por una ofensa y después continuar refiriéndose a ésta una semana o un mes más tarde; cuando el joven comete otra ofensa, decirle: “Todavía recuerdo la vez que hiciste tal o cual”. Si ya le disciplinaste y él respondió, jamás vuelvas a mencionarlo. Aun en el mundo de los negocios, hay un libro bestseller que se llama “El gerente de un minuto”, y el consejo que da a los gerentes de cómo tratar a sus empleados, es buen consejo para padres jóvenes:

“Toma un minuto para corregir, reprender o exhortar y si es necesario, aplicar disciplina, pero luego no digas más sobre el asunto”.

e. Señalar lo malo sin reconocer lo bueno

Muchos padres no entienden la importancia de expresar palabras de aprobación y alabanza a los hijos por quiénes son y también por lo que hacen. Si el adolescente sólo escucha regaños y corrección cuando hace algo mal pero nunca escucha palabras de alabanza cuando hace algo bien, esto causará frustración que lleva a la rebeldía.

3. Cuando ha habido o aún hay un espíritu de rechazo

En los últimos años se han hecho muchos estudios sobre los niños aún en el vientre y lo que perciben y se ha comprobado que hijos no deseados, sea por razones económicas, porque eran ilegítimos o cualquier otra razón, muchas veces nacen con espíritu de rechazo, es decir perciben que no fueron deseados. Al pasar los años, si los padres no confrontan esta situación, pidiendo perdón a Dios (aun en ciertas ocasiones pidiendo perdón al niño), esta raíz de rechazo va creciendo y brota en una “planta” de rebeldía.

Nosotros hemos ministrado a muchísimas personas que crecieron con este espíritu de rechazo, viviendo vidas atormentadas y amargadas. Pero al oír que la Palabra de Dios tiene la respuesta para su escape de esta vida miserable, pudieron ser libres. Y, ¿cuál es la respuesta de Dios? Decidir, porque es una decisión, perdonar a sus padres (o cualquier otra persona de la cual se sentían rechazados).

Si tú, como padre, tienes problemas graves de rebeldía con tu hijo y no has podido identificar otra causa, pregúntate si en algún tiempo (antes o después de su nacimiento) lo rechazaste, aun inconscientemente.

Si así fue, confiésalo a Dios y pide perdón. Él te perdonará. Luego empieza a edificar la relación padre-hijo, expresando con palabras y acciones tu amor incondicional.

4. Padres que son rebeldes a Dios o a la autoridad delegada por Él

Cuando existe rebeldía o desobediencia hacia el Señor de parte de los padres, entonces no es para sorprenderse que haya rebeldía en los hijos. En el ministerio, nosotros vemos continuamente a padres desesperados, buscando ayuda, porque su hijo está involucrado en drogas. Quieren que Dios haga algo para cambiar el estilo de vida de su hijo. Sin embargo, en muchos de estos casos, los padres nunca se han entregado a los caminos del Señor. Tal vez sean buenas personas, decentes, “no hacen mal a nadie”, pero aún no han sometido sus vidas a Cristo. Inconscientemente están en rebeldía con Dios (ve la sección VI para más sobre este tema).

¿Qué significa autoridad delegada? El Señor ha colocado en cada congregación un pastor, dirigente o director y la misma Palabra de Dios nos enseña a someternos a tal autoridad espiritual (Hebreos 13:17). Los padres que siempre critican y socavan la autoridad de sus líderes espirituales, no deben de preguntarse por qué sus hijos se rebelan en contra de su autoridad.

El respeto para la autoridad, cualquier autoridad, tiene que aprenderse en el hogar. Una de las responsabilidades de los padres es enseñar respeto, con sus palabras y ejemplo; para ellos mismos, para el gobierno, para el director y profesor en la escuela y para los líderes espirituales.

¡Existe tanta rebeldía en los adultos hoy en día, que no es nada sorprendente que haya tantos hijos rebeldes! La esposa que continuamente se rebela en contra de la autoridad de su marido (otra autoridad delegada por Dios, Efesios 5:21-25) está sembrando semillas que brotarán tarde o temprano en sus hijos. En tantos casos hemos observado a madres llenas de rencor contra su esposo, que hasta intentan voltear a sus hijos en contra de su padre. El resultado es que los hijos terminan en confusión y rebelión... en contra de ambos y en contra de Dios.

5. Porque todos nacemos con la naturaleza pecaminosa

Proverbios 22:15
“La necedad está ligada en el corazón del muchacho; mas la vara de la corrección la alejará de él”.

Podemos ser los mejores padres del mundo y hacer todo de acuerdo al libro y aún habrá tiempos cuando los hijos toman malas decisiones, cuando una y otra vez se rebelan y nos desafían. Recuerda que ellos y nosotros heredamos una naturaleza pecaminosa.

Dios dice que la solución para esta clase de rebeldía es el castigo corporal, pero el padre tiene que empezar cuando el hijo es aún pequeño y aplicar el castigo en amor, no en ira, según la gravedad de la ofensa. Si el castigo corporal no se aplica en manera sabia, por ejemplo: dar una cachetada, tendrá el efecto opuesto; provocará más rebeldía. Personalmente, no recomendamos castigo corporal a jóvenes; existen otras formas de disciplinar, como el quitarles privilegios.

Ver Mas

EL ESPIRITU SANTO #2
Hno. Victor Richards
2021-07-20

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL
Victor y Gloria Richards
2021-07-20

EL ESPIRITU SANTO #1
Hno. Victor Richards
2021-07-13

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL
Victor y Gloria Richards
2021-07-13

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-07-07

LA FAMILIA... EL PLAN ORIGINAL
Victor y Gloria Richards
2021-07-07

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-29

Jesús de Nazaret
Gloria Richards
2021-06-29

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-22

Jesús de Nazaret
Gloria Richards
2021-06-22

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-15

Jesús de Nazaret
Gloria Richards
2021-06-15

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-08

Jesús de Nazaret
Gloria Richards
2021-06-08

EL MARAVILLOSO DON DE HABLAR EN LENGUAS
Hno. Victor Richards
2021-06-01

Jesús de Nazaret
Gloria Richards
2021-06-01

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-25

De Mujer a Mujer
Gloria Richards
2021-05-25

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-18

De Mujer a Mujer
Gloria Richards
2021-05-18

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-11

De Mujer a Mujer
Gloria Richards
2021-05-11

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-05-04

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-27

Cuando los hijos se rebelan
Victor y Gloria Richards
2021-04-27

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-20

Cuando los hijos se rebelan
Victor y Gloria Richards
2021-04-20

En Busca de la Fe Vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-04-06

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-30

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-30

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-23

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-23

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-17

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-17

En busca de la fe vanguardista
Hno. Victor Richards
2021-03-09

Orando para lograr resultados
Victor Richards
2021-03-09

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-03-02

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-03-02

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-02-23

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-23

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-16

EL GOZO DEL SEÑOR ME FORTALECERA
Hno. Victor Richards
2021-02-16

EL GOZO DE LA HOSPITALIDAD
Hno. Victor Richards
2021-02-09

El joven y su sexualidad
2021-02-09

El gozo del Señor: Nuestra fortaleza
Hno. Victor Richards
2021-02-02

El joven y su sexualidad
Victor Richards
2021-02-02

EL GOZO DEL SEÑOR Y EL ESPIRITU SANTO
Hno. Victor Richards
2021-01-26

LA ETERNIDAD EN EL CIELO
Victor Richards
2021-01-26

VIDA ETERNA
Victor Richards
2021-01-19

EL GOZO DEL SEÑOR
Hno. Victor Richards
2021-01-19

Lecturas Recomendadas

   
Jóvenes     |      Adolescentes     |      Cayado Pastoral
 
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320
Jóvenes   |  Adolescentes  |  Cayado Pastoral
             
Centro Cristiano Vino Nuevo
656.686.2700   |   Melquiades Alanís #5825   |   Alamos de San Lorenzo
Cd. Juárez Chih. Mex.    C.P.32320